Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones






descargar 362.73 Kb.
títuloImportante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones
página1/5
fecha de publicación28.06.2016
tamaño362.73 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5
Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones.

Del mismo modo si desea imprimir parcialmente el libro puede solicitar la clave del documento al correo electrónico apulmon@altavista .net .
Al lector:

Sólo se crece y aprende con la crítica y ayuda de todos; espero la suya en el Tel. (0341) 4912833 o por correo a Figueroa Alcorta 39, Capitán Bermúdez, (C.P. 2154) Pcia. de Santa Fe.

Correo Electrónico: apulmon@altavista.net


POR DARME

EL GUSTO NOMAS

(Segunda Edición)

Mario Alessandrini


Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723
Copyright by Mario E. Alessandrini

Capitán Bermúdez (Santa Fe) Argentina, 1994

ISBN: 950-43-4960-9

Ilustración: El Autor.

________________________________________________A mi familia.


PROLOGO
Casi siempre las personas tienen necesidad de comunicarse, de dejar algo que indique su paso por la vida, será por eso quizás que los sueños de los hombres se reducen a cosas simples; tener un hijo, plantar un árbol, o escribir un libro.

Este es el último de mis sueños ya cumplido y por humilde que sea tiene la finalidad de dejar, por sobre todas las cosas, un mensaje al lector. En él trato de recopilar recuerdos de la infancia, vivencias, historias reales y realidades que me comprometen con la vida y la sociedad.

Aunque como muchos cantores siempre seré del olvido, tengo clara la convicción de seguir diciendo letras con la mayor simpleza y sinceridad en este lindo antojo de guitarrero, por mi patria, por mis hijas, mi compañera y por sobre todas las cosas por mi identidad y libertad.

Soy consciente que mis letras no utilizan un vocabulario selecto, pero también sé que con simples palabras se puede llegar no sólo a la mente sino también al corazón del lector, así que acepten este ejemplar tal como fue realizado...

...”POR DARME EL GUSTO NOMAS”.

Mario Alessandrini


07
- POR DARME EL GUSTO NOMAS

(zamba)


El cantar no es solamente ensayar bonitos trinos

para andar por los caminos subiendo en los escenarios

si canta preso el canario llorando por su destino.

Cantar es la libertad, es reflejarse en la gente

es siempre llevar presente la verdad como bandera

para decir no hay tranqueras cuando el que canta no miente.

Voy defendiendo lo nuestro

las raíces mismas de lo nacional

y en un soñar de guitarras

mi orgullo argentino se vuelve cantar.
Como arraigao a la tierra

igual que el quebracho mi tiempo estará

no quiero ser camalote

que por la corriente arrastrao se va.
Quiero ser como el hornero

que con su trabajo regala humildad

y con anónimos versos

caminar la huella de lo nacional.
Si alguien me pide que cante

me armo de coraje y me pongo a cantar

no soy zorzal, compañero,

pero me sé rebuscar.
Y como muchos cantores

que en el olvido estarán

me refugio en mi guitarra

compañera en soledad

así de simple es mi canto

por darme el gusto nomás.

PA’ PODERME PRESENTAR

(Milonga)
Pido al tiempo de milonga

que me permita inspirar

y así poderle contar

lo que esta guitarra encierra

pregonera de mi tierra

que nunca voy a dejar.

Con ella siempre he de andar

soltando versos al viento

que brotan del sentimiento

y en su caja hacen nidal.
No me puedo sujetar cuando una guitarra suena

y aunque nunca fui zorzal

siento que me hierve en las venas el antojo de cantar,

voy diciendo mi verdad, mi sueño, mi pensamiento

y por bien pagao me siento si alguien lo sabe escuchar.

Por siempre voy a llevar prendido del encordado

el pago que me ha criado, el hogar, la libertad,

mis hijas, mi compañera y quiero tanto a la patria

que enarbolo su bandera cuando comienzo a entonar.

A la vida pueblerina nunca lograré olvidar,

me gusta en el litoral la sencillez de la gente

y como sangra el poniente cuando la tarde se va...
Valoro sí a la amistad

nunca me le ponen precio

y al mirar la realidad

hay pocos que son sinceros

son muchos los compañeros

amigos algunos nomás.

Arisqueo si al andar

me quieren cambiar la huella

no me asusta el que degüella

cuando tengo un ideal.

La vida me ha dado tanto que nada puedo desear

no quiero justificar los errores cometidos

mas no los guardo en olvido, para no volver a errar,

al pobre lo sé tratar y su ignorancia comprendo

y hay veces que en su humildad me ha enseñado tantas cosas

que otros con mucha cultura no me saben explicar.

Me gusta en el trasnochar mirar el cielo estrellado;

sé lo bueno, sé lo malo y aunque no soy buen cristiano,

busco en Cristo la verdad...


Y si parece mentira

que en la madera sonora

he encontrado en las bordonas

este antojo de cantar

a nadie voy a envidiar

si lo que canto es sencillo

brilla sólo por su brillo

nadie lo podrá empañar.
Es que he aprendido además

que lo que nace del pecho

si es sincero es un derecho

poderlo comunicar

para siempre habré de andar

prendido a mi compañera

y como tantos cantores

en olvido he de quedar.
Pido sepa disculpar

si andamos distintas huellas

y así de la mano de ella

me he querido presentar...

11

DE MI INFANCIA

(Recitado)
Canción de cuna costera, que traes en mí la nostalgia de esas noches en el campo, cuando mi madre cansada por el trajín de la casa y en una penumbra agónica, acariciando mi frente, tiernamente te cantaba.

Era fondo musical los violines de los grillos y el llanto de la laguna que improvisaban las ranas. El farol a queroseno boqueaba por no apagarse, por seguir iluminando la cocina dela escuela que poco a poco en la noche en silencio se quedaba.

Sí señor, crecí en el campo, donde el cielo se tapiza en las noches de verano con lentejuelas de plata, donde las lluvias de enero son bendición en las chacras y fue una escuela rural en donde dejé mi infancia. Una escuela como tantas, que aunque humilde cobijaba la vocación de enseñar, tan sólo por hacer patria.

Sentí el llanto de mi madre sin que yo lo escuchara; preocupada por la fiebre que a veces no nos bajaba y porque en caminos de tambos difícil es ser baqueano cuando la lluvia lo lava.

Quién sabe cuanto sufrió en silencio y sin palabras pero hoy los años se han ido sin contemplación ni pausa; por suerte la he hecho abuela, pa’ que se llene de babas, tan sólo por revivir aquellos años pasados que el tiempo volvió nostalgia.

No parés guitarra y seguí sonando, porque de tus cuerdas hoy quiero arrancar algo que hace tiempo le he estado debiendo, que por ser tan simple no pude explicar; pero si hoy me ayudas compañera mía, juntos cantaremos a quien todo lo da, a quien con un beso da fuerzas de vida, a quien simplemente la llamo mamá.

Madre te agradezco por darme la vida y por guiar mis pasos rumbo a la verdad, te ruego perdones no poder decirte con mis simples versos todo lo que das, pero es que es imposible resumir la vida y con cuatro letras poderla cantar; este amor que llevo muy dentro guardado, no puedo cantarlo y sólo lo entrego en un beso MAMÁ...

12

PA’CAMPO BALPARDA

(Zamba)


Escuela humilde de campo,

ni los años, ni el olvido,

te borrarán de mi mente,

porque en tu humilde salón,

quedarán siempre grabadas,

las voces de aquellos niños,

que llegaron a caballo,

descalzos, con poco abrigo:

buscando tal vez calor,

en la llama del saber,

que supiste ofrecer,

y hoy cosechas un puñado;

de esos niños hecho hombres,

con corazón argentino...


Soltando recuerdos al viento,

de cosas que no volverán,

de aquella infancia que un día,

el tiempo logró por llevar.

Y en esa escuelita de campo,

que alguna vez fue mi hogar

quedaron presas las risas,

los llantos y mi soledad.

Tiempos de mi niñez,

tiempos que no volverán,

a la escuelita de campo,

de Campo Balparda le quiero cantar;

va en esta zamba el recuerdo,

escuela de campo que fuiste mi hogar.

14

Y me parece que vuelvo

a corretear por el patio,

a ver a mis compañeros

uno o dos por cada grado

y un maestro que fue padre,

portero, peón de patio,

que entregó su juventud

por vocación de enseñar

en un rincón olvidado.

Escuela 302, escuela Campo Balparda

así te entrego mi canto.

Veranos de sol y chicharras

inviernos con gran temporal

y siempre el consejo de un padre

que fue maestro además.

Te veo en el frente del aula

por grado un alumno nomás,

y entre esos alumnos tu hijo

que hoy hombre te quiere cantar.

Tiempos de mi niñez,

tiempos que no volverán,

a la escuelita de campo,

de Campo Balparda le quiero cantar;

va en esta zamba el recuerdo,

escuela de campo que fuiste mi hogar.

15

CARTA DE UN MAESTRO

RURAL

(Recitado)
Anoche escuché en la radio que el paro está confirmado, que mañana no habrá clases y que si no hay soluciones se extenderá la medida por tiempo indeterminado. Son muy justos los reclamos, no nos alcanza el salario, pero aunque el sueldo es muy poco, no puedo plegarme al paro.

Soy un maestro rural en un rincón olvidado, donde la vida es distinta y hay que cuerpearla a pechazos; porque a más de las tareas que se vuelcan en los bancos, soy portero... soy doctor... soy padre y peón de patio... y hay un puñado de niños que me empujan desde adentro para que siga luchando, son poquitos pero alcanzan para no aflojarle al tranco, si hasta me sobran los dedos de las manos pa’ contarlos.

Ellos vienen desde lejos, caminando o de a caballo, sin importarles el frío de las escarchas de invierno, sin pensar en el calor de los soles del verano. Son retoños de familias que en el campo se criaron, hijos de padres tamberos, puesteros de alguna estancia o simplemente paisanos. Son... los que labran la tierra... son los que siembran el trigo para que nunca en la mesa nos falte el pan cotidiano.

Por eso sentí que anoche iba volviendo en el tiempo como arrancando los años y me encontré en un instante en esa escuela normal, donde un sueño de docencia se me había aquerenciado, donde sentí que la patria me estaba necesitando, para llevar el saber hacia algún sitio lejano y entre números y letras vi como pasan los años.

Es por eso compañeros... por ese sueño lejano, que mañana la bandera ha de flamear todo el día en nuestro mástil de palo... y enseñaré a mis alumnos sobre un pizarrón gastado que la patria se hace grande educando a los de arriba y no olvidando al de abajo’. Si el futuro está en los niños, al futuro hay que ayudarlo... no me aparto de la lucha y ojalá que consigamos un sueldo que nos alcance pa’ llegar a fin de mes como cualquier ciudadano...
Mañana por la mañana habrá clase en nuestra escuela, por un puñado de niños...

NO PUEDO PLEGARME AL PARO.

16

PUENTE VIEJO

(Poema)


Puente viejo que ha quedado

en el pasado tu historia

hoy te traigo a la memoria

por ser el mudo testigo

de un tiempo que ya se ha ido

para jamás retornar...

Si habrán cruzado las chatas

por tus maderos dormidos

trayendo en ellas el trigo

de cosechas forjadoras

pa’ enderezar por la senda

de aquel camino real.

Si te habrán golpeao crecientes

enfurecidas de lluvia.

Sólo vos fuiste testigo

del descanso del viajero

y allí estás como una muestra

enriquecida de historia

que este progreso ha tirao

a un costado del sendero.

Ya nadie te cruza ahora

te nos fuiste pa’l olvido

y en tus quebrachos partidos

sangras de pie tu agonía

alguna creciente un día

te llevará para siempre

pero te tendré presente

por el resto de mi vida...

18

EL TALLER

(Relato)
Galpón con pisos de tierra, en tus chapas oxidadas se había aquerenciado el tiempo, abrigabas un pasado de tenaces ilusiones, las que un inmigrante un día había soñado en su Italia, de encontrar en esta tierra, sudor, trabajo y futuro. Argentina lo esperaba y una criolla fue el puntal de sus sueños y esperanzas.

Con el correr de los años se mezclaron, como en un crisol de razas, las ilusiones del gringo y la raíz de este suelo florecida en sangre gaucha; y en un puñado de hijos como tantos extranjeros se proyectó en esta patria. Y así, con ganas de hacer, en un humilde pueblito de suelo santafesino, la golondrina italiana para siempre dejó el alma.

Repechándolo al destino un día fue levantada una construcción precaria, con las paredes de chapa, pisos de tierra; así quedó inaugurada la simpleza de un obrero que orgulloso presentaba en el frente del galpón, un cartel que así decía: “JOSE MEDICI E HIJOS’, taller, de reparaciones varias. Poco a poco los colonos fueron llegando a esa casa, pa’ hacer una jardinera o pa’ arreglar una vara. Cada hijo fue un orgullo para el gringo de la Italia, carpintero fue Domingo y siempre al lado de la fragua podíamos encontrarlo a Félix machacando al rojo vivo alguna llanta oxidada, Ignacio y Modesto Medici se dieron por las aguadas, la instalación de molinos los presentaba en las chacras y las hermanas mujeres trajinaban por la casa.

Los años fueron pasando, el gringo y la criolla gaucha se marcharon por el tiempo, otra vida los llamaba.

Después llegué a conocerte de la mano de mi abuelo, cuando todo aquel principio se había ahondado en la nostalgia: pero tengo la suerte de haber escuchado la campana, que bamboleante de un gancho para el mate los llamaba. Al mate negro decían y los hermanos rumbeaban para el patio paternal y debajo de una enramada tomaban quince minutos de descanso en la jornada. Aun recuerdo cuando Félix, el herrero de la Casa, dejaba el Repiqueteo del martillo sobre el yunque, daba sosiego a la fragua y alzándome entre sus brazos de sus bolsillos sacaba una moneda de diez... caballito la llamaban, “toma Mario... pa’ que compres caramelos” tiernamente murmuraba.

El tiempo siguió incansable, amontonando sin pausas años de lucha y de esfuerzos en las cansadas espaldas. Los Medici estaban viejos y el galpón que en otros tiempos fue romería de chatas, fue viruta y aserrín, olor a carburo y fragua, se había quedado en silencio. La campana enmudeció, no llamaba a la mateada, solos... arrastrando los pies...mi abuelo y sus hermanos se paseaban por la casa; el momento había llegado, sus fuerzas ya no le daban, había que vender un día... cabeceando murmuraban.
Y así se fue aquel galpón, lo compraron por chatarra, sobre el lomo de un camión se nos marchó una mañana. Todo cambió en el lugar la casa quedó callada, sólo el compás de un reloj desde el cuarto de costura por las tardes se escuchaba; así terminó la herencia del gringo y la criolla gaucha, pero quedó para siempre el recuerdo del taller de reparaciones varias. La honestidad y la honradez fueron más que las ganancias, por eso es que mi abuelo, señor...siendo un pobre jubilado, conserva tan rica el alma; y si alguna vez, mi amigo, pasa por Monje, pregunte usted por los Medici, porque hoy me están faltando palabras; de seguro le dirán que trabajaron sin pausa. que son pobres pero honrados y que gente como ellos es la que falta en mi patria...

Historia verídica de uno de los tantos extranjeros que entregaron su vida por mi Argentina.

21
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconExisten tres campos intelectuales; y por lo que sé, solamente tres...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconIlustraciones por las personas refugiadas

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconDesde que antiguo cronometra la civilización Occidental ha estado...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconMis escenas no nacen solamente en base al texto a representar sino...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconResumen : Qué le pasa al sapito, que no come; eso quieren saber sus...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconExclusivo: las razones reales por las que el embajador mckinley se...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconLa formación de los docentes y su perfeccionamiento resulta necesario...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones icon¿Por qué ir contra la corriente? Las razones de la rebeldía juvenil

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconPor razones de calendario, este año la comida se celebrará el viernes,...

Importante : por razones de espacio se envía solamente el texto, no obstante están a su disposición las partituras musicales e ilustraciones iconPRÓlogo
«Por primera vez, ahora, oí una explicación racional sobre la unicidad y las razones de la fe cristiana.»






© 2015
contactos
l.exam-10.com