Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana






descargar 45.58 Kb.
títuloQue de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana
fecha de publicación27.06.2016
tamaño45.58 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos

Universidad Austral 20º de su fundación Facultad de Comunicación

Contenidos Culturales Contemporáneos Ayudante de cátedra Milagros Avellaneda

Los mitos mentados en el habla cotidiana

La experiencia de aula universitaria nos ha ido mostrando como, en las dos últimas, se ha ido acentuando una ausencia de la materia mitológica grecolatina en la cultura de nuestros muchachos y chicas. Hace veinte años, podíamos aludir, con comprensión de casi todo el alumnado de un primer año universitario a Edipo, Aquiles, Minotauro, en fin, las figuras más conocidas del legado mítico, y todos sabíamos de qué habábamos.

Hoy hacemos el balance comparativo, y notamos un sostenido desconocimiento de esa materia. No intento que se gradúen en mitología grecolatina, pero sí estimo que, al menos, deben conocer de ella aquellas figuras y situaciones a las que se alude y aludimos las personas medianamente cultas en nuestra conversación cotidiana: “Ese es su talón de Aquiles”. “Se armó Troya”, “La manzana de la discordia”, y un largo etcétera. Para procurar subsanar esta carencia de nuestros alumnos, le hemos encargado a nuestra flamante Ayudante Alumna ad honorem de la cátedra de Contenidos Culturales Contemporáneos (CCC), Milagros Avellaneda, en la Fac. de Comunicación de la Universidad Austral, que ordene y explicite las principales menciones míticas contenidas en lexemas y frases de uso cotidiano. Este ha sido su primer trabajo de aporte a la cátedra. Como estimo que el resultado es interesante y útil para los alumnos de los niveles secundarios, terciarios y universitarios, lo ofrecemos a los colegas docentes por si les puede convenir como materia de enseñanza y difusión.

Transcribo, pues, el aporte de Mili Avellaneda.

Pedro Luis Barcia

Profesor Titular de CCC

Fac. de Comunicación . UA

De la lengua al mito:

Mitos vigentes en lexemas y frases que perviven en el español

Milagros Avellaneda
Los mitos son historias ficticias creadas por los pueblos para dar razón de: origen, naturaleza, proceso de realidades humanas fundamentales. Al referirse a ellas, por ser experiencias o situaciones comunes a todo hombre y en toda cultura, aunque su origen sea local, su significación y aplicación son universales.

Estas historias ficticias tienen protagonistas o giran en torno a actitudes, hechos u objetos que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia.

Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana, como, por ejemplo, cuando decimos: “El tipo es un Hércules”, “El canto de las sirenas” o “La caja de Pandora”

Estas expresiones se imponen y fijan en el uso corriente de la lengua, es decir, se lexicalizan en una forma y una acepción semánticas determinadas.

Lo que este documento aporta es el ordenamiento de los principales lexemas o frases de alusión mitológica y las explicitaciones referidas al mito correspondiente.

El alumno que quiera tener una información más amplia sobre materia mitológica puede compulsar:

  • .GRAVES, ROBERT Los mitos griegos. Alianza Editorial, Madrid, 1993, 2 tomos.

  • ALAMILLO, ASSELA La Mitología en la vida cotidiana. Madrid, Acento Editorial, 1998.

  • GRIMAL, PIERRE Diccionario de la mitología griega y romana. Barcelona, Ediciones Paidós, 1981.

Mitos

Dédalo, Talos e Ícaro. Introducción al Laberinto de Creta.
Dédalo es un hábil arquitecto, nada más y nada menos que inventor del Laberinto de Creta. Tuvo dos hijos: Ícaro y Yápige

Talos es un aprendiz de Dédalo, hijo de una se sus hermanas. A los 12 años de edad, ya superaba a su maestro. Con una mandíbula de serpiente, inventa la sierra y el compás. La rivalidad con su alumno, fue para Dédalo intolerable. Este llevo a Talos al templo de Atenea, le señaló una vista a lo lejos, y lo empujó a tierra. Cuando los seres se dieron cuenta de este suceso, Dédalo huye junto a Ícaro y se refugia en lo del Rey Minos. Al enterarse Minos que Dédalo había ayudado a Pasifae a copular con el toro blanco de Posidón, lo encerró toda una temporada a él y a su hijo en el Laberinto de Creta.

Huir del laberinto fue fácil ya que Dédalo era el artífice del Laberinto. Sin embargo toda Creta estaba alertada de la huida de este par de hombres por lo que Dédalo decide construir unas alas con plumas de águila para él y su hijo, atadas con plumas e hilo. Cuando las termina, Dédalo le advierte a su hijo: “Hijo mío, ten cuidado! No vueles demasiado alto para que el sol no funda la cera ni demasiado bajo para que la espuma del mar empape la plumas”

Ícaro desobedeció a su padre y, queriendo llegar al Paraíso, la cera con las que las plumas fueron pegadas se derritió y, al mar, Ícaro cayó.
Ariadna, Teseo y el Minotauro. El laberinto de Creta. El hilo de Ariadna

El hilo de Ariadna es una expresión que se emplea para referirse a aquello que nos va a permitir salir de una situación difícil.

Teseo, rey de Atenas, batalla contra el Minotauro de Creta para acabar con los sacrificios en los que se entregaba como ofrenda a los jóvenes, quienes pagaban con su vida. Aunque el enemigo se encontraba inmerso en un complejo laberinto, Ariadna, amante de Teseo, hija de Minos, le ofrece a su amado un ovillo de hilo para que este fuese soltando a medida que avanzaba y pudiese encontrar la salida del laberinto. Luego de que Teseo vence al Minotauro, logra encontrar la salida del laberinto, ya que sigue el hilo que le fue regalado por su amante. El Minotauro es imagen de un poder instaurado por el temor que impone en el pueblo. Teseo es un libertador civil.

El poeta Marechal, a propósito del hombre en medio de una tribulaciòn que lo angustia, dice:

En su noche toda mañana estriba:

de todo laberinto se sale por arriba”.

Indicando que la vía de solución de las angustias humanas es la dimensión religiosa, el “arriba” al que alude.
5. Edipo. Complejo
El complejo de Edipo se aplica en el área de la psicología para explicar la inconsciente tendencia que se manifiesta en lo niños a rivalizar con sus padres, motivado por el amor a su madre. Layo, marido de Yocasta, decepcionado por la falta de descendencia va a consultar al Oráculo la causa de dicha desgracia. El Oráculo le informa que esa aparente desgracia no era más que una bendición, porque cualquier hijo que naciera de Yocasta sería con el tiempo su asesino. Si bien Layo luego esquiva todo intento de dar a luz, Yocasta lo emborracha y nace Edipo, quien asesina a Layo, sin saber que es su padre, y casa con Yocasta, sin saber que es su propia madre. El psicoanálisis de Freíd adopta el nombre de “complejo de Edipo” para designar esa inclinación preferente del hijo hacia su madre y la percepción del padre como enemigo con quien disputar el amor de ella.
Jano. Las dos caras de Jano.
El dios Jano es representado por dos caras: una que ve todo lo que ha de venir, y otra todo lo sucedido, una que significa la paz y otra, la guerra. Las dos caras del Jano deben complementarse. Uno debe mirar el pasado para entender el presente, y, de esa forma, proyectar el futuro; debe prepararse en la paz para el conflicto. Significa toda realidad que tiene dos caras opuestas, pero de alguna manera complementarias, como la moneda.

El dote de este dios es otorgado gracias a su cordial acogida al dios Cronos que había sido expulsado por Zeus del paraíso.
Midas. El poder de Midas, quien todo lo que toca se convierte en oro.

Ser un Midas, ser un rico.

Amante del placer, Midas es rey de Macedonia. Dícese que cuando era un infante, se vio una procesión de hormigas que llevaba granos de trigo trepando hasta su cuna y los colocaban entre sus labios mientras dormía. Los adivinos lo interpretaron como augurio de las grandes riquezas que este futuro rey acumularía.

Sileno, pedagogo de Dionisio, es enviado a Midas por los jardineros de Midas ya que el pedagogo había sido encontrado borracho en los jardines de rosas. Cuando Midas lo acoge, Sileno le relata innumerables cuentos que al rey le agradaron mucho, y, por lo tanto, este último lo agasaja durante cinco días y cinco noches. Luego, un guía envía a Sileno donde pertenece y Dionisio le ofrece como recompensa a Midas cualquier deseo que él quisiese hacer realidad. Sin dudarlo, Midas le dice: “Te pido que todo lo que toque se convierta en oro”.

No sólo las flores, los muebles y las paredes se convierten en oro, sino también su pavo, sus vinos, el agua de la que bebía y el pan del que comía. Muerto de hambre y de sed, arrepentido le ruega a Dionisio que deshiciese su don. Puede verse de manera negativa, como en el mito, o positiva: todo lo que se toca se convierte en orden, en claridad, en razón, y puede aplicarse a otras realidades más allá del oro.
Prometeo. El fuego de Prometeo.
Prometeo, considerado creador de la humanidad, engaña a Zeus cuando es elegido como árbitro de una disputa donde tenía que decidir qué parte de la carne de un toro debía ir a los dioses y cuál a la humanidad. Prometeo, llena dos bolsas a partir de la piel del buey: la primera con la mejor carne, cocida con la piel menos tentadora del animal y la segunda con huesos, escondidos bajo una gran capa de grasa. Fácilmente engañado por las apariencias, el dios del rayo escoge la segunda. Una vez que se da cuenta, Zeus sanciona a la humanidad privándola del fuego.

Pero el insistente héroe, también titán, Prometeo, convence a Atenea que lo deje ingresar en secreto al Olimpo y de esta manera roba con una antorcha un trozo del fuego del Sol que dona a la humanidad. Ese fuego es polisemántico: el don de la creatividad, la razón, o el comienzo de la industria metalúrgica con el fuego para la humanidad.
Pandora. La caja de Pandora.
Una caja de Pandora es cualquier cosa que, mal manejada, puede ser origen de calamidades.

Furioso Zeus por el robo del fuego de Prometeo, ordena a Hefesto que haga una despampanante mujer de arcilla, con la ayuda de todas las diosas. Esta mujer, Pandora, la mujer más bella jamás creada es enviada al hermano de Prometeo, Epitemeo, para que este la acepte como su esposa. Si bien al principio Epitemeo la rechaza por advertencia de su hermano, opta por aceptarla ya que no quiere tener el mismo destino de Prometeo, quien había sido duramente castigado por Zeus.

Pandora, creada para destruir a la humanidad, desobedece de su esposo la prohibición de abrir la caja que poseía todos los bienes y males de la humanidad. LA curiosidad de la mujer la vence. Al abrirla, los bienes ascienden al Olimpo y los males, como la Vejez, el Vicio y la Locura, descienden a la humanidad. Cuando tomo conciencia de lo que estaba ocurriendo, cerró bruscamente la tapa de la caja y solo quedó dentro la Esperanza, el consuelo de los hombres. Dice Rubén Darío en un verso: “Aun guarda la Esperanza la caja de Pandora”: aun tenemos salidas posibles a nuestros problemas.
Proteo. Actitud proteica del hombre.
Tener una actitud proteica, es tener una actitud que cambia constantemente.

Proteo es el dios del mar que tiene a su cargo las bestias marinas de Poseidón. Tiene la capacidad de metamorfosearse en cualquier animal o fuerza de la naturaleza como el fuego o el agua. Además, cuenta con el don profético que evitaba usar con los mortales por lo que cambiaba de forma.
Sirenas. El canto seductor de las sirenas.

Dícese el canto de las sirenas de algo que atrae ineludiblemente, atractivo, pero que conduce a un mal fin.

Al cantar, las sirenas atraían a los hombres a sus corrientes de agua, las naves escoraban en los arrecifes, y luego, sin piedad, los devoraban. La figura de la sirena en el mito griego no era la de Andersen en su célebre cuento: eran aves de rapiña carnívoras, con fuertes garras y dientes.

Los únicos héroes que lograron escapar de ellas fueron Orfeo, cuya música contrarrestó el canto de estas sirenas, y Ulises, que ordenó a los marinos de su flota a que se tapen sus oídos con cera y él fue atado fuertemente en el mástil. El canto de las sirenas significa la tentación atractiva y engañosa que nos extravía en nuestro derrotero.
Sísifo. El esfuerzo incesante de Sísifo.

El esfuerzo de Sísifo es aquel intento incesante, arduo e inútil, que jamás logrará su objetivo. Un esfuerzo que carga con la culpa, su condena.

Sísifo es un astuto dios. Logra sorprender al ladrón Autólico al grabar las iniciales “SS” en las pezuñas de las cabras que este robaba y, además, esposa al mismísimo Hades al darle a conocer como debían usarse el extraño objeto de las esposas. Viola secretos divinos provenientes de Zeus y fue asesino de inocentes viajeros. Por estas últimas razones, su castigo es ejemplar: debe cargar un enorme bloque de piedra y llevarlo cuesta arriba hasta la cima de una montaña y cuando cree haber concluido su tarea, el peñasco se le escapa cuesta abajo del otro lado de la ladera. “Pero es hasta el día de hoy que no logra hacerlo”.
Tántalo. El suplicio de Tántalo.
El suplicio de Tántalo se emplea para definir la situación de quien tiene aparentemente al alcance de la mano algo muy deseado pero no se logra poseer.

Tántalo, ladrón y mentiroso, da de comer a los dioses a su propio hijo al terminarse el resto de la comida de su banquete. Indignados, los miembros del Olimpo lo castigan con el hambre y la sed eternas: una corriente de agua le pasaba por los labios sin que pudiera beberla y, cuando intentaba coger los frutos del árbol, éste se elevaba. Borges, ciego, director de una biblioteca, se aplica el mito en el “Poema de los dones”:
De hambre y de sed narra una historia griega,

muere un rey entre fuentes y jardines,

yo fatigo sin rumbo los confines

de esta alta y honda biblioteca ciega.


Troya. Se armó Troya. El caballo de Troya

“Se armó Troya” es una lexicalización utilizada para manifestar conflicto, escándalo ante una situación.

Paris, con la ayuda de Afrodita, conquista a la imponentemente bella, Helena de Esparta, y juntos huyen a la ciudad de Troya. Helena es nada más y nada menos que la hija del rey Menelao quien, por el secuestro de la princesa, combate y triunfa junto a sus ejércitos en Troya hasta el punto de que esta ciudad ardiera y quedara en ruinas.

Pero el triunfo espartano no hubiese sido tal sino fuese por la participación de ejemplares héroes como Aquiles y el sabio Ulises. Este último, junto al artesano Epeo, son los artífices de quizás la más reconocida obra de la mitología griega: el caballo de madera.

Una vez que los rastros del campamento espartano se encuentran voluntariamente hechos cenizas, el ejército ingresa al caballo sin dejar rastro alguno de su presencia en la costa troyana. Cuando las autoridades de Troya contemplan este monumental caballo, equivocadamente estiman que es un regalo de Atenea y lo dejan en su lugar, si bien algunos deseaban quemarlo.Es entonces como el ejército de Menelao, por la noche, sale del vientre del caballo y se desliza por los senderos de Troya, a luz de la luna, para comenzar lo que sería un sangriento y triunfal combate. Cualquier regalo que se vuelve contra uno se denomina “caballo de Troya”.
Aquiles. El talón de Aquiles:

Referido al punto débil de una persona o una argumentación. Al nacer, Aquiles es sumergido por su madre en las aguas de las laguna Estigia para hacerlo invulnerable. Todo su cuerpo recibe esta característica menos su talón, ya que estaba sujetado por la mano de su madre. La muerte de este héroe se produce cuando una flecha, lanzada por Paris, le penetra en el talón durante la guerra de Troya. De allí el nombre del tendón de nuestra pierna.
Odisea. Ser una odisea. Ser un Ulises.

Una odisea se refiere a un problemático y dificultoso trayecto al regreso de un lugar a otro. Un Ulises, es aquella ávida y astuta persona que logra afrontar complejas situaciones.

Ulises (Odiseo, para la mitología romana), regresa a Troya a su tierra, Ítaca. En este camino debe resolver muchísimas pruebas que los enfurecidos dioses ponen a lo largo de su viaje, como por ejemplo, el canto de las sirenas, o bien el enfrentamiento del cíclope Polifemo.

El cíclope es una monstruosa bestia de un solo ojo, dotada de una inigualable fuerza, que le apetece muchísimo la carne humana. Ulises ingresa en su propiedad ignorando que era la del cíclope y se alimenta de la carne de sus cabras y bebe de la leche de sus ovejas. Cuando Polifemo nota el asentamiento de los hombres en su hogar, los encierra con una piedra de un tamaño tal que sólo él podría remover. Para salir de este apuro, Ulises emborracha al monstruo con un delirante vino donado por Apolo, y le clava una afiladísima estaca en el único ojo que posee. Polifemo, asegurándose de que nadie se escapara aparta la piedra de la puerta y sólo deja que su rebaño huyera. Pero no se percata de que los animales de este rebaño cargan bajo su lomo a Ulises y sus hombres.
Penélope. La tela de Penélope.

Penélope, es una mujer ejemplo de fidelidad y espera.

Es la dama de Ulises, a quien espera durante 20 años. Pretendida por varios hombres, ella idea un plan para mantenerlos alejados: ella aceptaría la desaparición de Ulises una vez que finalizara de tejer el sudario para el rey Alertes. Lúcida e inteligente como su hombre, deshace el tejido durante todas las noches hasta que llega su héroe al hogar. Es un símbolo astuto de la postergación infinita de una decisión. Pero también, negativamente, sugiere el trabajo nunca finalizado por retoques y recomienzos permanentes.
Una lectura humorística del mito de Edipo: “Epopeya de Edipo de Tebas” de Les Luthiers.


1.De Edipo de Tebas,

haciendo memoria,

nos cuenta la historia

con penas y glorias,

de Edipo de Tebas
2.Le dijo el Oráculo:

Edipo, tu vida

se pone en movida,

serás parricida”1,

le dijo el oráculo.
3.Seguía diciendo:

Si bien yo lo

aparté de esto,

se viene un incesto”,

seguía diciendo.
4.Sabiendo tal cosa,

su padre, el rey Layo,

veloz como un rayo,

le dijo “Lacayo”,

sabiendo tal cosa.
5.“Te irás con mi hijo,

no quiero que crezca

haz tú que perezca2,

como te parezca,

te irás con mi hijo.
6. Cumplida la orden,

el muy desdichado

por los pies atados

quedose colgado,

cumplida la orden.


  1. Edipo salvose

y a Layo matolo,

peleándolo él solo,

al cielo enviolo,

Edipo salvose.


  1. Semanas más tarde,

a Tebas avanza,

resolver alcanza

cierta adivinanza,

semanas más tarde.


  1. La Esfinge de Tebas3,

al ser derrotada,

se ofusa, se enfada

y se hace pomada,

la Esfinge de Tebas.


  1. Y sin darse cuenta,

cuando él está

con quién sabía ya…

su propia mamá,

y sin darse cuenta.


  1. De sus propios hijos,

hay larga secuela,

y aunque a ella le duela,

Yocasta es abuela,

de sus propios hijos.


  1. Edipo al saberlo

de una entrevista

con su analista

se quita,

se quita la vista,

Edipo al saberlo.


  1. Al ver a una Esfinge,

planteado un dilema,

Huid el problema

cambiando de tema”,

al ver a una Esfinge.


  1. Madres amantes,

Tomad precauciones

por las efusiones

de hijos varones,

madres amantes.


  1. Por no repetir,

la historia del bastardo Edipo y

Yocasta,

lo dicho,

lo dicho basta

por no repetir.


1 Persona que mata a sus parientes.

2 Del verbo perecer: Dejar de existir, morir

3 Montruo con cabeza de mujer, cuerpo de león, cola de serpiente, y alas de águila. Fue enviado a Tebas, por Hera, como castigo a Layo por raptar a un hombre.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconSíntesis de lo publicado 3
«Caballo de Troya» desmitifica y coloca en su justo lugar a protagonistas como María, la madre del Galileo, a Poncio y a los discípulos....

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconCaballo de Troya Zeus: máximo dios griego

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconEl Origen Perdido Matilde Asensi
«Sevendoolf», un conocido caballo de Troya que permitía la entrada a sistemas remotos utilizando puertas traseras

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconPara este viaje-descubrimiento dejé ancladas mis carabelas en una...

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconLa historia de la educación está ligada de manera íntima a la historia...

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconEl Héroe En la mitología y el folclore, un héroe
«edad heroica», que termina poco después de la Guerra de Troya, cuando los legendarios combatientes volvieron a sus hogares o marcharon...

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconLa tradición indígena en la historia de nuestras artes industriales....

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconNaves negras ante troya

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconNaves negras ante troya

Que de alguna manera cifran esa historia. Por ello, la apelación a esos protagonistas (Aquiles), hechos (Guerra de Troya) u objetos (caballo de Troya) apela a toda la historia. Esas menciones pueden bajar al discurso de la lengua cotidiana iconLos nuevos caballos de troya






© 2015
contactos
l.exam-10.com