Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que






descargar 228.38 Kb.
títuloLas palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que
página2/4
fecha de publicación24.06.2016
tamaño228.38 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4

¿Días de Fiestas o Días Santos?
La palabra “Holidays”, personalmente escogido para el titulo del presente compendio, es una palabra en ingles que significa Días de Fiestas o Días Festivos. La misma es un compuesto derivado de las palabras en ingles “Holy Days”, que significan Días Santos, Fiestas Santas o Festivales Santos. (Ver “The New Revised Velázquez Spanish and English Dictionary”)
En algunos países del occidente, existen sobre veinte (20) Días de Fiesta. Lo significante de estos es que ninguno es Sagrado, ni siquiera se ajustan a las ordenanzas de Dios. Alguien intentará justificarse con la reconocida celebración del día de Pascua (“Easter”), pero ésta tampoco se celebra conforme a las reglamentaciones de La Palabra de Dios. “La Fiesta de la Pascua celebrada por los cristianos en los tiempos post-apostólicos era una continuación de la fiesta judía, pero no fue instituida por Cristo, ni estaba relacionada con la cuaresma. La fiesta pagana en honor a la diosa de la primavera, Eástre (otra forma del nombre Astarte, uno de los títulos de la diosa caldea, la reina del cielo), era totalmente distinta de aquella Pascua; sin embargo, la fiesta pagana se introdujo en la apóstata religión occidental, bajo la guisa de «pascua», como parte del
p. 12 de 39

intento de adaptar las fiestas paganas en el seno de la cristiandad. Por cierto que en inglés recibe el nombre de Easter, derivado de Eástre, lo que evidencia el verdadero origen pagano de la llamada «Pascua cristiana», que no coincide en el tiempo con la Pascua judía.” (Enciclopedia Ilumina)
¡El Propósito y Gran Plan Divino de Dios

Ilustrado en Siete Festivales Santos, Proféticos!
Siete festivales anuales fueron instituidos por Dios en el Antiguo Testamento al pueblo (Israel), el cual Dios eligió para servir de modelo a las demás naciones del mundo y para que éstas, eventualmente aprendieran y disfrutaran, con su ejemplo (Deut. 4:6, 31:12-13), de las mismas bendiciones prometidas por Dios, de haber éstos perseverados en obediencia. Los mismos ilustran el Plan Maestro Divino (propósito), en el cual Dios eventualmente, estará reproduciéndose a si mismo en nosotros, por medio de nuestro inherente potencial. (Para todos concluir, los que sean redimidos, en un mismo cuerpo colectivo como Hijos de Diosconformándonos en una sola familia espiritual).
¿Cuál es la secuencia anual de las decretadas sagradas, Fiestas Bíblicas?
Comencemos con la primera y quizás la más relevante para todo verdadero cristiano.


  1. La Pascua: Conmemora e impresiona un retrato magnificente, que vislumbra la pasión y muerte de Cristo (sacrificio del Cordero) como pago por la penalidad del pecado humano, (Juan 3:16) condicionado a nuestro arrepentimiento (Lev. 23:4-5, Éx. 12:1-13, Deut.16:1-2).


PASCUA”

Principal • Fiesta de los judíos. Se celebraba juntamente con la Fiesta de los Panes sin Levadura, y se prolongaba siete días. El nombre viene del vocablo hebreo pesakh, que literalmente significa «pasar por alto» o «encima», y figuradamente «preservar», «mostrar misericordia». Los principales pasajes bíblicos en los que se narran la institución y el mandato de la Pascua son Éx 12.1–28; Lv 23.1, 2, 4–8 y Dt 16.1–8.”
La Pascua conmemora para los israelitas su propia liberación (• Libertad) realizada por la intervención divina, y el día en que Jehová Dios los sacó de la
p. 13 de 39

esclavitud en Egipto, por mano de Moisés, para introducirlos en Canaán, la tierra de promisión. Sin embargo, la Pascua no recordaba solo la liberación en sí, sino también al cordero o víctima del sacrificio, cuya sangre, untada en los postes y en el dintel de la puerta de los hogares israelitas, evitó que el ángel de la muerte matara al primogénito de cada familia del pueblo de Dios. Así que la Pascua es también el acto redentor más grande de Dios, en cuanto a su antiguo pueblo.

Moisés instituyó la Pascua por orden de Dios, la misma noche en que el pueblo de Israel salió de Egipto, después de ser esclavos por más de 400 años. Debían celebrarla todos los israelitas, incluyendo los extranjeros circuncidados que vivieran entre ellos, por estatuto perpetuo (Éx 12.24). En la primera Pascua hubo algunos detalles que no se practicaron después sino solo simbólicamente, tales como las instrucciones que se dan en Éx 12.11, y la sangre que se untó en los postes y en el dintel de la puerta (Éx 12.7); en tiempos posteriores esta se rociaba en el tabernáculo o en el templo, como símbolo de expiación.”
La Pascua se celebraba a la puesta del sol el día 14 del mes de abib o nisán (Éx 13.4; 34.18; Est 3.7), el cual corresponde más o menos a abril. Este era el primer mes del calendario sagrado judío y el día 14 coincidía con la noche de luna llena. El día 10 de ese mes cada familia debía apartar un cordero o un cabrito, macho, de un año, sin defecto alguno. Si la familia era pequeña, se podían juntar varias familias para las que un cordero fuera suficiente. El cordero debía inmolarse y con su sangre untarse los postes y el dintel de las casas en recuerdo de que un día así se había evitado la muerte del primogénito de la familia.”
El cordero debía asarse, y su carne comerse con hierbas amargas y panes sin levadura. El padre de familia era el que presidía la celebración, y Moisés dio órdenes precisas para que al preguntar los hijos qué era la Pascua el padre les explicara su significado. Debía recalcarse la intervención amorosa y poderosa de Dios al dar libertad a su pueblo. Lo que sobrara del cordero, al que no se le debía quebrar los huesos, debía quemarse aquella misma noche (Éx 12.46; Nm 9.12; Dt 6.20–23).”
Si alguien por alguna razón justificada no podía celebrar la Pascua en la fecha establecida, tenía permiso para celebrarla en el segundo mes; pero si el descuido era voluntario, al infractor se le castigaba con la muerte (Nm 9.6–14). A las mujeres se les permitía participar en la celebración, pero no estaban en la obligación de hacerlo (1 S 1.3, 7; cf. Lc 2.41).”

p. 14 de 39

Aunque la Pascua debía celebrarse todos los años, en el Antiguo Testamento solo

tenemos registradas algunas de estas celebraciones: la que se celebró en Egipto (Éx 12.28); una en el desierto de Sinaí (Nm 9.1–5); otra, la primera en Canaán (Jos 5.10, 11); la del rey Salomón (2 Cr 8.13); la del rey Ezequías (2 Cr 30.1–22); la del rey Josías (2 R 23.21–23); y otra que se celebró después de la cautividad, en tiempos de Esdras (6.19–22).”
En el Nuevo Testamento se mencionan varias Pascuas a las que Jesús asistió (Lc 2.42, 43; Jn 2.13), y especialmente la que para Él fue la última, en el aposento alto, la noche de la víspera de su muerte (Mt 26.17–30; Mc 14.12–16; Lc 22.7–23; Jn 13).”
En la actualidad los judíos todavía celebran la Pascua, pero solamente con panes sin levadura, hierbas amargas y otras cosas, sin sacrificio de cordero. Pablo dice: «nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros» (1 Co 5.7b). Según el Nuevo Testamento Cristo reúne las condiciones del cordero pascual: Él es el Cordero de Dios (Jn 1.29), inmolado por nuestra libertad espiritual «desde antes de la fundación del mundo» (1 P 1.18–20); en Él no hubo mancha alguna (Heb 9.14; 1 P 1.19b.); se ofreció voluntariamente (Jn 10.17, 18; Hch 8.32–35); no le fueron quebrados los huesos (Jn 19.36). Los panes sin levadura simbolizan la limpieza moral con que los cristianos debemos acercarnos a la mesa del Señor (1 Co 5.8). Después de participar con sus discípulos en la celebración de su última Pascua, Jesús, usando los elementos del pan y del vino, estableció para los cristianos la • Cena del Señor, que es la fiesta correspondiente a la Pascua judía. Esta cena conmemora hoy la muerte vicaria de Cristo en la cruz, mediante la cual nosotros somos libres y salvos por la fe.” (Enciclopedia Ilumina)
El sacrificio animal prefigura o tipológicamente representa la sangre de Cristo, quien realizó el gran y único sacrificio sustitutivo y eficaz; su ofrenda es la única que da vida a quienes están en Él representados. El derramamiento de su «sangre» sella el pacto de vida entre Dios y la humanidad (Mt 26.28). “La sangre de Cristo, es decir su muerte en la cruz, es el símbolo del precio de nuestro rescate (Ef 1.7); nos reconcilia con Dios (Ro 3.25 y 2 Co 5.19); nos redime de nuestros pecados (Ap 1.5); nos purifica (Heb 9.14); nos santifica (1 P 1.2); establece una nueva alianza (Heb 9.11–22). Por la sangre de Cristo somos justificados ante Dios (Ro 5.9), tenemos un vestido limpio (Ap 7.14), y podemos entrar con confianza en el santuario de Dios (Heb 10.19).” (Enciclopedia Ilumina)

p. 15 de 39

Nota: Aunque el ritual de La Pascua se encuentra instituido y observado en algunos libros del Pentateuco (primeros cinco libros de La Biblia), podemos encontrar el sacrificio del cordero, desde el primer libro de La Biblia (Gén. 22). Este sacrificio se encuentra plasmado, luego de Dios haber probado la fe de Abraham al ordenarle sacrificar a Isaac, su único hijo y heredero de la promesa (Gén. 22:1-10). Abraham es el ejemplo predilecto de la fe. (Gén. 15:6). Salió de Ur sin saber adonde Dios lo llevaba (Heb. 11:8); creyó que iba a tener un hijo pese a su avanzada edad (Gén. 15:2-6); y cuando Dios le pidió sacrificar a ese hijo, no se opuso (Gén. 22:3-6; Heb 11:17-19). Su fe se demuestra por la obediencia al mandato divino al: (1) salir de Ur (Gén. 11:31; 15:7; Hech. 7:2-4); (2) trasladarse de Harán a la tierra de promisión (Gén. 12:1-4); (3) sacrificar a su único hijo, confiado en que Dios podía incluso levantarlo de los muertos (Gén. 22:12, 18; Heb. 11:19). Se distinguió por ser “amigo de Dios” (Stgo. 2:23).
¡No podemos redargüir conceptuar este primordial y significativo Día de Fiesta Santo, como los que es! Una fascinante y maravillosa profecía, instituida como metáfora, donde su simbólico ritual se inició milenios antes del irrefutable acontecimiento.
“¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida
p. 16 de 39

hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.” (Is. 53:1-12, ver Hech. 8:32)
Nota: La Pascua es un recordatorio anual de nuestra necesidad por un Redentor y el perdón de nuestros pecados.
“Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores,

la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

Y en ningún otro hay salvación;

porque no hay otro nombre bajo el cielo,

dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

(Hech. 4:11-12)
2.) Los Siete días del Festival de Pan sin Levadura: Se celebraba juntamente con la Pascua. Conmemora y prefigura La Iglesia (cuerpo colectivo de verdaderos cristianos) saliendo de la esclavitud del pecado así como al pueblo escogido por Dios (Israel) saliendo de la esclavitud de Egipto (Lev. 23:6-14, Éx. 12:14-20, 23:15, 34:18, Deut. 16:3-8).
LEVADURA”

Sustancia agria que se agrega a la masa del pan para leudarla. Su uso es tan antiguo que Abraham ofreció panes sin levadura a unos viajeros apresurados (Gn 19.3). En los días de la liberación de Egipto se prohibió a los israelitas el uso de la levadura durante los siete días de la • Pascua (Éx 12.8–20; 13.7; 23.15). Los judíos guardaron esta instrucción con toda fidelidad (Lv 2.4, 5, 11; Dt 16.4), y su práctica representa la rapidez que exigen ciertas obligaciones (Gn 19.3; Jue 6.19–22). Todo indica actividad acelerada, premura para cumplir algún deber; por eso es necesario evitar lo que, como la levadura, puede causar demoras.”
También se prohíbe la levadura en las ofrendas (Lv 2.2, 4, 5, 11), puesto que esta simbolizaba la corrupción. Basados en esta enseñanza los escritores del Nuevo Testamento piden a los cristianos limpiarse de toda levadura de maldad (Mt 16.5–12; Lc 12.1; 1 Co 5.6–8; Gl 5.9). Este uso figurado se extiende aun a las ideas que pueden menoscabar la vitalidad espiritual del creyente. Para muchos estudiosos la parábola de la levadura (Mt 13.33) es el único pasaje bíblico donde la levadura tiene un significado honroso; sin embargo, otros opinan que aun aquí significa corrupción”. (Enciclopedia Ilumina)
p. 17 de 39

Nota: Durante los siete (7) días de Pan Sin Levadura, la levadura era depuesta de los domicilios, transmitiendo la lección que para obedecer a Dios, tenemos que eliminar el pecado (simbolizado por levadura) de nuestras vidas. De esto se trata el cambio, crecimiento y conquista, que todo cristiano aspira. Los Apóstoles e Iglesia de Dios del Nuevo Testamento, cumplían con los siete días de Pan Sin Levadura para perpetuar su significado (Hech. 12:3, 20:6, 1 Cor. 5:7-8).
“No es buena vuestra jactancia.

No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?

Limpiaos, pues, de la vieja levadura,

para que seáis nueva masa,

sin levadura como sois;

porque nuestra pascua, que es Cristo,

ya fue sacrificada por nosotros.

Así que celebremos la fiesta,

no con la vieja levadura,

ni con la levadura de malicia y de maldad,

sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.”

(1 Cor. 5:6-8)
1   2   3   4

similar:

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconLa fábrica de los trabalenguas
«Dividid la página en cuatro columnas y anotad diez palabras con pr, tr, tl, pl (el siguiente listado es un ejemplo), sin que importe...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconLa fábrica de los trabalenguas
«Dividid la página en cuatro columnas y anotad diez palabras con pr, tr, tl, pl (el siguiente listado es un ejemplo), sin que importe...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconSeguimos avanzando en el tiempo de la Pascua. El día 21 celebramos el IV domingo de Pascua
«transmite la palabra de Dios». La Biblia, o al menos parte de ella, se encuentra traducida a 303 idiomas. La Iglesia Católica Romana...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconComentarios de los libros de la biblia

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconTipos de textos. Los adjetivos determinativos. El significado de...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que icon5. Todas las palabras siguientes tienen dos significados o acepciones....

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que icon1. a continuación hay tres columnas de palabras. Escoja una palabra...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconN1 Recuerda palabras y frases vistas en diferentes portadores de...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconEste es el listado de Libros de Varieduca. Con el comando Control...

Las palabras, “La Biblia”, vienen de dos palabras griegas que significan “los libros”. Esos libros (sesenta y seis) corresponden a un compendio canónico que iconEste es el listado de Libros de Varieduca. Con el comando Control...






© 2015
contactos
l.exam-10.com