El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos






descargar 396.64 Kb.
títuloEl nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos
página5/8
fecha de publicación24.06.2016
tamaño396.64 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8
www.ishavskatedralen.no

Iniciamos la vista a la ciudad de Tromson cruzando el puente situado delante de la Catedral hasta llegar al museo Polaria. Aparcamos en el mismo parking cuyas coordenadas corresponden N 69.64396 // E18.94333, tiene posibilidad de pernocta. Entrada al museo familiar (2adultos+2 niños) 250 CN.

El museo de Polaria destaca por la arquitectura especial del edificio que representa distintos bloques de hielo que se empujan unos a otros a tierra firme por el duro mar Ártico.

El museo consta de un acuario ártico donde habitan las focas, un conjunto de exhibiciones culturales, un cine panorámico y las salas anexas al museo. Fue construido en 1997 dentro de una de las iniciativas del Departamento Medioambiental para promover el conocimiento de la fauna y la flora ártica y, su adaptación a las duras condiciones climáticas.

Dentro del cine panorámico se puede disfrutar de la película de Ivo Caprino “Svalbard-Ártico Salvage”. Film realizado gracias a las imágenes tomadas desde un pájaro “mérgulo ártico” alrededor de la costra oeste de Spitsbergen –la más grande de las islas Svalbard–, a lo largo del viaje que nos propone se puede disfrutar de la vida de ciertas especies singulares de su fauna y su flora. Los vuelos sobre enorme iceberg para conocer desde su interior el mar Ártico.

El seguimiento por el museo discurre por el “Camino ártico”desde donde nos descubren los elementos de la naturaleza ártica, las tormentas de nieve, los osos polares, la tundra y las auroras boreales. En el acuario destaca las focas barbudas, es una especia ártica muy común que comparte espacio expositivo con peces comunes en el mar de Barents.

Horario del museo de 10,00 a 19,00 horas, alimentación de las focas 12,30 y 15,30 horas, página web del museo: www.polaria.no .

Paseamos por el centro de la ciudad que tiene un claro sabor clásico con edificios neoclásicos muy representativos del siglo XVIII.

Aprovechamos para cambiar moneda, aquí es sumamente complicado como nos han explicado parece que los bancos comerciales solamente cambian divisas abriendo una cuenta bancaria. Nos aconsejan hacerlo en el edificio de correos, la comisión aplicada por el cambio de cualquier cantidad es de 75 Dk (9 euros) y el tipo de cambio tampoco es nada favorable 8,90 euros. Es mucho mejor traerse el dinero cambiado desde España y pagar todo lo posible con tarjeta de crédito.

Visitamos la Catedral Luterana o Tromso Domkirke. Es la iglesia protestante más septentrional del mundo, fue construida íntegramente en madera por el arquitecto Heinrich Grosch y el interior fue diseñada por D.J. Vejen. El estilo arquitectónico corresponde con el gótico con una influencia de las iglesias suizas. El edificio cumple con el esquema clásico de las iglesias noruegas.

La catedral de Tromson fue consagrada en 1862 y un año más tarde ya estaba totalmente completada. En el interior, destaca el cuadro del altar mayor es una copia de la iglesia Bragernes en Drammen, fue pintado por Christian Brun; las vidrieras de las ventanas fueron construidas por Per Vigeland y Ulf Dreyer; el órgano situado sobre coro fue construido por Claus Jensen en 1863 por la empresa Jorgensen.

A media tarde emprendemos nuestra ruta en dirección Grylleford para coger el barco que nos conducirá a Andenes, de camino paramos a merendar en un paraje excepcional, cuyas coordenadas corresponden N 68.22677 // E 17.86090.

El camino se hace bastante tortuoso con continuas subidas y bajadas sobre increíbles fiordos, antes de llegar al destino atravesamos el último y nos quedamos maravillados con el color de las aguas es verde esmeralda, lo que nos hace hacer pequeñas paradas con las consiguientes fotografías, estamos dentro de una de las zonas más despobladas y dentro del un gran Parque Nacional.

Llegamos a Grylleford a las 20,30 horas, un poco tarde pues el último barco partió a las 19,30 horas y el siguiente no sale hasta mañana a las 11,00 horas, con el tiempo de la travesía no llegaremos a Andenes hasta las 13,00 horas. Nos hemos desviado mucho de la carretera nacional E-6 para poder llegar hasta este extremo del planeta, pero pensamos que la mejor opción es continuar en coche y abandonar la idea del barco. Ponemos los datos en el tom-tom y nos marca 350 Km. y decidimos que esa distancia la cubriríamos nosotros mucho antes por carretera. Desandamos el camino pese a la insistencia continua del tom-tom durante más de 50 Km. para regresar al ferry, no le hacemos caso. Aprovechamos la luz solar durante la noche para ganar tiempo pero la carretera me vence a las 1,30 a.m. y tenemos que parar a dormir en el aparcamiento del supermercado “Spar” de un pequeño pueblo se llama “Tennovollen, las coordenadas son N 68.74790 // E 17.80634.

Día 17 de julio (viernes) 6298 Km.

Normalmente hacemos coincidir tanto las paradas para pernoctar, desayunar, comer, el café o descansos con los mejores lugares que nos ofrezca el paisaje para además del descanso poder hacer fotografías en los alrededores y no perder mucho el tiempo. Pero este lugar elegido para pernoctar no tiene nada especial, lo único mucha tranquilidad.

Nos levantamos muy pronto casi coincidimos con los primero vehículos que llegan al supermercado, tratamos de ganar el máximo tiempo posible para llegar antes que el barco de Andenes. La carretera no es peligrosa pero tiene continuos tramos limitados a 60 Km./hora, lo que hace que el trayecto se convierta en tedioso.

Uno de los puntos anónimos que nos encontramos en el camino es este donde paramos a desayunar, es un parking de una zona declarada como camping, se trata de un espacio abierto con una zona de servicios y toma de luz, todo ello compartido con un pequeño hotel modernista de principios del siglo pasado. Como solamente queremos disfrutar del paisaje y un pequeño descanso nadie nos dice nada y aprovechamos la oportunidad como si se tratase de un espacio público las coordenadas corresponden con N 68.56901 // E 16.51607, se pude utilizar para pernoctar, llenar y vaciar (imagino previo pago de una pequeña cantidad).

Seguimos nuestro viaje con la intención de llegar pronto a las Islas Lofoten, la hora de la comida nos sorprende y hacemos una parada en un simple área de descanso, tiene w.c. con posibilidad de vaciar el químico, las coordenadas corresponden con N 68.66138 // E 15.49981.

Entramos a las islas por Sortland es parte de la región de Vesteralen, donde visitamos la iglesia de madera justo en el momento que están ensayando una boda.

En Sortland son las 17,00 horas y aún nos faltan más de 100 Km. para llegar a Andenes y tomamos la decisión de no llegar hasta el norte y bajar en dirección a las Lofoten.

La consecuencia de nuestro error en menospreciar las carreteras Noruegas es que si hubiéramos tomado el barco hasta Andenes hubiéramos llegado a las 13,00 horas, ahora, son las 17,00 y todavía nos faltarían 100 Km. más para llegar hasta el mismo punto, después de haber conducido día y noche.

El tiempo es amenazador se aproximan nubes y se advierten lluvias intensas, se están formado brumas sobre el horizonte. El no llegar hasta Andenes da al traste con la posibilidad de hacer las excursiones para ver las ballenas y los frailecillos pero tenemos que acortar el viaje ante la cantidad de dificultades orográficas con que nos vamos encontrando.

Cruzamos nuevamente el puente sobre la ciudad Sortland pero en sentido sur hacia las Islas Lofoten con la intención de pernoctar en la ciudad de Eggum. Antes, pasamos por el pueblo de Kabelvag donde se encuentra su catedral llamada Lofotkatedralen, fue mandada construir el 18 de junio de 1895 de acuerdo con el mandato del rey de Noruega, se termino el 9 de octubre de 1898, construida por el arquitecto Carl J. Bergstrom.

La iglesia pertenece a la comuna de Kabelvag estaba formada por entre 3000 y 4000 fieles dedicados casi en exclusiva a la pesca y la comercialización del bacalao, debido a su antiguo aislamiento necesitaban un edificio lo suficiente mente grande para albergar al máximo de parroquianos en los oficios del domingo.

Exteriormente la iglesia destaca por su porche situado en los bajos de la torre campanario, se abre al interior con una forma en “I” típica de las iglesias del norte.

En su interior la planta se divide en tres naves, las colaterales soportan balcones en los laterales para duplicar la asistencia de los fieles, las inferiores desembocan en el transepto y la central en la capilla mayor.

El altar de la iglesia es un gran tríptico en dos niveles en el que se representa escenas de las vida de Jesucristo, fue pintado por Fredrik Nicolai Jensen en 1870. La escena central representa como un ángel ofrece a Jesús la comunión.

En la catedral de las Lofoten se halla entre sus fondos una de las bíblicas más antiguas de 1589 y se la puso el nombre de “Fredik II’s Bible”. Este ejemplar tiene la peculiaridad de estar ilustrado con finos dibujos. El órgano esta dispuesto sobre el coro, fue construido Olsen Jorgesen en Cristiana (Oslo) en 1898.

La pintura más antigua de la iglesia data de 1534 y representa el retrato de Just Giblesen que fue el primer padre católico de Vagan. Después de la reforma de 1536 se convirtió al Luteranismo Evangélico llegando a ser el primer vicario protestante de Vagan. El ilustre padre llego a Kabelvay como un simple misionero y se le puso el atributo de “El Apóstol de Groenland”.

Entramos en Eggum dentro del parking habilitado como área de autocaravanas, en realidad es un simple aparcamiento utilizado por todo tipo de vehículos, encontramos un cartel que nos advierte estar un Parque Nacional pero debido a la hora no completamos su lectura, al parecer indica que puedes hacer una aporte voluntario de 20 Dk,

El tiempo es malo, llueve y hace un frío casi polar, cuando digo frío es que verdaderamente lo hace y cuando pongo la palabra “Frío” es que algún sucederá y, como siempre en el momento más inoportuno. Lo típico frío helador fuera, calefacción dentro, duchas y, ¡alarma! cuando me toca a mi y estoy enjabonado, el agua se torna hielo y mis poros se cierran herméticamente, se ha acabado una vez más el propano. Me toca vestirme y salir a cambiar lo botella de gas que justo en ese momento es cuando no eres capaz de poner bien el regulador. La botella nos ha durado justamente 17 días, un poco más de la mitad del viaje. Hemos utilizado en contadas ocasiones la calefacción quizás en tres o cuatro días pero de forma puntual, el tiempo tampoco ha sido excesivamente frío, pero con todo y con eso dos botellas son muy justitas para todo el viaje, a partir de este momento limitaremos un poco el uso de la calefacción para evitar quedarnos sin gas.

El pueblo de Eggum describe dos paisajes distintos, esta tarde conoceremos el abrupto y temeroso fruto de la compañía de las inmensas y amenazadoras montañas a pie del mar con sus formaciones nevadas que descargan sus frías aguas directamente sobre el mar, en algunos momentos se asemeja a los paisajes marinos y los acantilados de Gales. La playa es de cantos rodados mucho más grandes que los de Cala Jondal (Ibiza), aquí son tan grandes que alguno de ellos llega a tener varios metros de diámetro, al fondo una gran montaña teñida de blanco con los restos en algunos neveros y zonas sombrías con los hielos del pasado invierno. Al borde de la playa se halla sobre un promontorio un bunker levantado en tiempos de la Segunda Guerra Mundial para colocar en su cima una antena para la transmisión de datos, pues se pensaba que el paralelo 68º10’ eran unas coordenadas ideales para emitir sin ninguna perturbación atmosférica. Aquí el paisaje esta exento de árboles, la vegetación es una especie de taiga con hierbas bajas que compiten con pequeñas plantas llenas de flores: campanillas moradas y pequeñas flores blancas, es posible que mañana no florezcan, es una vida efímera como casi todo en Noruega, donde la vida despierta y se tiene que vivir con un máximo de cuatro meses al año, y correspondiendo con la temporada estival.

Sobre el suelo se extiende manchas negras se trata de multitud de babosas terrestres que aprovechan la humedad del terreno y las altas temperaturas (11º c) para poder desarrollarse en un corto espacio de tiempo, en otras latitudes no es posible verlas por el día al tratarse de un animal nocturno, aquí han sufrido una modificación genética y su consiguiente adaptación a la vida diurna, al tratarse de un animal hermafrodita tiene más complicado su reproducción al no existir en verano la luz nocturna.

La babosa ‹‹Arion Ater Noruega›› es un molusco gigante con ejemplares de más de 15 cm., que no deja a nadie indiferente, propongo adoptar un gran ejemplar que yace a nuestro lado para hacer el viaje con nosotros como una verdadera mascota pero la parte contraria opina que se trata un animal horrible y asqueroso, en este caso éramos tres contra uno pero prevalece más la opinión de la minoría, lo sentimos por “Arion” que se queda allí sin padres adoptivos.

El área de autocaravanas tiene dos parking y en esos momentos esta repleta de todo tipo de vehículos, los turismos llevan tiendas de campañas que han dispuesto sobre las mismas piedras de la playa, en la parte alta del bunker han preparado una improvisada barbacoa incluyen un botellón. Todos juntos pasamos la noche, ¡bueno…!mejor el día pues todavía en esta latitud no se hará nunca de noche. Las coordenadas del aparcamiento corresponden con N 68.30718 // E 15.49981.

Día 18 de julio (sábado) Km. 6594

Nada más levantarnos aprovechamos para profundizar por la zona, hacemos una pequeña marcha hasta el fiordo cercano que atesora las altas montañas. Las ovejas son las amas de aquel lugar por un momento me hace recordar el paisaje de los lagos de Enol (Asturias).

Visitamos el pequeño pueblo de Eggum, la comuna esta formada por casas separadas de madera pintadas en distintos colores: azules, amarillas, rojas. Encontramos la otra cara del paisaje, aquí es sencillo, amable y lleno de paz. La playa es blanca como la harina, la arena es fina y compactada por la acción de la lluvia y la humedad, el mar es de color verde esmeralda y por un momento me recuerda el color de las playas de Formentera (Baleares).

Mi máquina de fotografiar no para de dispararse, quiere robar todas las imágenes posibles de esa luz, esos colores, ese olor tan especial, esa tranquilidad. Es posible que los 6 millones de píxeles no sean suficientes para poder retratar todos los sentimientos que describe aquel lugar tan mágico y especial.

No se ve a nadie por la calle, no hay nadie por las casas, la playa esta vacía, en el puerto no existe ninguna actividad, parece un lugar de cuento donde los personajes que van a protagonizar la escena aún no los han elegido, es como un gran decorado que nos ha puesto la naturaleza para el disfrute anónimo de los viajeros con suerte como nosotros.

Partimos para visitar el pueblo de Borg con su máximo atractivo “El Museo Vikingo” donde se encuentra el mayor yacimiento del periodo vikingo que abarco el periodo desde el año 500 a 800 d.C.

Gracias al descubrimiento del granjero Frik Harald Bjerkli cuando estaba labrando sus campos, encontró perlas de cristal y trozos de una jarra de cerámica, había dado con la casa del principal jefe vikingo.

En 1983 se iniciaron las excavaciones arqueológicas, se descubrió la casa de casi 67 metros de larga, esta se fue ampliando con sucesivas afloraciones hasta llegar a los 83 metros de longitud.

La vivienda tenia una cocina central, dos vestíbulos –uno orientado al sur– que correspondía con la entrada principal y, otro al norte donde limitaba con el basurero. Disponía de una gran sala de fiestas con una cocina en el centro, en esta habitación estaba el trono del jefe adornado con copas de oro y jarras de cerámica. Estas se utilizaban en las grandes celebraciones y actos de sacrificios. Otra de las estancias estaba dedicada como almacén donde se conservaban los cereales, el “Mjod” (bebida alcohólica a base: agua, miel, lúpulo y levadura de cerveza) y la cerveza. También tenían una parte reservada como establo donde se guardaba el ganado y la cuadra de los caballos.

La sala del jefe por excelencia era el salón dedicado a las fiestas, el lugar donde se celebraban sacrificios y fiestas paganas. Allí los asistentes comían carne de caballo, se bebía a raudales, se escuchaba música de arpa, lira o flauta y se recitaba el antiguo poema divino Hávamál:

¿Las sabes tú grabar? ¿Las sabes tú entender?
¿Las sabes tu teñir? ¿Las sabes tú probar?
¿Les sabes tú pedir? ¿Les sabes tú ofrendar?
¿Les sabes tú ofrecer? ¿Les sabes tú inmolar?

La figura principal era el poder de la Señora de la Casa “..el derecho al divorcio corresponde a la mujeres. Se divorcian cuando les da la gana..”. Existía en aquella época una igualdad de sexos, la mujer gozaba de independencia económica y mantenía mientras viviese el dominio de su dote, que era entregada por el novio al contraer matrimonio, también disfrutaba de la herencia de sus parientes.

El divorcio se realizaba en presencia de testigos o bien cuando la mujer volvía a la casa de sus padres. También la ceremonia con testigos se realizaba al lado de la cama del matrimonio o bien en la puerta de entrada a la casa.

Como símbolo del poder, ella portaba siempre las llaves de todos los arcones, armarios y trasteros de la casa. Cuando el marido se marchaba a la guerra ellas asumían las funciones del esposo en cuanto a la administración de las fincas.

“De su conocimiento que un hombre nunca se gloríe,

Más bien se habla de los ahorradores

Cuando a su casa de un sabio viene:

Rara vez lo hacen los que están en silencio los errores Hacer;

La madre siempre es un amigo fiel.”

Las investigaciones arqueológicas han demostrado la disposición de la casa, desde la planta hasta su interior. La altura del edificio se ha estimado que podía sobrepasar los 9 metros.

En el área hay diferentes restos de cobertizos para guardar los largos barcos vikingos, también diferentes partes de las granjas anexas a la casa principal.

La vida en esta parte del norte era un lujo comparado con otras partes del país, aquí la gente dormía en camas con colchas de lino y se cubría con edredones. Como colchón se utilizaba la paja y se tapaban con un ligero plumón que se exportaba a toda Europa. La cama era desmontable y se llevaba en los viajes. Los postes estaban pintados con bonitos dibujos y tallado con forma de caballo, animal sagrado que protegía al que dormía.

Los vikingos eran grandes arquitectos y construyeron un puente sobre la bahía de Borg. Este puente fue construido con una vía de tablas sobre machones de madera cuadrados y llenos de piedra, tenía una longitud total de 90 metros.

Recorremos poco a poco las islas Lofoten a través de túneles bajo el mar y puentes que unen las pequeñas islas a la isla Flakstadoya donde se encuentra el típico pueblo tradicional, fue designado en 1975 como un proyecto piloto para la protección en la construcción noruega.

Llegamos a Moskenes nuevo pueblo pesquero desde donde sale el ferry que nos unirá con tierra firme en la ciudad de Bodo. Son las 18,00 horas cuando llegamos, el aforo para el siguiente barco de las 19,15 esta completo, vemos como la gente esta muy nerviosa ante la posibilidad de quedarse en tierra, nos recomiendan quedarnos en la caseta de acceso para ser los primeros en el siguiente ferry, ante el pequeño caos reinante no nos pueden vender los pasajes para el próximo barco y de esta forma poder disfrutar de las isla Lofoten hasta la siguiente salida.

Nos quedamos aparcados en el mismo puerto cuyas coordenadas corresponden con N 67.90016 // E 13.04661. Nada más partir el ferry se nos acerca el cobrador para situarnos en la primera línea para el siguiente embarque, pagamos por el trayecto 858 Dk (ac 6 metros, 1 adulto y dos niños).

A las 21,15 en punto salimos en dirección a Bodo por una de las rutas más peligrosas del mundo, el remolino Moskenesstromnen que llega alcanzar 20 nudos, pero verdaderamente no lo notamos. La travesía dura un poco más de tres horas y gracias al horario de salida podemos disfrutar de una verdadera noche blanca proyectada sobre las innumerables islas que vemos a ambos lados del recorrido, formando bonitas estampas dignas de ser fotografiadas.

Llegamos a las 0,15 horas a la ciudad de Bodo, la noche ya ha terminado y comienza el amanecer sobre una de las ciudades que el puerto nos dibujo como muy interesante. La ciudad es una de las más grandes del norte de Noruega (46000 habitantes) aún se encuentra situada dentro del círculo polar ártico.

Enseguida desembarcamos con la misma rapidez del embarque y damos una pequeña vuelta para pernoctar en algún aparcamiento libre de pago. Enseguida encontramos uno y allí nos situamos, la luz del amanecer nos hacer ver cruces al fondo,!si!, estamos en el aparcamiento del cementerio, ¡qué mejor lugar!, como estamos solos y la compañía no dice nada aquí nos quedamos, las coordenadas corresponden con N 67.27354 ; E 14.38399. Lo pongo aquí pero no quiero que haya problemas y reclamaciones y ya lo advierto: es un sitio tranquilo pero no deja de ser el Aparcamiento del Cementerio.

Ponemos todas las cortinillas para tratar de oscurecer el vehículo pero la luz se abre paso por todos los laterales, lo que nos lleva a meternos debajo de la colcha para conciliar el sueño, bueno lo de la luz es una excusa porque la única razón era el miedo.

Día 19 de julio (domingo) Km. 6693

Amanece el día con un sol radiante, hemos pasado la noche muy tranquila quizás por haber dormido tan cerca del cielo. Cuando me levanto veo que a nuestro lado se ha colocado durante la noche otra autocaravana procedente de Alemania, con tanto sigilo que no la hemos escuchado, seguro que ha sido atraído por la belleza de aquel lugar o por acompañarnos en nuestra lucha particular de nuestros sueños con los muertos vivientes.

Nos dirigimos a la única atracción de la ciudad que marca la guía de viajes, se trata de la catedral de Bödo. Aparcamos en la misma calle, las coordenadas corresponde con N 68.28247 // E 14.38123.

La Catedral de Bodo conocida como Domkirke (entrada gratuita), su origen data de 1816 cuando fue funda la iglesia; hasta el 27 de mayo de 1940 en que fue totalmente destruida como toda la ciudad en uno de los mayores bombardeos de los alemanes sobre una ciudad europea.

La presente catedral fue construida en 1952 y pertenece a la diócesis Sor-Halogaland en la región de Nordland. Fue construida por los arquitectos Herman Munthekaas y Gudolf Blakstad. Tiene una longitud de 35 metros de largo por 16 metros de ancho.

El interior, la planta es de una sola nave apoyada sobre 12 columnas para albergar hasta 1200 fieles sentados. El altar es sencillo con una simple figura de Jesucristo en la cruz delante de un impresionante vitral de estilo moderno, obra diseñada por el profesor Aage Storstein y ejecutada por el artista Borgar Hauglid, donde se representan los motivos de la Ascensión de Cristo. En la rosácea se ha colocado un vitral que simboliza el espíritu de la navidad.

La torre exterior con la campana esta separada de la iglesia y sirve para conmemorar la destrucción de la ciudad de Bödo durante le Segunda Guerra Mundial.

Nos dirigimos a nuestro siguiente destino la ciudad de Moi i Rana, de camino podemos ver en directo en fenómeno natural de Saltsraumen o remolino de agua, se encuentra situado a 35 kilómetros de Bodo.

El remolino esta formado por la corriente más fuerte del mundo, el agua alcanza una velocidad de 22 nudos (40 Km./h.) al atravesar un estrecho de 3 kilómetros de largo provocando un inmenso remolino de 10 metros de diámetro y 5 de profundidad, es el paraíso de los pescadores tanto humanos como las gaviotas que ante esta trampa para los peces les hace más vulnerables.

Continuamos nuestro viaje por la comarcal 812 y a la hora de la comida paramos en una pequeña área de servicio y digo pequeña porque apenas en el aparcamiento cabe un coche y tiene una sola mesa, parece creada exclusivamente para nosotros. Su aspecto es inmejorable con su solitaria mesa decorada con una maceta con flores. El w.c. es de los rudimentarios con un enorme agujero que se cubre con inodoro de corcho (imagino que importado de España) tiene papel y su estado es muy limpio pues seguramente solamente recibe la visita de una persona diaria. Ignoro a quien corresponde el mantenimiento de todas estas pequeñas áreas de descanso, tiene pequeñas botellas de cristal para coger agua del río y regar todas las macetas que decoran esta bonita área, las coordenadas por si alguien necesita “deposicionar” de forma tan exclusiva: N 67.06600 // E 15.00198, si puedes aguanta para llegar hasta aquí y no lo lamentará jamás.

Pronto salimos a la nacional E-6 pero tampoco podemos decir que sea una maravilla, llegamos a una zona cuya vegetación es de tundra, vuelve aparecer las plantas bajas, los líquenes que compiten con las pequeñas flores para hacerse un hueco en un pequeño espacio del terreno. No puede ser otro lugar, la historia se remite, estamos nuevamente ante el círculo polar Ártico, hemos llegado por fin a la latitud N 66º33’38’’. Para celebrarlo los noruegos como ya estaba muy explotado lo de Santa Claus en Finlandia, aquí simplemente han puesto un restaurante con forma de iglú, en la inmediaciones hay varios monumentos, uno que nos recuerda la latitud donde estamos, otro conmemora la ayuda de Yugoslavia en la liberación de Noruega de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial en 1942 y el más sorprendente es el que de forma anónima la gente va construyendo día a día y se llama el ‹‹Campo de las Suplicas››,bueno…, lo he bautizado yo. La gente cuando llega a este lugar va formando pequeñas montañas de piedras, en unas pone pequeñas dedicatorias, chapas con inscripciones a modo de tumba, encontramos una simple zapatilla enterrada, incluso hay niños que dejan su mejor peluche para dedicarlo a una simple petición anónima, como si se tratase del abandono de la edad infantil (seguro que más adelante lo vuelven a echar de menos).

Seguimos por la nacional E-6 hasta llegar a la ciudad de Mo i Rana donde a la afueras se encuentra un área de servicios para autocaravanas que nos permite vaciar aguas grises y negras, y llenar en pocos minutos.

Seguimos conduciendo hasta la hora de la cena y al borde de un lago paramos en un área de descanso, sus coordenadas corresponden N 65.98842 // E 13.44086, buen el lugar nos pudiera servir para dormir pero decidimos continuar.

Son las 23,00 horas de la noche-día y continuamos el viaje un poco más hasta que el cuerpo aguante con esta luz que tanto nos ayuda como si fuera un don divino y mientras dure trataremos de aprovecharlo.

Nuestro destino son las Cascadas Laksfors donde llegamos pasado las 24,00 horas, en estos momentos la luz es muy tenue pero el rugir del agua se escucha desde muchos metros de distancia. Decidimos pernoctar en el parking del restaurante-mirador, pues no indica ninguna limitación, en lugar del parking general que tiene un importante desnivel. Las coordenadas del lugar corresponden con N 65.62457 // E 13.29241.

Día 20 de julio (lunes) 7063 Km.

La verdad que pongo que es lunes pero llevamos días que hemos perdido el sentido de los días de la semana. La noche ha sido muy especial, hemos estado acompañados por el rugir ensordecedor del agua cayendo por los rápidos que nos ha acompañado como música celestial.

Nada más levantarnos nos acercamos a ver la cascada, nos damos prisa para poder ver el conjunto antes de que lleguen los primeros autobuses de turistas nipones (la verdad que no si esta en el circuito turístico). Impresiona menos la visión directa del salto de agua que el ruido que hace pero no deja de ser muy bonita. Durante la bajada doy con mis huesos en el suelo gracias a lo resbaladizo del terreno, un accidente que de no haber sido tan leve podría haber dado al traste el viaje. El desnivel del terreno es vencido por el agua en varios tramos, los salmones saltan intentando salvar el obstáculo para subir hacia la parte más alta del río, estamos ante una bonita panorámica distinta de Noruega.

Hoy es considerado como un día de transición sin ningún objetivo concreto así que aprovecharemos las paradas para realizarlas en los sitios más bonitos que veamos por el camino. A unos 60 Km. de iniciar el viaje hacemos la primera parada del día como excusa para tomar un trago de coca-cola, dentro en una área de descanso con w.c. (no describo más para no ser tachado de escatológico) es un sitio ideal para pasar un día completo y hacer pequeñas rutas a pie, las coordenadas corresponde con: N 56.28454 // E 13.33164. Este sitio es una buena referencia para poder pernoctar si llegas a la hora apropiada.

Nuestro viaje discurre por la E-6 hasta que llegamos a la ciudad de Grong donde hacemos una pequeña parada para el avituallamiento en el supermercado local Rimi; pongo alguno precios de artículos de primera necesidad para hacerse una idea del nivel de vida: 1 L de leche: 13,9º; 1,5 l. de coca-cola 12,5; 1 pizza pequeña 26,80; 1 Kg. de nectarinas (italianas) 9,90; plátanos 26,80 Dk por Kg.

A unos 77 Km. antes de llegar a la ciudad de Trondheim vemos un área de servicios (gratuita) para llenado y vaciado, es pequeña, pero es una oportunidad para ducharnos a pierna suelta (con agua casi corriente). Para no entrar en un camping desde hace muchos días era una oportunidad única de lavarnos como en casa y sentir como el agua corre por tu cuerpo (esta sensación solamente lo sabemos los autocaravanistas). Las coordenadas del lugar son E 63.73816 // E 11.28124, las pongo aquí por si alguien que pase por este lugar quiere experimentar esa sensación.

Continuamos nuestro viaje hasta llegar a la ciudad de Trondheim, el día ha sido lluvioso y la ciudad es víctima de la situación, se encuentra totalmente vacía, damos una vuelta y nos guiamos por la zona portuaria donde nos hacemos un pequeño hueco en el parking para poder pasar la noche. Las coordenadas del lugar corresponden con N 63.43163 // E 10.28124. He de significar que ya estamos en la latitud 63º43 habiendo bajado desde la parte más al norte 71º10, constatamos diariamente los avances importantes sobre estas magnitudes y según decrece mejora nuestro carácter y estado de ánimo.

Exactamente hoy hemos hecho poco más de 400 Km. pero puedo asegurar que han pesado como una losa en nuestra mente, es un esfuerzo diario por ganar tiempo al tiempo y todo ello gracias a tener continuamente ante nuestros ojos unos de los paisajes relajantes y más bonitos de la tierra.

Día 21 de julio (martes) Km. 7462

La noche ha sido un continuo chaparrón en la ciudad de Trondheim, estamos ante la primera ciudad que visitamos de Noruega que tiene aspecto formal de ciudad.

Vamos directamente hasta la primera atracción turística de la ciudad “La Catedral de Nidaros”, es una de las más antiguas de Escandinavia con casi mil años. El culto es católico pero después de la Reforma en el año 1537 es evangélica luterana.

Lo más destacado de Nidaros es el frontispicio occidental, es un ejemplo de la típica fachada desarrollada en Inglaterra en el siglo XIII. Se trata del tipo de fachada por pantalla, donde las dos torres laterales se encuentran distanciados en un segundo plano.

Sobre la portada principal se encuentran varias efigies de Cristo: La Crucifixión, la Virgen María y el niño, Cristo en el juicio final y en la parte superior se representa a Cristo en el cielo.

Los detalles del frontispicio de la catedral esta formado por tres niveles con estatuas de gran tamaño. En la fila superior se representan los apóstoles, en el centro los Santos de Noruega, y, en la fila superior se representan los profetas y los reyes del Antiguo Testamento, por ejemplo San Jonás que estuvo en el vientre de la ballena pasando en su interior tres días y tres noches.

La construcción del frontispicio occidental se empezó en 1248 pero se derrumbo en el siglo XVI y fue reconstruido en el siglo XX. De la totalidad de las estatuas solamente se han conservado cinco desde la edad media.

El estilo de la arquitectura de la catedral se inspira en el modelo inglés. La característica del mármol en las columnas es intrínseca sajona. El gran altar levantado bajo el arco de la torre se decoro con un gran crucifijo de plata de 70 Kg. Los lados del altar están adornados con relieves en bronce con motivos Bíblicos.

La nave transversal se cubre con un tejado de madera colocado en 1900, es una copia del tipo de tejados de madera que se ejecutaban en la Edad Media en Trodelag, en el transepto se levantaron las capillas dedicadas a la veneración: Capilla de la Mujer y la Capilla de San Juan, se pusieron dos banderas: la grande y roja es la bandera de Noruega que hondeaba en el buque “HMS Norfolk”, el navío en que regreso el rey Haakon VII en su vuelta a Noruega el 7 de junio de 1945. La otra bandera perteneció al buque “HMS Markag” fue el primer navío aliado que llego a Trondheim en 1945.

La capilla mayor tiene forma de un octógono y fue construida en el lugar donde fue enterrado San Olav. Hasta le reforma luterana en 1537 el cajón que contenía los restos del Santo noruego estaba situado detrás del altar. El cajón fue destruido en 1540 y enterrado en un lugar desconocido de la iglesia.

La forma de la capilla mayor esta inspirada en la capilla grande de Carlomagno en Aachen (Alemania) y por el Santo Sepulcro de Jerusalén.

La sala central se reservo a los clérigos, alrededor de ella hay un pasillo por el que los peregrinos podían pasar para venerar el cajón de san Olav. El altar mayor es un regalo del rey Oscar II y la reina Sophie en memoria de su coronación celebrada en 1873 y recuerda el cajón de San Olav.

La obra de arte más importante de la catedral es el “Frontal de Olav” pieza frontal del altar construida en 1300. Se trata de un relieve policromado donde se representan las hazañas de San Olav: “cabalgada hacia la batalla”; “El sueño de San Olav”; “La muerte de San Olav”; “San Olav es colocado en el cajón”.

Las vidrieras de la catedral son todas nuevas de principio del siglo XX inspiradas en modelos franceses del siglo XIII. La vidriera del lado septentrional es de color azul y representa el tema del Antiguo Testamento. La vidriera de la parte meridional con fondo rojo representa el tema del Nuevo Testamento”. El rosetón tiene una altura de 12 metros y fue construido con 10.000 piezas de vidrio y es obra de Gabriel Kielland.

Dentro del conjunto que formaba parte de Palacio Arzobispal, en la parte norte, esta el edificio del siglo XIII, en el se exponen la armería, cuenta con una amplia colección de armas del periodo que abarca desde la Edad Media hasta la Segunda Guerra Mundial y la resistencia noruega.

Después visitamos los almacenes “Bryggen” se hallan situados en las orillas del río Nidelva, antiguamente era el centro comercial de la ciudad. Se trata de un conjunto de coloridos almacenes de madera anclados al lecho del rió sobre pivotes de madera, el conjunto data de 1700.

Después de ver el centro neurálgico de la ciudad y de informarnos en la Oficina de Turismo local damos por concluida la visita a la ciudad de Trondheim.

Marchamos por la nacional E-6 en dirección al mirador de Geiranger pero evitando la carretera desde Andalsnes llamada popularmente de los Trolls. Vamos hasta la ciudad de Sel, paramos para visitar la iglesia de madera pero el interior esta cerrado, en su exterior se encuentra la figura de una Ada madrina que da la bienvenida a los viajeros.

Continuamos nuestro camino en dirección al bonito pueblo de Lom en el condado de Oppland tiene las montañas más altas del norte de noruega, Aquí paramos para cenar en el parking de un gran almacén, cuyas coordenadas corresponden N 61.83594 // E 8.57524, también es recomendable para pasar la noche tiene multitud de juegos infantiles de uso gratuito.

En Lom el pasaje ha cambiado notablemente aquí las casas siguen siendo igualmente de madera pero dejan de tener esos colores vivos y pasan a tener un color negro intenso que combinado con la pizarra negra de los tejados se integran perfectamente en este nuevo paisaje de montaña.

En esta localidad destaca la iglesia vikinga de Stouykirke que data de la Edad Media sobre el año 1240 se tiene los primeros conocimientos escrito pero se cree que pudiera ser construida hacia el año 1000. En el exterior tenemos una de las iglesias con las columnas más grandes de madera, la iglesia tiene un aspecto de haber sufrido un grave incendio al estar algunas partes ennegrecidas, destacan los dragones de los tejados para la protección de sus ocupantes.

La Iglesia, fue construida para ser dedica a la veneración de la Virgen María, San Juan Bautista y posteriormente fue añadido San Olav el piadoso. Tiene un estilo arquitectónico románico con sus característicos arcos de medio punto. El interior fue renovado en el siglo XVII y fueron añadidas las dos naves laterales. El púlpito y el coro fueron construidos en el siglo XVIII así como las numerosas pinturas que lo decoran.

Hay varias inscripciones rúnicas en la iglesia de madera de Lom que dicen:,

1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos icon1 / El camino del encuentro definitivo con uno mismo, que yo llamo...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos icon“el camino de los sueñOS”

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconUtopía ayer, hoy y ¿siempre? 91
«casar» las frases —todas se encuentran en el epígrafe 2— con los dibujos, comentar y referir al caminar de la vida de cada cual,...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos icon[6] Que este libro, el camino a cristo, continúe siendo lo que su...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconPerú (nombre oficial, República del Perú), país ubicado en la región...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconVer al fracaso como el camino hacia el éxito

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconLa herencia musulmana en España
«Reconquista» : los reinos cristianos del norte consolidaron su poder y se unificaron a fin de recuperar poco a poco el territorio...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconCapítulo 1
«¿Un río sin fin?», dijo el hombre con asombro. «¿Después de recorrer todo este camino para encontrarte, todo lo que tienes que decirme...

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconEn camino hacia el sacerdocio: Reflexiones desde la Antropología cristiana del Vaticano II

El nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este es uno de los sueños de todo viajero el poder llegar tan al norte como el camino nos iconEn el camino hacia el posthumanismo Mi intención es decir que los...






© 2015
contactos
l.exam-10.com