2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas






descargar 52.86 Kb.
título2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas
fecha de publicación14.06.2016
tamaño52.86 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
LA LÍRICA MEDIEVAL

1.- LA POESÍA LÍRICA. ORIGEN Y ESTRUCTURA

El ser humano necesita comunicar sus sentimientos y vivencias, la poesía lírica nacerá de esa necesidad de manifestación de las emociones humanas. En una sociedad iletrada, el verso es anterior a la prosa, favorecía la memorización.

Las características principales de esta poesía eran la oralidad y la representación colectiva. Es por ello que la estructura de estas composiciones se caracterizaban por:

  • Un lenguaje sencillo

  • Eran composiciones breves, para facilitar su memorización

  • Son frecuentes las repeticiones y paralelismos.

2.- POESÍA CULTA EN AL-ANDALUS: MOAXAJAS Y JARCHAS

En las antologías árabes se guardaron unos poemas que reciben el nombre de moaxajas, cuya primera parte estaba escrita en árabe clásico, y los versos finales, que eran el tema de la composición, estaban escritos en otra lengua (árabe vulgar, hebreo o romance mozárabe), éstas son las jarchas, la primera manifestación lírica conservada por escrito en lengua romance:

La temática de las jarchas es el de la mujer que se lamenta de la ausencia del amado.

3.- LÍRICA CULTA Y LÍRICA DE TIPO TRADICIONAL EN LA EDAD MEDIA

Hasta el siglo XII la lírica iba por dos caminos muy diferentes entre sí:

  • lírica culta: escrita por clérigos en latín

  • lírica popular: cantada por pueblo en romance

- LA SOCIEDAD FEUDAL: EL AMOR CORTÉS

En la Edad Media la sociedad en general era analfabeta, y la cultura, siempre en latín, sólo estaba al alcance de una minoría y era patrimonio casi exclusivo de los clérigos.

La poesía trovadoresca nació en Provenza (sur de Francia), en el siglo XIII. Muchos trovadores eran grandes señores que componían en provenzal o lengua d´oc. En el siglo XIII, los poetas catalanes heredaron la tradición trovadoresca provenzal La composición trovadoresca típica es la cansó, en la que se emplea el código del amor cortés: el trovador ama tanto a la dama que se entrega a su servicio; él se presenta como vasallo, y la dama aparece como señor feudal.

La veneración del caballero hacia su dama es un mero juego formal, obligado por tratarse de una poesía cortesana de lucimiento.

- INFLUENCIA DE LA LÍRICA PROVENZAL EN LAS LÍRICAS HISPÁNICAS.

A.- LÍRICA GALAICO- PORTUGUESA (S. XIII)

Los trovadores provenzales hicieron a menudo el camino de Santiago, así se fue extendiendo por Galicia el movimiento trovadoresco, que unido a los cantos populares gallegos, dieron lugar a una corriente poética de enorme importancia: la lírica galaico- portuguesa, que desde el siglo XIII se extendió por toda la península.

- Las cántigas de amor: en ellas un caballero canta su amor a una dama. Cuando el enamorado rinde vasallaje feudal a su amada, el modo de dirigirse a ella es el de “señor”.

- Las cantigas de escarnio y maldecir: en estos poemas se criticaba, a veces con gran dureza, las costumbres de la época o a los enemigos.

En la corte de Alfonso X la lírica trovadoresca alcanzó su más alto valor. Alfonso X escribió su obra lírica en gallego-portugués. Su producción trovadoresca es de dos tipos:

- Religiosa, como en sus Cantigas a Santa María, donde se declara “trovador” de la Virgen.

- Profana, con las cantigas de amor y las de escarnio o maldecir contra ciertos personajes de su tiempo.

B.- LA LÍRICA TRADICIONAL EN LENGUA CASTELLANA

La poesía popular castellana es la que más tarda en ponerse por escrito, así que se ha perdido en su mayor parte. Lo que sucede es que los autores cultos castellanos no le daban la importancia suficiente para conservarla en el escaso y caro papel de la época.

Por otro lado, el pueblo crea y canta estas composiciones era, en muchos casos, analfabeto por lo que no podía guardarlas por escrito. Tendrá que llegar el siglo XV para que los poetas cultos reconozcan la belleza de estas canciones populares y decidan copiarlas en los Cancioneros cortesanos.

Hasta este momento la lírica castellana de tipo popular se transmitió de forma oral y colectiva ayudada indudablemente por la difusión de los juglares que recorrían toda la Península.

- El villancico de amigo: es la forma más representativa de la lírica popular castellana. Se les llamó villancicos porque los componían y cantaban los que vivían en las villas. Son composiciones de tres o cuatro versos, en las que una mujer se lamenta de la ausencia de su amado.

- Las cántigas de amigo: Una mujer se queja de la ausencia del amado, o bien hace a la naturaleza confidente de sus sentimientos.

4.- LA ÉPICA. EL CANTAR O POEMA DE MIO CID

La épica es la narración de las hazañas de un héroe, antepasado del pueblo que las canta. Los poemas épicos cuentan sucesos de carácter histórico, aunque con muchos elementos totalmente inventados. Estos poemas recibían el nombre de cantares de gesta porque se recitaban o cantaban acompañados de una melodía y porque relataban gestas o hazañas de grandes héroes. En la Europa medieval fueron muy frecuentes, destaca el francés Cantar de Roldán. Aunque debieron de ser más numerosos, apenas conocemos hoy cantares de gesta en castellano. El más importante es, desde luego, el Cantar de mio Cid.

El Cantar de mio Cid se conserva en un manuscrito copiado del siglo XIV, que es copia de otro de 1207 firmado por el copista Per Abbat, por lo tanto es una obra anónima, puesto que se desconoce quién fue su autor.

Los 3.730 versos del Cantar se agrupan en series de versos, o tiradas, de desigual extensión, con la misma rima asonante. Los versos son irregulares, esto es, sin medida fija, y están divididos en dos partes, o hemistiquios, por una fuerte pausa intermedia, o cesura.

En cuanto a la lengua del poema, destaca por su claridad, puesto que los destinatarios de la recitación del juglar serían normalmente analfabetos. Y de ahí también otros rasgos del texto: las frecuentes llamadas a los oyentes, las expresiones exclamativas y el paso constante de la narración al diálogo en estilo directo. El carácter oral de la épica explica asimismo la extraordinaria libertad con que se emplean las formas verbales o el uso de las aposiciones y epítetos épicos, que sirven para engrandecer a los héroes. La mayoría de estas fórmulas épicas se dedican al Cid: “el que en buena hora ciñó espada”, “el que en buena hora nació”, “el de la luenga1 barba”, “el que Valencia ganó”. Los frecuentes paralelismos ayudaban a la memorización por parte de los juglares. Es también característica notable del Cantar la disposición de palabras y otros elementos en grupo de dos: “moros y cristianos”, “burgueses y burguesas”, “con lumbres y con candelas”.

Rodrigo Díaz de Vivar existió en la realidad, pero el Cantar no es histórico; en la obra se hace una reconstrucción ficticia de este noble castellano, en la que se destacan aquellos hechos y aspectos de su personalidad que mejor acogida pudieran tener este el público receptor. El Cid aparece caracterizado con los siguientes rasgos:

  • Magnífico guerrero y sumamente hábil en la estrategia militar.

  • Noble muy querido por el pueblo.

  • Hombre de gran religiosidad.

  • Leal amigo, padre y esposo ejemplar, y fiel vasallo del rey.

  • La máxima cualidad íntima de Rodrigo es la mesura o moderación en las palabras, en los gestos y en toda su conducta.

El Cantar se ha dividido modernamente en tres partes o cantares:

    1. Cantar del destierro: acusado por malos mestureros2 ante el rey Alfonso VI, el Cid debe abandonar Castilla, dejando su familia y sus posesiones. Para recuperar su prestigio, Rodrigo lucha con los musulmanes, a quienes arrebata numerosos territorios.

    2. Cantar de las bodas: El Cid emprende y logra la conquista de Valencia. Más adelante, el Cid encía a Castilla a su fiel Minaya Alvar Fáñez para que entregue unos regalos al rey. Para recompensar esta lealtad, el rey casa a las hijas del Cid con los infantes de Carrión.

    3. Cantar de la afrenta de Corpes: la cobardía de los infantes es motivo de burla entre los hombres del Cid. Con la excusa de mostrar a sus esposas sus posesiones, los infantes se dirigen a Castilla. En el robledal de Corpes golpean a las jóvenes y las abandonan. Para vengar la afrenta, el Cid reta a los infantes en las Cortes de Toledo y los vence. El rey casa de nuevo a las hijas de Rodrigo con dos nobles de mayor alcurnia.

En el poema, el Cid pierde su honra por dos veces: al ser desterrado de Castilla debido a falsas acusaciones y tras la afrenta sufrida en Corpes. En ambos casos, el protagonista recupera su honor y consigue ventajosos matrimonios para sus hijas, con los que su familia asciende socialmente. El tema del Cantar de mio Cid es la recuperación de la honra perdida.

5.- EL MESTER DE CLERECÍA.

Frente al mester de juglaría, el mester de clerecía es el oficio propio de los clérigos. Las obras del mester de Clerecía están escritas, pues, por autores cultos. A diferencia de la poesía juglaresca, estos textos no están pensados para el canto y su métrica está bien determinada: estrofas de cuatro versos de catorce sílabas con fuerte cesura intermedia, esta estrofa se llama cuaderna vía o tetrastrofo monorrimo, como así se anuncia en el Libro de Alexandre:

Mester traygo hermoso, non es de juglaría 7/7 (14) A

mester es sen pecado, ca es de clereçía, 7/7 (14) A

fablar curso rimado por la cuaderna vía 7/7 (14) A

a sylabas cuntadas, que es grant maestría” 7/7 (14) A

(Hemistiquio - cesura - Hemistiquio)

Los temas son normalmente religiosos. Todos los poemas tienen en común su intención didáctica, lo que explica el estilo sencillo y ameno de muchas de las obras y el empleo de recursos juglarescos con lo que atrae el interés del auditorio.

Pero no sólo el mundo eclesiástico tiene cabida en estos textos. El carácter culto del mester de clerecía se advierte en tres textos anónimos del siglo XIII:

  • Libro de Apolonio: poema de aventuras.

  • Libro de Alexandre: escrito cerca del año 1250. Se basa en fuentes latinas y francesas para contar la vida de Alejandro Magno, del que destaca la valentía y la sabiduría, hasta el punto de convertirlo en el ideal del caballero medieval. El libro se carga de contenido didáctico, como modelo para los caballeros y nobles de la Alta Edad Media.

  • Poema de Fernán González: reelaboración de un poema épico hoy desconocido.

5.1.- GONZALO DE BERCEO

Es el primer poeta castellano de nombre conocido. Escribió obras de contenido religioso, como las vidas de san Millán de la Cogolla y santo Domingo de Silos, protectores de los monasterios en los que vivió.

Los Milagros de Nuestra Señora, que son relatos de milagros que muestran cómo la Virgen protege y persona a sus devotos, aunque cometan alguna falta. La obra consta de dos partes:

  • Una introducción en la que el narrador se presenta como un peregrino que llega a un prado verde, con flores, árboles y fuentes. Este prado no es un lugar real, sino que representa a la Virgen.

  • Un conjunto de veinticinco milagros, con una estructura similar:

- Presentación: se presenta al personaje que va a ser objeto del milagro, que es un devoto de la Virgen.

- Dificultades del devoto.

- Aparición de la Virgen: la intervención milagrosa de la Virgen a favor del devoto constituye el núcleo de la narración.

- Reflexión final.

LA PROSA MEDIEVAL CASTELLANA

6.- LA PROSA TEÓRICA Y DIDÁCTICA. ALFONSO X.

Hay un grupo de obras que no se pueden considerar narrativas, ya que son obras en las que se desarrolla un tema que puede ser histórico, científico, crítico, biográfico, etc. El interés de tales libros es describir, analizar o exponer una realidad externa concreta. Lo que destaca es el interés intelectual del autor, una voluntad de ser objetivo, el afán claramente didáctico.

A este tipo de obras corresponde el primer texto, en romance próximo al castellano, conservado. Se trata de las Glosas, pequeñas versiones o traducciones del latín, hechas a fines del siglo X o comienzos del XI por un lector que a no entendía bien los textos religiosos en latín (Glosas Emilianenses y Glosas Silenses).

En el siglo XIII, Alfonso X el Sabio, nacido en Toledo en 1221 y muerto en Sevilla en 1284, además de realizar algunas campañas militares, se dedica a la labor de desarrollar y difundir la cultura, con el convencimiento de que ésta y la lengua de uso (el castellano, pues el latín sólo se mantiene como lengua religiosa y de cultura), eran factores decisivos para la unión de su reino. La estabilidad de la sociedad cristiana que permite la victoria de Las Navas (1212), favorece esta difusión de la cultura.

Alfonso X se apoya en la Escuela de Traductores de Toledo, que era un grupo de intelectuales políglotas, que dominaban distintas lenguas, latín, árabe, hebreo, griego y castellano. Éstos se dedicaron, bajo la dirección de Alfonso X, a traducir, recrear y adaptar al castellano diversas obras. De entre ellas, destacan las siguientes:

Obras de historia:

  • Estoria de España: narra la historia de España desde sus orígenes. Aporta el estudio de los valores culturales y sociales, y se basan en ocasiones en algunos cantares de gesta, lo que demuestra que éstos eran tomados como base histórica.

  • General Estoria: trata de mostrar la historia universal partiendo de la misma Biblia.

Obras jurídicas:

  • Las siete partidas.

Obras de carácter científico:

  • Libro del saber de astronomía

  • Lapidario

Otras recreativas:

  • Libro del axedrez, dados e tablas

Por medio de todos estos libros, Alfonso X consigue difundir y desarrollar el castellano también como lengua de cultura, enriqueciendo su vocabulario (con nuevos términos técnicos o neologismos3 a los que acompañaba una explicación de su significado) y ampliando sus posibilidades sintácticas.. Rasgo general es la voluntad de escribir con sencillez y claridad, lo más recomendable para los textos didácticos.

A lo largo del siglo XIII, el castellano es también la lengua de numerosas colecciones de cuentos o ejemplos, de origen oriental:

- Calila e Dimna: traducida al castellano por encargo de Alfonso X, reúne los relatos de dos chacales4, Calila y Dimna.

- Sendebar: unos sabios y la concubina5 de un rey narran cuentos ante el monarca para liberar o culpar al hijo de este de la condena a muerte dictada por su padre.

Estos cuentos se consideraban ejemplos de sabiduría y conducta para toda clase de personas, especialmente para reyes, nobles y personas principales. La moral predicada por estos cuentos orientales es esencialmente práctica y suele aconsejar el uso de la prudencia y de la astucia.

EL SIGLO XIV

7.- EL LIBRO DE BUEN AMOR DEL ARCIPRESTE DE HITA

El Libro de Buen Amor es un texto sorprendente, vitalista y moderno. Lo escribió el Arcipreste de Hita en el siglo XIV. Siguiendo la tendencia didáctica, trata el tema amoroso desde la perspectiva religiosa y profana. Su intención era que sus vivencias sirvieran de enseñanza.

- JUAN RUIZ, ARCIPRESTE DE HITA

Hace un autorretrato de sí mismo en la obra, las características físicas que dan son las del ejemplo del hombre en la Edad Media (el canon de belleza). Sólo se sabe seguro que Arcipreste6 de Hita (Guadalajara)
- GÉNERO LITERARIO

Poesía narrativa culta, se inscribe dentro del mester de clerecía pero es una obra miscelánea, puesto que se mezcla el tema religioso y el tema profano.

- MÉTRICA

La métrica es variada, se rompe la unidad métrica del mester de Clerecía, la cuaderna vía alterna con otras estrofas:

  • Metros populares: para las escenas de carácter popular.

  • Cuaderna vía: para los pasajes solemnes o en los que se pretende moralizar.

- TÍTULO

En ninguno de los manuscritos aparece el título de la obra, y a lo largo de la literatura recibió diversos nombres. Fue Menéndez Pidal quien le dio el título actual, basándose en unas coplas del mismo libro: “Que pueda facer libro de buen amor aqueste: Por amor de la vieja e por decir rason Buen amor dixe al libro e a ella toda sazon”

- INTENCIONALIDAD

No está clara la intención con la que el Arcipreste de Hita escribió esta obra, el autor en su prólogo indica que lo escribió para apartar a los hombres y mujeres del loco amor, pero como es de humanos pecar, quien quiere puede usar el libro como manual para el loco amor. Advertir a las personas de los peligros que conlleva el loco amor y la necesidad del buen amor (amor a Dios), pero como es de humanos pecar, si alguien quiere usar del loco amor, su libro puede servir como guía de actuación. Al final del prólogo además ruega y aconseja a los lectores: “quieran bien entender y juzgar por qué lo fiz…”

- TEMA

Es una obra sin unidad más que una débil autobiografía ficticia, es una especie de arte de amar en el que el autor se presenta como el galán y expone distintas posibilidades amatorias: solteras, casadas, serranas, viudas, moras, monjas…

- ESTRUCTURA

La obra es una autobiografía ficticia en la que se ensamblan diversos elementos sin mucha unidad:

  • Aparecen ejemplos, relatos: Amores de Don Melón y Doña Endrina, Batalla de Don Carnal y Doña Cuaresma.

  • Aparecen poemas líricos también de tema religioso y profano: Serranas.

  • Aparecen fábulas, cuentecillos cortos en donde normalmente los protagonistas son animales y sirven para enseñar con una moraleja.

  • Un planto: el protagonista pronuncia un sentido llanto fúnebre por la muerte de Trotaconventos.

  • Oraciones dirigidas a la Virgen.

- AMORES DE DON MELÓN Y DOÑA ENDRINA

El Arcipreste aconsejado por unos amigos contrata los servicios de una alcahueta7 que se llama Trotaconventos8 para que le consiga una cita con Doña Endrina, de la que se ha enamorado al verla pasar por la plaza. Este capítulo proviene de la fuente latina del Pamphilus.

-BATALLA DE DON CARNAL Y DOÑA CUARESMA

Doña Cuaresma reta a Don Carnal y éste acepta, la historia es una parodia de poesía épica, de los combates épicos.

Con Doña Cuaresma va el pescado, los puerros… y con Don Carnal las gallinas, el chorizo… vencen las tropas de Doña Cuaresma y Don Carnal cae prisionero, mientras está prisionero el Arcipreste dice las ventajas de los sacrificios corporales. El día de la resurrección Don Carnal se escapa y entra en el mundo triunfante de la mano del amor.

8.- EL CONDE LUCANOR O EL LIBRO DE PATRONIO

- DON JUAN MANUEL

El autor fue prototipo del hombre de armas y letras (noble, refinado, culto…). Sobrino del rey Alfonso X el Sabio, era en su época el señor más poderoso de Castilla después del rey, y demostró siempre un inmenso orgullo de su alto linaje. Pero no le bastaban ni su fama, ni su poder, ni todas las posesiones que tenía, y encontró en los libros la mejor forma para permanecer en la memoria.

- GÉNERO LITERARIO

Es la primera obra literaria en prosa castellana.

- ESTRUCTURA

Consta de dos prólogos, después 51 cuentos y luego otras cuatro partes compuestas por aforismos9.

En el primer párrafo el autor manifiesta la intencionalidad con la que escribe la obra, además nos habla de que él ha intentado buscar un estilo personal y que va a dejar una obra copiada y revisada por él en el Monasterio de Peñafiel, para que todo aquel que encuentre un error se asegure que ha sido un error del copista en vez de suyo.

En el segundo prólogo, justifica el método elegido por él para enseñar, es el uso de ejemplos (“exiemplos”), cuentos en los que hay una enseñanza moral o moraleja.

Los 51 cuentos: el cuento es un género de origen oriental y en la obra están unidos por un débil hilo conductor, a esta técnica se le llama “la corniche” (esquema marco). En esta obra el hilo conductor son las conversaciones que mantiene el joven conde Lucanor con su criado Patronio.

La estructura de los cuentos es la misma en todos: el joven conde pregunta a su criado sobre algún problema que tiene él o algún conocido. Son problemas humanos (la vanidad, la avaricia, el desinterés, la hipocresía, la resignación ante la pobreza, la ingratitud, cuestiones matrimoniales y familiares, mañas de las mujeres, etc. Hay un tema vedado, que es el amoroso como elemento erótico.

Patronio en vez de aconsejarle directamente le responde contándole un cuento en el que hay implícito una enseñanza. Después esconde comprueba la enseñanza y la aplica a la vida cotidiana y dice que le va bien.

Por último, termina diciendo que el consejo le pareció bien y lo escribió en el libro e hizo unos versos (un par de versos que explican la moraleja) Esto último lo dice don Juan Manuel, que se sale del cuento y de la historia “hilo”, usa la técnica de las “cajas chinas” o “muñecas rusas”.

- INTENCIONALIDAD

Hay un propósito doble:

1.- Para que el hombre haga obras provechosas.

2.- Para que el hombre encuentre la manera para salvar su alma.

- ESTILO

Es el primer autor castellano que busca conscientemente un estilo propio, él mismo dice que quiere utilizar expresiones cultas y expresarse de forma personal, exacta, concisa y hermosa.



1 Largo

2 Mesturero: persona que intriga, que mete cizaña

3 Vocablo, acepción o giro nuevo en una lengua.

4 Mamífero carnívoro de la familia de los Cánidos, de un tamaño medio entre el lobo y la zorra, parecido al primero en la forma y el color, y a la segunda en la disposición de la cola. Vive en las regiones templadas de Asia y África

5 Concubinato: relación marital de un hombre con una mujer sin estar casados

6 Presbítero que, por nombramiento del obispo, ejerce ciertas atribuciones sobre los curas e iglesias de un territorio determinado. Para este cargo eclesiástico se requería la posesión de una carrera universitaria, por lo que Juan Ruiz era un hombre de cultura.

7 Señoras mayores que tenían muchas relaciones y se dedicaban a mediar entre la dama y el caballeros.

8 Nombre parlante: nombre propio que explica algo del personaje.

9 Frase sentenciosa




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconLiteratura La lírica arábigo-andaluza: las jarchas, moaxajas y zéjeles

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconLa lírica española es la más antigua de la Europa románica, desde...

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconLas jarchas y las moaxajas

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconLas jarchas y las moaxajas

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconJarchas: Manifestaciones literarias mas antiguas de la lírica europea....

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconI. Poesía religiosa: Tradicional y culta

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconLiteratura 3º Eso. Poesía culta siglo XV

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconTema 4: La poesía culta del siglo XV

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconII. Poesía Culta del siglo XV: Marqués de Santillana, Juan de Mena y Jorge Manrique

2. poesía culta en al-andalus: moaxajas y jarchas iconPoesíA Árabe de al-andalus (siglos X-XII) y su paralelo en el oriente...






© 2015
contactos
l.exam-10.com