Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater






descargar 47.7 Kb.
títuloResumen del libro “Ética para amador” de fernando savater
fecha de publicación14.06.2016
tamaño47.7 Kb.
tipoResumen
l.exam-10.com > Historia > Resumen
RESUMEN DEL LIBRO “ÉTICA PARA AMADOR” DE FERNANDO SAVATER

El libro consta de 9 capítulos que hablan de la ética, del comportamiento humano ante situaciones morales y éticas de acuerdo a la visión y opinión del autor y fundamentalmente nos da consejos de cómo lograr una “buena vida” que es necesario para el desarrollo adecuado de cada ser humano. El mismo autor aclara al final del texto que este libro no es un instructivo de cómo vivir la vida de la mejor manera sino ayudarnos a comprenderla más a fondo.

Definición de Ética y Moral

«Moral» es el conjunto de comportamientos y normas que tú, yo y algunos de quienes nos rodean solemos aceptar como válidos; «ética» es la reflexión sobre por qué los consideramos válidos y la comparación con otras «morales» que tienen personas diferentes.

La ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible; el intento racional de averiguar cómo vivir mejor
A continuación expondré los argumentos u opiniones del autor del libro tal cual, los cuales son los que me parecieron en primera instancias muy importantes a no olvidar, además, el texto que está en “negritas” son las ideas que me llegaron de una forma muy especial, que me parecieron importante sobresaltar de lo sobresaltado, no digo que sean las mejores ideas de todo el texto sino que son las que más me interesaron.

He seleccionado varias ideas del texto que sé que representan en gran medida lo que el autor expone en el libro. Un resumen corto no sería capaz de presentar la gran cantidad de información, de reflexiones que ha presentado el libro, así que por ello he decidido exponer las ideas principales de cada capítulo.

Para lograr entender más este resumen, es necesario leer las historias que presenta Fernando en su libro los cuales son:

  • La historia de Héctor de Troya

  • La historia del budista y su discípulo

  • La historia de Esaú y Jacob

  • La historia del capitán de un barco a naufragar

  • Ricardo III Shakespeare

  • La Historia de Kane (también está en película)


Ideas Principales

“En resumidas cuentas: puede haber órdenes, costumbres y caprichos que sean motivos adecuados para obrar, pero en otros casos no tiene por qué ser así. Sería un poco idiota querer llevar la contraria a todas las órdenes y a todas las costumbres, como también a todos los caprichos porque a veces resultarán convenientes o agradables. Pero nunca una acción es buena sólo por ser una orden, una costumbre o un capricho. Para saber si algo me resulta de veras conveniente o no tendré que examinar lo que hago más a fondo, razonando por mí mismo.”

“Libertad es poder decir «sí» o «no»; lo hago o no lo hago, digan lo que digan mis jefes o los demás; esto me conviene y lo quiero, aquello no me conviene y por tanto no lo quiero.”
“¿Y sabes por qué no resulta sencillo decir cuándo un ser humano es «bueno» y cuándo no lo es? Porque no sabemos para qué sirven los seres humanos.”
“Pero cuando se considera a los humanos en general la cosa no está tan clara, porque no hay un único reglamento para ser buen humano ni el hombre es instrumento para conseguir nada. (pag. 10 y 11)”
“Se puede ser buen hombre (y buena mujer, claro) de muchas maneras y las opiniones que juzgan los comportamientos suelen variar según las circunstancias. Por eso decimos a veces que Fulano o Menganita son buenos «a su modo». Admitimos así que hay muchas formas de serlo y que la cuestión depende del ámbito en que se mueve cada cual. De modo que ya ves que desde fuera no es fácil determinar quién es bueno y quién malo, quién hace lo conveniente y quién no. Habría que estudiar no sólo todas las circunstancias de cada caso, sino hasta las intenciones que mueven a cada uno.”
“¿Qué pretendo decirte poniendo un «haz lo que quieras» como lema fundamental de esa ética hacia la que vamos tanteando? Pues sencillamente (aunque luego resultará que no es tan sencillo, me temo) que hay que dejarse de órdenes y costumbres de premios y castigos, en una palabra de cuanto quiere dirigirte desde fuera, y que tienes que plantearte todo este asunto desde ti mismo, desde el fuero interno de tu voluntad. No le preguntes a nadie qué es lo que debes hacer con tu vida: Pregúntatelo a ti mismo. Si deseas saber en qué puedes emplear mejor tu libertad, no la pierdas poniéndote ya desde el principio al servicio de otro o de otros, por buenos, sabios y respetables que sean: interroga sobre el uso de tu libertad... a la libertad misma.”
“No se trata de pasar el tiempo, sino de vivirlo bien.”
“A veces los hombres queremos cosas contradictorias que entran en conflicto unas con otras. Es importante ser capaz de establecer prioridades y de imponer una cierta jerarquía entre lo que de pronto me apetece y lo que en el fondo, a la larga, quiero.”
“Cuando te dije «haz lo que quieras» lo que en el fondo pretendía recomendarte es que te atrevieras a darte la buena vida. Y no hagas caso a los tristes ni a los beatos, con perdón: la ética no es más que el intento racional de averiguar cómo vivir mejor. Si merece la pena interesarse por la ética es porque nos gusta la buena vida.”
“La buena vida humana es buena vida entre seres humanos o de lo contrario puede que sea vida pero no será ni buena ni humana.”
“La humanización (es decir, lo que nos convierte en humanos, en lo que queremos ser) es un proceso recíproco (como el propio lenguaje, si te das cuenta). Para que los demás puedan hacerme humano, tengo yo que hacerles humanos a ellos; si para mí todos son como cosas o como bestias, yo no seré mejor que una cosa o una bestia tampoco. Por eso darse la buena vida no puede ser algo muy distinto a fin de cuentas de dar la buena vida.”

«Hombre libre es el que quiere sin la arrogancia de lo arbitrario. Cree en la realidad, es decir, en el lazo real que une la dualidad real del yo y del tú. Cree en el Destino y cree que el Destino le necesita... Pues lo que ha de acontecer no acontecerá si no está resuelto a querer lo que es capaz de querer» (Martin Buber, Yo y tú).
«Ser capaz de prestarse atención a uno mismo es requisito previo para tener la capacidad de prestar atención a los demás; el sentirse a gusto con uno mismo es la condición necesaria para relacionarse con otros» (Erich Fromm, Ética y psicoanálisis).
Capítulo 5

“La verdad es que las cosas que tenemos nos tienen ellas también a nosotros en contrapartida: lo que poseemos nos posee.”
“La vida es más complicada de lo que Kane suponía, porque las manos no sólo sirven para coger sino también para rascarse o para acariciar. Pero la equivocación fundamental de ese personaje, si el que se equivoca no soy yo, fue otra. Obsesionado por conseguir cosas y dinero, trató a la gente como si también fueran cosas. Consideraba que en eso consiste tener poder sobre ellas. Grave simplificación: la mayor complejidad de la vida es precisamente ésa, que las personas no son cosas.”
“Al tratar a las personas como a personas y no como a cosas (es decir, al tomar en cuenta lo que quieren o lo que necesitan y no sólo lo que puedo sacar de ellas) estoy haciendo posible que me devuelvan lo que sólo una persona puede darle a otra.”
“A Kane se le olvidó este pequeño detalle y de pronto (pero demasiado tarde) se dio cuenta de que tenía de todo salvo lo que nadie más que otra persona puede dar: aprecio sincero o cariño espontáneo o simple compañía inteligente.”
“Kane consiguió todo lo que había oído decir que hace feliz a una persona: dinero, poder, influencia, servidumbre... Y descubrió finalmente que a él, dijeran lo que dijeran, le faltaba lo fundamental: el auténtico afecto, el auténtico respeto y aun el auténtico amor de personas libres, de personas a las que él tratara como personas y no como a cosas.”
A las cosas hay que manejarlas como a cosas y a las personas hay que tratarlas como personas: de este modo las cosas nos ayudarán en muchos aspectos y las personas en uno fundamental, que ninguna cosa puede suplir, el de ser humanos.”
“Nadie puede ser libre por ti”
CAPÍTULO 6

“Los tipos de imbecilidad necesitan bastón, es decir, necesitan apoyarse en cosas de fuera, ajenas, que no tienen nada que ver con la libertad y la reflexión propias. Lo contrario de ser moralmente imbécil es tener conciencia.”

“¿En qué consiste esa conciencia que nos curará de la imbecilidad moral?

Fundamentalmente en los siguientes rasgos:

a) Saber que no todo da igual porque queremos realmente vivir y además vivir bien, humanamente bien.

b) Estar dispuestos a fijarnos en si lo que hacemos corresponde a lo que de veras queremos o no.

c) A base de práctica, ir desarrollando el buen gusto moral de tal modo que haya ciertas cosas que nos repugne espontáneamente hacer (por ejemplo, que le dé a uno «asco» mentir como nos da asco por lo general mear en la sopera de la que vamos a servirnos de inmediato.

d) Renunciar a buscar coartadas que disimulen que somos libres y por tanto razonablemente responsables de las consecuencias de nuestros actos.”

“Y es que, al actuar mal y darnos cuenta de ello comprendemos que ya estamos siendo castigados, que nos hemos estropeado a nosotros mismos —poco o mucho— voluntariamente. No hay peor castigo que darse cuenta de que uno está boicoteando con sus actos lo que en realidad quiere ser.”
De modo que lo que llamamos «remordimiento» no es más que el descontento que sentimos con nosotros mismos cuando hemos empleado mal la libertad, es decir, cuando la hemos utilizado en contradicción con lo que de veras queremos como seres humanos. Y ser responsable es saberse auténticamente libre, el responsable siempre está dispuesto a responder de sus actos: « ¡Sí, he sido yo!»”
“En cuanto aparece lo irresistible, ¡zas!, deja a uno de ser libre y se convierte en marioneta a la que no se le deben pedir cuentas.”
“Un gran poeta y narrador argentino, Jorge Luís Borges, hace al principio de uno de sus cuentos la siguiente reflexión sobre cierto antepasado suyo: «Le tocaron, como a todos los hombres, malos tiempos en que vivir.» En efecto, nadie ha vivido nunca en tiempos completamente favorables, en los que resulte sencillo ser hombre y llevar una buena vida. Siempre ha habido violencia, rapiña, cobardía, imbecilidad (moral y de la otra), mentiras aceptadas como verdades porque son agradables de oír... “

“A nadie se le regala la buena vida humana ni nadie consigue lo conveniente para él sin coraje y sin esfuerzo”
Si obro bien cada vez me será más difícil obrar mal (y al revés, por desgracia): por eso lo ideal es ir cogiendo el vicio... de vivir bien.”
«"No hagas a los otros lo que no quieras que te hagan a ti" es uno de los principios más fundamentales de la ética. Pero es igualmente justificado afirmar: todo lo que hagas a otros te lo haces también ti mismo» (Erich Fromm, Ética y psicoanálisis).
CAPÍTULO 7

“Lo que hace «humana» a la vida es el transcurrir en compañía de humanos, hablando con ellos, pactando y mintiendo, siendo respetado o traicionado, amando haciendo proyectos y recordando el pasado, desafiándose, organizando juntos las cosas comunes, jugando, intercambiando símbolos...”
“Lo que a la ética le interesa, lo que constituye su especialidad, es cómo vivir bien la vida humana, la vida que transcurre entre humanos.”
“Y es que esa misma semejanza en la inteligencia, en la capacidad de cálculo y proyecto, en las pasiones y los miedos, eso mismo que hace tan peligrosos a los hombres para mí cuando quieren serlo, los hace también supremamente útiles.”
“Ya que el vínculo de respeto y amistad con los otros humanos es lo más precioso del mundo para mí”
Marco Aurelio (ideas)

“Primera: que quien roba, miente, traiciona, viola, mata o abusa de cualquier modo de uno no por ello deja de ser humano”
Segunda: Una de las características principales de todos los humanos es nuestra capacidad de imitación. La mayor parte de nuestro comportamiento y de nuestros gustos la copiamos de los demás. Por eso somos tan educables y vamos aprendiendo sin cesar los logros que conquistaron otras personas en tiempos pasados o latitudes remotas. En todo lo que llamamos « civilización», «cultura», etc., hay un poco de invención y muchísimo de imitación.”
“Ahora bien: si cuanto más feliz y alegre se siente alguien menos ganas tendrá de ser malo”

“¿En qué consiste tratar a las personas como a personas, es decir, humanamente? Respuesta: consiste en que intentes ponerte en su lugar. Reconocer a alguien como semejante implica sobre todo la posibilidad de comprenderle desde dentro, de adoptar por un momento su propio punto de vista.”
“Tener conciencia de mi humanidad consiste en darme cuenta de que, pese a todas las muy reales diferencias entre los individuos, estoy también en cierto modo dentro de cada uno de mis semejantes.”
“Pues eso es algo a lo que todo hombre tiene derecho frente a los demás hombres, aunque sea el peor de todos: tiene derecho —derecho humano— a que alguien intente ponerse en su lugar y comprender lo que hace y lo que siente.”
“Tomarte al otro en serio, es decir, ser capaz de ponerte en su lugar para aceptar prácticamente que es tan real como tú mismo, no significa que siempre debas darle la razón en lo que reclama o en lo que hace. Ni tampoco que, como le tienes por tan real como tú mismo y semejante a ti, debas comportarte como si fueseis idénticos.”
“El dramaturgo y humorista Bernard Shaw solía decir: «No siempre hagas a los demás lo que desees que te hagan a ti: ellos pueden tener gustos diferentes.» Sin duda los hombres somos semejantes, sin duda sería estupendo que llegásemos a ser iguales (en cuanto a oportunidades al nacer y luego ante las leyes), pero desde luego no tenemos por qué empeñarnos en ser idénticos.”
“Ponerte en el lugar del otro es hacer un esfuerzo de objetividad por ver las cosas como él las ve, no echar al otro y ocupar tú su sitio.”
CAPÍTULO 8
“Lo que se agazapa en toda esa obsesión sobre la «inmoralidad» sexual no es ni más ni menos que uno de los más viejos temores sociales del hombre: el miedo al placer. Y como el placer sexual destaca entre los más intensos y vivos que pueden sentirse, por eso se ve rodeado de tan enfáticos recelos y cautelas.”
“El placer nos distrae a veces más de la cuenta, cosa que puede resultarnos fatal. Por eso los placeres se han visto siempre acosados por tabúes y restricciones, cuidadosamente racionados, permitidos sólo en ciertas fechas, etc.: se trata de precauciones sociales (que a veces perduran aun cuando ya no hacen falta) para que nadie se distraiga demasiado del peligro de vivir.”
“A los calumniadores profesionales del placer se les llama «puritanos». ¿Sabes quién es puritano? El que asegura que la señal de que algo es bueno consiste en que no nos gusta hacerlo. El que sostiene que siempre tiene más mérito sufrir que gozar (cuando en realidad puede ser más meritorio gozar bien que sufrir mal). Y lo peor de todo: el puritano cree que cuando uno vive bien tiene que pasarlo mal y que cuando uno lo pasa mal es porque está viviendo bien. Por supuesto, los puritanos se consideran la gente más «moral» del mundo y además guardianes de la moralidad de sus vecinos.”
El placer es muy agradable pero tiene una fastidiosa tendencia a lo excluyente: si te entregas a él con demasiada generosidad es capaz de irte dejando sin nada con el pretexto de hacértelo pasar bien. Usar los placeres, como dice Montaigne, es no permitir que cualquiera de ellos te borre la posibilidad de todos los otros y que ninguno te esconda por completo el contexto de la vida nada simple en que cada uno tiene su ocasión. La diferencia entre el «uso» y el «abuso» es precisamente ésa: cuando usas un placer, enriqueces tu vida y no sólo el placer sino que la vida misma te gusta cada vez más; es señal de que estás abusando el notar que el placer te va empobreciendo la vida y que ya no te interesa la vida sino sólo ese particular placer. O sea que el placer ya no es un ingrediente agradable de la plenitud de la vida, sino un refugio para escapar de la vida, para esconderte de ella y calumniarla mejor...”
“Cuando un placer te mata, o está siempre —para darte gusto— a punto de matarte o va matando en ti lo que en tu vida hay de humano (lo que hace tu existencia ricamente compleja y te permite ponerte en el lugar de los otros)... es un castigo disfrazado de placer, una vil trampa de nuestra enemiga la muerte. La ética consiste en apostar a favor de que la vida valga la pena, ya que hasta las penas de la vida valen la pena.”

Lo máximo que podemos obtener sea de lo que sea es alegría.”

“¿Qué es la alegría? Un «sí» espontáneo a la vida que nos brota de dentro, a veces cuando menos lo esperamos. Un «sí» a lo que somos, o mejor, a lo que sentimos ser. Quien tiene alegría ya ha recibido el premio máximo y no echa de menos nada; quien no tiene alegría —por sabio guapo, sano, rico poderoso, santo, etc., que sea— es un miserable que carece de lo más importante. Pues bien, escucha: el placer es estupendo y deseable cuando sabemos ponerlo al servicio de la alegría, pero no cuando la enturbia o la compromete.”

“Al arte de poner el placer al servicio de la alegría es decir, a la virtud que sabe no ir a caer del gusto en el disgusto, se le suele llamar desde tiempos antiguos templanza. Se trata de una habilidad fundamental del hombre libre.”

Desengáñate: cuando a uno le gusta sentirse «culpable», cuando uno cree que un placer es más placer auténtico si resulta en cierto modo «criminal», lo que se está pidiendo a gritos es castigo... El mundo está lleno de supuestos «rebeldes» que lo único que desean en el fondo es que les castiguen por ser libres, que algún poder superior de este mundo o de otro les impida quedarse a solas con sus tentaciones.”

CAPITULO 9

La ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible; el objetivo de la política es el de organizar lo mejor posible la convivencia social, de modo que cada cual pueda elegir lo que le conviene. Como nadie vive aislado (ya te he hablado de que tratar a nuestros semejantes humanamente es la base de la buena vida), cualquiera que tenga la preocupación ética de vivir bien no puede desentenderse olímpicamente de la política.

En una palabra, hay diferencia entre la pregunta ética que yo me hago a mí mismo (¿cómo quiero ser, sean como sean los demás?) y la preocupación política porque la mayoría funcione de la manera considerada más recomendable y armónica.

“Quien desee la vida buena para sí mismo, de acuerdo al proyecto ético, tiene también que desear que la comunidad política de los hombres se base en la libertad, la justicia y la asistencia. La democracia moderna ha intentado a lo largo de los dos últimos siglos establecer (primero en la teoría y poco a poco en la práctica) esas exigencias mínimas que debe cumplir la sociedad política: son los llamados derechos humanos cuya lista todavía es hoy, para nuestra vergüenza colectiva, un catálogo de buenos propósitos más que de logros efectivos.”

“A través de mí, la ética lo único que puede decirte es que busques y pienses por ti mismo, en libertad sin trampas: responsablemente. He intentado enseñarte formas de andar, pero ni yo ni nadie tiene derecho a llevarte en hombros.”

“Ya que se trata de elegir, procura elegir siempre aquellas opciones que permiten luego mayor número de otras opciones posibles, no las que te dejan cara a la pared. Elige lo que te abre: a los otros, a nuevas experiencias, a diversas alegrías. Evita lo que te encierra y lo que te entierra. Por lo demás, ¡suerte! Y también aquello otro que una voz parecida a la mía te gritó aquel día en tu sueño cuando amenazaba arrastrarte el torbellino: ¡confianza!”

CONCLUSIONES

Tengo que aceptar que el libro me mostro cosas que no había considerado, teniendo un estilo particular de hablar, de tú a tú. Me gustaron las frases hechas al final de cada capítulo, que tenían como misión en resumir las ideas expuestas en cada capítulo pero de diferentes libros o autores.

Me ha mostrado y explicado sobre las cosas que me recomienda hacer, de lo que me puede hacer feliz, ser mejor persona y vivir humanamente, o como dice el libro: “tener una buena vida”. Claro que para lograrlo necesito la ayuda de la ética, de la libertada para decidir, de reflexionar lo que hago, identificar qué es lo malo y lo bueno, tratar a los demás como personas y no como objetos, a entender a los demás y ver a futuro, de los planes a futuros que realmente me convienen.

En mi opinión me gusto lo expuesto por el autor, en lo la forma en que desarrollo su tema, lo que tenía que exponer, las preguntas que realizaba y las historias y las explicaciones que otorgaba.

Ahora mi compromiso es utilizar lo que me ha enseñado y de lo que obtenido a lo largo de mi vida para lograr el objetivo, el camino que me han mostrado.

EN LA SIGUIENTE HOJA SE ENCUENTRA UN MAPA CONCEPTUAL ACERCA DE ALGUNOS TEMAS O CONCEPTOS QUE SE VIERON EN EL LIBRO Y SUS RELACIONES ENTRE ELLAS


Dar y recibir afectos de cariño, amistad y amor

Lo Malo

Lo Bueno

Hay que dejarse de órdenes y costumbres de premios y castigos, en una palabra de cuanto quiere dirigirte desde fuera, y que tienes que plantearte todo este asunto desde ti mismo, desde el fuero interno de tu voluntad. No le preguntes a nadie qué es lo que debes hacer con tu vida: Pregúntatelo a ti mismo.

Interrogaciones internas

Haz lo que quieras

Uso inadecuado de la libertad y por ello un descontento con nosotros mismo, sentimiento de culpa y soledad, decepción de uno mismo.

Reflexión

Responsabilidad

Remordimiento

Salen de uno mismo, espontáneamente

Vienen de afuera, se imponen sin pedirte permiso y te dejas llevar por aquello para evitar castigos o ser aceptado

Sentir empatía, ponerse en el lugar del otro y entenderlo, tratar a los humanos como personas y no como objetos de uso y conveniencia; evitar lo que le haga daño y disfrutar de la vida teniendo lo necesario y dar importancia a las relaciones humanas

Caprichos

Costumbres

Realiza decisiones y acciones en base a

Motivos

Decisiones razonadas

Desarrolla e influye en la

Vida entre humanos

Alegrías y placeres

Ayuda a

BUENA VIDA

Ordenes

Libertad de elegir

Conciencia

Nos guía hacia

ÉTICA: La ética es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconFernando Savater Ética para
«Y cuando estemos muy adentro siguió fantaseando la tierna criatura os tiraré a los dos al agua para que os ahoguéis.» Del cora­zón...

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconLa etica en las religiones la ética en la religión, La ética budista,...

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconEtica para amador
«raro» por su bien, salvo que su «rareza» consista en hacer daño al prójimo directa y claramente

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconFernando Savater, Ed. Ariel, México, 1997, 21-35

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconLa Filosofía y la Poesía -a partir de Fernando Savater

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconFernando Savater, Ed. Ariel, México, 1997, 21-35

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconEpílogo del libro La ética hacker, de Petra Himanen

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconEl entonces presidente de la aepp, D. Fernando Delgado, me pidió...

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconApuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18

Resumen del libro “Ética para amador” de fernando savater iconResumen del libro






© 2015
contactos
l.exam-10.com