En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual






descargar 145.1 Kb.
títuloEn la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual
página3/10
fecha de publicación30.05.2015
tamaño145.1 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Comparación

¿Qué relación existe entre la ascesis cristiana y estas modalidades?

.Respecto a las dos primeras está en relación de continuidad que las trascien­de. Respecto a la tercera, la relación es de incompatibilidad.

a) La continuidad que existe entre la ascesis cristiana y la ascesis moral es manifiesta. Basta fijarse "en la debilidad y en la fragilidad humanas, que sólo no podría ver un optimismo alejado de la vida", para concluir que "esta ascesis moral constituye un deber que nunca podría descuidar la predicación cristia­na". El ejercicio de la autodisciplina y del control que mira a liberar y desarro­llar cuanto hay de positivo en el ser humano constituye una exigencia irrenunciable. Es el motivo por el que "la concepción católica la considera como la más importante. Nos lo demuestra una simple mirada a la literatura ascética de la época moderna".

Sin embargo, no basta la ascesis moral para definir la ascesis cristiana. Al menos, por dos razones.

En primer lugar -y sólo para comenzar por el plano práctico- porque la ascesis moral no puede explicar el número impresionante y la radicalidad de las renuncias, privaciones y penitencias que se encuentran de hecho en la historia del cristianismo y en la vida de muchos santos. Si la ascesis cristiana se redujera al esfuerzo por conservar y desarrollar las virtudes frente al empuje de las pasio­nes, ya no tendría sentido la evidente añadidura de la práctica cristiana. Sería preciso "juzgar estos hechos como insensatos y exageraciones de carácter priva­do, o verlos a la luz de influjos del ambiente histórico y cultural, que no tiene nada que ver con el cristianismo". Para explicar esta práctica cristiana, hay que admitir que las razones de la ascesis cristiana van más allá de las motivaciones de la mera ascesis moral.

En segundo lugar, porque "si la ascesis moral tuviera que ser la explicación adecuada de la ascesis cristiana, no se justificaría su carácter revelado y misterio­so, que constituye el núcleo central del ser y de la vida cristiana. En efecto, se puede justificar plenamente también la ascesis moral frente al mundo e inde­pendientemente de la fe cristiana". Reducir la ascesis cristiana a la ascesis moral, que es sustancialmente inteligible, aun prescindiendo de la revelación, no equivale en modo alguno a confirmar, sino a negar lo que es específicamente cristiano.

b) Igual que la ascesis moral, también La ascesis cultual está en relación de continuidad real con la ascesis cristiana: porqué tiene él cometido "de procla­mar el carácter absoluto y santo de Dios, su soberanía sobre los hombres y sobre toda criatura, de implorar su perdón, de realizar de manera tangible el don de sí a él y a su servicio". La ascesis cultual tiene su origen en el sentido de lo sagra­do, lo cultiva y guarda: y la ascesis cristiana no puede ciertamente prescindir del sentido de lo sagrado.

A pesar de esto, las dos objeciones planteadas al tratar de la ascesis moral se aplican también íntegramente a esta segunda forma de ascesis; viene a encon­trarse, por tanto, en la misma condición de insuficiencia.

c) En cuanto a la ascesis mágica, los términos con que se presenta demues­tran que se trata" de "Una" concepción que está en total "contraste con el mensaje cristiano sobre la verdadera vida divina que nos confiere el amor soberanamente libre de Dios, gracias a un don enteramente gratuito". Es verdad que, para lle­narse de Dios, es menester vaciarse de sí, que "ni suele ni puede Su Majestad dejar de darse a quien se le da toda". Pero tal imposibilidad procede de la infi­nita verdad del amor de Dios a sus criaturas, de ninguna manera de una presun­ta capacidad de la criatura que obligue a Dios a darse.

Por eso, "este intento ascético de divinizarnos a nosotros mismos y de liberar cuanto hay en nosotros de verdaderamente divino y que no está amenazado por nuestra situación de auténticos mortales, se revela como una voluntad del hom­bre de llegar a ser Dios: hybris condenada al naufragio". Es por esta razón por la que, en lugar de mística (= que trata de forzar el umbral de la mística) hemos preferido llamarla, sin términos medios, mágica (= para subrayar la pretensión de imponerse a Dios).

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconUna profunda fe en Dios, en la Virgen María y en la corte celestial...

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconDonde Dios todavía es mujer: Sor Juana y la teología feminista
«absoluta Señora de todo lo criado» (núm. 406, V. 475)1; o bien Maestra Divina, Sabiduría, Luciente Aurora, matutina Lux, Luna, Reina...

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconUn camino espiritual para descubrir a Dios

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconPersona que atormentada por el descontento espiritual, reza a Dios intensamente

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconBibliografía en el presente trabajo se analizará la presencia de...

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual icon1 Recreaciones y falseamientos 4 Elementos de ficción y escenificaciones...

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconTeología alienígena concepto de dios según los extraterrestres física de la deidad

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconLa vida espiritual del sacerdote

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconTexto publicado por los Servicios Koinonía en homenaje a John hick
«esa rama de la teología que muestra que, en oposición a las otras religiones, la religión cristiana es el Camino, la Verdad y la...

En la presencia de Dios. Elementos de teología de la vida espiritual iconEl aumento cuantitativo y cualitativo de la Tercera edad en muchos...






© 2015
contactos
l.exam-10.com