Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina






descargar 471.9 Kb.
títuloModulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina
página9/11
fecha de publicación06.06.2016
tamaño471.9 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Perú Por: Rev. Evelio Vásquez Superintendente del Distrito de Perú Norte.



El 1º de noviembre 2004, se celebró 90 años de la llegada del primer misionero al Perú, el pastor Roger Winans. Este héroe de la fe, en obediencia a una visión que tuvo en uno de sus encuentros gloriosos con el Señor, semejante a la de Pablo en Troas cuando recibió la invitación del varón macedónico, “alcanzó a ver una tribu de indígenas del Alto Amazonas y una mano parecía señalar hacia ellos”. Teniendo tal convicción que ese era su campo misionero, Roger Winans y su esposa Mary Hant, pagando sus propios pasajes y otros gastos de viaje, partieron desde California rumbo al Perú, en 1914.Llegaron a Pacasmayo, un puerto del Norte del Perú.
Los tres primeros años, Roger Winans había realizado la obra por su cuenta. Oficialmente la sede de la Iglesia del Nazareno autorizó la apertura de la obra en Perú en 1917. Desde Pacasmayo se proyectó hacia los andes y luego a la selva amazónica, aunque sin dejar de predicar en los pueblos y ciudades de la costa, pero para Winans su mayor realización fue llegar a la tribu indígena que había visto en su visión en Kansas.
En la primera década de ministerio de la Iglesia del Nazareno, se establecieron 8 iglesias y 6 misiones, pero al celebrar las Bodas de Oro (1967), se habían organizado 61 iglesias con una membresía de 2919, la mayoría de las congregaciones ubicadas en la Sierra y en la Selva del Norte del Perú.
Al cumplir Bodas de Diamante (1992), por el amor y la pasión de los pastores y de las iglesias para seguir creciendo, especialmente en la década de los 1980s, hubo mucha motivación hacia el crecimiento. En el país teníamos 500 iglesias con una membresía de 30000. Para el presente año 2004, el reporte estadístico nos dice que tenemos 46730 miembros, distribuidos en 763 iglesias activas y en 16 distritos eclesiásticos.
El área más evangelizada y donde está la mayor parte del pueblo nazareno (93%) sigue siendo el Norte del Perú, abarcando las tres regiones naturales del país. De estas regiones han salido cientos de pastores que han gastado sus energías y sus fuerzas estableciendo también cientos de iglesias. Los pastores actuales han tomado sobre sus hombros la misión de la iglesia y llevan la posta, continuando la visión de Roger Winans.
Estas nueve décadas de ministerio de la Iglesia del Nazareno en el Perú, han marcado algunas huellas, han elaborado algunos paradigmas y soportes que han permitido cumplir la tarea en gran medida, ganándose además un espacio y respeto en la sociedad y en la fraternidad del pueblo evangélico en el país.
En este marco de referencia, también reconocemos y la iglesia lo sabe, que el enfoque de la misión fue el área rural, especialmente los andes y la amazonía, donde se establecieron iglesias pequeñas, cuya tendencia en los últimos años ha sido a decrecer o desaparecer por el fenómeno migratorio campo-ciudad. Ahora hay algunos esfuerzos por conquistar las ciudades, pero son muy escasos.
Preguntamos a uno de nuestros líderes pertenecientes a la primera generación de presbíteros de la Iglesia del Nazareno, ¿Cuál, o qué es la mejor herencia de la Iglesia del Nazareno para la presente generación?- El Dr. Esperideón Julca, puntualizó dos cosas: La doctrina y un liderazgo comprometido, que nos han dejado huellas imborrables.
La doctrina, no siempre es fácil articularla de una generación a otra. En el caso nuestro, podemos ver y leer, no sólo en la “galería” de aquellos nazarenos que ya están en la otra rivera, su vida de santidad y de compromiso con Dios y con la Iglesia del Nazareno; todavía quedan, aunque muy pocos, maestros de la doctrina y de la vida de santidad que nuestra iglesia propaga.
Vamos a señalar algunos factores desde la perspectiva histórica, haciendo una aproxima­ción autóctona, de este largo recorrido de nuestra Iglesia en el Perú.
1. Un liderazgo comprometido y con pasión por los perdidos

Desde los inicios, Roger Winans, los misioneros que le siguieron, pastores y obreros nacionales, fueron nutridos con la abnegación, gran pasión y compromiso, para llevar el evangelio a pueblos y lugares remotos, dejando huellas imborrables para las futuras generaciones.
Este legado todavía estremece y toca a las generaciones actuales que se involucran en el ministerio por el llamado que Dios les hace. En este mosaico de la Iglesia del Nazareno en el Perú, es fácil encontrar a cientos de jóvenes pastores, predicando y enseñando la Palabra con tanto amor y con gran pasión, privados la mayoría de un sueldo digno o de una casa cómoda para vivir. Su compromiso con Dios y con la iglesia prima por sobre estas necesidades. La mayoría de nuestras iglesias están ubicadas en las zonas más deprimentes, donde los pastores en su mayoría se han encarnado para hacer la obra del Señor Jesucristo.
Los primeros misioneros y pastores peruanos tal vez, no utilizaron el lenguaje de “misión integral” que se propone a la iglesia de nuestros días, pero desde los albores de la Iglesia del Nazareno en el Perú, se predicó un evangelio integral. Juntamente con la proclamación del evangelio, establecieron escuelas de enseñanza para niños y jóvenes, enseñaron sobre la agricultura, la ganadería, compartían su comida en el viaje, enseñaron inglés, etc. Todo ello para que el mensaje del evangelio tuviera impacto en las comunidades y pueblos donde iban.
1920, paralelamente a la Escuela de enseñanza básica, se creó la Escuela Bíblica para preparar obreros nacionales para el ministerio cristiano. Al parecer nunca se cerró esta Escuela Bíblica, hoy es el Seminario Teológico Nazareno, que ofrece Bachillerato y Licenciatura en Teología, además es sub sede del Seminario Nazareno de las Américas, ubicado en Costa Rica, para la Maestría en Ministerio Cristiano.
Esta institución, ha sido, y será el semillero de los siervos del Señor, que la iglesia peruana y latinoamericana necesita hoy. Desde sus inicios, el Seminario ha sido un “soporte”, no sólo de entrenamiento en Biblia y Teología, sino en visión y misión para la Iglesia del Nazareno en el Perú. Hoy cuenta con cerca de un centenar de alumnos en residencia y alrededor de 500 por extensión – ETED.

La iglesia ha entendido que la Proclamación y la Enseñanza, son dos rieles por donde camina la iglesia. Aunque no podemos auto sustentarnos en un cien por cien en lo que se refiere a lo económico en el Seminario, se da un fuerte énfasis a la educación teológica de los pastores e inclusive de laicos que están sirviendo en sus iglesias locales. Por ello, el Seminario juega un papel muy importante en el desarrollo de la Iglesia del Nazareno.
Otro “Soporte” que tiene la iglesia del Nazareno en el Perú, es la estrategia de plantar iglesias. Cada iglesia local debe llegar a ser una “iglesia madre”, y es así cuando ha plantado una iglesia hija. A manera de ejemplo, la Primera Iglesia de Chiclayo ha plantado alrededor de 20 iglesias, en las zonas urbano-marginales y en pueblos pequeños.
Entender de esta manera el crecimiento de la iglesia, nos ha conducido a organizar 16 distri­tos en los veinte últimos años; doce en el Norte siendo los más grandes, tres en el Centro, y uno en el Sur. Allí es donde están los campos blancos para la Iglesia del Nazareno.
La escuela dominical como estrategia de la iglesia, recibida muy tempranamente, nos ha permitido desarrollar el discipulado y la maduración de la Iglesia, en la doctrina e identidad como Iglesia del Nazareno. Pero también ha sido una metodología de crecimiento cuantitativo, la multiplicación de clases y de escuelas dominicales ha dado origen a muchas iglesias nuevas. Por ello, se ama mucho la Escuela Dominical, y mediante ella se mide el progreso de las iglesias, crecimiento o decrecimiento numérico.
Es posible que se requiera cambios y dinamismo en lo que se refiere a la educación cristiana dentro de la iglesia, pero todavía la Escuela Dominical es un valor muy significativo en la Iglesia del Nazareno en el Perú.
Las Asambleas Distritales, generalmente han sido tiempos de celebración, de avivamiento y capacitación para la iglesia, y el avance de la obra. Hasta ahora hay gran expectativa, no sólo de escuchar informes y aprobar resoluciones, sino de una visita especial y un toque renovador del Espíritu Santo.
Los tres departamentos de la iglesia, han asumido desde sus inicios con mucha responsabilidad sus ministerios a nivel distrital y local. Han involucrado a la iglesia, en desafíos y capacitaciones, dando mucho entusiasmo para llevar adelante el extendimiento del reino de Cristo. Sólo para mencionar uno, la J.N.I., siempre se ha preocupado por dar un espacio especial a los jóvenes, mediante la celebración de campamentos inolvidables, retiros, congresos y diversos encuentros, donde el Señor ha llamado a muchos de ellos al ministerio pastoral.
La Celebración de Bodas de Diamante (1992) e Iberoámerica 2002, fueron dos experiencias singulares para la iglesia, espacio que nos permitió analizar cómo estamos haciendo la tarea en un contexto global, y lo que implica los nuevos desafíos. Fue precioso ver que cientos de jóvenes fueron tocados y llamados por el Señor al campo misionero, muchos de ellos son pastores ahora y otros están esperando la oportunidad de prepararse y salir a abrir nuevas iglesias o misiones en campos blancos.

Al mirar los albores de la Iglesia del Nazareno en el Perú, es pertinente acordarnos de las huellas y paradigmas de cómo hacer iglesia: amor abnegado, privaciones y sacrificio, eran los nutrientes de los siervos del Señor. Nos dejaron una doctrina clara y profunda mediante el testimonio de una vida de santidad, necesitamos dar una nueva lectura y con detenimiento para captar el espíritu y no quedarnos sólo con la letra, “... porque la letra mata, más el espíritu vivifica” (2ª Co. 3:6b)
Hemos gestado, a través de estos años, un liderazgo nacional. La Iglesia del Nazareno está en manos de los líderes peruanos: superintendentes distritales, rectores de seminarios, presidentes de juntas nacionales y pastores en su gran mayoría dedicados únicamente al ministerio. También algunos líderes internacionales se han gestado en el seno de la Iglesia del Perú.
Aunque la iglesia, ha sido de alguna manera sensible y abierta a los cambios, también tenemos que señalar lo que no hemos “gestado” como debiéramos, iglesias grandes y urbanas. Este es uno de los desafíos y preocupaciones del liderazgo nacional ahora. Tampoco hemos logrado establecer centros de estudios superiores por la Iglesia del Nazareno, y están las iniciativas de varios años atrás de realizar este sueño.
Pero, el desafío mayor que tenemos, es que los líderes, en todos los niveles de la iglesia, se mantengan íntegros y con las posibilidades de ensanchar sus ministerios hasta hacerlos grandes, para la gloria de Dios. Estamos conscientes que en las últimas dos a tres décadas, el avance de la iglesia ha sido mellado por el mal testimonio de sus líderes
Damos gracias a Dios por la manera como ha guiado a la Iglesia del Nazareno en el Perú, confiamos que lo seguirá haciendo con los desafíos que tenemos por delante. 21


  • Bolivia Por: Rev. Macedonio Daza, Superintendente del distrito boliviano


La Iglesia del Nazareno empezó a trabajar en Bolivia desde 1945, pero oficialmente fue fundada el 18 de abril 1946. Desde sus inicios la Iglesia del Nazareno en Bolivia comenzó la obra respondiendo a las necesidades sociales; donde se comenzaba una iglesia en una comunidad, allí también se abría una escuela diaria. Se estaba cumpliendo con la misión de la iglesia haciendo un aporte para el desarrollo humano.

Recibimos la doctrina bíblica de la entera santificación, no bien comprendida, una doctrina sin praxis, y praxis sin doctrina. Digo así porque teniendo la doctrina no se pudo aplicar y hubo algunas prácticas más externas que nada tienen que ver con la doctrina de la pureza de corazón.

Recibimos una iglesia misionera ya que en las primeras décadas fue notoria la expansión y contamos con varios misioneros, cada uno haciendo un trabajo específico en su área.

Recibimos la educación teológica, empezando desde una escuela bíblica y ascendiendo a un seminario teológico, aunque con metodología repetitiva y memorística, y con poca reflexión teológica.

Una iglesia internacional, una de las pocas iglesias con esta característica por cierto muy interesante pero costosa. De alguna manera eleva la autoestima de nuestros miembros y líderes cuando en nuestras ciudades se levantan las mega-iglesias sacando membresías de otras denominaciones, pero la iglesia del Nazareno ha sido muy poco afectada.
Una iglesia con gobierno representativo, que no está en los extremos del congregacionalismo ni del episcopalismo; como testimonio de esa forma de gobierno, no sufrimos divisionismo, mucho menos fracturas significativas.

Hemos recibido una iglesia que trabaja con los pobres y seguimos trabajando con ellos; si tenemos algunos pocos miembros de clase media son producto de la segunda o tercera generación de nuestros creyentes.

Como se llegó al contexto Aymara en los primeros años, que es una de las etnias mayores de Bolivia situada en la sede de gobierno, adoptamos una teología comunitaria, practicando el valor cultural precolonial del “Ayni” (hoy por ti mañana por mí), el “Ayllu” (comunidad), y “apthapi” (juntar para redistribuir.) Como prueba de ello muchos campamentos y juntas que se llevan en áreas rurales del altiplano, no se pagan inscripciones. Ocurre lo mismo entre los quechuas; por supuesto, solo ocurre donde los colonizadores no destruyeron dichos valores.
En la adoración traducimos nuestros himnos al aymara, (repitiendo solamente el estilo de la cultura madre, convirtiéndonos en subcultura) pero no al quechua ni al guaraní que también son etnias significativas del país. Luego se hizo la composición de nuevos himnos con sabor andino en cooperación con CALA (Comisión de Alfabetización en Literatura Aymara), junto a otras denominaciones hermanas.
Participamos del ecumenismo dentro del ámbito evangélico (aunque mal interpretada la palabra “ecuménico” por muchos en nuestro contexto) y somos miembros fundadores de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia, como también de Iglesias Evangélicas Unidas, y por último, somos cofundadores de la Fraternidad de Educadores e Instituciones Teológicas (1965,1966,1995 respectivamente.)

Hemos desarrollado campamentos distritales para niños, adolescentes, jóvenes, matrimonios jóvenes y adultos; muchas veces se ha alcanzado una asistencia hasta de mil personas.
Hubo expansión de la iglesia. Crecimiento cuantitativo en 1983, cuando el distrito La Paz- Bolivia marcó el record mundial de la denominación, en el domingo del jubileo de la Iglesia. Por problemas sociopolíticos en el país era necesario traspasar el liderazgo a los nacionales, aunque la iglesia no estaba preparada del todo, ya que el liderazgo vertical misionero nos había acostumbrado a ser dependientes. Sin embargo, ha sido para bien de la iglesia asumir nuestro rol como iglesia boliviana, contar con nuestros líderes nacionales y juntos tomar decisiones sabias para el futuro, un liderazgo del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.
Nos hemos preocupado más por lo estadístico sin pensar en la calidad de vida de los creyentes, énfasis en el evangelismo sin el discipulado. En un año de gracia para borrar miembros, el año 2002, arrojó como resultado cerca del 30 % de miembros inexistentes.

Estoy convencido que tenemos buena teología, además es totalmente bíblica, pero no se lleva a la práctica, solo un 25% de los miembros en plena comunión viven y piensan de la manera que se presenta nuestra teología
Hubo mucha dependencia y falta de creatividad del liderazgo nacional. Algunos pastores que trabajaron con los misioneros, siguen pidiendo al distrito incluso para pintar la capilla
Cerramos nuestras escuelas diarias y las clínicas que existían hasta la década 70, ¿por qué? Se dice que no teníamos profesionales Nazarenos en ese tiempo para encarar los proyectos iniciados, ni se reclutó a personas adecuados para ése trabajo.

Nuestros misioneros ya no se dedican a abrir nuevas obras; están más dedicados al control de estadísticas y finanzas. Nos faltó promover misioneros nacionales para abrir obras en ciudades importantes del país.
Los pastores ya no se dedican a tiempo completo a la iglesia; solo hay un 5% que están a tiempo completo en el ministerio pastoral. Claro, antes habían mas pero también recibían una subvención. Por otro lado, la iglesia está fallando en su mayordomía; se olvidaron en diezmar y sostener al siervo de Dios.
Hemos dejado de dar énfasis a la doctrina de santidad; más nos hemos dedicado al evangelismo, como ser “un sistema de movimiento”, la película Jesús y otros a nivel internacional; pero no hemos dado estrategias para compartir nuestra doctrina, ni se ha gestado a nivel nacional.
Ahora hay un despertar y necesidad de conocer nuestra identidad. Cuando surgen muchos grupos evangélicos independientes, es necesario que cada nazareno sepa quien es y qué cree. Es fácil perder la identidad en un mundo globalizado. Otra cosa que hicimos mal es la división de distritos, sin análisis y estudios de factibilidad. Como resultado hay distritos estancados y en retroceso, excepto los distritos ubicados en las ciudades troncales.
Bolivia tiene seis distritos. Un total de 246 iglesias, con una membresía de 10,507.

Hacer una revisión y redistribución de los distritos, que tengan vinculación entre área urbano y rural, y una proporción adecuada de ministros. En visión, alcanzar a nuevas áreas geográficas, dos ciudades importantes como ser Sucre y Potosí, desde La Paz con misionero distrital. El distrito más grande está promoviendo el mantener un misionero para alcanzar nuevas ciudades y áreas geográficas.
La educación teológica continúa equipando líderes, manteniendo un promedio de 30 alumnos en residencia. Y unos 150 en educación descentralizada. Con relación a la educación secular fuimos uno de los fundadores y patrocinadores de la Universidad Evangélica Boliviana; Ministerios de compasión trabajan en convenio con otras ONGs cristianas; en cuanto a la iglesia en su vocación de servicio en áreas rurales, hay una cooperación entre hermanos muy solidarios. Pero en la mayoría de las iglesias del país se hace muy poco en relación de la responsabilidad social.
Se está empezando a construir una clínica en la ciudad de Santa Cruz. Ahora contamos con centenares de profesionales en nuestras iglesias, que sin duda alguna, permitirá que surjan algunos proyectos en futuro inmediato.
Con relación a la teología de la misión “...abarca todo lo que Dios quiere que su pueblo haga en el mundo. Por lo tanto incluye la evangelización y la responsabilidad social, dado que ambas son expresiones auténticas del amor que anhela servir al hombre en su necesidad.”(John Stott)

Revisando la historia de la iglesia del Nazareno en Bolivia, los años en que creció mas la obra fueron aquellos en que hubo respuesta a las necesidades sociales y no solamente espirituales. Es así como se registran las escuelas diarias en las primeras décadas de la iglesia, y en la década de los 1980s el convenio con la institución de Compasión Internacional, aunque este último ha sido más asistencial no ayudando en la transformación del ser y su desarrollo. 22


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconIi congreso de Historia Intelectual de América Latina [Centro de...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconIi congreso de Historia Intelectual de América Latina [Centro de...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconBibliografía fontana Joseph y Maria Delgado Rivas 2000. La política...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconSatélite is9: América latina, América Central y España Mayo de 2007

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconLos condicionantes de la gobernabilidad democrática en América Latina de fin de siglo[*]

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconEl Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"
«Cierto, usted tiene razon, pero se refiere tambien a la Iglesia, más bien sobre todo a la Iglesia porque esta situacion no hiere...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconColección del Centro Editor de América Latina

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconUtopías urbanas: geopolíticas del deseo en América Latina

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconLos trabajos y los días. Revista de la cátedra de Historia Socioeconómica...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconCompañeros de las Artes, del pueblo de Chile y de América latina






© 2015
contactos
l.exam-10.com