Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina






descargar 471.9 Kb.
títuloModulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina
página10/11
fecha de publicación06.06.2016
tamaño471.9 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Chile Rvdo. Richard Faúndez, pastor de la Iglesia del Nazareno en Talcahuano.


En esta presentación, expondré lo que ha sido la historia de los nazarenos en Chile, desde el prisma de la herencia recibida y el aporte nacional, sin considerar el aporte personal de muchos misioneros, pastores y laicos, que en el tiempo, han ido dándole forma a la Iglesia en mi país.
Comenzaré con una revisión de las estadísticas y de la historia, para luego, exponer el legado que considero de mayor relevancia, para terminar con un vistazo analítico a éste, nuestro pasado reciente y a la obra en ellos realizada.

A la fecha, la Iglesia del Nazareno en Chile, posee 1700 miembros en plena comunión, que se congregan en 40 congregaciones, divididas en cuatro distritos, que abarcan desde Arica por el norte hasta Lanco por el Sur, con presencia en 8 de las 13 regiones del país.
Su liderazgo incluye a tres superintendentes nacionales y un superintendente misionero, que a la vez es el Rector del Seminario; 23 ministros ordenados y 17 ministros licenciados.
Además, funciona el Seminario Bíblico Nazareno, que cuenta con 6 centros de extensión y la modalidad de residencia reanudada desde hace un año, donde actualmente se prepara alrededor de 50 estudiantes ministeriales.
Así se resumen, en términos estadísticos, los 42 años de nuestra historia. La iglesia se tiene que entender más allá de ese conjunto de cifras. Los años de historia nos invitan a pensar en las personas que están detrás de esos números y que han hecho posible su permanencia, con sus virtudes y defectos, con sus aciertos y sus errores.
Para llegar a una comprensión de la obra en la actualidad, nos adentraremos en su pasado y desde allí intentar una respuesta. Para esto, veremos algo de su historia. La Iglesia inicia oficialmente su obra en el año 1962, cuando la Misión Independiente de Santidad se une a la Iglesia del Nazareno, con todo su patrimonio y su obra misionera internacional. Muchos de sus ministros deciden solicitar el reconocimiento de sus credenciales de presbíteros a la Iglesia del Nazareno, entre ellos, el Rvdo. Boyd Skinner, quien junto a su esposa, estuvo trabajando en la ciudad de Arica desde principios de la década de los cincuenta y se les consideran los fundadores de la Iglesia en Chile.

A la fecha de la unión de su Misión con los nazarenos, los Skinner ya han organizado una iglesia local en la ciudad de Arica y muchas otras en el Altiplano chileno. Luego, en 1967, Chile es declarado un distrito y la sede se instala en su capital, Santiago, donde la obra sigue en manos de los misioneros norteamericanos.
Desde Santiago, la obra se extiende hacia el sur del país. Para la mitad de los setenta, la iglesia se establece en Concepción. La iglesia comienza a vivir años de gran crecimiento y desarrollo, incorporándose un número significativo de obreros nacionales, gracias al empuje misionero y la incorporación de obreros nacionales. Esto incluye participación en el liderazgo, desarrollo de congregaciones y su financiamiento. También se compran terrenos y se edifican la mayoría de los templos con que hoy cuenta la Iglesia.
Las iglesias locales comienzan a dar señales de un sano fortalecimiento, en tanto, el Seminario Bíblico se nutre de cada vez más aspirantes al ministerio. Todas las iglesias locales llegan a ser pastoreadas por líderes chilenos. En esta época, el hermano Skinner establece la iglesia local más austral: Lanco. Pequeña obra que todavía impone el desafío de superarla como frontera sur de la Iglesia.
Cierra este ciclo, a mitad de los ochenta, la división territorial en distritos. Durante el año 84, el país es organizado en tres distritos y, luego, en el año 85, se suma un cuarto distrito; incorporándose en la superintendencia a dos pastores nacionales.
Aquí se inicia un periodo, que podría ser llamado de ajuste. El crecimiento es mínimo, la formación de liderazgo pastoral queda en manos de los distritos y la responsabilidad del financiamiento es asumida por las congregaciones locales.
En este punto de la ponencia quisiera resaltar la herencia que hemos recibido ya que sería injusto para todos aquellos hombres y mujeres que han servido a la obra del Señor, a través de la Iglesia del Nazareno, no reconocer el fruto de su trabajo: Misioneros, pastores nacionales y laicos, han contribuido de una y otra manera a construir la Iglesia, nuestra iglesia.
En primer lugar, recibimos la Iglesia misma. Sin el interés de esos primeros misioneros, hoy no la tendríamos. Así que, gracias a Dios y al interés de esos pioneros, tenemos hoy la Iglesia.
Junto a esto, heredamos una tradición teológica; una doctrina que caracteriza nuestro modo de creer y moldea el estilo de vida que nos identifica: el Evangelio de santidad y el llamado a la vida santa.
Esto incluye: principios éticos definidos y claros; una manera de hacer las cosas y de proyectar nuestro futuro; nuestra devoción, espiritualidad y la práctica del culto. Fruto de ello, es el apego a las Escrituras y la vocación académica arraigada en nuestra identidad y que caracteriza a los nazarenos en el contexto de las denominaciones.
El orden administrativo que conlleva la organización de una congregación y las directrices sobre la forma de gobierno que hacen a la iglesia en sus distintos niveles, es otro aspecto de esta herencia.
Recibimos, también, el amor por las misiones y un sentido de misión que nos mueve a mirar la obra de Dios en el ámbito mundial. Recibimos una iglesia internacional.
Considero el periodo de la división territorial en cuatro distritos hasta hoy, como “transición”, porque el liderazgo nacional es el que ha ido asumiendo la responsabilidad del desarrollo de la iglesia.
La dinámica de crecimiento de los primeros años se hizo lenta; la inversión en la capacitación del liderazgo se centró en los programas por extensión; en la compra de propiedades y la construcción de edificios se incorpora en forma activa la iglesia nacional, pero a menor ritmo que en el periodo anterior; y, la presencia misionera se redujo a una sola pareja con residencia en el país.
Se han realizado intentos de proyectos evangelizadores y de desarrollo, que han tenido diferentes resultados. Esta situación ha comenzado a cambiar. Se ven señales positivas de reactivación y sobre todo, el nuevo compromiso de los líderes nacionales nos hace abrigar fundadas esperanzas.
En este último espacio, procuraré evaluar lo que recibimos y lo que hemos realizado bien o mal, de una manera lo más objetiva posible. Señalo en primer lugar, que recibimos un evangelio orientado sólo al rescate de las almas perdidas, sin considerar la integridad del ser humano. Esto nos llevo a dejar de lado la obra social.
El principio evangelizador fue orientado por la urgencia de la escatología: el retorno de Cristo es inminente y hay que salvar almas. La visión para intentar ministerios sociales recién está comenzando a surgir. En los últimos años, estamos reconociendo la necesidad de proyectar la tarea de la iglesia en esos ámbitos.
Considero que el hecho de que el ingreso de la Iglesia en Chile fuera más bien incidental, ha incidido en la falta de una línea de conducción que permita evaluar los avances o retrocesos de acuerdo a un plan nacional de largo alcance. Además, la evangelización se centro en sectores rurales. Chile para los años sesenta tenía viviendo en las ciudades a alrededor del 75% de su población. Sin embargo, la iglesia sólo a partir del año 80 vino a poner énfasis en las ciudades.

La formación del liderazgo y su incorporación en el nivel más alto de las decisiones, es claramente determinante para el futuro de cualquier institución, y con mayor razón para la iglesia. Sin embargo, el traspaso del liderazgo de los misioneros a los nacionales, se realizó con lentitud, casi a destiempo, y sin la inversión necesaria en capacitación de alto nivel. El financiamiento de fuentes nacionales es una deuda que la iglesia chilena tiene con su propio devenir. Todavía no hemos sido capaces de pagar nuestra propia “cuenta”.
La tarea de abrir nuevas obras se ha mantenido en el tiempo. Los esfuerzos

misioneros locales son un desafío, que sentimos que Dios nos invita a asumir.
Un legado importante ha sido la educación teológica, en el nivel de preparación básica para la ordenación y la consecución de un Diplomado o Bachillerato en Teología.
Doy gracias a Dios, porque permitió que la Iglesia del Nazareno, estableciera su obra en mi país, porque lo que soy se lo debo en gran parte a ella y a su gente. Después de alrededor de diez años, la iglesia está comenzando a dar señales de una nueva esperanza; comienzan a notarse ciertas evidencias de un ministerio de mayores proyecciones. Eso es lo que esperamos.

Lo que tenemos por delante, es el gran desafío de hacer que la iglesia, fundamentada en las bases de su pasado, corregidos sus errores, potenciadas sus virtudes llegue a ser la Iglesia que Dios quiere y que los pioneros soñaron.23



  • Ecuador Por: Rvdo. Mario Paredes. Superintendente Distrito Central

 La Iglesia del Nazareno en Ecuador tiene una historia específica que contar, pues a través del tiempo ha tenido diferentes etapas de desarrollo - su surgimiento, expansión y crecimiento- procesos que sin duda han dejado huellas transformadoras que han contribuido ricamente en su marcha hasta hoy.

El surgimiento de la iglesia se remonta al mes de enero de 1971 cuando los esposos Swain reciben el permiso oficial del Departamento de Misiones Mundiales en Kansas City, para establecer la Iglesia del Nazareno en Ecuador, propuesta que fue aceptada como un gran desafió. En mayo del mismo año realizan un viaje de reconocimiento, llegan a Guayaquil y empiezan una gira por varias ciudades, confirmando que existían excelentes oportunidades para la formación de la iglesia; y en diciembre se les otorga las visas para ingresar al país con el permiso del gobierno. Fue así como el 28 de Febrero de 1972 la entusiasta familia de 5 miembros llega a Guayaquil con el único propósito de establecer la iglesia cumpliendo con el llamado del creador.

Desde 1972 hasta mediados de 1975 se aplicaron algunos principios estratégicos en la labor misionera de Ecuador que definieron en los primeros meses de trabajo, el responder las necesidades espirituales de los ecuatorianos predicando el evangelio y haciendo todo lo que esté al alcance mientras se tuviera la oportunidad. El primer convertido, un pintor que fue contratado para pintar la casa de los misioneros, quien inmediatamente abrió las puertas de su casa e invitó a sus vecinos. Es así como se empezó a sembrar en las nuevas familias ecuatorianas el evangelio y la doctrina de santidad.

El 1º. de junio de 1972 se organiza la primera iglesia en la Prosperita con 50 personas aproximadamente. Luego la iglesia de las calles Letamendi y Babahoyo con 80 personas. El mismo año llegó a Guayaquil un grupo de jóvenes universitarios de los Estados Unidos representando al Centro Estudiantil en Misión para realizar trabajos de Evangelismo, construcción de templos, enseñanza bíblica, y misiones, siendo de gran bendición pues se lograron formar dos misiones más, una en Mapasingue y la otra en las calles 39 y Argentinos. En julio del año 1972 se estaban celebrando cuatro servicios en la ciudad de Guayaquil con una asistencia de 270 personas aproximadamente. Con este avance el trabajo se intensificó para los Swain. La iglesia crecía, era el tiempo propicio para empezar a levantar el liderazgo nacional, por lo que en abril de 1973 fueron asignados como misioneros a Ecuador John Hall y su esposa Sheila, para trabajar en el programa de instrucción y formación teológica para pastores, líderes y maestros de Escuela Dominical. Así, se podría contar con pastores y líderes que estén preparados teológicamente para responder a las necesidades del desarrollo de la iglesia. Con este propósito se forma el Instituto Evangélico Nazareno, que inicia su primer ciclo de estudios con el curso de Introducción al Antiguo Testamento,

De esta manera se da inicio al proceso de multiplicación. Al concluir 1975 se organiza una nueva Iglesia fuera de la ciudad de Guayaquil. El trabajo se extendió a Riobamba, ciudad situada en la parte central de la sierra ecuatoriana. La iglesia empezó a través de la sintonía del programa radial "La Hora Nazarena", el miércoles 11 de febrero de 1976. Se realiza la primera asamblea distrital presidida por el Dr. Jerald Johnson, Superintendente General. El informe presentado por el hermano Swain reflejó el trabajo de cuatro años de servicio continuado, período que marcó la etapa de surgimiento de la Iglesia del Nazareno en Ecuador.

Terminada la Asamblea de 1976, se entregó la responsabilidad al Rev. John Hall quien fue nombrado como superintendente del Distrito Ecuador. Su labor no fue de mucho crecimiento, pero sí de mayor consolidación doctrinal; como se mencionó, su trabajo se centró principalmente en la educación y la formación teológica de los pastores y líderes ecuatorianos. Sus predicaciones contagiaron a muchos de los hermanos nazarenos a buscar la experiencia de la entera santificación, elemento que ayudó a comprender la base doctrinal de la Iglesia. Hall, en su informe de 1977 expresó: "El Seminario es el corazón de todo lo que se trata de hacer aquí, ya que el éxito de éste va a determinar el éxito de la Iglesia del Nazareno en Ecuador". En este mismo año el Gobierno Ecuatoriano otorgó la personería jurídica a la Iglesia, bajo el No. 353 del registro oficial. Este logro dio la oportunidad de expresar legalmente la doctrina de santidad en todo el estado ecuatoriano, facilitó la adquisición y construcción de bienes a favor de la iglesia, y permitió ofrecer sus servicios espirituales, sociales y benéficos a todos los ciudadanos.

El año de 1978 se considera como el año de la construcción. Varios grupos de Trabajo y Testimonio de los Estados Unidos, dirigidos por el misionero David Hayse vinieron a edificar templos y otros edificios. Este ministerio cimentó la labor misionera en Ecuador, pues las construcciones motivaban a los pastores, líderes y miembros de las iglesias a seguir con el plan de extensión en el país. Los años 1979 y 1980 fueron los años de la evangelización; la iglesia se extendió a nuevos lugares y varios grupos étnicos de la serranía y la amazonía ecuatoriana eran visitados, formándose grupos de misión para luego ser organizados como iglesias. Incluso en este mismo tiempo, la familia Sluyter se dirige a la capital para empezar los nuevos contactos de misión y trabajo para la Iglesia. En los años 1981-1983, la misión sufrió una serie de cambios que afectaron su crecimiento normal en las misiones e iglesias del país. Esta crisis produjo un poco de inestabilidad, pues no se podían tomar decisiones para el futuro mientras no se tenía un liderazgo fijo. Hasta esta fecha se contaba con un solo distrito, doce iglesias, cuatro puntos de misión, y 230 miembros en plena comunión.

Los años 1984 a 1995 vienen a ser una etapa de expansión y crecimiento, con la llegada de Rev. Louis Bustle en 1983. Bustle empezó una serie de cambios en el desarrollo de la denominación, porque juntamente con su llegada vino a instalarse en Quito la Oficina Regional, la misma que se convirtió en la directora del movimiento de la Iglesia para todo Sudamérica. El liderazgo del Rev. Bustle fue muy importante en este proceso por su influencia, carisma, visión y misión. Con el traslado de las oficinas distritales, y el Seminario al Distrito Sierra en Quito, empieza también un nuevo tiempo de expansión y crecimiento para la Iglesia en Sudamérica. El programa "Cada uno gana uno" se convierte en un recurso evangelístico de primer orden. El objetivo de este plan era que se involucre cada pastor, líder y miembro de la iglesia a cumplir con el mandamiento de la gran comisión; el plan se resumía en "Cada uno gana uno, cada iglesia planta otra iglesia y cada pastor entrena a otro pastor".

Con este plan evangelístico diseñado por el Dr. Bustle y el Dr. Bruno Radi, el trabajo misional fue expandiéndose año tras año. Los informes de los superintendentes de los Distritos Costa y Sierra evidencian que el plan empezó a arrojar grandes resultados, por lo que era necesario la apertura de nuevos distritos. En las asambleas distritales de ese año el Distrito Costa informa 14 iglesias, 4 misiones, 534 miembros de los cuales 116 son nuevos, y 30 estudiantes en CENETA. El 8 de marzo de 1986 se celebró en Riobamba la segunda asamblea del Distrito Sierra en donde se informa que se organizaron 2 nuevas iglesias, 4 misiones, 246 miembros, y 34 estudiantes en CENETA. Asume la responsabilidad de superintendente el Rvdo. Dwigth Rich. Bajo este panorama, varias parejas de misioneros tanto de los Estados Unidos como de Sudamérica llegan al país para ayudar en el trabajo educacional y ministerial de la denominación. Nada detenía el crecimiento; en el año 1991 ya se contaba con 6 distritos; en el área de educación teológica, el 16 de diciembre de 1990, se graduó la primera promoción de 12 Licenciados en Teología del Seminario Teológico Sudamericano. Con todo este gozo y entusiasmo, en el año 1991 se lanza oficialmente el Plan Impacto, programa que ayudaría en el plan de evangelismo y crecimiento explosivo en todo Sudamérica. Esta etapa fue muy eficaz, pues se logró extender la iglesia hasta los rincones menos esperados del Ecuador. Hasta el año 1994 existía una membresía de 8,835 miembros, 175 Iglesias, en 6 distritos.

El año 1995 fue tiempo de cambios; fue nombrado el Dr. Bruno Radi como Director Regional. El lamentable secuestro del misionero Donald Cox y otros factores incidieron para que la oficina regional se trasladara a Buenos Aires, Argentina, y todos los misioneros norteamericanos salieran del país. Pero esto no implicó que la visión, los planes y las metas de trabajo se fueran. La herencia que se había recibido tenía que ser reafirmada en todo el país; los líderes nacionales trabajaron con el entusiasmo, entrega y amor al ministerio al cual Dios los había llamado. Desde julio del año 1996 - tiempo en que regresan al país la familia Rich, como directores de la Misión, y la familia McKellips como directores de Trabajo y Testimonio, hasta hoy, la iglesia ha seguido enrumbándose por el camino del éxito. La desconexión de la oficina regional hizo que el liderazgo nacional empezara a depender absolutamente de Dios. Esta actitud nos ha ayudado a ser más objetivos a la hora de realizar la tarea ministerial.

En estos momentos la Iglesia del Nazareno en Ecuador, considerando el año del Jubileo(tiempo para ajustar registros a cantidades reales), cuenta con una membresía cierta de 6,998 miembros en plena comunión, 137 iglesias, 58 presbíteros, 79 ministros licenciados, 61 ministros laicos, y 16 puntos de misión. Tenemos metas claras, concretas, alcanzables. Dios ha entregado a todo el liderazgo la visión de tener hasta el año 2010, 400 iglesias y 25.000 miembros, para lo cual la iglesia se ha comprometido a trabajar arduamente en el evangelismo, el discipulado, el liderazgo, en el Seminario, los Ministerios de Compasión, y los departamentos de JNI, MNI, MED. En el evangelismo trabajamos con la Película Jesús logrando abrir un mundo de nuevas oportunidades para los distritos que supieron dar el seguimiento adecuado. El año pasado se lograron organizar varias iglesias en todo el país, utilizando esta herramienta única en su clase.

Se cuenta con un plan de discipulado bien establecido de cuatro niveles, dirigido por un coordinador nacional que da seguimiento en cada uno de los distritos.
El Liderazgo nacional está siendo capacitado constantemente a través de un programa denominado "Sedlo".

El Seminario Teológico Sudamericano es un puntal muy importante para la iglesia. Allí se preparan hombres y mujeres espiritual y teológicamente, para poder responder al llamado de Dios y satisfacer las necesidades de crecimiento y desarrollo de la iglesia. Su programa de estudios descentralizados han contribuido exitosamente en toda la iglesia ecuatoriana; muchos pastores y líderes hemos tomado este recurso para nuestra preparación ministerial y teológica.

Nuestro país está expuesto constantemente a desastres naturales que han contribuido al hambre y la miseria de muchas personas; pero gracias a Dios que han estado allí los Ministerios de Compasión dirigidos por el Rvdo. Luis Meza, para socorrer y paliar en algo la necesidad de la gente, constituyéndonos en una iglesia misericordiosa. En estos últimos años estamos desarrollando el programa CAUSE, con los jóvenes de todo el país; los resultados han sido espectaculares, pues muchos jóvenes han sido llamados al ministerio y se están capacitando.

Muchos hermanos de distintas regiones han sido baluartes en la consolidación de la iglesia; los aciertos de cada uno de ellos han contribuido al fortalecimiento de la Iglesia. Pero sin duda, hay muchas cosas que no se han hecho en estos 32 años; sin embargo, los desaciertos han servido como base para crecer. Como ecuatorianos tenemos muy claro el desafío de seguir predicando el mensaje de santidad a toda la familia ecuatoriana, en todos los rincones de mi patria querida.24

  • Venezuela Por Rev. Carlos Cordero, Pastor.

 

“...cuando finalmente aterrice nuestro avión cerca de Caracas aún habrá muchas preguntas sin respuestas: ¿En dónde viviremos? Cómo iniciaremos estudios bíblicos, capacitaremos a obreros potenciales, compraremos propiedades y lograremos planes para templos y casas pastorales? De todos modos en la vida hay muchas Preguntas sin respuestas. Pero yo confío en que Dios tiene TODAS las respuestas. HOY sólo necesito saber que Dios me ha prometido que la Iglesia del Nazareno alcanzará a los necesitados de Venezuela con el evangelio de Cristo1
Fueron parte de las inquietudes y convicciones de los esposos Porter al iniciar su ministerio en Venezuela. La Iglesia del Nazareno, llegó como un instrumento de Dios para alcanzar con un mensaje renovador, bíblico y cristo céntrico a cada persona. Haciendo énfasis en una obra más profunda producida en el corazón y no limitada a lo meramente externo. Llega en un contexto caracterizado por el legalismo religioso, la iglesia llenó un espacio que faltaba con su mensaje, pero que no fue libre de “resistencia” pues de manera intensa se categorizó a la iglesia como “falsa doctrina”

 

Los inicios se caracterizaron por descubrir que “la iglesia había llegado antes que la iglesia”, es decir, antes de organizarse ya había nazarenos en Venezuela a través del ministerio radial de“La Hora Nazarena”. Varias personas habían escrito y fueron localizadas, varias de ellas se convirtieron en las semillas de iglesias en distintos lugares del país.

  La iglesia en el país nace en el tiempo en que la iglesia general cumplía los 75 años y para tal fin se acordó colectar una ofrenda para hacerla llegar a Venezuela. Esta ascendió a más de 500.000 dólares. Por lo tanto no se escatimaron esfuerzos para lograr que la iglesia se estableciera en el país.
  Los Porter implementaron un plan de asistencia pastoral para los primeros “pastores” el cual consistía en una ayuda que iba a reducirse a los seis meses, en la medida que las iglesias locales pudieran poner esa parte. Muchos fueron “llamados al ministerio” en ese tiempo y lamentablemente algunos “perdieron el llamado” cuando se termino el subsidio. Sin quererlo, esto creo una imagen de una iglesia “de gringos” adinerada que tenía recursos para pagar y comprar.. Calificativo, entre otros, que se prolongaron por mucho tiempo influyendo en el desarrollo de la iglesia por no tener “dichos beneficios” de manera permanente. Se formó una generación (en su mayoría) dependiente de los recursos para TODO y anuló en gran medida la posibilidad de pensar que los venezolanos podían hacer cosas con sus propios recursos.
  En medio de esas situaciones la iglesia se organizó y fue desarrollándose dinámicamente por el atinado liderazgo de los esposos Porter, quienes promovieron dos elementos claves: EDUCACIÓN y EVANGELISMO. En ambos se contó con el apoyo de hermanos de Puerto Rico, quienes con gran pasión y entusiasmo llegaron a ciudades y pueblos compartiendo con su especial espíritu caribeño el evangelio. Entre ellos hubo tremendos predicadores, maestros, directores de adoración, laicos comprometidos entre otros. Los primeros campamentos fueron organizados por ellos y se convirtieron en el principal recurso evangelístico de la iglesia. Cada año centenares de jóvenes (y no tan jóvenes) llegaron para compartir una semana de compañerismo y capacitación. Muchos de los líderes fueron llamados o confirmados sus llamamientos en esos eventos
  Los cursos de teología fueron recibidos con mucha hambre. Las personas viajaban hasta 8 o 9 horas para estar una semana recibiendo los primeros cursos intensivos del programa de capacitación ministerial. Allí se marcó la pauta para la iglesia en cuanto a educación y evangelismo. Que sumado al carácter dinámico y entusiasta del venezolano, contribuyó a que se tuviera en sus primeros años un notable crecimiento en todas las áreas2: en miembros, iglesias, finanzas, entre otras. Los Porter tuvieron entre sus múltiples aciertos la filosofía de “enseñar a otros”, no monopolizaron el ministerio. Por ello muy pronto se formó una manada de líderes que funcionaron en el evangelismo, educación y organización de eventos masivos y cuyas actividades fueron muy bien desarrolladas
  Los Porter tuvieron que salir del país y ese cambio influyó en la pérdida del ritmo que la iglesia traía. Los nuevos líderes se convirtieron en “experimentos” breves y parciales porque luego de tener líderes a tiempo completo, llegaron personas MUY ocupadas en otros quehaceres que casi hicieron su trabajo “en su tiempo libre”. Este cambio frecuente, además de perderse el ritmo, trajo también cambio de filosofía y distanciamiento de la misión con la nación. Se comenzó a ver al misionero como un funcionario que hacía la labor sin tomar en cuenta mucho a los nacionales. Algunos buenos líderes salieron del país y hoy tienen ministerios fructíferos en otros lugares.
  El concepto de crecimiento se enfatizó en "fundar nuevas iglesias” y paulatinamente y aceleradamente se multiplicó el número de ellas. Sin embargo algunas no debieron organizarse por carecer de la fuerza suficiente. Fue el tiempo de IMPACTO, en donde el héroe era el “plantador de iglesias” y llevó a muchos a “sacrificar” buenos laicos en la “arena pastoral” y luego se tuvo una iglesia inactiva y un laico frustrado. El plan de descentralizar templo, pastor y creyente surtió efecto en el equilibrio que otros le dieron. Sin embargo, dio otro perfil, el de las iglesias pequeñas. Como el énfasis era “nuevas iglesias” no había tiempo de pensar en iglesias grandes, la mayoría de las mismas no superaban las 50 personas y las que lo hacían eran las “mega iglesias”.
  Recientemente (2002) la iglesia celebró sus primeros 20 años (somos una iglesia joven. Sirvió para examinar nuestra historia y proyectarnos hacia el futuro con buen ritmo y tomando en cuenta las experiencias pasadas. Por años hemos sido lectores de la obra de Dios en otros lugares, pero está llegando el tiempo que otros comiencen a leer lo que Dios está haciendo en y desde Venezuela.
  Actualmente tenemos cinco distritos, uno de ellos está listo para ser regular; dos reúnen los requisitos para ser fase 2. Todos tienen su superintendente nacional, y alternan el trabajo distrital con el pastorado en una iglesia de su distrito. Varias iglesias están experimentando crecimiento y enfocando su ministerio de manera más integral y ya tienen escuelas, centros de rehabilitación, recursos para comprar propiedades y construir entre otras.
El programa educativo ETED está activo con mas de 300 alumnos en todo el país y con un programa de Licenciatura por extensión; y cada año enviando jóvenes llamados al ministerio a capacitarse al Seminario en Quito. Ya aportamos personal para las misiones pues tenemos jóvenes en la región MAC y SAM haciendo un buen trabajo en esos lugares todos menores de 30 años. Creemos que tenemos un compromiso en Venezuela, pero desde allí para la región y el mundo. Estamos satisfechos pero no conformes. Estamos agradecidos por la inversión que otros han hecho a través de la educación, evangelismo, construcción, liderazgo y otros. En medio de las dificultades y fallas, la GRACIA de Dios siempre ha sobreabundado.
  En un tiempo no muy lejano los misioneros saldrán del país. Cuando eso ocurra les tocará a los venezolanos asumir el liderazgo en todas las áreas. Creo que se podrá, ya que existe el recurso humano dispuesto. Pero debemos “limpiarnos” del concepto de “imposibilidad” nacional para estar al frente con responsabilidad y eficacia. Nuestra herencia tiene varios ingredientes que tenemos que superar: El que no podemos liderar sino solo ser liderados, el de no poder hacer la obra por carecer de recursos (pues otros los tienen), y el de pensar que la tarea es demasiado grande y Goliat nos vencerá.
  Hemos recibido ejemplo de buen liderazgo y matices de situaciones no adecuadas, en algunas somos responsables, pero no podemos pasarnos la vida lamentado lo que otros no hicieron bien. Este es nuestro tiempo!! Dios puede obrar a través de nuestros recursos. Así sean devaluados bolívares él proveerá lo necesario para HACER su obra; y nos usará con nuestras particulares capacidades. No tenemos que “ponernos el traje de otro” como Saúl quiso hacer con David. Él nos usará con nuestros recursos!!!
  .....la Iglesia del Nazareno alcanzará a los necesitados de Venezuela” y lo está haciendo. En medio del grave conflicto socio-político que vive la patria de Bolívar, creo firmemente que la Iglesia del Nazareno es un instrumento de Dios para compartir y diseminar la buena noticia del evangelio en medio de las malas noticias. Los mejores días de la Iglesia del Nazareno en Venezuela están por escribirse!!!. 25

 

 

  • Paraguay Por Rev. Carlos Fernández, Director de Área del Cono Sur, Región SAM


Introducción:

Paraguay es llamado “El Corazón de Sudamérica” por su ubicación geográfica y su pequeño tamaño. Con su 406.750 Km. cuadrados, del tamaño de California, Paraguay limita con Brasil, Bolivia y Argentina. Su población estimada en el 2003 en 6.191.368 habitantes es mestiza: europeo-autóctona. El idioma oficial es el castellano, pero la gente también habla guaraní.
Políticamente ha estado dominado por dictadores. Esto ha generado mucha corrupción y ha traído pobreza y un desempleo actual del 18,5%. Participante de guerras contra Argentina, Uruguay y Brasil, perdió la mitad de su población; con Bolivia ganó, pero quedó exhausto. A pesar de todo esto, Paraguay es un país con grandes posibilidades y por sobre todas las cosas un país necesitado de Cristo. Su religión Católica Apostólica Romana (90%) es nominal.
Este marco político-económico-social y religioso es necesario tenerlo en cuenta para hacer un análisis serio acerca de Paraguay y la historia de la Iglesia del Nazareno en éste país.
La Iglesia del Nazareno comienza sus primeros esfuerzos en 1968 desde la ciudad de Formosa, al norte de Argentina, a través del ministerio del pastor Vicente Longo en la Ciudad de Alberdi, en la casa de Apolonia de Villalba. En 1970 se convierte Juan García, joven paraguayo que remaba una hora para llegar a los servicios, quien a la postre fue uno de los primeros pastores paraguayos. Y en 1977 se inicia la segunda obra en Pilar, Paraguay con Juan y Rosalía García como pastores.
Para 1980 se crea el Distrito Pionero Argentino Norte/Paraguay con sede en Rosario. El misionero Víctor Edwards, de origen británico, obra como superintendente, aunque residiendo en Formosa. En 1981 Andrés y Margarita Avalos, una pareja paraguaya pastoreando en Argentina, resuelve regresar a Paraguay para establecer la obra en Asunción, la capital del país. En 1982, en una campaña con el evangelista Luis Palau se convierte Luis Bogado, otro de los primeros pastores nacionales del Paraguay. En este mismo año, debido al conflicto entre Gran Bretaña y Argentina, Víctor Edwards se muda de Formosa a Asunción para dedicar mas tiempo a la obra allí.
Es en 1983 que la Iglesia del Nazareno consigue la personería jurídica y se halla habilitada legalmente para establecerse en el país. Y en 1984 con el Superintendente Kenneth Jones, se celebra la primera Asamblea Oficial del Distrito Paraguay, informándose de 5 Iglesias organizadas y 11 anexos. También ese año con gran alegría se compra la primera propiedad en el país, en Barrio Obrero, en la capital de Asunción.
En 1985 llega el nuevo Director de Area, Wesley Harris, quien establece la Oficina del Area en Asunción. En 1989 Steve Baker viene como Director de Área y se da un nuevo impulso a la obra en Paraguay. En 1990 los misioneros David y Beverly Gruver se ponen al frente de la educación pero inesperadamente en el mes de Mayo fallece don David, siendo un golpe duro para la obra allí. Llegan Ramón y Blanca Sierra a Paraguay para tomar el lugar de los Gruver y continuar con la educación en todo el país.
Para 1991 se ordenan los primeros presbíteros nacionales: Juan García, Luis Bogado y Félix Arce. En este mismo año la Oficina del Área se mueve a la Argentina, en Pilar, Buenos Aires. Para entonces, el Rev. Sierra está a cargo de los tres distritos con la ayuda de los pastores Rev. Oscar Pereda en el Central, Ignacio Pereira en el Nordeste y Andrés Avalos en el Sur. En esta asamblea (estadίsticas de 1990), el Rev. Sierra informa que hay 645 miembros en todo Paraguay, siendo 507 del Dist. Central, de los cuales 225 eran activos y 282 inactivos; se reporta 37 estudiantes de CENETA con centros en los tres distritos. En la próxima asamblea, el Rev. Pereda queda como Superintendente del Distrito Central y los Sierra a cargo de los otros dos distritos: Norte y Sur. En 1992, la Iglesia alcanza su pico máximo de crecimiento, informándose de 3 distritos con un total de 28 iglesias y 816 miembros: 20 Iglesias en el Central, 4 en el Nordeste y 4 en el Sur. De aquí en adelante el número de iglesias y membresía irá decreciendo. Los misioneros Sierra, de Puerto Rico quedan al frente de la obra y en especial de la formación de nuevos líderes, mientras Bruno y Liliana Radi son nominados como Directores del Área.
En 1993 el Rev. Daniel y Margarita Pesado llegan como nuevos Directores de Área. Los Sierra son llamados a Argentina y en su reemplazo queda el Rev. Ramón Bauzá como Superintendente de los Distritos Norte y Sur. En 1994 el Rev. Pereda, de nacionalidad peruana y con formación ministerial en Argentina sigue siendo el Superintendente del Distrito Central, con 14 iglesias organizadas. Paraguay quedó sin misioneros. En 1995, a fines de este año, el Rev. Carlos y Noemí Fernández llegan como nuevos Directores de Área.
En 1996, la Oficina de la Región SAM, a la cual pertenece el Área del Cono Sur y de la cual Paraguay es parte, se muda desde Quito, Ecuador a Buenos Aires, Argentina. Es entonces que los misioneros McKellops se mudan a Paraguay por un período de siete meses hasta que arriban los misioneros Heil. Bryan Heil es nombrado Superintendente. de los tres distritos y encargado de la preparación de pastores. En 1998, a mitad de ese año arriban Willie y Ada Canales, misioneros de nacionalidad peruana, para ayudar a los Heil, tomando a su cargo el Dist. Central y la Iglesia en Luque, mientras Bryan Heil continuaba como responsable de la educación y los otros dos distritos. Su responsabilidad principal es motivar a los pastores del Central y construir una iglesia saludable como modelo para el resto del Distrito. En 1999, los Heil salen para el Caribe y los Canales también aceptan el desafío de la preparación de pastores para una nueva generación, desarrollando el perfil del pastor e iglesias saludables para el país. En el Distrito Sur, el Rev. Orlando Muñoz, de origen chileno y nacionalizado paraguayo, es nombrado Supte. del Distrito, siendo uno de los aportes nacionales más significativos pues no solo reabrió iglesias sino que inició nuevas. Finalmente, en el 2000, los Misioneros Gary y Kathy Hughes son nombrados para el Dist. Nordeste como superintendentes.
En el inventario de esta herencia encontramos un capital muy valioso;
La pasión evangelística de los nacionales en Argentina y de los misioneros británicos, estadounidenses, portorriqueños y peruanos que tuvieron una visión para Paraguay. Como el misionero Kenneth Jones expresó en su primer informe como Superintendente de Distrito: “La Iglesia no es una misión, pero tiene una misión”.

La importancia en la formación de Pastores Líderes-Siervos que nuestra iglesia pone énfasis en cada lugar que evangeliza.

El impulso de Misiones Mundiales a través del envío de misioneros y equipos de trabajo y testimonio que con gran esfuerzo se han interesado por nosotros.

El apoyo de la Oficina Regional, del Área e instituciones educativas para que la obra crezca y se multiplique.

La infraestructura edilicia con templos y casas pastorales a lo largo y ancho de este maravilloso país.

La Doctrina Bíblica centrada en los valores cristianos, de Santidad y misional que nuestra Iglesia del Nazareno proclama.

La Película Jesús, la gran herramienta, con el mensaje en idioma guaraní.
En el Pasivo del Inventario de esta herencia encontramos:


  • Cambios continuos en la Oficina del Área

  • Cambios continuos en el envío y asignación de misioneros

  • Falta de continuidad en la estrategia de la misión de la iglesia después del impulso inicial.

  • Falla en la selección del liderazgo nacional.

  • Falla en el proyecto de formación de líderes dentro de su cultura.

  • Equivocada motivación en los pastores nacionales.


Gesta Autóctona
En este sentido creo que la Iglesia en Paraguay ha producido:

  • Un buen grupo de líderes laicos responsables.

  • Un Superintendente de Distrito que ha captado la visión, Rev. Orlando Muñoz.

  • El envío de un misionero paraguayo para abrir la obra en Guinea Ecuatorial, África, en el último país de habla hispana donde todavía no había entrado la Iglesia del Nazareno; con singular éxito: Rev. Mario Martínez y su esposa Irma (Argentina.)

  • El envío de una pareja argentina que estaba laborando en tierra paraguaya enviada para Mozambique, África. Actualmente están realizando un trabajo muy elogiado por sus líderes: Carlos y Silvia Bauzá.


Nuestro Gran desafío:



  • Que la nueva estrategia nacional y zonal elaborada por la Región y el Área de sus frutos.

  • Que el distrito Sur que está creciendo pueda ser de inspiración a los otros.

  • Que la Iglesia saludable de Luque pueda ser copiada por muchas otras iglesias del Paraguay.

  • Que la nueva generación de líderes en Paraguay pueda ser reorientada para que ellos mismos puedan ser los líderes en el futuro próximo.

  • Que los Distritos puedan avanzar a la próxima FASE.

  • Que puedan ser reabiertas todas las iglesias que están cerradas.

  • Que un nuevo impulso evangelístico pueda permitirnos plantar nuevas iglesias usando las herramientas disponibles.

  • Que la educación teológica pueda ser un brazo fuerte en Paraguay.

  • Que los nuevos creyentes sean discipulados para el fortalecimiento de la obra en este hermoso país.

  • Que podamos alcanzar a las áreas indígenas que constituyen una gran parte de la población de Paraguay26


Conclusiones
Este libro de texto demuestra una hermosa historia acerca de cómo Dios ha actuado durante estos últimos siglos motivando un grupo de sus hijos a poner énfasis en la vida de santidad. Hemos viajado con los Wesley cabalgando por todas partes de Inglaterra, nos hemos juntado a las carretas de los pioneros en Estados Unidos haciendo sus reuniones en el campo y estableciendo nuevos pueblos con nuevas iglesias, hemos observado como un grupo de personas de todo color teológico se preocupó por la falta de santidad en el pueblo y así movidos por el Espíritu de Dios formó el Movimiento de Santidad y posteriormente la Iglesia de Nazareno. Hemos podido subir a barcos de vapor al lado de muchos misioneros pioneros quienes abrieron la obra Nazarena en los países latinoamericanos, hemos podido caminar o viajar a loma de caballo con los increíbles pioneros nacionales quienes realmente fueron y son los héroes de la narrativa nazarena que Dios está escribiendo. Nos pasan a cado uno de nosotros la batuta, tenemos que tomarla y con la cabeza muy en alto seguir adelante predicando, enseñando y viviendo entre las gentes el mensaje bíblico de la santidad y la perfección cristiana.

D. ASPECTOS CLAVES DE LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO DE LA

IGLESIA
1.La educación teológica para pastores

Como Ud. puede ver en todas las historias descritas arriba, la educación teológica ha sido un elemento clave en el desarrollo de la Iglesia del Nazareno. Durante los años, en Ibero América se ha desarrollado varios institutos bíblicos y seminarios en puntos clave de los países con el fin de tener un cuerpo de pastores bien preparados para el ministerio. ETED ha sido y es un instrumento realmente valioso, permitiendo la educación de pastores a distancia bajo la responsabilidad de los diferentes seminarios.
2.La educación cristiana para los miembros de las iglesias

La escuela dominical también ha sido y es una institución muy poderosa para educar bíblicamente a los miembros laicos de las congregaciones.
3.El Ministerio editorial: la pagina impresa.

Vinculado con la escuela dominical es la necesidad de tener literatura como material didáctica y libros para estimular a los creyentes en la fe.
4.Siervos entregados al Señor

Sin embargo, el elemento más clave de todo es vidas entregados a Dios completamente, personas que están dispuestas a dar todo para el Señor. Personas que viven cada día obedeciendo la Palabra de Dios. Estas personas van a evangelizar porque el amor de dios les constriñe y van a amar a su prójimo mostrando la compasión de Jesús.

UNIDAD VI. HACIENDO Y ESCRIBIENDO LA HISTORIA DE LA IGLESIA
Hemos observado a través de este estudio como la Iglesia del Nazareno nació en el seno del Movimiento de Santidad en Estados Unidos. También observamos cómo la iglesia puso raíces en los años formativos, organizándose en la forma que conocemos. Hemos podido percibir como Dios ha trabajado en los países de América Latina apoyando el nacimiento y crecimiento de una denominación con énfasis en la santidad. Ahora la pregunta es ¿Ud. se atreve a escribir más historia? Podría ser la historia de su iglesia local i/o de la zona distrital o el distrito donde se encuentra.

¿Cuáles son las pautas para poder escribir historia.
A. LA IMPORTANCIA DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA LOCAL o

DISTRITAL
Ud. debería enamorarse de su tema. Debe sentir pasión para descubrir el pasado. La motivación es sumamente importante. Tal vez hay que preguntarse. ¿Por qué sería importante escribir la historia de mi congregación? La historia nos ayuda a entender el presente. Nos da un sentido de continuidad, nos debe enseñar a no cometer los mismos errores y a tomar pasos firmes inspirados en siervos del pasado quienes en entrega total a Jesús trabajaron para establecer la congregación. Tal vez la congregación haya perdido sentido de pertinencia a la Iglesia del Nazareno y este estudio devuelve este sentimiento de pertenecer a una familia que ha existido ya a través de varias generaciones.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconIi congreso de Historia Intelectual de América Latina [Centro de...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconIi congreso de Historia Intelectual de América Latina [Centro de...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconBibliografía fontana Joseph y Maria Delgado Rivas 2000. La política...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconSatélite is9: América latina, América Central y España Mayo de 2007

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconLos condicionantes de la gobernabilidad democrática en América Latina de fin de siglo[*]

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconEl Papa a Scalfari: asì cambiaré la Iglesia "Jovenes sin trabajo, uno de los males del mundo"
«Cierto, usted tiene razon, pero se refiere tambien a la Iglesia, más bien sobre todo a la Iglesia porque esta situacion no hiere...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconColección del Centro Editor de América Latina

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconUtopías urbanas: geopolíticas del deseo en América Latina

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconLos trabajos y los días. Revista de la cátedra de Historia Socioeconómica...

Modulo historia de la iglesia del nazareno en los eua y america latina iconCompañeros de las Artes, del pueblo de Chile y de América latina






© 2015
contactos
l.exam-10.com