Una triste historia de secundaria (amor de abril)






descargar 12.49 Kb.
títuloUna triste historia de secundaria (amor de abril)
fecha de publicación15.04.2016
tamaño12.49 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
UNA TRISTE HISTORIA DE SECUNDARIA
(AMOR DE ABRIL)


AUTOR: MARIO MANUEL MONTERO MEDINA

En las paredes de aquel colegio
Se pintan letras y corazones,
Todos con flechas casi en el medio,
Todos con sangre de marcadores.


Elena y Marcos, Chuli y Carlitos,
Gustavo y Marta, Juan y Asunción.
Hay corazones dubitativos,
Pero se sabe de quienes son.


Aunque sin duda en la galería,
El más bonito de ese rincón,
Con varías faltas de ortografía
Es el que dice: “Clara y Ramón
Se quieren mucho, se besan mucho”,
Y que… “se amarán hasta la muerte.”
Termina el verso fechado y sucio,
“trece febrero ochenta y siete”


Es el preludio de gris relato
De adolescentes de secundaria
Que multiplican besos por ratos
Y que conjugan su vida diaria.


Su amor en la misma geografía;
Sentimiento exacto y algebraico;
Besos con la misma geometría;
Un amor gratuito… ¡ y hasta laico!


Amor pretérito, amor presente;
Amor futuro, su amor eterno.
En la pizarra y en las paredes;
En su uniforme y en su cuaderno.


_ ¡ Te quiero, Clara, más que a mi vida,
Clara, te juro, sin ti me muero,
Vámonos lejos, vente conmigo
Porque la escuela nos quita tiempo!_


_¡Ramón te quiero más que a mi vida;
Ramón, te juro, sin ti me muero!
¡Llévame lejos, me voy contigo,
Profesionista no quiero serlo!_


_¡Quiero ser padre de cinco hijos
Que jugueteen sobre mi pecho!_
_¡ Y yo la madre de cinco hijos
Porque contigo quiero tenerlos!_


Ya son las siete de la mañana,
Ramón y Clara nunca llegaron,
En sus asientos llenos de ausencia
Rastros de amor solo quedaron.


Llantos y risas pintan el día
Y las apuestas de algún muchacho
Que en su gastada reta y porfía
Que esa pareja vuelve en un rato.


Último timbre de aquel horario
Y los salones quedan vacíos.
Se fue consumiendo el calendario
Y los inviernos y los estíos.


Pero el tiempo que todo ha podido
Con sus pinceles y su acuarela,
Tomó su pincel que pinta olvido
Y borró esa historia de la escuela,
Mientras pintaba por otros nidos
La misma historia con su secuela.


Todas las noches en una esquina
Vende placeres con minifaldas,
Es conocida como “la China”,
La reconocen hasta de espaldas.


Con su cigarro que fuma y fuma
Pone señuelos a los mirones,
Mientras su vida que ya se esfuma
Va repartiendo muerte con clones.


Y no tan lejos de aquella escena,
Ramón la espera bajo un cuartucho,
Sobre su mesa tiene por cena
Una botella de alcohol que es mucho.
Da cuatro sorbos después la tapa,
Con sus delirios hace un recuento,
Viene a su mente cuando se escapa
Pero se duerme y acaba el cuento.


Mas este cuento tiene su historia,
Historia triste de amor de abril,
De adolescentes que creen gloria
Cuando sus besos pasan de mil.
Llevan a cuestas la inexperiencia
Que pesa mucho si es juvenil
Y si en las sienes no llevan ciencia
La vida entonces se vuelve vil.


Clara con tres meses de embarazo
Trabajando estaba con ahínco,
Esperando ver en su regazo
Al primer chamaco de los cinco.


Escalando peldaños va Ramón
De obra gigantesca que es hotel.
Su oficio en las alturas, de peón,
Lo dice con su gorra de papel.


Llegan los tiempos fríos y duros,
Ramón se queda sin trabajar.
Busca sin tregua donde hay más muros
Porque muy pronto va ser papá.


La débil Clara plancha que plancha,
De tanto esfuerzo presiente el daño,
Se asusta mucho cuando una mancha
Descubre, roja, dentro del baño.


Y entre alaridos llega hasta el cuarto,
Cirila, bruja, también partera.
Después de un trago comienza el parto
Con instrumentos de antigua era.


Y lo que pasa siempre se huele,
Se muere el niño y se va la paz,
Ella sí llora porque le duele,
Porque otro niño tendrá jamás.


Ramón le dijo: ¡ Tú eres culpable!
Mil improperios como arsenal,
Brotó su furia y con un cable
Golpeó sus carnes como animal.
Ramón ya nunca fue un hombre amable
Y Clara nunca portóse igual.


Pasaron años, bastantes años,
Ramón y Clara siguieron cerca,
Todos los días golpes, regaños
Hasta que Clara volvióse terca.


Él lleva un récord, lleva una racha
Inextinguible como rutina,
Día, tarde y noche se emborracha
Pero Clarita que no se arruina
Todas las noches cambia su facha
Y se convierte, Clara, en la “China”


Él todavía no cumple treinta
Y poco tiempo le queda vivo,
Clara o la China ni se calienta
Porque en su prueba salió con sero,
Sero con s, más positivo,
La China dice: ¡ si yo me muero
En los infiernos a cien recibo!


Ya son las siete de la mañana,
Ramón y Clara nunca llegaron,
En sus asientos llenos de ausencia
Rastros de amor solo quedaron…
Sus corazones en esa escuela
Poquito a poco se despintaron…


Ramón y Clara se quieren mucho,
Ramón y Clara se besan mucho
Y que… se amarán hasta la muerte

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconLes contaré una historia, una historia sobre el amor y el tiempo....

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconYo no sé si esto es una historia que parece cuento o un cuento que...

Una triste historia de secundaria (amor de abril) icon1912, Campos de Castilla, una historia de amor

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconSinopsis Es la historia de amor por correspondencia de dos chicos...

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconTriste Khayyám, tu cuerpo es una tienda

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconEn torno al concepto de literatura
«La suplicante», «Poemas de amor», «Nocturnos» y «Poesía». Falleció en Montevideo en abril de 2009

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconFue una clara tarde, triste y soñolienta…” (VI)

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconFue una clara tarde, triste y soñolienta

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconFue una clara tarde, triste y soñolienta (fragmento)

Una triste historia de secundaria (amor de abril) iconEs una gran historia, te hace comprender el honor y amor de un hombre...






© 2015
contactos
l.exam-10.com