La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte?






descargar 69.05 Kb.
títuloLa vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte?
página3/5
fecha de publicación15.03.2016
tamaño69.05 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5

Rapto de las cautivas blancas. Un aspecto erótico de la barbarie en la plástica rioplatense del siglo XIX

Introducción


  • El conflicto entre blancos e indios, entre hombres civilizados y barbaros, nosotros frente a los otros: símbolo fundamental en la literatura y artes plásticas en el siglo XIX.

  • El cuerpo de la mujer robada tuvo una función simbólica evidente: no es el hombre blanco quien despoja al indio de sus tierras, su libertad y su vida, sino el indio quien roba al blanco su más preciada pertenencia.

  • la larga guerra de fronteras con los indios del desierto fue el marco en el que esta imagen creció y adquirió su máxima significación

  • la imagen de la cautiva es una imagen erótica, es el objeto de deseo del “otro”

  • la imagen de la cautiva surge, en la plástica rioplatense, en las primeras décadas del siglo XIX

  • pueden distinguirse dos temas de encuadre en el corpus creado en torno a la cautiva:

    • escena del rapto: signado por la violencia y la acción

    • imagen de la mujer prisionera, sometida a los designios del hombre que la posee: pone de relieve la pasividad y la indefensión

Las fuentes literarias


La estrecha vinculación entre las artes plásticas y literatura es un elemento fundamental a tener en cuenta en la consideración de la pintura del siglo pasado.

La imagen de la cautiva se despliega de manera rica y variada, sin embargo, hay ciertas pinturas que tuvieron un papel significativo y una fuerte repercusión en la opinión pública. El caso mas claro es:

  • La vuelta del Malón, Ángel Della Valle, 1892

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/72/la_vuelta_del_mal%c3%b3n_-_%c3%81ngel_della_valle_02.jpg

Es en el lenguaje poético donde se encuentran mayores vinculaciones con las imágenes plásticas. En la poesía, los aspectos eróticos del rapto, los contrastes entre la barbarie del indio y la pureza de la cautiva… aparecen fuertes y nítidos a lo largo de todo el siglo. En particular, la obra de Esteban Echeverría, La cautiva (1837), tuvo una trascendencia y una influencia decisiva en el campo intelectual de Buenos Aires y a nivel popular, contribuyendo a la creación de un imaginario en torno a la guerra de fronteras con el indio

En 1827, Juan Cruz Varela presenta una imagen del indio absolutamente deshumanizada (la raza carnicera). En este poema de Varela aparece por primera vez en el lenguaje poético la descripción de un malón. Dos veces alude el poeta al rapto de las mujeres.

Con el poema de Echeverría se produce una inflexión en la trayectoria del mito de la cautiva blanca. Se trata de un texto fundante no solo en el plano literario, sino también en el político. La cautiva de Echeverría, se plantea por primera vez la cuestión del “desierto, cuestión básica en la historia argentina del siglo XIX, no solo en la esfera de la historia de las ideas, sino también en la esfera política, económica y militar.

  • Este poema tuvo un éxito inmediato y una amplia difusión

  • Lascivia, crueldad y odio vengativo son las características principales de los indios en el poema. Los indios aparecen como seres infernales

  • La escena en que ella libera a Brian para huir con él al desierto es intensa y hasta sensual

Esta problemática en torno a la cautiva está presenta también en las representaciones plásticas.

  • El rescate, Rugendas  rodea a su cautiva de un aura blanca que parece indicar que no ha perdido su pureza

http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/arteargentino/00sigloxix/imagenes/panorama/grande/05_rugendas_1_gr.jpg

María o El topos erótico del rapto


El rapto y la violación parece representar un impulso primitivo, elemental, del erotismo masculino. El despliegue de parte del varón como una componente importante en las imágenes eróticas de la antigüedad.

Desde el siglo XV el rapto se instalo como topos erótico en la plástica europea. Esta larga tradición iconográfica se instala en el ámbito rioplatense con la llegada de pintores viajeros de formación romántica, entre los cuales cabe destacar a Rugendas

Rugendas llegó al Rio de la Plata en 1838 luego de una estadía en Chile, y resulto fuertemente impresionado por el poema La cautiva  importante fuente de inspiración.

  • El malón, Rugendas, 1835

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:and9gcq56po5upprpb81epivbjudshmg8ckoqtmxrzujnnvmqnr-dh3pqm9cjudvma

Dos oleos de Juan Manuel Blanes presentan de manera casi idéntica el regreso de un malón (un indio lleva en la cruz de su caballo a una mujer que levanta los brazos en un gesto clásico de desesperación – solo difieren en la dirección que lleva el indio que huye):

  • Rapto de una blanca. Juan Manuel Blanes

  • El malón, Juan Manuel Blanes

Es probable que estas dos obras sean las que el artista realizó inspirado por la lectura de La cautiva. La inmensidad del desierto adquiere en estas obras un papel fundamental.

  • La vuelta del Malón, Ángel Della Valle, 1892  representa el punto mas alto de la serie, en cuanto a su popularidad y la repercusión que tuvo en nuestro medio. Esto puede atribuirse a la elección de una configuración de sentido simbólicamente inequívoco y conmovedor.

    • el grupo que componen el jinete y su presa tiene un carácter sensual lo que lo distingue del resto de la composición. El gesto de este indio no es agresivo

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/72/la_vuelta_del_mal%c3%b3n_-_%c3%81ngel_della_valle_02.jpg

En 1892 ya no había malones en la pampa. La campana de Roca en 1879 ya había logrado la conquista definitiva del desierto y el conflicto del indio aparecía ya superado. La pintura de Della Valle adquiere entonces un carácter diferente al de las anteriores: no presenta las acechanzas de un peligro todavía persistente, sino que aparece como una evocación de la “vida del desierto” antes de 1879. Esta pintura se orienta en el mismo sentido de glorificación de la campana de Roca, mostrando todos aquellos males que ese ejército victorioso había logrado extirpar.

Manuel Olascoaga realiza un grabado en el cual se destaca la imagen de desolación y muerte de las osamentas que ocupan el primer plano

  • Manuel Olascoaga. La pampa antes de 1879

http://www.buenosaires.gob.ar/areas/educacion/cepa/imagenes/represen_8.jpg

Magdalena o Las prisioneras


En la pintura y la escultura europeas del siglo XIX se despliega una gran variedad de fantasías eróticas en torno a la situación de dominación y sometimiento de la mujer. Es así que en los salones se vieron poblados de imágenes de la mujer sometida, atada o encadenada. “Había una verdadera obsesión por las mujeres prisioneras en los harenes de Oriente”

Esta tópica erótica, traída primero por artistas extranjeros, y cultivada luego por pintores locales que viajaban a completar su formación en Europa, fue también aceptada en las sociedades americanas. Una versión de Rugendas del Rapto de Trinidad Salcedo, se ubica claramente en esta línea. Pero en Chile el gusto por las esclavas orientales había sido introducido por un pintor francés Raymond Quinsac Monvoisin que gozó de amplia popularidad.

En 1859, ya de vuelta en Francia, Monvoisin pinto dos telas inspirada en Elisa Bravo:

  • Elisa Bravo en el naufragio. Raymond Quinsac Monvoisin

  • Elisa Bravo en el cautiverio. Raymond Quinsac Monvoisin

http://1.bp.blogspot.com/-5q41mlsahzo/tgxzm4omyji/aaaaaaaaa8c/-qh0jkk-sw4/s1600/elisa+bravo.jpg

Otras imágenes vinculadas con esta tópica presenta Juan Manuel Blanes en dos obras realizadas en la década de 1870 – 1880, tituladas ambas La cautiva.

http://www.arteargentino.buenosaires.gob.ar/areas/cultura/arteargentino/00sigloxix/imagenes/cronologia/grande/crono_1882_gr.jpg http://bucket3.clanacion.com.ar/anexos/fotos/22/145722w300.jpg

En las primeras décadas de este siglo, la evocación nostálgica de la campana del desierto y de la vida en los fortines, las viejas hazañas militares contra los indios y los sucedidos protagonizados por cautivas, persisten en la literatura, particularmente en la literatura teatral. Constituyen un discurso patriótico y nacionalista de los sectores más retrógrados. Pero la imagen de la cautiva ha comenzado a perder su significación en el campo de la plástica.

En las obras de los Salones persiste el motivo erótico, pero las connotaciones ideológicas del XIX en general tienden a desdibujarse. Por otra parte, surge por primera vez la imagen de la cautiva india en una conocida escultura de Lucio Correa Morales.

Consideraciones finales


Hay una coherencia básica tanto en las fuentes escritas como iconográficas: se trata de discursos legitimadores del dominio blanco sobre las tierras donde habitaba y dominaba el indio. En ningún caso se pone en duda esta idea básica: el derecho del blanco a expulsarlos y a aniquilarlos. La imagen de la cautiva aparece como justificación y legitimación de ese derecho en el plano simbólico.

La cautiva es, por otra parte, una imagen erótica. Ya sea como objeto y victima del erotismo salvaje del indio, como objeto del deseo civilizado de sus esposos, o como prenda de amor del blanco. La cautiva aparece también como símbolo de la diferencia, de la frontera entre lo “uno” y lo “otro”. La cuestión racial se cruza con una cuestión de genero: la mujer es valorada solo si es de raza blanca.

La valoración de la mujer blanca se halla unida a la idea de su posesión, es una pertenencia del hombre blanco. El contacto carnal con el indio las transforma en pobres victima. Pero en todos los casos las cautivas aparecen como el justificativo más importante de las campanas de conquista en el plano sentimental.

La cautiva se ubica, entonces, en el límite entre el mundo de la civilización y el de la barbarie, en la confrontación de dos culturas.

La dicotomía civilización-barbarie es llevada al plano de la relación entre los sexos en imágenes que presentan a la cautiva como prenda de conflicto entre varones de dos culturas y dos razas.

1   2   3   4   5

similar:

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconLa preocupación por el arte es visible en gran parte de los escritos...
«La voluntad de poder como arte», persigue la historia de la estética, con el fin de averiguar su origen y vicisitudes, qué era el...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconImágenes del Espíritu en el cine
«un instrumento sensibilísimo capaz de leer en el tiempo los signos que a veces pueden escapar a un observador apresurado». Nos alienta...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconCastidad
...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconE L arte que propone un análisis del concepto del arte que se valora...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconTextos de las vanguardias y del novecentismo
«pueblo». Habituada a predominar en todo, la masa se siente ofendida en sus «derechos del hombre» por el arte nuevo, que es un arte...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconEnsayos de divulgación científica y humanística
«historia» está estructurada en nuestras mentes desde los primeros meses de vida, probablemente desde las primeras semanas. La creatividad...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconLa música, el arte visual (pintura, video), las artes plásticas y...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconA ¿Qué representa para el poeta el río Duero y el discurrir de sus...

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconPor qué María es alguien en la vida creyente del obispo Casaldáliga
«mariano», y hasta de ser un «chiflado por la Virgen», desde que era seminarista

La vida de las imágenes – Saxl ¿Por qué la historia del arte? iconMario Vargas Llosa
...






© 2015
contactos
l.exam-10.com