Poemas de amor y soledad






descargar 31.43 Kb.
títuloPoemas de amor y soledad
fecha de publicación14.03.2016
tamaño31.43 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
POEMAS DE AMOR Y SOLEDAD

AMOR PRIMERO

Entre sombras un mago alquimista 
Lloró gotas de frustración 
Para hacer un elíxir de fuego 
Que diera a su mundo emoción. 
Las vertió en el caldero hirviente 
Y con ternura las mezclo, 
Recordó risas,  
Charlas sapientes, 
Su esencia extrajo 
Y les derramo. 
Cuando el brebaje confundía 
Con el cielo su color 
Agregó aquel toque secreto; 
Hálito perla, 
Soplo de amor. 
 
En un bosque de almendros grises 
Un claro de luna busco, 
Conjuró,  
Suplicó a sus Dioses 
Por la flor que su alma sonó. 
Y allí estaba majestuosa 
Como imagen celestial, 
Fina seda, 
Dulce rosa, 
De su búsqueda el final. 
En la tierra vació el brebaje 
Muy confiado en su poder 
Y aquella rosa, 
Sin pausa alguna, 
Bajo el manto de la luna 
¡Transmutó, de flor a mujer! 
 
Y renací aquella noche 
Dulce,  
Hermosa,  
Ideal,  
Me aferré a sus brazos de sabio, 
Bebió mi sangre,  
Fui manantial. 
Disfruto mi cuerpo inocente, 
Le hice reír 
Y me enseño a amar, 
Mas un día mi mago cansado 
De su juguete creado 
Sin un adiós me echó a volar. 
 
¿De qué me sirve esta esfinge? 
Sin misterio, 
Sin voluntad? 
No es más que mi eco en el viento, 
Ayer le di vida 
Hoy libertad. 
Podrás reinar entre reinas, 
Eres bella 
Y sabes pensar, 
Suelta mi mano cansada 
¡Vuela alto, no me has de extrañar! 
 
Mas el mago concibió un fracaso 
Vestido de acierto seguro. 
Sin reparar en su origen,  
A diestra y siniestra, 
Arrojó a su obra maestra 
Al foso del futuro. 
 
Sólo en tierra puedo ser rosa, 
Sólo en sus brazos, mujer. 
Su ausencia espantó aquel soplo 
Que tomé del elixir de fuego, 
Promesa de un renacer. 
Mi fin me ha vuelto al principio; 
Ternura, 
Esencias, 
Frustración, 
Y hoy mi rostro marchito 
Lloverá como gota de nada, 
Sin magia, amuletos ni incienso 
Se condensará en un lienzo 
Blanco,  
Incólume, 
Sin pintor.
 
TÚ  NO ERAS PARA MÍ


Hoy no escribo a mi martirio 
Mal llamado soledad, 
Sino a la única verdad 
Que se cuela en mi delirio; 
Látigos que el universo 
Azotaba contra mí 
Entraña que hoy llora el verso: 
¡Tú no eras para mí! 
 
II 
Me lo dijo el sol de día  
Que cansino me alumbraba, 
Cada hoja, cada piedra 
Que en mi senda a ti, pisaba. 
Mas mi paso no escuchaba 
En su absurdo frenesí, 
Que el abrazo perseguido 
No era abrazo para mí... 
 
III 
Lo trinó esa alondra herida 
Sobre el charco carmesí; 
Aferrábase a la vida 
Cual yo me aferraba a ti. 
… Y en agónica porfía 
Como el ave, no adverti 
Que el final por mi venía 
¡No naciste para mí! 
 
IV 
Me lo dijo el angel noble 
Que en mis sueños se posó, 
Y esa bestia que al averno 
Otros sueños me ahuyentó… 
…Y hasta el trémulo desvelo 
Cuya voz no quise oír 
Susurraba a la alborada 
Que no eras para mí 
 

Me lo dijo la experiencia, 
Mi insanía, mi cordura, 
Lo esotérico y la ciencia,  
Mi demora y mi premura, 
…Y estos míseros oídos 
No quisieron nunca oír 
Que de todo lo creado 
Dios no te hizo para mí. 
 
VI 
Si hasta me lo dijo el aire 
En su pálido latir, 
La tierra, el añoso árbol 
Que dio sombra a mi existir. 
¡Masculló incluso la muerte 
Y yo, la sorda, nunca oí 
Hasta que me abandonaste, 
Que no eras para mí!.-
 

RUEGO

Si tus brazos mereciera, volverías

A callar con melodías mi lamento.

Como un niño, como un ser de amor sediento,

Sin caretas, sin temor tu me amarías.
Si supieras como hirió esta despedida

Y por qué adorné mis verbos con espinas


Ya sabrías que al marcharte no terminas

De calarme la existencia y volverías.


Si me vieras hoy a solas pereciendo

Por mecer entre mis dedos tus cabellos,

Me atarías al delirio que hizo bellos

Los momentos que vivimos locos siendo.


Si entendieras, mi maldito violinista

Cómo rasgo tu recuerdo entre mis dientes

Negarías cada duda que en ti sientes

Y marcharías donde nuestra historia exista.

CICLOS

Decía Nietzsche:  
"Hay Demencia en el Amor  
Y razón en la demencia".  
 
¿Y no hay acaso también  
una duda subyacente  
en quien razona?  
Y temor en esa duda,  
y desesperanza en el temor,  
y dolor en la desesperanza,  
y vacío en el dolor,  
y en el vacío una carencia  
que te lleva a amar,  
a dudar,  
a razonar,  
a temer,  
a desesperarte,  
a sufrir,  
a vaciarte...  
Todo para suplir lo que perdiste  
o lo que la vida te negó...  
 
Son ciclos  
Interminables y tempestuosos  
que rigen al macrocosmos  
y a ti  
mientras existas.  
 
Estarás condenada a volver a empezar,  
a borrar tus propias huellas con nuevas pisadas  
pero por sobre todo, a amar  
porque como dijo también Nietzsche  
"El Amor es el consuelo de los solitarios"  
Y tú...  
estás S.O.L.A


POEMA MALDITO

Que diluya mi alma triste, 
Que se amortaje mi carne, 
Que hagan polvo de mis huesos 
La noche en que no derrame 
A tu altar mi negro rezo 
Y en desnuda voz no clame 
La sentencia a tu recuerdo: 
¡Dios te salve, amor… te salve! 
 
De aquel día en que acaricies 
Cuerpo ajeno con tus manos: 
Brotarán víboras rojas 
De tus dedos empapados 
Por las aguas de mi entraña, 
Por el llanto ensangrentado 
Que te llevaste esa noche 
Que me arrojaste al pasado… 
 
Será cítara de muerte 
Ese verbo que derrames 
Sobre tímpanos extraños 
Implorando que te llamen… 
…Y cuando se abran los lirios 
Y su beso no te clame, 
¡Volará hacia ti mi cuerpo 
Y será a mí a quien ames!. 
 
No podrás, mi dulce amado 
Entregar roce sutil 
A otra piel, ni en otros brazos 
Acunar tu flor pueril. 
Pues tu Todo está manchado 
Por mi Todo… ¡Todo di!... 
…Y ese todo se hizo nada, 
Mas la Nada vuelve a mí… 
 
¡Dios te salve, amado mío! 
Cuando quieras desterrarme 
Del paraje en tu memoria, 
Amor mío: ¡Dios te salve!


MARCHITADO LAS DOS

Noche gris que me arrullas los miedos, 
derramándolos frente al desvelo, 
se testigo del último encuentro, 
quiero en ti ver arder mis anhelos 
...Aunque arda con ellos mi alma 
bajo la inmensidad de tus cielos 
cuando implore una última gota 
de sus labios antes del adiós 
correrá por su cuerpo mi llanto 
morirá en sus oídos mi voz 
¡Y desnuda me marcharé al alba 
sin ocaso, sin vida, sin Dios! 
Será el precio que pague esta carne 
por beber de su nívea inocencia 
esa llaga que impronte en mi pecho 
derramando mi aura, mi esencia 
¡Mas no temo a quedarme vacía 
ni al dolor del mañana en su ausencia! 
 
Dime noche, compañera triste 
¿Cubrirás con tu manto mi herida? 
¿Me darás a beber de tu sangre 
cuando a tus pies caiga yo, vencida? 
 
No me dejes sufrir sola, hermana 
muerde con tu silencio mi voz 
Que para cuando llegue el hiel día 
ya habremos marchitado las dos.-
 

MARCHITADO LAS DOS II

Noche gris, ya he arrojado seis gotas 
De mi tiempo al abismo por ti, 
Por el eco de níveas caricias 
Que en delirio me hicieron vivir 
Para luego arrojarme al tormento 
Silencioso del cruel roce hostil 
De otra carne, que ajena, que inerte 
Sin premura caló mi vivir. 
Dime noche… ¿A qué sabe la muerte 
Sino a juergas de amar sin sentir? 
Sino al brillo de hojas afiladas 
Que destrozan mi piel carmesí 
Sino al fruto de pulpa llagada,  
Que es mi anhelo, mi ser, mi vivir… 
 
Y la vida… ¿A qué sabe la vida 
Sino a dulces memorias de ayer? 
Donde bajo tu manto estrellado 
En jolgorio brindamos los tres; 
Él y yo, y la divina promesa 
De fundirnos, oh noche, a tus pies… 
¡Mas mi Dios bifurcó nuestra senda 
Y este sueño mostró su revés! 
Dime noche… ¿Qué hago conmigo? 
¿Puedo a alguien culpar esta vez? 
¿Al destino, a mi karma, a los cielos 
O a la irrefrenable avidez 
De querer poseer cuanto ansío 
De amar tanto y ahogar sin querer? 
 
Hoy él alza su copa al mañana, 
Bebe de sus quimeras la miel 
Mientras yo… a solas con mi locura 
Semi vivas, brindamos con hiel 
¡Hiel que hiede a dolor, a desdichas 
Agridulces, cual vida sin él! 
 
¿Y qué de la esperanza maldita 
Que se enreda en las fauces de Dios? 
…¿Y por qué no murió aquella tarde 
Que en el pecho me clavó este adiós? 
¡Pobre Ilusa, oh noche, ve y dile 
Que ya hemos marchitado las dos.-


DE ALMA A ALMA

Mi alma le habló  al instinto,  
El instinto al corazón,  
El corazón a mi carne  
Y mi carne a la razón…  
La razón a mi insanía,  
Mi insanía a la obsesión,  
La obsesión a mi delirio,  
Y el delirio habló a mi voz.  
Mi voz le gritó al silencio,  
El silencio al cielo gris  
Y el cielo a la última rosa  
Que he cortado para ti…  
La rosa inquirió a su madre,  
La tierra madre al guijarro,  
El guijarro habló a tu cuerpo  
Mustio, gélido, azulado…  
Y tu cuerpo gritó al alma  
Que fundíase en tu Dios  
Las estrofas que ayer fueron  
Exprimidas de mi voz:  
 



¡No despiertes, vida muerta,  
Ya no te preciso aquí,  
Pues de ti, cuanto he deseado  
Lo llevo dentro de mí!

INTRIGA



Si pudiese enterrarse al Gran Astro
Para nunca ver amanecer.
Si pudiera prenderme la luna
Y esta lúgubre noche a la piel.
¡Si pudiera clavar mis pupilas
A las tuyas tan sólo una vez
Hallaría mi duda errabunda
El remanso donde perecer!.

Tú: ¿Quién eres? ¿De dónde viniste?
¿Qué camino te trajo hasta mí?
¿Por qué posas en mi alma tu verbo
Cual caricia sublime y sutil?.

…Pero el día dispara en mis sienes
Y la noche en silencio se va…

Y mi duda se esconde en supuestos
Que entreteje mi carne al vagar
Sin destino, por calles inciertas
Preguntándose dónde estarás,
Borrando del lienzo polvoriento
Cada rostro, cada identidad.
¡Y pintando con óleos etéreos
El cariz del enigma, tu faz!

Si pudiera la llama en mi intriga
Las distancias al fin calcinar
Y esparcir como polvo de lirios
Su ceniza en el viento voraz,
Rasgarían mis uñas tu velo
Y podría yo al fin descifrar
La verdad del sentir que se esconde
Tras un encantamiento virtual.-

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Poemas de amor y soledad iconPoemas de la soledad en columbia university furia color de amor amor...

Poemas de amor y soledad iconPoemas de la soledad en columbia university furia color de amor amor...

Poemas de amor y soledad iconPoemas inéditos por amor / antología bohemia
«rienda suelta a la pasión y al amor, muchas veces ese amor imposible que atormenta el alma»

Poemas de amor y soledad iconPoemas de la soledad en columbia

Poemas de amor y soledad iconA ti, mi amor, que te quiero como a nadie más, te dedico esta historia...

Poemas de amor y soledad iconE scritor y poeta español, nacido en Hernán. Su verdadero nombre...

Poemas de amor y soledad iconEl amor nunca deja de amar
El amor nunca falla Lo encontramos ilustrado en los devocionales para niños. Se entrelaza en canciones, relatos y poemas. No recuerdo...

Poemas de amor y soledad iconTema El fin de un gran amor, el desengaño amoroso. Es paralela a...

Poemas de amor y soledad iconPoemas de Amor

Poemas de amor y soledad iconPoemas de amor 3º ciclo de primaria






© 2015
contactos
l.exam-10.com