El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25)






descargar 318.47 Kb.
títuloEl que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25)
página8/13
fecha de publicación09.03.2016
tamaño318.47 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

OH MARÍA, MADRE, DE LA IGLESIA



Oh María, Madre de la Iglesia, inspiradora y guía de nuestra Congregación: nos acogemos a tu protección materna, y fieles a nuestra vocación y misión.

Te prometemos trabajar siempre por la mayor gloria de Dios, por nuestra propia santificación y por la salvación de las almas.
Con la confianza de hijos, te rogamos por la Iglesia y por la Congregación y por todos los redimidos por Cristo, tu Hijo, sobre todo por los más pobres y abandonados.
Tú que fuiste la maestra de nuestra Fundadora, enséñanos a imitarle fielmente, sobre todo en su unión con Dios en su vida virginal, humilde y pobre, en su amor al trabajo y en su generosa entrega al servicio de la Iglesia y de los hombres.
Concédenos que nuestro servicio al Señor, siguiendo tu ejemplo de discípula y primera testigo suya, sea fiel y generoso hasta el final de nuestra vida, para que podamos, así, llegar a la comunión plena en la casa del Padre común. Amén.

Todo en la Congregación es Obra de María Inmaculada (C. Sallés)
  1. ORACION A LA VIRGEN INMACULADA



Ayúdanos Madre, a penetrar en el misterio de tu Concepción Inmaculada; haz que con nuestras vidas, seamos en verdad la presencia tuya para nuestro mundo.

Concédenos tu gracia para vivir en fidelidad el carisma que el Espíritu Santo depositó en nuestra Madre Fundadora.

Madre Inmaculada, dirige tu mirada de amor sobre todos aquellos que han recibido y reciben nuestra acción apostólica. Bendice a cuantos comparten con nosotras en la misión educativa y haz que sean fieles a sus compromisos cristianos.

A Ti, Madre de los hombres y de las naciones, con confianza entregamos la humanidad entera, con sus temores y esperanzas. No dejes que les falte la luz de la verdadera sabiduría. Guíala en la búsqueda de la verdadera libertad y de la justicia. Dirige sus pasos por los caminos de la paz y la armonía.
Danos tu fuerza para caminar en la vida por los caminos de la fe y la esperanza y consíguenos la gracia de la eterna salvación.
Te lo pedimos por tu hijo y hermano nuestro. Amén.
y después de cantar en esta tierra sus alabanzas… (C. Sallés)

  1. LETANIA DE ALABANZAS A MARÍA



Hija del Padre, ¡María!

Madre del Hijo.

Esposa del Espíritu.

Dios te salve, María...

Esposa de José.

Madre de la Iglesia.

Peregrina de Fe.

Reina de los Apóstoles.

Esperanza de tu Pueblo,

Madre de un Mundo Nuevo.

Dios te salve, María...

Catequista de los Pobres.

Amparo de los Enfermos.

María de los Desamparados.

Amiga de los Niños.

Dios te salve, María...

Modelo de la Juventud.

Protectora de la Familia.

Consuelo de los Ancianos,

Madre de los Sacerdotes.

Madre de los Consagrados

Dios te salve, María...

Madre del Perdón.

Virgen del Dolor.

Hermana de los Hombres.

Maestra de Oración.

Dios te salve, María...

María de los Trabajadores.

Virgen del Compromiso.

Mujer del Silencio.

Madre de la Historia.

Dios te salve, María

María de la Reconciliación,

Maria de la Anunciación.

Virgen Pobre de Belén.

María Exiliada en Egipto.

Señora de Nazaret.

Dios te salve María.
Feliz la que ha creído porque se cumplirán las cosas que le fueron dichas de parte del Señor. (Lc 1,45)
  1. MARIA DEL MAGNÍFICAT


Maria, creemos como Tú, que la actitud más bella del creyente es ponerse a cantar y agradecer el don maravilloso del Señor

que llega hasta nosotros hecho gracia...
Maria, creemos como Tú,

que abrirse a la Palabra y decir Si es salir al encuentro del Señor que nos sigue llamando cada día a la hora de la tarde y de la brisa...
Maria, creemos como Tú,

que el Dios de los humildes y los pobres compromete a su Hijo con todos los que sufren en sus carnes el llanto del desprecio y la opresión...
Maria, creemos corno Tú,

que el brazo del Señor acoge a los sencillos y niega al poderoso las razones para hacer del dominio y la riqueza explotación.
Maria, creemos como Tú,

que el dichoso y feliz del Nuevo Reino descubre en el servicio el camino que ensalza la grandeza del pobre y del hermano ...
Maria, creemos como Tú,

que el Dios de la promesa se hizo en ti realidad y plenitud y vive desde entonces nuestra historia cogido de tu mano y nuestra mano.


1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconLa Biblia Vida Cristiana Christian Maestro esquemas de vida (52), uno para cada semana

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) icon5. quien pierde su vida la encuentra

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconLa teoría de la vida eterna

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconMe gustaría presentar al lector la vida ejemplar del bendito Profeta...

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconEl aumento cuantitativo y cualitativo de la Tercera edad en muchos...

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconRepensando el cielo, la resurrección y la vida eterna

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconRepensando el cielo, la resurrección y la vida eterna

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconTexto publicado por los Servicios Koinonía en homenaje a John hick
«esa rama de la teología que muestra que, en oposición a las otras religiones, la religión cristiana es el Camino, la Verdad y la...

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconDar dos minutos diarios de tu vida para vivir en un mundo más limpio

El que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este mundo la guardará para la vida eterna (Jn 12, 25) iconLa vida y la muerte en la poesía de miguel hernández
«¿No cesará este rayo que me habita?», p. 160] o “un carnívoro cuchillo de ala dulce y homicida” [«Un carnívoro cuchillo», p. 159,]....






© 2015
contactos
l.exam-10.com