Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado






descargar 26.38 Kb.
títuloCampos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado
fecha de publicación29.01.2016
tamaño26.38 Kb.
tipoBibliografía
l.exam-10.com > Historia > Bibliografía

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado


Marta Torrejón García

2º B bachillerato

IES Damià Campeny

Índice

  1. Contexto: Antonio Machado en tierras castellanas 3

  1. El paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado 4

  1. Análisis paisajístico del Poema Orillas del Duero 5

  1. La denuncia social de Antonio Machado 7

  1. Bibliografía 8

1. Contexto: Antonio Machado en tierras castellanas

Antonio Machado (Sevilla, 1875 – Collioure, 1939) fue un poeta influenciado por la corriente modernista y considerado miembro tardío de la generación del 98.

El poeta sevillano adoptó una posición crítica ante la realidad española de la época: las pérdidas de las colonias de ultramar (Cuba, Filipinas y Puerto Rico), la pobreza y el atraso de los pueblos castellanos respecto a Europa, y otros problemas sociales.

Para los escritores de la generación del 98: Unamuno, Maeztu, Baroja, Azorín, Machado, Valle-Inclán; Castilla se convierte en el eje de su denuncia social y representará la decadencia española. Castilla simbolizará toda España y sus austeros paisajes se convertirán en un claro reflejo de sus gentes.

Machado mitificó a Castilla en sus poemas, exaltando su historia: “Castilla del dolor y de la guerra, tierra inmortal, Castilla de la muerte!” y sus paisajes: “¡Oh Duero, tu agua corre y correrá mientras las nieves blancas de enero el sol de mayo haga fluir por hoces y barrancas…”

El poeta llegó a Castilla después de haber estudiado en la Institución Libre de Enseñanza y haber viajado a Paris, donde se empapó del movimiento modernista y conoció a Rubén Darío.

Se instaló en Soria en mayo de 1907 y allí trabajó como profesor de instituto. En la ciudad castellana también se enamoró de Leonor, amor que marcaría profundamente su vida y su poesía.

Poco antes de la muerte de su esposa Leonor, Antonio Machado publicó “Campos de Castilla” en 1912, obra cumbre de la poesía machadiana en la que lanza una dura crítica a España, pero también realiza una exaltación del paisaje castellano, que despierta en Machado diversas sensaciones.


2. El paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado

Antonio Machado realiza en su poesía un fiel retrato de la sociedad y de los paisajes castellanos. Su poesía también transluce el alma del poeta sevillano: un hombre reflexivo, melancólico y con preocupaciones existenciales.


Machado se encuentra a si mismo en Castilla y describe cada elemento del paisaje: desde los árboles (encina, roble…), hasta los colores predominantes (azules, cenicientos, pardos…).

En su poesía, también trata un concepto creado por Miguel de Unamuno: la intrahistoria, es decir, no le importan las grandes historias de reyes y de nobles, sino las historias del pueblo y los hechos cotidianos que ocurren día tras día y conforman el carácter y la historia de una comunidad.
Machado considera que el paisaje es necesario para conocer a un pueblo. El poeta descubre con entusiasmo una Castilla pobre y austera habitada por gente de tradiciones y costumbres.

Antonio Machado conoció las dos Castillas: la de las buenas gentes, la de los campesinos honrados: “Son buenas gentes que viven, laboran, pasan y sueñan…” y la de las malas gentes, la España cainita, envidiosa y cruel: “Mala gente que camina y va apestando la tierra…”.
Podemos considerar a Machado un pintor de paisajes. El poeta describió con entusiasmo el paisaje de Soria, no solo el ámbito geográfico sino que también la psicología de los castellanos.
El poeta sevillano ajeno a la tierra Soriana apreció en esta, parajes extraordinarios, paisajes que eran corrientes y rutinarios para los pobres campesinos sorianos.
3. Análisis paisajístico del poema Orillas del Duero



ORILLAS DEL DUERO

¡Primavera soriana, primavera
humilde, como el sueño de un bendito,
de un pobre caminante que durmiera
de cansancio en un páramo infinito!
     ¡Campillo amarillento,
como tosco sayal de campesina,
pradera de velludo polvoriento
donde pace la escuálida merina!
     ¡Aquellos diminutos pegujales
de tierra dura y fría,
donde apuntan centenos y trigales
que el pan moreno nos darán un día!
     Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.
     ¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!
¡La agria melancolía
que puebla tus sombrías soledades!
     ¡Castilla varonil, adusta tierra,
Castilla del desdén contra la suerte,
Castilla del dolor y de la guerra,
tierra inmortal, Castilla de la muerte!
     Era una tarde, cuando el campo huía
del sol, y en el asombro del planeta,
como un globo morado aparecía
la hermosa luna, amada del poeta.
     En el cárdeno cielo vïoleta
alguna clara estrella fulguraba.
El aire ensombrecido
oreaba mis sienes, y acercaba
el murmullo del agua hasta mi oído.
     Entre cerros de plomo y de ceniza
manchados de roídos encinares,
y entre calvas roquedas de caliza,
iba a embestir los ocho tajamares
del puente el padre río,
que surca de Castilla el yermo frío.
     ¡Oh Duero, tu agua corre
y correrá mientras las nieves blancas
de enero el sol de mayo
haga fluir por hoces y barrancas,
mientras tengan las sierras su turbante
de nieve y de tormenta.
y brille el olifante
del sol, tras de la nube cenicienta!...
     ¿Y el viejo romancero
fue el sueño de un juglar junto a tu orilla?
¿Acaso como tú y por siempre, Duero,
irá corriendo hacia la mar Castilla?

En este poema, Machado realiza una topografía del paisaje castellano. Se pueden diferenciar tres apartados temáticos: el Duero que cobra un especial protagonismo:

“¿Acaso como tú y por siempre, Duero,
irá corriendo hacia la mar Castilla?”

El paisaje castellano en general:

“¡Campillo amarillento,
como tosco sayal de campesina,
pradera de velludo polvoriento
donde pace la escuálida merina!”

Y la historia de Castilla:

    “¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!”
Se emplean formas nominales propias de las descripciones, mediante numerosos adjetivos se matiza la descripción del paisaje: “velludo polvoriento”, “pobre caminante”…

El primer párrafo del poema transluce la ideología del poeta. Machado es un hombre humilde y honrado. También matiza con exclamaciones la rudeza del hombre castellano: “ iCastilla varonil, adusta tierra”

Se ve reflejada su personalidad, serio, sincero y austero, el paisaje se presenta así como espejo del alma del poema, triste y pesimista. Al caer la noche sobre el río Duero aparece la idea del fluir del tiempo y de la melancolía, temas recurrentes en la obra de Machado.

Este poema, Orillas del Duero, transluce una clara subjetividad que nos permite conocer los sentimientos que despiertan en Machado aquellas tierras. Por eso podemos hablar de una visión lírica de Castilla
4. La denuncia social de Antonio Machado
Antonio Machado tuvo una consciencia crítica ante la pobreza y el retraso de los pueblos castellanos respecto a Europa, hecho que le adscribe a la generación del 98, ya que todos sus miembros denuncian la realidad española de la época.
Machado critica la situación económica, social y política de España. Castilla se encuentra en un estado decadente comparado con su glorioso pasado.
Antonio Machado fue un hombre bueno, honrado y sensible. Fue también un hombre humilde y no buscó la fama y se identificó con el austero hombre castellano.
El poeta sevillano tenia una mentalidad progresista y socialista, pero sus ideas se fueron radicalizando cuando entró en contacto con las desigualdades sociales que vivían los andaluces y los castellanos. Machado, sin duda, fue un hombre sincero y de profundas convicciones.


5. Bibliografía




 Vengativo hacia los allegados:
su actitud cainita le enemistó con su familia.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconFragmentos de los poemas de Antonio Machado, Campos de Castilla

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconTras una primera lectura, se perciben dos características principales...

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconEl paisaje castellano según Unamuno y Machado entre 1898 y 1936

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado icon“campos de castilla” campos de castilla (1912-1917)

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconEstos versos salvaron la vida a Machado Se cumple un siglo de la...

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconLa poesía de antonio machado

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconPoesía de Antonio Machado

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconAula de Poesía Española Antonio Machado

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconLos símbolos en la poesía de antonio machado

Campos de Castilla: el paisaje castellano en la poesía de Antonio Machado iconPrincipales temas en la poesía de Antonio Machado






© 2015
contactos
l.exam-10.com