Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato)






descargar 132.79 Kb.
títuloLengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato)
página1/2
fecha de publicación24.10.2015
tamaño132.79 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Historia > Literatura
  1   2



Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato)
LOS GÉNEROS LITERARIOS

1. Introducción

Las categorías genéricas son los modelos básicos de estructuración de los textos literarios. La tradición literaria establece tres categorías genéricas:

- La lírica o poesía, que presenta una visión subjetiva de la realidad desde la perspectiva íntima del emisor.

- La épica o narrativa, que relata hechos reales o ficticios que les suceden a unos personajes en un tiempo y un espacio determinados.

- La dramática o teatro, que presenta las acciones de los personajes a través del diálogo en estilo directo y del monólogo.
Junto a estas categorías genéricas clásicas, los estudios actuales incluyen un cuarto género, el ensayo, destinado a la exposición y la argumentación de ideas. Al contrario que en las otras, en el ensayo no predomina la función poética del lenguaje, sino la referencial, aunque no por ello carece de voluntad estética.

Los géneros literarios son las realizaciones concretas de las categorías genéricas, con una estructura determinada. Es el caso de la elegía o la égloga para la lírica, la novela o el cuento para la narrativa, o la tragedia o la comedia para el teatro.

En este tema estudiaremos las características de tres de los cuatro géneros: lírica, teatro y ensayo. En el caso de la narrativa, nos centraremos en su género estrella, la novela.
La poesía lírica
1. CARACTERÍSTICAS

Los textos líricos presentan una visión subjetiva de la realidad desde la perspectiva íntima del emisor, que expresa sus vivencias, sus experiencias y sentimientos a través del «yo» poético. Por tanto, predominan las funciones expresiva y poética del lenguaje. Normalmente se emplea el verso como forma de expresión, aunque también es frecuente el uso de la prosa lírica.

El poema lírico puede adoptar tres puntos de vista:

1. El «yo» poético (primera persona), perspectiva por excelencia de la lírica, en la que el hablante se hace presente en el discurso de forma explícita, ya sea hablando de él mismo, o bien ocultándose en la figura de un personaje (como los pastores en las églogas) (las Rimas de Bécquer, es otro ejemplo)

2. El «tú» poético (segunda persona), que se suele combinar con el «yo» de tres maneras distintas:

a. Interrumpiendo el discurso para dirigirse directamente a alguien, como, por ejemplo, a la amada. Esta técnica se denomina apóstrofe. Ejemplo:

¡Oh noche que guiaste!; 
¡oh noche amable más que el alborada!;
 
¡oh noche que juntaste
 
Amado con amada,
 
amada en el Amado transformada!
 (San Juan de la Cruz, Noche oscura) 

b. Desdoblándose el poeta en un «tú» impersonal con el fin de reflexionar sobre un tema. Ejemplo: Diario de un poeta recién casado, Juan Ramón Jiménez.

c. Mediante un diálogo escénico o conversación entre dos personajes, uno de los cuales puede identificarse con el poeta. Ejemplo:

Poema El Diálogo de Concha Lagos

No hilvanemos historias, no hace al caso,
lo importante es saber que aquí me tienes.
¿Dónde ya la que fui?
Deja que el tiempo se nos lleve y pase,
así quedamos siempre renacidos.
3. La tercera persona, que se convierte en protagonista cuando predomina la función representativa en el poema. A veces es un desdoblamiento del «yo» poético, que quiere distanciarse del tema para ser más objetivo.

Un final predecible 

Acaba de vestirse 
y ya la echa de menos. 
Acurrucado, 
arropado por la luz 
del flexo, 
cuenta hasta cinco 
para quedarse dormido. 
Los poemas en verso tienen como principal elemento formal la métrica, es decir, la estructura rítmica. La métrica se centra en tres aspectos: el verso, la estrofa y el poema:

- El verso es la unidad estructural mínima del poema. Puede ser de arte menor (si tiene de una a ocho sílabas métricas) o de arte mayor (de nueve o más sílabas). A la hora de calcular el cómputo silábico, se deben tener en cuenta las licencias métricas:

o Sinalefa: Si una palabra termina en vocal y la siguiente empieza también por vocal, las dos sílabas de ambas vocales se unen en una sola sílaba métrica, formando un diptongo.

o Hiato: Fenómeno contrario a la sinalefa. La vocal final de una palabra y la primera de la siguiente se mantienen separadas en sílabas distintas.

o Sinéresis: Las dos vocales de un hiato se reúnen en una sola sílaba formando un diptongo.

o Diéresis: Un diptongo se rompe de manera que sus vocales se separan, como si se tratara de un hiato, en dos sílabas distintas.

o Compensación silábica: Si la última palabra del verso es aguda, se cuenta una sílaba métrica más; si la palabra es esdrújula, hay que contar una sílaba menos.

- La estrofa es un conjunto organizado de versos con una estructura rítmica regular. Los versos de una misma estrofa suelen compartir la rima, que es la identidad acústica entre los fonemas situados a partir de la última vocal acentuada de dos o más versos (consonante si coinciden todos los fonemas, asonante si solo coinciden vocales y diptongos).

- El poema es la unidad comunicativa máxima, en la que se integran los versos y las estrofas. Puede ser estrófico (soneto, villancico, romance…) o no estrófico, articulado en versos libres, sin rima. En este último caso, el ritmo del poema viene dado por la repetición de sonidos, palabras o estructuras sintácticas. (Estudiar los nombres de las diferentes estrofas en el libro de texto)
Los temas de los poemas suelen ser variados, pero existes una serie de tópicos literarios llamados así porque han aparecido en toda la historia de la literatura y son recurrentes. Algunos de ellos son: Carpe diem (aprovecha el momento), Locus amoenus (paisaje idílico de la naturaleza. Por ejemplo en las églogas de Garcialso de la Vega), Collige virgo rosas (Recoge y aprovecha las ventajas de la juventud, muchacha), Homo viator (carácter itinerante del ser humano. Ejemplo: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”), Beatus ille (Feliz aquel que puede retirarse y privarse de lo material y vivir tan solo con lo espiritual), Donna angelicata (descripción de una mujer bella, platónica) y Ubi sunt? (¿Qué fue de aquellos?. Lo encontramos en las Coplas de Manrique).

La poesía lírica es el género en el que se da con más fuerza la función poética del lenguaje, como su nombre indica. Las figuras literarias cobran una gran relevancia, siendo, muchas veces, el único elemento que confiere unidad rítmica al poema.

2. GÉNEROS LITERARIOS LÍRICOS

Los géneros líricos se pueden definir en función de su temática o de su estructura formal. Los principales géneros líricos son los siguientes:

- Oda: De cierta extensión y tono elevado, sirve al poeta para expresar sentimientos o ideas de forma refrenada y racional. Ejemplo:

ODA A LA VIDA RETIRADA, Fray Luis de León

¡Qué descansada vida 
la del que huye del mundanal ruïdo, 
y sigue la escondida 
senda, por donde han ido 
los pocos sabios que en el mundo han sido;

- Himno: Composición solemne destinada al canto, que se utiliza para expresar sentimientos patrióticos, religiosos, guerreros, etc. Ejemplo:

Francisco de Quevedo

Himno a las estrellas


A vosotras, estrellas, 
alza el vuelo mi pluma temerosa, 
del piélago de luz ricas centellas; 
lumbres que enciende triste y dolorosa 
a las exequias del difunto día, 
güérfana de su luz, la noche fría;


- Elegía: Poema extenso que expresa sentimientos de dolor ante desgracias individuales o colectivas. Ejemplo: Coplas a la muerte de su padre, Jorge Manrique.

- Canción: De extensión variable, expresa habitualmente emociones de tipo amoroso, aunque puede tener otros temas.

Con un manso rüido

de agua corriente y clara

cerca el Danubio una isla que pudiera

ser el lugar escogido

para que descansara

quien, como estoy yo agora, no estuviera:

do siempre primavera

parece en la verdura

sembrada de las flores;

hacen los ruiseñores

renovar el placer o la tristura

con sus blandas querellas,

que nunca, día ni noche, cesan de ellas.

(Garcilaso de la Vega, Canción III)

- Epístola: Bajo la forma de carta, aborda temas filosóficos o morales. Las epístolas de San Pablo, por ejemplo.

- Égloga: Exposición de sentimientos amorosos y de exaltación de la naturaleza, puesta en boca de pastores.

Egloga I de Garcilaso de la Vega

El dulce lamentar de dos pastores,

Salicio juntamente y Nemoroso,

he de contar, sus quejas imitando;

cuyas ovejas al cantar sabroso

estaban muy atentas, los amores, 5

(de pacer olvidadas) escuchando.

Tú, que ganaste obrando

un nombre en todo el mundo

y un grado sin segundo,

agora estés atento sólo y dado 10

el ínclito gobierno del estado

Albano; agora vuelto a la otra parte,

resplandeciente, armado,

representando en tierra el fiero Marte;
El teatro

1. CARACTERÍSTICAS

El teatro se caracteriza por presentar las acciones de los personajes a través del diálogo en estilo directo y del monólogo. Su característica principal es la inseparabilidad entre el texto y la escenificación, ya que el emisor lo crea para ser representado.

Además de las funciones expresiva y poética, propias del texto literario, en el texto dramático es frecuente el empleo de la apelativa y la fática, puesto que pretende captar la atención del espectador y mantener la comunicación activa. La vinculación entre texto y representación implica el uso de un código verbal y un código no verbal constituido por decorado, vestuario, maquillaje, gestos, iluminación, etc.

Dentro del teatro se diferencian dos tipos de textos: un texto principal, en el que se desarrolla la trama de la obra, y un texto secundario, formado por las indicaciones necesarias para su representación en el escenario.

El texto principal está constituido por cuatro elementos:

- Diálogo: La estructura externa del texto principal es la de una conversación entre varios personajes que suelen intercambiar sus papeles de emisor y receptor. El texto destaca a los interlocutores presentando el nombre del personaje que habla y, a continuación, sus palabras. Tiene tres funciones principales:

o Narrar la acción dramática.

o Caracterizar a los personajes.

o Contextualizar el espacio y el tiempo de la trama.

- Monólogo: Es el discurso de un personaje que no se dirige a otro, y en el que predomina la función expresiva: El de Segismundo en La vida es sueño:

qué delito he cometido;
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
Pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito del nacer),
¿qué más os pude ofender,
para castigarme más?
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que no yo gocé jamás?

Puede ser de cuatro tipos:

o Monólogo interior: El personaje reflexiona en voz alta.

o Monólogo aparente: El personaje habla a otro, pero no espera respuesta ni la recibe.

o Monólogo narrativo: El personaje cuenta hechos ocurridos fuera de escena.

o Aparte: Monólogo dirigido al espectador, sin que se enteren los otros personajes. Puede hacer reflexionar, exigir su participación, transmitir ideas del autor, etc.

- Acción: La acción dramática es el elemento que permite avanzar lógica y temporalmente en la historia. Hay que distinguir entre la acción representada (la que ocurre en la escena) y la narrada (expresada a través del diálogo y el monólogo).

- Personaje: Desempeña siempre una función dentro de la acción, determinada por lo que hace, lo que dice, lo que dicen de él y lo que se especifica en las acotaciones. Desde el punto de vista literario, los principales tipos de personajes son:

o Protagonista: Personaje principal, que recuerda al héroe con el que se idéntica el público. Ha de enfrentarse a un conflicto.

o Personaje secundario: Desempeña un papel auxiliar.

o Antagonista: Personaje individual o colectivo que se enfrenta al héroe.

o Figurante: Personaje colectivo que crea ambiente (los extras de una película).

o Personaje tipo o estereotipado: Personaje convencional con rasgos prefijados, como el marido celoso, el cornudo, el soldado fanfarrón, el criado holgazán, etc.

o Personaje alegórico: Representa ideas abstractas o colectivos de personas, como la Muerte o la Monarquía.
El texto secundario son las acotaciones o indicaciones del autor al director de la obra, orientando la representación del texto dramático en el escenario. Sus funciones son varias: completar la configuración de los personajes, precisar el significado de los diálogos y monólogos, contextualizar el espacio y el tiempo, indicar movimientos, seleccionar una composición musical de fondo, etc. A veces, estas acotaciones están dirigidas al lector, en cuyo caso pueden ser narrativas o, incluso, poéticas (como en algunas obras de Lorca).
GÉNEROS LITERARIOS TEATRALES

Los principales géneros teatrales son los siguientes:

- Tragedia: Los elementos teatrales (personaje, acción, diálogo, espacio y tiempo) se organizan en torno a la figura principal del héroe, que, en conflicto con el antagonista, se enfrenta consciente y libremente a una fuerza superior a él, normalmente un destino inevitable, aunque también la sociedad, la tiranía, el tiempo o la muerte. Este destino lo lleva a la catástrofe, aunque la lucha lo engrandece y dignifica.

- Comedia: Presenta conflictos o costumbres de la vida cotidiana desde una perspectiva humorística. A veces puede plantear problemas humanos serios, pero el conflicto siempre se resuelve de una manera feliz.

- Drama: Acción grave y conflictiva, a menudo con final desdichado. A diferencia de la tragedia, la lucha de los personajes no tiene carácter heroico. Suele mezclar momentos de tensión con otros de distensión e incluso comicidad.
Existen otros géneros teatrales menores, como el entremés, el sainete, la farsa o el auto sacramental. (Estudiar por el libro la definición de de estos géneros menores)

La narrativa
Comprende aquellos textos que cuentan la historia con un narrador.

Desarrollan una historia, esto es, una sucesión de acciones, por lo que predomina la función referencial.

La historia es contada por un narrador y puede ser real o imaginaria, ficción.

La modalidad del discurso predominante es la prosa, aunque también se ha empleado el verso, como en el caso de la épica.
  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato b

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 1º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato

Lengua Castellana y Literatura (1º Bachillerato) iconLengua castellana y literatura 2º bachillerato






© 2015
contactos
l.exam-10.com