Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91






descargar 1.18 Mb.
títuloUtopía ayer, hoy y ¿siempre? 91
página13/40
fecha de publicación21.09.2015
tamaño1.18 Mb.
tipoUtopía
l.exam-10.com > Historia > Utopía
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40

n Pistas para la Reflexión


  1. 1.       ¿Existe una utopía cristiana? Si existe, ¿cuál es su núcleo y esencia? ¿Cómo se podría formular hoy?

  2. 2.       ¿Qué notas y rasgos distintivos de la utopía cristiana señalan los textos propuestos? Expresar de una manera sintética la formulación que dichos textos presentan de la utopía cristiana.

  3. 3.       ¿Representa realmente la utopía cristiana una alternativa a la sociedad actual?

  4. 4.       Si la utopía implica denuncia y anuncio, señalar los puntos más importantes que hoy ha de denunciar la utopía cristiana; del mismo modo, señalar también el sentido y contenido de su anuncio.

  5. 5.       ¿Cuáles son los compromisos concretos que provienen de la utopía cristiana? Buscar acciones concretas que pueden construir hoy la utopía cristiana y buscar también el modo de realizarlas.

 

 
4. Derechos Humanos para una Sociedad Utópica

 

L. Racionero expresa la necesidad de llegar en el siglo XXI a un sistema global de valores que recogiera lo mejor de la historia: lo que han pensado los grandes hombres de todos los tiempos, sus obras de arte, sus inventos. A modo de ejemplo, presenta la propuesta de los derechos humanos en la sociedad postindustrial, elaborada por Richard Farson, que nosotros sintetizamos como derechos para la utopía

 

1. Derecho al Ocio, no en el sentido de tiempo libre, sino como derecho a no trabajar y seguir siendo considerados seres humanos valiosos. Si actualmente trabajo significa tarea a cambio de pago, la utopía está en que ese tipo de trabajo sería realizado por un porcentaje reducido de la población.

 

2. Derecho a la Belleza. Belleza, cultura y vida no han de seguir siendo compartimentos estancos como sucede hoy en día; es necesario volverse hacia experiencias que refresquen el espíritu y expansionen los sentidos. La belleza es una necesidad humana; la fealdad, un crimen contra la vida.

 

3. Derecho a la Salud, considerándola no solamente como ausencia de enfermedad, sino como una condición positiva de bienestar.

 

4. Derecho a la Intimidad, a la experiencia de unas relaciones de intimidad que nos recuerden que somos miembros de la raza humana, para darnos un sentido de comunidad, para ayudarnos a no temernos unos a otros, para permitirnos reír y llorar unos con otros, para ser capaces de experimentarnos a nosotros mismos y a los demás.

 

5. Derecho a la Verdad. La reivindicación de este derecho se hace más firme según nos dirigimos a una sociedad más abierta.

 

6. Derecho al Estudio, no simplemente el derecho a la «educación», que prepara a la gente para ganarse la vida, llegar a una profesión o servir a las necesidades de la tecnología y la industria, sino el derecho a toda una vida de estudio y aprendizaje, a la enriquecedora experiencia de aprender como un fin en sí mismo.

 

7. Derecho a Viajar, que llevará como consecuencia al desarrollo de una nueva clase de ciudadano, el ciudadano del mundo.

 

8. Derecho a la Satisfacción Sexual. La satisfacción y la experiencia erótica no van a ser solamente un aspecto natural y delicioso de la vida, sino que también conducirán a la exploración de nuevas formas de experimentarnos a nosotros mismos, nuevos modos de incrementar nuestros potenciales físicos, mentales y emocionales, nuevas maneras de relacionarnos con los demás.

 

9. Derecho a la paz, con la victoria sobre la amenaza más devastadora de la humanidad, la guerra.

 

10. Derecho a Ser Únicos, a ser diferentes, a ser autónomos, valorizando la diversidad y la variación.

L. Racionero, Del paro al ocio, Anagrama, Barcelona 1983, 141.147.

 

n Pistas para la Reflexión


  1. 1.       Comentar y precisar en el grupo el significado de cada uno de los Derechos propuestos.

  2. 2.       Comparar esta declaración «utópica» con la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada por las Naciones Unidas. ¿En qué sentido se puede llamar utópica la declaración propuesta? ¿Es utópica la Declaración Universal? ¿Qué convergencias y divergencias se advierten entre ellas?

  3. 3.       Elaborar primero personalmente y después en el grupo, la propia declaración utópica de los Derechos Humanos.

 

 
5. El Cristianismo ante el Siglo XXI

 

Con la voluntad de unir utopía y realismo, la Asociación de Teólogos «Juan XXIII» celebró en el pasado mes de septiembre su último Congreso de Teología, proponiendo como tema de reflexión: “El cristianismo ante el siglo XXI: Una mirada nueva”. Y desde una visión realista proclama en el mensaje final que transcribimos, la necesidad de un urgente retorno a la utopía del Reino.

 

n Los cristianos tenemos que procurar limpiar nuestros ojos para ver con claridad lo que somos, lo que es la realidad humana en nuestro tiempo, y lo que podemos intentar hacer para ser fieles (aquí y ahora) al legado de Jesús de Nazaret.

n Lo primero que necesitamos es una gran cura de humildad. Lo que Jesús proclamó, era un Reino o Reinado de Dios, que iba a ser una buena noticia para los pobres. Pero después de dos mil años, eso no lo prefigura ni lo significa la ecumene cristiana y menos aún la iglesia católica romana sola.

n Jesús dijo que no se puede servir a Dios y al dinero, pero la iglesia en conjunto y estructuralmente ha intentado con demasiado éxito desarticular esta antítesis.

n En el diálogo ecuménico, los cristianos deberían hablar siempre con una actitud fraterna, sin arrogarse un papel de maestros del mundo, sino de modestos buscadores de la verdad...

n La magnitud cuantitativa de las iglesias cristianas hoy existentes se debe, en buena parte, a que, en los siglos en que se formó históricamente la cristiandad, hubo una negación sistemática de los derechos fundamentales de libertad de conciencia y de religión. A mantener una situación de inflación del número estadístico de católicos contribuye la costumbre de bautizar a los niños en la primera infancia. Por tanto, la disminución númerica de los cristianos no es un problema fundamental. El problema es mejorar la calidad.

n [...] La dialéctica de pluralismo y convergencia que hay en el reino de lo ético, que es el de la dignidad y verdadera libertad, está invitando a los seres humanos al diálogo de conciencia, hacia la búsqueda común de un programa moral. Los cristianos, unidos a los demás, deben buscar la verdad práctica y tratar de resolver con acierto los numerosos problemas morales que se presentan al individuo y a la sociedad.

n Los católicos (y también sus responsables pastorales, incluso en el escalón más alto) no son unos señores que están en posesión de una moral estáticamente coagulada, definida o que hay que definir de una vez para siempre, y que deben tratar de imponer a todos, incluso mediante instrumentos legales coactivos, porque ésa es la verdad objetiva. En la humanidad todos somos buscadores de la verdad práxica, y nunca hemos llegado hasta el final.

n Lo más sustantivo de la contribución cristiana a la cultura ética mundial debería ser el testimonio práctico de una identificación visceral con la causa de los pobres, el reconocimiento efectivo de la dignidad de la mujer y de su igualdad de derechos con el varón, el fomento de la buena causa del desarme mundial y de la paz, y el respeto ecológico a la naturaleza...

n Según el parecer de un gran teólogo cristiano del siglo XX, Dietrich Bonhoeffer, la gran utopía eclesial para el futuro sería una comunidad jesuánica que renace a base de callar, hacer la justicia y orar.

Mensaje del «XIX Congreso de Teología», Madrid 9-11 septiembre 1999.

 
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40

similar:

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconIrene González López. 4ºA
«Pilar Miró, directora de cine»); «Breaking the Code. Películas que burlaron la censura en España» «Cien médicos en el cine de ayer...

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconLa retórica: ayer y hoy

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconEl ayer y hoy de la poesíA

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconMemorias de hoy y de ayer

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconLa utopía hoy

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconSiendo siempre mejores que ayer”

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconPaper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos...

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconPaper (I) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos...

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconYo siempre que me ocupo de cartas de lectores, suelo admitir que...

Utopía ayer, hoy y ¿siempre? 91 iconYo siempre que me ocupo de cartas de lectores, suelo admitir que...






© 2015
contactos
l.exam-10.com