Un sueño de sirenas






descargar 5.5 Kb.
títuloUn sueño de sirenas
fecha de publicación18.09.2015
tamaño5.5 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
Un sueño de sirenas
Jorge Souza Jauffred
Soñar una sirena, imaginar su rostro, dar sonido a su canto y su lenguaje, dibujar su figura manchada por la luna, tejer con viejos hilos el agitado océano de su amor incunable, trazar el alfabeto que emerge de su piel y, de cerca, beber la luz que hay en sus ojos, no es sencillo. Es, en cambio, una posibilidad que la voz intuitiva de Yolanda Zamora ha logrado traer de aguas lejanas para el disfrute de todos nosotros.
Perlas algunas veces, cristales de la sal otras, las palabras de Yolanda se convierten en el camino abierto que siguen nuestros pasos para tocar en él las viejas voces, recordar las historias olvidadas, leer de nuevo páginas perdidas como parte de un juego intertextual que configura, en la belleza líquida del poema, la imagen, nunca completamente definida, de estas sirenas puras y terribles que recobran su vida en el océano blanco de la página.
El Sirenario que ahora deshojamos se tejió con hilos que vienen de tiempos muy distantes. Algunos nos remiten a los dioses antiguos, otros a grandes héroes surgidos de los mitos o a entidades de viento que ahora se acercan a mirarnos a través de estas letras trazadas por la mano precisa de la poeta.
Yolanda Zamora, con particular sabiduría, ha aprendido a evocar a estos seres hermosos y solitarios que describe, que descubre y desata, para construir el movimiento de un bello Sirenario en el que las sirenas vienen –con malicia inocente y sutil erotismo-- a establecer un asombroso diálogo con nosotros, mortales habitantes de la tierra.
Juguetonas y engañadoras, dueñas de la belleza de su canto, las sirenas, en lo profundo de su alma, se agitan siempre solas. Si una palabra pudiera revelar el abismo que Yolanda Zamora ha construido en ellas, ésta sería nostalgia, porque en cada una de estas criaturas se revela, al lado de una atracción inevitable, un silencio que en su callar expone un anhelo secreto que no ha sido alcanzado; sea porque no navegan los mares y los cuerpos que la mujer recorre, sea porque el mar que habita es un lecho formado con sus lágrimas.
¿Qué lenguaje es entonces el que hablan las sirenas?, se pregunta Yolanda. Y yo respondo que es una lengua que, en alguna forma, ella retoma, al menos en el ritmo, al menos en el tono, para trazar su sombra en estas páginas.
¿Qué apariencias adoptan estas hermosas brujas de los mares que se dejan mirar por las estrellas? La respuesta, milagrosamente, queda sobre las páginas del libro; ora en los trazos poéticos de Yolanda, ora en las pinceladas, intuitivas y mágicas, con que Rocío Coffen revela el resultado de su propio acercamiento a estas criaturas. Es gracias a esta hábil y delicada pintora que el libro de Yolanda se convierte en un objeto plástico desde el que las sirenas lanzan una vez más su canto hasta nosotros, fantasmas de la tierra, para que lo escuchemos en los sueños.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Un sueño de sirenas iconActividad: “La vida es sueño” de Calderón de la Barca y “El sueño del rey” de Lewis Carroll

Un sueño de sirenas iconMemorias del Oratorio
«sueño» va dividido en tres partes: La primera es una especie de introducción o ambientación. La segunda, la narración del «sueño»,...

Un sueño de sirenas iconLas sirenas a diferencia de la costumbre popular, dentro de la tradición...

Un sueño de sirenas iconCarta a un sueño

Un sueño de sirenas iconEl sueño de Casandra”

Un sueño de sirenas iconEnhiesto surtidor de sombra y sueño

Un sueño de sirenas icon¿El fin del sueño americano?

Un sueño de sirenas iconControla el humor, el apetito y el sueño

Un sueño de sirenas iconO el sueño como fenómeno de campo

Un sueño de sirenas iconLa vida es sueño calderon de la barca






© 2015
contactos
l.exam-10.com