Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de






descargar 194.74 Kb.
títuloContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de
página4/5
fecha de publicación10.09.2015
tamaño194.74 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5

MAÑANA
Lectura del Salmo 17 (16)

ORACIÓN DE UN ATRIBULADO

La situación en que se recitaba este Salmo es idéntica a la que se describe a propósito del Salmo 7: un inocente –acusado y perseguido injustamente– expone su caso al Señor en demanda de justicia. La súplica se alterna con las declaraciones de inocencia (vs. 3-5) y con una descripción de la maldad de sus perseguidores (vs. 10-12). En el versículo final, el salmista manifiesta su certeza de que alcanzará el favor divino.

TARDE

Virtudes para ser feliz

GENEROSIDAD
Sé liberal cuando des. Ten un corazón amplio. No seas miserable. Deléitate con las alegrías de otros y en hacer felices a otros. La generosidad es una virtud hermana de la caridad. Es la culminación de la caridad, la magnanimidad y la nobleza.

 
MARTES

MAÑANA
Lectura del Salmo 18 (17)

CÁNTICO TRIUNFAL DE ACCIÓN DE GRACIAS

En este Salmo, el rey expresa su reconocimiento al Señor por la victoria alcanzada. El estilo es altamente poético y las ideas se van expresando con un amplio despliegue de imágenes. Al comienzo, se acumulan epítetos que presentan al Señor como un refugio inexpugnable para sus fieles (vs. 2-3). La amenaza del enemigo se describe como una irrupción de las fuerzas del caos y de la muerte (vs. 5-6). La intervención del Señor está descrita como una teofanía, en la que participan y se conmueven todas las fuerzas de la naturaleza (vs. 8-16).
TARDE

Virtudes para ser feliz

PUREZA
Sé puro de corazón. Elimina la lujuria, la cólera, la avaricia y otras malas cualidades. Sé puro en tus pensamientos. No dejes que entren en tu mente malos pensamientos. Piensa siempre en Dios. Piensa en el bienestar de todos. Sé puro en tus palabras. Nunca pronuncies palabras vulgares o groseras. Mantén tus ropas y tus alrededores limpios. Observa las normas de higiene física, mental, moral y espiritual.

MIERCOLES

Lectura del Salmo 19 (18)

LOA A DIOS CREADOR Y LEGISLADOR

En este Salmo se encuentran yuxtapuestos dos poemas de estilo y contenido diversos. El primero es un himno de intensa vibración lírica, que celebra la gloria del Creador manifestada en la armonía y grandiosidad del firmamento (vs. 2-7). El segundo -que proviene de una época mucho más reciente- es un poema didáctico, en el que se describen las excelencias de la Ley divina.

A pesar de estas diferencias, la yuxtaposición de los dos poemas no es totalmente artificial, ya que así se establece un paralelismo entre las dos manifestaciones de la gloria de Dios: una en la Creación y en las perfecciones del universo, y otra en la Revelación concedida a su Pueblo, fuente de felicidad y de vida para los que la aman y aceptan sus exigencias.
TARDE

LO QUE PUEDE HACER…
Una mano… puede levantar a una persona o destruirla

Una palabra… puede ser portadora de verdad o de infamia

Un gesto… puede ser signo de fidelidad o de hipocresía

Un día… puede ser una puerta abierta a la alegría o un encuentro con la desgracia

Un amigo… puede ser un tesoro o invisible en el momento de la desgracia

Un trabajo… puede ser la propia realización o una carga insoportable

Una vivencia… puede ser un sentimiento o un momento que ya pasó

La vida… puede ser una sorpresa o un cúmulo de contrariedades

La fe… puede ser un motor de búsqueda o algo que no nos diga nada

La solidaridad… puede ser el altruismo bien entendido o el “gota a gota” del cuando yo quiero

La muerte… puede ser algo a integrar en nuestra existencia o algo que nos desintegre

La noche… puede ser un momento para el descanso o unas horas de temor y temblor

El aprender… puede ser una etapa de crecimiento o un tiempo perdido

El enseñar… puede ser una posibilidad para darnos o un ego de nuestra sabiduría

La alegría… puede ser algo a compartir o un disfrute hacia dentro

JUEVES

MAÑANA
Lectura del Salmo 20 (19)

ORACIÓN ANTES DE LA BATALLA

Ante la inminencia del combate, la comunidad congregada en el Templo (v. 3) implora la protección divina y la victoria del rey (vs. 2-6). Como era habitual en esas circunstancias (1 Sam. 7. 7-10), un sacrificio acompañaba a la súplica (v. 4). La segunda parte del Salmo (vs. 7-9) es un oráculo pronunciado en nombre del Señor, que anuncia la victoria a su Ungido.

TARDE
Si necesitas algo, llámame....
Si un día te dan ganas de llorar llámame,
no te prometo hacerte reír,
mas puedo llorar contigo

Si algún día decides huir,
no dudes en llamarme,
no puedo exigirte que te detengas,
mas puedo huir contigo.

Si un día te dan unas ganas locas de no escuchar a nadie,

llámame prometo quedarme bien quieto

Pero... Si un día me llamas y no respondo...
Ven corriendo a mi encuentro...
Tal vez yo necesite de ti.

VIERNES

MAÑANA
Lectura del Salmo 21 (20)

ACCIÓN DE GRACIAS POR EL REY

Este canto litúrgico de acción de gracias está estrechamente vinculado con el Salmo anterior: la súplica del pueblo antes de la batalla ha sido escuchada, y el Señor ha concedido al rey una resonante victoria. El Salmo consta de tres partes. La primera (vs. 2-8) es una expresión de alegre reconocimiento por las bendiciones concedidas al rey, en particular, por el triunfo alcanzado. En la segunda (vs. 9-13), un sacerdote o un profeta interviene para anunciar la victoria total sobre los enemigos del Señor y del rey. Por último (v. 14), la comunidad pide al Señor, en una breve súplica, que despliegue su poder para cumplir la promesa expresada anteriormente.
TARDE

Esta es una lista de TODO lo que deseo para ti:



Conocimiento:

Felicidad:

Serenidad:

Éxito:

Amor:

Recuerdos especiales:

Un brillante hoy:

Un camino:

Sueños:

Gratitud:

De la gracia y del amor de Dios.

Muy dentro de ti.
En cada amanecer.

En cada faceta de tu vida.

Que nunca termine.

De todo el ayer.

Con mucho por lo cual agradecer.

Que te lleve a un hermoso mañana.

Por los que te esfuerces para hacer realidad.

Por todas las maravillosas cosas a tu alrededor.



SABADO

MAÑANA
Lectura del Salmo 22 (21)

ORACION DE UN ATRIBULADO

Este Salmo supera a todos los de su género por la intensidad de la súplica y por la impresionante descripción de los sufrimientos que aquejan al salmista. En él se encuentra expresado el desamparo de un hombre justo, que ha tocado el límite del sufrimiento físico y moral, sobre todo, el de sentirse abandonado por Dios (v. 2). Sin embargo, incluso en medio de los mayores sufrimientos, el salmista suplica con una inquebrantable confianza en Dios (vs. 10-11) y está seguro de la liberación final. Por eso, su oración concluye con un canto de alabanza y de acción de gracias, en el que todos los fieles son invitados a celebrar al Señor, que no niega su ayuda a los pobres (vs. 23-27).

Este Salmo ocupa un lugar excepcional en la piedad cristiana, porque Jesús, en el momento de la crucifixión, lo utilizó para expresar los tormentos de su agonía.
TARDE

Peticiones a Dios


  • Que Dios permita que yo no pierda el ROMANTICISMO, aun sabiendo que las rosas no hablan

  • Que no pierda el OPTIMISMO, aun sabiendo que el futuro que nos espera, no está lleno de alegrías

  • Que no pierda la VOLUNTAD DE VIVIR, aun sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa



DOMINGO

MAÑANA
Lectura del Salmo 23 (22)

EL BUEN PASTOR

Un sentimiento de profunda confianza en Dios -expresado en un lenguaje de incomparable belleza poética- es la característica de este Salmo. En la primera parte (vs. 1-4), el salmista se vale de la imagen del “pastor” para describir su experiencia de la protección divina. En la segunda (vs. 5-6), los elementos simbólicos parecen entrecruzarse con la referencia a una situación concreta: el salmista, perseguido por sus enemigos (v. 5) se pone al amparo del Señor en el Templo (v. 6), y allí el Señor le brinda su hospitalidad, haciéndolo partícipe de su mesa (v. 5).

El Nuevo Testamento retoma la imagen del “pastor” para aplicarla a Cristo, el “Buen Pastor” que da la vida por sus ovejas (Jn. 10). La tradición de la Iglesia ha visto en este Salmo una figura de los Sacramentos de la Iniciación cristiana.
TARDE

Peticiones a Dios


  • Que no pierda la voluntad de tener GRANDES AMIGOS, aun sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellos pueden acabar siendo borrados de nuestras vidas

  • Que no pierda la voluntad de AYUDAR A LAS PERSONAS, aun sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer o retribuir esta ayuda

  • Que no pierda el EQUILÍBRIO, aun sabiendo que innumerables fuerzas quieren que yo caiga


CUARTA SEMANA

Además, la madurez espiritual se nota en el amor de caridad. El amor falso, ama en función de sus necesidades: cuando ama, está buscando algo a cambio: que le amen a él, que le paguen, que le devuelvan algo a cambio. El verdadero amor cristiano aprende de Jesús: amó hasta dar la vida.
Posiblemente, a medida que oímos estas cosas, vosotros y yo diremos: Yo no soy un hombre, ni una mujer, ni un cristiano maduro. Y a lo peor, hasta nos desanimamos. Pero no podemos olvidar que no existe " madurez" (como algo ya alcanzado o conseguido), sino "maduración" (como un proceso, como algo que vamos aprendiendo). La verdad es que, hemos de aprender a ser cristianos, tenemos que seguir madurando y creciendo como personas y como creyentes, toda la vida. La muerte será el punto final de este proceso de crecimiento. Después de ella, Dios, que nos ama, hará el resto: nos transformará completamente a su imagen y semejanza. Por eso, la conversión, el convertirnos, tiene que durar toda la vida: hasta que nos muramos. Y el tiempo de adviento nos lo recuerda un año más.
Claro, y podríamos seguir diciendo: Pues a la vista de todo esto, cada año que pasa, -suponiendo que tenemos buena voluntad y nos esforzamos- tendría que notarse que estamos más cerca de la muerte, es decir, de la plenitud y maduración total como personas y como creyentes, y sin embargo, ¿por qué no somos ahora mejores que hace 10 o 20 años? ¿Parece como si cada vez, cada día que pasa, la felicidad, el equilibrio interior, la entrega incondicional al prójimo, nuestra capacidad de amar, la experiencia de Dios, la santidad, están más lejos de mi vida ?...
A esto no podemos decir más que puede ser que ahora, en estos años nuestros actuales, se nos pida más que nunca la auténtica humildad. Puede ser la hora de la humildad en nuestra vida. Puede que sea la hora de que se vayan desmoronando "nuestros crecimientos", nuestras ambiciones espirituales, nuestros egoísmos, nuestras mentiras bajo la apariencia de virtud.
La humildad tiene el secreto de la paz, si sabe confiar en el amor de Dios. Porque la paz profunda que se promete a las personas adultas no es la de quien conquista metas y objetivos, sino la del pobre que se abre al corazón de Dios. El secreto de esta paz, es la confianza en Dios, que es quien libera de la culpa y de las limitaciones. Y aquí nos encontramos con lo que, al principio -texto de Nicodemo- parecía una contradicción: En nuestros años actuales, cuando parece que ya no somos niños, sino que ya somos mayores, ahora, cuando más responsables somos y tenemos más responsabilidades, ahora, cuando más nos esforzamos para conseguir las cosas que tenemos que hacer... Ahora, cuando hemos aprendido ya - por la edad y la experiencia - a llevar la vida en nuestras manos, a ser yo el que decida libremente sobre mi vida, resulta que hemos de comenzar a confiar y a dejarnos llevar por las manos de Dios. (Volver a nacer de nuevo, decía el evangelio. Volver a ser como niños: estar pendientes del Padre, de la madre, casi dejarnos llevar de la mano, para no caer, para no tropezar ").
Y es que, la confianza es el sentimiento más elemental de la fe, el primero que surge del corazón que se abre a Dios. Al final, todo se reduce a confiar: a confiar en Dios,... y también -aunque nos cueste- a confiar en las demás personas... Y lo que puede parecer una gran contradicción: a confiar en nosotros mismos (pero al estilo de María: porque Dios ha hecho obras grandes en mí, y porque Dios hace obras grandes - con los demás - a través de mí)
Y esta es, creo yo, la diferencia entre un creyente y un no creyente. El no creyente sabe que el futuro no existe, pero confía en vivirlo bien, si es fiel a sí mismo, a sus principios. El creyente pone su futuro - aunque a veces le dé miedo - en manos de Dios y sabe que la fidelidad a sí mismo es, fundamentalmente, una gracia de Dios.
Y el tiempo de adviento en el que estamos, es una gracia de Dios. Un tiempo en el cual, Dios, de una manera especial, va a darnos su gracia. Es el tiempo de cultivar la más humilde, la más alegre y la más atrevida de las virtudes teologales. Es el tiempo de la esperanza.
Es verdad que, como decíamos antes, a lo largo del año, la pequeña y pobre esperanza, recibe tantos palos (problemas, fracasos, desengaños, crisis, mentiras, traiciones, etc.,) que es un milagro que no desfallezca. Sólo ella los puede aguantar.
Si los jóvenes de los años 60, se caracterizaron por la rebelión, y los de los años 70, por el pasotismo,... los de los años 80 se caracterizaron por la frustración y la resignación, provocadas por una sociedad que es incapaz de ofrecerles expectativas válidas de vida. Y la pregunta que vosotros y yo nos debemos hacer es: Y los jóvenes del siglo XXI, ¿por qué se caracterizarán? Porque esos son vuestros hijos, esos que vienen a catequesis. Esos son los chicos/as que vosotros, catequistas, acompañáis en la catequesis.
Porque yo me sigo preguntando: ¿estamos, de verdad, en el adviento, en el principio del tercer milenio, o estamos en el otoño del segundo milenio? ¿O en el final de todas las esperanzas?
Pero la esperanza necesita cultivarse: si sueñas con la paz, sé hombre antiviolento y pacificador; si tienes hambre de justicia, no te conformes con denunciar las situaciones de marginación, haz algo por remediarlas; si anhelas la civilización del amor, ve sembrando las semillas del amor.
Por eso, el adviento es tiempo de recordar las inacabables promesas de Dios, de experimentar su protección, de escuchar a los grandes profetas. Es tiempo de acercarse a María, la que mejor resumió y vivió todas las esperanzas del Pueblo de Dios. Es el tiempo de sentir la presencia del Espíritu de Dios en nuestras personas y en nuestra historia. Un espíritu que puede convertir todos los gemidos del mundo en dolores de parto. Que puede hacer que todos los sufrimientos, dificultades, tardanzas, muertes, sean una semilla que se siembra o un hijo que se espera.
Y nuestra esperanza no se apoya en el hombre, o sólo en nuestras fuerzas o nuestros buenos deseos. Nuestra esperanza es un niño. Tiene un nombre: Jesús, Emmanuel, que significa "Dios con nosotros", " Dios está con nosotros, entre nosotros". Y en este niño, en Jesús, todas las personas, todos los que lo pasan mal, todos los que son victimas de la injusticia, del odio, de la incomprensión, del pecado, ... todos podemos encontrar una mano amistosa, y liberadora: la mano de Dios.
Porque nuestra esperanza es un Padre, que mira a todos con amor, que a todo ofrece su paz.
Y nuestra esperanza es un Espíritu, es la fuerza de Dios, que enardece, consuela y fortalece.

LUNES
1   2   3   4   5

similar:

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconY, durante algún tiempo, en

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconTodos iniciamos nuestra andadura como un saco de huesos perdido en...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconDeclaramos públicamente que desde hace algún tiempo nos ha ido interesando...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconLiteratura siguen teniendo una desoladora vigencia: "Nuestra tragedia...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconViernes, 14: 30 de la tarde. Me encontraba recogiendo las cosas de...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconIniciamos una nueva tarea en esta fase en que nos ocupamos de cimentar...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconGuión para la celebración de la eucaristía domingo vigésimo segundo del tiempo durante el añO






© 2015
contactos
l.exam-10.com