Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de






descargar 194.74 Kb.
títuloContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de
página1/5
fecha de publicación10.09.2015
tamaño194.74 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5






Parroquia de la Asunción







Adviento - 2013


Introducción

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de adviento o de cuaresma-pascual.
Os proponemos lo mismo que en otras ocasiones:
Todos los días, en casa, hemos de intentar dedicar dos momentos para nuestra oración. Uno por la mañana y otro por la tarde o noche. Cada uno de estos momentos –según el tiempo de que dispongamos- sería interesante que fuera de unos 15 minutos a media hora. Es conveniente que busquemos un momento y un lugar tranquilo, en el que no nos vayan a interrumpir.
El momento orante de la mañana lo podemos distribuir de esta manera:


  • Ponernos en situación relajada, darnos cuenta de que estamos en presencia de Dios...

  • Lectura lenta del texto bíblico que se indica. Para ello tienes que tener en casa una Biblia. Después puedes leer el breve comentario que te ofrecemos en estas páginas.

  • Espacio de silencio, para dejar que la lectura del texto bíblico penetre en nuestro interior y nos empape.

  • Repetición de aquella frase o palabra que más hondo me haya llegado.

  • Sería conveniente que en este momento me dirigiera a Dios con mis propias palabras: para darle gracias, para gritarle, pedirle, buscar refugio en Él,... para que me dé fuerzas, para encomendarle problemas e inquietudes mías o de otras personas, para presentarle el dolor y la injusticia de la gente de nuestro mundo,... para lo que en ese momento salga de dentro de nuestro corazón.

  • Sería también el momento de ver si Dios me está diciendo, pidiendo algo para mi vida: algún cambio, alguna conversión, algo que hacer, un perdón que provocar,..

  • Podrías terminar con alguna oración o palabras de despedida: Padre nuestro, ave María, gloria...



El momento orante de la tarde lo podemos hacer siguiendo el mismo esquema. La diferencia sería que el texto de la mañana es de la Biblia, y el texto de la tarde noche que te presentamos es un poema, reflexión, oración,... que alguien ha escrito, haciendo oración en algún momento de su vida, igual que tú.


PRIMERA SEMANA
ADVIENTO-NAVIDAD

En las épocas de mayor autenticidad cristiana, el adviento ha sido la celebración litúrgica de la venida de Cristo como acontecimiento salvador que ha lanzado la historia y empuja a los hombres hacia un fin último que es su gran salida: la realización plena de sí, más allá de sí mismos, en Dios, en Cristo resucitado.
La celebración auténticamente cristiana del adviento pone su atención más en el futuro y en el presente, que en el pasado. Es decir, es el significado de que la comunidad cristiana se reúne en asamblea litúrgica con la conciencia de que el Señor ha prometido un reino de Dios, en el que la existencia personal y colectiva se realizará plenamente y alcanzará la paz, la dicha, la unidad y el amor propios de una vida perfecta, profunda, inmortal e ilimitada, que colmará todas las positivas aspiraciones del ser humano a la medida del ser de Dios.
La comunidad cristiana se ve situada ante el acontecimiento futuro de la llegada del reino, con una especie de vuelta del Señor, de nueva venida.
Ante esta venida decisiva, hay que vivir el presente en vigilante espera, convertidos al Señor: oración, confianza, paciencia, desprendimiento, pobreza, caridad, amor a todos y en todo, etc. Es la versión concreta de esa vida vigilante.
A lo largo de la historia, ha habido tiempos de decadencia cristiana, y en ellos, el adviento ha dejado de mirar al futuro para volverse excesivamente al pasado, se ha centrado en el recuerdo de los hechos históricos que precedieron al nacimiento del Mesías. Se ha intentado despertar en los cristianos una actitud de espera igual a la que vivieron las generaciones que esperaron el comienzo de la venida histórica del Redentor.
Desde esta perspectiva, el adviento era una preparación espiritual, devocional y ascética, para la Navidad, vivida como aniversario del nacimiento de Jesús.
En este contexto, el presente de la comunidad cristiana, más que nacer del reino futuro y orientarse a él, nacía de los hechos pasados y miraba hacia ellos, para festejarlos en la Navidad, fomentando una espiritualidad del niño, pesebre, los pañales, los pastores, los reyes, la mula, el buey,...
El adviento hoy, debe decir a los hombres toda la verdad sobre el acontecimiento decisivo de la historia: la redención del hombre y del mundo en Cristo.
Debe celebrar el advenimiento de Cristo que vino ya y que ahora está presente en el mundo, resucitado, después de tomar partido ante el mundo y ser crucificado, para mover por su Espíritu a las personas, sus relaciones, los grupos y los pueblos, hacia una mayor perfección en la verdad, la libertad, justicia, amor, paz, unidad, hasta la plenitud propia del hombre nuevo y del mundo nuevo.
Lo que está en juego en adviento, lo que se trata de recuperar y vivir es, para decirlo con una sola palabra, la esperanza.
La esperanza de los cristianos al servicio de la esperanza de todos los hombres.
¿Habrá algo más humano y cristiano que la esperanza?

¿Habrá algo más esencial y decisivo para el cristiano y para el hombre que la esperanza y, al mismo tiempo, algo más perdido y ausente en el cristiano y el hombre de hoy?
Muchos de nosotros, en estos días, experimentamos cierta emoción, ciertas preguntas nos hacemos,…


  • ¿Nos juntaremos la familia?

  • ¿Tendremos más o menos trabajo?

  • ¿Vendrá el hijo, estudiando, trabajando...?

  • ¿Vendrá la hija que está estudiando fuera, casada,...?

  • Nietos, hermanos,...

  • Unos: recuerdos gratos de la última navidad. Fue algo alegre, feliz, motivo de reunión.

  • Otros: recuerdos amargos de la última o desde la última: el año pasado fue fatal, tristeza, etc. Durante el año: Muerte de alguien, etc.

  • Unos deseando que llegue

  • Otros tratando de huir de ella


Todos: con un palpitar del corazón, como no lo hay en otros días del año.
Y unidos a estos días, se dan muchos hechos:


  • Días de vacaciones

  • Días en que "hay que pasarlo bien", o decir que "lo hemos pasado bien…”, días con la expectación (casi mágica o misteriosa) del fin de año y principios del siguiente.

  • Días en que celebramos algo, que nos inclina a tener una mayor sensibilidad religiosa.


Y todo esto ¿por qué?


  • Para nosotros, cristianos, todo porque ha nacido un niño, un niño se nos ha dado.

  • Pero, ¡nacen tantos niños al cabo del año!

  • Pues sí, eso: nace un niño. ¡Y esto es una suerte, un regalo!


Son unos días que nos gritan a voces (luces, juerga, gritos, regalos, etc.), que estamos de fiesta, porque hemos sido objeto de un regalo maravilloso, que vamos al encuentro de un gran aguinaldo, que debemos alegrarnos por ello y mostrar nuestra alegría a todos, que debemos convertirnos de hombres que han sido objeto de un regalo (un niño, hijo de Dios), en hombres que regalan.


  • ¿Obedece a esto nuestra alegría?

  • ¿Obedece a esto nuestra fiesta?

  • ¿Obedece a esto nuestros regalos, comidas, bebidas, etc.?


Pero podríamos preguntarnos:


  • ¿Y tenemos que estar alegres?

  • ¿No podríamos hacer como que lo estamos: hacer comidas, trabajar, alternar, ir de un lado a otro, dar y recibir regalos, arrugar los músculos de la boca y que se crean que reímos,... aunque no estemos alegres?.


Pues no, ¡hay que estar alegres! Ya lo dice el Evangelio: gloria a Dios en la tierra... (Los ángeles)

Engrandece mi alma al Señor... (María)

Corramos a ver qué ha sucedido... (Los pastores).
¿Creéis que durante estos días


  • Las personas estamos alegres, gozosas,

  • Las personas nos divertimos, nos entretenemos

  • Las personas reímos y hacemos reír como los payasos?


A veces decimos: ¡quién volviera a ser niño, y disfrutar con aquel tren o aquella muñeca...!. Y seguimos diciendo: la diferencia entre un niño y un adulto, es que el adulto no puede tener ya alegría.
Y esa es la impresión que se tiene cuando se ve por ahí a las gentes tan amargadas y preocupadas. Si para hacer sonreír a un niño basta un pequeño rayo de sol, en el caso de algunos adultos, hace falta todo un sol para que su corazón helado pueda deshelarse y su cara llena de arrugas comience a tener alegría: ¡y es que, nos hemos ido endureciendo con la vida!.

LUNES

MAÑANA
Lectura del Salmo 1
FRUTO SEGURO DE LA PALABRA DIVINA
El Salterio comienza con esta “Bienaventuranza”, que es como el prólogo de todo el Libro. La exclamación inicial –“¡Feliz el hombre...!”–; se explicita a lo largo del Salmo mediante la contraposición de dos imágenes poéticas: el árbol desbordante de vitalidad simboliza la felicidad de los justos; la paja arrastrada por el viento representa la ruina final de los impíos. Así se expresa uno de los temas centrales del Salterio y de toda la Biblia: la conducta de cada hombre está sometida al Juicio de Dios, y el mundo está gobernado por la justicia divina.
TARDE

GRACIAS SEÑOR
Gracias por los días de sol y los nublados tristes;

por las tardes tranquilas y las noches oscuras.

Gracias Señor por todo cuanto me diste en el año que termina,
por la salud y por la enfermedad,
por tu Palabra en las penas y en las alegrías.
Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste.
Gracias Señor por la sonrisa amable y por la mano amiga,

por el amor y por todo lo bueno y por todo lo dulce,

por tus sacramentos que son vida divina
por la existencia de tu Iglesia y por las almas buenas;

gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes,

por las dificultades y las lágrimas, por todo lo que me acercó a ti.

Gracias por haberme conservado la vida

y haberme dado techo, abrigo y sustento.
Gracias Señor, por haber seguido tus pasos y tu camino

MARTES

MAÑANA
Lectura del Salmo 2
TRIUNFO DEL MESIAS REY

Este Salmo “real” perteneció originariamente al ritual de la entronización de los reyes davídicos. Con gran fuerza poética y en progresión dramática, el salmista presenta cuatro escenas sucesivas: a) la inútil rebelión de los reyes vasallos (vs. 1-3); b) la reacción del Señor frente a los rebeldes (vs. 4-6); c) la declaración del nuevo rey, el “Ungido” del Señor (vs. 7-9); d) el llamado a la reconciliación, con una amenaza a los rebeldes (vs. 10-12).

En el transcurso del tiempo, este Salmo se fue enriqueciendo con motivos mesiánicos, y los primeros cristianos lo “releyeron” como un anuncio de la entronización celestial de Cristo en el momento de su Resurrección y como una proclamación profética de su filiación divina (v. 7).

TARDE

¿Que nos traerá el año que empieza?
Lo que tú quieras Señor, pero te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer y caridad para amarte cada día más y para hacerte amar de los que me rodean.

Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad;

Señor lo que tu sabes que me conviene y yo no se pedir.

Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas

y que me halle siempre dispuesto a hacer tu santa voluntad;

derrama Señor tus gracias sobre todos los que amo y concede tu paz al mundo entero.


MIERCOLES

MAÑANA
Lectura del Salmo 3
EL ETERNO ES MI ESCUDO

Rodeado de enemigos que tratan de quitarle la confianza en Dios (v. 3), el salmista se pone totalmente bajo la protección divina. Su confianza se funda en el recuerdo de la ayuda que recibió del Señor en circunstancias similares (vs. 4-5, 8). La “multitud innumerable” mencionada en el v. 7 (literalmente, “un ejército de diez mil”), podría indicar que este Salmo fue inicialmente la súplica de un rey o de un jefe militar, y que sólo más tarde comenzó a ser recitado por el común de los fieles.

La tradición cristiana, apoyándose en el v. 6, ha utilizado este Salmo como oración de la mañana.

TARDE

Así quiero que sea mi hogar
En esta casa habita DIOS, que ningún extraño traiga

engaños a ella.

En esta casa habita la VERDAD,

que toda mentira sea revelada y manifestada antes de entrar.
En esta casa abunda el AMOR,

que nadie sufra en ella por falta de cariño y de Ternura.
En esta casa habita la Comprensión,

que toda desavenencia sea aclarada y se curen todas las heridas.


En esta casa, JESÚS será Bendición,

por eso que toda maldad sea recompensada con bien.


En esta casa habita la PAZ,

todo conflicto deberá ser resuelto en diálogo y fraternidad.
En esta casa reina el Perdón,

todo error servirá de lección.
En esta casa se respeta a las PERSONAS,

nadie debe ser en ella maltratado o menospreciado.


En esta casa reina la ALEGRÍA, y si tienen penas, al salir, lleven más gozo en su corazón, rogamos que cuantos entren a ella, se sientan a gusto.
En esta casa reina la ARMONÍA.

el que sea conflictivo ha de dejar sus conflictividades a la puerta.
En esta casa reina la TOLERANCIA, por eso aún, los defectos de los demás, serán oportunidad para que aprendamos a amar a cada uno con sus propias limitaciones.
En esta casa reina JESÚS,

Y EL nos mantiene a todos unidos, como testigos de su Amor.
En esta casa AMAMOS, SUFRIMOS, LLORAMOS Y REÍMOS.

Por eso somos una FAMILIA Normal, no busques en ella grandes milagros.
El único milagro que podemos ofrecerte, es que a pesar de todo, nos queremos POR ESO, ESTA ES TAMBIÉN TU CASA.

JUEVES

MAÑANA
Lectura del Salmo 4
PARA UN SUEÑO APACIBLE

La experiencia personal de los favores recibidos (v. 2b) ha suscitado en el salmista una inalterable confianza en Dios, que hace “maravillas” por sus amigos (v. 4). Esta actitud confiada -única fuente de paz y alegría verdaderas (vs. 8-9)- le permite apelar a la ayuda divina en la dificultad presente, y dirigir una severa exhortación a los que dudan de Dios y se apartan de él en el momento de la adversidad (vs. 3-7).

La Iglesia, fundándose en el v. 9, utiliza este Salmo como oración de la noche.
TARDE

¡AYÚDAME!
Señor,
ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
y a no decir mentiras para ganarme el aplauso
de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconContinuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconY, durante algún tiempo, en

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconTodos iniciamos nuestra andadura como un saco de huesos perdido en...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconDeclaramos públicamente que desde hace algún tiempo nos ha ido interesando...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconLiteratura siguen teniendo una desoladora vigencia: "Nuestra tragedia...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconViernes, 14: 30 de la tarde. Me encontraba recogiendo las cosas de...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconIniciamos una nueva tarea en esta fase en que nos ocupamos de cimentar...

Continuamos hoy en nuestra parroquia la experiencia que ya iniciamos hace algún tiempo: Ofrecer unos materiales para poder rezar en casa, durante el tiempo de iconGuión para la celebración de la eucaristía domingo vigésimo segundo del tiempo durante el añO






© 2015
contactos
l.exam-10.com