Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest






descargar 35.46 Kb.
títuloIv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest
fecha de publicación05.06.2015
tamaño35.46 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Historia > Literatura
IV PREMIO DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “LEER ES VIVIR” EDITORIAL EVEREST


Miembro del equipo lector: Carmen Palomo García

Obra: Los cuentos del abuelo Florián (o 4 fábulas al revés)

Autora: Norma Huidobro

Modalidad: infantil

Nacionalidad: argentina

Nº de clasificación: 246

Nº de páginas: 24


I. SÍNTESIS DE LA OBRA
Florián le cuenta a su nieta Lila hermosas historias: 4 fábulas de corte tradicional que revisan en un tono paródico dos motivos clásicos (la cigarra y la hormiga y la lechera soñadora) e incluyen otros dos nuevos temas (las ranas necesitadas de gobernante y la reunión de animales hambrientos). Las cuatro breves narraciones están unificadas por la presencia de la figura de Florianís, “un caballero joven y valiente, caminante de todos los caminos, un caballero de verdad, con espada defensora de las causas justas...”.

II. DESCRIPCIÓN ARGUMENTAL
La narración consta de cuatro aventuras precedidas por una introducción.
Introducción

Lila es una niña afortunada pues puede pasar los veranos en casa de su abuelo Florián. Éste tiene un hermoso patio para jugar y desde el que se contemplan las estrellas. Además, su abuelo sabe preparar una sopa riquísima y también contar cuentos. Una noche estrellada, Florián cuenta las insólitas aventuras de un caballero llamado... Florianís.
1ª Aventura: Las laboriosas hormigas y la lírica cigarra.

En un paseo matinal, el caballero Florianís oye un murmullo procedente del suelo. Son las hormigas que están ofendidísimas contra una pobre cigarra muerta de hambre que pretende mendigarles unos granos de trigo. Ante el griterío de las hormigas, Florianís decide intervenir en el conflicto. Las hormigas le explican que la haragana cigarra quiere que le regalen sus provisiones laboriosamente acaparadas cuando no ha hecho otra cosa que vaguear todo el verano en vez de trabajar como ellas. La cigarra intenta justificarse diciendo que su cometido es cantar para acompañar las hermosas noches del verano, cosa que Florianís, siempre tan romántico, comprende. Pero a las hormigas no les convence tal visión del asunto. Florianís interroga a las hormigas: ¿acaso ellas no descansan nunca? ¿No cantan y bailan a veces? Extrañadas, las hormigas responden que no hay descanso en su oficio de almacenar y almacenar y almacenar comida. Florianís no llega a entender para qué tanta comida pues es más lo almacenado que lo que van a necesitar durante el invierno. La cigarra opina que simplemente son unas esclavas, lo que enerva aún más a las hormigas. Florianís, en tono reconciliador, les propone a las hormigas que reserven una parte de su tiempo a divertirse, por ejemplo, cantando y bailando. En un primer momento, las hormigas quedan asombradas con tal propuesta pero reconocen que quizá... El problema es que no saben cantar ni bailar. La solución es sencilla: la cigarra les enseñará a cambio de comida y casa. Y así todas vivieron un poco mejor.
2º Aventura: Historia de la cabra, la oveja, la vaca y el majestuoso león.

En otro paseo, Florianís, hambriento, andaba buscando por el campo algo para comer. Se encontró una vaca también hambrienta y decidieron unir sus escasas provisiones para elaborar una sopa. Poco después se les unieron una oveja y una cabra también hambrientas en busca de verduras y ambas añadieron lo recolectado a la sopa. Cuando ya estaba el agua a punto de hervir, apareció un león que pidió permiso para unirse al almuerzo tras añadir a la olla sus provisiones. Los otros comensales se quedaron sorprendidos y un tanto atemorizados pero el león parecía tener buenas intenciones y nadie puso inconvenientes. Cuando el almuerzo estuvo listo, llegó la hora de repartir la sopa y se descubrieron las verdaderas intenciones del león: ¡quería quedarse con las cinco partes! Amenazó a todos con sus garras y los echó del lugar para poder pegarse el solito un buen atracón. Como ninguno era lo suficientemente fuerte para enfrentarse al león, los animales retrocedieron asustados dispuestos a perder su parte de almuerzo. Pero Florianís les alentó a unir sus fuerzas y, armados con unos palos, consiguieron ahuyentar al león. Y así este perdió hasta la parte del almuerzo que con justicia le hubiera correspondido.
3ª Aventura: La soñadora lechera.

Otra mañana, se encontró Florianís con una muchacha que lloraba junto a un charco de leche y un cántaro hecho añicos. Florianís intenta consolarla dándole unos caramelos de dulce de leche de los que le hace su madre y le anima a que le cuente lo sucedido. Resulta que a la muchacha la llaman “la loca del cántaro” porque ya es la enésima vez que se le rompe. El problema es que siempre que va camino del mercado se pone a soñar con su imaginación que llega a un mercado de ensueño donde vende la leche, con el dinero compra pollitos, con lo ganado al vender los pollos compra un cerdo, y después un ternero... y tan contenta se pone con tantas ganancias imaginarias que le entran siempre muchas ganas de bailar, con lo cual, entre brinco y brinco acaba cayéndose el cántaro de leche, el de verdad, y ahí se acaban todos los sueños. La gente opina que la muchacha tiene que dejar de soñar para que se cumplan sus sueños, lo que es claramente un sinsentido. Florianís, muy soñador también él, entiende mucho mejor a la muchacha que a la gente del pueblo, pero no se le ocurre ninguna solución a su problema. Mientras están pensativos, la muchacha le pregunta que de dónde ha sacado unos caramelos tan ricos. Cuando el caballero le cuenta cómo los hace su madre con leche, azúcar y vainilla, a la lechera se le enciende una luz: ¡En vez de lechera será caramelera! Con la leche, fabricará caramelos que transportará al mercado en un canasto. Se acabaron los cántaros rotos y la leche derramada. Ambos se dan la mano contentísimos por haber solucionado un problema tan difícil. Así, la lechera podrá seguir soñando por el camino.

4º Aventura: Historia de las ranas que necesitaban un rey.

Una noche se encontraba Florianís cerca de una laguna intentando descansar antes de regresar por una temporada a su casa. Un murmullo insistente procedente de la laguna no le dejaba conciliar el sueño. Se acercó a la orilla y descubrió que se trataba de una reunión de ranas que debatían sobre la necesidad de encontrar un gobernante que las ayudara a llevar una vida más metódica y organizada. Intrigado, Florianís se presta a ayudarlas. Las ranas se asustan un poco pero deciden confiar en las buenas intenciones del caballero, al que explican que ya intentaron gobernarse por sí mismas pero les salió mal, por lo que exigen a coro un rey para que las gobierne. Aunque Florianís no entendía muy bien tal necesidad, prometió apoyarlas saliendo en busca de un rey. En sus andanzas, encontró a una víbora de aspecto aterrador, pero su dulce voz y su modales le dieron confianza. El caballero le contó el problema de las ranas y la víbora se propuso a sí misma para el puesto de reina de la laguna. Las ranas, en un primer momento, quedaron muy sorprendidas por tal proposición, pero se dejaron también encandilar por la cordialidad y las bellas palabras de la serpiente. Aceptada la reina, se retiró Florianís camino de su casa. Llevaba ya un día de viaje cuando comprobó que había dejado olvidada su espada a orillas de la laguna y necesitaba recuperarla. Al volver, se encontró con que en la laguna la víbora reinaba con el mayor de los despotismos y tenía atemorizadas a todas sus ranas obligándolas a trabajar de sol a sol. Florianís las convence para derrocar a la tirana con su ayuda. Trazan un plan y consiguen, tras una batalla, cortar la cabeza de la malvada reina. Tras ello, las ranas comprenden que nadie mejor que ellas mismas podrán ocuparse de sus asuntos y Florianís, satisfecho de su última aventura, se encamina a su casa a descansar.


III. ANÁLISIS LITERARIO
La obra presenta una estructura y exposición argumental muy simples pero altamente elaboradas. Cabe destacar la destreza de la autora en los siguientes puntos:
Personajes

Casi todos los caracteres de la obra están construidos sobre una base literaria o tradicional previa: la víbora es ladina y malvada, el león fiero y arrogante, las hormigas son infatigables trabajadoras, la lechera una soñadora, etc. La originalidad de la revisión de estas historia y de estos personajes radica en la utilización de estos estereotipos ya conocidos pero revisados con nuevos componentes paródicos y humorísticos. Destaca especialmente la figura de Florianís, el caballero andante cuyo renombre se emparienta con Amadís y cuyo aspecto y aventuras recuerdan a los de don Quijote. En este sentido, Florianís se presenta como una parodia de una parodia, en la que se resaltan las cualidades de la educación, la bondad, la valentía, la inteligencia siempre al servicio de los demás... Los detalles realistas añaden a la descripción del caballero el tono humorístico: lleva mochila en la espalda, su madre le prepara riquísimo caramelos, si es necesario se convierte en un caballero cocinante... Otro estereotipo revisado con gran acierto es el de las hormigas cuyo ácido retrato las transforma de humildes e inteligentes trabajadoras en estúpidas esclavas vanidosas y arrogantes sin capacidad soñadora, atrapadas además en la obsesión absurda de acaparar comida para tener, y “tener para saber que tienen para comer”. Es resto de los personajes están también trazados con maestría, en ocasiones con una simple pincelada: la vaca tiene la cualidad de ser “muy práctica”, la víbora pronuncia bellas palabras “entre los colmillos”, etc.

Estilo narrativo.

Cabe resaltar la economía de medios con la que la autora resuelve el planteamiento de las fábulas. La sintaxis, dentro de la mayor corrección, no ofrece apenas ninguna dificultad para el lector más joven. El léxico es accesible salvo en los casos de modismos argentinos (yuyos, mameluco, porotos...). Las frases cortas agilizan la descripción y los diálogos buscan con éxito una exposición realista de las situaciones y los personajes (por ejemplo, en la manera ruidosa de llorar y sonarse la lechera).

Otro buen ejemplo de ello es el conseguido tono del carácter de las hormigas tal y como se revela en su conversación con Florianís. En un estilo cercano a la representación teatral, la abundancia de exclamaciones, las respuestas tajantes, los apelativos despectivos, etc., delatan la indignación de las hormigas hasta que con razonamientos suaves Florianís consigue derribar sus altaneros e intrincados planteamientos.

Junto con las fábulas, la introducción ofrece otra muestra del saber hacer de la autora. Al introducir sus fábulas con una descripción poética, prepara “el ánimo” del lector. Se puede decir que lo lírico de la introducción (que se mantiene después en la visión soñadora y reconciliadora de Florianís) equilibra el componente paródico, suavizando la visión mordaz. En estas iniciales descripciones poéticas se nos cuenta el aspecto bondadoso del abuelo, el ambiente idílico del patio de su casa, la ilusionada espera de la narración... El lirismo se resuelve, por ejemplo, en la imagen infantil y metafórica del cielo como “una sopa de estrellas” pues con el abuelo contempla Lila las estrellas y también come las ricas sopas que prepara Florián.


IV ANÁLISIS DE CONTENIDOS
A diferencia de las fábulas tradicionales, estas cuatro visiones no incluyen al final una moraleja explícita si bien cualquier lector atento descubrirá por sí mismo el elemento unificador en relación con los contenidos: todas ellas constituyen un canto a la solidaridad:

- las hormigas hacen bien en abandonar su arrogante postura y cooperar con la cigarra, que también tiene algo valioso que ofrecer a cambio de casa y comida: clases de canto y baile.

- el prepotente león que confía en su fuerza para aprovecharse de los más débiles recibe su merecido: por no saber compartir, acaba perdiendo su parte del banquete.

- la lechera encuentra por casualidad, de la mano de Florianís, la solución que precisaba. Las buenas intenciones del caballero conducen a una inesperada y definitiva solución a su problema.

- las ranas aprenden en su propia carne que no basta con delegar responsabilidades en los demás sino que hay que asumirlas en grupo y en grupo, con la ayuda de Florianís, consiguen derrocar a la malvada víbora.
Junto con este canto a la bondad y a la cooperación, se encuentra también en el texto una defensa de la imaginación y de los sueños y de la libertad frente a la opresión. Florianís comprende y ayuda a la soñadora cigarra pues su canto también ocupa un lugar importante en el verano; y comprende a la lechera cuya solución no pasa por dejar de soñar, sino por poder seguir soñando sin riesgo para la leche y el cántaro. En cuanto a la libertad (democrática) frente a la prepotencia de los poderosos, es fácil deducir una moraleja tanto en la fábula del león como en la de las ranas.

V. CONOCIMIENTOS CONCRETOS A TRAVÉS DE LA LECTURA. EDAD DE LECTURA RECOMENDADA
La existencia de varios elementos intertextuales (El Quijote y fábulas tradicionales, básicamente) plantea el problema de la edad de lectura. Por una parte, el estilo de la autora, como queda dicho, es accesible para los lectores de 7-8 años. Por otra, está claro que el pleno disfrute de la obra exigiría al menos un conocimiento previo de las historias parodiadas y una puesta en antecedentes de otras remisiones intertextuales. Por ejemplo, el título de cada capítulo/aventura remeda la forma de introducción de capítulos de El Quijote. Estas destrezas lectoras corresponden más bien a niños de ocho años en adelante, que podrán llegar a comprender y disfrutar cabalmente incluso las paradojas del texto (la lechera que tiene que dejar de soñar para alcanzar sus sueños o los razonamientos absurdos de las hormigas). Por lo tanto, podemos hablar de dos niveles de lectura y de comprensión. Al nivel más alto correspondería también una actividad complementaria a la lectura: la de la reflexión sobre los contenidos expuestos en el apartado anterior.
Una posible guía de lectura y trabajo sobre el texto podría contar con las siguientes tareas (ordenadas de menor a mayor dificultad):

-lectura del maestro

-resumen de argumentos

-anotación y aprendizaje de nuevo vocabulario

-descripción de personajes

-escenificación de historias

-análisis reflexivo de contenidos: carácter de personajes, “moraleja”...

-análisis del elemento paródico

-opinión/valoración de los alumnos

VI. VALORACIÓN DE CARA A UNA POSIBLE PUBLICACIÓN.
Otro acierto de la obra es su carácter abierto: una vez definidos los caracteres de Florianís, Lila y el abuelo, estos personajes pueden dar pie fácilmente para continuar y enlazar historias dentro del mismo tono.
Por otra parte, la publicación de la obra en castellano exigiría una anotación a pie de página del significado de los escasos modismos argentinos. Los lectores más jóvenes se iniciarían de esta fácil manera en la comprensión de las variantes léxicas de extensa geografía de nuestro idioma.

VII. VALORACIÓN PARA EL IV PREMIO DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL “LEER ES VIVIR”
Resalto los siguientes valores:

- calidad literaria del texto, en especial de la introducción y de la fábula de las hormigas y la cigarra.

- adecuación de estilos y contenidos.

- facilidad de lectura, respaldada por el componente humorístico.

- acierto en la elección de contenidos: el valor de la cooperación, la solidaridad, la bondad, etc.
VIII. VALORACIÓN GLOBAL (sobre 10):

8,5






Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconI premio literario infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura Infantil y Juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil-juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLa literatura infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil I juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil y juvenil

Iv premio de literatura infantil y juvenil “leer es vivir” editorial everest iconLiteratura infantil y juvenil






© 2015
contactos
l.exam-10.com