Francisco gonzález cobreros






descargar 390.09 Kb.
títuloFrancisco gonzález cobreros
página1/10
fecha de publicación06.07.2015
tamaño390.09 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


Página




Mar del Plata 18-5-13

EL CONCEPTO DE ELABORAClÓN

FRANCISCO GONZÁLEZ COBREROS

Bueno, vamos a empezar.

Les agradezco mucho que estén aquí. Esto es muy significativo para mí, y espero que también sea significativo para ustedes.

Bueno. El tema que vamos a tratar de trabajar un poquito en este encuentro es el tema de la “repetición”. Y sobre todo, bueno, presupone algunas cositas mínimas que ya hemos trabajado la última vez que vine. Todo el tema de la pulsión que está en la base de este concepto. Y sobre todo lo vamos a tomar, porque ya ha corrido mucha agua bajo el puente, para poder diferenciar la lectura freudiana. Lo que presupone la repetición en Freud, de lo que presupone en Lacan, obviamente.

Ahora les voy a hacer como un esqueleto de las diferencias, y me parece que es muy importante este concepto para poder diferenciar cosas, y no vivir en el mar de la confusión que aparece en los textos. Un verdadero despelote. En algunos casos conciente, lo cual presupone toda una política en el psicoanálisis. Ponerse la camiseta freudiana cuando en realidad se está diciendo lo contrario. Y en otros casos, simplemente hay buena fe y confusión, digamos.

La repetición es un concepto muy fuerte, que ha servido de pivote sobre todo para la huida del paradigma en el cual Freud está metido. Y paradigma en el que tal vez, algunos de ustedes se hayan formado. Yo seguro, porque soy más viejo, que es el paradigma historicista del siglo XIX.

Todo el lacanismo, y a partir sobre todo de Heidegger y otros movimientos, son anti-historicistas. Lo cual significa que obviamente huyen de un pensamiento como el de Hegel y de un pensamiento como el marxista.

Pero para Freud, es muy claro que el paradigma en el cuál él se mueve, entra en un paradigma historicista. De hecho, para nosotros mismos, por lo menos como yo fui criado, entender algo, era entender su historia.

Así que hay tres cosas básicas, muy claras, que en Freud están presentes. Si bien no conoció el pensamiento hegeliano, si el kantiano, estudio con Brentano1. Pero hay cuestiones que lo acompañan fuertemente. Una es la estratigrafía, que tiene un valor muy importante para él. La utiliza mucho. Saben que los antropólogos hacen fiesta cuando encuentran el basurero del pueblo que están estudiando. Porque ahí van encontrando, en capas, todos los depósitos de cuestiones que tienen que ver… todo lo que se echa ahí va formando capas, y las capas son leídas temporalmente. Y sacan conclusiones de qué morfaban, qué hacían, qué construían, cuando cambian una técnica, etc. Así que la idea freudiana de un aparato psíquico construido en capas, está bien claro.

El otro elemento que es fuertísimo es Darwin, que tenía un prestigio muy importante. No ha desaparecido. La teoría de la evolución, con modificaciones, sigue más o menos vigente. Era un verdadero monstruo. Un tipo que entre una especie encontrada y otra que estaba viva, sacaba la conclusión que tenía que haber dos variantes anteriores, antes de que la descubrieran. O sea que predecía la aparición de un bicho raro, antes que lo encontraran. Así que, el prestigio de Darwin era enorme. Y recuerden ustedes que en el final de “La interpretación de los sueños”, Freud dice que una de las cuestiones a las que aspiraría el psicoanálisis es poder acompañar a la teoría de la evolución darwiniana en el pasado de la humanidad. O sea, que él se sentiría sumamente orgulloso de poder acompañar a Darwin en esta labor.

Y el otro elemento que obviamente está, y eso sí goza de buena salud, es el día de hoy que goza de buena salud, sin ninguna duda, es la termodinámica. En su variante mucho más compleja, pero no ha muerto ni cosa por el estilo.

Bueno, este paradigma historicista, en donde obviamente el nombre de Hegel es fundamental, el de Marx, ni hablemos, se ve profundamente conmovido por la aparición de algo muy importante para el siglo pasado. Tres cosas. Una es sin ninguna duda Heidegger. Ustedes saben del metejón que tuvo Lacan con Heidegger. No se fueron a las manos, por lo menos que sepamos, digamos, pero era muy importante. Inclusive cuando el alemanote este estaba muriéndose fue con una comitiva a contarle toda su teoría de los nudos, durante tres horas. Dicen que empeoró el alemán ese… bueno, la cuestión es que Heidegger, que lo despreciaba bastante, no contestó nada.

Heidegger es un monstruo. Pero era un tipo que pensaba que venían los griegos, y los alemanes. Y eso era todo el pensamiento. Sí, sí, pensaba así, ahora van a ver por qué.

Él tiene un trabajito que se llama “La pobreza”. Ya las tropas aliadas habían cruzado el Rhin. Estaban los alemanes, obviamente por rendirse, y la facultad de filosofía se había mudado a un castillo que estaba hecho mierda. Y el único lugar en donde todavía se podían juntar un par de sillas y sentarse, era en la cantina del castillo. Ahí da una charla que se llama “La pobreza”. En donde, obviamente, vuelve a hablar de que la “pobreza” es “pobreza del ser”, y no, no tener para morfar. Pero plantea muy claramente “entre nosotros”. “Entre nosotros” es “los alemanes”. Porque ahí dice claramente que hay dos pensamientos en juego. Uno es el pensamiento griego y otro es el pensamiento alemán. Y no hay más. Y si uno le preguntara: ¿y Santo Tomás? Entonces te diría: “es aristotélico, es griego”. ¿Y los rusos que están por rompernos el culo? “Y, son marxistas, son alemanes”. Así pensaba él. De manera tal, que inclusive, después de la guerra, saben que durante 10 años no pudo enseñar. Lo va a ver un salame del diario Le Monde, y le pregunta qué piensa del pensamiento francés. Él, con una desfachatez absoluta le dice: “el pensamiento francés no existe. Cuando los franceses piensan bien, piensan en alemán”. Y el otro lo publicó en el diario. Así que imagínense lo que pensaba de Lacan, que era un psiquiatra francés... Pero no ocurre al revés. Lacan tenía una gran admiración por Heidegger. Y lo invitó varias veces. Inclusive se sabe a través de Jean Beaufret2 que rechazó pacientes, o dejó de atender pacientes, para tomar pacientes que habían tenido contacto con Heidegger. Para enterarse de cosas. Era un hombre… sobre todo… como todo paranoico, le gustaban los secretos, como si detrás de los secretos estuvieran las grandes cosas. Y en plena guerra y con los nazis imagínense que había secretos muy importantes. Uno de esos grandes e importantes secretos fue Hannah Arendt, que es una mujer sumamente inteligente, impresionante. Quien la ha leído, habrá visto que era una cosa increíble.

Bueno, el pensamiento heideggeriano que justamente aparece como oponiéndose en muchas cosas al pensamiento historicista.

La otra gran cosa que aparece importantísima, obviamente, es la lingüística estructural de 1920, hay que decirlo. Ahora vamos a hacer un repasito. Está por cumplir 100 años. Yo creo que ya es hora de que nosotros abandonemos la idea de que la lingüística, es la lingüística del año ´20. Pasaron muchas cosas en la lingüística en 80 años. Pero ese paradigma aparece como muy fuerte, sobre todo en los primeros trabajos teóricos de Lacan, que llega a decir en, creo que es en “El deseo y su interpretación” que el trabajo del lingüista y el trabajo del psicoanalista, es el mismo. No puedo estar de acuerdo con eso. Además, por ejemplo, en un texto como “La instancia de la letra en el inconciente”, el paradigma de la lingüística estructural vieja, digamos, funciona de un modo fuerte.

Pero ¿qué significaba este cambio? Ahora, después nos vamos a explayar un poco más, pero es el paso de lo historicista a lo combinatorio y sincrónico. Y por lo mismo, la aparición de una nueva inteligibilidad, un nuevo modo de pensar. Donde lo sincrónico y lo combinatorio se opone al historicismo del siglo XIX. Con la idea, y en esto creo que Milner, no Miller, Jean-Claude Milner3, el serio, digamos, lo vio claro. De que era la emergencia de un nuevo modo de pensar, totalmente estable, que durante mucho tiempo guió el pensamiento francés, sobre todo. Y dio el origen a lo que se le llama la posmodernidad. Cuál era la idea entonces: sustituir el pensamiento historicista, insisto, por un pensamiento sincrónico y combinatorio.

En Lacan, lo habrán visto, todo es sincrónico y combinatorio. Es más, en “Encore”, lo dice con todas las letras, que él no cree en la historia. El hecho mismo de decir que no cree en la historia es una ironía. Porque la historia, no es un problema de creencia. La manera misma de señalar que no cree significa que eso es una religión, una superstición, o cosa por el estilo. Entonces, puede ser tratada de esa manera: como algo que se cree, o algo en que no se cree.

De manera tal que estos modos de pensar, que ahora vamos a ver cómo surgen, abren a una nueva primera división muy fuerte en un modo de pensar distinto. La sincronía y la combinatoria en oposición a la historia, o el modelo historicista.

Así que yo les voy a poner acá en el centro, el tema de la repetición. Esto que estamos haciendo ahora es el esqueleto. Después vamos a ir desarrollando cada punto.

REPETICIÓN

FREUD LACAN

Elaboración (negatividad) (diferencia) Corte

fundación de la metáfora suspensión de las sinonimias

construcción fantasma ( S a)

iteración

aufhebung destinos de la repetición

objeto parcial objeto a (causa)

pulsión nunca sido

(perspectiva realista) (perspectiva creacionista)

Tiempo Sincronía significante combinatoria

Así que cuando hablamos de la repetición, el punto freudiano fundamental es la elaboración. Van a ver como esto nos va a llevar a recomponer ciertas cuestiones de la clínica. Y el concepto opuesto, y es bien opuesto, es la idea de corte.

El concepto freudiano fundamental es el concepto de elaboración. El simétrico opuesto fuerte, con la misma fuerza: los dos esperan cambios fundamentales. Mientras uno espera un cambio fundamental de la elaboración, el otro espera un cambio fundamental de lo que se llama el corte.

El corte supone, y esto también espero poder demostrárselos, o por lo menos señalarle los textos donde lo pueden encontrar: la suspensión de las sinonimias. Ahora van a ver, yo les voy a explicar esto, lo que pasa es que son palabras cultosas. Y acá es la fundación de la metáfora. Acá tenemos el fantasma, y acá va obviamente la construcción. Y acá hay que probar, esto se los tengo que probar. Acá está la aufhebung hegeliana. Y acá tenemos algo que sería matemáticamente parecido a “iteración”. Porque para Lacan no hay “suspensión de la repetición”, sino solo “destino de la repetición”. Destinos posibles de la repetición. Así está por ejemplo en el seminario de “La relación de objeto” o en el de “La lógica del fantasma”. Donde la repetición solo tiene destinos pero no tiene elaboración.

Iteración4: es una operación matemática en donde uno siempre aplica lo mismo. Vuelve a dividir por dos, vuelve a dividir por dos, vuelve a dividir por dos. Itera. Reiteración no es lo mismo que iterar. Esa es la idea.

Bueno, al objeto a como causa del deseo, y por lo mismo, causa de la repetición. Con esta característica de lo nunca ha sido. Ustedes saben que el objeto a es justamente un vacío. Y casi todo lo que es primordial en Freud, otra confusión típica entre origen y comienzo de la posmodernidad, en Lacan siempre aparece como algo mítico, como algo forjado, como algo fundado. Hay muchas maneras de probarlo. En el amor cortés, por ejemplo. Les voy a mostrar en el amor cortés como pensaría uno y cómo pensaría el otro.

Y obviamente, lo dice en muchos lugares Lacan, esto lleva a una perspectiva que es creacionista. El objeto debe ser creado, al significante y su sincronía. La perspectiva freudiana, también hay un objeto parcial, pero en su lugar encontramos, una perspectiva también de objeto parcial, Freud lo llamó objeto parcial, y la perspectiva es realista. Este es tal vez el objeto más flojo de la teoría freudiana. Realista quiere decir que el objeto de la pulsión proviene de alguna experiencia, en realidad, sale de ahí, etc.

El único psicoanalista que nos saca de esta disyuntiva, es Winnicott. Que coincide con las más modernas teorías del lenguaje y del arte incluso. Liliana que anda por ahí que me recomendó a un filósofo que es mi nuevo amor, es Peter Sloterdijk5, se los recomiendo, es un monstruo, para mí es el próximo. Tiene tres mamotretos. Vieron que los libros alemanes se reconocen fácilmente, porque, como yo digo, se quedan parados solos... uno los pone ahí… Tiene tres ladrillos… pero son, dulce de leche del mejor. Se lee… y justamente también plantea cosas muy similares.

¿Cuál es el planteo winnicottiano? Me adelanto muchísimo. La perspectiva no es ni realista, ni creacionista. “La madre tiene que poner la teta en el momento en que el chico está en disposición de crearla”. Eso nos saca de esta perspectiva forzada entre realismo y creacionismo. Creacionismo es crear desde la nada, obviamente.

El tema del amor cortés, ¿de qué se trataba? Y justamente de eso, como dice Rougemont6, “no pierden ocasión de desencontrarse”. La amada es, que se yo, una mina que la vio una vez a 400 metros, que es la mujer de algún duque. Entonces el trovador siente amor por ella, pero nunca la puede ni ver, ni tocar, y finalmente es un amor desgraciado. Y esta es la clave: el amor termina siendo el poema, que reproduce también con un viejo estilo lacaniano, todo un trabajo de Heidegger que es sobre la paz de la tarde, donde la paz de la tarde, él la va disolviendo y termina siendo el poema mismo.

¿Qué hubiera pensado Freud de esto?: que eran unos pajeros. O bien que esos poemas eran creados para levantarse alguna mina. Como siempre, ¿las balsas para qué se van a hacer?

De manera tal que nada dice, y menos de un movimiento, el trabajo mismo desde fuera. Hay que ver en cada sujeto de qué se trata. Pero esta es la perspectiva. Mientras en un caso vamos hacia los signos, se trata de constituir signos, y el objeto está perdido, no es el objeto natural, hay muchas maneras de llegar a demostrar esto. En Freud se trata de otra posición.

Con este esquemita, vamos a empezar a tomar cada uno de los términos. Es muy importante, primero que nada, esta idea. Lo que busca Freud en la repetición, ahora vamos a ver eso, es la elaboración, y por lo mismo la captación de los sinónimos, o la dimensión metafórica, que es lo que descubre el paciente. Lo que descubre el paciente es que el quilombo que tiene con el jefe, lo que repite con su hija más grande, son distintas escenas donde aparece en la misma posición. Esto permite encontrar la dimensión metafórica. Es decir, avanzar hacia lo que después va a ser la construcción e ir descubriendo como en distintas escenas aparece lo mismo.

En cambio, lo que espera un lacaniano de un corte, es que “nunca más vuelva a hacer lo mismo”. Por lo tanto este “nunca más”, tan de moda ayer, recordemos el “nunca más”, suspende todas y toda sinonimia. Puesto que si no puede ser parecido lo que viene de lo anterior, no encuentro manera de producir una metáfora. Coherente con un punto de vista bien sincrónico.

Bueno, empecemos a construir. Esto es el esqueleto.

La primera cosa que vamos a decir, es que a Freud se le aparece el problema de la repetición, en un texto muy conocido por ustedes que es mal traducido por “Recuerdo, repetición, y elaboración”. Saben que en realidad son tres verbos y no tres sustantivos: “Recordar, repetir, elaborar”.

Ahora vamos a recuperar el recuerdo. En una postura como esta, combinatoria y sincrónica, el recuerdo sufre muchísimo. Al punto, que lamentablemente, todo recuerdo se transforma en recuerdo encubridor. Con lo cual se le quita pretensión de verdad al recuerdo. Imagínense que es la base de la historia. Y además, todos pretendemos, amén de que el recuerdo encubridor tiene una característica muy particular, es concepto bien determinado en Freud, todos pretendemos veracidad de nuestra memoria. De lo contrario no tendríamos esas agarradas con nuestras parejas diciéndole “… no, no, no, vos me dijiste… acordate que tu madre tal cosa…”

La memoria tiene pretensión de verdad. Inclusive Aristóteles en un tratado muy divertido, que es “La memoria y la reminiscencia”, dice que hay dos memorias: la memoria infeliz, que es la que lleva a una tensión, incluso al mal humor. Que es cuando no podemos acordarnos el nombre de algo. Y es cierto, estamos nosotros en una reunión, y sigue la gente hablando y nosotros pensando, dándole vuelta a ver cómo se llamaba tal cosa. Y la sensación de alivio que tiene cuando recuperamos esta cuestión de la memoria. Pero la memoria, como tal, en principio, tiene veracidad.

Plantear que todo recuerdo es encubridor, es quitarle a la memoria un valor sumamente importante. Y es propio de la tradición francesa. Que sitúa a la memoria como un elemento de la imaginación. Ahora vamos a ver por qué.

Para Freud un recuerdo encubridor es muy claro. Es cuando nosotros nos vemos a nosotros mismos en el recuerdo. Cosa que es absurda. Estamos siempre objetivando el mundo, no es que nos vemos como un elemento más del mundo. Por supuesto que lo que vemos ahí, en ese elemento son cosas reales. Yo me acuerdo de un recuerdo encubridor mío, donde me veo con un vestidito, con un gatito acá, en el medio. Y le pregunté a mi vieja, y efectivamente tenía uno. Pero en el lugar donde yo estoy situado mirándome, es imposible. Porque era un lugar que era un vacío, no había ningún lugar, tendría que haber estado parado en una escalera en un lugar raro. Y menos todavía viéndome a mí mismo andar por la escalera.

Entonces, lo propio del recuerdo encubridor, y vamos a ver qué función tiene, muy parecida a la construcción, es como una construcción natural, digámoslo así, por su función integradora, es esto: tiene la forma del recuerdo, pero ahí aparece un elemento extraño que debe ser interpretado. Entonces, recuerdo encubridor es esto, técnicamente es esta cuestión, es cuando el recuerdo toma la forma de un recuerdo pero muestra esta absurdidad en donde nos vemos a nosotros mismos.

La otra idea donde todo recuerdo es encubridor, es quitarle toda veracidad a un elemento tan importante como es la memoria. Y la memoria es la base del testimonio, y el testimonio es la base de lo que después es la construcción histórica. Cómo haríamos, o cómo podríamos tener justicia, cómo se podría recabar información, cómo se podrían tejer datos, si no fuera posible el testimonio. Y el testimonio, se basa en la memoria.

Ahora la pregunta es, y esta es la cuestión, ya que estamos en recordar, repetir, elaborar, por qué, a qué se debe que los franceses, siguiendo la tradición cartesiana, hayan situado la memoria como un elemento de la imaginación. Y en Lacan va a pasar rápidamente a formar parte de lo imaginario. Porque justamente, y esta es la paradoja, recordamos en imágenes. Sin embargo, es bien claro, que una cosa es imaginar y otra cosa es recordar. Y esta diferencia es esencial y es muy importante. Y nosotros como analistas seríamos los primeros que tendríamos que poder diferenciar cuando alguien imagina y cuando alguien recuerda. ¿Por qué? Porque muchas veces somos llamados para hacer peritajes de abusos infantiles. Y es muy importante para nosotros encontrar en las marcas discursivas, en el juego de los chicos, en lo que hacen, elementos que nos permitan diferenciar la memoria de la imaginación. Y no declararse incompetentes, como pasa más de una vez. Porque, por supuesto, con una teoría en la cual toda memoria es imaginación, no se puede diferenciar cuando un chico fantasea y cuando es de verdad. Lo cual es gravísimo.

La memoria tiene su importancia. Enorme importancia. Y el hecho de que recordemos en imágenes, para nada desautoriza la zona de verdad y la pretensión de verdad de la memoria.

Por supuesto que somos los primeros en sospechar cuando alguien recuerda algo. Siempre, por decirlo así, aparecen los rastros de la deformación. Otra cosa es que ustedes me digan: “bueno, pero por algo se acuerda de eso”. Eso es otra historia, lo cual no le quita veracidad. Entonces vamos a diferenciar enormemente después un montón de cosas. Y la memoria no es un hecho. Para llegar a un hecho hay que cabalgar bastante, y vamos a ver cómo llegamos. Pero quitarle su dimensión de veracidad es complicado.

Segunda cuestión, con respecto a esto. La memoria además tiene diferencias. Bergson7 las trabajó. Entre lo que él llamaba “la memoria actual” y la memoria que tiene “índice de distanciación”. Y esto para nosotros también es muy importante. Porque la repetición, recuerden que se le presenta a Freud como una memoria sin distanciación temporal. En cambio, hay otras memorias que son actuales; por ejemplo andar en bicicleta. Ponerse a pensar cuál fue el primer día que anduvimos en bicicleta, es al pedo. Lo más probable es que nos caigamos. No podamos andar en bicicleta. La memoria es automática. La memoria, por decirlo así, está actualizada.

Hay un famoso cuento de Cortázar, “Instrucciones para subir una escalera”8, justamente que hace lo contrario: sitúa la memoria inmediata en distancia. Pero el índice de distanciación temporal es fundamental. Por eso a Freud se le presenta la repetición como un recuerdo actuado, sin distancia.

Y esto de la distancia como tal, aunque parezca mentira, el primero que lo dijo fue Aristóteles, que dijo:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Francisco gonzález cobreros iconFrancisco González Bocanegra

Francisco gonzález cobreros iconJardín de niños francisco gonzález bocanegra

Francisco gonzález cobreros iconPonencia del Magistrado : Dr. Libes gonzález gonzález

Francisco gonzález cobreros iconFrancisco evangelio vivo alabado seas mi señor hermano francisco himno a la Pobreza Jesús Pobre

Francisco gonzález cobreros iconMe llamo Francisco Javier Silva Varela, nací en la ciudad de Puebla...

Francisco gonzález cobreros iconAntonio José Ponte / José M. Fernández Pequeño Efraín Rodríguez Santana...

Francisco gonzález cobreros iconLorena González González

Francisco gonzález cobreros iconNota liminar y traducción de José Antonio Hernández García
«San Francisco de Asís», «San Francisco Xavier», «Gloria in Profundis», «Ubi Ecclesia», «La tumba de Arturo», «Adveniat Regnum tuum»,...

Francisco gonzález cobreros iconJosé Javier González

Francisco gonzález cobreros iconJuanjo González Marin






© 2015
contactos
l.exam-10.com