En las siguientes ediciones






descargar 160.36 Kb.
títuloEn las siguientes ediciones
página5/5
fecha de publicación04.07.2015
tamaño160.36 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5

OTROS ELEMENTOS ESTRUCTURALES: ESPACIO Y TIEMPO


ESPACIO:

El espacio dramático es importantísimo en La Fundación. Su transformación (pasa de lujosa fundación a sórdida cárcel) corre pareja a la desalienación del protagonista, al descubrimiento y aceptación de la verdad. Son muchos los elementos del escenario que cambian o desaparecen en el transcurso de la obra. Podemos agruparlos en dos series contrapuestas: la de la alineación, formada por la fundación, el salón y los sabios; y la de la verdad, formada por la cárcel, la celda y los condenados. El escenario se irá ajustando paulatinamente a esta segunda serie, desde los muebles hasta la iluminación: luz intensa al principio (fundación), mortecina al final (cárcel).

Junto al espacio representado (fundación / cárcel), son muy importantes los espacios aludidos. Se nos habla de un mundo exterior donde Tomás repartía octavillas y luchaba con otros por la libertad (sociedad represiva), pero también de un mundo en que Tulio y su novia trabajaban en libertad (sociedad abierta, en el extranjero). Más cercanos al espacio representado, están los locutorios, para las visitas y como excusa para la delación; el patio de la cárcel, donde insultaron a Tomás propiciando su locura; las celdas de castigo, última esperanza de liberación; los pasillos, la barandilla y las puertas de otras celdas, espacio en que Lino confraternizó con el carcelero, en el que perdió la vida, así como Asel, aunque de diferente manera.

TIEMPO:


Entre una parte y otra pasan tres días, pero no debemos olvidar que la obra comienza in medias res, es decir, hay un tiempo anterior cuya duración exacta desconocemos, como tampoco sabemos el tiempo que tardó Tomás en enloquecer, si su locura fue instantánea o paulatina. En la primera parte el hombre lleva muerto seis días y en la segunda parte Lino afirma que un amigo ha visto a Max confraternizando con un carcelero más de una vez. En definitiva, hay un tiempo concentrado (el de la representación) y un tiempo aludido (difícil de establecer con exactitud).

Por otro lado, es de destacar el carácter atemporal de la obra, aunque muchos espectadores la situaron en la España del momento. Este carácter atemporal de la obra facilita, como ya explicamos, que pueda ser interpretada tanto en clave política (la España de Franco) como en clave simbólica y permanente.

TÉCNICAS ESCÉNICAS


En esta obra Buero lleva al extremo la práctica de los efectos de inmersión, en notoria contraposición a los «efectos de distanciación» de Bertolt Brecht. Consisten en dotar a los espectadores de una perspectiva concreta que los convierte de alguna forma en unos personajes más. Esto se consigue al disponer la construcción de la obra de tal modo que el espectador no ve la realidad, sino la versión que de ella tiene Tomás. El espectador, gracias a los efectos de inmersión (aparición y desaparición de objetos, transformación de otros, presencia de personajes sólo percibidos por Tomás, como Berta o la posibilidad de hablar con el muerto), entra en la mente del personaje y comparte sus mismas obsesiones pues ve en el escenario los efectos de su enajenación. Del mismo modo, los espectadores se irán desalineando al mismo tiempo que Tomás, aunque, a partir de un determinado momento, irán un poco por delante del personaje.

Por medio de esta técnica, Buero hace que el espectador comparta con el personaje principal la experiencia de la fundación y de la cárcel. Lo hace, en definitiva, partícipe de su esperanza trágica.

ACOTACIONES


Frente a los diálogos que constituyen el texto literario, las acotaciones se conforman como texto espectacular, es decir, son instrucciones del autor dirigidas al director de escena para el montaje de la representación. En ellas se describe y se comenta el espacio, el ambiente y los personajes. En el escenario se superpondrán signos visuales, auditivos, olfativos... que sustituirán al código lingüístico empleado por el autor en las acotaciones.

Las acotaciones de Buero son densas, incluso prolijas. En La Fundación son muy importantes y están fundamentalmente puestas al servicio de los efectos de inmersión: los cambios de decorado, vestimenta, iluminación...

PERSONAJES


La nómina de personajes es reducida. La trama se centra en los cinco condenados, entre los cuales distinguimos un protagonista, Tomás, personaje que no abandona en ningún momento la escena y cuya perspectiva adopta el espectador. Tomás es un personaje característico del teatro de Buero. Como en otras obras suyas (En la ardiente oscuridad, El tragaluz), el protagonista se verá obligado a asumir la verdad, tras haber cometido algún acto reprobable. Sólo a partir de esa asunción, estará en condiciones de luchar por mejorar su vida y el mundo en que vive.

Por otro lado, Tomás es otra de esas frecuentes figuras de Buero sometidas a una limitación física (ciegos, sordos, daltónicos, locos...). Son deficiencias que simbolizan las limitaciones del ser humano, pero también, al quedar al margen de una sociedad que rechazan y por la que son rechazados, actúan como un catalizador que obliga a los otros personajes a revisar su situación en esa sociedad.

Tomás en La Fundación es el símbolo de las víctimas de la tortura. Es un personaje tierno, apasionado y generoso. Incapaz de asumir su comportamiento sufre un brote esquizofrénico que lo lleva a confundir la cárcel con una fundación dedicada a la investigación. Al final, cuando descubre y asume la verdad, se convierte en un personaje fuerte, síntesis perfecta de acción, reflexión y ética.

Asel vendría a ser el portavoz o alter ego del autor en la obra. Representa el humanismo compasivo: solidario, tolerante, de gran fuerza moral. Sin embargo, es un personaje complejo y muestra su lado más débil cuando pierde los nervios con Tomás al creer que ha revelado el plan de fuga a los carceleros; en esos momentos está a punto de derrumbarse, de caer preso en el desánimo. Tulio lo animará. También Asel encarna la síntesis entre acción, contemplación y ética.

Tulio se presenta, al principio, como el personaje más intransigente con la situación de Tomás. Sin embargo, a pesar de su carácter aparentemente hosco, vamos descubriendo poco a poco en él a un soñador, a un hombre de gran sensibilidad. Se reconciliará con Tomás, le hará partícipe de sus sueños y, finalmente, aceptará con entereza su ejecución. Experto fotógrafo, antes de ser encarcelado, investigaba la técnica fotográfica de la holografía, metáfora de la fundación, el gran holograma.

Lino es joven como Tomás. Apático, indiferente, al principio de la obra. Enjuicia con desprecio a Tomás cuando éste recuerda que delató bajo tortura y, al final, se comporta con una valentía irreflexiva, desesperada, al asesinar a Max. No alcanza la síntesis entre acción, reflexión y ética de Tomás y Asel, e incluso Tulio.

SIGNIFICACIÓN DE LA FUNDACIÓN


La significación de La Fundación, para muchos críticos, la mejor obra de Buero, es compleja y debe buscarse en varios planos:

  • En el plano más concreto, histórico, hay una fuerte crítica, apenas velada, a la España franquista, a sus métodos represivos: tortura, pena de muerte... Con todo, en la obra no se menciona nunca el nombre de España ni de ningún otro país, con lo que la censura no pudo intervenir.

  • En un plano social más amplio, la obra se alza contra todas las sociedades represivas, sin importar ni la geografía ni el tiempo. Sus denuncias, por desgracia, no han perdido vigencia.

  • En un plano aún más general, ético y filosófico, nos plantea el tema de la alienación y nos invita a superarla. Es un tema éste, el de la alienación, que en las sociedades democráticas de nuestro entorno cultural y geográfico ha alcanzado gran trascendencia. Han desaparecido -o casi- las formas más burdas de represión, pero se han perfeccionado otras más sutiles de control social: consumismo, manipulación ideológica, ocio alienante...

Si nos fijamos, por último, en las técnicas escénicas, pocas obras consiguen la participación del espectador de forma tan radical como lo hace La Fundación. Los efectos de inmersión de Buero logran que el espectador viva los conflictos planteados como si fuera un personaje más, y quizá por eso, espectadores y personajes compartan, al final de la obra, el mismo deseo de superación moral y la misma voluntad de conseguir un mundo mejor.

1   2   3   4   5

similar:

En las siguientes ediciones iconLo bello y lo sublime
«Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime» publicó Kant en Komgsbey (1764) este ensayo de vario y atrayente contenido....

En las siguientes ediciones iconLo bello y lo sublime: ensayo de estética y moral
«Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime» publicó Kant en Komgsbey (1764) este ensayo de vario y atrayente contenido....

En las siguientes ediciones iconLas guías de estas películas las extraje de un libro muy bueno: "...

En las siguientes ediciones iconConsulta en la biblia los siguientes textos génesis cap. 3, 1-24;...

En las siguientes ediciones icon1. Separa las sílabas y explica la acentuación de las siguientes palabras

En las siguientes ediciones icon1. Separa las sílabas y explica la acentuación de las siguientes palabras

En las siguientes ediciones icon1. Separa las sílabas y explica la acentuación de las siguientes palabras

En las siguientes ediciones iconRealice las siguientes operaciones. Lea bien las instrucciones y atienda lo que se le pide

En las siguientes ediciones iconIdentifique las ideas principales de los siguientes textos, subráyelas...

En las siguientes ediciones iconIdentifique las ideas principales de los siguientes textos, subráyelas...






© 2015
contactos
l.exam-10.com