Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf






descargar 21.6 Kb.
títuloAlgo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf
fecha de publicación27.06.2015
tamaño21.6 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol YPF

LA COMPLICADA CONTINUIDAD DEL MODELO

algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con repsol ypf

La multiplicación de señales de advertencia que se vienen sucediendo en los últimos meses parece haber colocado a la Argentina ante un riesgoso estrangulamiento de su modelo económico, algo que se trasluce en conflictos de coyuntura pero que arrastra cuestiones de fondo, irresueltas por años.

El ejemplo más elocuente lo constituye la avanzada del Gobierno y las provincias petroleras sobre Repsol YPF, la compañía hispano-argentina que controla más del 40 por ciento de la producción de crudo y gas en el país, aunque esa porción se achicará bastante luego de que le fueran retiradas 16 áreas de explotación.

Esa avanzada, atenuada ahora por incipientes negociaciones entre el Gobierno y Repsol —que cuenta con el respaldo del sistema político español—, refleja la necesidad de mejorar la ecuación energética argentina, que agudiza su condición deficitaria y pone en duda que se pueda mantener el crecimiento de la economía. Algunos datos duros: el importó en 2010 combustibles por unos 4.300 millones de dólares, pero tuvo que elevar la cifra a 9.300 millones en 2011 y se estima que este año pueden superar los 12.000 millones de dólares. Es demasiado dinero para un modelo que entró en una etapa de "sintonía fina".

¿Por qué se llegó a esta situación? Los especialistas suelen afirmar que cada punto de crecimiento de la economía, que viene siendo sostenido en los últimos años en la Argentina, debe estar acompañado por otro punto de inversión en el campo energético. Está a la vista que ese esquema básico no se cumplió. Más datos duros: los pozos explorados para gas y petróleo eran 103 en 1980, bajaron a 41 en 2000 y se desplomaron a 26 en 2010. En este punto radica gran parte del enojo del Gobierno con YPF, a la que acusa de haber bajado la producción de crudo más del 30 por ciento, privilegiando las ganancias sobre la inversión.

Los números son realmente para preocuparse: la balanza comercial energética era favorable en casi 6.000 millones de dólares en 2006, pero se hundió en un déficit de 3.700 millones en 2011. Era evidente que algo había que hacer y el Gobierno tomó cartas en el asunto, con su estilo de siempre.

Primeras negociaciones

En este contexto se reunieron el ministro Julio De Vido, el segundo de Economía Axel Kicillof y Antonio Brufau, el CEO de Repsol, tras varios días en los que el ejecutivo español desesperó ante un estudiado silencio del Gobierno. La reunión fue muy dura, de trato hostil, pero las cartas quedaron echadas sobre la mesa. De Vido le ofreció al empresario que Repsol se quedara en la petrolera pero sólo con el 30 por ciento de las acciones, lo que fue rechazado por Brufau: "Para eso no nos quedamos con nada", sentenció. La discusión derivó entonces en el precio de la compañía. Y la obvia diferencia de criterios llevó a De Vido a soltar, tras el encuentro, un lacónico "YPF no se compra".

Es que el objetivo del Gobierno pasa por garantizarse la inclusión del Estado nacional y de las provincias petroleras en la conducción de YPF, pero manteniendo —al menos esa es la postura aceptada ahora por la Presidenta— la participación del sector privado, clave para la gestión de una compañía de esa envergadura. Este martes, cuando las conversaciones con Repsol y con altos funcionarios del Gobierno español estarán más encaminadas pasado el desconcierto inicial, Cristina Kirchner volverá a recibir a los gobernadores. A ellos les preocupa no quedar entrampados entre los intereses financieros de la Nación y de la empresa.

El desbarajuste energético que afronta el país no implica que mañana vaya a apagarse la Argentina, como vinieron profetizando muchos dirigentes en los últimos años, sin eco en la población ni sustancia en el contenido de sus predicciones. Pero sí describe un estado de situación que complica el panorama económico.

Expectativas inflacionarias

No es casual, en este contexto, que el modelo de aliento al consumo haya comenzado a experimentar un cuello de botella, apalancado en un sostenido incremento de precios que no hace otra cosa que trasladar a la economía cotidiana de los argentinos los problemas estructurales de la macroeconomía. Por eso los datos del último trimestre indican que las expectativas de inflación superaron la barrera del 25 por ciento y se encaminan hacia un pico del 30 por ciento, ante una escalada de precios en productos de primera necesidad, como el pan. ¿O acaso alguien dejó de hablar en las últimas semanas del fuerte aumento de la yerba mate?

El Gobierno asoma algo desconectado de estos problemas, tal vez por su tendencia a focalizar toda la atención en los conflictos centrales del momento. Uno de ellos es el de YPF, pero en el plano político sigue provocando mucho ruido en el kirchnerismo la investigación judicial sobre el vicepresidente Amado Boudou. La salida del ahora ex procurador Esteban Righi dividió las aguas a tal punto que la propia Presidenta tuvo que dar la orden de que la tropa oficialista apoyara sin fisuras a Boudou. En el medio, varios funcionarios, legisladores y dirigentes escucharon duros reproches porque lo estaban "dejando solo" al Vice.

La estrategia defensiva de Boudou pudo parecer desmedida en primera instancia, pero es innegable que le está dando resultados: el propio juez de la causa, Daniel Rafecas, quedó en aprietos a la hora de explicar los mensajes que cruzó con un abogado vinculado a la causa. Y ahora la oposición duda si sostenerlo o dejarlo a su suerte. Mientras tanto, en la Cámara de Diputados piensan que el ultrakirchnerista Carlos Kunkel es el hombre indicado para presidir la comisión de Juicio Político, ante la posibilidad de que la investigación avance y le de aire a la oposición para solicitar el inicio del trámite.

Pero eso es parte del futuro. Un futuro que, por ahora, asoma incierto.

Mariano Spezzapria
NA

Compartí este artículo
3

Artículos relacionados:

Comentarios: RSS de este artículo

Nicolas
16 de Abril de 2012


No será que Cristina y Repsol ya tienen todo esto arreglado desde hace tiempo, para mejorar la imagen de de cris y endeudar al pais en 18.000 M. negocio redondo para las dos partes, a parte de recibir algunas dadivas, jeje como las ya conocidas del ex, gobernador de Neuquen, bigote sobich, jeje el unico perjudicado es el pais y su pueblo que deberiamos pagar ese importe en los proximos años.

Claudia
16 de Abril de 2012


Es una pelea de DELINCUENTES, tantos los Españoles como los corruptos nuestros.

Susa
16 de Abril de 2012


Si no entienden, consigan las declaraciones de la Dra. Carrió en el programa de anoche de Grondona en el canal 26 y se les aclarará el panorama

Gustavo B.
16 de Abril de 2012


A pedido de Susa: Carrió lo explicó clarito. Repsol quiere salirse del negocio en Argentina pero pretende que le paguen por su paquete accionario una suma que el gobierno no está dispuesto. Por eso las operetas para bajar el valor de la acción. Los que propiciaron el vaciamiento de la empresa están discutiendo el precio de salida, ni más ni menos. Por eso la denuncia de Lilita contra Repsol y el Gobierno. El otro dato jugoso que arrojó Carrió es que ya estaría el player que se haría cargo de la explotación del petróleo, y que sería Bulgheroni, apalancado por capitales chinos. Personalmente, me pareció muchísimo más interesante el aporte hecho por Lilita en el programa de Grondona que la super producción del "regreso de Lanata", la cual no me disgustó, pero hizo centro exclusivamente en Boudou.

Pepe Argento
16 de Abril de 2012


Cuando arranco el tema d YPF le pregunte a un conocido que en su epoca entidio mucho de eso.

la pregunta fue:

- cual es con el tema YPF?.

la respuesta fue:

- la verdad, que nose.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf icon• La decisión de expropiar parte del paquete accionario de Repsol...

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconOda: Composición poética en la cual el hablante lírico expresa con...

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconLa popularidad de Cristina Fernández de Kirchner aumentó con la expropiación...

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconQuisiera comentales algo acerca de la Cultura celta de la cual soy una gran admiradora

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconSoneto clxvi «Mientras por competir con tu cabello»
«Deseo hacer algo; no para los muchos», y defendía la oscuridad de su obra como algo útil y aun deleitable

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconEl siglo XVI se cierra en España con el fallecimiento de Felipe II,...

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconTaller: diga según la imagen cual es el sistema de gobierno más usado...

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconPara sujetarnos siempre, por mor de la simplicidad, a la enunciación oral
«comunicación» porque, por analogía con la comunicación «física» o «real», da paso, transporta, transmite algo, da acceso a algo....

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconRevolución de Abril de 1965. Quisqueya da pelea

Algo no cierra: cuál es el trasfondo de la pelea con Repsol ypf iconSe pelea y se defiende atreves del arte y la palabra






© 2015
contactos
l.exam-10.com