Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican






descargar 0.55 Mb.
títuloCompañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican
página6/6
fecha de publicación13.06.2015
tamaño0.55 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6
: Un poco.
Carlos: ¿Un poco, Rigoberto?
Marcelo: Mucho, quiero decir.
Carlos: ¿Puedes hablarnos algo de ti?
Marcelo: ¿Algo?
Carlos: Anécdotas. Tu vida…
Marcelo: Pues... yo... Yo veo el programa por televisión...
Carlos: ¡Qué bien! ¡Son muchos los espectadores de este programa!... (Ubica el micrófono ante el rostro de Marcelo) ¿Algo más?
Marcelo: (Pausa corta. Piensa) Eh... yo... este... espero... ¡ganar esta noche!
Carlos: ¡Ganarás! ¡Ganarás!... Prosigue...
Marcelo: El apartamento en Roma y el viaje amoblado.

Carlos: (Salvando el ridículo del concursante) ¡Gran juego de palabras! ¡Rigoberto es obrero y gana el salario mínimo impuesto por el Estado y... ¿Y nació?
Marcelo: En un autobús, cuando mi viejo llevaba a mi vieja a la maternidad, con los dolores...
Carlos: ¡Gran experiencia! ... Algunos nacen en avión, otros en barco y Rigoberto en autobús. Y, dime, aquí entre amigos. ¿Tu novia?


Marcelo se muestra tímido.
Marcelo: (Ríe tontamente) Está bien
Carlos: ¿La quieres?
Marcelo: Mucho. Me está viendo por televisión.



Marcelo saluda a la cámara.
Carlos: (Igualmente a la cámara) Mucho gusto, señorita. (A Marcelo) ¿Quieres enviarle un saludo?
Marcelo: (Toma el micrófono. Carraspea) Hola... Y también para los amigos del barrio. Mi mamá en Villa de Cura y la tía Dolores en Cumaná... ¡Y tú, Carmencita, dile a Chucho el carnicero que no se te acerque si no quiere tener una bronca conmigo!..
Carlos: (Con sonrisa falsa le quita el micrófono) ¡Estupendo sentido del humor! ¡Qué bromista! ... ¿Y qué oficio desempeña tu novia?
Marcelo: Modista.
Carlos: ¿Modista?
Marcelo: Sí. Cose.
Carlos: (Se adelanta entusiasmado) ¡Modista! ¡Es modista! ¡Un obrero y una modista! ¡Excelente pareja, amigos míos! (Se torna grave. Adelanta un paso patético) Estas son las cosas que parten el alma. Que nos hacen ver que el amor aún existe en el mundo a pesar de las guerras y los niños muertos de hambre... (Se recupera) El amor es el símbolo de este programa y el aceite “Cabrán”, su cupido. ¡”Cabrán”, el aceite que dora sus papas con auténtico amor! (Patético de nuevo) A todos ustedes, amigos televidentes, les pido que unan sus manos y rueguen por este pobre muchacho. Mecánico. Véanle las uñas llenas de grasa... (Marcelo ve sus uñas. Las esconde) Que ama a una mujer. ¡Que quiere hacerla suya! ¡Unan sus manos para que Rigoberto Rodríguez pase bien todas nuestras pruebas y sea feliz en “Matrimonio en las Estrellas” (Pausa corta) ¡Y ahora, la primera prueba de nuestro programa!...


Fanfarria. Carlos va a la parte de atrás y retorna con un triciclo de niño.
Carlos: ¡Rigoberto tendrá que completar tres vueltas a la pista en el lapso de un minuto que comienza!... (Ve su reloj) ¡Ya!
Marcelo: ¡Yo no puedo manejar eso!
Carlos: ¿Que no puedes?
Marcelo: ¡Es un triciclo de niño, se reventaría bajo mi peso!
Carlos: Uno así utilizó Rigoberto.
Marcelo: ¡Ese fue Rigoberto! ¡Yo no soy Rigoberto!
Carlos: ¡Eres Rigoberto! ¡Y tu novia se llama Carmencita! ¡Y si no es así, te mueres!


Marcelo comienza a pedalear con dificultad.
Marcelo: ¡Es duro!
Carlos: ¡Tú, Carmencita, que lo estás viendo por la pantalla de televisión de algún vecino, porque eres tan pobre que ni televisor tienes, reza a todos los santos! ¡Y sobre todo, ámalo!...
Marcelo: ¡Déjame ir! ¡Prometo entregarle el apartamento a Rigoberto! ¡Se lo regalo!
Carlos: ¡Él se lo ganó!
Marcelo: ¡Se lo pago entonces, coño! ¡Se lo pago!
Carlos: (Anima a Marcelo) ¡Apresúrate, Rigoberto! ¡Sé que te duelen las piernas! ¡Las nalgas se te hincan en un asiento demasiado pequeño! ¡Las manos te resbalan, pero sigue! ¡Sigue! ¡Pedalea duro! ¡Duro!


Marcelo cae exhausto.
Carlos: ¡Bravo! ¡Has ganado la primera prueba! (Palmea a Marcelo) ¿Cómo te sientes?
Marcelo: Déjame ir... Le daré el apartamento.
Carlos: (Le da un rodillazo leve) ¿Cómo te sientes?
Marcelo: Orgu... orgulloso. Puse todo mi empeño. Mi mamá me dio fuerzas... (A Carlos) Escucha, sé que supones que no cumpliré lo que prometa. Que al salir de aquí me olvidaré del asunto...
Carlos: ¡Orgulloso! ¡Esa es la palabra! También nosotros, Carmencita y todos los televidentes estamos orgullosos de ti. Te anima el espíritu del amor. Ese mismo fuego que animó a los próceres de la Independencia y a Santa Teresita de Jesús.
Marcelo: ¡Ese Henry Amador es un salvaje!
Carlos: En tu estación lo estiman mucho.
Marcelo: No sabía que era capaz de estas humillaciones. Escucha, te lo juro por mis hijos. Le daré el apartamento a Rigoberto, el viaje a Roma y una suma para indemnizarlo. ¿Me crees? ¿Me crees? ¡Tienes que creerme!
Carlos: (Se adelanta) Señora amiga mía, usted que conoce los secretos de la buena comida tiene un magnífico aliado en el aceite “Cabrán”... ¡Ensaladas, tortillas, carnes, frituras, asados, pescados, buñuelos, panquecas, saben mejor... pero mucho mejor con aceite “Cabrán”!
Marcelo: ¡No te guardo rencor! ¡No enviaré tras de ti a la policía! ¿Quieres dinero?
Carlos: ¡Su marido lo sabe!
Marcelo: ¡Tú di la suma, yo pongo el cheque!
Carlos: La felicidad conyugal es completa cuando usted prepara una buena comida.
Marcelo: ¡Tú no haces esto en serio!
Carlos: ¡Hogar dulce hogar y aceite “Cabrán”!
Marcelo: ¡No puedes estar tan loco! ¡No puedes!
Carlos: ¡Y ahora!... ¡La segunda prueba de nuestro programa! (Se acerca a Marcelo y le ata las manos) Permíteme... Vean queridos televidentes cómo ato las manos de nuestro concursante... este es un juego limpio y sin trampas. .. (Termina de atar) Listo... (Se encima sobre un cubo. Saca monedas del traje) Moneditas por aquí, por allá... por acullá, por acuquí... (Arroja las monedas en diferentes direcciones) ¡Nuestro concursante deberá tomar todas las monedas con la boca en el lapso de un minuto que comienza!... ¡Ya!...


Música circense.
Marcelo: (Arrojándose en busca de una moneda) ¡El piso está lleno de mierda!
Carlos: ¡Así, Rigoberto! ¡Tómalas todas!
Marcelo: (En busca de otra moneda) ¡Hay polvo! ¡Suciedad!
Carlos: ¡Son pocas las monedas y el tiempo es breve!... ¡No te las comas!... ¡Que nuestros televidentes vean cómo tus labios buscan en la tierra, entre la mierda!
Marcelo: ¡Te daré todo mi dinero!
Carlos: ¡Utilizando el labio inferior como palanca, la moneda es capturada entre los dientes!
Marcelo: ¡Millones! ¡Millones!
Carlos: (Arrastrando a Marcelo en dirección a la última moneda) ¡El tiempo se acaba! ¡Se acaba!
Marcelo: ¡No te denunciaré a la policía!
Carlos: ¡Se pierde! ¡Se pierde!
Marcelo: ¡No! ¡No!
Carlos: ¡Es la última moneda!
Marcelo: ¡Todo lo que tengo!
Carlos: ¡La última! ¡La última! (Marcelo recoge) ¡En la raya! (Se medio incorpora. Agotado) Así querida amiga, con la misma precisión... funciona el aceite “Cabrán”... Sobre su cordero al horno... (Pausa. Se acerca a Marcelo que permanece tendido, respirando con dificultad) ¿Cómo se encuentra nuestro ganador?...
Marcelo: Contento... por el triunfo.
Carlos: ¿Quieres enviarle un saludo a Carmencita?
Marcelo: (Pausa corta) Besitos ... Deseo que estés bien. Haré todo lo posible por ganar...
Carlos desata a Marcelo.
Marcelo: Carlos, me siento mal...
Carlos: (Levantando a Marcelo) La tensión...
Marcelo: Sufro de úlcera.
Carlos: ¡La emoción!
Marcelo: Creo que se reventó... (Se queja) ¡Me duele!...
Carlos: Ven, que ahora te toca bailar...
Marcelo: Sí, se reventó...
Carlos abraza a Marcelo. Comienzan a bailar una muy suave canción romántica.
Carlos: Dentro de poco estarás en Italia...
Marcelo: Estas cosas no deben ocurrir.
Carlos: Nápoles... La Piazza Navona...
Marcelo: No deben ... ¡Me duele!...
Carlos: San Pietro ... Padua...
Marcelo: No llevo una vida feliz, Carlos... Tengo una familia que... es una ruina... La histérica de mi mujer y unos hijos brutales... ¡Y esa estación de televisión, maldita sea!... Me quita la vida pedacito a pedacito. .. Me he vuelto duro sin quererlo, sin presentirlo... (Lo acomete un súbito dolor. Cae al suelo) ¡Me muero, Carlos! ¡Me muero!
Carlos: (Sosteniéndolo) ¡No! ¡No!... ¡Aún no!...
Pausa. Marcelo ve a Carlos. Supera el dolor.
Marcelo: ¿Aún? ... (Pausa corta) ¿Qué quiere decir aún?
Carlos: No debes ... morir todavía.
Marcelo: ¿Piensas ... piensas matarme?
Carlos no responde.
Marcelo: No puedes matarme como... como si fuera un insecto... (Se levanta con dificultad) Escucha, eso no lo hacen ni en las más crueles películas de la televisión... Tú eres el héroe, ¿no?... Y yo soy el villano. Tú castigas mis fechorías. ¿No es así? Y la filosofía del héroe siempre es positiva. ¡Positiva! ¡Nunca mata a nadie! ¡Ni a los malos! ¡A no ser que la heroína o su propia vida corran peligro! ... ¡Y aquí no hay heroínas! ¡Y yo no te amenazo! ¡Así que no puedes matarme’ (Cae al suelo sin poder dominar el dolor en el estómago) ¡No puedes! ¡No puedes!
Carlos: (Patético, a los televidentes) Pocos programas logran conmover el alma de los televidentes como “Matrimonio en las Estrellas”... ¿Por qué?
Marcelo: Tengo que salir vivo, Carlos. Es necesario.
Carlos: ¿A qué se debe su éxito? ¿La espectacularidad de su sintonía?
Marcelo: Tengo que verles las caras. Ya nada será como antes.
Carlos: ¡Simplemente porque vamos directos al alma! ¡A esa parte buena del hombre que exige felicidad! ¡Amor! (Se acerca a Marcelo) Y ahora, respetable público, Rigoberto Rodríguez nos va a cantar… (Sitúa el micrófono cerca de Marcelo) ¿Qué nos vas a cantar?
Marcelo: Yo no sé cantar, Henry Amador...
Carlos: ¿Cómo que no sabes? ¡Claro que sabes! ¿Qué es lo que sabes?
Marcelo: Ópera...
Carlos: (Maravillado) ¡Ópera! ¡Sabes ópera! (Adopta tono operático) ¡Ven, pues, para que le cantes una ópera a Carmencita!... ¡Canta!

Marcelo: (Se recupera de su atroz estado. Se adelanta como gran cantante) La donna é mobile...
Carlos: ¡Arriba, que nadie te escucha!...


Marcelo canta La donna é mobile. Rigoletto. A cada instante se cae. Es sostenido por Carlos que lo anima.
Carlos: ¡Sigue! ¡Sigue!..


Marcelo termina cantando en un aullido. Cae al pie de «El palo ensebado». Un madero de varios metros de altura que, en el juego original, se cubre de grasa.
Carlos: (Indicando el madero a un Marcelo exhausto. Él también lo está) Tienes que seguir... Tienes que seguir... Míralo... ¿Qué tal?... Bellísimo. ¿No es cierto?... Tienes que subirlo...
Marcelo: Imposible.
Carlos: Es la última prueba. No puedes defraudar a Carmencita... a los millones de televidentes...
Marcelo: No puedo... La úlcera.
Carlos: Arriba hay una llave. Con ella tienes derecho a un apartamento amoblado que te regala mi programa, así como también a dos pasajes vía Roma con todos los gastos pagos...
Marcelo: Es... una... una gran... oportunidad...
Carlos: (Da varios pasos en dirección al público. Arregla su estropeada chaqueta. Sonríe) ¡Señoras y señores! ¡Rigoberto Rodríguez... se dispone a cumplir... la última prueba del programa “Matrimonio en las Estrellas”. (A Marcelo) ¿Listo ? (Marcelo no responde. Carlos grita) ¡Rigoberto! (Marcelo hace el signo de la victoria con cierta dificultad) Así me gusta, con la misma fuerza que caracteriza a los atletas olímpicos que se bañan con jabón “Safeguard”... Preparado... (Ve el reloj) ¡Ya!


Marcelo inicia su ascenso del madero entre gritos agónicos. Fanfarria.
Carlos: ¡Duro, Rigoberto, el cielo no está tan lejos! ¡Revienta las puertas del paraíso, agárrale las barbas a San Pedro y lárgate a Roma con Carmencita y una buena lata de aceite “Cabrán” en la maleta! (Marcelo se queja. Resbala continuamente. Grita) ¡El tiempo es corto, la vida breve! ¡Sube o te mueres como un perro rabioso! ¡Como un gusano bajo las piedras! ¡Enrosca la lengua alrededor de los obstáculos! ¡Te quedan pocos segundos!


Marcelo llega a la cúspide del madero.
Marcelo: ¡Lo hice! ¡Lo hice!
Carlos: ¡Hasta la llave y Roma!
Marcelo: (Toma la llave) ¡La llave! ¡La agarré! ¡Gané! ¡Gané!
Carlos: ¡Hasta la vida y el apartamento amoblado!
Marcelo: (En un grito de muerte, deslizándose por el madero) ¡Gané!


Marcelo cae al pie del madero. Se estremece y muere. Pausa. Por lo bajo suena música de circo.
Carlos: (Se acerca muy estrechamente a Marcelo. Mira frente a sí) Vamos a ver con qué salen esta noche. Seguro que la noticia de tu secuestro la transmitirán por todos los noticieros. Alto... bien alto, para subir el rating. (Toma la cabeza de Marcelo. La observa y luego la suelta) Si encuentran tu cadáver desfilarán frente a tu ataúd las estrellas, los técnicos, locutores. Henry Amador pronunciará algunas palabras emocionadas frente a tu tumba... Yo lo estaré viendo todo, Marcelo... si mienten, si distorsionan tu imagen, juro que te vengaré... ¡Lo juro!...


La luz decrece lentamente y aumenta el nivel de la música circense.

Fin de “El Animador

de Rodolfo Santana
1   2   3   4   5   6

similar:

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconGuión, escenario, montaje sonoro, coreografía y montaje de iluminación....

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconCiudad de méxico, México, Ene. 14, 2005. El grupo Intocable se lanza...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconLa compañía italiana tpo despide hoy la programación de los Ciclos...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconLa compañía italiana tpo despide el viernes la programación de los...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconAlex Dorfsman 1977, Ciudad de México. Vive y trabaja en la Ciudad...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconMéxico), Ricardo salgado (México), Cuarteto chicuacemecatl (México),...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican icon2003,© D. R., Universidad Nacional Autónoma de México, dgsca, Coordinación...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconMéxico, Ciudad de México (1914-1998)

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconValle de Bravo se localiza a 67 Km al este de Toluca, capital del...

Compañía de Comedias Populares. Ciudad de México. México. (1982) Montaje en el Grupo Rafael Briceño. Mérida. Venezuela. (1986) Montaje en el Portorican iconJuana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com