No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera






descargar 0.79 Mb.
títuloNo lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera
página14/15
fecha de publicación20.06.2016
tamaño0.79 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
con esa finalidad fuimos creados.

Shiruk dijo también que cada uno de nosotros tiene su cuota de responsabilidad en la evolución de toda nuestra especie, por ello se hace imprescindible que cada uno se esfuerce en superar su parte interior. Recalcó que eso es labor individual, porque sólo a partir de los esfuerzos de crecimiento interior de los individuos, la especie humana entera crece en evolución.

También dijo que nosotros nos encontramos en un punto muy especial de nuestro desarrollo, un punto en el cual, si continúa el predominio de nuestra naturaleza animal por sobre nuestra naturaleza estelas, cosa que ha sucedido desde el principio del hombre hasta el momento actual, es inevitable e inminente el colapso de nuestra civilización, porque sólo ahora todos los pueblos son interdependientes y porque sólo ahora se cuenta con un nivel tecnológico capaz de producir grandes descalabros en la vida planetaria. Dijo que si aplicásemos la tecnología que ya tenemos en la protección y perfeccionamiento de nuestra vida planetaria y de nuestra civilización, como debería hacer una especie que se considere inteligente, entonces en muy poco tiempo podríamos construir un mundo nuevo y feliz para todos.
Después agregó más o menos lo mismo que dijo Ami en su primer viaje, es decir, que en caso de producirse ese desastre, en el cual perderían la vida miles de millones de personas, ellos se encargarían de rescatar y preservas a los individuos que tengan un nivel evolutivo adecuando para transformarse en los iniciadores de una nueva humanidad.

Dijo que lo deseable es que no se produzcan esos cataclismos, y por eso se hace necesario que todos aquellos que ya están conscientes de estas cosas trabajen intensamente en la difusión de la Luz, tanto en sí mismos como sobre su entorno.

Puso énfasis especial en que no nos transformemos en “profetas del Apocalipsis” o “mensajeros de la muerte”, como hacen muchos de quienes creen estar sirviendo a la evolución humana, cuando en realidad lo que hacen es sembrar temor, terror y desesperanza propalando “mensajes” que llenan de angustia los corazones, que sólo contribuyen a rebajar aún más la calidad de la atmósfera mental de la humanidad, con lo cual, las esperanzas de una salvación global disminuyen.

En un momento, Shiruk dijo “ya no hay más tiempo”

Y sentí temor, entonces pensé que él había caído en una contradicción, porque con esas palabras, él mismo parecía un “mensajero de la muerte”. Pero me aclaró que quiso decir que ya no hay más tiempo que perder, que sólo hasta este momento se nos había permitido continuar sin hacer esfuerzos serios por cambiar interna y externamente, y que de ahora en adelante, cada cual debe transformarse en un mensajero del Amor, y que ello debe reflejarse necesariamente en su propia vida.

En ese punto, yo me sentí mal, porque, a pesar de haber conocido muchas cosas elevadas, en el fondo soy un chico normal, como todos, y, aunque no soy un canalla, tampoco me he comportado como se supone que debería hacerlo un mensajero del Amor. No pude hacerlo por tres razones. Primero, porque no tengo la capacidad. Mis “medidas” no alcanzan… Segundo, aunque alcanzaran, no hubiera podido actuar de una manera muy diferente a la de los demás chicos de mi colegio y de mi barrio. En caso contrario me habrían tomado como material para sus burlas, trampas y bromas pesadas… No, gracias. Por eso, actué más o menos como todo el mundo, y eso distaba mucho del comportamiento de un mensajero del Amor… Tercero, mi abuela ya lo mencionó el hecho de haber conocidos seres tan elevados, por un lado me perjudicó, porque de allí en adelante fui capaz de detectar inmediatamente ciertos defectos de mis congéneres, mejor que ellos mismos, porque no podía evitar compararlos con Ami y con la gente de Ofir. Eso me hacía cerrarles el corazón a veces. Y así, en lugar de transformarme en un ser más amoroso, fue al revés. Claro que Ami me hizo ver que no adquirí la misma capacidad para detectar mis propios defectos… Peor entonces…

Las palabras que Shiruk dijo después me confortaron:

-Vuestros errores del pasado y actuales deben ir siendo superados poco a poco, día a día, y eso, sólo puede lograrse comenzando por el principio, es decir, definiendo claramente el objetivo principal de vuestras vidas, que debe ser el de servir al crecimiento del Amor, primero en vuestro interior, y luego tendrán que ir adaptando vuestro comportamiento y acciones a ese propósito principal, sin olvidarlo jamás, como si fuese una idea fija en la mente y una sensación viva en el corazón, hasta que se transformen en seres mejores, más responsables y conscientes, más amorosos y benéficos, tiempo completo. Pero, repito, eso es una labor gradual, poco a poco, comenzando por un defecto y continuando con otro.

Después nos dijo que todavía existe la posibilidad de un cambio planetario global, sin terribles mortandades ni sufrimientos, pero siempre que se comprenda claramente que “ya no hay más tiempo”, es decir, que de ahora en adelante no podremos perder nuestro tiempo.

Después expresó que se hace cada vez más indispensable la alegría, el sano buen humor, el optimismo, la esperanza, el coraje, la inocencia del alma, la fe, el perdón, la responsabilidad, la ayuda al prójimo y el amor verdadero, porque ésas son las energías que necesita la humanidad, y cada cual, para pasar a otro nivel de existencia. Agregó que es necesario que nos alejemos de todo lo que siembra temor, desesperanza y degradación, ya sea que esté adentro o afuera de nosotros. Dijo que debemos ser un poco más severos con nuestras tendencias inferiores, y más exigentes cal momento de elegir nuestras amistades o conductores.

Para terminar, nos mencionó los defectos que debemos evitar a toda costa en nosotros mismos, porque si ellos son muy grandes, nos impedirán formar parte del nuevo mundo. Ellos son:

Envidia – Egoísmo – Violencia – Materialismo – Desear el mal al prójimo – Irresponsabilidad intelectual, emocional, material y sexual – Ingratitud – Mal humor – y todos los Mandamientos señalados por nuestras religiones.

Me llamó mucho la atención que la envidia y el egoísmo estuviesen ubicados en primer lugar, porque para nosotros, eso es algo con lo que coexistimos todos los días.

-Pero ahora se trata de sentar las bases de un mundo nuevo, y esas malas semillas no tendrán cabida allí, porque tienden a causar división en la familia humana, y lo que se busca es todo lo contrario –me explicó Ami.
Shiruk pudo abrirnos de par en par muchas ventanas del entendimiento. Más tarde pudimos conversar con él de una forma más relajada, allí pude acribillarlo a “preguntazos”:

-Entonces ustedes son nuestros creadores…

-Así es. Pero a ustedes los vemos más bien como hijos nuestros.

-¿Aunque sólo tengamos la mitad de vuestros genes?

-Todo hijo lleva sólo la mitad de los genes de su madre o de su padre, por eso, los consideramos plenamente como hijos nuestros.

-Ah, es verdad, claro… ¿Y todas las razas de este mundo descienden de ustedes?

-Claro.

-¿Y por qué hay tanta diferencia entre ellas?

-Se trata de diferencias superficiales, niños, color de la piel y cosas por el estilo. Ello se fue produciendo porque, al principio, los grupos humanos vivieron muy separados entre sí y son contacto con los demás, y el paso del tiempo, las condiciones ambientales y las leyes de la genética les fueron dando a cada pueblo sus rasgos externos y psicológicos dominantes; pero en el fondo, todos los pueblos de la Tierra tienen un mismo origen y constituyen una misma familia humana.

-¿Y por qué ustedes son más altos que nosotros, y más bajos que la gente de Ofir, que también desciende de ustedes?

-Esas diferencias, igualmente son muy poco importantes, no hay ninguna relación entre tamaño y nivel evolutivo; en caso contrario, los dinosaurios hubieran sido muy inteligentes, pero no era así. Esas diferencias de estatura también tienen que ver con las condiciones del medio ambiente. La energía de Ofir favorece más el crecimiento de la especie humana que la de este joven planeta. Y las condiciones n las que ustedes viven favorecen menos el crecimiento que las nuestras, ya que estas bases constituyen ecosistemas diferentes a los vuestros. Además, aquí adentro nadie compite con nadie –dijo sonriendo-. Más bien, aquí se trata de cooperar, no de competir, y eso hace que nuestra vida sea más llevadera que la vuestra. Nadie aquí muere de infartos cardiacos, nadie está sometido a terribles presiones para sobrevivir.

-Hay otra cosa que no comprendo –dijo Vinka.

-Adelante.

-¿Por qué, en lugar de crear una especia humana nueva, no se dedicaron simplemente a reproducirse entre ustedes mismos aquí en la Tierra o en Kía? ¿No era más fácil?

Shiruk sonrió y dijo:

-Un jardín se vería muy monótono si sólo tuviese flores y plantas de una sola especie…

-Ah… sí… claro.

-El Amor es creador, es fecundo, genera, perfecciona, embellece y se comparte con quienes más pueda hacerlo.

-Además, es lindo tener hijos… ¿No? –agregó Ami.

-Ah… Claro.

-Nosotros estamos muy orgullosos de nuestros hijos –dijo Shiruk, sonriendo con cariño.

-¡¿Qué, orgullosos de nosotros?!... ¡Pero si somos unos salvajes!...

-No es para tanto, niño. No olvides todo lo que han avanzado desde que habitaban en las cavernas; recuerda el arte, el conocimiento científico y tecnológico. Es cierto que todavía no prestan gran atención a lo interno o espiritual, pero el otro lado es destacable: ya tienen naves explorando el sitema solar, ya se adentran en la ingeniería genética; recuerda cuánta gente espiritual ha producido esta raza, tanto científicos abnegados, cuánta belleza han creado tantos artistas, tantos luchadores por el bien, por la libertad, por la paz… No olvides todo lo que ha mejorado vuestra vida. Todavía no es algo perfecto, faltan detalles, y algunos muy importantes, pero ustedes ya están listos para ingresar a la Confraternidad…

-¡¿Nosotros?!...

-Potencialmente, quiero decir, aunque todavía no pueden hacerlo porque no miran los valores que les permitirían organizarse como debieran, simplemente por eso. Lo que les falta lo pueden aprender y poner en práctica muy rápidamente. Vuestra raza es capaz de grandes realizaciones colectivas hacia el bienestar general. Hay mucha buena voluntad en potencia sin ocuparse. Hay mucho heroísmo anónimo en tantas personas, tantas labores desinteresadas, tanta ayuda a los demás. Y tantos que quisieran ayudar, pero no saben cómo hacerlo.

-¿Y qué es lo que nos falta entonces?

-Lo único que está trabando vuestro paso global a un nivel superior de existencia es que todavía no se produce un cambio de punto de vista a nivel general. El enfoque materialista o externo que guía a vuestra civilización debe ser sustituido por una perspectiva que apunte más hacia el perfeccionamiento interior humano.

Aquello me pareció muy evidente en aquel momento.

-Tiene razón, señor Shiruk… ¿Y por qué eso todavía no se produce?

-Porque el timón del mundo lo tienen pequeños grupos que no miran el bienestar colectivo, sino el suyo propio, y como tienen mucho poder, arrastran a toda la humanidad hacia las situaciones que ellos “creen” les convienen.

-¡Ya los va a agarrar el bumerang! –dijo Vinka muy enojada.

-Pero las necesidades planetarias y el aumento general de conciencia muy pronto harán cambiar esa circunstancia, y es allí donde se necesita vuestra ayuda, para que el paso de una situación a otra se realice lo más armoniosamente posible, sin grandes desastres provocados por la resistencia al cambio, y eso, sólo puede lograrlo un elevamiento mayor todavía del nivel general de consciencia; y eso, a su vez es producto del Amor, de la inteligencia orientada por el Amor. Es por eso que nada es más importante que ayudar al crecimiento del Amor en la Tierra.
Nos despedimos de Shiruk con mucha emoción, cariño y agradecimiento, y aprovecho para enviarle un agradecido saludo desde aquí a Shambalá.

Luego regresamos a la nave y partimos con rumbo a mi casa de la playa.

Vinka y yo íbamos muy impresionados y emocionados por todo lo que habíamos aprendido, y sobre todo, porque ahora sabíamos que nuestros mundos no son tan malos después de todo, y también porque el gran cambio no está demasiado lejos.

-Pero si quieren que sea algo lindo y no terrorífico, perfecciónense y trabajen.

10

AYUDITA
Cuando aparecimos por casa, Krato recibía clases de Yoga.

-No sé cómo voy a salir de este nudo, Lily. Seguro que se me va a partir la espal… ¡Eh, llegaron! ¡Jo, jo, jo!

-Basta verles las caritas para saber que obtuvieron esa autorización. ¿Verdad, niños? –dijo mi abuela.

-Claro. ¡Vinka se queda aquí para siempre!

-¡No me digan que el animal de Goro les dio ese permiso! –nos dijo el rejuvenecido de Krato.

-Así es, y además quedó muy contento…

-Pero no puede ser… Ese terri tiene ideas fijas… ¿Qué hiciste, Ami, lo hipnotizaste?

-¿Estás mal de la cabeza? Eso no se hace.

-Ah… Entonces se tiene que haber transformado en swama… Sí. Eso fue lo que sucedió. ¿Verdad?

Quedamos locos. Había dado en el clavo…

Ami lo miró muy sorprendido.

-Sí, Krato, eso fue justamente lo que le pasó… ¿Cómo lo supiste?

Entonces se hizo el importante:

-Ahhhh, no sólo este niño parapsicológico tiene poderes…

-En serio, Krato. ¿Cómo pudiste saberlo? –preguntó Vinka, con los ojos enormes por la sorpresa.

-Bueno, porque yo fui terri, por eso sé que un terri no cambia sus ideas jamás… a menos que se transforme en un swama… ¡Jo, jo, jo!

Ami quedó pensativo.

-¿Saben, chicos? Me parece que Krato tiene razón. No sé si Goro hubiera dado la autorización si no se hubiese comenzado a transformar en swama…

-Se transformó porque yo le pedí a Dios, a través de San Cirilo, que todo se resolviese, y Dios me escuchó. ¿Ven? Dios existe, niños, existe de verdad.

-Es justamente lo que les decía a Krato y a Pedro.

-Y tienen razón- Pero esto hay que celebrarlo con una buena copa de “vina”.

-Ni lo sueñes, montañés etílico…

-Catador más bien, catador. Soy un caballero para beber, un gourmet… ¿Y qué dijeron Goro y Clorka acerca de mi paraíso? Seguro que decidieron quedarse allí para siempre. ¿Verdad, chicos?

Yo quedé helado nuevamente.

Ami se puso a reír y simplemente dijo:

-Tienes razón otra vez, Krato: están felices.

Vinka estaba cada vez más perpleja.

-Estoy pensando que de verdad tienes poderes, Krato…

-¿Y lo dudas acaso?... ¡Jo, jo, jo! Nooo, hermosa niña. Para qué te voy a engañar. Era simplemente lógico. No tenían a dónde ir, y allí había una cabaña con una granja gratuita, llegar y habitar, llena de jugo de muflos y de garábolos además… ¡Una ganga! ¡Jo, jo, jo! ¿Y cómo quedó el pobre de… snif… Trask?

-Feliz también, Krato. Más feliz ahora que tiene “papá” y “mamá”.

-Ah… ¡Bugo traidor! ¿Ven? Los bugos son como las mujeres: ¡Infieles! ¡Jo, jo, jo!... La verdad es que me alegro mucho, chicos. Eso alivia mi viejo corazón… Ah, no, eso era antes. Ahora estoy rejuvenecido, gracias al niño de los planetas. ¿Y me trajeron algún garabolillo?...

-No, Krato. Prefiero ver un garábolo feliz revoloteando por el cielo que despedazado en tu olla…

-Esteee… Creo que tienes razón, niño biónico. Prometo no volver a hacer algo tan dañino…

-¿No vas a comer más carne, Krato?

-Prometo no volver a comer garábolo… ¡Jo, jo, jo!

Claro, como ya no iba a poder conseguir ninguno más por ninguna parte…

-Qué gracioso… -dijo Ami sin reír.

Poco después, el niño de blanco tomó una determinación:

-Comencemos a preparar algunos detalles relativos a vuestra nueva vida en este mundo. Primero, vamos a resolver el problema de la apariencia de esta chica, cosa que haremos inmediatamente. Vamos a la nave, Vinka.

-¡¡¡VIVAAA!!! –exclamó feliz ella.

-yo también voy porque quiero asegurarme que quede…

-Nada, tú te quedas aquí, Pedro. No quiero tener un “consejero” siempre insatisfecho mientras hago mi trabajo. Andando. Y a ti también te necesito en la nave, Krato. Vamos.

-Pero yo ya estoy hermoso, niño de los universos…

-Tengo que hacerte otra pequeña adecuación a este mundo. Cuento con poco tiempo, así que apúrense.

Se fueron y yo me quedé conversando con mi abuela.

-No sé cómo vamos a explicarle a Víctor, cuando aparezca por aquí, acerca de Krato y Vinka, abue…

-No podremos decirle la verdad… y a mí no me gusta mentir, Pedrito…

-Además, no hablan castellano. Él les preguntará de qué país son, ellos le dirán que son de un país equis, y si justo sucede que él conoce algunas palabras de ese idioma…

-Es verdad, y delante de él no podremos llamarlos por sus nombres, porque son los mismos que figuran en los libros…

-Tienes razón, abuela…

-Tampoco tienen documentos… ¿Cómo va a estudiar Vinka? ¿Cómo vamos a casarnos con Krato?...

-¡¿TE VAS A CASAR CON ESE VIEJO MONTAÑÉS?!...

Ella me echó una mirada muy severa.

-Ah… Es verdad, claro, tú eres muy religiosa… El otro problema es qué va a hacer Krato, en qué va a atrabajar…

-Bueno, Dios nos ayudará, a través de Ami y de San Cirilo…

En ese momento se escuchó en la puerta del jardín la potente voz de un hombre que venía ingresando en casa:

-
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15

similar:

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconSinopsis Jupiter Jones nació bajo el cielo de la noche, y las señales...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconEsta noche soñé que caminaba por una playa de la mano de María

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconSeguramente estarán ustedes muy preocupados por­que hace tanto tiempo...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconEstábamos de vacaciones navideñas y me acababa de levantar cuando...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconProgramación de aula tobih compact
«Dios creó todo el universo, la noche y el día, la Tierra y el cielo, el Sol, la Luna y las estrellas, las nubes, los mares y los...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconProgramación de aula tobih compact
«Dios creó todo el universo, la noche y el día, la Tierra y el cielo, el Sol, la Luna y las estrellas, las nubes, los mares y los...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconProgramación de aula tobih compact
«Dios creó todo el universo, la noche y el día, la Tierra y el cielo, el Sol, la Luna y las estrellas, las nubes, los mares y los...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconUn libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera;...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconUn libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera;...

No lo podía creer: por fin la nave de Ami aparecía sobre las rocas de la playa en la noche encendida de estrellas. Mi alma estaba nuevamente feliz. La espera iconEn Francia, el petrarquismo se cultiva, sobre todo, en el grupo de...






© 2015
contactos
l.exam-10.com