Bibliografía pág. 40






descargar 132.16 Kb.
títuloBibliografía pág. 40
fecha de publicación12.06.2016
tamaño132.16 Kb.
tipoBibliografía
l.exam-10.com > Economía > Bibliografía
Antología poética



Edición e introducción de Mari Luz Garrido Múgica, Ricardo Rodiño Balboa y Manuel Fernández Martínez

Índice general

Prólogo……………………………………...Pág. 3

Índice de títulos o primeros versos………..Pág. 4

Poesía………………………………………..Pág. 6

-Lírica popular……………………………….Pág. 6

-Poesía de los Siglos de Oro……………….Pág. 12

-Luis de Góngora…………………...Pág. 13

-Garcilaso de la Vega………………Pág. 19

-Francisco de Quevedo……………..Pág. 24

-Lope de Vega……………………...Pág. 35

Bibliografía………………………………..Pág. 40

Reseña sobre los autores………………….Pág. 48

Un grupo de amigos nos encontramos un día con algo aparentemente ajeno a nosotros, lo teníamos que leer para el colegio, y cada página nos aburría más que la siguiente, pero poco a poco nos fuimos empapando en aquellos poemas y descubrimos que después de todo, la poesía era bella aunque costase un pequeño esfuerzo entenderla.

Por eso hemos decidido crear una antología poética sobre los poetas clásicos de la literatura castellana y sobre la literatura popular, para que también otras personas descubran que detrás de su enrevesado lenguaje y sus arcaicos términos, sus palabras están muy próximas a las nuestras, así como sus sentimientos.

Esperamos que os guste.

Índice de títulos o primeros versos

-Alegoría de la primera de sus “soledades” Pág.12

-Amada pastora mía Pág.34

-A una nariz Pág. 23

-Compañero, compañero Pág. 5

-Definiendo el amor Pág. 25

-De la brevedad engañosa de la vida Pág. 13

-De pura honestidad templo sagrado Pág. 11

-Estilo primero Pág. 20

-Halla en la Causa de su Amor todos los Bienes Pág. 23

-Letrilla Satírica Pág. 27

-Llanto a los suspiros de una dama Pág. 12

-Mientras por competir con tu cabello Pág. 13

-Romance del prisionero Pág. 5

-Romance de Rosafresca Pág. 7

-Soneto V Pág. 18

-Soneto XI Pág. 19

-Soneto XII Pág. 20

-Soneto XIII Pág. 21

-Soneto XXIII Pág. 22

-Suspiros tristes, lágrimas cansadas Pág. 17





Poesía

Lírica popular

Compañero, compañero,
casóse mi linda amiga;
casóse con un villano,
que es lo que más me dolía.
Irme quiero a tornar moro
allende la morería;
cristiano que allá pasare
yo le quitaré la vida.
—No lo hagas, compañero
no lo hagas por tu vida;
de tres hermanas que tengo
darte he yo la más garrida,
si la quieres por mujer,
si la quieres por amiga.
—Ni la quiero por mujer,
ni la quiero por amiga,
pues que no pude gozar
de aquella que más quería.


***

Romance del prisionero

Que por mayo era, por mayo,

cuando hace la calor,

cuando los trigos encañan

y están los campos en flor,

cuando canta la calandria

y responde el ruiseñor,

cuando los enamorados

van a servir al amor;

sino yo, triste, cuitado,

que vivo en esta prisión;

que ni sé cuándo es de día

ni cuándo las noches son,

sino por una avecilla

que me cantaba el albor.

Matómela un ballestero;

déle Dios mal galardón.

***

Tema: La tristeza, soledad y angustia de un prisionero ante la imposibilidad de disfrutar en libertad de la belleza de la naturaleza y de los placeres del amor.

Romance de Rosafresca

Rosa fresca, rosa fresca,

tan garrida y con amor,

cuando vos tuve en mis brazos,

no vos supe servir, no;

y agora que os serviría

no vos puedo haber, no.

Vuestra fue la culpa, amigo,

vuestra fue, que mía no;

enviátesme una carta

con un vuestro servidor,

y en lugar de recaudar

él dijera otra razón:

que érades casado, amigo,

allá en tierras de León;

que tenéis mujer hermosa

y hijos como una flor.

Quien os lo dijo, señora,

no vos dijo verdad, no;

que yo nunca entré en Castilla

ni allá en tierras de León,

sino cuando era pequeño,

que no sabía de amor.

***

Poesía

Poesía de los Siglos de Oro

Luis de Góngora

Alegoría de la primera de sus “soledades”

Restituye a tu mundo horror divino, 
amiga Soledad, el pie sagrado,
 
que captiva lisonja es del poblado
 
en hierros breves pájaro ladino.


Prudente cónsul, de las selvas dino, 
de impedimentos busca  desatado
 
tu Claustro verde, en valle profanado
 
de fiera menos que de peregrino.


¡Cuán dulcemente de la encina vieja 
tórtola viuda al mismo bosque incierto
 
apacibles desvíos aconseja!


Endeche el siempre amado esposo muerto 
con voz doliente, que tan sorda oreja 
tiene la soledad como el desierto.


***

De la brevedad engañosa de la vida

Menos solicitó veloz saeta 
destinada señal, que mordió aguda;
 
agonal carro en la arena muda
 
no coronó con más silencio meta,


Que presurosa corre, que secreta, 
a su fin nuestra edad. A quien lo duda
 
(fiera que sea de razón desnuda)
 
cada sol repetido es un cometa.


Confiésalo Cartago, ¿y tú lo ignoras? 
peligro corres, Licio, si porfías
 
en seguir sombras y abrazar engaños.


Mal te perdonarán a ti las horas, 
las horas que limando están los días, 
los días que royendo están los años.


***

De pura honestidad templo sagrado, 
Cuyo bello cimiento y gentil muro 
De blanco nácar y alabastro duro 
Fue por divina mano fabricado;


Pequeña puerta de coral preciado, 
Claras lumbreras de mirar seguro, 
Que a la esmeralda fina el verde puro 
Habéis para viriles usurpado;


Soberbio techo, cuyas cimbrias de oro 
Al claro sol, en cuanto en torno gira, 
Ornan de luz, coronan de belleza;


Ídolo bello, a quien humilde adoro, 
Oye piadoso al que por ti suspira, 
Tus himnos canta, y tus virtudes reza.


***

Alabastro: Variedad de piedra blanca, no muy dura, compacta, a veces translúcida, que se usa para hacer esculturas o elementos de decoración arquitectónica.

Cimbria: Vuelta o curvatura de la superficie interior de un arco o bóveda.

Llanto a los suspiros de una dama

Cual parece al romper de la mañana 
aljófar blanco sobre frescas rosas, 
o cual por manos hecha, artificiosas, 
bordadura de perlas sobre grana,


Tales de mi pastora soberana 
parecían las lágrimas hermosas 
sobre las dos mejillas milagrosas, 
de quien mezcladas leche y sangre mana.


Lanzando a vueltas de su tierno llanto 
un ardiente suspiro de su pecho, 
tal que el más duro canto enterneciera,


di enternecer bastara un duro canto, 
mirad qué habrá con un corazón hecho, 
que al llanto y al suspiro fue de cera.


***

Aljófar: Perla de forma irregular y, comúnmente, pequeña.

Mientras por competir con tu cabello 
oro bruñido al sol relumbra en vano, 
mientras con menosprecio en medio el llano 
mira tu blanca frente al lilio bello;


mientras a cada labio, por cogello, 
siguen más ojos que al clavel temprano, 
y mientras triunfa con desdén lozano 
del luciente cristal tu gentil cuello,


goza cuello, cabello, labio y frente, 
antes que lo que fue en tu edad dorada 
oro, lilio, clavel, cristal luciente,


no sólo en plata o vïola troncada 
se vuelva, más tú y ello juntamente 
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.


***

Suspiros tristes, lágrimas cansadas

Suspiros tristes, lágrimas cansadas, 
Que lanza el corazón, los ojos llueven, 
Los troncos bañan y las ramas mueven 
De estas plantas, a Alcides consagradas;


Mas del viento las fuerzas conjuradas 
Los suspiros desatan y remueven, 
Y los troncos las lágrimas se beben, 
Mal ellos y peor ellas derramadas.


Hasta en mi tierno rostro aquel tributo 
Que dan mis ojos, invisible mano 
De sombra o de aire me le deja enjuto,


Porque aquel ángel fieramente humano 
No crea mi dolor, y así es mi fruto 
Llorar sin premio y suspirar en vano.


***

Garcilaso de la Vega

Soneto V

Escrito está en mi alma vuestro gesto, 
y cuanto yo escribir de vos deseo;
 
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
 
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.


En esto estoy y estaré siempre puesto; 
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
 
de tanto bien lo que no entiendo creo,
 
tomando ya la fe por presupuesto.


Yo no nací sino para quereros; 
mi alma os ha cortado a su medida;
 
por hábito del alma mismo os quiero.


Cuando tengo confieso yo deberos; 
por vos nací, por vos tengo la vida, 
por vos he de morir, y por vos muero.


***

Soneto XI

Hermosas ninfas, que, en el río metidas, 
contentas habitáis en las moradas
 
de relucientes piedras fabricadas
 
y en columnas de vidrio sostenidas;


agora estéis labrando embebecidas 
o tejiendo las telas delicadas,
 
agora unas con otras apartadas
 
contándoos los amores y las vidas:


dejad un rato la labor, alzando 
vuestras rubias cabezas a mirarme,
 
y no os detendréis mucho según ando,


que o no podréis de lástima escucharme, 
o convertido en agua aquí llorando, 
podréis allá despacio consolarme.


***

Tema: Tristeza inconsolable del poeta causada por el desamor.

Soneto XII

Si para refrenar este deseo 
loco, imposible, vano, temeroso,
 
y guarecer de un mal tan peligroso,
 
que es darme a entender yo lo que no creo.


No me aprovecha verme cual me veo, 
o muy aventurado o muy medroso,
 
en tanta confusión que nunca oso
 
fiar el mal de mí que lo poseo,


¿qué me ha de aprovechar ver la pintura 
de aquél que con las alas derretidas
 
cayendo, fama y nombre al mar ha dado,


y la del que su fuego y su locura 
llora entre aquellas plantas conocidas 
apenas en el agua resfrïado?


***

Soneto XIII

A Dafne ya los brazos le crecían, 
y en luengos ramos vueltos se mostraba;
 
en verdes hojas vi que se tornaban
 
los cabellos que el oro escurecían.


De áspera corteza se cubrían 
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban:
 
los blancos pies en tierra se hincaban,
 
y en torcidas raíces se volvían.


Aquel que fue la causa de tal daño, 
a fuerza de llorar, crecer hacía 
este árbol que con lágrimas regaba.


¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño! 
¡Que con llorarla crezca cada día 
la causa y la razón porque lloraba!


***

Hace referencia al mito clásico de Dafne y Apolo, esta antes de querer a Apolo se convirtió en árbol. Cuando Apolo lo descubrió, empezó a llorar a sus pies, y con sus lágrimas sólo consiguió que el árbol siguiese creciendo.

Soneto XXIII

En tanto que de rosa y de azucena 
se muestra la color en vuestro gesto,
 
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
 
con clara luz la tempestad serena;


y en tanto que el cabello, que en la vena 
del oro se escogió, con vuelo presto
 
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
 
el viento mueve, esparce y desordena:


coged de vuestra alegre primavera 
el dulce fruto antes que el tiempo airado
 
cubra de nieve la hermosa cumbre.


Marchitará la rosa el viento helado, 
todo lo mudará la edad ligera 
por no hacer mudanza en su costumbre.


***

Tema: La brevedad de la juventud.

Francisco de Quevedo

A una nariz

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sanjón y escriba,
érase un peje* espada muy barbado.
Era un reloj de sol mal encardo,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nazón más narizado.
érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto;
las doce tribus de narices era.
érase un narcísismo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.


***

*Pez .

Sajón: Relativo al pueblo germánico que habitaba antiguamente en la desembocadura del Elba.

Estilo primero

Amar y no merecer,

temer y desconfiar,

dichas son para obligar,

penas son para ofender.

Acobardar el querer,

cuando más valor aplique,

es hacer que multiplique

el miedo su calidad

, para más seguridad.

(¡Tómate este tique-mique!)

Lágrimas desconsoladas

son descanso sin sosiego,

y diligencias del fuego,

más vivas cuando anegadas.

Las memorias olvidadas

en la voluntad sencilla

son golfo que miente orilla,

son tormenta lisonjera,

en donde expira el que espera.

(¡Qué linda recancanilla!)

El tener desconfianza

es tener y presumir,

y apetecer el morir

mucho de grosero alcanza.

Quien osa tener mudanza,

se culpa en el bien que asiste;

y quien se precia de triste,

goza con satisfacción

la pena por galardón.

(¡Pues pápate aqueste chiste!)

***

Definiendo el amor

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.


Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.


Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero parasismo,
enfermedad que crece si es curada.


Éste es el niño Amor, éste es tu abismo:
mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo.


***

Con Amor hace referencia al mito clásico de Cupido, un dios que con sus flechas podía crear o romper el amor entre dos personas.

Halla en la Causa de su Amor todos sus Bienes

Después que te conocí,

todas las cosas me sobran:

el sol para tener día,

abril para tener rosas.

Por mi bien pueden tomar

otro oficio las auroras,

que yo conozco una luz

que sabe amanecer sombras.

Bien puede buscar la noche

quien sus estrellas conozca,

que para mi astrología

ya son oscuras y pocas.

Gaste el Oriente sus minas

con quien avaro las rompa,

que yo enriquezco la vista

con más oro a menos costa.

Bien puede la margarita

guardar sus perlas en conchas,

que buzano de una risa

las pesco yo en una boca.

Contra el tiempo y la fortuna

ya tengo una inhibitoria,

ni ella me puede hacer triste,

ni él puede mudarme un hora,

El oficio le ha vacado

a la muerte tu persona:

basquiñas y más basquiñas,

carne poca y muchas faldas.

Don Melón, que es el retrato

de todos los que se casan:

Dios te la depare buena,

que la vista al gusto engaña.

La Berenjena, mostrando

su calavera morada,

porque no llegó en el tiempo

del socorro de las calvas.

Don Cohombro desvaído,

largo de verde esperanza,

muy puesto en ser gentilhombre,

siendo cargado de espaldas.

Don Pepino, muy picado

de amor de doña Ensalada,

gran compadre de doctores,

pensando en unas tercianas.

Don Durazno, a lo envidioso,

mostrando agradable cara,

descubriendo con el trato

malas y duras entrañas.

Persona de muy buen gusto,

don Limón, de quien espanta

lo sazonado y panzudo,

que no hay discreto con panza.

De blanco, morado y verde,

corta crin y cola larga,

don Rábano, pareciendo

moro de juego de canas.

Todo fanfarrones bríos,

todo picantes bravatas,

llegó el señor don Pimiento,

vestidito de botarga.

Don Nabo, que viento en popa

navega con tal bonanza,

que viene a mandar el mundo

de gorrón de Salamanca.

Mas baste, por si el lector

objeciones desenvaina,

que no hay boda sin malicias,

ni desposados sin tachas.

***

Letrilla satírica

Y más que a mi vida quiero,

en Verano toma el acero

y en todos tiempos el oro.

opilóse, en conclusión,

y levantóse a tomar

acero para gastar

mi hacienda y su opilación.

La cuesta de mi bolsón

sube, y nunca menos cuesta;

mala enfermedad es ésta,

si la ingrata que yo adoro

y más que mi vida quiero,

en verano toma el acero

y en todos tiempos el oro.

Anda por sanarse a sí,

y anda por dejarme en cueros;

toma acero, y muestra aceros

de no dejar blanca en mí.

mi bolsa peligra aquí,

ya en la postrer boqueada;

la suya nunca cerrada

para chupar el tesoro

de mi florido dinero,

tomando en verano acero

y en todos tiempos el oro.

Es niña que por tomar

madruga antes que amanezca,

porque en mi bolsa anochezca;

que andar tras esto es su andar.

De beber se fue a opilar;

chupando se desopila,

mi dinero despabila.

El que la dora es Medoro;

el que no, pellejo y cuero:

en verano toma el acero

y en todos tiempos el oro.

***

Opilar: Obstruir, cerrar el paso.

Lope de Vega



Amada pastora mía…

«—Amada pastora mía,

tus descuidos me maltratan,

tus desdenes me fatigan,

tus sinrazones me matan.

A la noche me aborreces

y quiéresme a la mañana;

ya te ofendo a medio día,

ya por la tarde me llamas;

agora dices que quieres,

y luego que te burlabas,

ya ríes mis tibias obras,

ya lloras por mis palabras.

Cuando te dan pena celos

estás más contenta y cantas;

y cuando estoy más seguro

parece que te desgracias.

A mi amigo me maldices

y a mi enemigo me alabas;

si no te veo me buscas,

y si te busco te enfadas.

Partíme una vez de ti,

lloraste mi ausencia larga,

y agora que estoy contigo

con la tuya me amenazas.

Sin mar ni montes en medio,

sin peligro ni sin guardas,

mar, montes y guardas tienes

con una palabra airada.

Las paredes de tu choza

me parecen de montaña,

un mar el llegar a vellas

y mil gracias tus desgracias.

Como tienes en un punto

el amor y la mudanza,

pero bien le pintan niño,

poca vista y muchas alas.

Si Filis te ha dado celos,

el tiempo te desengaña,

que como ella quiere a uno

pudo por otra dejalla.

Si el aldea lo murmura,

siempre la gente se engaña,

y es mejor que tú me quieras

aunque ella tenga la fama.

Con esto me pones miedo

y me celas y amenazas:

si lloras, ¿cómo aborreces?

y si burlas, ¿cómo amas?—».

Esto Belardo decía

hablando con una carta,

sentado al pie de un olivo

que el dorado Tajo baña.

***

Tema: El autor declara su amor por una pastora, desde el punto de vista petrarquista y neoplatónico, de una forma desgarrada, apasionada y melancólica.

ANEXO

BIBLIOGRAFÍA


-Nombre: Alegoría de la primera de sus “soledades”

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Amada pastora mía…

Título del libro: El Romancero

Autor: Gemma Gorga López

Editorial: Edebé

Año de publicación: 2000

Lugar de publicación: Barcelona

-Nombre: A una nariz

Título del libro: Francisco de Quevedo, poesía varia

Autor: James O. Crosby

Editorial: Cátedra

Año de publicación: 1997

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Definiendo el amor

Título del libro: Francisco de Quevedo, poesía varia

Autor: James O. Crosby

Editorial: Cátedra

Año de publicación: 1997

Lugar de publicación: Madrid

.

-Nombre: De la brevedad engañosa de la vida

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

Nombre: De pura honestidad templo sagrado

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Estilo primero

Título del libro: Francisco de Quevedo, poesía varia.

Autor: James O. Crosby

Editorial: Cátedra

Año de publicación: 1997

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Halla en la Causa de su Amor todos los Bienes

Título del libro: Francisco de Quevedo, poesía varia.

Autor: James O. Crosby

Editorial: Cátedra

Año de publicación: 1997

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Letrilla Satírica

Título del libro: Francisco de Quevedo, poesía varia.

Autor: James O. Crosby

Editorial: Cátedra

Año de publicación: 1997

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Llanto a los suspiros de una dama

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Mientras por competir con tu cabello

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Romance del prisionero

Título del libro: El Romancero

Autor: Gemma Gorga López

Editorial: Edebé

Año de publicación: 2000

Lugar de publicación: Barcelona

-Nombre: Romance de Rosafresca

Título del libro: El Romancero

Autor: Gemma Gorga López

Editorial: Edebé

Año de publicación: 2000

Lugar de publicación: Barcelona

-Nombre: Compañero, compañero

Título del libro: El Romancero

Autor: Gemma Gorga López

Editorial: Edebé

Año de publicación: 2000

Lugar de publicación: Barcelona

-Nombre: Soneto V

Título del libro: Clásicos castellanos, Obra de Garcilaso

Autor: Tomás Navarro

Editorial: Espasa-Calpe

Año de publicación: 1973

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Soneto XI

Título del libro: Clásicos castellanos, Obra de Garcilaso

Autor: Tomás Navarro

Editorial: Espasa-Calpe

Año de publicación: 1973

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Soneto XII

Título del libro: Clásicos castellanos, Obra de Garcilaso

Autor: Tomás Navarro

Editorial: Espasa-Calpe

Año de publicación: 1973

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Soneto XIII

Título del libro: Clásicos castellanos, Obra de Garcilaso

Autor: Tomás Navarro

Editorial: Espasa-Calpe

Año de publicación: 1973

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Soneto XXIII

Título del libro: Clásicos castellanos, Obra de Garcilaso

Autor: Tomás Navarro

Editorial: Espasa-Calpe

Año de publicación: 1973

Lugar de publicación: Madrid

-Nombre: Suspiros tristes, lágrimas cansadas

Título del libro: Sonetos completos, Luis de Góngora

Autor: Biruté Ciplijauskaité

Editorial: Clásicos Castalia

Año de publicación: 1969

Lugar de publicación: Madrid

BIOGRAFÍA DE LOS AUTORES

LUIS DE GÓNGORA Y ARGOTE

(1561 – 1627)

Poeta cumbre de la poesía castellana. Nació y murió en Córdoba Durantes su juventud fue alegre, libertino e, incluso, pendenciero. Se hizo sacerdote a los cincuenta. Fue capellán, en Madrid, de Felipe III.

De carácter arisco, criticó a muchos poetas de su tiempo y, a su vez, fue criticado por ellos. Murió de apoplejía a los 65 años, aunque años antes ya había perdido la memoria.

FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS

(1580-1643)

Quizás una de las personalidades más complejas e importantes del
Barroco Español, nació en Madrid en el año 1580.
Con una prosa muy complicada y poemas más aún,
realizó miles y miles de ellos, pero
jamás se preocupo en editarlos, sólo se conocen por
personas allegadas a él, teniendo en cuenta que habrá
hecho más poemas de lo imaginado.
Murió el 8 de septiembre de 1643 en
Villanueva de los Infantes.

GARCILASO DE LA VEGA

(1501-1836)

Garcilaso de la Vega nació en Toledo en el año 1501. Es un poeta renacentista. Pertenece a una familia noble castellana. En 1510 ingresó en la corte del emperador Carlos I y tomó parte en numerosas batallas militares y políticas. En 1530 se desplazó a Bolonia con Carlos I donde vivió un año, hasta que fue desterrado a Schut y luego a Nápoles. En una batalla cayó gravemente herido y lo trasladaron a Niza donde murió en 1536.

LOPE DE VEGA

(1562-1635)

Lope nace en Madrid en 1562. Procede de una familia humilde y su vida fue sumamente agitada y llena de lances amorosos. En 1588 fue desterrado de la corte. Participó en numerosas batallas y estuvo al servicio de diferentes duques. Se casó dos veces peo tubo muchas amantes. Muere en Madrid en el año 1635.





Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía Pág. 55

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía. Pág. 27

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía pág 40

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía Pág. 3

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía páG. 47-48

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía Pág. 21

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía pág. 23

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía páG. 47-48

Bibliografía pág. 40 iconBibliografía pag. 9

Bibliografía pág. 40 icon5 Bibliografía Pag






© 2015
contactos
l.exam-10.com