De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury






descargar 314.75 Kb.
títuloDe Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury
página1/3
fecha de publicación11.09.2015
tamaño314.75 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
  1   2   3


" NUNCA ENTREGUES

TU CORAZON A UNA MUÑECA

SUECA"


De Rodolfo Santana.
Escrita en 1979. Premio “Santiago Magariños” de Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. CONAC. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury Teatro. Teatro San Martín (2007)

Revisada en 1997.

"Nunca entregues tu corazón a una

muñeca sueca"

Personajes:

Iván

Abel

La Muñeca Sueca.

Escena I


Apartamento de Ivan y Abel.

Un sofá grande y una butaca.

Una mesa acompañada de dos sillas.

Un armario. cojines.

Varias fotos gigantescas de la madre de Ivan y Abel que la muestran de horrible cuerpo entero, pero con rasgos sublimes.

Todo es precario. Desordenado.
Ivan se encuentra ante la mesa grande de su apartamento. Lee el periódico.

Sobre la mesa hay un bulto informe.

Abandona el periódico.


IVAN —(Activa la grabadora) Comentario sobre el partido de fútbol del pasado fin de semana entre Alemania y Suecia.... Un tal señor Ritter murió en el estadio de Estocolmo víctima de un ataque cardíaco, mientras el centro delantero del equipo alemán metía un gol..... Ritter era contador en un frigorífico y tenía una cuenta de ahorros al 15% anual... (Pausa corta) De nuevo manifiesto mi odio contra el fútbol, ese juego de homosexuales, onanistas y piro maníacos que goza de preferencia entre gente confusa, que grita entusiasmada hasta el infarto cuando alguien mete la bola en el arco.... Gritan más que cuando aman a sus mujeres los viernes en la noche. Por lo que veo, nuestra civilización va a terminar convertida en una inmensa cancha de fútbol patrocinada por una Financiera... En el fondo de mi corazón espero que los suecos efectúen un referéndum para extirpar el fútbol de su cultura. Es lo único que les falta para ser perfectos...
Luego, Ivan toma un hacha y lo descarga sobre el bulto informe que se encuentra sobre la mesa. Recoge y observa. Es un brazo humano. Comenta a grabadora.
IVAN —"Veo, sopeso y estimo el brazo de Gabriel Cifuentes, gerente del "Banco Urbano" y experto en transferencias bancarias con Rusia y China. Hombre con futuro promisor, hablaba perfectamente el ruso, el polaco, el mandarín y el rumano. Se desempeñaba con gran éxito en la Bolsa de Valores hasta que sus servicios fueron acogidos por el Banco Urbano y, allí, atendió nuestra invitación a cenar....
Iván deposita el brazo en el refrigerador. Luego toma la cabeza de Cifuentes. La observa.
IVAN — ¡Gabriel Cifuentes! ¿Quién lo diría?... Rostro patricio, adusto, de pocos amigos, como corresponde a un gerente que puede putear en mandarín... ¡Ni su madre presintió su gusto por las acciones uninominales cuando le daba el biberón!... Ya no se escuchará más su voz en Moscú, reclamando capitales en oídos ávidos de más capitales.... Ya no se dejarán oir sus vibrantes opiniones sobre la iliquidez de Grecia en las reuniones de directorio. O la necesidad de instalar un lobby financiero a las puertas del Kremlim. Negociar o no negociar, esa es la cuestión. …Se acabaron para ti las charlas con otros yuppies, en opulentos salones donde hablaban por lo bajo sobre los beneficios del lavado de dólares y como alternar con la alta mafia de la cocaína sin perder la elegancia....
Guarda la cabeza. Después una pierna. Cierra el refrigerador. Recoge algunos desechos. Suena timbre. Oprime pausa en el grabador. se dirige a lateral. Pausa.
VOZ DE

IVAN —Si, soy yo.... (Emocionado)Gracias, gracias... ¿Propina?.... Las gracias son propinas, querido amigo. Y si no le gusta lo arrojó por las escaleras...
Regresa con dos grandes paquetes. Sonríe.

coloca los paquetes sobre la mesa. No se atreve a abrirlos. Se pasea con las manos en los bolsillos mientras los contempla. Oprime tecla de grabador.
IVAN —No lo creo. Me ha llegado un paquete de Suecia. Creo que es obra del azar ya que la institución postal en Venezuela es y siempre será una maldición ciudadana sin bondades. Eternamente se espera y nunca llega... (se dedica a abrir los paquetes) Burócratas con cara de sello... violadores de epístolas...
Rompe los cartones. En el primer paquete aparece la muñeca sueca cubierta en papeles de seda.

Apaga la grabadora.

Sitúa el paquete sobre el piso, apoyándolo en la mesa.

Va descubriendo a la muñeca sueca poco a poco.

Es una muñeca hermosa. Semidesnuda. De tamaño natural. La poca vestimenta es brillante y sexi.
IVAN —Bueno, bueno, aquí estás... (Se pasea. La ve) Espero que te sientas bien... (Muestra la estancia) El lugar no es una maravilla, lo se... (Pausa corta) Casa de solteros descuidada a causa del desaliento, así que tendrás que aguantar el desorden y los ejércitos de cucarachas... (Repite) Si, escuchaste bien, cariño: cu—ca—ra—chas... Si, ya sé que en Suecia no hay cucarachas ni moscas, pero aquí..... Las malditas efectúan desfiles conmemorativos todas las noches en la cocina, en honor a su rey. Un insecto enorme, de rostro inteligente... Quizá tu mano ponga un poco de orden y les apague el júbilo a zapatazos.... (Se acerca a la muñeca y le estrecha la mano) Ivanovich Pérez. Así me bautizaron... Iván para los amigos.... (Saca a la muñeca de la caja) Pero, bueno, ponte cómoda.... (La sienta en el mueble grande) ¿Qué tal el viaje?... Rápido. ¿No?... De Estocolmo hasta aquí. Horas y horas. Agotador, pero rápido... Este mundo ya es un patio de vecindad. La macro aldea. Se acabó la intimidad con tanto jet, fax, celular y televisión. Eructas después del almuerzo y se asoma un maldito polinesio deseándote buen provecho. (Muestra las revistas y libros) ¿Ves esta montaña de libros?... Todos se refieren a Suecia. Mi hermano Abel y yo la conocemos perfectamente. Por libros y folletos turísticos, claro... La adoramos. ¡Es nuestro paraíso! ..... (Pausa corta) Cada hombre sueña. Los pueblos también. Y ocurre que vivir, de repente, se transforma en una pesadilla. Como lo oyes. Así ocurre con muchos en estos paisajes que Colón metió en el mapa mundi.... Entonces, uno debe rescatar el sueño. Y mi sueño y el de Abel es Suecia, donde todas las personas tocan oboe o saxofón, son vegetarianos y cantan la alegría cada mañana....
Estudia a la muñeca. Pausa corta.
IVAN —Tienes buenas piernas. Te aceptarían sin quejas en cualquier burdel de altos vuelos. O como secretaria ejecutiva de una Arrendadora... (Pausa corta) Estilo... ¡Eso es, estilo!.... Ahí, semidesnuda, sin que se te arrugue la nariz. Las piernas entre encajes... (Pausa corta) Y distancia... Lo que más me fastidia de las niñas sofisticadas es eso... ¡Distancia!... (Da una tremenda bofetada sobre el rostro de la muñeca) ¡Conmigo, no, cabronaza! ¡Putaza de vuelo alto a $ 500 dólares la hora!.. (Pausa corta) ¡No, señorita!... (Da otro golpe a la muñeca) ¡Vuelvo y te repito, señorita, de culo estratosférico... ninguna altanería! (Amenazante) ¿De acuerdo? ¿De acuerdo?... (Se incorpora. Camina un poco. Pausa corta)) Mejor ponemos las cosas en su lugar desde el principio.... "Todo en su sitio" —Como decía ella... (Ve uno de los retratos de la madre, a la muñeca) "Ella"... ¿Quién más sino ella?(Se adelanta a la muñeca y le gira la cabeza en dirección al retrato)Esa gorda grasienta, de bigote peludo ymirada de trotacalles sin cliente. Ella es ella... (Suelta a la muñeca)Mi madre. Repugnante madre que ojalá sirva de felpudo a Satanás en los infiernos... Está en todos lados.¿Ves?... (Hace girar la cabeza de la muñeca en dirección a los retratos) Como Dios antes de suicidarse con tranquilizantes y dejarnos por nuestra cuenta...

(Pausa corta) Me imagino que tu progenitora es una Walkiria. ¿No? Toda una señora "gla—mo—ro—sa". Con todos los años, pero "Glamorosa". Con el pelo teñido de platino hasta en el culo.... (Pausa.Piensa) ¿Y por qué teñido?... ¡Auténtico!¡Platino

auténtico, tan legítimo como el platino de la reserva nacional.... (Pausa.Camina. Le da la espalda) Estudiaste en el San José de Tarbes. Tocas piano con guantes de cabritilla, adoras los buenos vinos y sobre todo el champagne... ¡Champagne!.... (Rie) ¿Sabes algo?.... Sé que te va a molestar. Un poco. Poquitín..... ¡Aquí nunca ha entrado un buen vino!... Cerveza por camiones cisternas. Vino, nunca... (Ve a la muñeca) ¿Por qué frunces la boca?..... Te vi... (Se acerca a la muñeca)La frunciste.... (Aproxima su rostro al de la muñeca) ¿Qué? ¿Nunca paso por tu delicada tráquea un buen trago de cerveza propia de la clase trabajadora que se rompe las nalgas día a día en las empresas manejadas por los bancos?(La agarra por los cabellos) ¡Pues te jodiste, marica, en esta casa lo que se bebe y se beberá es cerveza, hasta la consumación de los tiempos!... ¿Escuchas?(Señala el retrato de la madre) ¡Te pondrás gorda, como ella! !Con su risa de vaca y un mal olor del sudor que ni cuatro zapateros juntos!.... (Se aparta. Estudia a la muñeca) ¿Qué clase de muñeca sueca me han enviado?... Altanera, vanidosa... ¡Eres annorlunda!... Nada que ver con la tradicional frescura de las damas que recorren Gamla Stam. ¿Qué te hizo venir a estos territorios y abandonar las delicias del lago Malaren?.... Sospechoso, muy sospechoso... (Le hace una irónica reverencia a la muñeca) ¿Me permite, madame?... Voy a ver el otro paquete, madame....
Se acerca al otro paquete y lo abre.
IVAN —Te llamas María. ¿De acuerdo?... ¡María, a secas!. .. Sé que no es nórdico como Grunemilda, Gretchemunda y pedanterías por el estilo, pero es de virgen.... ¡Y aquí en esta casa impera el cristianismo, a pesar de la inflación!... Se reza cuando se puede, pero con intensidad. Y se odia cualquier secta extraña…
Queda al descubierto el otro paquete. Es un ajuar de sádico, todo en cuero negro claveteado: máscara, botas chaleco, pantaloncillo, látigo. Iván se emociona. Traga fuerte. Toma los objetos y los acaricia.
IVAN —¿Te gusta, María?...(Jadea con deseo) Lo mío es el cuero negro claveteado. Tiene presencia. ¿No te parece?... ¡Distinción!... Igual que el terciopelo de tus trajes cuando vas al Operakallaren, ese restaurant donde los mesoneros cantan arias a lo Plácido Domingo... (Rie)Aquí, mi amor, se acabaron esos alardes de "Tosca" y "Anillo de Los Nibelungos". Odiamos a la ópera, que en este país es asunto de banqueros pretenciosos... Lo que escuchamos es pura rumba proletaria. !Merengue disidente del bueno!...
Comienza a vestir el ajuar de sádico.

IVAN —(Rápido y excitado) Es mejor que ponga los puntos claros desde el principio. ¡Rápido y rápido! ¿No te parece?... Esto no es Estocolmo y sus calles desinfectadas con alcohol isopropílico todas las madrugadas, ciudadanos hacendosos, economía desarrollada y zapatos pulidos. ¡Aterrizaste en pleno tercer mundo y aquí es una maraña!. Dentelladas en cada esquina. Te asesinan por unos zapatos deportivos o porque no tienes dinero… Saqueadores en el gobierno, financistas impíos, la camisa sucia y un calor de mierda que seca la inteligencia en los primeros quince años de vida... (Al retrato de su madre) ¿Qué miras, vieja perra?(Se le acerca)Te excitas ¿No? Seguro tienes el alma tomando baños de sol en el infierno...

Busca un dispositivo en el retrato y lo abre. Aflora un mueral donde la madre viste un traje de dominadora, con altas botas de cuero, látigo en mano y azotando a un masoquista atado y desnudo con la cara contorsionada por el placer. Abre los otros retratos que, igualmente, poseen escenas de castigo y lujuria bastante indecentes, que no se ajustan al rostro adusto de la madre. Iván se pasea ya vestido de sádico. Estudia su vestuario. Se emociona.
IVAN —Me dan ganas de salir a la calle. Bailar en la acera y azotar a los transeúntes... (Se dirige a lateral. Se detiene) ¡Entrar a una reunión del Gabinete y patear a los ministros en el bajo vientre!... ¡Azotar a los diputados en las nalgas mientras aprueban leyes que favorecen a los oligopólios... No... No entenderían. Esta es una sociedad hipócrita. (Se acerca a la muñeca) No como en Suecia, donde los ministros casi son arcángeles y el sexo es la cosa más natural del mundo.... (Pausa corta).He visto las películas. Tienen una filmografía que describe muy bien la cotidianeidad.... Allá las personas se dedican a fornicar en las tardes con el vecino y efectúan orgías en las playas sin que intervenga el marido, la esposa ni la policía. Todo el mundo sabe mover el culo con decencia. Hasta aprovechan las casetas telefónicas y los baños de avión para desahogarse con la pareja que les toque en suerte. Aquí no... La gente oculta sus bajos instintos. (Reflexiona)Por eso es que son bajos. Los bajos instintos no pueden ser altos si se ocultan. ¿No?... (Va a la grabadora y la pone en marcha)Déjame grabar eso... "Tenemos instintos enanos. Amantes enanos. La gente minimiza la potencialidad de las caderas y no sabe mover ni el culo ni la vida, aunque en los kioskos vendan revistas ilustradas, muy pedagógicas ellas, sobre el particular . La cosa es tan grave que vemos con recelo a los que entran en las "Tiendas de sexo" deseando eliminar su ignorancia.".—Esto lo digo ante María, que acaba de llegar de Estocolmo con secretas intenciones.... (Cierra grabadora)Aquí hacemos el amor también, claro, pero con arrepentimiento eucarístico, sin ese desparpajo calvinista que caracteriza a los nórdicos.. (Pausa corta)Por eso debo encerrar mi fantasía en este cuarto apestoso. (Se inclina cerca de la muñeca) De niño... pensaba en helados, películas de vaqueros, chocolates y circo. ¿Qué me hizo cambiar?... Ahora, de adulto, veo una heladería y se me aparecen tetas en las barquillas. Los vaqueros me resultan maricones que masturban a sus caballos en los crepúsculos del Gran Cañón de Colorado.. (Pausa corta)Soy distinto ahora. ... pienso en cuellos sensuales cuando veo un hada y aseguro que la Bella Durmiente es una borracha ninfómana dominada por un coma etílico. (Hunde su cabeza entre las piernas de la muñeca)Princesita... princesita... ¿No te despiertas, princesita?... (Se levanta y camina con la cabeza sumergida entre las piernas de la muñeca. Se detiene. Parece sumergirse en un paisaje) ¡Qué tecnología tan minuciosa!... (Deja correr lentamente a la muñeca entre sus brazos)Una mujer que sólo piensa en el amor y los laberintos de la pasión. Sin los problemas de seres como este... (Se enfrenta a los retratos de la madre)Mi progenitora traumatizada por triclorines, extraclorofenos y una procesión de obispos tercermundistas retratándole el infierno y aconsejandole el ahorro en bonos de la deuda pública...
Lleva a la muñeca hasta la butaca y la arroja de espaldas.
IVAN — (Ve a la muñeca) ¿Cómo? ¿Hija de financista?.... ¡Ya me decía que eras annorlunda!... ¡Nada que ver con la femineidad sueca tan separada del consumo materialista!... (Pausa corta) ¿Cómo? ¿Quebraste un banco? ¿En Haverud? ¡ Robaste el dinero de los ahorristas!... ¿Y me lo dices?
Consigue unas cuerdas y ata las manos de la muñeca.
IVAN —¡Así que lo tuyo son los banqueros!¿Ah?.... Esos flamantes vampiros que chupan ahorros y nadan como hipopótamos felices entre las tasas de interés... ¿Si?..Te gusta la falta de piedad de sus actos, su voracidad ante un centavo... ¡Aquí te jodiste!. En este hogar el único banquero disponible está en el refrigerador.... !Así como lo oyes, marica!.... De manera que disfruta lo presente... (Termina de atarla. Le coloca una mordaza sobre la boca. Se separa un poco) ¡Y ahora a lo nuestro, primor!. Los dos estamos calientes, como los buenos amantes de la película sueca "La boca golosa de Susana" cuando se reunen en el Jacuzzi...
Azota a la muñeca con el látigo.
IVAN —Algo tienes que pagar, amor... ¿Violación?... Si, puede ser. Soy violador reprimido. Pero esto es catarsis. Por los ahorristas de Haverud. ¿Cómo pudiste?¡Es un sacrilegio!¡Primera estafa bancaria en la historia sueca!

Musica. Iván agarra a la muñeca por los pelos y la arroja al aire. La patea. La arrastra. La incorpora, pegada a su cuerpo, tras la butaca.



IVAN — ¿Te gustan los golpes?... ¡Malvada! Si disfrutas me viene la impotencia. ¿Entiendes, sucia? No, que vas a entender. No tienes dignidad. Gozas como un usurero cobrando una hipoteca vencida.... ¿Dónde sacaste tanto masoquismo? En Suecia está prohibido... Seguro te corrompieron en alguna excursión por otro país. En los barrios bajos de Amsterdam, probablemente, consumiendo crack por kilos...
Iván se enloquece. Abraza a la muñeca, La deja caer.La besa. Grita. Jadea. La golpea. La posee entre jadeos y golpes. Tiene un orgasmo tremendo. Pausa. Reposa. Ve su reloj. Se alarma e incorpora.
IVAN — ¡Es tarde! (Se incorpora y estrangula a la muñeca) ¡Maldita, maldita, maldita!... ¿Quieres que me boten del empleo?
Se quita el ajuar de sádico y lo sustituye por un uniforme de sereno que guarda en el armario.
IVAN —No tienes nada que ver con las auténticas muchachas suecas, tan deportistas y sin mal olor ... Eres igual a esas seductoras de las películas francesas. Burguesas rancias. Herederas de próceres y banqueros. Sobre todo de banqueros que se distinguen por su distinguida voracidad. Tiburones con levita. Con hijos, parientes obispos y metidas todo el tiempo en una cama con cuatro hombres, sin pensar en comer, beber o ir a la iglesia para confesar los arrepentimientos de una vida opulenta.... Distrayéndolo a uno de los oficios ciudadanos y de toda actividad responsable.... ¿Serás realmente de Estocolmo?... (Revisa a la muñeca) ¿O tendras un sello de “Made in Taiwan”?
Se escucha el timbre.

VOZ DE

ABEL — ¡Iván! ¡Iván!
IVAN — (Ve el reloj) ¡Dios, llegó!¡Llegó!
Iván cierra los retratos de la madre.

VOZ DE

ABEL — ¡ Ivan!¿Por qué la puerta está cerrada?
IVAN __¡Ya!¡Espera!
VOZ DE

ABEL — ¿Pasa algo? ¿Llamo a la policía?¡A los bomberos! (Grita) ¡Bomberos!
IVAN — ¡Espera, coño!
ABEL — ¿Vas a suicidarte achicharrándote en la cocina eléctrica?
Iván termina de vestirse. Toma a la muñeca y la coloca en su caja. La mete en el armario, al igual que la caja con el ajuar de sádico.
IVAN — ¡Estoy bien! (A la muñeca)Me esperas aquí, zorra. ¡Sin ruidos!
ABEL — ¡No te cortes las venas todavía, Iván! ¡No te ahorques ni te arrojes por la ventana! ¡Abre, por Dios, o me asesino yo también!
Iván coloca un candado al armario. Lo cierra y guarda la llave.
IVAN — (Camina a lateral) ¡Carajo, no voy a matarme!
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconEscrita en 1971. Estrenada por el Laboratorio de Investigación Teatral...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconEstrenada por el Teatro Nacional Juvenil de Venezuela. Sala MaríaTeresa...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconPremio de dramaturgia I festival Nacional Juvenil de Teatro y Danza....

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconEl teatro de federico garcía Lorca Introducción
«La Barraca», grupo de teatro universitario que, con el apoyo del gobierno republicano, recorre los pueblos de España representando...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconBalance de las políticas culturas en México, de la subsecretaría...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconHistoria del Grupo de Teatro Popular y Comunitario “la brecha”

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconSinopsis En un año cercano al 2999, donde un grupo de máquinas que...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconRevision de providencias en accion popular conocen las secciones...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconHoy en clase hemos hablado sobre la generación del 98. Hemos enumerado...

De Dramaturgia. Consejo Nacional de la Cultura. Conac. Estrenada por el Grupo Búsqueda. Guárico (1984) Grupo Teatral Cobre. Teatro San Martín (1997) Mawaury iconSegunda tradiciòn para el propósito de nuestro grupo, sólo existe...






© 2015
contactos
l.exam-10.com