Índice






descargar 0.9 Mb.
títuloÍndice
página30/30
fecha de publicación07.09.2015
tamaño0.9 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

29.
La familia que juega unida…


Colette sonrió mientras su marido reía con sus hermanas preparándose para posar con él para una fotografía. Después de la ceremonia de la boda, que había tenido lugar por la mañana, Lucien lo había organizado todo para que uno de los mejores fotógrafos de la ciudad pasara por Devon House para realizar un retrato de familia. El nuevo arte de la fotografía era el último grito en Londres y Lucien quería una fotografía de toda la familia para conmemorar la ocasión. Con Genevieve, Juliette, Lisette, Paulette, Yvette, Simon y Lenora detrás de ellos, Colette y Lucien posaron delante de una de las paredes cubiertas de libros de la recientemente renovada biblioteca de Devon House.

El fotógrafo, bajito e impaciente, les ordenó que permanecieran muy quietos mientras preparaba la cámara. La enorme cámara de madera descansaba encima de un trípode y el fotógrafo pasó un rato jugueteando con distintos botones de latón antes de levantar un paño oscuro y acurrucarse debajo de él.

Pero antes de que tomara la fotografía, Juliette exclamó:

—¡Esperad! ¿Dónde está Jeffrey? Tiene que salir también en la fotografía.

—Sí, tendría que estar con nosotros —confirmó Colette, abandonando su estudiada pose junto a Lucien. Después de lo que habían vivido, Colette consideraba ahora a Jeffrey no sólo como un amigo, sino también como parte de su familia. E intuía además que para él era muy importante aparecer con todos ellos en el retrato familiar. Jeffrey acababa de regresar de París para asistir a su boda y actuar como padrino de Lucien.

—¡No se muevan! —gimoteó el fotógrafo.

—Iré a buscarlo —se ofreció Lucien, separando la mano del hombro de Colette, donde estratégicamente la había situado, no sin antes darle una ligera caricia—. Vuelvo en un momento —le explicó al fotógrafo.

Salió de la biblioteca en busca de Jeffrey, que probablemente seguiría en el salón principal alternando con los demás invitados a la boda. Después del plan elaborado por Juliette para poner celoso a Lucien, un plan al que al fin y al cabo algún mérito debía otorgársele, Lucien y Jeffrey se habían reído con ganas recordando el papel que Jeffrey había representado.

—¡Que no se mueva nadie más! —les suplicó el frustrado fotógrafo, levantando los brazos después de la partida del novio.

Nadie le hizo caso, por supuesto. Juliette empezó enseguida a decirle a Lisette que estaba tapándola, mientras que Paulette e Yvette no paraban de reír. Lenora, Simon y Genevieve se pusieron a charlar amigablemente entre ellos.

Lucien regresó al momento con su amigo. Jeffrey parecía algo aturdido e incómodo.

—Creía que era el retrato de la familia Sinclair-Hamilton. ¿Están seguros de que desean que me una a ustedes?

Un clamoroso coro de «¡Síes!» respondió a su pregunta. Sonrió, les dio las gracias y siguió las instrucciones del ansioso fotógrafo de que se colocase detrás de Yvette.

—Y ahora no se muevan. Manténganse muy, muy quietos —murmuró el fotógrafo antes de sumergirse de nuevo detrás de la tela que cubría la cámara.

Después de colocar en su debido lugar la larga cola de su espléndido vestido de novia confeccionado con seda y raso blanco, Colette sonrió cuando Lucien posó de nuevo la mano sobre su hombro. Aquella fotografía, la primera fotografía de Colette en toda su vida, señalaba un día especial. No era tan sólo el día de su boda, sino también el que marcaba el inicio de su nueva vida. Con el aliento y el apoyo de Lucien, convertiría la Librería Hamilton en la principal librería de la ciudad. Nada había que Colette no pudiera conseguir.

Se quedó completamente inmóvil a la espera de que el fotógrafo realizara la toma.

Todo había salido a la perfección. Sus hermanas vivirían con ella y Lucien en Devon House. Simon, su nuevo suegro, estaba entusiasmado ante la perspectiva no sólo de tener a Colette como nuera, sino de acoger también a sus cuatro hermanas. Lenora había recibido cariñosamente a Colette en el seno de la familia y Colette sabía por instinto que acabarían convirtiéndose en buenas amigas. Incluso Genevieve se sentía feliz con aquella unión. Habían acordado que pasaría parte del año en Brighton y parte del año en Londres con ellos. El tío Randall y la tía Cecilia, que habían asistido a la boda, se sentían más que satisfechos con el matrimonio de Colette con Lucien. ¡De hecho, tía Cecilia incluso le había dado encantada un beso en la mejilla!

Pero lo mejor de todo era Lucien.

Levantó la vista hacia él en cuanto por fin disparó el fotógrafo.

—¡Y ya está! —exclamó alegremente el fotógrafo.

Lucien le dio un beso y le susurró:

—Te quiero.

Con una felicidad incapaz de poder expresarse en palabras por haberse casado con el hombre que amaba, Colette le devolvió el beso, sin importarle que estuvieran mirándoles sus padres y sus hermanas. Cuando todo el mundo empezó a desfilar, se sintió inundada por una abrumadora sensación de amor.

Lucien le cogió la mano y tiró de ella. Ella avanzó con impaciencia hacia él.

—¿No crees que la condesa de Waverly está hoy preciosa?

—Dios mío, ésa soy yo, ¿no? —murmuró ella, no acostumbrada todavía a la idea de ser una condesa. ¡Pero ser una condesa propietaria de una librería era emocionante!

—Sí, ésa eres tú —le susurró Lucien al oído. Un escalofrío recorrió el cuerpo de Colette. Se había enamorado de Lucien Sinclair el primer día que lo vio entrar en la librería y ahora se había convertido en su esposo. Nada podía hacerla más feliz.

Levantó la cabeza hacia él, dispuesta a recibir otro beso.

Y él la besó.

* * *


Agradecimientos


Quiero transmitir mi más sentido agradecimiento a las siguientes personas por su amor, su apoyo y su sabiduría, así como por haberme ayudado de muchísimas y muy variadas maneras:

A mi contingente de la Costa Oeste: Jennifer & Greg Malins, Maureen Milmore, Billy Van Zandt, Adrienne Barbeau, Jaime Merz, David Horvitz, Eric Anderson y a todos mis maravillosos amigos de CH.

A mi contingente de la Costa Este: Jane Milmore, Richard Vaczy, Janet Wheeler, Scott Wheeler, John Milmore, Yvonne Deane, Kim McCafferty, Michele Weiner, Jeff Babey, Lynn Kroll, Laurence Cogger (merci beaucoup!), Jane Dystel, Miriam Goderich y John Scognamiglio.

(Y un agradecimiento especial para la inspiración del personaje de Jeffrey Eddington.)
Nota para Riley: Haces que me sienta orgullosa cada minuto del día.
* * *


RESEÑA BIBLIOGRÁFICA


Kaitlin O'Riley

Natural de Nueva Jersey, Kaitlin O'Riley pasó su juventud leyendo: en la playa, en el porche, y en su cama hasta muy tarde cuando se suponía que estaba durmiendo. Ella entraba a la pequeña biblioteca pública de su ciudad y elegía los libros como si fueran deliciosos platos en una tienda de dulces. Leyó todos los clásicos infantiles: Mujercitas, y cualquier otro libro de Louisa May Alcott; la serie de Ana de las Tejas Verdes; El jardín secreto…

Se enamoró de los romances históricos, cuando ella tenía catorce años de edad y leyó La señora de Mellyn, de Victoria Holt. Después se trasladó a las novelas de Kathleen Woodiwiss (Shanna y La Llama y la flor), que leyó a hurtadillas, cuando sus hermanas mayores no estaban en casa para ver que estaba leyendo sus libros. Su libro favorito era (y sigue siendo) Lo que el viento de Margaret Mitchell. Ahora, ella adora la obra de Lisa Kleypas, Julia Quinn, y Phillipa Gregory.

Su amor por la lectura, naturalmente, se tradujo en amor por la escritura. Ella ha escrito diarios personales desde que tenía catorce años y ha disfrutado de todas las clases de escritura creativa que tuvo en la escuela. Escribió novelas por primera vez cuando tenía quince años, con su mejor amiga. Por desgracia, al no tener experiencias románticas, no tenían idea de lo que estaban escribiendo y la mayoría de aquellos primeros esfuerzos fueron arrojados a la chimenea.

En la universidad Kaitlin se licenció en Lengua Extranjera, y pasó un año en España. Y porque las historias del pasado siempre le han intrigado, también estudió Historia.

Actualmente vive en la soleada California del Sur con su familia donde está ocupada escribiendo su siguiente novela.

El beso perverso

Después de la muerte de su padre, Colette Hamilton se tiene que hacer cargo de sus cuatro hermanas, una madre inválida y una librería al borde de la quiebra. La única manera de salvar el negocio de su familia es dejarse guiar por sus poco convencionales planes…o aceptar la propuesta de matrimonio que le ha formulado su tío.

Pero, ¿qué pasa con ese apuesto extraño que acaba de entrar en la librería? Se trata de Lucien Sinclair, el hijo de un conde, famoso por sus aventuras y, por lo que se cuenta, poco apto para el matrimonio. Sin embargo, lo que Colette no sabe es que Lucien acaba de empezar a buscar una esposa desesperadamente. Su padre está muy enfermo y el joven quiere darle la satisfacción al conde de verle casado antes de morir.

Lucien busca una mujer normal y corriente, cualquier joven que no irradie excesiva belleza para proteger así su corazón. Pero por mucho que intenta alejarse de Colette, descubre que es incapaz de separarse de ella. Conforme la pecaminosa atracción entre ellos aumenta, la única cuestión será si podrán sobrevivir a la tentación...

Serie Las hermanas Hamilton:

  1. When His Kiss Is Wicked (2009) - Un beso perverso (2011)

  2. Desire in his Eyes (2010)

  3. It Happened One Christmas (2011)

* * *

© Kathleen M. Milmore, 2009

Título original: When his Kiss is Wicked

Edición original: Kensington Publishing Corp. New York, 2009

Editado originalmente por Zebra books, Enero/2009

© De la traducción: Isabel Murillo, 2011
© La Esfera de los Libros, S. L., 2011

Primera edición: julio de 2011

ISBN: 978-84-9970-068-7

Depósito legal: M-22.815-2011

Composición: Pacmer, S. A.

Impresión: Rigorma

Encuadernación: Sport

Impreso en España - Printed in Spain
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

similar:

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice

Índice iconIndice

Índice iconIndice

Índice iconÍndice

Índice iconIndice

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice






© 2015
contactos
l.exam-10.com