Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño”






descargar 0.51 Mb.
títuloGuión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño”
página3/7
fecha de publicación29.06.2015
tamaño0.51 Mb.
tipoGuión
l.exam-10.com > Economía > Guión
1   2   3   4   5   6   7


ESCENA 4 (Ordenación sacerdotal.) (Visita calles y cárcel de Turín.)


1er momento:
Personajes:

  • JUAN BOSCO ADULTO (canta)

  • MAMÁ MARGARITA (canta)

  • DON BOSCO


2º momento:
Personajes:

  • CHICOS DE LA CALLE (cantan)

  • ALBAÑILES (cantan)

  • PRESOS (cantan)









  • Don Bosco se halla en medio del escenario. El fondo, tenuemente iluminado. Está rezando, de rodillas, de espaldas al público. Su sombra, más grande, se proyecta sobre el telón de fondo, por encima de su figura.



DON BOSCO: Señor, ¿cuáles son tus pasos? (pausa) Los míos han sido siempre pasos de campesino, de niño brusco, de muchacho inquieto, siempre en búsqueda de algo… Señor, ¿cuáles son tus caminos? (pausa) Los míos han sido los húmedos pastos, los de la parroquia y la escuela, con frecuencia cubiertos de fango y nieve… Señor, ¿cuáles son tus proyectos? (pausa) Los míos… son los tuyos. Quiero seguirte… ¿Y qué significa eso? Podría haber sido fraile franciscano… Ahora sacerdote… ¿En un pueblo, en la ciudad,… un cura con estudios, canónigo?

  • Se diluye la sombra del fondo. Don Bosco se levanta, y vuelve su cuerpo de cara al público, avanzando desde la mitad del escenario. Se mira la sotana, y se alisa las mangas. Desde un lateral del escenario, aparece Mamá Margarita, Diálogo breve entre ambos que enlazará con la CANCIÓN 5: RECUERDA JUAN.


MAMÁ MARGARITA: ¡Juan!
DON BOSCO: ¡Madre! ¡Qué sorpresa!
MAMÁ MARGARITA: ¡Qué guapo estás!
DON BOSCO: Recién ordenado sacerdote… Parezco elegante con esta sotana…
MAMÁ MARGARITA: Sabes bien que el hábito no hace al monje.
DON BOSCO: (Un poco avergonzado) ¡Perdona, madre!
MAMÁ MARGARITA: Tranquilo, hijo, no me contestes ahora. Escucha… Soy una humilde campesina, y en casa hemos pasado por bastantes penurias… Tú te has esforzado mucho, para llegar hasta aquí…
DON BOSCO:¡Gracias a ti!
MAMÁ MARGARITA: El mérito no es mío, sino de muchas personas… Desde que iniciaste tus estudios te encomendé a la Madre de todas las madres… Ella ha ido marcando tu camino… Pero…
DON BOSCO:¿Por qué lloras? ¿Es que dudas de mí, madre?
MAMÁ MARGARITA: ¡Jamás dudaré de tu fuerza!... Sin embargo, no te acomodes, Juan. No has llegado a la meta. La ordenación es el comienzo de una vida de trabajo y dificultades… y también de una vida plena… Si alguna vez dudases de tu vocación, (con énfasis) por amor de Dios, no deshonres este hábito, quítatelo en seguida…Apasiónate, Juan… Sirve a todos, quiere a todos… Pon todo tu corazón en las cosas del Señor… Y Ella te guiará.



  • Un crucifijo (sombra proyectada) aparece en el fondo de la escena, cerca de un lateral.




  • Juan se acerca a ella, y empieza a cantar. Mientras canta se va revistiendo (alba, estola y casulla).



Tema 5: RECUERDA JUAN
JUAN

Hoy, por fin, a Ti me di:

mi tiempo y tu Palabra enlazaré.

Blanco pan, dulce vid

serán el alimento de mi fe.

Tú, mamá, sembraste bien,

en esta humilde tierra

la amistad con Dios.

Así pues, responderé,

sirviendo a mis hermanos con pasión.

MARGARITA

Recuerda siempre, Juan,

el hábito no está

sino al servicio del amor.

Antes labriego fiel

que sacerdote sin virtud.

Cuando naciste tú,

y al marchar a estudiar,

te encomendé a esa Madre.

Sé buen hijo, siempre.

JUAN

Trabajar y trabajar.

A tanto chico pobre he de acercar

la salvación y la ilusión

sembrando con dulzura y caridad.

Sé, mamá, que no pondrás

tus pies en una casa con riqueza.

Mi corazón, en el Señor,

será de todo aquel que busque pan.
INSTRUMENTAL (min. 2’05-2’49)
(durante el final instrumental):
MAMÁ MARGARITA: (abraza a su hijo) “Recuerda, Juan, empezar a decir misa es empezar a sufrir”.


  • Juan abraza y besa a su madre, y se acerca a los jóvenes seminaristas.




  • Va desapareciendo (oscureciéndose) la figura de MAMÁ MARGARITA.


MÚSICA DE ÓRGANO (min. 2’05-2’49)


  • Don Bosco, don Cafasso y otros seminaristas, inician la procesión hacia la iglesia al mismo tiempo que se escucha la música de órgano. Desaparecen de la escena y queda la sacristía vacía. Música de órgano litúrgico, Se oscurece todo (cola de música).




  • Iluminada de nuevo la escena, acabada la misa, regresan todos a la sacristía. Don Bosco en el centro, rodeado de los seminaristas:


DON BOSCO:Proxit.
SEMINARISTAS: In vita eternae.



  • Dos seminaristas lo ayudan a desvestirse, mientras don Bosco reflexiona. En un lado de la sacristía, don Cafasso se está desvistiendo.



DON BOSCO (voz en OFF): Señor, ¡cuánta miseria veo a mi alrededor! Hambre en los campos, muchachos perdidos vagando por doquier… Turín debe ser un hervidero…Y yo sacerdote… ¿Qué puedo hacer? ¿Por dónde empezar? Tengo corazón, tengo manos para trabajar duro… ¿Quién me guiará?



  • Don Cafasso se acerca a don Bosco, el cual lo recibe con sincero afecto.



DON CAFASSO: Juan “Bosco”,… Joven y prometedor Don Bosco.
DON BOSCO: ¡Usted siempre tan generoso!
DON CAFASSO: ¿Qué vas a hacer ahora?
DON BOSCO: (tono más serio) He recibido ofertas.
DON CAFASSO: Un joven sacerdote tan vital, tan válido… Te veo preocupado, Juan…
DON BOSCO: Hablo de familias ricas, de parroquias, que me prometen una vida… tranquila.
DON CAFASSO: ¿Y?
DON BOSCO: (más serio, con pausas, como si las palabras y las frases necesitaran su tiempo) No me he ordenado para esto…. No me malinterprete… Hacer el bien, se puede en todas partes, pero… mi corazón… mi conciencia… mi sueño,… (mirándolo fijamente) ¡No sé qué hacer, don Cafasso!... Usted ha sido para mí como un padre. Sus palabras me guían, confío en su criterio. No quiero pecar de falsa humildad, pero…
DON CAFASSO: (rápidamente, sin pausa) ¡…ven conmigo! Completa tu formación con otros jóvenes sacerdotes…
DON BOSCO: ¿Otros estudios?
DON CAFASSO: Digamos que otra manera de encarar la realidad. Vente conmigo a la residencia sacerdotal. Allí me podrás acompañar en mi trabajo con los chicos de las cárceles. Por desgracia, muchos, con la soga al cuello. Allí aprenderás a observar, y a escuchar sus voces…



  • La voz de ambos sacerdotes va quedando difuminada, al mismo tiempo que surgen voces o frases de muchachos. Al principio, esta letanía de frases son susurros, a soto voce. Don Cafasso se despide, con un abrazo, de don Bosco, quedando éste último sólo tenuemente iluminado. Las frases de los chicos van cobrando fuerza cuando aparecen de uno en uno en escena. Según el orden de frases y ruidos los tres grupos de jóvenes (realidades). Al mismo tiempo que gritan o hablan, don Bosco mira y escucha, frases que forman una especie de letanía que empiezan a tener sentido con el inicio de la CANCIÓN 6: OTRA MIRADA.


CHICO DE LA CALLE: Aléjense del hambre, y del infierno…
ALBAÑIL 1: Enfosco, pulo, seco…
ALBAÑIL 2: Callo, sufro y obedezco…
PRESO 1: Esta fría prisión pudre tantos sueños…
PRESO 2: Quedan tan lejos los recuerdos tiernos…
CHICO DE LA CALLE: Juegue, señor, sin miedo…
ALBAÑIL 1: Y cuándo llegará el almuerzo…
PRESO 1: La soledad congela mis huesos…
CHICO DE LA CALLE: Pido comida y mastico el viento…
ALBAÑIL 2: Este saco duplica mi peso…
PRESO 2: Sólo soy carne convertida en hierro…
CHICO DE LA CALLE: Desde las calles no se ve el cielo…
ALBAÑIL 2: Cargo, callo, sufro y obedezco…
PRESO 1: La cárcel ahoga todos mis sueños…
CHICO DE LA CALLE: Padezco un hambre de carbón negro…
PRESO 2: Añoro, madre, tus tiernos besos…
CHICO DE LA CALLE: Juegue, señor, ponga dinero…
ALBAÑIL 2: Este saco duplica mi peso…
PRESO 1: Soy carne convertida en hierro…
CHICO DE LA CALLE: Desde las calles no se ve el cielo…

Tema 6: OTRA MIRADA
CHICOS DE LA CALLE

Hagan juego, apuesten como buenos caballeros.

No habrá remilgos, vale hasta el pañuelo,

la dignidad, también un buen almuerzo.

Su racha, rompan; pongan su dinero;

olviden las penurias y el esfuerzo.

Sin pulgas, duerman cerca de un brasero.

La suerte, besen; pisen pronto el cielo.

El hambre, espanten y huyan del infierno,

del amo, del andamio y del progreso

que quema a quienes vienen de sus pueblos

sin padre, sin casa, sin Dios, sin sueños.

Deprisa, no lo piensen, hagan juego,

que más abajo sólo queda el suelo.

Señores, tienten a la suerte. Espero

que la fortuna no los tiente en pleno.
ALBAÑILES (A la par: Chicos de la calle)

Carga, descarga y sube. (2)

Coloca, ajusta y sube. (2)

Enfosca, seca y pule. (2)

Calla, obedece y sufre. (2)

Baja, recarga y sube. (2)

Carga, descarga y sube. (2)

Coloca, ajusta y sube. (2)

Enfosca, seca y pule. (2)

Calla, obedece y sufre. (2)

Baja, recarga y sube. (2)

Carga, descarga y sube. (2)

Coloca, ajusta y sube. (2)

Enfosca, seca y pule. (2)

Calla, obedece y sufre. (2)

Baja, recarga y sube. (2)

Carga, descarga y sube. (2)
PRESOS (A la par: Chicos de la calle y Albañiles)

Por un robo, mandé mis huesos a esta fría prisión

que pudre tantos sueños ya rotos

y entierra mil proyectos e ilusiones;

Lejos, los recuerdos tan tiernos

del campo y del hogar que añoro

como el rostro de mi madre y sus besos.

Ahora me abraza fuerte la soledad de la ciudad
INSTRUMENTAL: min 2’50-3’13…
CHICOS DE LA CALLE (min 3’14)

Hagan juego.


  • Sobre los chicos de la calle se cierne la sombra de una soga. Termina la escena con la voz en off de Don Bosco.



DON BOSCO: (con tristeza, amargura y compasión) ¡Dios Santo! ¡Cuántos chicos, tan jóvenes y sanos…! Si tuvieran un amigo… seguro que más de uno no volvería a caer!



  • Música melancólica, en tono menor


COREOGRAFÍA



ESCENA 5 (Encuentro con Bartolomé Garelli.)

Personajes:

  • JUAN BOSCO (canta a Bartolomé Garelli)

  • Voces (cantan)

  • SACRISTÁN









  • DON BOSCO se está revistiendo en la sacristía para celebrar la misa, cuando irrumpe el SACRISTÁN persiguiendo a un CHICO a escobazos.



SACRISTÁN: ¡Ladronzuelo!… ¿qué hacías ahí escondido? Pretendías robar, ¿eh?... Te voy a…
(CHICO) BARTOLOMÉ: ¡No me pegue, señor cura!
SACRISTÁN: ¿Cura yo? Si fuera cura, te lo diría con otros modales, pero soy el sacristán de esta iglesia… ¡Bribón! ¡Vas a probar la escoba…!
(CHICO) BARTOLOMÉ: ¡Ah! ¡Me hace daño, señor!
DON BOSCO: ¿Qué sucede? ¿Por qué se queja este chico? ¡Le está pegando, Dios Santo!
SACRISTÁN: Un bribón que quiere robar el cepillo de la iglesia, don Bosco. Éste no viene a ayudar a misa; no sabe.
DON BOSCO: ¿Por qué lo “sabe”?
SACRISTÁN: Porque lo sé. No es el primero que encuentro intentando meter mano en la sacristía. Señor cura, son peor que los ratones.
DON BOSCO: (escrutando al muchacho) No me parece un ladrón… ¡Déjelo, es mi amigo!
SACRISTÁN: ¿Su amigo? Pero si es la primera vez que lo veo por aquí… No se fíe, señor cura…
DON BOSCO: Lo he visto otras veces. He dicho que es mi amigo, y déjelo en paz. La escoba sirve para otras labores, ¿no cree?



  • Diálogo entre DON BOSCO y BARTOLOMÉ.



DON BOSCO: (quitándole con la mano la cal que ensucia su chaqueta; cercano) ¡Vaya, vaya!... (lo mira atentamente) Si somos amigos, debería saber tu nombre, ¿no? ¿Cómo te llamas? (como no contesta, don Bosco continúa) ¿Por qué letra empieza?
BARTOLOMÉ GARELLI: Por la “b”, señor… Bar-bartolomé. Me llamo Bartolomé Garelli.
DON BOSCO: ¿Y de dónde vienes? No has caído del cielo, ¿verdad? (Bartolomé se ríe un poco) ¿de qué pueblo eres?
BARTOLOMÉ GARELLI: De Asti.
DON BOSCO:¡Uhmm, hermoso lugar! Y… ¿tienes algún oficio? ¿Eres carpintero?, ¿maestro?, ¿ministro?
BARTOLOMÉ GARELLI: (ríe algo más) Soy albañil, y espero ser de los buenos…
DON BOSCO: ¿Y la familia? Mi amigo, tiene familia, ¿no? ¿Vive tu padre?
BARTOLOMÉ GARELLI: (repentinamente los ojos del muchacho reflejan un fondo de tristeza) No, murió ya.
DON BOSCO: ¿Y tu madre?
BARTOLOMÉ GARELLI: (con los ojos llorosos) También murió…
DON BOSCO: Lo siento, Bartolomé… Pareces muy fuerte… ¿Qué edad tienes?
BARTOLOMÉ GARELLI: dieciséis, pe-pero no soy fuerte, señor cura.
DON BOSCO: ¿Y sabes leer y escribir?
BARTOLOMÉ GARELLI: (mueve la cabeza, negando)
DON BOSCO: Ya sé… ¿Sabes cantar?
BARTOLOMÉ GARELLI: (enjugándose los ojos y sorbiendo los mocos, mira asombrado a don Bosco) No.
DON BOSCO: ¡Ajá! … entonces… ¿sabes silbar?
BARTOLOMÉ GARELLI: (con una risa nerviosa y de sorpresa)…


  • Empieza la CANCIÓN 7: SILBA.


TEMA 7: SILBA
DON DOSCO A BARTOLOMÉ GARELLI

Te nombro como embajador

para sembrar esta amistad.

Regresa pronto, sin temor;

deseo ver multiplicar

silbidos, rostros, ilusiones

y esperanzas.

Quisiera sus temores

transformar en danza.
Suburbios, calles y taller,

Mercado, andamios o prisión…

Con hambre de cultura y pan;

Con sed de amigos y de Dios.

Dame, Señor, las almas jóvenes

que yo soñé.

Y llévate Tú lo demás, ya ves,

Me basta.
DON BOSCO Y COROS DE CHICOS (que anticipa el canto a su misión)

Silba, silba,

Que nunca es tarde

para progresar

Y sueña.

Silba, tú silba.

No tengas miedo al qué dirán

Y pon todo tu afán

Me tienes siempre a mí.

Rompe como ola del mar

Todo rocaje gris.

Cada persona,

una ciudad por descubrir

y transformar.

Nunca con golpes,

con amor:

Dejar hablar al corazón.

Silba, silba,

que nunca es tarde

para progresar

y sueña.

Silba, tú silba.

No tengas miedo

al qué dirán

y pon todo tu afán:

me tienes siempre a mí.

Rompe como ola del mar

todo rocaje gris.
(Se arrodillan. Don Bosco toma la mano de Bartolomé y le enseña la señal de la cruz)
Gratia plena, gratia plena,

Dominus, Dominus tecum”.

Los chicos, con Bartolomé, se dirigen a un lado del escenario. Riendo y jugando.




Espacio escénico: la sacristía.

COREOGRAFÍA
La sacristía se difumina. Espacio escénico más neutro.


ESCENA 6 (Oratorio ambulante. Pinardi.)

Personajes:

  • DON BOSCO (canta)

  • MUCHACHOS (cantan)

  • MARQUESA DE BAROLO

  • PANCRAZIO









  • DON BOSCO queda solo. De repente, iluminada en lo alto al final del escenario, en un plano superior aparece la MARQUESA DE BAROLO, viuda, elegante y con gran porte. Ambos se encuentran en el Refugio que abrió para muchachas pobres y abandonadas.




  • Diálogo intenso, gradual, hosco entre la Marquesa y DON BOSCO.



DON BOSCO: Señora Marquesa…
MARQUESA DE BAROLO: Querido don Bosco… ¿Se acuerda de cuando nos presentó don Borel, …? ¿Cómo le dicen sus muchachos?
DON BOSCO: …”El cura chiquito”, si me lo permite…
MARQUESA DE BAROLO: … sí, eso,… bueno, pues… como le decía, ha pasado un tiempo en el que usted y yo nos hemos conocido.
DON BOSCO: Me acuerdo, señora… cada uno con sus obras: usted y sus muchachas abandonadas…
MARQUESA DE BAROLO: .., Sus muchachas también, don Bosco, no olvide que es su director espiritual…
DON BOSCO: no lo olvido, no lo olvido. Tengo tantos a los que atender, que a veces…
MARQUESA DE BAROLO: ...a esa misma cuestión quiero llegar, don Bosco... En ocasiones, la vida nos presenta alternativas, y personas tan generosas como usted se ven empujadas a elegir… Mis obras requieren mayor atención…
DON BOSCO: … hago lo que puedo, señora marquesa,…
MARQUESA DE BAROLO:… y lo hace bien, don Bosco,… sólo que…
DON BOSCO: … aunque cada vez vienen más muchachos al oratorio; después de distintas experiencias, espero… deseo hallar para mis chicos un espacio en el que puedan estar, jugar, aprender, rezar.,,.
MARQUESA DE BAROLO: …bien sabe que el acuerdo llegaba hasta la inauguración del Hospitalito …
DON BOSCO: …Lo sé, bien lo sé,,, Y resignadamente aceptamos el cambio del lugar propuesto por el Arzobispo a los Molinos de la ciudad.
MARQUESA DE BAROLO: Al menos, ha podido seguir con sus “actividades”…
DON BOSCO: …¡Pero con muchas limitaciones! ¡Se nos pide que el oratorio “cierre” a partir de la tarde!… ¡Ni celebrar, ni la comunión a partir de la tarde! ¡Como si mis muchachos estuvieran “de vacaciones” a partir de la tarde ! ¿Cómo pueden jugar en la calle, con toda la gente que pasea? ¡Las clases, en una habitación de la planta baja! Menos mal que somos –según dice Don Borel- como las coles, que se hacen grandes con tanto trasplantarlas de un sitio a otro.
MARQUESA DE BAROLO: Sus muchachos, don Bosco, hacen demasiado ruido. En mis obras, las chicas…
DON BOSCO: …¿Cómo impedir que jueguen, griten, canten, aunque sea domingo? (Con indignación, y al mismo tiempo, resignación) No me extraña que, dentro de poco, nos desahucien, y debamos buscar otro lugar de la ciudad… Y a pesar de todo, marquesa, crecen, y crecen…
MARQUESA DE BAROLO: … ¿los problemas, don Bosco?
DON BOSCO: ¡No, no, hablo del número de chicos que acuden al oratorio!
MARQUESA DE BAROLO: Me refiero a las habladurías… Mis chicas, sus chicos… Usted sabe…Reduzca su acción, piense también en su salud, yo le ofrezco que sea capellán de mis obras con un buen sueldo… Piénselo, don Bosco
DON BOSCO: Si usted me pone en esta disyuntiva, sabe muy bien, bondadosa señora, que elegiré, siempre, a mis muchachos. Usted tiene dinero y podrá contratar a cualquier otro sacerdote bueno, hasta mejor que yo, que atienda sus obras… Mis muchachos me tienen solo a mí.
MARQUESA DE BAROLO: (con insistencia) No me dé una contestación ahora, reflexione y tome una decisión.
DON BOSCO: Mi decisión está tomada, señora marquesa, me quedo con mis muchachos.



  • Ante la determinación de éste último, ella cierra bruscamente la puerta, desapareciendo de la escena.




  • DON BOSCO queda en el prado. Empieza a llamar a sus muchachos, que aparecerán por el patio de butacas y los laterales del escenario.




  • Empieza rápido la CANCIÓN 8: DE PRADO EN PRADO. Don Bosco, iniciada la música, convoca a sus muchachos:


DON BOSCO: ¡Vicente, Manuel, Ricardo, Miguel! ¿Dónde estáis? ¡Venid aquí! ¡Quiero deciros una cosa!


Tema 8: DE PRADO EN PRADO
DON BOSCO

Avanti, mis muchachos,

un terruño hay que buscar.

Refugio, pan y prado,

clase, rezo y amistad.

Si nos echan, emigremos;

Dios, que es bueno proveerá.

Las coles no crecen hermosas

si no sabes trasplantar.
MUCHACHOS

Don Bosco nos convoca;

nos atrae como un imán.

Nos quiere, nos visita,

nos coloca. ¿¡quién da más!?

No descansa ni de noche.

En el patio es general

y sueña talleres, iglesias,

aulas, patios... ¡ ya es soñar!
DON BOSCO

Los chicos ya son cientos

y no encuentro el lugar.

Los toman por bandidos

y a mí... loco de atar...

Me voy quedando solo,

Señor, dime Tú el modo;

tan sólo una minúscula señal…
INSTRUMENTAL (min 1’50)
PANCRAZIO SOAVE: ¿Don Bosco? De parte del Señor Pinardi... (Cierra el trato).
DON BOSCO: (A los muchachos) ¡Por fin tenemos casa!

DON BOSCO Y MUCHACHOS (min 2’18)

¡Por fin, tenemos casa,

nuestra casa, nuestro hogar!

Taller, escuela, patio

¡y una enorme catedral!

En Valdocco, el oratorio

acabamos de plantar,

la cepa de tantos sarmientos

que algún día brotarán.

Memoria de un sueño sincero

que se ha hecho realidad.




COREOGRAFÍA

Espacio escénico: aparece en el fondo del escenario la casa Pinardi.



ESCENA 7(Aprendices e internos de Valdocco.)

Personajes:

  • APRENDIZ (solo) (canta)

  • CORO DE APRENDICES (cantan)

  • CORO DE ESTUDIANTES (cantan)









  • El escenario está oscuro. Se escuchan sonidos metálicos, de maderas, etc. De repente, una luz ilumina a los grupos de aprendices y de estudiantes. La escena se abre directamente con la CANCIÓN 9: TRABAJO, TRABAJO.


Tema 9: TRABAJO, TRABAJO
APRENDICES

Aprender, trabajar.

El taller prepara para la vida misma.

Confiar, compartir.

En el Oratorio esto es así.

SOLOS

Yo cobraba cuatro perras…

Yo curro de sol a sol…

No sabía ni las letras…

Cada día un bofetón…

APRENDICES

Y ahora aprendemos

bien nuestro oficio,

tenemos futuro e ilusión,

un contrato, más cultura,

compañeros, expansión,

un padre, un maestro,

un amigo y hasta Dios

y ganas de vivir.

ESTUDIANTE

No es tan fácil estudiar

alejado del hogar,

pobre de necesidad.

ESTUDIANTES

En Valdocco me encontré

casa, pan, estudios, fe,

vocación, más calor

y el sentido de ser.

Amistad, cordialidad

y las puertas de par en par.

Honradez y devoción.

Y el milagro de atender

tantas bocas, tantos pies,

tanto joven corazón.

APRENDICES Y ESTUDIANTES

Y esa sonrisa

que sabe acompañar

lejos de prisas,

que escucha a cada cual

y arenga en misa

a retomar la vida junto a Dios.

Y su presencia,

serena, familiar

y sin violencia,

nos guía y nos protege

De inclemencias.

Nos quiere ciudadanos de verdad.

Aprender (aprender), trabajar (estudiar)

Junto a él,

crecemos como una gran familia.

Trabajar, estudiar.

Este mundo podemos cambiar.
INSTRUMENTAL (min 2’25-2’40)



  • Conforme se desarrolla el final musical, cada muchacho vuelve a su espacio y retoman los ruidos metálicos, de madera, relacionados con los oficios.

  • Tres adultos (bien vestidos) aparecen en un lateral, asomados a la linde el oratorio.







  • Espacio escénico: Pinardi.

  • A cada sonido el escenario se va iluminando por espacios y oficios.

  • (Ruidos) Zapateros, carpinteros, serradores, forjadores, sastres.

  • Clase, coro, banda musical.


ESCENA 8 (Este cura molesta)

Personajes:

  • EMPRESARIOS (cantan)

  • PATRIOTAS (cantan)

  • BANDAS ANTICLERICALES (cantan)

  • POLÍTICOS BURGUESES (cantan)

  • SECTA (cantan)

  • CANÓNIGOS (cantan)

  • CORO DE MUCHACHOS (cantan)

  • DON BOSCO

  • UN ANTIGUO ORATORIANO










  • Los muchachos del oratorio continúan en sus tareas de aprendizaje y de ocio. Algunos, mayores, trabajan imprimiendo folletos, octavillas, libros. Otro grupo de chicos (serán los muchachos del coro que cantan al final), menores, están en la puerta o en la calle, mirando a los adultos que (desde la escena anterior) estaban observando a don Bosco y los muchachos del oratorio.




  • Salen de los laterales del escenario más adultos (hombres y mujeres) vestidos según condición, edad o profesión. Dispersos, van lanzando críticas los distintos grupos, frases que se convierten en CANCIÓN 10: MOLESTA. Detrás de los empresarios, patriotas, anticlericales, políticos, burgueses y canónigos, chicos del oratorio siguen, gesticulando e imitando sus posturas y maneras de andar.


EMPRESARIO: ¡Don Bosco! ¡Ese tal Don Bosco! ¡Su nombre sale hasta en la sopa! ¿Acaso es él quien hace prosperar este Turín con el capital y las industrias? ¡Nosotros somos los que invertimos! Él insiste en que sus muchachos tengan un contrato, que se les pague debidamente, ¡que no sobrepasen las horas, y, sin embargo, se observen los tiempos de descanso! ¿Quién demonios se cree, ese cura de pueblo?
PATRIOTA: Más parece un ladrón de bandidos, con sus chicos por aquí y por allá… Italia necesita personas valerosas, que defiendan su país de toda amenaza externa… Este cura no siente a su país, ni siquiera su región piamontesa. Va a lo suyo, impidiendo que sus muchachos participen en el devenir histórico de su pueblo. ¡Cobarde Don Bosco, cura advenedizo…!
ANTICLERICAL: ¡Con la Iglesia hemos topado! ¡Cuervos regordetes, hienas que no dejan ni los despojos! ¡La Iglesia es una enfermedad constante, y Don Bosco su arma más peligrosa! La sociedad no necesita misas ni ofrendas, sino “justicia”. ¡Malditos curas! ¡A por una sociedad sin frailes!
POLÍTICO: ¡Menos mal que Cavour y los más ínclitos políticos de nuestra joven nación van poniendo a ese Don Bosco en su sitio! ¿Cuál es la ideología de ese cura? ¿Qué política hace? ¿La de las buenas obras? ¿La política de sus muchachos? Es una amenaza para Italia. En lugar de orden, provoca revueltas. Reúne a más de 400 chicos y pasea por la ciudad como si fueran una banda de… ¡Que se dedique a las cosas de la Iglesia! ¿O es que los políticos nos metemos en las catequesis y en sus misas? Mala política la de Don Bosco, y más en estos tiempos. Ratazzi, ministro Ratazzi, atento y con buen ojo… ¡No se deje embaucar por las sotanas!
JOVEN SECTARIO: No descansa, no para de escribir panfletos contra nosotros... Que si la fe del pueblo, que si la Iglesia de Roma… Molesta, persuade, convence… ¿Nadie lo va a eliminar? ¿Cuánto tiempo tenemos que soportar sus palabras al viento? ¿Cuántas veces hemos de leer sus ideas impresas?
BURGUÉS: ¡Jóvenes mendigos y pedigüeños, carne de proletariado,…! Conozco a muchos curas, jóvenes como él, que realizan una labor tranquila y sensata en sus parroquias y colegios. ¿Lleva alguna vez Don Bosco la sotana limpia y almidonada? ¿No podría cuidar las maneras de sus muchachos, en lugar de jugar con ellos, arremangado, a la pelota? ¡Incluso hace de malabarista, de mago y de jugador de cartas! ¡Pérdida de tiempo y pérdida de una carrera que, según dicen, era prometedora!
CANÓNIGO: ¡Don Bosco, Don Bosco en boca de todo el mundo! ¡Como si no tuviera nuestra querida Iglesia bastante con los tiempos que corren! No acepta los sabios consejos de sus hermanos, y cuando el señor obispo le tiende la mano, toma la manga entera para hacer con sus chicos lo que quiera… ¡Incluso se atreve a escribir a Roma! ¡Don Bosco es la vergüenza de la lqlesia de Turín! ¡Si no lo encerramos en un manicomio, este cura hermano arma la de San Quintín!



  • Surge Don Bosco en escena, junto a estos personajes críticos y exaltados. Los chicos paran sus remedos, y forman un grupo en una de las esquinas, al fondo.


DON BOSCO: ¡Señor, cuántas voces en contra! Rosas con espinas…

Tema 10: MOLESTA
EMPRESARIOS (2)

Ese cura, don Bosco, resulta más que peligroso.

Restó beneficio al gran “sacrificio”

de ver levantar la ciudad (y las rentas).

Tanta escuela, contrato y afecto a esos perezosos.

No habrá ya mocosos a quienes poder colocar (explotar)

Bien fácil parece, pues, por casualidad,

podría cruzarse con la fatalidad.

Una amenaza a tiempo (bien).

Un susto, un contratiempo (¡eh!)

y adiós don Bosco, ya hay pista libre,

dejó de fastidiar.

PATRIOTAS (2)

El bien de la patria se está fraguando ya.

Si el clero se apunta, no hay nada que objetar.

Mas si presenta devoción a Roma,

al Papa, a su legión,

condena guerras, juzga al Estado,

“habemus” problemón.

BANDAS ANTICLERICALES (12+4)

Revueltas, pedradas. ¡Curas, fuera, expulsión!

Sus bienes, sus casas, todas del pueblo son.

POLÍTICOS BURGUESES Y ESPOSAS (12+4)

Cerrar escuelas sin temblor.

Prohibirles toda reunión

a esos muchachos de arrabal,

cantera de peligro y mal.

Ponen en riesgo la nación.

Apestan a revolución. Es así…

SECTA (3 mujeres)

Escribe a sus anchas contra nuestra “verdad”.

Católica mancha, no cesa de estorbar.

Frena la nueva religión. Merece una dura lección.

Siempre hay dispuestos, por ciertos precios,

a un cura apalear.

CANÓNIGOS (3) (con eco de coro)

Don Bosco no acepta de buena voluntad

su sabia propuesta: A esos chicos dejar.

Indisciplina, indignidad. Como albañiles siempre van.

Escribe a Roma, esto no es broma:

mina su autoridad.

CORO DE MUCHACHOS Y ADULTOS ANTERIORES ENFRENTADOS

Deudas, rechazo, incomprensión,

política, alta religión,

envidias, piedras, sinrazón,

caricaturas y agresión,

humillaciones, prohibición,

ataques, desesperación… Espinas mil…



  • Los personajes empiezan a acosar o cercar a Don Bosco, siendo éste zarandeado e incluso golpeado. Se acerca un joven maduro, antiguo oratoriano:


JOVEN ANTIGUO ORATORIANO: ¡Basta! ¿Acaso veis que sea rico? ¡Dejadle! ¿Vosotros, (a todo el grupo de ciudadanos) sois el pueblo? ¿Y ustedes, (a los canónigos) sois Iglesia? ¡Sólo es… Don Bosco… un cura dedicado a los chicos más pobres!



  • Los muchachos (mayores) de don Bosco empiezan a empujar a esta turba de adultos críticos, los obligan a salir del escenario. Al final, don Bosco queda sólo con sus chicos.





Espacio escénico: Pinardi.

Luces predominante: rojo, azul.




ESCENA 9 (Enfermedad, recuperación y pacto.)

Personajes:

  • DON BOSCO (canta)

  • MUCHACHOS (canta)









  • Un tenue latido de corazón suena, acompañando los gestos del sacerdote. Don BOSCO en el oratorio, jugando, hablando, empieza a toser.




  • Se levanta, tosiendo con esfuerzo. Parece como si la escena, con jóvenes incluidos, se parara, al igual que una foto que presagia lo más grave. Después de las últimas toses, una respiración en VOZ EN OFF se hace más sonora, lenta y profunda. Don Bosco se tambalea.




  • Los muchachos, inmóviles en un principio, escuchan alarmados el latido de su corazón, cada vez más intenso. Los golpes secos y contundentes del corazón de Don Bosco se paran cuando se desmaya.




  • Se oye una respiración (en OFF) jadeante, enferma, casi expiración. Cuatro de los muchachos mayores lo recogen del suelo, y lo portan alzado para llevarlo al lecho. Al ritmo de la respiración, aparecen –surgiendo mimetizados del escenario- cuatro figuras jóvenes de negro, estilizadas. La respiración en OFF se para, y estos jóvenes de negro tienden el cuerpo en la cama.



  • A lo largo de la canción hay tres fragmentos instrumentales:

Tema 11: OS DEBO LA VIDA

Instrumental acelerado: “Nunca solos

MUCHACHO 1: ¡Don Bosco se muere!
MUCHACHO 2: ¿Qué dices? ¡No digas eso!
MUCHACHO 3: ¡ Avisad A un médico!
MUCHACHO 4: ¿Qué haremos sin él?
MUCHACHO 5: ¡Dios mío, no te lo lleves!


  • Van apareciendo chicos por todos los lados.




  • Los muchachos de Don Bosco empiezan a moverse, cogiendo cada uno una Vela, un candil. Las encienden, y se arrodillan algunos. Otros permanecen al fondo de pie.



CHICOS A LA ESPERA:

...No te puedes marchar

... Te queda tanto aún

...El sueño acaba de empezar.

...Aquí estaremos juntos.

...A diario rezaré

...Yo quiero verlo, por favor.

...Sin ti no habrá calor

...Tú tienes el amor

de un padre y un amigo

firme y siempre atento…


(min 1’33) Instrumental alegre: “Recuerda, Juan

DON BOSCO (min 1’58)

La vida os debo, es así.

Os lo aseguro hoy aquí:

cada momento,

cada segundo

para vosotros ha de ser.

No encuentro otra razón:

aviváis el fuego de mi corazón.
MUCHACHOS

…(DON BOSCO responde)

Un hilo es frágil por sí.

Sois el porqué de mi existir.

Si lo entrelazas con mil,

Dios quiere veros sonreír

trenzas la cuerda

por alcanzar

que da la fuerza

felicidad

para tirar del porvenir

y amor

y el miedo harás huir.

y el miedo haréis huir.

Forjaremos otros tiempos,

Forjaremos otros tiempos,

es por ti.

Es por ti
DON BOSCO

No habrá barreras que nos frenen

Si recordamos Quién nos quiere

Y quiere ver justicia y bien,

Y rostros de estos jóvenes

Con ganas de vivir…

(min 3’23-3’49) Instrumental
MUCHACHOS

Si esperamos otros tiempos, es por ti.

DON BOSCO

Forjaremos otros tiempos para ti… para ti…para ti.


  • El escenario se va oscureciendo. Las velas quedan encendidas hasta que baja el telón,



Espacio escénico: continúa siendo Pinardi.

Luces predominante: tenue, atardecer.



1   2   3   4   5   6   7

similar:

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconMemorias del Oratorio
«sueño» va dividido en tres partes: La primera es una especie de introducción o ambientación. La segunda, la narración del «sueño»,...

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconItinerario de don bosco en la devoción a la virgen

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” icon6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconInstituto don bosco historia 5to añO. Eje: Latinoamérica: cambio...

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconResumen ángela Carballino (narradora) escribe la historia de don...
«hija de su espíritu», como lo era Ángela del de don Manuel. De ahí que el mismo autor parezca encarnarse en sus personajes

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconMemorias del Oratorio no permanecieron ignoradas completamente. Ya...
«exclusivamente» a los miembros de la Sociedad Salesiana, sino al público en general. En 1951, el pedagogo A. Auffray hizo la traducción...

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconActividad: “La vida es sueño” de Calderón de la Barca y “El sueño del rey” de Lewis Carroll

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconEl autor comienza explicando como se ve a sí mismo y dado que sale...

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconEl tema de este poema es la distancia entre el autor y la mujer,...

Guión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño” iconLas clases de drama ayudan a desarrollar la seguridad en uno mismo,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com