Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium






descargar 0.59 Mb.
títuloDiario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium
página1/15
fecha de publicación18.07.2015
tamaño0.59 Mb.
tipoCursos
l.exam-10.com > Documentos > Cursos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

DIARIO CONCURSAL PREMIUM

Base de Datos Especializada seleccionada por el C.G.P.J. para el Acceso Corporativo de todos los Jueces y Magistrados



Ctrl + Clic para acceder a las webs


DIARIO CONCURSAL



Últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el BOE y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium.


Para Buscar una palabra en este archivo pulsar la tecla “CTRL” y, manteniendo ésta pulsada, pulsar a continuación la letra “B”.
Para Ir a un sitio concreto del archivo, hacer clic con el puntero del ratón en el apartado correspondiente del Indice.

Índice


DIARIO CONCURSAL 1

Últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el BOE y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium. 1


Información del B.O.E. del día 20 de septiembre de 2014 sobre Concursos de Acreedores. (20/09/2014)
- DECLARACIÓN DE CONCURSOS:

BARCELONA 2: 358/2014 INSTAL.LACIONS LÁZARO, SOCIEDAD LIMITADA B60749264 (AC: Javier Esplá López del Rincón, concursal@espla.com)

BARCELONA 2: 595/2014-AR NEUROTEC PHARMA, S.L. B-64064884 (AC: ERNST & YOUNG ABOGADOS, SLP, jordi.grasisagrera@es.ey.com)

BARCELONA 5: 313/2014 8 PROMOCIONES OLIVERAS 2006, S.L. B-64066921 (AC: Xavier Perna Bertrán, adminstracionconcursal@perna-ferrandiz.com)

BILBAO 2: 732/2014 LANTEC GROUP 3, S.L. B48307151 (AC: Sergio Salcines Gasquet, sergio.salcines@informaconsulting.com)

CÁDIZ 1: 1086/2014 CAPINARA, S.L. B-41411588 (AC: Pedro Calderón Naval, accapinara@gmail.com)

CÁDIZ 1: 795/2014 INELECTRI CÁDIZ, S.L. B-11058328 (AC: José María Arana Granado, josemarana@reaf.es)

JAÉN: 540/2014 CRISTAL CIFUENTES. S.L. B-23332893 (AC: A.C. Alarcón & Arenas, S.L.P. concurso540.14@gmail.com)

LUGO: 1031/14 CONSTRUCCIONES METÁLICAS ANCARES, S.L. B272774307 (AC: Marta Álvarez López, marta@alvarezreal.com)

MADRID 7: 333/2014 ALINEX, S.L. B-28642056 (AC: Jorge Álvarez Viñuela, JorgeAlvarez@grupoeas.com)

MÁLAGA 1: 1001/14 HILADOS Y TEJIDOS MALAGUEÑOS, S.A. (EN LIQUIDACIÓN) B-29793676 (AC: Juan Antonio Sánchez Martín, concursohitemasa@fgvasociados.com)

MÁLAGA 1: 1122/2014 SIERRA MAR DEVELOPMENT, S.L. B-92427616 B92225952 (AC: NEWMARKET AUDITORES, S.A. concursosierramar@gmail.com)

PAMPLONA-IRUÑA: 313/2014 CONSTRUCCIONES SANZ DE ACEDO, S.A. A31107899 (AC: Meta Consultoría Concursal, SLP, concursocsda@gmail.com)

PONTEVEDRA 1: 195/2014-C EXCLUSIVAS RAYMAN, S.L. B-36.019.305 (AC: María Dolores Gil Pereira mgil.a.c@outlook.es)

PONTEVEDRA 1: 269/14 PESCAFINA BACALAO, S.A. A-36.366.508 (AC: DELOITTE ADVISORY, S.L., administracionconcursalpescafinabacalao@deloitte.es)

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN 1: 664/2014 IPAR VEHÍCULOS INDUSTRIALES, S.A. A-20478384 (AC: Javier Ochoa de Zuazola Múgica, javierochoa@abzaudilan.com)

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN 1: 622/2014-B GESTIÓN Y DESARROLLO GOIARGI, S.L. B-20758769 (AC: Cristina Iparraguirre Ganuzas cigconcursal@zuhaizti.com)

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN 1: 704/2014-F LEHEN INBERTSIOAK, S.L. B01415702 (AC: Ainhoa María Ruiz Hourcadette concursodelehen@gmail.com)

VALENCIA 3: 430/2014 TRANS JUALVI, S.L. B-97488894 (AC: Luis Gabarda Cassinello, iniectio.abogados@gmail.com)

VALLADOLID: 366/2014 ILUSA MEDIA S.L. B-47483490 (AC: Jesús de Ávila Jiménez, jesus-de-avila@hotmail.com)

- DECLARACIÓN Y SIMULTÁNEA CONCLUSIÓN Y ARCHIVO DE CONCURSOS:

MADRID 6: 618/2014 SCANDATA, S.L.U. B80633167

PALMA DE MALLORCA 2: 336/2014-L JULIÁN GARCÍA POZO 42997625E

VALENCIA 1: 763/2014 UNION CE.CO, S.L. B-97371462

VALLADOLID: 387/2014 ASTURSANZ 25, S.L. B-47524137

- PRESENTACIÓN DE INFORMES O AMPLIACIONES POR LA ADMINISTRACIÓN CONCURSAL:

MÁLAGA 1: 64/2013 UNISUMMA, S.A. B 29888625

- APERTURA FASES DE CONVENIO:

MADRID 7: 648/2012 NAVES Y PARQUES INDUSTRIALES, S.A.

- CONVOCATORIA DE JUNTAS DE ACREEDORES:

ÁVILA: 177/2013 AGUAS DE FONTEDOSO, S.L Y FONTEDOSO, S.L.

ZARAGOZA 2: 272/2013-E PREFABRICADOS TECNYCONTA, S.L.

- APROBACIÓN DE PROPUESTAS DE CONVENIO:

MADRID 1: 249/13 COPÉRNICO PRIME LOCATIONS, S.L.U.

MADRID 7: 97/11 EFANSA SISTEMAS DE CONTROL, S.A.

MÁLAGA 1: 722/2013 HEXA SERVICIOS Y OBRAS, S.L.U. B 29 235 462

PAMPLONA-IRUÑA: 262/13 SOCIEDAD DE EXPLOTACIÓN FOTOVOLTAICA OMEGA, S.L.

TARRAGONA 1: 250/2013-3 HOTELES COMARRUGA, S.A.

- DECLARACIÓN DE CUMPLIMIENTOS O INCUMPLIMIENTOS DE CONVENIO:

BARCELONA 3: 846/2010 C5 ÁREA DIAGONAL GABINETE DE ARQUITECTURA, S.L. B-61057790

- APERTURA DE FASES DE LIQUIDACIÓN:

ALICANTE 2: 705/2013-D CALA CALMA, S.L. B-53479598

BADAJOZ: 252/2011 ESTRATEGIAS PARA LA GASIFICACIÓN, S.L. B06424337

BADAJOZ: 165/12 PROTECH EXTREMADURA, S.L. B-06358873

CIUDAD REAL: 290/2012 GRAMARFI DE PAVIMENTOS, S.L. B13314638

MADRID 7: 57/2013 MONTAJES ORTIZ, S.L.

MADRID 4: 547/2011 EQUIPOS Y SISTEMAS, S.A.

MADRID 4: 319/2012 ARTRA TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS, S.L.

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN 1: 806/2010-B TALLERES BILLABONA, S.L. B20088878

VITORIA-GASTEIZ: 622/2013 EXCAVACIONES ARRIAGA, S.A. A01037795

- PUESTA DE MANIFIESTO DE PLANES DE LIQUIDACIÓN:

JAÉN: 2905/13 TRANSFORMACIONES METAL MECÁNICAS DEL SUR, S.L.

- APROBACIÓN DE PLANES DE LIQUIDACIÓN Y FORMACIÓN DE LA SECCIÓN DE CALIFICACIÓN:

BADAJOZ: 197/13 GRANITOS DEOGRACIAS, S.L. B-06035935

LOGROÑO: 1029/2013 APARTAMENTOS DE VILLAMEDIANA SOCIEDAD COOPERATIVA

MADRID 6: 921/10 PROMOCIONES URBANÍSTICAS MONTE REAL, S.L.U. B-82711334

MADRID 6: 709/13 TAPIGAR, S.A. A-28891562

MADRID 4: 528/11 S.A. COMERCIALIZADORA DE ETIQUETAS INDUSTRIALES Y COMERCIALES

PAMPLONA-IRUÑA: 607/2013 GIMSA NAVARRA DE COMPLEMENTOS, S.L. B31363575

- FORMACIÓN DE LA SECCIÓN DE CALIFICACIÓN:

ALICANTE 2: 448/2013-K AKRA HORIZON, S.L.U., JOSÉ ANTONIO ROCA GARCÍA, MARÍA DEL CARMEN VACA GARCÍA B-53183398, 21423362N, 74190961E

- CONCLUSIÓN Y ARCHIVO DE CONCURSOS:

BILBAO 2: 1004/2010 PROMOCIONES SANTURTZI 2, S.L.

LOGROÑO: 510/2012 HELADOS Y MARISCOS, S.A.

LOGROÑO: 621/2011 INGENIERÍA VIDAL, S.L.

LOGROÑO: 871/2012 CARPINTERÍA DE ALUMINIO GOMAR, S.A.

PALMA DE MALLORCA 1: 312-2013G SUNSET NIGHT CLUB, S.L. B-57459281

PALMA DE MALLORCA 2: 217/2012-A NICK WHALE MARINE, S.L.

PAMPLONA-IRUÑA: 126/2011 CONSTRUCCIONES J CORNAGO MARTÍNEZ, SLL B-31905516

PONTEVEDRA 1: 59/2013-C GALCOMPLE, S.L.U.

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN 1: 59/13-B DONOSTI MULTISERVICIOS, S.L.

VALENCIA 3: 671/12 PRIMOR FINANCIA, S.L.

VITORIA-GASTEIZ: 340/2014 MANIPULADOS ALAVESES, S.A.

VITORIA-GASTEIZ: 476/2011 MERLOT CONCEPT, S.L. B95530887

VITORIA-GASTEIZ: 393/2010 MANUFACTURAS ATXO, S.L.

ZARAGOZA 1: 324/12-A ANA BELÉN SÁEZ SENERO 73244697R

ZARAGOZA 1: 169/2013-C CANAL DIRECTO GRANDES CUENTAS, S.L. B99082471
Concursal. Arts. 164.2.1º y 5º LC. Concurso culpable. Comisión de irregularidades contables relevantes. Salida fraudulenta de bienes del patrimonio de la sociedad en concurso.

  1. Sentencia A.P. Pontevedra (s. 1ª) de 11 de abril de 2014. (19/09/2014)



Ctrl + Clic para seguir el vínculo

Sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra (s. 1ª) de 11 de abril de 2014 (D. MANUEL ALMENAR BELENGUER).

TERCERO.- El juego de presunciones establecido en los arts. 164.2 y 165 de la Ley Concursal .

La relevancia del elemento intencional en calificación del concurso como culpable.

La finalidad de la calificación concursal ha sido definida en numerosas resoluciones, entre ellas las de esta misma Sección Primera de 22 de abril de 2013 y 10 de marzo de 2014, que resumen la "ratio legis" de la institución de la calificación en los siguientes términos: "(...) la calificación concursal presenta como finalidad la de analizar las causas de la insolvencia y, en particular, si el comportamiento del deudor, o de otros sujetos, directamente o por vía accesoria, ha contribuido en la generación o agravamiento de aquel estado, depurando a tal fin las correspondientes responsabilidades, a través del cuadro de sanciones que recoge el art. 172. La declaración de culpabilidad supone, por tanto, un juicio de reproche dirigido contra el deudor y sus cómplices, exigente de la valoración de su conducta, no bastando la mera constatación de la situación de insolvencia patrimonial presupuesto para la declaración de concurso; la valoración de la conducta del deudor implica un acto de imputación subjetiva, por incumplimiento de específicos deberes como causa de insolvencia o como determinante de su agravación ." De ahí que el art. 164.1 LC establezca que " el concurso se calificará como culpable cuando en la generación o agravación del estado de insolvencia hubiera mediado dolo o culpa grave del deudor o, si los tuviere, de sus representantes legales y, en caso de persona jurídica, de sus administradores o liquidadores de derecho o de hecho ".

Como recordaban las sentencias de esta Sala de 23 de diciembre de 2013 y 10 de marzo de 2014, el precepto incorpora el requisito básico que define la culpabilidad concursal. Los problemas de prueba han llevado al legislador a establecer unas presunciones absolutas para la calificación como culpable en el art. art. 164.2 LC, y unas presunciones relativas, que admiten prueba en contrario, no del concurso culpable sino de la existencia del dolo o culpa grave en la generación o agravación de la insolvencia (art. 165 LC).

Pero al margen de esas presunciones, el criterio de atribución de la pertinente responsabilidad anudada a la calificación del concurso como culpable recae, no sobre la producción de un resultado que es el propio de la situación concursal, el estado de insolvencia, sino sobre la conducta del deudor. El criterio determinante de la calificación se hace radicar no en la situación de insolvencia en sí, sino en la valoración que ha de merecer la conducta seguida por el deudor común cuando aquélla se produce o en su producción misma.

Es culpable el concurso en aquellos supuestos en que el origen o el empeoramiento de la insolvencia descansan en una conducta dolosa o con culpa grave por parte del deudor, lo que exige un elemento intencional o subjetivo en el proceder, conforme al cual ha infringido los deberes más elementales que sobre el recaen y que tienden a evitar la producción de un estado de insolvencia o su agravamiento.

Y esta idea rectora impregna también el régimen de presunciones iuris tantum previsto en el art. 165 LC y, en menor medida dada su objetivación los supuestos enumerados en el art. 164.2 LC .

Es verdad que el art. 164.2 LC dispone que " En todo caso, el concurso se calificará como culpable cuando concurra cualquiera de los siguientes supuestos:... ", pero ello no obsta a que, a la hora de valorar la concurrencia de las conductas recogidas en los diferentes apartados, y, en particular del componente subjetivo exigido con mayor o menor fuerza, deba prestarse especial atención al elemento anímico o intencional, evitando que la simple constatación externa del enunciado determine por sí sola y al margen de cualquier otra circunstancia la calificación del concurso como culpable.

La calificación del concurso como culpable exige, por tanto, analizar las concretas causas apreciadas y comprobar si en el caso particular concurren los requisitos objetivos y el elemento subjetivo exigidos, en el bien entendido de que la circunstancia de que la sociedad haya devenido a un estado de insolvencia por causas ajenas o externas (pérdida de la financiación, cierre de mercados, cesación de actividad, resolución de contratos...) no obsta a que el concurso puede ser calificado como culpable si la conducta del deudor coadyuvó a o precipitar esa situación o agravar sus efectos para con los acreedores, impidiendo o dificultando la ordenada liquidación de la entidad mercantil.

En consecuencia, con independencia de las consideraciones iniciales de la Administración concursal (luego explicadas en el apartado segundo del informe de calificación: " Del mismo modo que se expuso en el Informe, el estrangulamiento financiero de la mercantil y su incapacidad para generar recursos han provocado la situación de insolvencia y, como consecuencia de la anterior, la actual de total inactividad. No obstante lo anteriormente expuesto, existen una serie de hechos, anteriores y posteriores a la declaración del concurso, presunciones de culpa grave, que tienen incidencia directa en la calificación del concurso... "), procede indagar la concurrencia de las dos causas apuntadas en la sentencia objeto de recurso: la irregularidad contable y la salida fraudulenta de bienes.

CUARTO.- La irregularidad contable relevante como supuesto que provoca la calificación del concurso como culpable.

El art. 164.2.1º LC recoge entre los supuestos que dan lugar a la calificación del concurso como culpable el que " el deudor legalmente obligado a la llevanza de contabilidad incumpliera sustancialmente esta obligación, llevara doble contabilidad o hubiera cometido irregularidad relevante para la comprensión de su situación patrimonial o financiera en la que llevara ".

Centrándonos en el último inciso, el precepto exige que concurra una irregularidad contable, que sea relevante y que dificulte o falsee la comprensión de la verdadera situación económica de la empresa en concurso.

Sobre lo que debe entenderse como "irregularidad contable", la Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas de 15 de junio de 2000, por la que se publica la Norma Técnica de Auditoría sobre "Errores e Irregularidades" (BOE 3 de agosto de 2000), distingue entre "error" e "irregularidad" (apartado 1).

El término " error " se refiere, " en el contexto de esta norma técnica, a actos u omisiones no intencionados cometidos por uno o más individuos, sean de los administradores, de la dirección, de los empleados de la entidad auditada, o de terceras personas ajenas a ésta, que alteran la información contenida en las cuentas anuales, tales como: Errores aritméticos o de transcripción en los registros y datos contables.

Inadvertencia o interpretación incorrecta de hechos. Aplicación incorrecta de principios y normas contables ." (apartado 2).

Y la expresión "irregularidad" alude, siempre en el contexto de esta norma técnica, " a los actos u omisiones intencionados, cometidos por uno o más individuos, sean de los administradores, de la dirección, de los empleados de la entidad auditada, o de terceras personas ajenas a ésta, que alteran la información contenida en las cuentas anuales ". La propia norma incluye como supuestos de irregularidad la manipulación, falsificación o alteración de registros o documentos; la apropiación indebida y utilización irregular de activos; la supresión u omisión de los efectos de transacciones en los registros o documentos; el registro de operaciones ficticias; y, finalmente, la aplicación indebida e intencionada de principios y normas contables (apartado 3).

Es cierto que la propia Resolución recuerda que esta distinción lo es a los efectos de la propia norma técnica, pero teniendo en cuenta, de un lado, que el art. 164.2.1º LC utiliza el término "irregularidad", y, de otro lado, que la Ley Concursal no solo es una norma posterior sino una norma específica sobre la materia y que además tiene un carácter sancionador, no podemos prescindir del matiz.

Así podemos decir que por "irregularidad contable" se entiende cualquier incumplimiento intencionado, por acción u omisión, de los principios y normas de contabilidad generalmente aceptados, siempre que sea de tal entidad o importancia que por su consecuencia se altere la imagen de la situación patrimonial o financiera de la sociedad que ofrece la contabilidad.

Ahora bien, no basta con que se produzca una alteración de la imagen de la sociedad. Es necesario que sea relevante y que maquille la situación patrimonial o financiera de la entidad o dificulte su comprensión por terceros. En cuanto a la relevancia, las SSAP de Baleares de 21 de abril de 2010 y 20 de diciembre de 2013 (Sección 5), la asimilan a la " situación en la que cualquier operador económico que se aproximase a la mercantil apelante se vería impedido de hacerse una idea correcta de la situación patrimonial y financiera de la empresa, para lo cual también será importante ponderar los importes a los que afecte, pues si se trata de cantidades despreciables no pueden merecer el calificativo de y que al exigirse por la Ley Concursal que merezca el calificativo de se dispone un plus que supone alguna gravedad, carente de justificación y que afecte directamente a las finalidades de claridad, rigor y precisión que derivan de las normas de contabilidad es decir, que la irregularidad, lo que supone grave o sustancial, con repercusión económica ".

Por último, la irregularidad no es meramente formal, sino que debe dificultar la comprensión de la situación económica, o, lo que es lo mismo, debe ser de tal naturaleza que entorpezca el análisis estructurado de la contabilidad y la posibilidad de que, de acuerdo con un modo diligente y ordenado de proceder, se detecte la realidad que subyace, llevando a error o confusión sobre el verdadero escenario cuya imagen fiel habría de ilustrar la contabilidad.

En el supuesto enjuiciado la irregularidad contable consiste en la existencia de un apunte según el que la caja presentaba a cierre de 2010 un saldo de 54.855,71 euros, que en realidad no existían.

La recurrente no cuestiona que la cuenta de caja recoja una cantidad superior a la que realmente tiene la empresa en sus cuentas, ni que esta ficción suponga una irregularidad, sino que no se trata de una irregularidad relevante para comprender la realidad patrimonial y financiera de la empresa en concurso, puesto que, de un lado, la experiencia constata que la cuenta de caja es la menos fiable de una contabilidad, precisamente, por el carácter dinámico de la empresa, ya que si no existía ese dinero es porque se fue gastando en atender pagos pendientes; y, de otro lado, la suma de 54.855,71 euros no puede estimarse trascendente frente a un pasivo de más de 4.320.000 euros.

El argumento no se comparte.

Como es sabido, la cuenta de caja es una cuenta de naturaleza deudora que se encuentra dentro del activo circulante disponible y contabiliza el dinero que está físicamente en la empresa, destinado a pagos menores o de inmediata realización, con el fin de no detener o ralentizar el funcionamiento diario. A través de esta cuenta se registra todo el movimiento de efectivo o valores que lo representen (cfr. la 4ª parte, "Cuadro de Cuentas", apartado 57 "Tesorería", 570 y 571, del Plan General de Contabilidad). Se cargarán a la entrada de los medios líquidos y se abonarán a su salida, con abono y cargo a las cuentas que han de servir de contrapartida, según la naturaleza de la operación que provoca el cobro o el pago.

De ahí la relevancia de su correcta formulación. Si no refleja el dinero que realmente hay es porque se han dejado de contabilizar las operaciones diarias de la empresa, lo que incrementa las dudas sobre si la contabilidad expresa la imagen fiel del patrimonio y de la situación económica de la sociedad, a lo que cabe añadir que no estamos ante un descuadre insignificante o ante la falte de apunte de algún pago a proveedores en concreto, sino ante una suma que, por su importe, casi 55.000 euros, no puede responder a un error aritmético o un simple desliz contable, sino ante un cúmulo o sucesión de operaciones no contabilizadas, que enmascaran el correcto conocimiento de la situación patrimonial y financiera de la empresa.

Alegaba la recurrente en su escrito de oposición que los desfases obedecen a que la asesoría externa encargada de la contabilidad de la empresa dejó de colaborar con la concursada y a que había un apoderado que tenía facultades para realizar pagos y cargos contra las cuentas bancarias de la sociedad, habiéndose recuperado justificantes de pago diversos y no contabilizados que demostrarían salidas de caja no contabilizadas pero que tampoco serían irregulares.

Sin embargo, una cosa es que la contabilidad no se lleve al día y otra que no aparezcan los justificantes de pago correspondientes a una cantidad tan elevada. La primera ya genera por sí serios recelos sobre las posibilidades de que cualquier observador imparcial pueda extraer una conclusión fiable sobre el estado patrimonial de la sociedad y su actividad. Pero la segunda ya impide en absoluto alcanzar una mínima conclusión al respecto.

Se destaca asimismo en el recurso que la irregularidad sería en todo caso irrelevante atendidas las cifras del concurso, mas el examen de la cuenta de pérdidas y ganancias demuestra que el importe de la cifra de negocios en 2010 era de 182.000 €, el resultado de explotación de 136.434,73 € y el resultado del ejercicio (-) 34.329,17 €, mientras que, a fecha de declaración del concurso, la situación patrimonial de la empresa es deficitaria en 134.873,14 euros (activo de 4.228.535,69 euros y pasivo exigible de 4.363.408,83 euros), lo que, puesto en relación con el monto de la irregularidad detectada, 54.855,71 €, evidencia la relevancia de esta última en relación con el funcionamiento y situación de la empresa, puesto que hubiera supuesto una reducción del déficit en un 40,67%.

QUINTO.- La salida fraudulenta de bienes del patrimonio de la sociedad en concurso .

La recurrente admite la realidad de ambas operaciones, argumentando que no cabe hablar de "salida fraudulenta de bienes" al no existir intención alguna de sustraer los bienes porque, con relación a las daciones en pago realizadas a su favor, se trata de la entrega de dos fincas con las que se pretendía, primero, devolver el préstamo por importe de 30.000 euros que la administradora había hecho previamente a la sociedad, y, segundo, abonar el salario que se le debía " pues se pagaba a otros trabajadores, pero ella como administradora quedaba en último lugar ". Y, con respecto a la venta de los pisos, la intención era reducir el pasivo de la sociedad, pasando parte de la carga financiera a un tercer adquirente, sin que se hubieran efectuado con algún tipo de ventaja para los compradores ni, finalmente, las ventas se hubieran perfeccionado porque, hallándose las viviendas gravadas con hipoteca, la entidad financiera no permitió a los compradores subrogarse en la posición deudora respecto del banco, que procedió a su ejecución separada dentro del procedimiento concursal.

El art. 164.2.5º LC tipifica como hecho ilícito de calificación la realización de actos de disposición fraudulenta del concursado. Se trata de actos que, realizados dolosamente, persiguen vaciar su patrimonio en perjuicio de los acreedores. El fundamento de que estos actos de disposición fraudulenta constituyen presupuesto de la presunción iuris et de iure de concurso culpable resulta hasta cierto punto lógico en la medida que históricamente se ha revelado como una conducta frecuente en la práctica e históricamente sancionada (cfr. el art. 890.13º del Código de Comercio).

La expresión "fraudulentamente", que utiliza el art. 164.2.5º, supone una forma específica de dolo del deudor, que lleva a cabo una serie de maniobras maliciosas conscientemente dirigidas a preparar, producir, aumentar o simular la propia insolvencia, con el fin de imposibilitar la acción de los acreedores. Lo relevante no es la naturaleza onerosa o gratuita de los actos, sino que la salida de los bienes o derechos se haga de forma fraudulenta, con el propósito de sustraer los bienes a la satisfacción del crédito.

El deudor realiza la transmisión teniendo, o debiendo tener, conciencia de que con ella perjudicará a los acreedores, lo mismo que ocurre con el adquirente, respecto del que no basta la simple participación en el negocio, sino que es preciso que participe, o al menos conozca, la intención del concursado.

La diferencia entre el art. 71.1 in fine LC y el art. 164.2.5º LC estriba justamente en que los actos perjudiciales para la masa activa son rescindibles "aunque no hubiera existido intención fraudulenta", mientras que ese elemento subjetivo de mala fe es consustancial para la apreciación de la presunción establecida en el art. 164.2.5º LC .

Bajo el prisma de estas consideraciones procede entrar a analizar las dos actuaciones que se dicen constitutivas del tipo analizado.

Por lo que atañe al primer negocio, la dación en pago se instrumentalizó a través de sendas escrituras públicas: - En la primera, fechada el 14 de mayo de 2009 y formalizada ante la notaria de Porriño Sra. Alba Castro, núm. 712 de su protocolo, "Eurocasa Promociones de Galicia, S.L." transmitió el pleno dominio de dos fincas, cuatro plazas de garaje y tres trasteros de su titularidad, valorados en 35.000 euros, a Dña. Marí Trini, en pago de la cantidad del mismo importe que esta última había entregado a la primera en fechas 4 de abril de 2008 (20.000 euros) y 11 de abril de 2008 (15.000 euros).

- En fecha 11 de octubre de 2010 se otorgó escritura pública autorizada por la notaria de Porriño Sra.

Alba Castro, núm. 1711 de su protocolo, en virtud de la cual "Eurocasa Promociones de Galicia, S.L." trasmitía el pleno dominio de seis fincas de su propiedad, valoradas en 11.772 euros, a Dña. Marí Trini, en pago de parte de la cantidad que le adeudaba " por causa de salarios pendientes, la cantidad que consta en la contabilidad social, superior al valor de los bienes anteriormente descritos ".

Ambas operaciones estaban correctamente recogidas en la contabilidad de la sociedad y, además, con relación a la primera, figuran las copias de los justificantes de ingresos en efectivo realizados a favor de la cuenta corriente que la entidad mercantil tenía en la oficina principal del Banco Popular en la localidad de Porriño; copias que fueron incorporadas a la escritura pública de dación en pago.

Desde el momento en que las dos daciones en pago aparecen fundamentadas en la existencia de sendas deudas, la primera derivada de un préstamo cuya realidad aparece documentalmente acreditada y la segunda por salarios devengados, los sospechas de fraude que podían surgir del hecho de que se efectuaran en favor de la administradora de la sociedad se desvanecen. La ejecución de uno y otro negocios jurídicos, por las circunstancias en que se acometieron, pueden justificar su rescisión al entrañar un perjuicio para la masa activa en beneficio de una persona especialmente relacionada, como así se apreció al promoverse la oportuna demanda que dio lugar a que con fecha 6 de noviembre de 2012 se dictara sentencia estimatoria ordenando la reintegración a la masa activa de los bienes objeto del negocio jurídico y reconociendo a Dña.

Marí Trini un crédito subordinado por el importe consignado de 46.772 euros. Pero lo que en modo alguno puede presumirse es ese plus de intencionalidad fraudulenta que exige el precepto, máxime si tenemos en cuenta que la primera dación en pago se remonta casi dos antes de la incoación del concurso.

La segunda operación tuvo por objeto la venta de dos viviendas al hermano y al cuñado de la administradora en los siguientes términos: - La finca nº NUM000 o vivienda NUM001 en la NUM002 planta NUM003 o NUM004 del EDIFICIO000 ", situado en la CALLE000 NUM005, Porriño, fue transmitida por la concursada mediante escritura de compraventa de 27 de mayo de 2009, ante la notaria de Porriño Sra. Alba Castro, bajo el número 791 de su protocolo y rectificación núm. 994 de 25 de junio de 2009, junto con las plazas de garaje números NUM006 y NUM007 y las bodegas o trasteros números NUM008 y NUM009, por importe de 77.040 euros, a D. Carlos María .

- La finca nº NUM010 o vivienda NUM011 en la NUM008 planta NUM003 del EDIFICIO000 ", situado en la CALLE000 NUM005, Porriño, fue transmitida por la concursada mediante escritura de compraventa de 19 de febrero de 2010, ante la notaria de Porriño Sra. Alba Castro, bajo el número 306 de su protocolo y rectificación núm. 1680 de 6 de octubre de 2010, por importe de 115.560 euros, a D. Rodolfo .

El examen de las actuaciones revela que, primero, ambas fincas estaban gravadas con dos créditos hipotecarios a nombre del Banco Popular Español; segundo, que las dos ventas fueron correctamente contabilizadas; tercero, que no se ha acreditado que el precio de la venta fue irrisorio o siquiera inferior al de mercado; cuarto, que la entidad hipotecante no aceptó la subrogación de los compradores en la hipoteca; quinto, que se llegaron a abonar diversas cantidades por valor de unos 18.000 euros; y, sexto, que la Administración concursal no procedió a plantear la acción rescisoria por entender que no produciría ningún beneficio al concurso que se rescindieran las ventas para después subastar y obtener un importe presumiblemente inferior a la deuda, de forma que se optó por reclamar el importe pendiente de pago a los adquirentes.

No se aprecia propósito alguno de vaciar el patrimonio de la concursada en perjuicio de los acreedores.

Es más, en caso de que el Banco Popular hubiese consentido la subrogación, la operación hubiese sido positiva para la concursada porque, por una parte, se hubiese deshecho de la parte de la carga hipotecaria inherente a las dos viviendas, y, por otra parte, hubiese podido incrementar el activo con el precio de las ventas. Bien es verdad que, de no haberse producido dichos negocios, "Eurocasa Promociones de Galicia, S.L." hubiera continuado siendo la propietaria de las dos viviendas, pero el desvalor derivado fue lo que llevó a la propia Administración concursal a no ejercitar la acción de rescisión para reintegrar a la masa los dos pisos.

Si no se observa intención fraudulenta en la actuación de la concursada, el mero hecho de la venta, posteriormente resulta al ejecutar la entidad crediticia la hipoteca que gravaba las viviendas, carece por sí misma de entidad suficiente para integrar la presunción legal, y esto con independencia de que la relación familiar que unía a las partes.

El acogimiento de este motivo obliga a dejar sin efecto la declaración de complicidad realizada con relación a D. Rodolfo y a D. Carlos María porque, aunque no recurrieron la sentencia, la estimación en este punto de la apelación formulada por Dña. Marí Trini y consiguiente revocación de la apreciación que hace el Juzgador "a quo" de la presunción iuris et de iure contenida en el art. 164.2.5º LC, impone la extensión subjetiva de los efectos de tal estimación a los no recurrentes.

Concursal. Art. 172 LC. Responsabilidad concursal.

  1. Sentencia A.P. Pontevedra (s. 1ª) de 11 de abril de 2014. (19/09/2014)


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre...

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre...

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre...

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal diario Concursal Premium

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal diario Concursal Premium

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal

Diario concursal últimas Resoluciones Judiciales, Información sobre Concursos en el boe y otras entradas publicadas en Diario Concursal Premium iconDiario concursal






© 2015
contactos
l.exam-10.com