Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera






descargar 131.91 Kb.
títuloProf de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera
página4/4
fecha de publicación10.06.2015
tamaño131.91 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Documentos > Literatura
1   2   3   4

LA LITERATURA
Hasta no hace mucho tiempo, el texto literario era prácticamente el único que se trabajaba en la escuela, y esto por dos motivos: era el modelo de texto “bien” escrito (experiencia estética) y, además, dejaba “mensaje” (experiencia ética). En ocasiones, perdía su especificidad y se lo utilizaba como pretexto para tratar cuestiones sociales (literatura “comprometida”) o determinadas temáticas (el amor, la muerte, etc.).

Las tendencias actuales sitúan adecuadamente el texto literario dentro de otras tipologías de circulación social y se acentúan el lugar de la “comprensión”. Para este tipo de textos, la “comprensión” va más allá de la reconstrucción del contenido, para centrarse en su intencionalidad (estética) y en el uso del lenguaje, es decir: en la especificidad del texto literario (las características textuales y extratextuales que hacen que determinado texto sea un texto literario).

¿Cuál es esa especificidad? Es la propiedad de mostrar un mundo “posible” o “alternativo” al real –la ficción- propiedad buscada intencionalmente por quien lo escribe y aceptada por quien lo recibe. Se trata de que, tanto escritor como lector, aceptan “suspender” la convención de congruencia de los hechos, y aceptan las convenciones consideradas estéticamente relevantes y públicamente compartidas en un determinado momento histórico.

El escritor estructura su texto literario a partir de esa convención históricamente determinada, cuyas reglas acepta en su totalidad o parcialmente; o bien decide rechazarlas deliberadamente, enfrentándose con las expectativas del lector.

En resumen, el texto literario


    • no respeta la convención de congruencia de las ideas (en la literatura alguien puede morir y luego nacer)

Presenta aspectos formales que no son solo una simple manera de presentar la información, sino que la “forma” tiene significado por sí misma (no es lo mismo decir “aunque mi amo me mate/a la mina no voy”, que decir “a la mina no voy/aunque mi amo me mate”)

    • ha sido construido intencionalmente como tal y así es reconocido por el lector


Planteemos ahora algunas consideraciones de importancia referidas a la literatura infantil.
Consideraremos literatura infantil a toda aquella literatura creada por escritores adultos con intención de destinarla al público infantil, y también a la que, sin tener ese propósito, puede ser dirigida a los niños y disfrutada por ellos.

 Es muy importante destacar que tales obras no deben “servir para”, es decir no deben ser leídas utilitariamente. No tienen que dedicarse a educar, moralizar, ni servir para “aprender a leer”. No es literatura didáctica.

 Tampoco es literatura sobre los niños. Los textos que se refieren a las experiencias infantiles de sus autores, tratados desde un criterio adulto, nostalgiosos de una infancia remota, no responden ni a los intereses ni a las necesidades de los niños. Ellos viven su infancia, no la consideran un “paraíso perdido”.

 Mucho menos es literatura mutilada. No puede pensarse que haya que adaptar o fragmentar la obra de escritores prestigiosos para presentársela a los niños. Toda obra artística constituye una unidad en sí misma, ningún elemento le sobra o puede sustituirse por otro.
En relación con el abordaje de la Literatura, se plantea, por lo general, el problema de la comprensión.

En tanto la comprensión depende del desarrollo de competencias específicas, como ya se ha visto, se trata de un problema “relativo”. Poco feliz es limitarse a imitar textos literarios que se “comprendan” totalmente. Para la literatura –por su especificidad- existe una comprensión latente que puede hacerse explícita en un momento impronosticable tal como lo señala Juan Ramón Giménez:
La naturaleza no sabe ocultar nada al niño: él toma de ella lo que le convenga, lo que ‘comprenda’. Pues lo mismo la poesía. En casos especiales, nada importa que el niño no lo entienda, no lo ‘comprenda’ todo. Basta que se tome del sentimiento profundo, que se contagie del acento, como se llena de la frescura del agua corriente, del sol y la fragancia de los árboles; sol, agua, que ni el niño ni el hombre ni el poeta mismo entienden en último término que significan”.
Para terminar, sirva para la reflexión este fragmento de Manuel Puig:
En la escuela primaria nos llevaban a la biblioteca una vez por semana, nos obligaban a elegir un libro, sentarnos y leer una hora. Y después hacer un informe, para el día siguiente. Todos odiábamos la hora de biblioteca. Todo eso cambió en la pubertad. Me devoraba los libros después de la escuela.

  • ¿Quién dijo que leyera libros?

  • Nadie me lo dijo… yo los buscaba”.


Por eso el encuentro con la literatura en el aula ha de hacerse a partir de actividades lúdicas:

  • Leamos a nuestros alumnos e interrumpamos la lectura en un punto para adivinar que sigue

 Publiquemos en el periódico o la revista escolares en textos escritor por los alumnos.

 Difundamos un boletín de biblioteca donde comentemos las novedades que ingresan, hagamos entrevistas a escritores, confeccionemos una guía de material existente sobre distintos géneros y temas, invitemos a escritores a compartir el aula.

 Organicemos jornadas literarias, dedicadas exclusivamente a leer y escribir literatura.
El aprendizaje de la literatura en la Educación primaria - literatura dedicada a niños y pre-adolescentes- se encuentra en correspondencia directa con las características del sujeto que aprende. En términos generales sabemos que los intereses del ser humano varían desde la infancia a la adultez en una línea ascendente que va desde lo inmediato y concreto a lo mediato y abstracto. Entre los seis y trece años, la variación se da desde los intereses perceptivos y motores, pasando por los intermedios, subjetivos y objetivos, a los intelectuales, morales y estéticos. En la primera etapa escolar de la EGB, los textos literarios que puede frecuentar el niño deben estar dirigidos a cubrir las expectativas afectivas en el entorno familiar y social próximo o cotidiano y a su necesidad de animizar lo inanimado, a personificar seres de la naturaleza y las cosas.

Los textos apropiados a esta edad deben alentar progresivamente la salida del egocentrismo que produce realidades deformantes, orientando a la objetivación de la realidad.

Además deberán ser breves y dinámicos, en vistas a la reducida capacidad de los niños pequeños para mantener la atención sobre un mismo objeto de entendimiento; contendrán juegos de sonoridad y ritmo que motiven su gozo y curiosidad y cubran su tendencia a evadirse hacia mundos mágicos y maravillosos y a buscar en la realidad exterior el asombro que deleita y atemoriza a la vez.

En el segundo ciclo de la Educación primaria, etapa de la lógica concreta en que predomina la curiosidad por los hechos del mundo inmediato y se establecen más firmemente las relaciones con la sociedad por una mayor estabilidad emocional, los textos contendrán tanto datos de la realidad conocida, como de lo exótico y fantástico: leyendas tradicionales de la comunidad local o universal, historias de descubrimientos y aventuras, de viajes a países desconocidos o imaginarios; hechos humorísticos de expresión popular o artística, etc.
3.3.1 La competencia literaria
La literatura es sin duda un fenómeno comunicativo. Resulta importante por lo tanto, reflexionar sobre qué tipo de aprendizaje supone este fenómeno, qué tipo de textos pueden abordarlo y sobre todo qué relación debe existir entre el conjunto de libros de literatura de la sociedad con los receptores, los niños. En relación con estos planteos surge el concepto de “competencia literaria” como otro de los constituyentes de la competencia comunicativa junto a la lingüística, paralingüística, textual, etc.

Entenderemos por competencia literaria a la capacidad humana que posibilita la recepción y producción de estructuras poéticas.

En relación con esta competencia será de vital importancia atender a las especificidades del texto literario5 desde la intencionalidad de lograr desarrollar en el niño, estrategias de lectura (comprensión) y estrategias de escritura (producción) tendientes todo a la apropiación de recursos de expresividad (metáforas, imágenes sensoriales, adjetivaciones, hipérboles, personificaciones, comparaciones, alteraciones, etc.) y del “mundo posible” que el texto literario crea.
Guía práctica: Analice su práctica y determine qué lugar ocupa en ella la enseñanza de la Literatura

Conteste ¿Se siente involucrada en la expresión final? Fundamente.


    1. LA SECUENCIA DIDÁCTICA


Sin la intención de que ésta propuesta pueda entenderse como prescripción, nos parece relevante que el docente considere la siguiente secuencia de trabajo a la hora de abordar un contenido de Lengua o Literatura.
SECUENCIA


  1. ABORDAJE GLOBAL DEL TEXTO A PRODUCIR

Lectura de modelos

Estudio de realidades referenciales

Producción del texto

Críticas y correcciones

Edición: "pasarlo en limpio"


  1. ABORDAJE DE UN TEMA ESPECÍFICO

Unidad lingüística: palabra/sílaba/letra

Aspecto puntual del texto en cuestión:

- superestructura,

- macroestructura,

- microestructura

Gramática: sustantivos, tiempos varbales, etc.

Normativa: signos de puntuación, ortografía, etc.


  1. SISTEMATIZACIÓN COLECTIVA

Elaboración de conceptos

Metacognición
El análisis de esta propuesta obliga a encarar el abordaje lingüístico desde el formato de proyecto, entendido éste como una macrosituación de enseñanza-aprendizaje que tiene como intencionalidad apropiarse de un texto, de sus características constitutivas y del sistema de la lengua: “saber decir" es decir describrir y el "saber hacer" es decir , escribir.

Un proyecto de Lengua o Literatura se genera desde la intención de enseñar un texto pertinente y oportunamente seleccionado: una crónica, una receta de cocina, una monografía, un cuento, un informe de experimento, etc. En este sentido se hace indispensable desarrollar una secuencia necesaria de actividades, no intercambiables, pero sí modificables (no podemos solicitar la escritura de un texto si no se lo caracterizó previamente; no podemos solicitar la conceptualización de sustantivo sino se trabajó la idea de "nombre"; no podemos solicitar el uso adecuado de los verbos en una narración si no se enseñaron tiempos verbales, por ejemplo.

Así, el proceso de enseñanza- aprendizaje, debe iniciarse con la presentación del texto modelo que se explora, lee, analiza, caracteriza, hasta poder apropiarse de sus especificidades. Esta secuencia necesaria de actividades debe requerir constantemente de una resolución compartida y participativa, en pos de lograr concretar un producto esperado: la producción de un texto, desde el respeto y la consideración de las características que le son propias.

Este proceso de enseñanza aprendizaje se cierra con la correspondiente sistematización, entendida como la capacidad de reflexionar para construir conceptualizaciones: es decir poder dar cuenta de lo que aprendió y de cómo se hizo para lograrlo (metacognición).



1 Recuérdese que estas disciplinas ya fueron tratadas puntualmente en el Capítulo 1.

2 Ver desarrollos del Capítulo 3 correspondientes a Alfabetización inicial.

3 Ver desarrollo correspondiente a “Lingüística del discurso”. Págs. 23 a 25.

4 Ver apartados de este mismo Capítulo: 2.2.2. y 2.3.

5 Ver desarrollo Págs. 116 y 117
1   2   3   4

similar:

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconDossier de Didáctica Especial en Lengua y Literatura Prof. Alberto Fabián Barrera

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconFundada en febrero de 1927 boletin del consejo nacional de educación...

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconDidáctica General (2do. Cuatrimestre) Miércoles 4° a 6° T. T. 2010...

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconLiteratura Prof. Escarlón Vanesa

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconLiteratura Prof. Escarlón Vanesa

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconLiteratura quinto año- prof. Andrea zerillo cazzaro

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconPrograma analítico y preguntas guía para preparar el examen 3º B....

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconE s t é t I c a prof. Santos Guerrero

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconProf. Edgar Lopategui Corsino

Prof de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial Prof. Alberto Fabián Barrera iconProf. Cinthya Muñoz Blanco






© 2015
contactos
l.exam-10.com