Liderazgo de otoniel






descargar 477.03 Kb.
títuloLiderazgo de otoniel
página6/12
fecha de publicación10.04.2017
tamaño477.03 Kb.
tipoLiderazgo
l.exam-10.com > Documentos > Liderazgo
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Gedeón derrota a los madianitas

Jue. 7:1 Levantándose, pues, de mañana Jerobaal, el cual es Gedeón, y todo el pueblo que estaba con él, acamparon junto a la fuente de Harod; y tenía el campamento de los madianitas al norte, más allá del collado de More, en el valle.

Jue. 7:2 Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado.

Jue. 7:3 Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo, diciendo: Quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase(A) desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil.

Jue. 7:4 Y Jehová dijo a Gedeón: Aún es mucho el pueblo; llévalos a las aguas, y allí te los probaré; y del que yo te diga: Vaya éste contigo, irá contigo; mas de cualquiera que yo te diga: Este no vaya contigo, el tal no irá.

Jue. 7:5 Entonces llevó el pueblo a las aguas; y Jehová dijo a Gedeón: Cualquiera que lamiere las aguas con su lengua como lame el perro, a aquél pondrás aparte; asimismo a cualquiera que se doblare sobre sus rodillas para beber.

Jue. 7:6 Y fue el número de los que lamieron llevando el agua con la mano a su boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se dobló sobre sus rodillas para beber las aguas.

Jue. 7:7 Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.

Jue. 7:8 Y habiendo tomado provisiones para el pueblo, y sus trompetas, envió a todos los israelitas cada uno a su tienda, y retuvo a aquellos trescientos hombres; y tenía el campamento de Madián abajo en el valle.

Jue. 7:9 Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al campamento; porque yo lo he entregado en tus manos.

Jue. 7:10 Y si tienes temor de descender, baja tú con Fura tu criado al campamento,

Jue. 7:11 y oirás lo que hablan; y entonces tus manos se esforzarán, y descenderás al campamento. Y él descendió con Fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.

Jue. 7:12 Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena que está a la ribera del mar en multitud.

Jue. 7:13 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando a su compañero un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal manera que cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.

Jue. 7:14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.

Jue. 7:15 Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró; y vuelto al campamento de Israel, dijo: Levantaos, porque Jehová ha entregado el campamento de Madián en vuestras manos.

Jue. 7:16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos, y cántaros vacíos con teas ardiendo dentro de los cántaros.

Jue. 7:17 Y les dijo: Miradme a mí, y haced como hago yo; he aquí que cuando yo llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo.

Jue. 7:18 Yo tocaré la trompeta, y todos los que estarán conmigo; y vosotros tocaréis entonces las trompetas alrededor de todo el campamento, y diréis: !!Por Jehová y por Gedeón!

Jue. 7:19 Llegaron, pues, Gedeón y los cien hombres que llevaba consigo, al extremo del campamento, al principio de la guardia de la medianoche, cuando acababan de renovar los centinelas; y tocaron las trompetas, y quebraron los cántaros que llevaban en sus manos.

Jue. 7:20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron! Por la espada de Jehová y de Gedeón!

Jue. 7:21 Y se estuvieron firmes cada uno en su puesto en derredor del campamento; entonces todo el ejército echó a correr dando gritos y huyendo.

Jue. 7:22 Y los trescientos tocaban las trompetas; y Jehová puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamento. Y el ejército huyó hasta Bet-sita, en dirección de Zerera, y hasta la frontera de Abel-mehola en Tabat.

Jue. 7:23 Y juntándose los de Israel, de Neftalí, de Aser y de todo Manasés, siguieron a los madianitas.

Jue. 7:24 Gedeón también envió mensajeros por todo el monte de Efraín, diciendo: Descended al encuentro de los madianitas, y tomad los vados de Bet-bara y del Jordán antes que ellos lleguen. Y juntos todos los hombres de Efraín, tomaron los vados de Bet-bara y del Jordán.

Jue. 7:25 Y tomaron a dos príncipes de los madianitas, Oreb y Zeeb; y mataron a Oreb en la peña de Oreb, y a Zeeb lo mataron en el lagar de Zeeb; y después que siguieron a los madianitas, trajeron las cabezas de Oreb y de Zeeb a Gedeón al otro lado del Jordán.
Gedeón contaba con un ejército un poco numeroso de unos treinta y dos mil y Jehová lo consideraba mucho para la batalla, puesto que Dios mismo era quien iba a pelear con ellos. Si todos participaban iban a tomar gloria y decir que mi mano me ha salvado. Dios le dijo a Gedeón que redujera el ejército y éste lo redujo a solo 300 hombres.
Dios hace provisión para que la alabanza de la victoria sea totalmente suya, señalando solo trescientos hombres para la lucha.
La actividad y la prudencia van junto con la dependencia de Dios para que nos socorra en nuestras justas empresas. Cuando el Señor ve que los hombres se van a desentender de Él y, por incredulidad, van a eludir los servicios peligrosos o, que por orgullo, quisieran ponerse en su contra, los pone a un lado y hace su obra con otros instrumentos. Muchos encontrarán pretextos para desertar la causa y escapar de la cruz. Pero aunque una sociedad religiosa pueda, de este modo, reducirse en número, ganará, no obstante, en pureza, y puede esperar una bendición acrecentada de parte del Señor. Dios elige emplear a los que no solo están bien afectados, sino celosamente afectados por una cosa buena.
No murmuran por la libertad de los demás que fueron despedidos. Al cumplir los deberes requeridos por Dios, no debemos considerar el progreso o retraso de los demás, ni lo que hacen, sino lo que Dios espera de nuestras manos. Es raro encontrar una persona que puede tolerar que los demás lo superen en dones, bendiciones o libertad; de modo que podemos decir que es por la gracia especial de Dios que consideramos lo que Dios nos dice y no miramos lo que hacen los hombres.
El sueño parecía tener poco significado en sí mismo, pero la interpretación demostró evidentemente que todo era del Señor, y descubrió que el nombre de Gedeón había llenado de terror a los madianitas. Gedeón tomó esto como señal segura de éxito; sin demora adoró y alabó a Dios, y regresó con confianza a sus trescientos hombres. Donde quiera que estemos, podemos hablar a Dios y adorarlo. Dios debe tener la alabanza por lo que estimula nuestra fe. Hay que reconocer su providencia en los sucesos, aunque sean pequeños y aparentemente accidentales. 25
La batalla fue organizada por Gedeón después de haber escuchado la conversación de los madianitas en su campamento donde relataban un sueño. Después que escucho el relato del sueño y su interpretación, adoro a Dios y repartió los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos y cantaros vacios con teas ardiendo dentro de sus cantaros.
Al cambio de centinelas, a media noche, los israelitas sonaron las trompetas, quebraron los cántaros y tomaron sus antorchas gritando: “¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!”. Los que dormían despertaron repentinamente y, al ver a los guardias relevados moviéndose entre ellos, los tomaron como sus enemigos.  La confusión fue tanta que comenzaron a matarse entre sí y a huir despavoridos, mientras los hijos de Israel los alumbraban. Luego los persiguieron, mientras Gedeón pidió a los de Efraín que bloquearan su huida tomando los vados de los ríos que cruzarían.  Así lo hicieron y capturaron a dos de los príncipes de Madián y más adelante capturaron también a sus reyes.

4.3 FORTALEZAS DEL LIDERAZGO DE GEDEÓN


  • Respaldado por Dios v.12

  • Esforzado y valiente v.12

  • Precavido. Pedía señal.

  • Era humilde. v.15

  • Anduvo con Dios. Fue un líder visionario que no hacía nada si Dios no estaba seguro de que tenía su respaldo.

  • Sensible a las necesidades de su pueblo, se esforzó para ayudarlos

  • Acepto los retos de Dios y obtuvo la victoria obedeciendo a Dios.


4.4 ESTRATEGIAS EN SU LIDERAZGO


  • No fue rebelde al llamado de Dios.

  • Puso a Dios antes que su familia. No pregunto para tomar el becerro de su padre.

  • Adoro a Dios y ofreció sacrificio.

  • Derribo los lugares altos y destruyo las imágenes de Asera.

  • Seguro de la promesa de Dios.

  • La obediencia a las instrucciones dadas por Dios

  • Tomo ventaja sobre la debilidad de los enemigos, utilizo la sorpresa

  • Creo la desconfianza en el enemigo. Se pelearon unos a otros.

  • Reconoció que no `podía luchar con el enemigo usando sus propias fuerzas.


CONCLUSIÓN
Una vez que Dios nos ha revelado su voluntad, jamás debemos cuestionar su sabiduría, ni discutir sus planes. Siempre que Dios nos llama a realizar una tarea que nosotros pensamos que esta mas allá de nuestras capacidades, debemos procurar mirar a Dios y no a nosotros mismos. Para Dios todo es posible. Gedeón después de varias confirmaciones creyó a Dios y se dejo usar como instrumento de honra en sus manos.
Cuando Dios nos llama, no es por meritos nuestros, es por su misericordia porque desea glorificarse en nuestras vidas. No debemos descalificarnos ni poner excusas, porque él es quien capacita, respalda y confiando plenamente en el, tenemos la certeza de que la victoria será nuestra, porque en él está garantizada la victoria.
Lo más importante es conocer la voluntad de Dios, su propósito para nuestras vidas, obedecer incondicionalmente y aun en las circunstancias más adversas que puedan presentarse en nuestras vidas, tenemos la firme convicción porque lo dice su Palabra, que por la fidelidad a Dios la victoria es nuestra.
PREGUNTAS


  1. ¿Qué tipo de opresión estaba atravesando Israel en este tiempo?

  2. ¿Cuáles eran los pueblos opresores antes del llamado de Gedeón?

  3. ¿Qué mensaje envió Jehová con el varón profeta al pueblo?

  4. ¿Qué respondió Gedeón cuando el ángel le hizo el llamado?

  5. ¿Qué instrucción le dijo Jehová a Gedeón en 6:25?

  6. ¿Qué acontecimiento provoco la guerra entre los madianitas y amalecitas contra Israel?

  7. ¿Cuáles fueron las estrategias utilizadas por Gedeón par a librar la batalla?

  8. Mencione alguna de las fortalezas de Gedeón.

  9. ¿Cómo destruyo Dios al ejército contrario?

  10. ¿Qué aplicación a tu vida puedes obtener de este capítulo?


ESTUDIO PROPIO


Texto: TÍTULO:

MÉTODO INDUCTIVO: [Usa la información del texto bíblico]

Textos de referencia. ¿Cómo es que otros textos influencian nuestra lectura del texto?

1.1. (etc.)

Explicación de información importante del texto

-Palabras claves y definiciones:

-Observaciones gramáticas: (estructura de las oraciones, lecturas variantes)

-discurso figurado: (comparaciones, asociaciones, representaciones)

- ¿el texto dice algo acerca de Dios explícitamente o implícitamente, acerca de la salvación?

- método de traducción empleado:

- ¿hay diferencias entre las versiones bíblicas? ¿Cuáles son?

- autor humano. ¿Cómo lo sabemos?

-¿qué ocasiones instaron al autor humano a escribir?

-audiencia original para la lectura. ¿Por qué habrían de leer el texto?

-contexto geográfico:

-contexto cultural, social:

- contexto histórico:

- contexto religioso:

-en tus propias palabras, ¿qué es lo que dice y significa el texto?

Notas sobre el comentario


APLICACIÓN EXPOSITORIA. Identifica las principales enseñanzas en el texto estudiado en orden cronológico

1.

2.

3.

(otras)

CONSIDERACIONES LITERARIAS

-género literario: (evangélico, histórico, legal, parábola, poesía, profecía, proverbio, etc.).
-cómo está texto relacionado con los textos anexos:
-¿cómo es que el texto se relaciona en tema con el capítulo del libro en el que está?


MÉTODO ANALÍTICO. ¿Cuál es la principal tesis, antítesis, síntesis y el sincretismo en el texto?

MÉTODO DEVOCIONAL DE ESTUDIO. ¿Cómo es que el texto te ayuda a adorar a Dios, confesar tus pecados, darle gracias y servirle?

CAPÍTULO CINCO
LIDERAZGO DE JEFTÉ
INTRODUCCIÓN

Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales y a Astarot, a los dioses de siria, a los dioses de Sidon, a los dioses de Moab, a los dioses de los hijos de Amón y a los dioses de los filisteos y dejaron a Jehová y no les sirvieron. Una vez más se repite la misma historia con los hijos de Israel, se mezclaron tanto con sus enemigos que terminaron haciendo lo mismo que ellos hacían. Esta abominación grande para Dios el que ellos adoraran otros ídolos, pero cada vez que moría un juez, ellos volvían a su idolatría; por esta razón es que Dios levanta a los hijos de Amón para que los opriman y los quebranten por dieciocho años.
Durante este tiempo el pueblo reconoce a un líder con un trasfondo histórico no muy bueno y lo eligen como caudillo, éste fue Jefté, el cual el Espíritu de Dios vino sobre él y los libró de la opresión amonita.
Procuramos analizar los retos enfrentados por Jefté, así como sus fortalezas y estrategias utilizadas para lograr la victoria.
5.1 DATOS BIBLIOGRÁFICOS DE JEFTE
Era hijo de Galaad y una mujer ramera, fue echado de su familia por sus hermanos para que él no heredara con ellos. Era costumbre en este tiempo expulsar a los hijos ilegítimos. Su padre se llamaba igual que la región donde vivía. Es conocido como Jefté el Galaadita. Tenía una sola hija, no más descendientes.
Jefté estuvo anduvo errante y se unió a una compañía de bandidos implacables en la tierra de Tob, al nordeste de Galaad. Adquirió la capacidad de un guerrero y se hizo notorio por su habilidad en entablar batallas.
Se resintió profundamente de este comportamiento por el comportamiento de sus hermanos. Muchos años más tarde, acusó a los ancianos de Galaad, entre los cuales quizá se hallaban algunos de sus hermanos, de haberle aborrecido. Jefté huyó al país de Tob, Tenía reverencia hacia Dios, y así enseñó a su hija. En la época de la expulsión de Jefté, los amonitas invadieron el territorio de Israel al este del Jordán, y se mantuvieron en él durante 18 años.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

Liderazgo de otoniel iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo de otoniel iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo 5 min

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo audaz

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo personal

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Conflicto

Liderazgo de otoniel icon1. Liderazgo Comunicación

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Estilos

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Nivel 3

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo y comunicacióN






© 2015
contactos
l.exam-10.com