Liderazgo de otoniel






descargar 477.03 Kb.
títuloLiderazgo de otoniel
página1/12
fecha de publicación10.04.2017
tamaño477.03 Kb.
tipoLiderazgo
l.exam-10.com > Documentos > Liderazgo
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
&
SEMINARIO INTERNACIONAL DE MIAMI

Estilos de Liderazgos en Jueces
Por

Licda. Zoila Aurora Luciano Guerrero

Zalgan26@hotmail.com

MIAMI INTERNATIONAL SEMINARY

(MINTS)

Santo Domingo, R. D. 30 de abril del 2011
República Dominicana

INDICE

PREFACIO

GUÍA DE ESTUDIO
CAPÍTULO UNO
ANTEDENTES HISTÓRICOS
Introducción

1.1 El tiempo de los Jueces

1.2 Condición social, política y religiosa

1.3 Naciones opresoras

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO DOS
LIDERAZGO DE OTONIEL
Introducción

2.1 Datos Biográficos de Otoniel

2.2 Retos enfrentados por Otoniel

2.3 Fortalezas de su liderazgo

2.4 Estrategias utilizadas en su liderazgo

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO TRES
LIDERAZGO DE DÉBORA
Introducción

3.1 Datos bibliográficos de Débora

3.2 Retos enfrentados por Débora

3.3 Fortalezas de su liderazgo

3.4 Estrategias utilizadas en su liderazgo

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO CUATRO
LIDERAZGO DE GEDEÓN
Introducción

4. 1 Datos bibliográficos de Gedeón

4.2 Retos enfrentados por Gedeón

4.3 Fortalezas de su liderazgo

4.4 Estrategias de su liderazgo

Conclusión

Preguntas

CAPÍTULO CINCO
LIDERAZGO DE JEFTE
Introducción

5.1 Datos bibliográficos de Jefté

5.2 Retos enfrentados por Jefté

5.3 Fortaleza de su liderazgo

5.4 Estrategias de su liderazgo

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO SEIS
LIDERAZGO DE SANSÓN
Introducción

6.1 Datos bibliográficos de Sansón

6.2 Retos enfrentados por Sansón

6.3 Fortaleza de su liderazgo

6.4 Estrategias de su liderazgo

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO SIETE
FACTORES QUE DAÑAN EL LIDERAZGO
Introducción

7.1 La Idolatría

7.2 La Anarquía

7.3 Inmoralidad Sexual

7.4 Estrategias de su liderazgo

Conclusión

Preguntas
CAPÍTULO OCHO
CUALIDADES INDISPENSABLES EN EL LIDERAZGO
Introducción

8.1 Pasión

8.2 Actitud Positiva

8.3 Comunicación

8.4 Valentía

8.5 Sacrificio

8.6 Temor a Dios

Conclusión

Preguntas

BIBLIOGRAFÍA

PREFACIO
El libro de Jueces corresponde a los relatos históricos de la Biblia. Narra los acontecimientos comprendidos entre la conquista con la distribución de la tierra por Josué y la institución del periodo monárquico iniciado por el primer rey de Israel.
Podemos ver la mano de Dios ayudando en momentos de necesidad, castigando cuando era merecido, pero Dios nunca dejo las tribus solas mientras se acomodaban en la tierra prometida. Cuando el pueblo desobedecía, recibía castigo, cuando se arrepentía de sus malos caminos, recibía la liberación y la misericordia de Dios.
Este periodo es conocido también como un tiempo oscuro, porque no había rey en Israel y cada cual hacia lo que bien le parecía. La anarquía era imperante. La idolatría y la depravación moral y sexual reinaban. No obstante el pueblo tuvo la misericordia especial de Dios y en medio de tanto caos elegía jueces y los llenaba de su Espíritu para que hicieran lo que él les ordenaba. El pueblo en medio de la opresión de sus enemigos aprendió con dolor a orar y buscar el rostro de Dios para ser librados de sus opresores.
Dios levanto líderes y los dotó de cualidades esenciales para desarrollar la labor encomendada, enfrentando retos, utilizando estrategias y explotando sus fortalezas. Para traer al pueblo liberación y descanso durante el periodo de cada juez.
Este libro a pesar de haber sido escrito hace miles de años, refleja el mismo cuadro en nuestros tiempos, la depravación moral y sexual, la idolatría y el desorden en todo nivel, donde lo incorrecto es lo correcto, la injusticia es llamada justicia, entre otras cosas. Debemos estudiarlo con cuidado y pedir a Dios que nos llene cada día de su Espíritu para obedecer sus mandamientos y para agradarle con toda nuestra manera de vivir.

GUÍA DE ESTUDIO
PROPÓSITO DEL CURSO
El propósito del curso es facilitar al alumno un estudio comprensivo del libro de los Jueces. Para su mayor conocimiento.
RESUMEN DEL CONTENIDO DEL CURSO
Mostrar los diferentes estilos de liderazgo que utilizaron los principales jueces, resaltando sus retos, fortalezas y estrategias.
MATERIALES PARA EL CURSO
Manual del curso

La Biblia

Cuaderno para notas
OBJETIVOS DEL CURSO


  1. Leer el libro de Jueces

  2. Reflexionar sobre cada capítulo e intercambiar ideas con sus compañeros

  3. Relacionar al estudiante con la bibliografía de Jueces

  4. Que el alumno desarrolle herramientas y habilidades para su ministerio

  5. Que el alumno comprenda el contenido del curso.


ESTRUCTURA DEL CURSO


  1. Participar en 15 horas en clases presencial

  2. Responder a 80 preguntas relacionadas con el libro de Jueces

  3. Participar en 15 horas de tareas asignadas

  4. Participar en 15 horas en un proyecto final en el cual debe escribir un estudio inductivo y analítico sobre el libro de Jueces


EVALUACIÓN DEL CURSO
15 puntos Participación y asistencia a clases

30 puntos Completar las preguntas de las 8 lecciones

20 puntos Por lecturas obligatorias y su respectivo reporte de 3 páginas.

35 puntos Trabajo en proyecto final sobre un tema específico
BENEFICIOS DEL CURSO
Al finalizar el curso el estudiante estará en la capacidad de utilizar el libro de Jueces para su enseñanza y aplicación en su ministerio y en su vida personal.

CAPÍTULO UNO
ANTECEDENTES HISTÓRICOS
INTRODUCCIÓN

Los jueces en el Antiguo Testamento eran una serie de personajes que se esforzaron por dirigir al pueblo y mantenerlo a salvo de la hostilidad y el dominio de sus vecinos.  Estos personajes vivieron durante el período comprendido entre la muerte de Josué y los años que anteceden el período monárquico de Israel (s. XIII-XI a.C.). En el sentido estricto de la palabra, los Jueces, más que administradores de la justicia, eran héroes que de modo ocasional guiaron a las tribus israelitas en su lucha por permanecer en los territorios conquistados.

Durante el período de los 14 Jueces, vemos una característica que se hacía presente en la mayoría de éstos, me refiero específicamente a la idolatría por parte del pueblo de Dios, seguidas por invasiones de la Tierra Prometida y la opresión causada por sus enemigos.

La narración se centra alrededor de las personalidades de los jueces que fueron levantados para ser libertadores de Israel. Procurando mostrar el liderazgo individual de los jueces más sobresalientes, sobre todo en sus fortalezas y estrategias.

    1. EL TIEMPO DE LOS JUECES

El Libro de los Jueces contiene la historia del período transcurrido entre la muerte de Josué y la judicatura de Samuel, o sea, hasta la implantación de la monarquía.

Se llamo Libro de los Jueces porque sus protagonistas tenían la responsabilidad de juzgar y dirigir las acciones del pueblo. Esta función era lo que más se parecía al cargo de gobernar y reinar, pues en todo el Antiguo Testamento juzgar es sinónimo de reinar. Fueron en realidad los caudillos del pueblo de Israel en el periodo indicado.

Dios solía llamarlos directamente en tiempos de suma necesidad, para que librasen a su pueblo de sus opresores. Una vez oprimidos los enemigos, seguían desempeñando, por regla general, las funciones de gobernantes, sea en su tribu, sea en todo el pueblo. Por eso, antes de formular juicio u opinión sobre la conducta de los Jueces de Israel, debemos tener muy presente que éstos fueron puestos por Dios.

Es un periodo que aparentemente carecía de atractivos. Pero su importancia se muestra por medio de tres consideraciones: 1. Es la época de transición, que ilustra el crecimiento del carácter nacional y la educación por la cual Israel fue preparado para su futuro. 2. Es una edad caracterizada por una variedad e intensidad de sentimiento humano, concentrándose el interés principalmente en algunas grandes personalidades cuyas figuras son notables, y que demuestran ser hombres sujetos a pasiones semejantes a las nuestras. 3. Se puede trazar un definido propósito providencial.

En primer lugar, la época reconocida era una de transición. Y semejante época tiene un valor especial para los que no satisfecho con mirar resultados, desean averiguar los procedimientos por los cuales los resultados se realizan. El crecimiento del carácter del individuo corresponde al crecimiento del mismo individuo. Por medio de una disciplina de fuego el pueblo era conducido a un lugar más rico. Esa era una enseñanza a las generaciones venideras de que el decreto de toda grandeza estaba en la obediencia a la voluntad divina; demostró lo que podía ser ejecutado cuando esta obediencia era el móvil de la acción; demostró también la degradación la degradación que era inevitable cuando sus restricciones eran desechadas y se adoptaron las costumbres de los paganos.

En segundo lugar la edad que estamos estudiando fue caracterizada por una variedad e intensidad de sentimiento humano. Estuvo llena de incidentes notables y conmovedores. Posee una fuerza que es característica de muchas de las narraciones de la Biblia; con uno o dos toques delicados muestra el corazón de las cosas; nos presentan escenas y circunstancias brillando con realidad. De algunos de los rasgos más distintivos de la tragedia es difícil citar ejemplos mejores que los que se hallan en el libro de Jueces. Y su apelación a la imaginación es, quizás, más poderosa por haber en ellos escasa evidencia de pericia artística en su compilación. Ni es solamente la tragedia; la historia de Rut que, aunque contenida en otro libro, es realmente una historia de esta Edad, es una pintura exquisita de la sencillez rural; es un idilio que celebra las virtudes domesticas, la moral y las costumbres que suavizaron un tanto la aspereza.

El tiempo de los Jueces ha sido llamado la edad heroica de la nación hebrea; y las correspondencias entre ella y la misma edad en el desarrollo de otros pueblos han sido notadas. Como, por ejemplo, que hay una lucha prolongada y a veces fiera, entre la raza que ha vencido y las razas que han sido desposeídas; que la condición de la sociedad es perturbada y casi anárquica; que reina un ambiente de admirables portentos y prodigios, apariciones de dioses y otros sucesos semejantes; y que el elemento de aventuras maravillosas y osadas es sobresaliente.1
Trasfondo histórico. Los sucesos narrados en este libro abarcan el periodo turbulento en la historia de Israel entre los años 1380 al 1050 a.C., desde la conquista de Palestina hasta el comienzo de la monarquía. Si bien la tierra había sido generalmente conquistada y ocupada por Josué, muchos bastiones cananeos importantes habían sido pasados por alto, dejando su conquista en manos de tribus israelitas en particular. El libro de Jueces describe esa guerra en la que los hebreos trataron de completar la ocupación de la tierra.
Los jueces eran líderes militares y civiles durante el tiempo cuando la nación era una confederación fluida. Algunos de los jueces gobernaban coetáneamente ya que estos no regían necesariamente sobre toda la tierra de Palestina.
Paternidad literaria y fecha. Si bien el autor es desconocido, el Talmud sugiere que fue Samuel y es posible que él haya escrito porciones de éste. Jueces fue escrito después de la muerte de Sansón y después de la coronación del rey Saúl, pero antes de la conquista de Jerusalén por David por el año 990 a.C.
Propósito. Históricamente, el libro sirve de eslabón entre la conquista de Palestina y la monarquía. Teológicamente, proporciona muchos ejemplos del principio de que la obediencia a la ley trae paz, mientras que la desobediencia resulta en opresión y muerte. Espiritualmente, la fidelidad de Dios en perdonar a Su pueblo arrepentido es evidentemente en un periodo cuando “cada uno hacia lo que bien le parecía”.2
Estructura del libro. El libro de Jueces puede dividirse en tres partes. La primera nos habla del deterioro de Israel y el error de no completar la conquista de Canaán (1.1-3.6) presenta un breve relato de dos expediciones de las tribus del sur para ocupar el territorio adjudicado a ellas por sorteo. En estas expediciones, sin embargo, no se logro expulsar por completo a los cananeos de las ciudades y los valles. Se señala en particularmente la descomposición religiosa del pueblo, que hizo necesaria la intervención divina, la consecuente miseria como castigo por la apostasía, el arrepentimiento y el levantamiento de jueces como salvadores.
La segunda parte (3.7-16.31) contiene la historia de los jueces. Se describen largamente las hazañas de los jueces mayores: Otoñal, Aod, Débora-Barac, Gedeón, Jefté y Sansón; y mas brevemente las de los restantes seis jueces: Samgar, Tola, Fair, Ibzan, Elon y Abdón.
La parte final (17-21) describe la depravación de Israel, incluso la instalación de un santuario en Dan (17-18) y el hecho abominable de los benjamitas en Gabaa y su castigo (19-21). Se señala la descomposición política de aquel tiempo, con una frase típica: “En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacia lo que bien le parecía”.3


    1. CONDICIÓN SOCIAL, POLÍTICA Y RELIGIOSA

La ocupación parcial de la tierra dejó a Israel en permanentes dificultades. Mediante la fraternización con los habitantes, los israelitas participaron en el culto a Baal, conforme apostataban del culto a Dios. Los pueblos particularmente mencionados que fueron culpables de que Israel se apartase de Dios, fueron los cananeos, los heteos, los amorreos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos. Durante este período de apostaría, los matrimonios mixtos condujeron a mayores abandonos en el servicio y verdadero culto a Dios. En el curso de una generación el populacho de Israel llegó a ser tan idólatra que las bendiciones prometidas por Dios a través de Moisés y Josué, les fueron retiradas. Al rendir culto a Baal los israelitas rompieron con el primer mandamiento del Decálogo.

Samuel J. Schultz, en su libro Habla el Antiguo Testamento nos da una reseña de cómo estaba la condición religiosa, política y social en el tiempo de los jueces: Los últimos capítulos del libro de los Jueces y el libro de Rut, describen las condiciones que existían en los días de los heroicos jefes tales como Débora, Gedeón, y Sansón. Sin referencias mezcladas a las actividades de cualquiera de los jueces particulares nombrados en los capítulos precedentes, es difícil fechar estos acontecimientos específicamente. Los rabinos asocian la historia de Micaía y la emigración danita con la época de Otoniel; pero a causa de la falta de detalles históricos, es imposible hallarse ciertos de la fiabilidad de todo esto y de las tradiciones similares de los rabinos. Lo más que puede ser hecho es limitar tales acontecimientos a los días "cuando los Jueces gobernaban" y "no había rey en Israel" (Rut 1:1 y Jue. 21: 25).

Micaía y su casa de dioses son un ejemplo de la apostaría religiosa que prevaleció en los días de los Jueces. Cuando Micaía, un efrainita, devolvió 1.160 siclos robados a su madre, ella dio 200 siclos a un joyero, el cual hizo una imagen grabada en la madera y recubierta de plata, al igual que otra imagen fundida de plata. Con aquellos símbolos idolátricos, Micaía estableció un santuario al que añadió un efod y terafiues e hizo sacerdotes a uno de sus hijos. Cuando un levita procedente de Belén se detuvo por azar en aquella capilla en monte Efraín, Micaía hizo un acuerdo con él, alquilándole como su sacerdote oficial con, la esperanza de que el Señor hiciera prosperar su empresa.

Cinco danitas enviados como grupo de reconocimiento para localizar más tierra para su tribu, se detuvieron en el santuario de Micaía para pedir consejo a este levita. Tras haberles asegurado el éxito de su misión, siguieron su camino y encontraron condiciones favorables para la conquista de más territorio en Lais, una ciudad situada en la vecindad del hontanar del río Jordán Como resultado, seiscientos danitas emigraron hacia el norte. En el camino, convencieron al levita de que era mejor para él servir como sacerdote para una tribu más bien que para un solo individuo. Cuando Micaía y sus vecinos objetaron la cuestión, los danitas, mucho más fuertes, se limitaron simplemente a tomar al levita y a los dioses de Micaía y llevárselos a Lais, desde entonces llamada Dan. Allí, Jonatán, que indudablemente era el levita, estableció un santuario para los danitas como un substituto para Silo. De no haber ninguna omisión en la genealogía (18:30) de este Jonatán, es muy verosímil que la emigración tuviese lugar en los primeros días del período de los Jueces.
El crimen sexual en Gabaa y los acontecimientos que siguieron, condujeron a Israel a la guerra civil. Un levita de las colinas de la tierra de. Efraín y su concubina, al retorno de una visita a los padres de la mujer en Belén, se detuvieron en Gabaa por la noche. Había pasado por Jebús, esperando recibir mejor hospitalidad en Gabaa, que era una ciudad benr; jaminita. Durante la noche, los hombres de Gabaa exigieron y después: obtuvieron a la concubina del levita. En la mañana ella fue encontrada muerta a la puerta de la casa. El tomó el cadáver y la llevó a su hogar; cortándola en doce piezas que envió por todo el país. Todo Israel, desde Dan a Beerseba, fue tan horrorizado por semejante atrocidad, que se reunieron en Mizpa. Allí, ante una reunión de 400.000 hombres, el levita habló de lo que habían hecho con ellos los benjaminitas.
Cuando la tribu de Benjamín rehusó entregar los hombres de Gabaa, habían cometido aquel crimen, estalló la guerra civil. Los benjaminitas dispusieron una fuerza combativa de 26.000 hombres, incluyendo una división; de honderos. El resto de Israel, entonces, se reunió en Betel, donde estaba situada el Arca del Señor, para recibir consejo para la batalla de Finees, el sumo sacerdote. Por dos veces las fuerzas israelitas fueron derrotadas en su ataque a Gabaa. La tercera vez, la conquistaron y quemaron la ciudad, matando a todos los benjaminitas excepto a 600 que huyeron y encontraron refugio en la roca de Rimón. La destrucción y devastación de Benjamín fue completa, hasta el extremo de que la totalidad de la tribu quedó arruinada. Tras cuatro meses, se efectuó una reconciliación con los 600 hombres que; quedaban. Se tomaron medidas para la restauración y el matrimonio de aquellos hombres, de forma tal que los benjaminitas pudiesen ser re instaurados en la nación de Israel.

La historia de Rut suministra una visión rápida de una era más pacíúl en los días en que los Jueces gobernaban. Esta narrativa cuenta con la emigración de una familia israelita Elimelec, Noemí y sus dos hijos hacia Moab, cuando había hambre en Judá. Allí, los dos hijos se casaron con dos mujeres moabitas, Rut y Orfa. Tras la muerte de su marido y ambos hijos, Noemí se volvió a Belén acompañada de Rut. En el curso del tiempo, Rut se casó con Booz y, subsiguientemente, figura en la línea genealógica davídica de la familia real de Israel.4
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Liderazgo de otoniel iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo de otoniel iconLa lección más importante del liderazgo
...

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo 5 min

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo audaz

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo personal

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Conflicto

Liderazgo de otoniel icon1. Liderazgo Comunicación

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Estilos

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo Nivel 3

Liderazgo de otoniel iconLiderazgo y comunicacióN






© 2015
contactos
l.exam-10.com