Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de






descargar 66.5 Kb.
títuloAcaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de
fecha de publicación10.04.2017
tamaño66.5 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos


P R O L O G O

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de penetración en la esencia de las cosas. Tal es la reflexión filosófica que nos deja este estudio –no sólo geográfico- de un tema inédito o apenas aludido: las depresiones del suelo peruano.

El investigador del asunto da solidez a su trabajo basándose en el estudio de las cartas topográficas, en la fotointerpretación, en la observación y mensura del terreno y en la inteligente deducción de la fuente consultada. Con diversos procedimientos mostrativos refuta los datos de algunos especialistas y respalda sus conclusiones, que son sucesivos descubrimientos.

Con persistencia propia del científico, desautoriza primero el dato del Instituto Geográfico Militar, citado por Carlos Peña herrera, que considera al Km. 445 de la Panamericana Norte “como el punto más bajo del territorio peruano”. Señala que la depresión de las Salinas de Huacho es mayor porque alcanza el promedio de 3 M. y el más bajo de 5 M. Luego precisa la referencia de Herman Buse –rectificándolo- quien sostenía que los puntos más bajos de las Salinas de Huacho estaban en la poza de la Yesera y en las mismas salinas. La rectificación establece que la profundidad máxima está “a 1 K m. de la trocha carrozable que penetra a la planta” a 7.5 Km. Y al N.E. de la Planta de tratamiento. Después en un viaje de estudio realizado con sus discípulos, descubre que hay una depresión mayor, en el Lago del Muerto, a 20 Km. al S. del Balneario de Paracas·; cerca de las Salinas de Otuma, que tiene una profundidad media de 5 M. y una máxima de 9 M. Finalmente, con intuición singular, “en la sospecha de que pudiera existir otra depresión más profunda”, pasa su lupa (es decir, sus conocimientos, su experiencia) sobre la Carta nacional y encuentra que, efectivamente, la hondura de la Mina –Ñamuc, ubicada en las pampas de Minchales, los Perritos y San Antonio, en el desierto de Sechura, “es la más extensa y profunda del país” porque tiene 20 m: de promedio y un tope de 34 M, bajo el niel del mar.

El estudioso evalúa con visión integral los descubrimientos geográficos: como paisaje, como morfo geografía, como ecosistema, como hábitat humano, como recurso natural y allí ubicamos al investigador, al estadista potencial, al poeta que, preocupado en la justicia sobre bases materiales, anhela encontrar, sobre el paisaje de la sal y el páramo, mañana, “rientes campos humanos”. El poema será verdad: “si centramos nuestra atención en el suelo que pisamos, descubriremos una epidermis carcomida, salpicada de charcos salobres de sugestiva policromía y forma”.

En fin, el estudio –una tesis modelo- es como su autor: original, sobrio, realista, meticuloso, convincente por su gran fundamento, Humberto Ñaupas Paitán prestigia al Departamento de Ciencias Sociales del Instituto Pedagógico Nacional y de los otros centros superiores donde siembra su ejemplo.

BLADIMIRO GUEVARA GALVEZ

Asesor de Letras del I.P.N.V.

ESTUDIO GEOGRAFICO DE LAS DEPRESIONES

EN EL PERÚ

INTRODUCCION

La presencia de la enhiesta y majestuosa cordillera de los Antis (1) ha condicionado nuestra conciencia geográfica, hasta tal punto, que creemos que todo nuestro territorio se encuentra sobre el nivel del mar. Si a esto agregamos la incesante prédica escolar de que nuestro territorio es uno de los más elevados y accidentados de la Tierra, se justifica de sobra nuestra ignorancia con respecto a las depresiones del país. Consideramos que estos rasgos morfológicos son más bien característicos de otras regiones del mundo, como la depresión del valle Jordán-Mar Muerto o de la del Mar Caspio, en Eurasia.

Por lo que a nosotros se refiere, debemos confesar que hasta la aparición del valioso texto universitario titulado: “Geografía General del Perú” del Dr. Carlos Peñaherrera del Águila, no se nos había ocurrido pensar en depresiones, por las consideraciones antes señaladas. La anotación de que: “El punto más bajo del territorio peruano, determinado por el I.G.M. es de -1.19 m. y está ubicado entre Chimbote y Trujillo en el Kilometro 445 de la Carretera Panamericana Norte” (Peñaherrera,1969:13), sirvió de base(2) para descubrir, en etapas sucesivas, la depresión más profunda del territorio peruano.

Primero descubrimos que tal depresión, probablemente referente a las Salinas de Guadalupito, ubicada en el Km. 445, ubicable en la Hoja del Santa,18f, de la Carta Nacional aerofotogramétrica, no presenta valores negativos. (3).

Dos años después descubrimos en forma circunstancial que la depresión de Las Salinas de Huacho (4), ubicada a 110 Km., al norte de la ciudad de Lima y a 20 Km. al sur de la ciudad de Huacho, en la hoja de Huacho, 23-h, de la Carta nacional aerofotogramétrica, era más profunda que la indicada por el Dr. Peñaherrera.

Este año, cuando efectuamos un viaje de estudio hacia la península de Paracas, revisando la Carta Nacional, hoja de Pisco, 28k, a la escala de 1:100,000 descubrimos no sin sorpresa que había otra depresión más profunda que la Salina de Huacho. Esta depresión denominada por nosotros como Lago del Muerto –Salinas de Otuma se encuentra a 20 Km. al sur del balneario de Paracas.

En la sospecha de que pudiera existir otra depresión más profunda que la del Lago del Muerto-Salinas de Otuma, revisamos y estudiamos todas las hojas de la Carta Nacional correspondientes a la zona litoral, norte y centro, a la escala de 1:100,000 y grande fue nuestra alegría al ver confirmada nuestra conjetura. Descubrimos así la depresión La Mina-Ñamuc, en el departamento de Piura, en la hoja 13-b, de la Carta Nacional aerofotogramétrica, a la escala de 1:100,000, en el extremo S. W. del desierto de Sechura, a 12 Km, de la playa.

Aunque la Amazonia Peruana, en su total extensión no ha sido levantada cartográficamente, abrigamos la convicción de que no podrá descubrirse depresiones de mayores magnitudes, como las señaladas, en la costa norte del país. Nuestra seguridad se basa en ciertas características geológicas fundamentalmente de naturaleza estructural que son correlativas a las grandes depresiones, que no pueden observarse en el Llano Amazónico.

Para terminar quiero señalar que en este trabajo hemos utilizado diversas técnicas de los métodos de Gabinete y de Campo como: la cartointerpretación, lectura,análisis e interpretación de cartas y mapas; la fotointerpretación, principalmente fotolectura y fotoanálisis; análisis documental a través de fichas; observación instrumental proporcionada por altímetro, termómetro, picsa, reactivos, lupa, brújula, cámara fotográfica, etc. Otras técnicas utilizadas son las entrevistas, el muestreo y el mapeo.

Los datos referentes a situación matemática y geográfica, superficie, profundidad y características morfológicas inclusive, derivan principalmente de una adecuada lectura e interpretación de la Carta Nacional, hojas de: Santa, Huacho, Pisco y Lobos de Tierra, levantadas por el Instituto Geográfico Nacional, ente rector de la cartografía nacional.

Lima, diciembre de 1973.

1.- LAS DEPRESIONES GEOGRÁFICAS

Antes de ocuparnos de las principales depresiones del territorio peruano creemos necesario definir este concepto geomorfológico, aunque sea muy sumariamente.

En el sentido más lato, depresión es una concavidad ú hoyo que se observa en el terreno. Sin embargo, desde el punto de vista estrictamente geomorfológico, depresión alude a formas del relieve que se encuentran bajo el nivel del mar. Como dice Pierre Birot: “Unas son de origen tectónico y corresponden a una región hundida que no ha sido ligada todavía al nivel de base general” (5). Si estas depresiones se localizan en regiones de clima seco, como es el caso nuestro: “… las fosas que pueden formarse por debajo del nivel del mar, como el Mar Muerto o el Death Valley, alcanzan una longevidad que supera la decena de millones de años” (6). En realidad las depresiones tienen origen diverso y complejo. En algunos casos la depresión, ocupa la zona de hundimiento de bloques fallados, debido a fuerzas laterales de comprensión (7). En otros casos la depresión ha sido excavada por erosión eólica, en zonas también falladas. En este último caso se trata de depresiones hidroeólicas y su ejemplo concreto en el Perú parece ser la depresión del Lago del Muerto-Salina de Otuma.

    1. Principales depresiones.- (8) Aparte de la depresión del valle del Jordán-Mar Muerto, que es la más profunda del mundo con -394 M. debajo del nivel del mar, localizada en el Israel, merecen destacarse las siguientes:

a.- Depresión del Mar Caspio. Es la más extensa del Globo. Se encuentra en la URSS a -29 M. debajo del nivel del mar.

b.- Depresión del Valle de la Muerte. USA.

c.- Depresión del Qattara. Egipto.

d.- Depresión del Valle Imperial-Lago Salton USA.

e.- Depresión de la Costa Norte y Sur de Holanda

f.- Depresión del Chottt, El Melhir. Argelia.

g.- Depresión del Eyre. Australia.

h.-Depresión del Gualicho en Argentina.

2.- DEPRESION DE LA SALINA DE HUACHO

2.1. Situación geográfica.- Se localiza en la pampa de Las Salinas a 110 Km. al norte de la ciudad de Lima y a sólo 20Km. al sur de la ciudad de Huacho. La pampa de Las Salinas es una vasta planicie cubierta de sal en las zonas más bajas y de depósitos eólicos en las zonas más altas. Viajando de Lima a Huacho, se encuentra inmediatamente después de las Lomas de Lachay.

2.2. Situación matemática.- El punto más bajo de la depresión no está ni en la Planta de tratamiento de la sal ni en la poza de la Yesera, como afirma H. Buse, en su obra ya citada, sino a 7.5 Km. de la primera, aproximadamente a 1 km. de la trocha carrozable que penetra en la Planta (9).



Carta de las Salinas de Huacho

Sus coordenadas geográficas son:

Lat. S. 11° 16’ 12.5’’

Long. W. 77° 33’ 21’’

2.3. Área.- La superficie de la depresión alcanza a 35.09 Km2 (10).

2.4. Profundidad.- La profundidad media se estima en 3 M. d.n.m. pero el punto más bajo se encuentra a 5 M. d.n.m.

2.5.- El paisaje.- Nadie que haya viajado por la Panamericana Norte, puede haber dejado de admirar aunque se fugazmente la vasta depresión de La Salina, que se presente al viajero como una extensa sábana blanca, hundida entre el mar y los cerros del Cardo, cubiertos de arenas muy dinámicas por donde atraviesa la carretera.

La depresión es una zona hundida, extraña, misteriosa que subyuga e invita a la meditación. Desde la poza La Yesera o desde la Laguna Madre, en un día nublado, el horizonte que se divisa a nuestro alrededor es monótono, simple y hasta cierto punto deprimente. Sin embargo, si centramos nuestra atención en el suelo que pisamos, descubrimos una epidermis carcomida, salpicada de charcas salobres de sugestiva policromía y forma.

No muy lejos de la Planta de tratamiento, existe una Laguna Madre donde se concentra el afloramiento de las aguas procedentes del mar y probablemente de la zona continental (11). A sus orillas se está formando depósitos de fosfatos con los restos orgánicos de aves marinas que han perecido muy recientemente, probablemente a raíz de la captura masiva de la anchoveta.

2.6. Clima.- El clima de la depresión, por hallarse dentro de la faja del desierto Costanero Peruano-Chileno que se extiende desde Sechura hasta el norte chileno, puede tipificarse como DESERTICO SUBTROPICAL (12). Se caracteriza por la ausencia casi completa de lluvias a diferencia de otras áreas vecinas más elevadas y con mayor precipitación. En cambio la temperatura media anual es menor aproximadamente en 1-2°C que las áreas alejadas de la influencia moderadora del mar.

2.7. Geología.- La depresión de las Salinas se encuentra en una zona fallada, probablemente, durante el Plioceno-Cuaternario. El fallamiento por comprensión originó todo un sistema complejo de bloques levantados y hundidos. La depresión con todo el sistema de charcas salobres y la Laguna Madree se hallan sobre el bloque hundido, en tanto que la barra de arena que separa el mar de la depresión y la zona alta de la pampa, por donde atraviesa la Carretera Panamericana se hallan sobre bloques levantados, tal como puede apreciarse en la figura N° 2. La evidencia más significativa de este fallamiento se infiere de los cambios en el volumen y temperatura de las aguas de las charcas, por efecto de movimientos sísmicos (13). No sabemos si las fallas están conectadas con la Zona de Fracturas de la Costa, que corre paralela a 70 Km. del litoral, en la Plataforma continental.

La presencia de gruesas capas de sal así como de yeso (14), nos revelan que la zona ha estado sujeta a sucesivas transgresiones y regresiones marinas, operadas probablemente desde el Mioceno-Plioceno a la actualidad. Sólo durante el Cuaternario, se han registrado 4 periodos de regresión marina, debido al congelamiento de la tierra, los que fueron intercalados por tres periodos de transgresión marina, debido al calentamiento de la tierra (15). Actualmente estamos experimentando los inicios de un periodo de transgresión marina, denominada FLANDIENSE (16), el que dentro de unos 50,000 años –según algunos- ó 10,000 años –según otros- (17) alcanzará su máximo apogeo, elevando el nivel de las aguas del mar a unos 50 a 70 M. sobre el nivel actual.





2.8. Importancia humana.- El paisaje de la sal, como bien podría caracterizarse esta zona, ha sido aprovechada por el hombre peruano desde tiempos remotos. Positivamente sabemos que la sal, como recurso natural, ha sido explotada desde la colonia a la actualidad, aunque en forma Rudimentaria. Actualmente tres; son las empresas que explotan este importante recurso mineral: La Empresa de la Sal, Química del Pacifico y la Sociedad de Paramonga (Alcalis Peruana).

La Empresa de la Sal que ha pasado a manos de INDUPERU tiene a su cargo la explotación y tratamiento de la sal, principalmente para la alimentación. Para ello cuenta con una moderna Planta de Tratamiento, que ha elevado los índices de producción de años atrás, aparte de haber logrado mejor calidad. La producción anual se estima en 70,000 T.M. consistente en sal yodada para el consumo domestico y sal granulada para la industria. La cosecha de la sal se realiza después de 10 meses de cristalización de la sal, en pozas evaporadoras, que son alimentadas desde una poza madre. En total suman 15 pozas, cada una de las cuales produce entre 10-12 millones de Kg. de sal.

La Química del Pacifico aprovecha la sal con fines estrictamente industriales lo mismo que la Sociedad Paramonga. Cada una de ellas cuenta con 9 y 14 pozas respectivamente.



Aparte del aprovechamiento de la sal y el yeso, la depresión cuenta con una fuente de agua clorurada-sódica de grandes propiedades crenoterápicas, denominada: La Yesera. Sus aguas han sido estudiadas por Raimondi, Maldonado, Escomel y Prazak con resultados altamente positivos. Sobre todo han sido recomendadas para el tratamiento de defectos de evolución, procesos inflamatorios y la esterilidad de la mujer. Veamos que nos dice al respecto, Ladislao Prazack: “Las enfermedades propias de las mujeres forman otro campo feliz de la crenoterapia. La podemos dividir etiológicamente en dos grupos: en el grupo de los defectos de evolución y en el grupo de las enfermedades inflamatorias. Los defectos evolutivos, que se manifiestan como hipoplasia y como irregularidades en la menstruación, necesitan normalmente, al lado de la terapia substitutiva hormonal, una cura estimulante que provocaría un cambio reactivo en la mujer. Esta cura estimulante y roborante se hace preferiblemente en un balneario medicinal. Para este fin, son indicados en primer lugar las salinas termales, que tiene un claro efecto roborante por su contenido alto de las sales, y un efecto hipertérmico por su temperatura. En el Perú son los baños de Yesera (cerca de Huacho) que tienen este carácter, y los de Huacachina…” (18).

Lamentablemente esta preciosa agua medicinal se encuentra completamente abandonada. Nosotros creemos que debe merecer la atención de entidades públicas, particularmente de la Dirección General de Turismo, a fin de que se pueda impulsar el turismo de la salud en coordinación con otras entidades. Si a estos recursos hídricos y minerales se suma la atracción de las Lomas de Lachay, que están a 10 Km. antes de las Salinas, se justificaría la inversión de un paquete turístico, para impulsar el turismo al aire libre y a sólo 1.45 horas de la capital. Ojalá que la inversión que se tiene proyectada para construir paradores turísticos en la costa peruana, alcance a esta zona privilegiada.

No podríamos terminar este epígrafe sin referirnos al hombre de piel morena que vice y trabaja en la Salina de Huacho. En fin de cuentas es aquel hombre el principal agente del paisaje geográfico de las Salinas. Sin embargo parece que los directivos de la Empresa de la Sal y de las otras empresas no compartieran nuestro criterio ya que existe un gran descontento entre los trabajadores que habitan en viviendas poco decorosas. Por conversaciones sostenidas con un grupo de ellos sabemos que los salarios son muy bajos y sobre todo arbitrarios. Muchos de ellos manifiestan que, a pesar de realizar la misma tarea, algunos perciben mejores salarios. Los trabajadores reclaman mejoras salariales y una evaluación técnica del personal, con lo que nos identificamos plenamente.

3.- LA DEPRESION DEL LAGO DEL MUERTO-

SALINAS DE OTUMA

3.1. Situación geográfica.- Se localiza a 16 Km. al S. del balneario de Paracas, departamento de Ica. Ambas depresiones están separadas por un brazo de tierra positiva.

Se llega a ella a través de una trocha carrozable, que se desprende de la magnifica carretera que une Pisco con el puerto de San Martin (en Punta Pejerrey) la misma que se prolonga hasta Laguna Grande, 18 Km., al sur de las Salinas de Otuma.

3.2. Situación matemática.- El punto más bajo de la depresión se localiza muy cerca de la Laguna del Muerto, de la cual deriva el nombre de la depresión. Las coordenadas geográficas de ese punto son los siguientes:

Lat. S. 13° 59’ 34’’

Long. W. 76° 16’ 03’’



3.3. Profundidad.- La profundidad media se estima en 5 M. debajo del nivel del mar; pero el punto más bajo se encuentra a 9 M. d.n.m.

3.4. Superficie.- El área de la depresión, debajo del nivel del mar, ha sido determinada por nosotros en 8.10 Km2.

3.5. El Paisaje.- La depresión del Lago del Muerto –Salinas de Otuma se encuentra enmarcado en un paisaje litoral desértico extraordinario, seguramente poco ó nunca visto por el hombre corriente.

El paisaje está dominado por una aridez casi absoluta y por un horizonte de líneas irregulares en las que se destaca claramente las colinas casi abruptas (horst levantados) y las depresiones cóncavas (fosas tectónicas hundidas). Se tiene la viva impresión de estar en una zona de intenso fallamiento.

Si detenemos nuestra atenta mirada en cada uno de los elementos del paisaje monótono de la zona, podemos distinguir, por doquier, extensos mantos de arena fina y gruesa de edad cuaternaria, que cubren las rocas de la formación Arquillo, constituida por lutitas y areniscas. Los Kiokemondingos o basurales pre-históricos abundan en la zona (19) y permiten inferir las condiciones climáticas de otras edades recientes. Posiblemente durante el “optimo climático”, que se acostumbra a situar entre 6,000 y 4,000 años A.D.C., la zona debió estar habitada por el hombre de Paracas.

En la depresión del Lago del Muerto, haciendo honor a su nombre, la vida casi es nula. Se reduce a miríadas de mosquitos que pululan a las orillas de la pintoresca Laguna del Muerto. Por versión de uno de los alumnos participantes, en un viaje de estudios que hicimos a la zona, sabemos que existen lagartijas pequeñas. Este ecosistema tan simple, sin embargo, tiene su explicación: se debe a la escasez de precipitaciones, las que inciden en la escasez de vegetación y este a su vez en otras, como la inexistencia de suelos, fauna, los que se pueden considerar como elementos básicos e interdependientes de un complejo ecológico.

En la depresión del Lago del Muerto–Salinas de Otuma, predominan los suelos salinos, también llamados duricrust o Solonchak, los que en determinadas zonas es fofo y tiende a hundirse ante la pisada humana (fech-fech).

3.6. Geología.- La zona de la depresión, así como el contorno, corresponden a la formación “El arquillo”, de edad terciaria (Eceno superior-Oligoceno), intensamente fallada, probablemente a fines del Mioceno (20).

La depresión del Lago del Muerto–Salinas de Otuma, ocupa una zona de subsidencia del fallamiento en bloque, al igual que las demás depresiones.



3.7. Clima.- El clima puede tipificarse como DESERTICO SUBTROPICAL. La escasez de lluvias se debe a la marcada influencia de la Corriente Peruana, de aguas frías, en donde, por la mayor fuerza de los vientos, el afloramiento es más notorio y por tanto más frías las aguas. Como la zona es baja, los vientos del Oeste penetran hacia el continente sin dificultad, razón por la cual la nubosidad es escasa, aunque las neblinas son frecuentes durante el invierno y sobre todo en las primeras horas de la mañana. Como en Ica, la insolación es mayor que en otro lugar de la costa central o sur del país, probablemente debido al alejamiento de la Cordillera de los Andes y a la presencia de mangas de aguas cálidas procedentes del océano. La temperatura media anual se estima en 20-21°C.

El descubrimiento de fósiles del terciario superior, en Pisco y cerca de Pozo Santo, permite inferir cambios sustantivos en el clima y en la morfología de la zona (21). Estos cambios debieron operarse a fines del Mioceno y principios del Plioceno.

3.8. Importancia Humana.- Las Salinas de Otuma, debió ser explotado desde hace miles de años por el hombre de Paracas. Por versión de los trabajadores, sabemos que han sido explotadas desde el siglo pasado. Hasta no hace mucho, el sistema de explotación era rudimentario. No tenían chancadora. La sal se explotaba en bloques. Actualmente cuenta con una planta chancadora que dista mucho de ser moderna y de equipararse con la que opera en la Salina de Huacho.



Cuenta con 47 pozas cristalizadoras en las que se cosecha la sal quincenal o mensualmente, según la estación del año, bajo un sistema diferente a las salinas de Huacho, pese a que ambas están controladas por la Empresa de la Sal (INDUPERU). El agua que se evapora procede del mismo subsuelo, a diferencia de las pozas de Huacho, que son alimentadas por derivación de una poza madre.

La producción anual de sal es mucho menor que las Salinas de Huacho, no tanto porque la tecnología es tradicional como porque la demanda del mercado es bastante exigua. Sin embargo ofrece mejores condiciones naturales que las Salinas de Huacho por cuanto existe una mayor insolación.

Aparte de las consideraciones anteriores, la depresión y toda la zona vecina de paisajes inéditos, podrían ser explotadas como circuitos turísticos. No muy lejos de las Salinas de Otuma, a sólo 18 Km. y al sur se encuentra la famosa zona pesquera de Laguna Grande, que forma parte de la Bahía de la Independencia. Como si esto fuera poco, al frente de la bahía se encuentra la no menos famosa isla Vieja e Isla de Santa Rosa, antes grandes depósitos de guano y que ahora podrían implementarse para fines turísticos. Pensamos que de hacerse algunas inversiones, el turismo al aire libre podría incrementarse sensiblemente, en esta zona, al sur del hermoso balneario de Paracas.

Depresión La Mina-Ñamuc (22)

4.1. Situación geográfica.- La depresión más extensa y profunda del país se localiza en la costa norte, frente a la isla Lobos de Tierra. Abarca la parte suroeste del desierto de Sechura, entre las pampas de Minchales, Los Perritos y San Antonio.

Para llegar a la depresión es preferible ir desde Piura a Sechura y de allí a las salinas de Zapayal y por último a la Mina. La trocha se prolonga hacia el sur, pasando por las Salinas, llega Mórrope y Chiclayo.

4.2. Situación matemática.- El punto más profundo de la depresión se localiza a 9 Km. en línea recta del establecimiento de La Mina. Sus coordenadas geográficas son las siguientes:

Lat. S. : 6° 5’ 13’’

Long. W. : 80° 46’ 1.5’’

4.3. Profundidad.- En esta depresión se registran las zonas más bajas del territorio nacional; especialmente en la depresión de La Mina, en donde se encuentra el punto más bajo con 34 M. debajo del nivel del mar. La profundidad media se estima en 20 M. d.n.m.

4.4. Área.- La superficie de la depresión La Mina-Ñamuc y otras menores que se encuentran muy cerca alcanza a 656.03 Km2. repartida de la siguiente forma:



Depresión La Mina (la más profunda) 181.38 Km2.

Depresión Ñamuc (la más extensa) 457.60 “

Otras depresiones menores 17.05 “

656.03 Km2.

4.5. El Paisaje.- Es similar a las otras depresiones pero mucho más tremendo y avasallador. La aridez de la zona hace que la erosión eólica sea la fuerza geomórfica más importante. Graciosas barcanas cabalgan sobre las cóncavas depresiones en dirección de S.E. a N. W.

4.6.- Geología.- Estructuralmente es una zona de subsidencia y se encuentra dentro de la depresión Parandina según A.G. Fischer (22). Las rocas que afloran corresponden a la formación Zapayal y en algunos casos a la formación Montera, de edad Miocénica (inferior y medio). Predominantemente están constituidas por diatomitas gris-verdes, areniscas calcáreas, calizas y depósitos de fosfatos. Cubriendo estas formaciones se encuentra gruesos mantos de arena pleistocénica (23).



4.7.- Clima.- Puede caracterizarse la zona como de clima desértico subtropical. La ausencia de lluvias se debe a la influencia de la Corriente Peruana, que origina como en toda la costa central y sur del país una zona de inversión térmica. Sin embargo no es tan seco como en las 2 depresiones anteriores. Podríamos estimarlas en 40-50 m.m. La temperatura promedio asimismo son mucho mayores que en las dos anteriores. La estimamos en 22°-24°C. Es probable que en la tercera fase de levantamiento del geosinclinal Andino o durante el cuaternario inferior se haya producido una catástrofe ecológica, debido a cambios climáticos. De otra forma no podría explicarse los grandes yacimientos de fosfatos que se extienden sobre nuestra zona de estudio.

4.8.- Importancia humana.- Por los vastos depósitos de fosfato, constituye una de las zonas más promisorias para el futuro de nuestro territorio nacional. La depresión ha sido estudiada suficientemente, aunque con propósitos petrolíferos. Sólo se espera una adecuada inversión, dentro de un nuevo ordenamiento político económico para convertir esa zona inerte en rientes campos humanos.

Lima, 18 de Diciembre de 1973.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BIROT, Pierre (1962) Tratado de Geografía Física General”. Barcelona, Edit., Vicens Vices. 224pp.

BUSE, Hermann (1958) El Mar del Perú. Lima, 234 pp.

DERRUAU, Max ( 1966 )Geomorfología. Barcelona, Edit Ariel. 442 pp.

FRASER, Ronald( 1966 )La Tierra ,el Mar y la Atmósfera. Barcelona, Edit. Oikos-Tau, 153 pp.

HOLMES, Arthur (1960) Geología Física. Barcelona, Edit. Omega ,512 pp.

PEÑAHERRERA, Carlos (1969) Geografía General del Perú.Lima, (N.E.), 312 pp.

PRAZAK, Ladislao (1949 ) Crenología del Perú.Lima, 120 pp.

REFERENCIAS HEMEROGRÁFICAS

BROGGI, Jorge (1952) Migración de arenas a lo largo de la costa peruana.Lima, en: Boletín de la Sociedad Geológica del Perú. T-XXV

FISCHER, A.G.(1956 ) Desarrollo geológico del noroeste peruano, durante el Mesozoico. Lima, en: Boletín de la Sociedad geológica del Perú. Tomo 30. Lima 1956. pp. 177-190.

MC DONALD, G.H. ( 1956) Miocene of de Sechura Desert, Piura.Lima, en: Boletín de la sociedad geológica del Perú”. Romo 30. Lima 1956. pp. 225-242.

NEWELL, Norman, OCHOA, MARSTERS, PETERSEN y RASSMUS ( 1956 ) “Reconocimiento geológico de la región Pisco-Nazca” Bol. de la Soc. Geológica del Perú T. XXX pp. 2261-295

REFERENCIAS DOCUMENTALES

INSTITUTO GEOGRÁFICO MILITAR (1971) La Carta Nacional. Hoja de Huacho.23-h,escala 1:100,000, Levantamiento Aerofotogramétrico, Edit. IGM.

------------------------------------------------(1971) La Carta nacional, Hoja de Pîsco, 28k, escala 1:100,000, Levantamiento Aerofotogramétrico, Edit. IGM.

------------------------------------------------(1971)La carta Nacional. Hoja de Lobos de Tierra, 13b, escala 1:100,000, Levantamiento Aerofotograamétrico, IGM.

NOTAS EXPLICATIVAS

  1. Algunos estudiosos hacen derivar el nombre de la cordillera de los Andes, de topónimo quechua ANTI que para los Incas era la región oriental de la cordillera habitada por la tribu del mismo nombre. Otros en cambio lo hacen derivar de ANTA, que en la lengua ruma-simi significa cobre. Nosotros nos inclinamos por los primeros aunque los segundos no dejan de tener razón por cuanto en el flanco occidental de esta cordillera, se encuentran diseminados preciosos yacimientos cupríferos como los de Toquepala, Cuajone, Quellaveco, Cerro Verde, Chapi, etc.



  1. Vid. Carlos Peñaherrera Op. Cit. p.13



  1. Esta constatación pudimos hacerla estudiando la carta de Santa 18-f a la escala de 1:100,000, levantada por el Instituto Geográfico Militar (I.G.M.)



  1. El descubrimiento de la depresión de la Salina de Huacho, se produjo cuando utilizábamos las cartas estereofotogramétricas de Huacho, Barranca, Ambar, Oyón, Huaral y Canta para confeccionar la Maqueta topográfica de la zona, con los alumnos de la Universidad Nacional “José Faustino Sánchez Carrión” de Huacho, en el año de 1970. Advertimos que si bien Herman Buse, en su obra “El Mar del Perú” publicada en 1958, se había referido a la depresión de las Salinas, los datos que consigna no son exactos, cuando dice “… que por el lado de las charcas o pozas de la Yesera alcanza cuatro metros y por las salinas ocho” pp. 159.



  1. Vid. “Tratado de Geografía Física General”. Edit., Vicens Vices. Barcelona 1962. p. 224.



  1. Pierre Birot … Op. Cit pp. 227-28.



  1. Vid. “Geologia Física” de Arthur Holmes. Edit. Omega. Barcelona. 3era edic. 1960. pp. 430-32.



  1. Existen otras depresiones menores en Etiopia, Italia, Polonia y Alemania.



  1. En realidad el punto más profundo se puede localizar en las concesiones de la Sociedad Paramonga (Alcalis Peruana).



  1. La superficie de la depresión de Las Salinas de Huacho, así como de las otras estudiadas han sido determinadas por nosotros, utilizando el método de las cuadriculas.



  1. Raimondi, citado por Buse, cree que las aguas de las charcas se debe totalmente a afloramientos de aguas subterráneas de procedencia continental.



  1. En realidad no hemos podido hallar estadísticas meteorológicas de las depresiones que estudiamos. Los datos que consignamos tentativamente, resultan de la comparación y conexión con otras realidades semejantes.



  1. Durante el terremoto de Huacho, durante el año de 1966, se observaron estos curiosos fenómenos, por lo que los trabajadores asustados se fueron a vivir cerca de la Panamericana.



  1. Hasta hace poco los depósitos de yeso, ubicados en la poza La Yesera, eran explotados por el Sr. Luna para la fabricación de tizas.



  1. Los periodos de regresión marina se produjeron durante los 4 periodos de GLACIACION denominados: Güns Mindel, Riss y Würms en tanto que las trasgresiones se produjeron durante los 3 periodos interglaciares.



  1. Vid. “Geomorfología” de Max Derruau. Edit. Ariel 1966, p. 404.



  1. Vid. “La tierra, el mar y la atmósfera” de Ronald Fraser. Edit. Oikos-Tau p.80.



  1. Vid. “Cronología Peruana” de Ladislao Prazak. Lima 1949, p. 93.



  1. Los basurales que hemos reconocido está constituido por conchas marinas, restos de cerámicas, basura, cenizas ligeramente cubiertas por arenas.



  1. Los estudios de Ochoa, Marsters, Petersen, Rassmus y Newell, no hacen mención de la depresión del Lago del Muerto. Newell, en su trabajo: “Reconocimiento geológico de la región Pisco-Nazca” Bol. de la Soc. Geológica del Perú T. XXX pp. 2261-295, sólo, hace mención de las Salinas de Otuma. La explicación radica en que Newell no utilizó las modernas cartas estereofotogramétricas de la zona, publicada sólo en 1971.



  1. Jorge Broggi, opina que debido a movimientos epirogénicos operados en el cuaternario, debió variar el curso del río Pisco, que antes desembocaba en la bahía de la Independencia. La hipótesis de Broggi no ha sido desmentida. Por el contrario hay evidencias que hablan a su favor. Tal es el caso de las huellas de un valle antiguo, ahora cubiertas por un manto de arenas, que puede observarse cerca de Pozo Santo y las Salinas de Otuma.



  1. En esta depresión no hemos efectuado ningún trabajo de campo, sin embargo confiamos en nuestras deducciones basadas en la fotointerpretación y en la lectura e interpretación de la carta de la zona.

Vid. “Desarrollo geológico del noroeste peruano, durante el Mesozoico” de A.G. Fischer en “Boletín de la Sociedad geológica del Perú” Tomo 30. Lima 1956. pp. 177-190.

  1. Vid. “Miocene of de Sechura Desert, Piura de G.H. Mc-Donald en “Boletín de la sociedad geológica del Perú”. Romo 30. Lima 1956. pp. 225-242.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconStella Maris Angel Villegas
...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconBiografía: Una poesía diferente. Un lenguaje de comienzos y finales,...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconSus abismos ­oh, girar como ella hacia abajo, hacia el fondo, hacia...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de icon¡Socorro! ¡Socorro! ¡Mi actitud está perdiendo altura! 9 Cuando nos...
«Capacidad es lo que le permite hacer algo. Motivación es lo que determina lo que usted hace. Actitud es lo que determina cuán bien...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconFomentar una actitud favorable hacia la materia

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconUna reacción virulenta del diario La Prensa en contra de periodistas...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de icon¿Qué significa para ti la imagen de la bisagra? La flexion al frente...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconTambién llamado Nuevo Humanismo, se caracteriza por destacar la actitud...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconIntroducción
«objetivamente» o no, por los historiadores. La aversión por la historia y el miedo ante su veredicto rio son incompatibles con la...

Acaso para huir de las cavernas que nos rodean, casi siempre miramos hacia arriba, en actitud de escape, y no hacia abajo, en actitud de profundidad, de iconDirección hacia abajo, reducidos y ritmo regular y repetitivo






© 2015
contactos
l.exam-10.com