Reseña historica de la jornada de la juventud






descargar 177.16 Kb.
títuloReseña historica de la jornada de la juventud
página1/5
fecha de publicación09.04.2017
tamaño177.16 Kb.
tipoReseña historica
l.exam-10.com > Documentos > Reseña historica
  1   2   3   4   5

JORNADA DIOCESANA DE LA JUVENTUD.

DIOCESIS DE SOLOLA-CHIMALTENANGO. SANTIAGO ATITLAN 2012




¡ESTAD SIEMPRE ALEGRES… EN EL SEÑOR! (Flp 4,4).




TEMARIO DE PREPARACION

SABADO Y DOMINGO DE RAMOS DE 2012





CONTENIDO:
INTRODUCCION

OBJETIVO

RESEÑA HISTORICA DE LA JORNADA DE LA JUVENTUD

¿QUÉ ES LA JORNADA DIOCESANA DE LA JUVENTUD?

LEMA DE LA JORNADA
LA ALEGRIA DEL CRISTIANO

¿Q ES LA ALEGRIA?

LA DISTINCION ENTRE ALEGRIA Y PLACER

LA ALEGRIA DE SER CRISTIANOS

LA ALEGRIA Y EL DOLOR
LA ALEGRIA VOCACIÓN DEL CRITIANO

NUESTRA VOCACION A LA BIENAVENTURANZA

EL EJEMPLO DE LOS SANTOS

BIENAVENTURANZAS DE LA ALEGRÍA
FUNDAMENTO DE LA ALEGRIA

LA ALEGRIA DEL CRISTIANO TIENE SU FUNDAMENTO EN DIOS

EL QUE VIVE EN DIOS COMUNICA ALEGRIA

DIOS AMA AL QUE DA CON ALEGRIA
FUENTES DE LA ALEGRIA

EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION O CONFESION

LA CONFESION, SACRAMENTO DE LA ALEGRIA

La reconciliación: una fiesta del encuentro, una vuelta al Padre

El pan de la Eucaristía, un pan para el camino que fortalece

La Sagrada Eucaristía, fuente de alegría
MARIA, MISIONERA DE LA ALEGRIA

Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador.

Causa de nuestra Alegría, ruega por nosotros
LA ALEGRIA EN PARABOLAS.
PORRAS PARA LA JDJ 2012

CONCLUSION.
CATEQUESIS DE PREPARACION HACIA LA JORNADA DIOCESANA DE LA JUVENTUD

SANTIAGO ATITLÁN 2012
Estén siempre alegres en el Señor”

(Flp 4,4)
INTRODUCCION

Queridos Jóvenes de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango, que alegría saludarlos, deseando que nuestro buen Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, bendiga toda la labor evangelizadora en beneficio de la Juventud que se realiza en todas las parroquias de nuestra diócesis.

Tengo el gusto de presentarles este manual que contiene una catequesis que ha elaborado la comisión organizadora de la XVII jornada diocesana de la Juventud, que tiene como lema: “Estén Siempre alegres en el Señor” (Flp 4,4), y que se celebrará este año, el 1 de Abril en Santiago Atitlán.

El contenido de esta catequesis se centra en uno de los frutos del Espíritu Santo, EL GOZO, ya que gozo es aquella profunda alegría espiritual que el Espíritu Santo infunde en los corazones de quienes son poseídos por Dios.

Deseamos con todo el corazón que la Jornada de la Juventud ayude a los jóvenes a vivir un mayor compromiso con la Iglesia, a vivir su fe con alegría para edificar la Iglesia de Jesucristo.

Con esta catequesis se pretende preparar a los jóvenes de nuestra Iglesia particular, para que descubran que la jornada diocesana, es el espacio que buscaban los jóvenes para encontrarse personalmente con Cristo, para amar apasionadamente a la Iglesia descubriéndola como misterio y comunión; para tomar conciencia más clara de la vocación que tienen “discípulo y misionero de Jesucristo”, Para Redescubrir la grandeza de los sacramentos de la Confesión y la Eucaristía, que fortalecen la vida cristiana.

Se trata, por tanto, de fomentar la adhesión a Jesucristo vivida en la Iglesia con tal entusiasmo que se desborde en fiesta y en impulso misionero. Ahora, el Santo Padre, Benedicto XVI, ha convocado a participar en la próxima JMJ a todos los jóvenes del mundo, incluso a aquellos que no están cercanos a la vida de la Iglesia.

Y con esta catequesis queremos llegar también a todos los jóvenes que están en la Iglesia, en los grupos juveniles y también a aquellos que por distintas razones se han alejado o nunca han estado dentro, para que participen en la Jornada diocesana de la Juventud, que se celebrará en Santiago Atitlán el 1 de Abril, domingo de Ramos, y que juntos hagamos de la Jornada una manifestación de fe juvenil masiva.
Pbro. Geovanny Pérez

Asesor de la Pastoral Juvenil.


OBJETIVO:

El objetivo de esta catequesis es preparar a los jóvenes para vivir mejor la Jornada Diocesana de la Juventud, sabiendo que es el espacio donde los jóvenes tenemos un encuentro personal con Jesucristo, por medio del Obispo diocesano.

Hoy en día, muchos de nuestros jóvenes se dejan arrastrar por corrientes materialistas, que pretenden sacar a Dios de la vida de los jóvenes, presentándoles una gran diversidad de cosas, “hedonismo, alcoholismo, drogadicción, consumismo, afán de poder, etc, haciéndoles ver que en esas cosas se encuentra la felicidad, los jóvenes que lamentablemente han seguido estas corrientes han descubierto que ahí no está la felicidad, algunas veces lo descubren muy tarde. Porque la felicidad que los jóvenes buscan tiene un nombre, un rostro y se llama Jesús de Nazaret, solamente El es el único capaz de colmar la felicidad que andamos buscando como jóvenes.

Con estos temas no se pretende enseñar nuevas cosas, sino que los jóvenes aprendan a vivir con alegría, y que descubran la necesidad que tenemos de Dios, lo que implica un proceso de asumir con radicalidad nuestra fe y vivir así nuestra vida cristiana.

Se trata de ayudar a descubrir que por naturaleza estamos llamados a ser felices, pero que esa felicidad está dentro de cada de uno de nosotros, porque la felicidad es Dios. Por eso, educar es ayudar al joven a conocerse, valorarse y emprender el camino de su propia realización como joven, aprendiendo a compartir con los demás, con libertad y responsabilidad.

En cada tema se ha escogido un texto bíblico para reflexionar a la luz de la Palabra de Dios. Al final de cada tema se han planteados unas preguntas que debemos responder para descubrir nuestro compromiso cristiano.

RESEÑA HISTORICA DE LAS JORNADAS DE LA JUVENTUD.

La Jornada Diocesana de la Juventud (JDJ) es un evento organizado por la Iglesia Católica que convoca a los jóvenes de toda una diócesis en torno a la figura del Obispo diocesano.[]

La Jornada de la Juventud se realiza anualmente en nuestra diócesis el día Domingo de Ramos, con una ceremonia principal presidida por nuestro Obispo. Esta celebración tiene como objetivo unirse a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en el Vaticano, o en una ciudad sede fuera del Vaticano, donde se celebra cada dos o tres años, Esta ceremonia se llama Jornada Mundial de la Juventud y es presidida por el Papa.

Las jornadas de la juventud tuvieron su origen en la idea del papa Pablo VI, que en el Año Santo de 1975 reunió en Roma a varios miles de jóvenes en representación de numerosos países, tras su participación en la "I Marcha Internacional de la Reconciliación Cristiana" que recorrió el camino de San Francisco, entre Asís y Roma.

Pero principalmente En 1984 durante el papado del Beato Juan Pablo II quien convocó a los jóvenes de todo el mundo para incentivar la participación juvenil en la Iglesia.

El Beato Juan Pablo II promovió las jornadas mundiales de la Juventud, e invitó a todos los Obispos del mundo que hicieran jornadas diocesanas en sus diócesis para unirse a la celebración de la jornada Mundial, fue así como Monseñor Eduardo Ernesto Fuentes Duarte (QPD) en 1996 siendo Obispo de la Diócesis, pidió que se comenzaran los jornadas en Sololá, organizándolas en el comienzo los alumnos del seminario Mayor Nuestra Señora del Camino.

Al inicio de 1996 al 2000 las jornadas de la juventud se celebraban en Sololá, pero fue idea de Monseñor Raúl Antonio Martínez Paredes, que las jornadas de la juventud se realizaran en las distintas parroquias de la diócesis, intercambiando, un año en la vicaría de Sololá y otro en la vicaría de Chimaltenango.

Monseñor Gonzalo de Villa, actual obispo de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango, ha apoyado la jornada diocesana de la juventud, y ha querido continuar el método y la logística de la jornada que ya se tenían.

Por esa razón las jornadas de la juventud en la diócesis se han celebrado en las parroquias de Nuestra Señora de la Asunción Sololá, San Juan Comalapa, Tecpán Guatemala, Patzicia, Santa Lucia Utatlán, Chimaltenango, San Juan la Laguna, San Martín Jilotepeque, Santa Catarina Ixtahuacán, Santa Apolonia y en Abril de 2012, nos reuniremos en Santiago Atitlán para celebrar la XVII Jornada diocesana de la Juventud.


¿qué es La Jornada Diocesana de la Juventud?


  • Es un acontecimiento de la Iglesia, de modo concreto, de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango en el que se manifiesta la fe de los jóvenes en Jesucristo.

  • Es un encuentro festivo: los jóvenes muestran el dinamismo de la Iglesia diocesana y dan testimonio en la actualidad del mensaje cristiano.

  • Es signo de la comunión de la Iglesia: jóvenes de la diócesis de Sololá-Chimaltenango con sus comunidades, grupos y diversos movimientos se reúnen en torno al Obispo, unidos por el mismo amor a Cristo y a la Iglesia.

  • Es una peregrinación de fe, una celebración diocesana para jóvenes católicos donde se les brinda la oportunidad de celebrar y aprender más sobre su fe.

  • Es un encuentro juvenil para encontrarse con Cristo, dar testimonio de su presencia en la sociedad y compartir juntos la alegría y el gozo muy característico de los jóvenes.

  • En resumen es el anuncio claro, directo, entusiasta, de la fe de la Iglesia joven en Jesucristo.


LEMA DE LA JORNADA PARA EL AÑO 2012:
Estén siempre alegres en el Señor”

Flp 4,4


  • Con este lema se recuerda el llamado que hace el Señor a los cristianos por medio del Apóstol san Pablo, de vivir alegres.

  • El Apóstol nos invita a renovarnos en la alegría que brota de la seguridad de que Jesús camina con nosotros.

  • En efecto se nos invita a vivir alegres en medio de las dificultades y problemas, ya que no puede estar triste un corazón que alaba a Dios.

  • Con la catequesis que se propone queremos contribuir a que los jóvenes, conociendo cada vez más a Jesucristo, Amigo y Señor, deseen vivamente que Él sea el impulso de su vida y se esfuercen por ser alegres en Él.


CATEQUESIS # 1

La alegría del cristiano
Texto bíblico: Filipenses 4, 4: Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres.

  • ¿Qué es la alegría?

La alegría nos dice Santo Tomás de Aquino, es el primer efecto del amor y, por tanto, de la entrega. La alegría de amar a Dios no puede compararse con ninguna otra y esto se puede ver en aquellos que se encontraron con Dios en las situaciones y circunstancias más diversas de la vida y supieron permanecer firmes. El cristiano debe estar siempre alegre porque la esencia de su vida consiste en amar a Dios. También la alegría es uno de los frutos del Espíritu Santo (cf. Gal 5,22). El amor produce en el hombre la perfecta alegría. En efecto, sólo disfruta de veras el que vive en caridad (Santo Tomás de Aquino).

Alégrense siempre en el Señor dice el Apóstol san Pablo, y ciertamente el cristiano tiene un motivo principal para alegrarse: Cristo y es que Él no nos hace tristes; no produce depresión ni melancolía, porque quien produce tales situaciones en nosotros es el pecado. El mundo y sus placeres pueden presentar falsas alegrías; y no debemos buscar la alegría en las cosas materiales ni en el placer mundano, sino ante todo, en Cristo. Él es la fuente de felicidad y que el mundo no la puede dar. Por tanto, el cristiano está llamado a ser alegre en medio de toda experiencia humana: estudios, trabajos, actividades sociales… El cristiano ha de reflejar en los ojos, en el rostro, en la palabra y en la conducta que Cristo mora en su corazón.
Cuando san Pablo escribe la Carta a los Filipenses está en la cárcel, en Roma, preso por predicar a Jesús, y escribe invitando a la esperanza, sosteniendo a los hermanos en la alegría, Alégrense en el Señor, una vez más se los repito, alégrense en el Señor. San Pablo se está identificando con Jesús, clavado en la cruz y es justamente desde este lugar de cruz, privado de la libertad donde él alienta y sostiene a los hermanos en la fe invitándolos a la alegría. La alegría es parte de la vida, un amor completo está acompañado de alegría; por algo será que un amor sin alegría no es suficiente para simbolizar la unión del corazón humano con Dios. La necesidad que tenemos de un gozo y una alegría nos hace descubrir que no estamos hechos para vivir para nosotros mismos.



  • La distinción entre alegría y placer


Conviene distinguir la alegría del placer. El placer tiene que ver sobretodo con cosas que se poseen, con una cierta satisfacción personal, mientras que la alegría es un sentimiento mucho más hondo, interior, unido a cosas más profundas por eso podemos experimentar una profunda alegría en medio de un dolor físico grande, en cambio es muy difícil valorar un placer corporal, la comida, la belleza de los colores cuando estamos soportando un sufrimiento físico, el dolor siempre perturba al placer. Es posible que una alegría interior nos permita sobrellevar con calma, con serenidad, un dolor físico que nos molesta, puede que nos sintamos descontentos por varios motivos pero en el fondo estamos felices, tendemos a creer que cuando sufrimos no podemos ser felices, pero en la vida de una persona que tiene a Dios, el sufrimiento y la alegría pueden estar al mismo tiempo.
Cuando san Pablo les dice alégrense no les está diciendo alégrense ustedes mientras yo estoy triste en la cárcel, les está comunicando la alegría que él tiene, alégrense conmigo, gócense en Él mucho más allá de todas las dificultades. Aunque con frecuencia una gran alegría puede ir acompañada de un gran dolor y forman parte de una misma experiencia. La alegría es honda, el placer es como más superficial, el placer es parte de las cosas fáciles de aquellas que no nos son demasiado costosas, la alegría es más profunda, puede acompañar al esfuerzo, al trabajo costoso e incluso al sufrimiento cuando surgen obstáculos. Alégrense en el Señor, alegrémonos también en la enfermedad, en la privación de la libertad, en el conflicto, en la crisis. Para nosotros la alegría a la que somos invitados por san Pablo encuentra su razón de ser en el misterio pascual de Jesús que es dolor, sufrimiento, ofrenda de la vida, muerte, pero que también es resurrección.
COMPROMISO:
Pide al Señor diariamente que derrame este fruto del Espíritu Santo en tu vida, que brote de tu corazón la alegría, desde lo más hondo de tu alma este don que lo comunica el Espíritu Santo.

Sugerimos la siguiente oración, para rezarla diariamente:
“Señor, dame una buena digestión y naturalmente, algo que digerir.

Dame la salud del cuerpo y el buen humor necesario para mantenerla.

Dame un alma sana, Señor; que tenga siempre ante los ojos lo que es bueno y puro de modo que, ante el pecado, no me escandalice y sepa encontrar el modo de remediarlo.

Dame un alma que no conozca el aburrimiento, los ronroneos, los suspiros y los lamentos.

Y no permitas que me tome demasiado en serio esa cosa entrometida que se llama el yo.

Dame, Señor, el sentido del humor, dame el saber reírme de un chiste para que sepa sacar un poco de alegría a la vida y pueda compartirla con los demás”.
(Santo Tomás Moro).


  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Reseña historica de la jornada de la juventud icon1-breve reseña historica, nuestro compromiso para con la niñez y la juventud 4

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña historica identificación

Reseña historica de la jornada de la juventud iconMoroleón reseña histórica

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña histórica de la revista Politeia

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña historica de la institución educativa

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña historica sus origenes

Reseña historica de la jornada de la juventud iconBreve reseña histórica del hockey

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña histórica sobre el barroco en América

Reseña historica de la jornada de la juventud iconReseña historica arquitecto jorge luis panader

Reseña historica de la jornada de la juventud iconUnidad I: conceptos básicos de la contabilidad 1 Introducción Reseña Histórica






© 2015
contactos
l.exam-10.com