Capitulo II






descargar 76.74 Kb.
títuloCapitulo II
página3/3
fecha de publicación24.06.2015
tamaño76.74 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3

Del carácter; del latín. Character, señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo. Signo de escritura o de imprenta. Marca o hierro con que los animales de un rebaño se distinguen de los de otro. o forma de los signos de la escritura o de los tipos de la imprenta. Señal o figura mágica. Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás. El carácter español. El carácter insufrible de Fulano. Condición dada a alguien o a algo por la dignidad que sustenta o la función que desempeña. El carácter de juez, de padre. Medidas de carácter transitorio. Señal espiritual que queda en una persona como efecto de un conocimiento o experiencia importantes, como, en la religión católica, la dejada por los sacramentos del bautismo, confirmación y orden. Imprimir, imponer carácter. Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía. Un hombre de carácter.~ adquirido. Cada uno de los rasgos anatómicos o funcionales no heredados, sino adquiridos por el animal durante su vida.


4. Del prestigio del orador como persona confiable. Prestigio, del latín praestigîum, realce, estimación, renombre, buen crédito. Fascinación que se atribuye a la magia o es causada por medio de un sortilegio. Engaño, ilusión o apariencia con que los prestigitadores emboban y embaucan al pueblo.

VISIONES DISTINTAS SOBRE LA RETORICA.

Otras escuelas y pensadores de la cultura latina reflexionan sobre la retórica, con distintos enfoques. Los Estoicos, por ejemplo, cuyo nombre deriva del latín Stoîcus, pórtico, por el paraje de Atenas así denominado en el que se reunían estos filósofos y que significa también, fuerte, ecuánime ante la desgracia, perteneciente o relativo al estoicismo. Dicho de un filósofo, que sigue la doctrina del estoicismo. Estos sostienen que la lógica estaba dividida en dos partes, a.-La retórica, ciencia del bien hablar y b.-La dialéctica, ciencia del bien razonar que se ocupa de lo verdadero y lo falso, y en razón de ello, pensaban que la formación filosófica era ajena a la retórica.

Por su parte, los Epicúreos, sostenían que la Retórica era una ciencia contrapuestas a las ciencias exactas. Es ciencia empírica, fuera del ámbito filosófico, especialmente por el hecho de utilizar los valores emotivos del decir que, en esta visión, oscurecen la expresión.
El concepto ciencia deriva del latín scientîa, conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales. Saber o erudición. Tener mucha, o poca, ciencia.
Ser un pozo de ciencia. Hombre de ciencia y virtud. Habilidad, maestría, conjunto de conocimientos en cualquier cosa. Conjunto de conocimientos relativos a las ciencias exactas, fisicoquímicas y naturales. Ciencia ficción, género de obras literarias o cinematográficas, cuyo contenido se basa en hipotéticos logros científicos y técnicos del futuro. Ciencia infusa, saber no adquirido mediante el estudio.
Ciencia pura, estudio de los fenómenos naturales y otros aspectos del saber por sí mismos, sin tener en cuenta sus aplicaciones. Ciencias humanas, las que, como la sicología, antropología, sociología, historia, filosofía, etc., se ocupan de aspectos del hombre no estudiados en las ciencias naturales, que son aquellas que tienen por objeto el estudio de la naturaleza, como la geología, la botánica, la zoología, etc. A veces se incluyen la física, la química, etc.
Ciencias ocultas, conocimientos y prácticas misteriosos, como la magia, la alquimia, la astrología, etc., que, desde la antigüedad, pretenden penetrar y dominar los secretos de la naturaleza.
Marco Tulio Cicerón: Nació en Arpino, el año 106 AC y murió en Formia, el año 43 AC. Político, filósofo, escritor y orador romano, su familia era de origen plebeyo. Su abuelo de igual nombre que él, fue un político romano destacado.

Su padre J. C. Marco Tulio Cicerón lo educó en leyes; y al morir le dejó una gran fortuna Conocemos la vida de Cicerón entre otros, gracias a la biografía de Plutarco. Cicerón deriva de Cicer, garbanzo; según unos por dedicarse su familia al cultivo del garbanzo; según otros por tener una verruga en la nariz del tamaño del garbanzo; es falsa la creencia de que fuera tartamudo y se pusiera un garbanzo bajo la lengua, para hablar mejor.

En el tratado, De Amictita, «acerca de la amistad o Lelio» hace consideraciones acerca del poco valor que tiene la muerte, reflexiona acerca de la inmortalidad del alma y eleva a lo más alto el principio de la amistad. Asimismo, en su obra De Senectute, «acerca de la vejez», habla acerca de las ventajas que en su opinión tenía la vejez.

En su concepto, elocuente era aquél que en el foro y en las causas civiles se exprese de tal modo «que de necesidad pruebe sutilmente, que por suavidad deleite con moderación, y que para alcanzar la victoria doblegue con vehemencia.»3

En La «rhetorica al herennium», atribuida a Cicerón, y aparecida el año 90 AC. se afirma: «el oficio de orador consiste en poder hablar de todo lo establecido por las leyes y costumbres, con el consenso del público, en la medida de lo posible».

Cicerón representa la concepción «filosófica» de la retórica y la considera una ratio dicendi , es decir un decir racional, que exige amplios y profundos conocimientos de las artes, las ciencias y ,sobre todo, de la filosofía. De inventione, primera obra retórica de Cicerón, se ocupa de la invención retórica y de los diferentes componentes del corpus teórico de la retórica aceptada.


1 En esta sección hemos citado partes de un trabajo de Azucena Adelina Fraboschi, publicado en http:// afraboschi.freeservers.com/Arete.htm, basada en: Homero Educador: el espíritu de Grecia, de A.A. Fraboschi; C.I. Stramiello. Buenos Aires: EDUCA, 2001


2 Las citas de La Retórica que haremos están tomadas de la edición del Instituto de Estudios Políticos de Madrid del año 1971.


3 18 Cicerón, El Orador Perfecto, Ediciones UNAM , México, 1999, página XXVI

1   2   3

similar:

Capitulo II iconCapítulo I: Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión...

Capitulo II iconCapítulo: novela histórica lean el capítulo 14. Primera persona extraído...

Capitulo II iconSinopsis Capítulo Capítulo 21. Capítulo 41

Capitulo II iconEn el capítulo 4 del libro sobre teoría de la comunicación, perspectivas...

Capitulo II iconSegunda parte mapas del viaje interior capítulo Lecciones espirituales...

Capitulo II iconCapítulo 1

Capitulo II iconCapítulo I

Capitulo II iconCapítulo I

Capitulo II iconCapítulo I

Capitulo II iconCapítulo 1






© 2015
contactos
l.exam-10.com