Antecedentes






descargar 224.69 Kb.
títuloAntecedentes
página1/3
fecha de publicación05.04.2017
tamaño224.69 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
I PARTE
ANTECEDENTES

ANTECEDENTES




La década 1970 estuvo marcada por la denominada Reforma Educativa, derogada por Ley a finales de 1979 como respuesta a una gran demanda popular. Por sus características, puede decirse que fue la primera gran reforma de la educación que afectó no sólo a la estructura del sistema en todos lo niveles, sino también en sus bases.
Se formularon nuevos fines para la educación nacional, una política para la educación básica general; se estableció una educación básica de nueve años de escolaridad obligatoria, se reorganizó el nivel de educación media proponiendo dos bachilleratos en ciencias: Uno en ciencia y tecnología y el otro con instrumentación tecnológica. Se crearon los denominados ciclos de producción como un paso para poner en práctica el principio de estudio-trabajo, se propuso una nueva concepción curricular considerando a la comunidad como fuente para todo el proceso. Además, se estableció la formación del docente para las áreas indígenas junto con la creación de nuevas escuelas normales con el propósito de contar con los recursos necesarios para atender a la creciente población estudiantil originada en parte por el corrimiento hacia debajo de la edad de ingreso al primer grado de la escuela primaria. También se crearon las direcciones de Perfeccionamiento docente, Currículo y Tecnología Educativa y se concretaron algunas medidas de descentralización, especialmente en aspectos de carácter administrativo que no incluyó hasta ese momento el nombramiento de los docentes que continuó centralizado.
Con la derogatoria de la Reforma Educativa se retornó a partir de 1980 a los fines de la educación establecidos en 1946, a la estructura por niveles del sistema educativo tradicional y a la propuesta curricular de 1961 revisada durante los dos primeros años de la década.
A finales de los años 80 e inicios de la década de los noventa, los acontecimientos que tuvieron lugar con la crisis política y económica del gobierno militar que desembocó en la invasión a Panamá por fuerzas de los Estados unidos de Norteamérica, las transformaciones aceleradas en el conocimiento científico y tecnológico, el fenómeno de la globalización, la transformación de los procesos productivos y los sistemas de distribución de bienes y servicios, entre otros generaron una situación crítica para el sistema educativo.
El reconocimiento de la educación como un factor esencial para la generación y difusión del conocimiento y su papel en la construcción de una sociedad más justa y solidaria, motivó que entre 1990 y 1994 se reformularan los lineamientos de la política educativa. Se propuso ofrecer educación a toda la población (dentro del espíritu de la Declaración Mundial de Educación para Todos), la diversificación de oportunidades educativas, ampliación de las ofertas y modalidades educativas, la utilización de nuevos métodos de enseñanza, el desarrollo de modalidades de educación a distancia y la participación de diversos actores sociales a través de la figura de la comunidad educativa. En síntesis se planteó la modernización de la educación, considerando el fortalecimiento de la capacidad de gestión, la dotación de los recursos humanos y de equipos y materiales; todo esto procurando ofrecer una oferta educativa con equidad y calidad para todos.
En 1995, la Ley 47 de 1946 fue modificada por la Ley 34. A finales de la década del noventa se presentó al país, la Estrategia Decenal de Modernización de la Educación Panameña (1997-2006) la cual se diseña en base a los nuevos preceptos que se presentan en la Ley, en esta se planteó una nueva plataforma de fines para la educación. Además, presenta cambios en la estructura académica y curricular, se introdujo el esquema de los ejes transversales destacándose los valores, género y la educación ambiental; se propuso dar impulso a la investigación y a la evaluación de la calidad de la educación; se establece el Primer Nivel de Enseñanza de 11 años y un tercer nivel de enseñanza postsecundaria; se crea la Comunidad Educativa, se establece el servicio social educativo y se toman decisiones para la puesta en marcha de los procesos de descentralización y regionalización del sistema educativo. A raíz de estos cambios se puso en práctica una experiencia piloto en 118 Centros de educación básica y en de 13 de educación media. Se avanzó en la descentralización del sistema educativo mediante la creación de las Juntas Regionales y Escolares de Educación.
También hay que señalar que durante los últimos 10 años la sociedad civil ha participado mediante diferentes mecanismos en la definición de la orientación de la educación ampliándose la base de participación en las decisiones en esta materia.
El balance de los últimos cincuenta años de reformas educativas es positivo si

se juzga desde la perspectiva de los avances en la cobertura, la disminución del analfabetismo, la modernización de las estructuras del sistema educativo, la creación de proyectos de incorporación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y la enseñanza obligatoria del inglés, la diversificación de las oportunidades educativas, el apoyo a la educación de los pueblos indígenas, la atención a la diversidad cultural y a las diferencias, expresadas en la nueva política de la inclusión, la apertura hacia la descentralización y la formación y capacitación del personal docente, que ahora se ofrece a nivel superior; pero también por el reconocimiento de que la educación es un asunto de Estado, la ampliación de los mecanismos de participación de la sociedad civil y el aumento del presupuesto para el sector educativo.
Sin embargo, aún persisten problemas de calidad y equidad de la educación expresado en bajo rendimiento, la desarticulación entre los niveles educativos, la falta de adecuación entre el currículo y la realidad del entorno de la sociedad del conocimiento, la existencia de gran cantidad de escuelas unidocentes; pero también en el aumento de situaciones de violencia escolar y la disminución de la autoridad de los docentes.
En síntesis, el sistema educativo se ha fortalecido y diversificado, aún con las limitaciones señaladas, ha cumplido un papel importante en el desarrollo del país en todos los aspectos. Queda por realizar los ajustes que correspondan para mejorar la equidad y calidad anunciada en las políticas formuladas.


ASPECTOS CRÍTICOS DE LA EDUCACIÓN MEDIA



  • Según datos estadísticos del Ministerio de Educación, la cobertura de la educación media en el país incorpora a 219,386 jóvenes en edad de 12 a 17 años, de los cuales el 50.9% son varones y el 49.1% mujeres. La tasa de escolarización para el 2006 alcanzó el 55.96%.




  • En cuanto a la eficiencia interna en este nivel, en la actualidad la tasa de reprobación es de 11.1% en el sector oficial y la deserción en premedia y media es de 11.4 % en el sector oficial.




  • Recientemente se publicaron los resultados de las pruebas de logros académicos, y estos reflejan que los estudiantes presentan deficiencias en las asignaturas básicas.




  • El porcentaje de alumnos que egresan de la educación media que continúan estudios universitarios aún no llenan las expectativas del país.




  • De los jóvenes que egresan del nivel medio, un alto porcentaje no se incorpora al mundo laboral en su área de especialidad.




  • Al plantear nuevas especialidades se procede sin el sustento teórico adecuado y sin garantizar anticipadamente las necesidades en cuanto a los recursos humanos y materiales, e incluso en muchos casos sin tener el personal requerido para el desarrollo del plan de estudio.




  • Si bien no existe un estudio formal de seguimiento a los egresados, es opinión generalizada que los egresados de la educación profesional (diversas modalidades y especialidades) en un alto porcentaje (75 a 89%) no tienen acceso a los estudios superiores ni encuentran trabajo en su campo de especialidad, conformándose con trabajos en el sector informal de la economía.




  • En la línea de los estudios superiores, un alto porcentaje no tiene acceso a la universidad por razones económicas y un porcentaje significativo por su fracaso en las pruebas de admisión.




  • Como caso específico se reconoce que los egresados del bachillerato agrícola no obtienen la puntuación necesaria en el examen de la especialidad para ingresar a la carrera agrícola. Igual ocurre con los bachilleratos de las instituciones técnicas y profesionales que serían los candidatos naturales a la universidad Tecnológica, que en su gran mayoría no superan la prueba de ingreso a esa universidad y son desplazados por los Bachilleres en Ciencia.




  • En el caso del Bachillerato Industrial la situación se complica al ofrecer dos títulos diferentes de Bachillerato y el título de Segundo Ciclo Industrial, lo que provoca fracaso y deserción pues el último cierra las puertas al nivel universitario.




  • Los planes y los programas de estudio de la Educación Media, son obsoletos en casi un 90 %, pues la mayoría proviene de los años 60 ó 70.




  • En el caso de los Bachilleratos en Ciencias y Letras con algunas excepciones, se rigen por las modificaciones al Decreto 95 de 1961 y al Decreto 114 de 1962, introducido por el Decreto 8 de 1981. Como puede observarse en la modalidad académica, en el mejor de los casos, los programas alcanzan como veinte años de vigencia, con un sustento en documentos curriculares de hace 40 años (los 60), los cuales solo han sufrido variantes superficiales y no de fondo.



  • Los planes y programas de estudio de la Media, vigentes, reflejan una visión muy atomizada y en algunos casos reiterativa o repetitiva.




  • En este punto el caso más grave es el de la modalidad de comercio. Existen distintos planes de estudio para una misma modalidad (se habla de planes A,B,C,D,y E y más recientes B.P, D.C y D.S. Esto implica la existencia de ocho planes de estudio para un mismo nivel, modalidad y especialidad.




  • Los planes y programas de estudio de la Educación Media se caracterizan por ser:



  • Planes de estudio muy segmentados y recargados, con muchas disciplinas sin articulación entre ellas y entre los diferentes niveles.

  • Obsoletos en cuanto a contenidos: desactualizados y alejados de los avances científicos y tecnológicos.




  • Estos planes denotan muy poca presencia de la Educación Física, Artística, Plástica y Musical, en la formación de los jóvenes, lo que implica una formación poco integral.



En síntesis, el sistema educativo se ha fortalecido y diversificado, aún con las limitaciones señaladas, ha cumplido un papel importante en el desarrollo del país en todos los aspectos. Queda por realizar los ajustes que correspondan para mejorar la equidad y calidad anunciada en las políticas formuladas.


JUSTIFICACIÓN

Las demandas provenientes del sector social y económico y de la internacionalización y globalización creciente de la economía, la política y la cultura se manifiestan en la necesidad de desarrollar capacidades competitivas, calidad en los productos, innovación y creatividad. Esta demanda impacta con fuerza en el currículo.
En este sentido, a nivel internacional se plantean nuevas demandas educativas provenientes del avance científico y tecnológico, especialmente de la informática, de las comunicaciones y de los nuevos paradigmas del aprendizaje. La ciencia, en permanente desarrollo, no sólo tiene valor por el saber mismo sino porque constituye capital para el desarrollo de nuevas habilidades y actitudes; posibilita un sistema de valores sociales que permite abordar y resolver problemáticas complejas del mundo globalizado que exige competitividad con posibilidades de éxito.
El avance de la ciencia y la tecnología crea un marco de oportunidades sin precedentes; modifica de manera sustancial el proceso de enseñanza y aprendizaje; genera nuevas formas de producción y validación del conocimiento; y presenta un desafío no sólo a la selección , a la estructuración y a la organización de los contenidos sino que también, a los modelos pedagógicos curriculares y didácticos.
Para el sistema educativo y el currículo en particular, esto señala una tensión permanente entre los esfuerzos por cultivar y preservar la propia identidad nacional y a la vez incorporarse a la corriente internacional que desarrolla y exige constantemente nuevos referentes para establecer mejores relaciones entre las culturas de las minorías con la cultura nacional.
Con la propuesta de Transformación Curricular de la educación media, se espera brindar al estudiantado, una educación integral, flexible y competitiva que responda a los retos del mundo de hoy; proporcionándole también una formación general, que permita a los estudiantes identificar, e identificarse con sus propias necesidades y con las demandas y retos de un contexto social cambiante e incierto que les exigirá movilizarse en diversas direcciones a través de su vida que transcurrirá en el Siglo XXI.
Los signos de esta época parecen plantear, como requisito inexorable, el intercambiar y convivir con procesos permanentes de transformación y avance en el campo de la ciencia y la tecnología y en los sistemas de convivencia.
En esta línea, corresponde a la Educación Media proveer, mediante los procesos de enseñanza y aprendizaje, los conocimientos, habilidades, actitudes y destrezas (competencias necesarias) para que los jóvenes se desenvuelvan con éxito en sus estudios superiores, en la vida cotidiana y en la sociedad contemporánea.
La oferta educativa que el nivel medio brindará al estudiantado, estará organizada y articulada manteniendo la secuencia entre la educación del Primer Nivel de Educación Básica General y la Educación Media, a su vez tendrá un alcance que llegará al umbral del Nivel Superior.

CARACTERIZACIÓN DEL NIVEL MEDIO

Aspectos generales

Tradicionalmente el nivel de la educación media es el que mayores cuestionamientos ha tenido como lo demuestra la historia de la educación; y nuestro país no es la excepción. Históricamente fue el último de los niveles educativos en conformarse como tal; se ha tenido diferentes visiones y misiones, como; denominaciones, duración, estructura y organización curricular, objetivos y contenidos distintos, y su difusión ha alcanzado carácter universal.

Conceptualización de la Educación Media

Así, a la educación media se le ha conceptualizado como continuación de la educación básica general, preparación para la vida o para los estudios superiores; de orientación humanística o tecnológica; de formación para el trabajo calificado o semi calificado. Ahora, en la sociedad del conocimiento, ante los cambios que tienen lugar, a la educación media se le pide que responda a las nuevas necesidades sociales, individuales y culturales, así como también a las exigencias cualitativamente distintas que hoy demandan los sectores productivos.
Múltiples factores han ocasionado que la situación se haya tornado más compleja y como consecuencia de esto, a los sistemas educativos se les exige hoy una revisión profunda de sus objetivos, contenidos y estrategias. Esto se aprecia en los diferentes documentos que recogen el resultado de reflexiones serias acerca de las consecuencias que tienen los cambios generados por las nuevas características del contexto científico y tecnológico, económico, social, cultural y político a nivel mundial, nacional y regional.
En el caso específico del nivel de educación media, esto significa una nueva conceptualización del nivel, la revisión de sus fines y propósitos, estructura, objetivos, contenidos y duración, de las estrategias pedagógicas, así como de la planificación y gestión. De esta manera, nuevas formas de enseñanza, de formar y capacitar a los docentes; de financiar la educación, de darle participación a la comunidad educativa y a la sociedad civil.
Los avances en el conocimiento científico y tecnológico y las nuevas demandas académicas y de los sectores productivos, motivaron, en diferentes momentos, cambios en el currículum y con esto en los objetivos, contenidos, estrategias didácticas, recursos e incluso en los procedimientos de evaluación, así como en la formación de los docentes.
Aunque se ha logrado en la actualidad un avance considerable en Panamá, el nivel medio, muestra disfunciones notables que se expresan en el bajo rendimiento, los fracasos, la deserción, la falta de consistencia en los conocimientos y las habilidades que permitan cursar con éxito los estudios superiores.
Por otro lado, permanecen condiciones que están lejos de lograr la equidad y la calidad que se requiere para ofrecer a todos una educación cónsona con los tiempos modernos y los retos del futuro cercano. Así, son evidentes las diferencias que existen en los establecimientos del nivel medio en cuanto a sus condiciones de infraestructura, dotación de materiales educativos, calificación de sus profesores, incluso de motivación de docentes, estudiantes y administrativos, que producen una segmentación tanto de la población como de sus resultados, generándose circuitos de calidad disímil tanto en la oferta como en sus resultados. Tales circuitos se identifican, entre otros factores, por la característica y procedencia de los estudiantes, la insuficiente preparación de los docentes en los aspectos relevantes de la pedagogía propia de la población que atiende y de la didáctica específica de los conocimientos que imparten; la escasez de recursos e todo tipo, insuficiente tiempo de permanencia de los estudiantes en la escuela, ligado a la permanencia de métodos tradicionales de enseñanza; la ausencia de claros propósitos institucionales en cuanto a su función formadora, aunado a un currículo obsoleto, desvinculado de la realidad y a la casi inexistencia de una verdadera comunidad educativa con presencia en la definición, apoyo a los procesos educativos y compromiso en la rendición de cuentas del nivel.
Por otra parte, una proporción considerable de sujetos en edad escolar para este nivel o no ingresan o no continúan sus estudios, engrosando, de este modo, las filas de los desempleados o mano de obra no calificada. Esto sin considerar los aspectos negativos que conlleva en cuanto a su formación integral la no finalización de sus estudios en la educación media.
Todo esto ocasiona un fuerte reclamo social por una transformación estructural del nivel medio de modo que tanto la oferta como los procesos y resultados tengan la calidad que exigen los nuevos tiempos. Es evidente que aunque se ha ampliado la cobertura en educación básica y su duración, en nuestro país alcanza una escolaridad obligatoria de 11 años, ese periodo no es suficiente para alcanzar los niveles formativos que hoy se exigen; esto se traduce en estudiantes que no poseen los recursos necesarios para enfrentar con mejores probabilidades de éxito la vida cotidiana.
La educación media tiene como propósito fundamental la formación integral de los jóvenes panameños, de ambos sexos, en dos dimensiones esenciales: la formación para continuar estudios superiores y la formación para desempeñarse en el campo laboral y en el mundo productivo.


PROPUESTA PARA LA TRANSFORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN MEDIA

  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Antecedentes iconI. antecedentes

Antecedentes iconI. antecedentes

Antecedentes icon1. Antecedentes

Antecedentes iconAntecedentes

Antecedentes iconAntecedentes

Antecedentes iconAntecedentes

Antecedentes iconAntecedentes

Antecedentes iconAntecedentes Prehispánicos

Antecedentes icon[3] Antecedentes históricos

Antecedentes iconPrograma del curso ' parte primera concepto y estructura de la obligación...
«elementos fofimativos de la obligacióN til. Significado del- término ¡ Antecedentes I i. ■ ¿. lementos de la obligación»4- sujetos...






© 2015
contactos
l.exam-10.com