Colección de citas sobre la infancia






descargar 19.32 Kb.
títuloColección de citas sobre la infancia
fecha de publicación04.04.2017
tamaño19.32 Kb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
Colección de citas sobre la infancia

Sobre la infancia
“La infancia es una pesadilla que la modernidad ha construido pacientemente. La lógica de la planificación no admite espacios en blanco: si el futuro de la raza está en ese niñito despreocupado y ajeno, se debe entonces poner el ojo sobre él, tener cuidado de no perderlo de vista: preparar con esmero el molde del adulto por venir. Los distintos enfoques históricos sobre la infancia coinciden en admitir que, por lo menos hasta fines del siglo XVIII, los niños no eran sino miniaturas de adulto, enanos más o menos inteligentes, materia prima maleable que debía formarse según criterios de utilidad y rendimientos. La pedagogía, que consolidó su prestigio durante el siglo XIX, mantiene hasta nuestros días el monopolio de los discursos institucionales sobre la niñez y legitima con su aparente neutralidad la ética de la productividad y el máximo rendimientos. Entre la familia y la escuela se cierra el circuito posible del niño privatizado.

Fuera de la vigilancia todo niño habita, desde siempre, una zona propia. Zona bloqueada en la memoria del adulto respecto de la propia infancia, de la que no quedan sino jirones confusos, haces de percepciones vagamente familiares que remiten a ese lugar perdido al que no se puede acceder y que Proust recrea a partir de una taza de té y una magdalena. Nadie puede dar cuenta de los primeros años de infancia: los psicoanalistas intenta explicarlo diciendo que la memoria del adulto borra todo lo que correspondió al período preedípico; así, el niño que imaginamos haber sido no es sino la proyección del adulto que busca recuperar su pasado y que, al hacerlo, lo inventa de nuevo, una vez más.

La literatura intenta la reconstrucción de ese espacio inalcanzable…”
Maite Alvarado y Horacio Guido. Prologo de Incluso los niños. Apuntes para una estética de la infancia, Buenos Aires, La marca, 1993.
********
“La niñez es el lugar de la movilidad permanente. Su cuerpo mutante juega a descolocarse, a ser otro en sí mismo: ser niño es tener todavía la posibilidad de elegir. Libertad virtual que pone en el límite y arriesga la noción misma de identidad: el niño puede devenir otra cosa de lo que se pretenda que sea […]

La fantasía de mutar como la oruga en mariposa es más intensa en la infancia, cuando el cuerpo es transitorio y día a día descubre nuevas regiones y corrige sus dimensiones. Como sujeto de esas mutaciones, los niños desbordan su propia identidad y juega a escapar así del control adulto que ejercen familia y pedagogía, abren la brecha hacia ese espacio propio e inalcanzable donde ellos habitan.”
Maite Alvarado y Horacio Guido. Prologo de Incluso los niños. Apuntes para una estética de la infancia, Buenos Aires, La marca, 1993.
********

Cambios en la concepción del niño y su lugar en la familia

“Solo durante el siglo XIX el niño es percibido como una persona específicamente diferente a un adulto en devenir […] Durante el siglo XVIII los nacimientos eran numerosos, pero la mortalidad era tan fuerte que a una fecundidad de 5 niños por mujer correspondía en cinco años un número de supervivientes de 2,5 niños. […] La familia numerosa ha sido un modelo pasajero en la historia de la demografía. […] Lo que ha movido a las parejas, a dar a sus hijos […] una vida confortable y sobre todo protegida no ha sido la contracepción […] el IVG […] el trabajo femenino […] sino una revolución en las mentalidades sin duda vinculada a la descristianización. Y esa protección sólo puede ser garantizada a una prole restringida. El niño, objeto de promesas y de toda suerte de expectativas, debe ser mantenido, hacer largos estudios. Ayer, desde muy joven, aportaba. Hoy costará caro hasta los veinte años e incluso después. Se pone en él la esperanza de una ascensión social del propio linaje. Una prueba a contrario de esta apuesta a favor del porvenir nos la suministra la fuerte tasa de fecundidad de las poblaciones del cuarto mundo, sobre todo de aquellas que viven en las ciudades de tránsito. Allí, como ayer en esas clases trabajadoras que la miseria volvía peligrosas, reside el terreno del ‘nada que perder’. No hay ninguna promoción social que esperar. Se engendra hijos y sobreviven gracias a los progresos de la medicina, a los subsidios familiares y al mínimo garantizado a las mujeres solas.”
Philippe Ariés y Georges Duby (directores). Historia de la vida privada. La vida privada en el siglo XX, Buenos Aires, Taurus, 1991.


La sexualidad en la infancia
“Determinadas sensaciones sexuales acompañan su desarrollo [del niño] a través del período de lactancia y de la época infantil, siendo muy pocos los niños que llegan a la pubertad sin haber pasado por actividades y sensaciones sexuales […] El niño es capaz de la mayor parte de las funciones psíquicas de la vida erótica (la ternura, los celos) muchos antes de alcanzar la pubertad, y la frecuente unión de esos estados psíquicos con sensaciones somáticas de excitación sexual revela al niño la íntima relación de ambos fenómenos. En resumen: el niño aparece perfectamente capacitado para la vida erótica –excepción hecha de la reproducción- mucho antes de la pubertad, y puede afirmarse que al ocultarle sistemáticamente lo sexual solo se consigue privarle de la capacidad de dominar intelectualmente aquellas funciones para las cuales posee ya una preparación psíquica y una disposición somática.”
Sigmund Freud, “La organización genital infantil”, en Obras completas, volumen I, Buenos Aires, Nuevo Mundo, 1974
********
La reiteración como rasgo del pensamiento infantil
“Pilar Palop es aguda analizadora de la creatividad verbal infantil y estudia la reiteración como uno de los recursos de estilo más frecuentes, ya que perseverar en lo dicho o hecho es uno de los rasgos del pensamiento del niño. Así es como se manifiesta en el interrogatorio clínico. Sorprende a los psicólogos que el niño responda siempre lo mismo aun ante preguntas distintas o quede fijado en una pregunta o idea. Y cita a Wallon para justificar ese siempre aludido recurso a la poesía en la infancia: ‘la palabra pronunciada, la imagen o la idea mentalmente realizadas tienden a reproducirse, a durar, con elipsis y reviviscencias. El niño es perseverante en el plano mental, tanto como es saltarín en el plano de las reacciones exteriores.’”
Román López Tames, “Poesía e infancia”, Letragorda, 3, Murcia, 1989.
********

Lo gótico en los niños
“Creo que puede afirmarse sin temor a equivocarse que todo niño, excepto en los casos en que una educación implacable lo aísle a lo largo del camino, es esencialmente gótico, es decir que, debido no sólo a la ignorancia, sino sobre todo a la inocencia, el niño está abierto como una esponja a muchos aspectos de la realidad que después serán criticados o rechazados por la razón o el aparato lógico. […]

El paso de lo simplemente ‘maravilloso’, tal como aparece en los cuentos de hadas que un niño acepta en su más tierna infancia, a lo que se denomina ‘misterioso’, sólo se produce la final de un largo proceso de maduración. Para mí, al principio, lo fantástico era causa incesante de miedo mucho más que de portento. Mi casa, para empezar, ya era un decorado típicamente gótico, no sólo por su arquitectura, sino por la acumulación de terrores nacidos de objetos y creencias, de los pasillos tenebrosos y de las conversaciones de sobremesa de los adultos. Eran éstos gentes sencillas cuyas lecturas y supersticiones impregnaban una mal definida realidad y así, desde mi más tierna infancia, supe que cuando había luna llena salía el hombre lobo, que la mandrágora era una planta mortal, que en los cementerios ocurrían cosas horribles y horrorosas, que le pelo y las uñas de los muertos crecían interminablemente y que en nuestra casa había un sótano al que nadie se atrevía a bajar jamás.”
Julio Cortázar, “El estado actual de la narrativa en Hispanoamérica”, en Obra crítica/3, Buenos Aires, Alfaguara, 1994
********
Sobre la pubertad
“Entre los diez y los doce o trece años se extiende la pubertad. En otros tiempos se la llamó la edad del pavo; fue necesario que se produjese cambios en la concepción de la niñez y de la adolescencia y modificaciones en los modelos pedagógicos para acercarse con otras perspectivas a este universo formado por chicos y chicas que se diferencian de la niñez y de los adolescentes.

[…]

Los varones y la mujeres se asemejan en la creación de sus propios argumentos, en los que ellos son protagonistas; para lo cual deben articular sus emociones, con las que tiñen sus recuerdos de infancia y sus nuevos pensamientos.

[…]

‘Pero en qué piensan? ¿Tienen tanto para pensar?’, me preguntan reiteradamente los padres en la consultas. Sí, tienen muchísimo para pensar, empezando por sus recuerdos de la niñez, de los que deben separarse sin olvidarlos. También están seriamente preocupados por su sexualidad, y habitualmente resulta complicado explicarles a los padres que en la pubertad surgen demandas sexuales importantes, con las que no saben qué hacer.

El desprendimiento progresivo de la madre y del padre junto con su desarrollo corporal los conduce a soñar o a buscar un compañero que sea su par y que puede ser su novio o novia, o bien el amigo entrañable para siempre y por el que se sienten capaces de dar la vida. No obstante, mantienen la necesidad de contar con la presencia parental pero sienten que debido a su crecimiento sus padres no los quieren como antes. Existe una percepción de los hijos acerca del efecto que produce su crecimiento en sus padres porque un púber en la casa no necesariamente es una presencia tranquilizante: evidencia su voluntad de discutir y desafiar, o bien elige conductas silenciosas y asiladas. Irrumpe con u a sexualidad que si bien era esperada. Los padres ya no pueden negar el crecimiento de es hijo o hija.”
Eva Giberti. Púberes, en Escuela para padres, Buenos Aires, 1999 (fascículos coleccionables de Página 12).
********

Sobre la adolescencia
“Lo que siempre denominamos adolescencia, clasificándola según la edad cronológica, hoy en día es una ficción. […] No es posible establecer un corte riguroso entre una etapa y otra y tampoco cabe suponer que se pasa de la pubertad a la adolescencia sólo por cumplir años […]

Si bien transitaron la experiencia de vivir con su familia durante años, en esta etapa esbozan una pregunta que no siempre se explicita de modo consciente: ‘quiénes son los padres’?. La desilusión acerca de los padres había comenzado a hacerse sentir alrededor de los 8 y 10 años, período que corresponde al tiempo cronológico en el cual los hijos al comparar a sus progenitores con otros adultos descubren que aquellos no son los más poderosos ni los más ricos o los más valientes.

Se interpretó el comportamiento rebelde de los adolescentes como una manera de separarse y de diferenciarse de los padres y de abordar al mismo tiempo los duelos por la infancia perdida. Pero es posible sugerir que esa separación y esa necesidad de diferenciación incluye una refutación fuerte además de un desafío que se sostiene como ensayo de ‘salirse’ de la marcación genealógica que los conduce al destino de ser quienes releven a esos padres con los que se desentiende.

[…]

Ellos no admiten […] que pertenecer a una familia signifique acatar todos sus modelos heredados de otras generaciones y de otras épocas.

Precisan redefinir su inserción social como hijos o hijas en el seno de las familias y producir nuevas pautas de conducta.”
Eva Giberti. Adolescentes (1ª parte), en Escuela para padres, Buenos Aires, 1999 (fascículos coleccionables de Página 12).

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Colección de citas sobre la infancia iconCitas de Mao Tsetung sobre filosofía y superestructura

Colección de citas sobre la infancia iconSeminario Internacional "¿Qué leer? ¿Cómo leer? Perspectivas sobre lectura en la infancia"

Colección de citas sobre la infancia icon5 Bibliografía 1 Citas

Colección de citas sobre la infancia iconManifiesto Trascendentalista/Citas

Colección de citas sobre la infancia iconCitas para refelxionar cortesía s a V i a

Colección de citas sobre la infancia iconCitas de “juan lamillar” en internet

Colección de citas sobre la infancia iconBibliografía y citas bibliográficas. Pág. 15

Colección de citas sobre la infancia iconCitas bibliograficas con apastyle

Colección de citas sobre la infancia iconCitas y frases por personajes conocidos de la historia

Colección de citas sobre la infancia iconÁngel González, Palabra sobre palabra (Obra completa 1956-2001),...






© 2015
contactos
l.exam-10.com