Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones?






descargar 202.45 Kb.
títuloInvolucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones?
página1/4
fecha de publicación02.04.2017
tamaño202.45 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4

Fecha del boletín

Fecha del boletín

Volumen 1, nº 1

Volumen 1, nº 1

Fecha del boletín

Fecha del boletín

Fecha del boletín

Fecha del boletín

Volumen 1, nº 1

Volumen 1, nº 1

Fecha del boletín

Fecha del boletín





CARTAS DE MISIONEROS






RED DE ORACIÓN MISIONERA




ORACIÓN POR LA IGLESIA PERSEGUIDA







NOTICIAS MISIONERAS



EVENTOS MISIONEROS



PUEBLOS NO ALCANZADOS



PAGINAS WEB

MISIONERAS




VOCES Y FRASES



  • EDITORIAL…………………………………………. Pág.… 2-8

  • CARTAS DE MISIONEROS………………………. Pág.… 8- 16

  • RED DE ORACION MISIONERA………………… Pág.… 16-22

  • ORACION POR LA IGLESIA PERSEGUIDA……. Pág.… 22- 25

  • NOTICIAS MISIONERAS………………………… Pág.… 26-29

  • EVENTOS MISIONEROS…………………………. Pág.… 29-30

  • PUEBLOS NO ALCANZADOS…………………… Pág.… 30- 33

  • PAGINAS WEB MISIONERAS…………………… Pág.…. 34

  • VOCES Y FRASES……………………………….. Pág. …. 34-35

EDITORIAL

INVOLUCRANDO JOVENES EN LAS MISIONES

Cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones?



Disfrazado en una aparente apatía al mundo, camuflado detrás de los juegos de PS3, disimulado en una rebeldía contra los padres o el sistema, en el fondo del corazón de cada joven hay un deseo desesperado: el de vivir apasionadamente un plan de vida que le eleve y sea trascendental.

Entendiendo el cambio de paradigma cultural


Décadas atrás los jóvenes se identificaban con ideales de vida absolutos que todo lo abarcaban, y por ellos daban la vida. Se les presentaban los ideales de una forma clara y eso era suficiente para lograr su lealtad a la causa. Debido a ese contexto la exposición del evangelio en aquellos tiempos era una exposición racionalizada, analizada, donde la apologética para compartir el evangelio era determinante.  Hoy ha habido un cambio cultural, y la sociedad postmoderna en la que vivimos tiene una filosofía que la define: el vivir intensamente y apasionadamente un lema o causa de vida que les atrae, no necesariamente que sea bueno o malo, sino más que nada que les motive, cautive, realice y maximice sus sentidos. A ello dan todas sus energías, sus mejores años de vida y sus recursos.  

El joven de hoy es solidario con causas nobles y de necesidad extrema. En el mundo secular lo vemos en jóvenes apasionados con el planeta y su cuidado.  Los principales grupos ecologistas y de ayuda al necesitado hoy cuentan con jóvenes de todas las edades a lo largo del mundo. Lo vemos en las ONG donde muchos profesionales recién recibidos sirven a estas instituciones y dan lo mejor de sí por una causa noble.

El mundo secular logra la adhesión juvenil porque sí, ellos tienen una agenda de trabajo que toma en cuenta la realidad y las necesidades del joven, y la cumplen muy rigurosamente. Esta es una agenda desarrollada y ejecutada a mediano y largo plazo.  Pero en el mundo cristiano, ¿cómo lo hacemos?  ¿Es posible lograr que los jóvenes cristianos den lo mejor de sí por una causa elevada? Por supuesto que sí…. Y esto está en nuestras manos como líderes que debemos inspirarlos y motivarlos a llegar a nuevos niveles de compromiso.  Los líderes creyentes también debemos tener una agenda para nuestros jóvenes, ¡una agenda que impacte el mundo y establezca el Reino!

Como cristianos debemos entender que nuestros jóvenes vienen de este contexto y que aun los jóvenes cristianos que tenemos en nuestras iglesias conviven con esta realidad y hasta son hijos de ella. Debemos aprender a movernos entre ella y saber cómo utilizar sus sentidos para canalizarlos para el reino. Al joven cristiano debemos primero tocarle sus emociones (como persona criada en este mundo postmoderno), y luego llevarles a un razonamiento y confrontación de su vida cristiana para que tome decisiones trascendentes.


Levantando una generación apasionada por misiones

Generalmente hemos escuchado decir que debemos primero cambiar en lo interior para luego cambiar hacia el exterior, el cambio de adentro hacia fuera.  Si bien esto es cierto, las nuevas generaciones interpretan distinto este concepto.  Ellos dicen, “dame una causa digna y elevada en la cual gastar mi vida y me entregaré por completo a ella.” Eso es lo que debemos de hacer como líderes - inspirarles y proveer esa causa.


¿Cómo inspiramos a los jóvenes a que se involucren en misiones? Aquí le presento  algunos consejos prácticos:


1.  Contagie pasión por las misiones


Como líder debe de mostrar un disfrute y complacencia en las misiones.  Tiene que comunicar la pasión de una manera genuina.  Eso implica que usted tendrá que incendiarse en misiones, vivirla y vibrar por ella para poder compartir ese mismo fuego. Usted como líder tiene la gran oportunidad de ser un modelo apasionado por las etnias de la tierra y contagiar esa pasión.

2.  Modele un involucramiento


Es muy determinante que usted vaya al frente de batalla. Participe de proyectos misioneros y anime a algunos de sus jóvenes a ir con usted.  Que le vean a usted con las “manos en la masa” modelando para ellos un evangelio encarnado con los que nunca han escuchado.  Mi mayor influencia a nivel misionero fue en mi etapa de la adolescencia y juventud, cuando mi maestro y discipulador salía a viajes misioneros y me hacía participe de ellos.  El verlo en acción me animaba y desafiaba a hacer lo mismo.


Para modelar un involucramiento:

  1. Desarrolle un proyecto y permita que el joven le acompañe, que le vea en acción y colabore con él.

  2. Siga adelante con el proyecto y deje que el joven se implique más directamente con él. Ponga algunas cosas a su cargo.

  3. Siga al frente del proyecto pero permita que el joven lo dirija y usted colabore en lo que haga falta.

  4. Deje que el joven desarrolle su propio proyecto y lo dirija mientras que usted lo supervisa y ayuda en lo que haga falta.

  1. Diseñe una agenda misionera para sus jóvenes



Piense en proyectos que sean ideales para sus jóvenes y ponga esa agenda en marcha.  Usted no tiene que hacerlo todo.  Puede conseguir colaboradores que le ayuden a ejecutar esa agenda, pero es determinante que como líder se establezca una agenda a corto, mediano y largo plazo que lleve a sus jóvenes a meterse en países donde nunca iría a menos que fueran en un viaje misionero.  Esa agenda debe incluir:

  • Información misionera (de grupos étnicos, de misioneros en el campo, de la realidad actual, necesidades, agencias misioneras, etc.)

  • Intercesión por las naciones

  • Contacto directo con misioneros

  • Educación misionera

  • Eventos misioneros

  • Viajes misioneros

  1. Discipule al servicio


Dios puede llamar a las naciones a un joven, pero es la responsabilidad del pastor o líder el discipularlo de tal manera que ese llamado se materialice, y que cuando salgan al campo sean cristianos maduros, listos para servir en lo que haga falta. Debemos de formar a nuestros jóvenes en carácter, pero también en un servicio real y genuino a la gente, con un énfasis simultáneo en el Jerusalén, Judea, Samaria y lo último de la tierra.  Tiene que haber una intencionalidad en discipular y formar a la gente para ser los misioneros de hoy y mañana.


5.  Ponga un proyecto en sus manos


Como decía anteriormente, la iglesia tiene que trazar una agenda misionera para que todos se puedan involucrar en ella. Es probable que cuando el joven esté más involucrado en misiones él mismo buscará proyectos en los cuales involucrarse o bien Dios le dará un llamado que éste cultivará, pero sus primeros pasos son responsabilidad de su pastor o líder. Provea proyectos realizables, proyectos que una vez terminado le hagan sentir que él también puede ser parte de las misiones y que le desafíen a ir a más en su compromiso con las naciones. Con el paso del tiempo estar involucrado activamente en las misiones será parte de su vida.

Cuando se trata de proyectos, tenemos que entender que algunas veces éstos serán proyectos de la iglesia y el joven se unirá, pero otras veces Dios pondrá directamente el proyecto en las manos del joven, y la iglesia se unirá a respaldarlo y apoyarlo.


Un último pensamiento


Las misiones es un proceso de vida, no un evento. Siempre debe de proyectarse pensando en la influencia a largo plazo.  Lo determinante es la perseverancia en modelar involucramiento y poner proyectos en las manos de los jóvenes.  Con el tiempo Dios hará crecer la visión y el alcance de ésta.

Por Mauricio Álvarez

Fuente: Ministerio Misionero

Hechos 1.8 "...y me serán testigos en Jerusalén, en todo Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra."Iglesia Comunitaria Laferrere.

Buenos Aires-Argentina.

<>< <>< <><

Excusas Que Hacemos Para No Obedecer El Llamado Misionero

Las siguientes son solo unas pocas de las muchas objeciones que se escuchan entre los grupos cristianos y misioneros de prospectos para el campo misionero. Aunque muchas peden ser meramente excusas, muchas las hemos escuchado muchas veces como objeciones serias de cristianos bien intencionados como respuesta a la pregunta, “¿Por qué no te entrenas para ir en servicio cristiano de tiempo completo al extranjero?

  1. Pero no estoy llamado. - Gran cantidad de personas nos ha dicho lo siguiente: “estoy de acuerdo en que se necesita mas gente que vaya a los campos misioneros, pero yo nunca he escuchado a Dios decirme que vaya.” La verdad es que Dios ya te ha dicho que vayas en Su Palabra. De hecho, él te manda a “Ir a todo el mundo, y predicar el Evangelio a cada criatura.” (Marcos 16:15) Siendo así – ESTAS LLAMADO. De hecho, si tu no vas, necesitas un llamamiento especifico de Dios para quedarte. ¿Te ha dicho Dios específicamente que no “vayas” a predicar el Evangelio? Si no, mejor comienza a orar pidiendo DONDE debo ir, en lugar de si deberías ir, ya estas llamado.

  2. Pero Dios necesita gente que se quede aquí para ser un testimonio a los perdidos aquí. ¡Hay suficiente necesidad aquí! - Es verdad que Dios ha llamado a personas para quedarse donde están y ser testigos de Cristo en sus vidas diarias y profesiones. Pero nuevamente, Dios es misericordioso y justo. Si en América Latina vive el 7% de la población mundial, entonces proporcionalmente el 7% de los creyentes deberían quedarse como testimonio en casa (eso es equivalente a 1 de cada 15) mientras el resto de nosotros debería ir a los lugares del mundo donde el cero por ciento son creyentes. (Por ejemplo, en Albania solo hay un “puñado” de creyentes en el país entero de 2.7 millones de personas. ¡Menos de la mitad de la milésima parte!)

  3. Pero Dios necesita que personas se queden aquí para apoyar financieramente a aquellos ministerios y misioneros que están por todo el mundo. De hecho, mi iglesia esta apoyando a algunos misioneros con mis diezmos y ofrendas. - Nunca tendrás que preocuparte por suficientes cristianos que se queden para apoyar a los misioneros. Siempre habrá suficiente gente que no responderá al llamado de ir – que se quedarán en casa y con gusto enviaran un cheque (en vez de a sí mismos) para alcanzar a los perdidos. Después de todo, nada es mas fácil dar que dinero. Esto no significa que todo el que se queda es egoísta y desobediente. Como ya hemos dicho, hay algunos que saben que específicamente están llamados a quedarse, y están haciendo exactamente lo que Dios tiene para ellos aquí, mientras apoyan ampliamente a otros ministerios. Solo decimos que siempre habrá suficiente gente para apoyar financieramente a los pocos que responden el llamado y obedecen a Dios.

  4. Pero no puedo abandonar a mi familia y amigos. - El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no merece ser mío... (Mat. 10:37) Dios es muy claro en cual aprobación debemos buscar. Es impresionante ver como los padres cristianos reaccionan cuando sus hijos les dicen que quisieran ser trabajadores cristianos de tiempo completo. “¡Un misionero! ¿estas loco?” Es como si anunciaran que les gustaría ser un ladrón o prostituta. Es verdad que Dios desea que honremos a nuestros padres y amemos a nuestros amigos, pero también ha dejado claro en Su Palabra que este honor y amor no debe exceder nuestro amor y obediencia a Él y a Su llamado en nuestras vidas. Siempre deberíamos hacer lo mejor que podamos para explicar el llamado de Dios a nuestras familias, con amor y paciencia, pero la línea final deberá ser que obedeceremos a Cristo sin importar el costo. Siempre debemos tratar de obtener la comprensión y bendición de nuestra familia cuando Dios nos hace claro nuestro ministerio, pero también debemos estar listos para dejar “casas o hermanos o hermanas o padre o madre o hijos” por Él “y por el Evangelio.” (Marcos 10:29)

  5. Pero necesito quedarme y llevar mis parientes al Señor primero. Si me voy a otro lado, ¿cómo pueden ser salvos? - Hubo una vez un hombre que quería seguir a Jesús, pero le dijo, “Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre.” La respuesta de Jesús fue, “sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.” (Mat. 8:21-22) Puede sonar cruel que Jesús no permitiera al hombre hacer el funeral de su padre muerto – pero muy probablemente, el padre del hombre aun no había muerto. La frase “espera hasta que entierre a mi padre” se usaba comúnmente para decir “Espera hasta que mi padre haya muerto.” Lo que realmente estaba diciendo era, “Quisiera seguirte ahora, pero, mis padres no entenderían. Por favor espera hasta que mueran, y con todo gusto te seguiré.” La respuesta de Jesús fue muy apropiada “deja que los muertos entierren a sus muertos.” En otras palabras permite a los no creyentes ocuparse de sí mismos, y sígueme.” Jesús no desea que desechemos nuestra utilidad porque nuestros parientes aun no son salvos. El mayor testimonio que pueden ver en ti es obedecer completamente el llamado de Dios en tu vida. Jesús no quería que el padre de este hombre fuera enterrado sino que el joven lo siguiera, entonces quizá aun el padre de este hombre vendría a conocerle. La obediencia es mas que sacrificio (I Samuel 15:22) cuando obedecemos a Dios, El se encarga de todas nuestras demás obligaciones (Mat. 6:33).
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconCriterios para aplicar el cuestionario de ubicación de las-los participantes...

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jovenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades

Involucrando jovenes en las misiones cómo inspiramos a los jóvenes para que se involucren en las misiones? iconUn programa para jóvenes de todas las edades






© 2015
contactos
l.exam-10.com