Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura






descargar 1.3 Mb.
títuloAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura
página3/31
fecha de publicación29.03.2017
tamaño1.3 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

DIOS: FUENTE DE TODO

POR: Kelly Agudelo Álvarez (GRADO: 11*3)

Este texto hace parte de una serie de reflexiones que pretenden exponer de manera sencilla cómo San Agustín de Hipona, en su texto “Confesiones” escrito en los albores4 de la edad media, desarrolla el tema de un dios omnipresente, misterioso y atemporal5 por medio de paradojas, súplicas, alabanzas y una búsqueda insaciable de la verdad, que de una u otra forma nos demuestran que en torno al tema de Dios gira todo el pensamiento agustiniano, desde su filosofía, creencias religiosas, éticas hasta sus concepciones políticas.

Como es sabido por muchos, la relación de los primeros pensadores cristianos con la filosofía fue confusa y en ocasiones dificultosa, pues mientras algunos mostraban su oposición frente a la filosofía, considerándola inversa a las creencias religiosas, otros, como san Agustín, vieron en la filosofía un arma para defender con la sabiduría sus creencias religiosas.

A partir de esto, este hombre nacido en Tagaste-África, encaminó su pensamiento sin una distinción clara entre razón y fe, siguiendo a Dios como ser supremo, Creador y fuente de todas las realidades. Esto puede ser evidenciado en el siguiente fragmento:

Grande eres, Señor, e inmensamente digno de alabanza; grande es tu poder y tu inteligencia no tiene límites.

Y ahora hay aquí un hombre que te quiere alabar. Un hombre que es parte de tu creación y que, como todos, lleva siempre consigo por todas partes su mortalidad y el testimonio de su pecado, el testimonio de que tú siempre te resistes a la soberbia humana. Así pues, no obstante su miseria, ese hombre te quiere alabar. Y tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti.

Y ahora, Señor, concédeme saber qué es primero: si invocarte o alabarte; o si antes de invocarte es todavía preciso conocerte.

Pues,  ¿quién te podría invocar cuando no te conoce? Si no te conoce bien podría invocar a alguien que no eres tú.

¿O será, acaso, que nadie te puede conocer si no te invoca primero? Más por otra parte: ¿Cómo te podría invocar quien todavía no cree en ti; y cómo podría creer en ti si nadie te predica?

Alabarán al Señor quienes lo buscan; pues si lo buscan lo habrán de encontrar; y si lo encuentran lo habrán de alabar.

Haz pues, Señor, que yo te busque y te invoque; y que te invoque creyendo en ti, pues ya he escuchado tu predicación. Te invoca mi fe. Esa fe que tú me has dado, que infundiste en mi alma por la humanidad de tu Hijo, por el ministerio de aquel que tú nos enviaste para que nos hablara de ti.” (AGUSTÍN, San, “Confesiones”, pág. 1).6

El anterior texto me parece a sobre manera la mejor apertura para el tema que estoy tratando, pues además de ayudar a reafirmar lo primeramente expuesto, nos expande el horizonte, descubriendo una bella alabanza que exalta a Dios como la Verdad, bondad, magnificencia suprema, Luz intelectual y fuente de la verdad de todas las cosas frente a el hombre, incapaz de hacer algo bueno o pensar algo verdadero sin el auxilio divino.

Otro tema altamente importante a la hora de hablar de un ser supremo es la fe, creer7 sin haber visto, creer en el misterio inexplicable envuelto en un sin numero de paradojas aparentemente contradictorias y sin solución alguna. Por tanto notamos que San Agustín no se preocupa, por elaborar pruebas sistemáticas de la existencia de Dios, aunque propone diversos argumentos que ponen de manifiesto su existencia; si no mas bien infunde una especie de temor hacia El, un ente misericordioso y castigador, celoso y lleno de seguridad, nunca avaro pero reclama intereses8, jamás pobre complacido de recibir ganancias9.También propone que donde nos dice que a nuestro creador hay que amarlo o amarlo, pues necesitamos de El por que todo pasa menos Dios (inmutabilidad). Así como lo reza en el libro primero, capitulo V:

¡Oh!, ¡quién pudiera descansar en Vos! ¿Cuándo tendré yo la dicha de que vengáis a mi corazón y le poseáis enteramente, y le embriaguéis de vuestro espíritu, para que olvide yo todos mis males, y me abrace y una estrechamente con Vos, que sois mi único y verdadero bien? Decidme Vos, Dios mío, ¿qué es lo que sois para mí? Usad conmigo esta misericordia, para que yo lo pueda decir con vuestra gracia.

Pero ¿qué soy yo para Vos, que me mandáis que os ame, y si yo no lo ejecuto, os enojáis conmigo y me amenazáis con el castigo de la mayor infelicidad? ¿Y es por ventura pequeña infelicidad el mismo dejar de amaros? ¡Ay de mí, si tal hiciera! (…)

Vos, que sois la suma Verdad; pues no quiero engañarme a mí mismo lisonjeándome de ser justo; no sea que entonces se verifique en mí que mi propia iniquidad mintió y se engañó a sí misma. No quiero, pues, entrar en juicio con Vos; porque si Vos, Señor, atendéis a todas nuestras culpas, ¿quién podrá comparecer en vuestra presencia? (AGUSTÍN, San, “Confesiones”, pág. 2-3)10.

Asimismo encuentra a Dios en el interior del hombre, a donde lograremos encontrar en la verdad aclarando, a la par, que para hablar de Dios no es un obstáculo que sea incomprensible, pues dentro de la fe Dios es absolutamente trascendente y absolutamente incognoscible. Un ejemplo claro de esto se haya en la pág.2 del texto “confesiones”:

¿Y cómo he de invocar a mi Dios y Señor? Llamándole para que venga a mí, esté dentro de mí mismo. Pues ¿qué lugar hay en mí adonde pueda venir y estar mi Dios? ¿Cómo ha de venir a mí aquel soberano Dios, que crió el cielo y la tierra?

¿Por ventura, Dios y Señor mío, hay en mí alguna cosa adonde podéis caber Vos? ¿Acaso cabéis en los cielos y tierra que Vos hicisteis, y en que me criasteis? ¿O es mejor el decir que estáis en todo lo que tiene ser, por cuanto ninguna cosa pudiera existir sin Vos?

Pues si yo también existo y tengo ser, ¿para qué os suplico que vengáis a mí, no pudiendo yo existir ni tener ser si no estuvierais ya en mí? En todas partes estáis, y aun en el infierno, donde yo no estoy; pues como dice David, aunque bajara al infierno, allí os hallara también.

Luego es verdad, Dios mío, que yo no existiría ni tendría ser alguno si Vos no estuvierais en mí. ¿O sería mejor decir que no existiría ni tendría ser si yo mismo no estuviera en Vos, de quien, por quien y en quien tienen ser todas las cosas? Así es también, Señor; también así es verdad. Pues si yo estoy en Vos, ¿para dónde os llamo?, ¿o desde dónde habéis de venir a mí?, ¿o qué paraje tengo que buscar que esté fuera del cielo y de la tierra, para que desde éstos venga mi Dios a mí, que tiene dicho por Jeremías: Yo lleno el cielo y la tierra?11 (AGUSTÍN, San, “Confesiones”, pág. 2).

Finalmente sólo queda decir, que la doctrina agustiniana nos enseña a un ser que es la esencia de todo, es un solo Dios y un solo principio de todas las cosas. Tal y como lo expresa en su libro primero (capitulo II):

No existiría, pues, dios mío, no existiría yo en absoluto, si no estuvieras en mi. O, mejor dicho no existiría yo si no estuviera en ti de quien son todas las cosas, por quien son todas las cosas, en quien son todas las cosas.” (AGUSTÍN, San, “Confesiones”, pág. 3)

               

AMOR Y VENGANZA

Por: Tatiana Montoya Gutiérrez (Grado: 11-3)

¿El amor y la venganza caminarán juntas siempre?

¿Tendrán similitudes, fuertes lazos de unión?, ¿tendrán iguales rumbos?

¿Podrán habitar las dos en un mismo ser, o cada una de forma individual?

El amor y la venganza son dos sentimientos fuertes que constantemente están presentes en nuestro diario vivir, acompañando y dando sentido a cada situación que vivimos. Por más diferentes que parezcan más semejantes y juntas permanecen.

Estos sentimientos Los podemos definir como dos amigos con pensamientos diferentes, metas y propósitos totalmente individuales uno del otro, pero se les es casi imposible ambular por el mundo sin estar cogidos muy fuertes de sus manos, y que ninguna situación por muy buenas intenciones que tenga los puede separar. Entran los dos a un ser desde el mismo instante el que nace, cada uno comienza actuar de forma individual, pero siempre cerca del otro.

Un bebé cuando nace, su corazón se invade de amor, pero en su proceso evolutivo podemos ir percibiendo compartimientos los cuales dan a deducir que este ser todo lo que posee no es amor, también trae venganza con la persona que le niega un juguete, o su tetero y la quiere golpear o realizar cualquier maldad. Es por esto que san Agustín plantea en su libro de confesiones en el capitulo séptimo que el niño es un ser pervertido en el sentido anal, fálico y oral, tiene deseos de venganza al igual que placeres y sentimientos, el escritor Sigmund Freud, en el psicoanálisis lo retoma en el siglo XIX-XX y dice que los niños son seres perversos en todo el sentido de la palabra.

El objetivo de este trabajo es enfatizar ideas previas e importantes para la formación ética y moral de la persona, que lleve a reconocer aspectos de su vida que son débiles, los cuales merecen más atención y cuidado en los momentos de actuar. Mi propósito con este texto es que usted lector evalué sus comportamientos y reconozca aspectos y momentos de su vida que se encuentran en tragedias. Para esto veremos algunos ejemplos de situaciones difíciles que están plasmadas en nuestra historia redactadas por hombres muy sabios y que hoy por día las podemos estar percibiendo a menudo en nuestro diario vivir.

El amor, es un sentimiento, el cual podemos definir como una esencia vital de nuestra vida, lo que hace que ésta tenga sentido y algunas emociones fuertes que son las que dan un toque mágico a nuestra vida; el amor es un sentimiento fuerte que encontramos representados en varios aspectos; unas veces llenos de alegría, otras de tristeza, otras de soledad y se manifiesta con cantidades de sentimientos que son complementos esenciales de éste.

Hay innumerables películas y canciones sobre amores felices y desgraciados. Innumerables veces, las lágrimas o la emoción nos embargan por razones de amor. Sin embargo, el hombre y la mujer de nuestra época no conciben al amor como una asignatura pendiente, como algo para aprender; solo es un sentimiento espontáneo: el enamoramiento o el deseo sexual. Y en las consultas a psicólogos las preguntas más usuales sobre el amor se refieren a ¿cómo podemos ser amados? Nunca a ¿cómo podemos aprender a amar?

Pero, ¿a qué llamamos amor?, ¿es el amor el deseo sexual?, ¿es algo más?, ¿es lo mismo amar a los padres, a los hijos, a los amigos, a nuestro compañero, compañera? ¿Y el amor a nuestro perro, o gato, o periquito?, ¿y el amor a nosotros mismos es sólo egoísmo? El tema es mucho más vasto de lo que nos sugiere la primera impresión. Dice Platón que el cielo se mueve por amor ¿acaso Dante argumentaba como Platón, cuando decía que era el amor lo que movía el sol y las estrellas? ¿Es lo mismo el amor a una persona que amar el trabajo, la patria? ¿Y el amor a la justicia, a la ciencia, al arte? ¿Y aquello del amor a Dios y el amor de Dios?

En el dialogo de platón titulado “el banquete, simposio o de la erótica”, el tema fundamental es el amor, donde pensadores importantes de la filosofía dan su aporte con respecto a lo que opinan del amor y del dios del amor que es Eros, y en síntesis lo que deseaban expresar es que amor anhela poseer un bien con la intención de que dure siempre. El amor se convierte en apetito de inmortalidad, y ¿cómo lo consigue? La respuesta no tiene grandes pretensiones metafísicas, sino que arranca por entero del proceso natural del amor físico.

Podemos definir que la venganza es el resultado de una acción inesperada en nuestra contra. La venganza es la acción protagónica en la mayoría de tragedias, nosotros en la actualidad contantemente estamos percibiendo estos hechos, no sólo se plasman en los libros históricos de obras trágicas, también nosotros los llevamos a hechos, quizás las tragedias de nosotros traigan consecuencias mayores a las que percibimos en los textos.

La venganza son unos sentimientos que se despiertan como resultado de una mala acción; se da porque ponemos la mirada o fijamos nuestra esperanza en alguien en quien confiamos y queremos y es por esto, que cuando se obtiene una desilusión, o acción que no esperábamos, la primera emoción que nos invade es de venganza contra esta persona. El deseo de venganza consiste en forzar a quien haya hecho algo malo en sufrir el mismo dolor que él infligió, o asegurarse de que esta persona o grupo no volverá a cometer dichos daños otra vez. La venganza es un acto, que en la mayoría de los casos, causa placer a quien la efectúa, debido al sentimiento de rencor que ocasiona el antecedente facto

La filosofía del Viejo Testamento de la Biblia de "ojo por ojo" (Éxodo 21:24) trata de limitar el daño permitido, con el objetivo de evitar una vendetta o serie de actos violentos que puedan perderse de control (trataría de igualar el sufrimiento). Los detractores argumentan que la venganza es un simple error lógico del mismo tipo que "dos malas hacen una buena"...

Hablar de amor es un tema muy complicado ya que hay muchas clases de amor, o domos como podemos expresar el amor, en este articulo nos enfocaremos más que todo en los amores de parejas, en estos podemos encontrar la relación tan estrecha que existe con la venganza.

William Shakespeare en su libro Hamlet, plantea algunas escenas lindas del amor pero se puede deducir que para él, el amor es tan complejo como lo es el de la relación del hombre con su circunstancia. Shakespeare, en su obra de Hamlet, lo trata desde un ángulo distinto, creando así toda una Doctrina del Amor. El tratamiento es el de una mujer llamada Gertrudis, quien era la esposa del rey Hamlet, un anciano, pero ella estaba teniendo una relación con su cuñado, Claudio, quien mató a su hermano, porque de igual modo se enamoró de Gertrudis, su esposa, pasado un mes, estos dos personajes contrajeron matrimonio, lo cual causó que Claudio quedara como el rey de Dinamarca, a parte por esta relación, Hamlet, el hijo de Gertrudis y sobrino de Claudio, actual padrastro, entró en un estado de depresión fuerte que lo llevó a poseer sentimientos de venganza contra su tío.

Tomado de Hamlet-William Shakespeare (pág.16) “REY Aunque la muerte de mi amado hermano Hamlet sigue viva en el recuerdo, y procedía sumirse en el dolor y fundirse todo el reino en un sólo semblante de tristeza, no obstante, tanto han combatido la cordura y el afecto, que ahora le lloro con buen juicio sin haber olvidado mi persona. Por eso, a quien fuera mi cuñada, hoy mi reina, viuda corregente de nuestra guerrera nación, con, por así decir, la dicha ensombrecida, con un ojo radiante y el otro desolado, con gozo en las exequias y duelo en nuestra boda, equilibrando el júbilo y el luto, la he tomado por esposa. Y no he desestimado vuestro buen criterio, que siempre prodigasteis en el curso de este asunto. Por todo ello, gracias. Ahora sabed que Fortinbrás el joven, juzgando mal nuestra valía o creyendo que, tras la muerte de mi amado hermano, la nación está descoyuntada y en desorden, y movido sueños de ventaja, no ha dejado de asediarme con mensajes que reclaman la entrega de las tierras perdidas por su padre y en buena ley ganadas por mi valiente hermano. Esto, en cuanto a él.

El Amor y el Deseo, filosóficamente considerados, son un anhelo de completura, de hallar en el otro -o en lo otro- aquello que no sabemos encontrar en nuestro interior. (Tomado del banquete_ platón pág. 152.) “Eros, el más antiguo de los Dioses en la Teogonía de Hesíodo, es la fuerza que lleva del Ser al no-Ser, tratando de volver a encontrar el Ser.”

El Amor, la búsqueda de perfección, hace girar los mundos e impulsa la existencia en todas sus gradaciones. Antoine De Saint Exúpery en su libro el principito cuenta que el amor inicia su peregrinaje por una serie de planetas, incluida la Tierra, para volver de nuevo, transmutado, a su propio mundo, donde se encuentra la rosa que ama. Si en el Amor o en el Deseo hallamos la respuesta en lo que no somos, y que por tanto buscamos, en el Entusiasmo cesa esta búsqueda hacia afuera y se empieza a hallar la Fuerza y la Gracia dentro. Hay quien piensa que está escrito en la historia futura de la Humanidad que el Amor se vaya gradualmente transformando en Entusiasmo. Sólo el Entusiasmo vence con sus propias armas al Amor. Y es por ello que Shakespeare afirma: "Que San Dionisos nos defienda de San Cupido".

Eurípides es un escritor de griego de la antigüedad, el nos cuenta en una de sus más famosas obras titulada “Medea” la historia de una mujer que se enamora de un hombre llamado Jasón, por el que abandona sus tierras y decide ir a vivir a la ciudad de Corintio, Jasón su amor, allí conoce una mujer quien era la hija del rey de Corinto con quien contrae esponsales, Medea en medio de su inmenso dolor maldice a sus hijos que eran la continuación del linaje de Jasón y piensa en su muerte.

Finalmente Medea no soporta la traición de este hombre, quien cobardemente justifica su traición con conseguir mejores bienes con la hija del rey Creonte pero no son más que escusas.

Medea al observar que estaba perdiendo a su esposo, entro en un estado de desesperación donde acude a la venganza y decide hacer un plan para matar a la hija del rey Creonte y a sus hijos; tal y como la planteo fueron concedidos sus planes.

Tomado de Eurípides (2008) Medea Bogotá: panamericana: la anterior situación la podemos ver en las dos emociones que estamos exponiendo el amor y la venganza, aunque es un escrito que tiene más de 2000 años.aun estas mismas situaciones las estamos percibiendo en nuestra sociedad continuamente; como escribía anteriormente la venganza se lleva a cabo después de una situación o decepción de alguien a quien queremos y en quien pusimos confianza.

Lo pudimos ver en la historia de Medea siendo una mujer amante de su esposo, no le importaron sus hijos, ni el peligro que su vida pudiese correr; de esta historia podemos deducir que no había amor por parte de Jasón a Medea. Al respecto, Fedro en el diálogo de Platón plantea en su discurso acerca del amor que: “sólo los verdaderos amantes saben morir el uno por el otro”. De la misma forma lo podemos observar en el texto La Ilíada escrita por Homero donde sólo una mujer pudo revolucionar toda una ciudad y ser la causante de la guerra de Troya ; de igual modo Aquiles luchó por su amor y su bienestar hasta el último instante de su vida.

Robin Norwood es el escritor del libro” las mujeres que aman demasiado” en este libro podemos observar una cantidad de testimonios de muchas mujeres donde se ve reflejado el amor primera instancia, pero con el pasar de algunas situaciones sus corazones se dañan y comienzan a vengar momentos mal correspondidos.

En el capítulo VI de este mismo libro “Las mujeres que aman demasiado” podemos ver el testimonio de Luci, una mujer que desde su temprana edad enfocó su mirada en sus estudios, era hija única por lo que sus padres prestaban más atención y protección en sus propósitos y metas, logró realizar una carrera y luego viajó hacia Canadá y allí realizó su especialización, los padres se sentían orgullosos de su hija , de igual modo Rosa también lo sentía: la podemos describir como una mujer centrada en sus proyectos, madura, y apasionada por su trabajo.

Lucí con su esfuerzo logro construir su propio negocio con el pasar de los días conoció un hombre por el que se iba interesando poco a poco, con el pasar de los días este hombre fue creando intereses fuertes en lucí hasta el punto de establecer en una relación seria, esta relación demando que Joe comenzara a intervenir en las decisiones de su negocio hasta llegar al punto en que lucí puso todos sus bienes a nombre de él.

Después de lucí hacer este presente con él y de levar una vida de pareja aparentemente estable se comenzaron a vivir unas situaciones que llevaron a la separación lucí en el tiempo que estuvo compartiendo de vida con Joe menguo la relación de comunicación que llevaba con sus padres; hasta el punto de no volverlo hacer. Ósea que ya no solo había perdido sus bienes sino también a sus padres y muy pronto a su amado. Con el pasar de algunos días, la relación de lucí y Joe se ponía muy difícil, ya se faltaban el respeto y se comenzaron a golpear, lucí finalmente decide irse de su departamento y consiguió un trabajo, pero no le daba las suficientes ganancias para vivir, así que ella en medio de su dolor, y entrando en un estado de depresión decidió rendirse y echar se al dolor, y se dedico a la vida de la calle.

La anterior historia de lucí la relaciono con la de meda, las considero dos mujeres cobardes que no sabes salir adelante solas, son dependientes a una persona, donde todas sus emociones giran en torno a su mundo. Y es por esto que cuando estas personas nos defraudan o faltan en vida, nuestra vida fracasa de modo fatal.

Estoy de acuerdo con lo que Friedrich Nietzsche plantea en su libro “Más allá del bien y del mal” cuando decir: “Es cosa de muy pocos ser independiente: - es un privilegio de los fuertes. Y quien intenta serlo sin tener necesidad, aunque tenga todo el derecho a ello, demuestra que, es fuerte al enfrentarse a un mundo donde él depende de sus mismas acciones”

Todas las mujeres en esta sociedad estamos expuestas al que el día de mañana el hombre con el que estemos se marche con otra, por esto no nos podemos echar a morir, somos mujeres y solo por este hecho valemos demasiado así la sociedad no nos valore; no necesitamos de nadie para salir a delante, no podemos depender de nadie; los hombres del siglo XXI son cobardes, materialistas, machistas, hombre para el ratico; que no se inmutan por avanzar, todo les gira alrededor de una apariencia. Las mujeres somos seres tan fuertes que por nuestras decisiones y atributos, logramos mucho; somos seres vanidosos, tiernos, pero con un corazón fuerte, que cuando lo engallan podemos llegar a odiar y hacer mucho daño.

Como hemos podido observar, la venganza es una emoción que lo único que trae es amargura y desesperación a nuestras vida, la mejor estrategia para combatir cualquier situación es el razonamiento, analizar cada situación y resaltar de esta los beneficios que trae para nuestra vida. Hay que tener presente siempre que de las situaciones difíciles es que consta la vida, éstas son las que hacen que la vida sea cada vez más interesante y es por ellas que encontramos el verdadero sentido.

Sófocles en otra de sus obras titulada Electra, redacta la historia de una mujer llamada Clitemnestra que mata a su esposo Agamenón en compañía de su amante Egisto, sólo por buscar la estabilidad económica, sus hijos Orestes, Crisótemis Electra y llenos de temor huyen y se ocultan por 20 años, luego estos crecen con deseos de venganza y matan a su madre y su actual esposo, pero en Crisótemis no hubo ningún deseo de venganza, ella mejor guarda la calma y prefiere ser prudente, aunque sus hermanos dudan del amor de esta para su padre, ella si lo ama, pero de igual modo la venganza que van a tener con los osecinos de su padre no lo regresara a la vida.

Crisótemis, personaje de una de las obras de Sófocles posee gran similitud con Ismena un personaje de otra de sus obras, titulada Antígona, en esta obra podemos observar una historia triste de Antígona e Ismena que piden su hermano porque este falta a la patria, el rey Creonte en sus leyes tiene establecido que la persona que falta a las leyes muere y no posee un entierro digno de si, sino que las aves se lo comen; Antígona no quería permitir esto con su hermano, así que por encima de la ley decide dar sepultura a su cuerpo, su hermana prefiere no apoyarla pues reconocía los conflictos que esto implicaba, el no someterse a las norma.

Finalmente podemos deducir que la venganza no es buena. De modo personal opino que con el pasar del tiempo siempre van a ver personas que de una u otra forma va a causar decepciones en nuestras vidas, pero las tenemos que aprender a afrontar con madures y valentía y aprender de ella.

Aunque las personas dicen que el orgullo es malo, yo opino que no, incluso yo he sacado provecho de este; bueno tenemos que tener presente que es bueno siempre y cuando uno no les haga daño a las personas, sino que lo utilicemos en beneficio propio.

Si Medea, y lucí hubiesen tenido orgullo hubiesen continuado con su vida como si nada, demostrarle a esos dos hombres que si se pueden sin ellos; uno en la vida tiene que ser independiente, tener presente que en cualquier momento nos podemos quedar sin el ser que amamos, o perder todos nuestros bienes, es por eso que es importante el orgullo y acompañar este con la autoestima, querernos nosotros mismo es bien importante ya que antes una mala jugada tendremos el orgullo alto y demostrarle a esa persona que si podemos alcanzar metas sin ella.

Vengándose uno se iguala a su enemigo, perdonándolo, se muestra superior a él. Francis Bacon

Lo que más nos aproxima a una persona es esa despedida, cuando acabamos separándonos, porque el sentimiento y el juicio no quieren ya marchar juntos; y aporreamos con violencia el muro que la naturaleza ha alzado entre ella y nosotros. Friedrich Nietzsche

LA VENGANZA: UNA MALA OPCIÓN
Yuliana Herrera Herrera (Grado: 11º4)
Con el siguiente trabajo pretendo rastrear el tópico “la venganza” en el texto “Otelo” de William Shakespeare, y a su vez relacionarlo con el texto trágico “Medea” de Eurípides, ya que de alguna forma se asemejan por ser historias que culminan con asesinatos, en uno por celos y en otro por traición. A continuación observaremos que la venganza surge a causa de personas que no miden las consecuencias de sus actos y es provocada por un sin número de razones, ya que las personas tienen tan poca autonomía que se dejan llevar por las adversidades del diario vivir.
Por lo tanto observaremos que el simple hecho de sufrir a causa de alguien, es un gran motivo para tomar venganza. Así Otelo ya lleno de ira, de dudas con respecto a su esposa, expresa, según Shakespeare (2005:42) que: “Ojalá tuviera él cien mil vidas, que una sola no me basta para saciar mi venganza. Mira, Yago: con mi aliento arrojo para siempre mi amor. ¡Sal de tu caverna, horrida venganza! Amor, ¡ríndete al monstruo del odio! ¡Pecho mío, llénate de víboras!”
Otelo se ha dejado llenar de ideas falsas y ahora ya no hay nadie quien lo haga cambiar de decisión, ni siquiera el amor de su esposa Desdémona, ya que piensa que ella es una mala mujer y que no es leal con él.
Algo parecido sucede con Medea, ya que ella no soporta que su esposo Jasón se haya ido con una mujer mejor que ella, por ser más joven y tener más dinero, y es tanto el odio y la maldad que posee en su corazón que en la única solución que piensa para su dolor es matarlos, tal como podemos ver en Eurípides (2008:14) que: “El mejor camino donde precisamente soy bien hábil, es destruirlos con veneno.”
Medea parece ser una mujer muy hábil en estas cuestiones, ya que en tan sólo un rato ya tenía todo un plan armado para asesinar muy fácilmente a los supuestos culpables de sus desgracias. Igualmente sucede con Otelo ya que al enterrarse de la supuesta infidelidad de su mujer inmediatamente piensa en acabar con su vida, al inicio pensó también en veneno pero luego Yago le sugirió ahorcarla, esto lo podemos ver en (2005:52) “Búscame un veneno, Yago, para esta misma noche. No quiero hablarla, ni quiero que se disculpe, porque me vencerán sus hechizos. Para esta misma noche, Yago.”
Otelo es un personaje que se deja llevar por las insinuaciones falsas que le hace Yago, y no se da cuenta que todos son engaños de él, tanto así que le dice que le ayude a cobrar su venganza contra el hombre que le está quitando a su mujer, Shakespeare plantea acerca del discurso de Otelo (2005:42) que: “Gracias, y acepto gustoso tus ofertas, y voy a ponerte a prueba en seguida. Ojalá dentro de tres días puedas decirme: "ya no existe Casio."”
Así mismo en Medea observamos que ésta no sólo efectúa sus represalias contra el hombre que la traicionó, sino también en contra de las personas que influyeron en su sufrimientos, pero a pesar de todo, en ambas obras observamos que aunque ellos tengan mucha rabia y muchos deseos de vengarse, aún aman a sus parejas pero parece que el amor no es tan fuerte y no es algo fundamental para sus decisiones. Algo así se puede ver en Shakespeare (2005:42) que: “No, no: ¡vaya al infierno esa mujer carnal y lujuriosa! Voy a buscar astutamente medios de dar muerte a tan hermoso demonio.”
Más adelante, Jasón va a buscar a Medea y en el trascurso del dialogo ésta le dice: (2008:16) “… ¡oh, el más infame de los hombres! Me has traicionado y has optado por un nuevo himeneo, aunque te he dado hijos; que si no los tuvieras podría excusarse que por ese motivo desearas ese nuevo lecho nupcial.”
Ambos personajes buscan la excusa perfecta para justificar sus actos, piensan que una traición e infidelidad es imperdonable y que el único castigo para estos es la muerte o causarles un sufrimiento muy grande. Otelo se encuentra muy dolido por la infidelidad de su esposa, está lleno de celos y no mide sus palabras, ya que expresa que: (2005:52) “Esta noche ha de bajar al infierno. No quiero que viva ni un día más. Mi corazón es de piedra: al herirle me hiero la mano. ¡Oh, qué hermosa mujer! No la hay igual en el mundo. Merecía ser esposa de un emperador que la obedeciese como siervo.”
En la situación en la que difieren Medea y Otelo es que ésta primera si odiaba profundamente a su esposo Jasón, su amor, si es que existía, se había desvanecido completamente, convirtiéndose en odio y rencor por sus hechos, todo lo contrario sucede con Otelo, él muestra que la ama profundamente así tenga deseo de matarla, pero pienso que si ese amor fuera realmente verdadero, él no le hubiera creído tan fácil a Yago y hubiera confiado más en su esposa y más aún, no hubiera terminado matándola.
Ahora observemos como Otelo y Medea cometen el acto determinante en estas historias, asesinan a los seres más cercanos y más amados, sólo por tratar de enmendar un poco de sus sufrimientos, ya que ellos pensaban que esto les daría un poco más de calma a sus corazones desesperados y heridos.
Comencemos por mirar a Otelo que expresa, según Shakespeare (2005:66) que: “En seguida. Confiesa, pues, tus culpas, una por una, que aunque las niegues con los más firmes juramentos, no has de disminuir en un ápice mi firme convicción. De todas maneras, morirás.”
Veamos como Medea actúa despiadadamente, como si fuera una mujer sin corazón y sin sentimientos, ya que a sus hijos no los envenena sino que les clava una espada en sus pequeños cuerpos.
Y Eurípides nos plantea al respecto del discurso de Medea que: (2008:39) “¡Vamos, mísera mano mía, empuña la espada, empúñala! ¡Adelante hacia la meta lamentable de una vida! No te acobardes, no te acuerdes de que los amas tanto…” Aquí vemos que Medea es tan descorazonada que fue capaz de matar a sus hijos con su propia mano y sin piedad.
Después de que Medea mató al rey Creonte y a su hija, ya sólo faltaba matar a sus dos hijos porque ella quería causarle más dolor a Jasón y que sufriera tanto como ella, pero en lo que no pensó fue que también a ella le quedaría el remordimiento de haber matado a sus propios hijos.
Podemos observar que Medea es un personaje de carácter un poco más fuerte que Otelo, ya que este no resistió haber cometido tal asesinato que terminó suicidándose al darse cuenta de la gran injusticia que efectuó contra su amada esposa.
En éstas obras se evidencia de diferentes formas la venganza, y a su vez son una muestra de lo que ocurre realmente en la sociedad, y que no somos capaces de controlar nuestras emociones y no pensamos en las consecuencias que nuestros actos puedan traer.
Para concluir cabe decir que la venganza es un acto que se comete en un momento de desesperación pero nunca será una solución a nuestros problemas o a nuestro sufrimiento y es preciso aclarar que la venganza sólo nos traera más desgracias y aspectos muy negativos para nuestro futuro.

                            LA POBREZA Y LA FAMILIA
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

similar:

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno al diálogo culto-popular en la sátira virreinal

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconResumen En este ensayo, solo pretendemos hacer unas reflexiones personales...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconPoema al proyecto el poema llanero, oralidad, creatividad, lectura...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconReflexiones en torno a Sàbato

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconEn torno a la experiencia interior

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre la practicas de alfabetizacion

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones críticas sobre Niebla de Unamuno (Mario J. Valdés)






© 2015
contactos
l.exam-10.com