Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura






descargar 1.3 Mb.
títuloAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura
página2/31
fecha de publicación29.03.2017
tamaño1.3 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

BIBLIOGRAFÍA

DE AMO SÁNCHEZ-FORTÚN, José Manuel. (2008). La literatura infantil: claves para la formación de la competencia literaria. Málaga: Aljibe.

LARROSA, Jorge. (2003). La experiencia de la lectura: estudios sobre literatura y formación. México: F.C.E.

MENDOZA FILLOLA, Mendoza. (2006). Didáctica de la lengua y la literatura. Madrid: Pearson Educación.

PISA PARA DOCENTES: La evaluación como oportunidad de aprendizaje. (2008). Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación ( México) y Cooperativa Editorial Magisterio (Bogotá).

PÉREZ ESTEVE, Pilar y ZAYAS, Felipe. (2008). Competencia en comunicación lingüística. Madrid: Alianza Editorial.

SÁNCHEZ CORRAL, Luis. (1995). Literatura infantil y lenguaje literario. Barcelona: Paidós.

LA FELICIDAD EN EL DIÁLOGO DE PLATÓN: SIMPOSIO O DE LA ERÓTICA

Por: Yuliana Herrera Herrera (Grado: 11º4)

En este trabajo, se pretende analizar la forma cómo se evidencia la felicidad en el diálogo de Platón “Simposio (banquete) o de la erótica”, un texto muy célebre de éste gran filósofo, en el cual algunos de los personajes relacionan su discurso con este tópico; plantean que el dios del amor; Eros, es el único que nos concede la felicidad y que sin él no sería posible alcanzarla. Este tema abarca muchos aspectos de nuestra vida y es lo que nosotros constantemente buscamos, por tanto, a continuación se evidencia lo que antiguos sabios afirmaban a su manera sobre la felicidad y los efectos que ésta produce.

Este tema se comienza a desenvolver en el instante en que cada personaje, expresa sus ideas, por consiguiente Platón (2007:500) plantea que Fedro concluyó su discurso diciendo: “…de todos los dioses Eros es el más antiguo, el más augusto, y el más capaz de hacer al hombre feliz y virtuoso durante su vida y después de su muerte.”

De esta manera podemos ver que, cuando nuestra vida está rodeada de amor, cuando no tenemos ningún conflicto con nadie, al ser personas buenas, amigables, que nos gusta ayudarle a los demás, y sobre todo cuando nos dejamos contagiar por el poder de Eros, llenamos nuestra alma de un sentimiento hermoso que nos permite estar bien con nosotros mismos y con los demás. El amor nunca debe faltar en nuestras vidas ya que éste valor es el único que nos aproxima cada vez más a la felicidad, porque nos convierte en seres sensibles, amigos del mundo, con la capacidad de tenerle un especial cariño a todo lo que nos rodea, primordialmente a las personas que están a nuestro lado, ya que son ellas a las que nosotros le expresamos nuestro amor; amor que nos nace del alma y de lo más profundo de nuestro corazón, esto es lo que nos llena de satisfacción y el simple hecho de poseer éste sentimiento dentro de nosotros, nos hace personas indudablemente felices.

De acuerdo al texto, si nosotros somos fieles a Eros y lo alabamos, él nos protegerá, nos concederá múltiples beneficios, nos hará personas buenas, honestas, honradas y lo más importante, nos concederá la felicidad no sólo durante toda nuestra vida sino también posteriormente a nuestra muerte. En otras palabras, para que la felicidad perdure en nosotros hoy, mañana y por siempre, es necesario que pongamos en práctica el amor hacia los demás y hacia todo lo que nos rodea, este valor es muy importante porque con él seremos personas felices de vivir y felices de morir, ya que hemos tenido una buena vida.

Desde otro punto de vista más actual, si nosotros hemos vivido bien nuestra vida, siguiendo las leyes de Dios no tendremos ninguna dificultad, ya que es Él el que nos enseña a tener una buena relación con los demás y a no caer en los malos actos, esa es su voluntad desde que nos dijo “amaos los unos a los otros”, de esta manera, día a día habrá una razón para estar feliz y al morir no sentiremos miedo porque en nuestra vida nunca faltó su presencia y ha llegado la hora de tener un encuentro con Él.

Más adelante, Erixímaco, da su opinión al respecto, Platón (2007:507) expresa que: “Por lo tanto es cierto decir, en general, que Eros es poderoso, y que su poder es universal; pero que cuando se consagra al bien y se ajusta a la justicia y a la templanza, tanto respecto de nosotros como respecto de los dioses, es cuando manifiesta todo su poder y nos procura una felicidad perfecta, estrechándonos a vivir en paz los unos con los otros, y facilitándonos la benevolencia de los dioses, cuya naturaleza se halla tan por cima de la nuestra.”

La felicidad completa nos llega cuando nosotros hemos vivido rodeados de buenas personas, hemos realizado buenas obras y actuado con justicia frente a las diversas situaciones que se nos presentan. Estar feliz también implica estar en paz con uno mismo y con los demás, porque si nosotros guardamos odio en nuestro corazón, nunca podríamos llegar a ser felices.

El anterior planteamiento nos afirma que el dios del amor, no se compara con ninguno, él es el único vigoroso, capaz de hacer cosas increíbles y asombrosas, tanto ante nuestros ojos, como ante el mundo entero, ya que éste se encuentra en todos los lugares y países que puedan existir en el planeta.

También Eros, posee grandes cualidades, pero la más sobresaliente es aquella que ofrece a los hombres cuando es un amor sincero, firme y moderado; y es la de concedernos una felicidad plena, siempre y cuando lo aceptemos a él como parte importante de nuestra vida; en la práctica con los demás, en cuanto al buen trato y la buena convivencia. Y si nos otorga felicidad, junto con ésta vendrá la paz; aquella que nos permite tener una vida libre de conflictos y ver en los problemas y obstáculos, una oportunidad para mejorar y aprender cada día, ya que el amor trae consigo el beneficio, la piedad y la generosidad de los seres divinos que coordinan todo desde un lugar superior al nuestro y se encargan de protegernos.

Ahora, quiero citar un fragmento de otro texto analizado anteriormente en el área de filosofía, titulado “¿Qué es filosofía?”, en el cual Ortega y Gasset (2005:12) plantea que: “La voluptuosidad es la cara, la facies, de la felicidad. Y todo ser es feliz cuando cumple su destino, es decir, cuando sigue la pendiente de su inclinación, de su esencial necesidad, cuando se realiza, cuando está siendo lo que en verdad es.

Nosotros siempre debemos inclinarnos a realizar lo que verdaderamente nos gusta, lo que nos sale del corazón, ya que es muy importante sentirnos bien con las actividades que realizamos, cuando hacemos esto, en nuestro rostro se refleja esa felicidad y ese amor por las cosas que hacemos, ya que se realizan con ganas y empeño. Por lo tanto la felicidad no es tan inalcanzable, sólo es cuestión de cumplir nuestros sueños y metas a como dé lugar, sin pasar por encima del otro.

Por supuesto que alcanzar nuestros propósitos no es tan sencillo, nadie ha dicho que sí lo sea, pero lo que sí se afirma con seguridad es que estos no son imposibles de lograr, tal como lo dice el autor Pedro Henríquez Ureña, en su frase: “Nada de grande y duradero se alcanza sin esfuerzo”, (tomado de: http://cvc.cervantes.es/literatura/cauce/pdf/cauce14-15/cauce14-15_32.pdf).

Así que, si queremos alcanzar la cima de la montaña primero tendremos que comenzar a escalarla desde abajo, sudándola y luchándola en el camino, sin parar ni retroceder, porque sólo así se obtiene lo que se quiere, y con mucha voluntad para realizarlo. Pero si nosotros nos rendimos o queremos adquirir las cosas sin tener que sacrificarnos para conseguirlo, nunca obtendremos algo que realmente valga la pena, durará poco y no será tan grandioso y feliz como sé es, cuando se alcanza algo con el propio esfuerzo y sudor de nuestra frente.

Después de observar detenidamente el planteamiento de estos autores, retomemos el texto de Platón, con el invitado del banquete que más resaltó la felicidad que nos produce el amor, se trata entonces de, Aristófanes (2007:508) el cual plantea: “Figúraseme, que hasta ahora los hombres han ignorado enteramente el poder del Amor; porque si lo conociesen, le levantarían templos y altares magníficos, y le ofrecerían suntuosos sacrificios, y nada de esto se hace, aunque sería muy conveniente; porque entre todos los dioses él es el que derrama más beneficios sobre los hombres, como que es su protector y su médico, y los cura, de los males que impiden al género humano llegar a la cumbre de la felicidad.”

El amor es el sentimiento, o en este caso, el dios, que rige y gobierna sobre todos y cada uno de los aspectos del hombre, y no sólo de él sino también sobre todos los seres vivos, que caminan, comen, sienten y viven en grupos que tienen cierta afinidad. Por lo tanto, no es posible que lo dejemos a un lado, y no nos interesemos al menos por agradecerle por todos los beneficios que nos concede. Pero, si es un dios que nos hace tanto bien y torna mejor nuestra vida, porque no ofrecerle mucho más que el agradecimiento; claro está que en nuestra época ya no se utilizan los sacrificios de animales o personas como ofrenda a un dios, aunque trasportándonos varios siglos atrás, no estaría mal ofrecerle víctimas y construir un monumento en honor a Eros, el dios más poderoso de todos. Y regresando a la actualidad, ¿cómo podríamos agradecer la presencia de amor en nuestras vidas?, muy sencillo, y es demostrando que en verdad el amor está por encima de todo, que siempre va a ser lo más importante, ya que Eros es nuestro guardián que siempre nos libra de las adversidades, que nos ilumina el camino para seguir adelante y vivir una vida digna, llena de felicidad.

A diferencia de los demás personajes, Aristófanes es el que le presta más importancia y atención a la maravillosa felicidad que nos brinda el dios del amor; Eros, ya que a lo largo de su discurso trata de persuadir a los demás de que éste es el aspecto más esencial a destacar en éste dios. Es por esto que continúa su discurso planteando, según Platón (2007:511): “Que nadie se ponga en guerra con el Amor, porque ponerse en guerra con él es atraerse el odio de los dioses. Tratemos, pues, de merecer la benevolencia y el favor de este dios, y nos proporcionará la otra mitad de nosotros mismos, felicidad que alcanzan muy pocos.”

La mayoría de las personas desde adolescentes, buscamos a nuestra alma gemela, a esa persona que estará a nuestro lado el resto de nuestros días, como nuestra pareja y será a quien le entregaremos todo nuestro amor. Cada uno busca su otra mitad, y esa búsqueda es la que nos motiva a seguir viviendo bajo las reglas del amor, ya que cuando se encuentran dos mitades que originariamente estaban unidas surge la alegría del amor. De esta manera, son muy pocos los que se enamoran de verdad y sólo algunos saben lo que significa e implica amar a alguien, y éstos cuantos, son los que tienen un motivo más para ser felices, pero las personas que no logran encontrar a su otra mitad son, por lo general, aquellas que no saben tratar bien a una persona, que no han comprendido qué es el amor, por lo cual es una felicidad menos en su vida o también pueden haber casos en los que estas personas son de las que no conciben al amor en su interior, sino que le guardan rencor a los demás y miran todo con odio y desprecio, porque no tienen sentido de respeto para con el otro. Entonces, se ha convertido en un enemigo del dios; Eros, ya que esto será un insulto para él, por lo tanto lo único que recibirá, serán maldiciones y desgracias.

Al término de Aristófanes, es Agatón, quien continúa su discurso, basándose igualmente en lo que Eros nos proporciona a través de su asombroso poder, entonces, hace su presentación y dice, al respecto Platón que: (2007:513) “Me parece, que todos los que hasta ahora han hablado, han alabado, no tanto al Amor, como a la felicidad que este dios nos proporciona. ¿Y cuál es el autor de tantos bienes? Nadie nos lo ha dado a conocer. Y sin embargo, la única manera debida de alabarle es explicar la naturaleza del asunto de que se trata, y desenvolver los efectos que ella produce. Por lo tanto, para alabar al Amor, es preciso decir lo que es el Amor, y hablar en seguida de sus beneficios.”

Eros, es un dios muy grandioso, ya que al contagiarnos de su ternura, de su delicadeza, de su sutileza y de su belleza, lleva a las personas a la cúspide de la felicidad y junto con ésta viene también la paz, la justicia, la fortaleza, la templanza, la juventud y nos convierte en personas dignas de ser amadas, porque sólo aquellas personas que son felices consigo mismas y con lo que tienen a su alrededor, son las que aprenden a amar y a ser felices a pesar de los defectos de los demás y las dificultades de la vida. Entonces estos son los grandes beneficios que nos da el amor, los cuales son vitales para nuestra existencia.

Para ser feliz no se necesita tener toda la riqueza del mundo, ni la casa más lujosa, ni el mejor carro, ni el celular más caro. Llegar a ser feliz, es cumplir nuestros sueños, con lo poco que tengamos, sentirnos bien con lo que somos y con lo que hemos logrado con mucho esfuerzo. Para ser feliz simplemente necesitamos estar agradecidos día a día con Dios.

EL AMOR Y SU PRESENCIA EN LA LITERATURA

Por: Santiago Vásquez Rodríguez (Grado: 11.2)

Hablar de amor no es fácil, pues se convierte en un tema muy complejo y controversial, ya que existen diferentes modos de pensar, de ver la vida y obviamente de amar. Unos lo hacen por conveniencia, otros por necesidad, pero como todo no es malo existen los que aman de verdad, verdad que es un amor sincero, que hace virtuosas a las personas.

Pero el amor en nuestra actualidad se ha convertido en un comercio, en un comercio donde aquellas personas bellas físicas buscan otras con sus mismas características, utilizan su pareja para mostrarla a la sociedad como si fuese un artículo de lujo.

Además estas personas se convierten en personas frías, huecas, estas personas no son virtuosas, carecen de conocimiento, ¿pero? Será porque no han experimentado el verdadero amor, el que sale del corazón, ese amor incondicional, aquel que se sobrepone a todas las adversidades, no le importa dar la vida por el ser amado. Ese amor que con el pasar de los días se reafirma y se hace más fuerte, que no desfallece. Ese amor que se renueva cada día, que no se debilita que no se marchita.

Pero yo simplemente daré mi punto de vista acerca del amor, pues me resulta muy emocionante hablar de este tema; y lo analizare con el entorno, mirare como se ve el amor en mi época, con jóvenes de mi edad, como es que “amamos” o no, o si simplemente es atracción física. Pero se preguntara porque lo hago, porque el amor, porque no otro tema, como ya lo dije los jóvenes clasifican o clasificamos el amor por su belleza, entre más bellos mas se” aman”, porque cuando tienen una persona bella a su lado, son más conocidos y populares entre sus amigos. Y como es que no se acuerdan de aquellas personas menos bellas, pero que seguramente esas personas menos bellas, son las que verdaderamente sienten y viven el amor con un furor mágico, que son aquellas que si aman de verdad.

Como ya lo manifesté, también lo hizo en su momento Pausanias, (2007:514) él decía que existen dos clases de amores; uno llamado el Afrodita popular y otro el Urania celeste. El primero es muy conocido entre los jóvenes, que estos buscan la belleza física sin importarles los sentimientos de los otros; y el otro es aquel amor virtuoso y transparente que se interpone ante toda adversidad, obstáculo o barrera, pero ya parece que los tiempos no han cambiado, parece ser que el señor Pausanias hubiese sido un filósofo contemporáneo y no un filosofo antiguo. Ya que si miramos estos dos tipos de amores existe hoy en día, bueno uno con más fuerza que el otro.

Se dice que todas las generaciones somos diferentes ¿pero en qué temas o en que aspectos somos diferentes? Y me imagino que lo mismo sucedió en la edad medieval, en la esclavitud, en la contemporánea. O será que somos diferentes en otros aspectos, pero somos iguales en el amor, como si fuese una herencia amorosa que es interminable, que prevalece, prevaleció, y prevalecerá en toda la existencia humana.

Sera que no cambiaremos nuestra supuesta forma de amar, será que nos quedaremos estancados ahí mismo, no pensaremos que llego la hora de autoevaluarnos y mirar si somos responsables de nuestros actos, de saber que cuando no estamos enamorados de verdad le haremos daño a esa otra persona, un daño quizás irremediable a esa persona que si sentía algo por nosotros. Que sólo estábamos con ella para exhibirla ante la sociedad, ante nuestros amigos, para, tal vez, ser más conocidos. Y no piensan que por esas cosas de la vida esa experiencia nos puede suceder a nosotros, con una persona que de verdad si amamos y que nos pago con la misma moneda con la que pagamos. Por eso creo que dentro de una relación amorosa existen varias bases para poder sostenerla, para evitar que en un momento se pueda venir abajo, y acabar con lo mucho o lo poco que haya construido en esa relación. Para eso yo en medio de mi vaga experiencia amorosa, cree unas bases para una buena relación.

La primera y la más importante es el amor, si no hay amor no creo que funcione nada, sin amor no hay comunicación, respeto etc. El amor debe de ser lo más importante dentro de una relación pues si no lo hay no llegaran a mucho y todo se distorsionara y lo que empieza mal no termina muy bien, ya que se presentaran muchos problemas de comunicación, de respeto, y además ambas personas sufrirán y les quedara una amarga experiencia para todas sus vidas quedaran marcadas para toda su vida y no creerán en el amor, pensaran que el amor no es bello, lo que incorrecto pues es el amor lo que más llena de felicidad a una persona, o bueno a mi me hace feliz y más si soy correspondido.

Si esta el amor como base para una relación amorosa, también está el respeto, el respeto debe de existir para no llegar a roses y malos entendidos, para no agredir a la otra persona, pero como el respeto de no insultarla, hablarle mal, si no también respeto por sus sentimientos, por su forma de pensar, respetar sus espacios; el respeto debe de existir en todos los aspectos. Ya que si no se respetan habrá causas y esas causas llevaran al efecto y el efecto en estos casos es que la relación se acaba definitivamente. Pero el respeto debe de ser mutuo tanto del hombre como de la mujer.

Pues bien está el amor, el respeto, también está la comunicación. La comunicación es el medio de conocer a la otra persona, es el mecanismo de resolver problemas, de escuchar a la otra persona cuando necesita que alguien lo escuche, que le aconseje, que le ayude a llevar esa carga que tanto le pesa. También si se comunican cuando existen problemas, cuando están pasando por un momento difícil, quizás si escucha a esa otra persona puede encontrarle un solución y tal vez salvar la relación, porque no es bueno cerrarse con los problemas, antes mejor hablar ver la otra cara de la moneda ver los dos puntos de vista y creo que esto es aplicable en nuestro diario vivir, para resolver los problemas, ver y saber qué es lo que piensa esa otra persona y así llegar a buenos términos.

La confianza otro punto importante. Lo es porque si no confían el uno del otro, no se crearan lazos de amor, hará que el amor se debilite y se muera totalmente, pues si no cree en su pareja, si no confía en su buena fe, en su palabra en que lo que le está diciendo es verdad no habrá nada. Pero también hay que mirar que, no haya habido una infidelidad o mentiras de por medio, pues ya es muy complejo, muy difícil volver a creer en esa persona, pero, claro que sui aun hay amor se puede perdonar en esa persona perdonarle ese error, ese desliz. Claro que también depende de la persona que fue afectado, si es de esas personas que no perdonan nada no se puede hacer nada, y es mejor dejarlo así para evitarse altercado y dolor en un futuro.

La sinceridad toma otro papel importante dentro de una relación amorosa. Si, aunque no lo crea importante, lo es, es tan importante como la comunicación bueno si se es una persona que obra sobre el principio de la buena fe, si no lo es, de que importa ser sincero. Pero se preguntara porque ser sincero, porque serlo con alguien a quien no conozco, ni mucho menos si no quiero. Ya verá porque ser sincero es importante en una relación, cuando se presenta ante ti una persona por la cual no sentís nada, y te dice que está profundamente enamorada de ti, y tu simplemente por estar con esa persona le dices que sí, que quieres estar con ella, pero aun sabiendo que no sentís nada por ella, comienzas una relación y tu sabes que esa relación no llegara a nada pues no estás enamorado y tarde que temprano esa mentira se te caerá dejando a esa persona totalmente destrozada con un amargo sabor y recelo. Pero si le dices que no sientes nada por ella, que no quieres comprometerte para no hacerla sufrir, que estas enamorado de otra persona, así no la harás sufrir. Pero no solo en este aspecto si no también cuando usted ya no siente nada por su pareja, y usted descubre otra persona que le hace sentir cosas nuevas, también es bueno ser sincero, para no causarle daño.

Aquí es donde me gustaría dar un consejo, o bueno como lo dijo Pausanias: “la costumbre entre nosotros quiere que uno se mire bien antes de comprometerse, que se entre a los unos y huya de los otros.” pág. 503, El banquete o de la erótica, diálogos platónicos.

Y es esa falta de comunicación, de sinceridad es lo que le causa daño a ese ser, que tal vez inconscientemente no quisimos causarle, pero que puede ser irremediable, y allí es donde se crea esa apatía de esta persona por el amor, es como si quedase vetada para volver a amar. Donde las personas se cierran y se niegan a vivir una experiencia amorosa, aun sabiendo que pueden ser felices. Y siente que el amor no es como lo pintan, como todo el mundo dice que es hermoso y sincero, tierno, dulce y cariñoso y lo empiezan a ver como algo muy aberrante y reprobable. Sin saber que tal vez esa persona que llegó nueva puede sanar esas heridas, esas cicatrices que dejó ese amor fallido. O también porque simplemente se enamoró de alguien que no le correspondía su sentimiento, de alguien que le causó mucho daño y es cuando no creen en el amor, no se enamoran, le tienen pavor a enamorase, pues ellos se basan de esa amarga experiencia, que aún no han podido superar ese impase del pasado.

Pero si esto es grave, existe algo más grave, más complejo es cuando esta persona lastimada, herida se resigna a vivir en soledad, a cerrar su corazón y cerrarle las puertas al amor, y no creen que exista la persona que los hará felices, que borrará esas heridas y los llenará de felicidad. Estas personas se convierten en seres fríos, amargados, por vivir en la soledad y no volverse a enamorar. Pero sin saberlo esa soledad les hace más daño que la amarga experiencia del amor fallido, del rompimiento indebido de la relación, pues se convierten en egoístas y obran sobre la individualidad, sobre primero yo, segundo yo y todo yo; aun sin medir las consecuencias de sus actos frente a su mundo a las personas que le rodean.

Pero no siempre estar en soledad es mala si se sabe manejar, si se sabe llevar, si no dejas que te controle, que se convierte en un martirio para tu vida, sabiendo que la soledad se puede aprovechar para bien, para analizar los errores que se cometieron en el pasado, y por supuesto para no volverlos a cometer, para mirar los errores en la relación fallida, en ese amor que no se pudo dar. Pero también se puede aprovechar para reflexionar de la vida, es el espacio para encontrarse consigo mismo, para autoevaluarse de sus actos, para ver la vida de otra forma, para ser más analíticos y sensibles. Jorge Duque Linares (2004: 93) en su texto Maneje sus emociones decía: “la soledad, además de ser una forma de encontrarnos, nos permite pensar lo suficiente en los otros”.

Pues si la soledad se puede aprovechar para reflexionar, para alimentarnos de saber, para analizar nuestro entorno, y es muy común que las grandes mentes han hecho sus grandes obras en la soledad, como el pintor, pinta su obra en la soledad, como el cantante compone sus mejores canciones en soledad y así por el estilo. Y aprovecho para traer esta frase de un anónimo: “la soledad es la madre de la sabiduría” anónimo

Termino con esta frase que me gusta mucho, del texto Maneje sus emociones del escritor Jorge Duque Linares (2004:22): “cuando usted aprenda a ser feliz, Llegará a su vida esa persona que Le amará, precisamente Por eso, por su Felicidad”.

Ahí está un poco de mi percepción del amor, analizándola desde mi vaga experiencia, y analizándola un poco con mi entorno y algunos puntos de vista de los filósofos que en su momento también dieron su posición acerca del tema.

BIBLIOGRAFIA

DUQUE LINARES, JORGE (2004) “Maneje sus emociones”. Bogotá: Panamericana, 243pag

DIALOGOS PLATONICOS (2005) “El banquete o simposio de la erótica. México: Porrúa:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

similar:

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno al diálogo culto-popular en la sátira virreinal

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconResumen En este ensayo, solo pretendemos hacer unas reflexiones personales...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconPoema al proyecto el poema llanero, oralidad, creatividad, lectura...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconReflexiones en torno a Sàbato

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconEn torno a la experiencia interior

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre la practicas de alfabetizacion

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones críticas sobre Niebla de Unamuno (Mario J. Valdés)






© 2015
contactos
l.exam-10.com