Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura






descargar 1.3 Mb.
títuloAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura
página11/31
fecha de publicación29.03.2017
tamaño1.3 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   31

EL HEROÍSMO: A PROPÓSITO DE LA ILÍADA DE HOMERO

Por: DANIEL EDUARDO PIEDRAHITA DÍAZ (Grado: 11- 1)

Hablar del heroísmo abarcando la esencia del término, nos transmite la idea de un individuo que siempre está dispuesto a arriesgar todo, hasta su misma vida por una causa, por el reconocimiento, el triunfo, la gloria, es conseguir hacer algo único o importante.

No todos logran ser héroes, aunque no sea esa su intención, arriesgan hasta su vida. Pienso que los que fueron llamados héroes fue por hacer algo con el corazón, siempre teniendo claro que era lo que querían sin pensar en los obstáculos o problemas que tuvieran que enfrentar para conseguirlo, siempre intentando ser mejores y lograr sus metas o propósitos; pareciera algo complicado, pero para ellos es lo único.

Las personas que tienen dotes o características de héroes, piensan en su honor y saben que si no logran su propósito, serán llamados cobardes, o peor aún, se sentirán cobardes y ninguno quiere eso, creo que es un gran orgullo ser reconocido y además de eso, ser respetado, pero no solo por ser capaz de matar, si no por hacer las cosas con convicción, con una idea clara de porqué actuar, la saña que muestran, en ellos se ve la voluntad de vencer siempre; es tan poderoso su esfuerzo que parecen hasta indestructibles, las ganas que muestran aun en lo más elemental, los hace héroes, que en las derrotas, en lugar de retirarse, aprenden de sus errores y por estos, cada vez crece más su capacidad de acción y su convicción. Siguen adelante persiguiendo sus sueños, sin importar el próximo reto que haya que superar porque saben lo que hacen, como lo han hecho y todo el coraje que tienen; se pueden sentir orgullosos de lo que hacen e hicieron, donde ya pueden decir soy alguien, sé cuál es mi camino, y sé que por este puedo continuar hasta llegar el momento de descansar.

Los héroes además de demostrar su gran poderío y voluntad, irradian a compañeros de lucha con ganas, con energía y carácter, ellos saben que al contar con un héroe, siempre habrá ánimo y ganas de vencer y de seguir adelante sin importar nada, porque se sienten seguros al tenerlos al lado, porque siempre los alienta y ayuda para conseguir sus victorias, por difícil que estas sean.

En cada uno de nosotros debe haber un héroe, de acuerdo con lo que somos y hacemos, con nuestras fortalezas, porque esto es lo que nos da el valor de atrevernos, de reconocer que siempre hay cosas buenas por las que luchar, pero hay que buscarlas y no esperar a que lleguen; de que no todo es igual y fácil y que cada vez hay que poner más valor y empeño al hacer algo, esto a su vez se transformará en bienestar para uno. Además de eso, un héroe también es importante porque cada vez que los vemos, queremos ser como ellos, nos inspiran y nos impulsa a un mayor crecimiento tanto mental como físico, no es que sin héroes no hayan retos, ni mucho menos motivación, esto está en cada uno, pero contar con alguien así a nuestro alrededor permite aprender a atrevernos, a crecer y comprender el verdadero significado de esta palabra.

Para sustentar mi temática sobre el heroísmo, seleccioné algunos fragmentos del libro la “Ilíada” de Homero, y evidenciar así cómo transcurre este tema a lo largo de esta interesante historia.

Un héroe en el contexto de la Ilíada, era alguien muy valiente, fuerte, poderoso, lleno de coraje que lo demostraba dentro y fuera de la batalla, su vida siempre estaba en juego, ya por ser recordado como alguien fuerte y poderoso, o por defender su honor y palabra, incluso hasta la muerte, que además de eso, animaban a los demás guerreros a nunca rendirse, que con solo estar ahí causaba gran impacto moral y hasta temor al mismo tiempo. Ellos eran los que estaban cargados de mucho poder y aunque sintieran miedo, lo superaban por no quedar como cobardes frente a los suyos y a sus enemigos, pensando además que si actuaban así decaerían los suyos, que aun temiendo que no podrían lograr algo, no los desalentaban porque lo dejaban todo en sus batallas, hasta sus almas, y lo que ellos eran, los hacían únicos, pero no sólo por saber manejar una espada, si no porque su lucha, entusiasmo y entrega, nunca era derrotada ni siquiera en la derrota, como lo vemos con este segmento del libro:

(2002:43) “Diomedes le arrojó su lanza, que, dirigida por Minerva, hirió a Pándaro en la cara y lo dejo sin vida. Saltó Eneas del carro con su escudo y su larga pica dispuesto a defender el cadáver de su amigo. Pero Diomedes, tomando una piedra que dos hombres no habrían podido levantar, hirió con ella en la cadera. El héroe cayó de rodillas y la noche oscura cubrió sus ojos. Y allí habría muerto el rey de los hombres, Eneas.” Lo que nos dice es que puede que solo seamos uno, pero si tenemos nuestra fe y no nos rendimos, podemos demostrar el gran poderío que cada uno guarda en su alma.

La palabra héroe es un término digno de respetar porque hay muy pocos que no agachan la cabeza y no abandonan sus sueños; ser llamado así era complicado porque como dicen, para grandes triunfos grandes sacrificios, eso era lo que los hacía notables, porque sabían que era duro llegar a ser, a lograr su cometido, que cuando llegaban, se sentían sabios de pensamiento porque su lucha se convertía en una enseñanza de vida, por que los caminos están llenos de obstáculos, y obstáculos puestos para entender que si ganamos algo debemos apreciarlo, y que todo en nuestra vida es una lucha para buscar la satisfacción, lo que pasa es que unos la esperan como si ella nos buscara, lo que no ocurre en la vida de los héroes.

Continuando con fragmentos del libro encontré este:

(2002:68) “También los troyanos se pusieron en orden de batalla sobre una colina rodeando al gran Héctor, que recorría las filas dando órdenes.” Nos da a entender que a veces son tan necesarios los héroes que sin ellos, nos perdemos como un ciego sin un guía, porque son ellos los que ven con optimismo los que otros ven con dificultades y como a veces nuestros miedos son más grandes que nosotros mismos, necesitamos de alguien para saber solucionar nuestros problemas y enfrentarlos con valor. En cada párrafo anotado, encuentro una manera de sentir y de vivir a un héroe, el coraje asomado entre las palabras que describen las situaciones que atravesaban, lo que dicen, el triunfo o la muerte, siempre dignos y valerosos.

(2002:69) “Mientras así conversaban, ardía el combate al pie del bien labrado muro y las vigas de las torres resonaban al chocar de los dardos. Los aqueos, vencidos por el poderoso azote de Júpiter, encerrábanse tras el muro por temor a Héctor, cuya valentía les causaba la derrota.” Aun en las peores situaciones, los héroes ven el lado bueno, la solución, pero no porque ellos quieran, si no porque saben que los otros necesitan de esa confianza, para no caer en la desesperanza y al menos tener un último aliento de fuerza para alcanzar sus sueños.

(2002:64) “Al ver la armadura de Patroclo los adversarios pensaron que el pelida Aquiles por fin había resuelto participar en el combate, y la confusión y el temor se apoderaron de ellos. En cambio los aqueos reaccionaron dentro de las naves resueltos a defenderlas.” Solo saber que ahí está o escucharlos nombrar al héroe, se apodera de todos un enorme fuego de pasión y fervor, es el combustible para seguir el camino, pero no mediocremente, si no con orgullo y la frente bien alta, con toda la intensidad para hacer lo que se propongan y enfrentar lo que venga en consecuencia.

(2002:75) “Con voz desfalleciente, Patroclo respondió:

¡Héctor!, no haces bien en jactarte con altaneras palabras, pues antes que tú me vencieron los dioses entregándome a ti desarmado y herido. De otro modo, si veinte guerreros como tú me hubieran hecho frente, habrían muerto vencidos por mi lanza.” Si se pierde la confianza que podemos esperar ya, pero una confianza real y no un simple discurso de palabrerías inútiles. Ya que la confianza es el estímulo que nos permite sacar lo que en verdad tenemos dentro para sobresalir de la mejor manera. Alguien sin confianza es alguien ya muerto, que solo espera su “destino”.

(2002:78) “-¿Cómo quieres, adivina mensajera, que entre en el combate? –Dijo Aquiles-, el divino Héctor se ha apoderado de mi armadura, y no hay en el ejército aqueo guerrero alguno que tenga una que me sirva, pues todas son pequeñas.

-Bastará con que te muestres cerca del campo de batalla –respondió Iris-. Solamente con eso temblaran los troyanos, y los aqueos se sentirán animados de nuevo valor.” No es lo que nos proteja, ni lo que llevemos puesto, porque la esencia de un buen guerrero está en su espíritu, en su corazón, es un todo que al combinarlo se forma y crea un arma “indestructible”, se convierte en ayuda, en defensa venciendo así lo malo que siempre nos acecha.

(2002:78) “Cuando se dejo oír la voz de bronce del héroe, que parecía una clarinada, se conturbó el ánimo de los troyanos y se produjo entre ellos inmenso tumulto. Los caballos, asustados, se desbandaban arrastrando los carros. Tres veces grito Aquiles a la orilla del foso, y otras tantas se turbaron los troyanos huyendo en confusión e hiriéndose con sus propias lanzas.” Orgulloso es el que encuentra dentro de sí mismo la “llave” para salir de sus problemas, porque sabe que solo o con ayuda, va a lograr su cometido, sabe que su “destino” está en sus manos y no necesita esperar a otros para realizarlo, sabe que él tiene la fuerza, pasión y coraje de muchos hombres para hacer lo que sea.

(2002:84) “En la ciudad de Troya, el anciano Príamo estaba en la sagrada torre contemplando la batalla. Al ver el terrible empuje de Aquiles y cómo huían los troyanos espantados y sin fuerzas para resistirlo.” Aun teniendo las herramientas necesarias, falta algo mas para llegar a suplantar a un héroe, ya que solo ellos saben que es lo que tienen que hacer y cómo han de hacerlo, sin importar en muchos casos, lo que se sacrifica. A los seres comunes y corrientes, en muchas ocasiones, sus propios temores los debilitan en cuerpo y alma y los hacen vulnerables hasta detenerlos en el primer obstáculo que se les presente, volviéndolos débiles en el juego de la vida.

Desde otras perspectivas sobre el mismo tópico del heroísmo, he rastreado en fuentes externas diferentes al libro de Homero, la “Ilíada”, aportándome otras razones para querer ser héroe, unas pueden ser fantásticas y otras claras y realistas, pero en sí las dos fuentes conllevan a lo mismo, a ser reconocido, recordado, querido, seguido, aunque en algunos casos, desde una perversa perspectiva.
Como lo he venido definiendo en todo el escrito, para algunos, héroe es alguien que arriesgó la vida para mejorar notoriamente una situación, y para otros, el mismo personaje, fue lo peor que ha existido. Por eso un héroe nunca va a ser considerado en su totalidad como héroe, porque siempre va haber quienes discriminen sus acciones como buenas, y otros dirán que lo que hizo fue lo peor. Para mí los héroes serán considerados completos incompletos, ya que por más que luchen siempre va faltar algo en algún lado, no importa lo que hagan, ni mucho menos todo lo que den, porque nunca van a tener la gratificación completa de todos los implicados en la situación.
En relación a esto, decidí tomar como ejemplo este interesante artículo sobre el heroísmo Tomado de la página: http://susogod.blogspot.com/2006/02/herosmo.html:

El héroe, últimamente está considerado un ser fantástico, superior a los demás, que pocas veces (o ninguna) existe, que lucha contra otros seres de mismas características, en los que siempre sale ganando.


Así, se pueden encontrar distintos tipos de héroes: De comic (Spider-man), de televisión (Goku), de literatura (el Cid Campeador)...
Pero en mi opinión los verdaderos héroes son aquellas personas que dedican su vida a mejorar el entorno (defensores de la naturaleza Greenpeace), a ayudar a las personas que no tienen recursos (personas de distintas ONGs Ayuda en Acción), o a arriesgar su vida por la de otros (un bombero, que entra en un edificio jugándose la vida por salvar la de un desconocido). Visto así cualquier persona puede ser un héroe, el héroe no nace se hace, actuando de forma correcta ante ciertas situaciones que se puedan presentar en la vida.



El heroísmo es una cualidad o sentimiento que le atribuimos a una persona porque consideramos que ha actuado de forma heroica (como en el ejemplo del bombero, para los seres queridos de esa persona a la que el bombero ha salvado, el bombero es un héroe).

El tema del heroísmo es muy polémico ya que depende de la forma de pensar de cada persona y de la incidencia favorable o no de las acciones de estos personajes en las comunidades que habitan, quiero poner el ejemplo de las personas que consideraron o consideran a Franco ó a Hitler héroes de la historia por sus hazañas. Otras personas a esos supuestos "Héroes" les consideramos auténticos criminales, por lo tanto, un héroe es, o no es, depende de quién le admire. Me gustaría resaltar, qué héroes podemos ser todos en un momento dado y antes unas circunstancias concretas.”

Con lo anterior, comprendo que lo que se nos quiere decir es que héroes han existido muchos en la historia de la humanidad, para el bien o para el mal, que cada uno de nosotros tenemos un punto de vista para observarlos y hasta enjuiciarlos maravillados o enojados, en todo caso, lo que hizo que quedaran en la historia debió ser un acto muy notorio y valiente, sucedido en un instante o resultado de una constante de muchos años, arrogante o humilde, tonto o benevolente, pero al fin, una acción única de un individuo único en una situación específica de vida.
De esta forma, se puede reconocer que cada héroe ve la vida de una manera diferente a como la ven los demás, esto hace que la pretenda resolver lo más adecuadamente para él y para la “sociedad”, en muchos casos, tratando de beneficiar más que de afectar, aunque no siempre resulta como esperan. Nos dice también que por más que un héroe se sacrifique completamente, no va a lograr la anhelada gloria total, aunque puede lograr la felicidad de muchos o pocos, pero su acción, a ellos mismos, los satisface de corazón y a todo aquel que se vio favorecido por este personaje, se sentirán agradecidos por lo que hizo por ellos.
Un héroe puede ser el personaje más corriente y desconocido, pero que en una situación determinada le tocó tomar una decisión sobre alguna acción que podía afectar, para bien o para mal, a un grupo de personas, seguramente va a quedar registrado en la historia del lugar donde el hecho haya ocurrido y trascender estas fronteras, según la importancia del hecho, estos son héroes por accidente, nunca planearon ser o actuar como héroes. Otro tipo de héroes son aquellos que se plantean metas y logros que van “construyendo” en el tiempo, una gran acción que igualmente, afectan a quienes están a su alrededor. De esta forma, si se lo han propuesto y no se derrumban ante el primer obstáculo y llegan a la meta, serán dignos de ser llamado “héroes”, por su voluntad férrea, porque puso todo de él, su cuerpo y alma en juego por lograr su objetivo.


En la página: http://infinito87.blogspot.com/2007/08/que-significa-ser-hroe.html, y en el artículo:

“¿QUÉ SIGNIFICA SER HÉROE?, dice:

Continuando con el tema, en una ocasión que me encontraba viendo una maratón de las películas de Spiderman se adentró en mi mente y desde entonces me ha inquietado todos los días hasta hoy que decidí escribir al respecto.... muchas personas han de pensar que ser héroe significa salvar personas, ayudar a gente desprotegida o desvalida o ganar todas las batallas contra las fuerzas del mal... pues yo digo que se equivocan! A nuestro alrededor existen personas que se merecen mucho más respeto y admiración que algunos de los personajes ficticios que vemos día a día en nuestros medios, tanto televisivos como periodísticos.
En medio de nuestra cotidianidad, llegamos a ser tan ciegos que no valoramos los esfuerzos inmensos que hacen nuestros padres para darnos todo lo que nos hace falta, no distinguimos el amor incondicional que nos da nuestra madre con el amor, rara vez verdadero de una chica, somos tan tontos que nunca apreciamos los grandes sacrificios que hacen nuestros amigos por nosotros, no tomamos en serio nunca los consejos que nuestros sabios abuelos nos dan, es que acaso hemos perdido la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, lo ficticio de lo real? Nos conmovemos ante mensajes que nos dan nuestros "héroes" de infancia tales como: "Grandes poderes conllevan grandes responsabilidades" (sin aplicarlos, claro), pero nunca hacemos caso de un famoso "Piensa antes de hacerlo" dicho por nuestros padres... A este punto hemos llegado.... Lo que trato de decir es que los héroes que tanto admiramos y que llegan a sobrecoger o incluso inspirarnos con sus acciones, son solo personajes ficticios, representan roles que tienen valores y conductas reales que podemos observar solo si nos quitamos la venda que nos cubre los ojos y comenzamos a reconocer, aceptar y aplicar en nuestra propia realidad. A propósito de esto:


* Ser héroe es saber cuándo actuar y cómo hacerlo, es saber que con esa acción que vas a realizar vienen consecuencias que pueden ser buenas o malas, y aunque las situaciones fueren buenas o malas, esa persona es capaz de mantener su ánimo y sabe alentar a los que lo rodean.



* Ser héroe es hacer lo correcto aunque esto traiga malos momentos para ti.



* Ser héroe es compartir sus "habilidades Fantásticas" con aquellos que la necesiten.



* Ser héroe fue, es y será el auto sacrificio incondicional que una persona hace por otra.



* Ser héroe no significa que no se pueda amar, porque es por el amor, que el héroe no siente miedo.



* Ser héroe no significa estar solo, el hecho de que no estés con la persona que quieres no quiere decir que estés solo.



* Ser héroe es más que alegrías y gozos en la vida, es penas y sufrimientos que tendrá que afrontarlos con templanza.



* Ser héroe no es demostrar solo seriedad, es saber que la alegría es importante también para acabar con los malos momentos.



* Ser héroe es SER UN SIMBOLO, un símbolo que refleje lo bueno que cada uno aspiramos a ser o tener alguna vez, que nos de fortaleza en los momentos de debilidad, que nos anime en nuestras tristezas, que sea capaz de inspirarnos valor en nuestras vicisitudes, pero por sobretodo que sea un símbolo capaz de trascender el tiempo, porque al hacerlo no solo nos habrá ayudado a nosotros a ser mejores y a encaminarnos hacia la bondad y la verdad, sino que también a las generaciones que están por venir, que después de todo son nuestro futuro, y aunque no lo hayan conocido, sabrán que son parte de él y el es parte de ellos.”


De acuerdo con lo anterior, existen múltiples características desde donde describir a un héroe, así mismo, las posiciones que pueden tener siendo jóvenes o viejos, con plata o sin ella; es un asunto de tener bases éticas muy fuertes que permitan creer en lo que cada uno es y de esta forma, permitirse hacer en el momento que es, ahí es donde se reconoce que son valores de corazón que no van a cambiar por más que a lo largo de la vida, conozcan personas que piensen diferente y hasta los critiquen por ser así, estos seguirán firmes con sus actos, seguros de su propia verdad.
Cada vez encuentro más aspectos a tratar sobre el tema elegido, el heroísmo, ahora abarcaré otra perspectiva: los límites del heroísmo, espero conseguir profundizar lo necesario para poder identificar los parámetros por los que un héroe actúa en algunas situaciones de su vida, ya sean buenas o malas.
Se dice que héroes somos todos, porque lo llevamos dentro, lo que hace falta es desarrollarlo y ejercitarlo, y eso se hace con la experiencia, el aprendizaje de los errores, todo lo que en sí deba tener un mínimo de enseñanza para afianzarnos, asumir y entender todo lo que la vida nos tenga preparado. La vida es una ruleta, incierta, justa e injusta, en defensa de ella misma y de nadie más. Es la que nos ofrece los caminos con todo lo necesario para entender lo magnifico del vivir, lo raro es que solo pocos aceptan este reto y lo encaran con la frente en alto, estos son héroes, y aquellos otros que piensan en una facilidad tal vez inexistente, poco a poco llegan al fracaso, se convierten en parásitos de vida al destruir todo lo que tienen a su alrededor.
Sentirse héroe en cuerpo y alma es tener una calidad y claridad de vida aun sin tener dinero, sino en lo ético, en el valor que se le da a las cosas, en el gran sentido de la vida, es eso, una vivencia y felicidad que se construye con llantos, tristezas y alegrías, pérdidas y ganancias que alimentan nuestro espíritu llenándolo de experiencias para saber enfrentarla.
Una baja calidad de vida es aquel que no sueña con nada, que parece un zombi, que no tiene metas, que no se fija un camino, que no sabe que es vivir y lo que conlleva esto, como los asombros, esos pequeños toques que pueden cambiar lo más mínimo, solo saben “vivir” para “morir” y a su vez, apagando a todos y a todo a su alrededor.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   31

similar:

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones en torno al diálogo culto-popular en la sátira virreinal

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconResumen En este ensayo, solo pretendemos hacer unas reflexiones personales...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconPoema al proyecto el poema llanero, oralidad, creatividad, lectura...

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconReflexiones en torno a Sàbato

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconEn torno a la experiencia interior

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre la practicas de alfabetizacion

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges

Algunas reflexiones en torno a la experiencia estética y formativa de la lectura y la escritura iconAlgunas reflexiones críticas sobre Niebla de Unamuno (Mario J. Valdés)






© 2015
contactos
l.exam-10.com