Selección de






descargar 292.36 Kb.
títuloSelección de
página1/9
fecha de publicación28.07.2016
tamaño292.36 Kb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


SELECCIÓN


DE

TEXTOS

DE

LA ILIADA

Y

LA ODISEA

ILIADA


CANTO I. Peste.-Cólera
Es el noveno año de la guerra de Troya. Los héroes han hecho asaltos a poblaciones cercanas. En una de esas escaramuzas Agamenón ha conseguido a Criseida, hija de Crises, sacerdote de Apolo. Crises acude a la tienda del héroe y le pide que le devuelva a su hija. Agamenón se niega. Apolo manda una peste sobre los griegos, atendiendo las plegarias de Crises. Los aqueos acuden a Agamenón para pedirle que responda a las exigencias del sacerdote. Agamenón accede pero a cambio de la concubina de Aquiles, que preside la comitiva. Aquiles no le perdona a Agamenón la ofensa y a partir de ese momento entra en cólera y promete no volver al campo de batalla. A su vez, pide a su madre, la divinidad Tetis, que acuda a Zeus y le pida que favorezca a los troyanos.


Texto 1. Inicio de la Iliada. Súplicas de Crises.


Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles; cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas de héroes, a quienes hizo presa de perros y pasto de aves - cumplíase la voluntad de Zeus - desde que se separaron disputando el Atrida, rey de hombres, y el divino Aquiles.

¿Cuál de los dioses promovió entre ellos la contienda para que pelearan? El hijo de Zeus y de Leto. Airado con el rey, suscitó en el ejército maligna peste y los hombres perecían por el ultraje que el Atrida infiriera al sacerdote Crises. Éste, deseando redimir a su hija, habíase presentado en las veleras naves aqueas con un inmenso rescate y las ínfulas del flechador Apolo, que pendían de áureo cetro, en la mano; y a todos los aqueos, y particularmente a los dos Atridas, caudillos de pueblos, así les suplicaba:

"¡Atridas y demás aqueos de hermosas grebas! Los dioses, que poseen olímpicos palacios, os permitan destruir la ciudad de Príamo y regresar felizmente a la patria. Poned en libertad a mi hija y recibid el rescate, venerando al hijo de Zeus, al flechador Apolo."

(VV 1-21)


  • ¿A qué género literario pertenece este fragmento? Enumera los detalles estilísticos que justifiquen tu respuesta.

  • ¿A qué cólera se refiere el texto?

  • El papel de los dioses en las acciones humanas: Identifica elementos en el texto que lo ejemplifiquen y habla de ellos.



Texto 2. Discusión entre Aquiles y Agamenón.



"¡ Adivino de males! Jamás me has anunciado nada grato. Siempre te complaces en profetizar desgracias y nunca dijiste ni ejecutaste cosa buena. Y ahora, vaticinando ante los dánaos, afirmas que el Flechador les envía calamidades, porque no quise admitir el espléndido rescate de la joven Criseida a quien deseaba tener en mi casa. La prefiero, ciertamente, a Clitemnestra, mi legítima esposa, porque no le es inferior ni en el talle, ni en el natural, ni en inteligencia, ni en destreza. Pero, aun así y todo, consiento en devolverla, si esto es lo mejor; quiero que el pueblo se salve, no que perezca. Pero preparadme pronto otra recompensa, para que no sea yo el único argivo que se quede sin tenerla; lo cual no parecería decoroso. Ved todos que se me va de las manos la que me había correspondido."

Replicóle el divino Aquiles, el de los pies ligeros: “¡Atrida gloriosísimo, el más codicioso de todos! ¿ Cómo pueden darte otra recompensa los magnánimos aqueos? No sé que existan en parte alguna cosas de la comunidad, pues las del saqueo de las ciudades están repartidas, y no es conveniente obligar a los hombres a que nuevamente las junten. Entrega ahora esa joven al dios, y los aqueos te pagaremos el triple o el cuádruple, si Zeus nos permite tomar la bien murada ciudad de Troya." (...)

Contestó el rey de hombres Agamenón: "Huye, pues, si tu ánimo a ello te incita: no te ruego que por mí te quedes; otros hay a mi lado que me honrarán, y especialmente el próvido Zeus. Me eres más odioso que ningún otro de los reyes, alumnos de Zeus, porque siempre te han gustado las riñas, luchas y peleas. Si es grande tu fuerza, un dios te la dio. Vete a la patria, llevándote las naves y los compañeros, y reina sobre los mirmidones: no me cuido de que estés irritado, ni por ello me preocupo, pero te haré una amenaza: Puesto que Febo Apolo me quita a Criseida, la mandaré en mi nave con mis amigos; y encaminándome yo mismo a tu tienda, me llevaré a Briseida, la de hermosas mejillas, tu recompensa, para que sepas cuánto más poderoso soy y otro tema decir que es mi igual y compararse conmigo"

(VV 106-187 )


  • ¿A qué obra pertenece este fragmento? ¿Cuál es su autor?

  • Busca en el texto ejemplos formularios.

  • Explica la repercusión de estas acciones en la trama de la obra.


Texto 3. Tetis va al Olimpo a transmitirle a Zeus los deseos de su hijo.
El hijo de Peleo y descendiente de Zeus, Aquiles, el de los pies ligeros, seguía irritado en las veleras naves, y ni frecuentaba las juntas donde los varones cobran fama, ni cooperaba a la guerra; sino que consumía su corazón permaneciendo en los bajeles, y echaba de menos la gritería y el combate.

Cuando, después de aquel día, apareció la duodécima aurora, los sempiternos dioses volvieron al Olimpo con Zeus a la cabeza. Tetis no olvidó entonces el encargo de su hijo: saliendo de las olas del mar, subió muy de mañana al gran cielo y al Olimpo, y halló al longividente Cronida sentado a parte de los demás dioses en la más alta de las muchas cumbres del monte. Acomodóse junto a él, abrazó sus rodillas con la mano izquierda, tocóle la barba con la diestra y dirigió esta súplica al soberano Zeus Cronida:“¡Padre Zeus! Si alguna vez te fui útil entre los inmortales con palabras u obras, cúmpleme este voto: honra a mi hijo, el héroe de más breve vida, pues el rey de hombres Agamenón le ha ultrajado, arrebatándole la recompensa que todavía retiene. Véngale tú, próvido Zeus Olímpico, concediendo la victoria a los teucros hasta que los aqueos den satisfacción a mi hijo y le colmen de honores”

De tal suerte habló. Zeus, que amontona las nubes, nada contestó, guardando silencio un buen rato. Pero Tetis, que seguía como cuando abrazó sus rodillas, le suplicó de nuevo:

“Prométemelo claramente, asintiendo, o niégamelo- pues en ti no cabe el temor- para que sepa cuán despreciada soy entre todas las deidades.”

Zeus, que amontona las nubes, respondió afligidísimo: “¡Funestas acciones! Pues harás que me malquiste con Hera cuando me zahiera con injuriosas palabras. Sin motivo me riñe ante los inmortales dioses, porque dice que en las batallas favorezco a los teucros.

(VV 488-521)


  • ¿A qué género literario pertenece este fragmento y a qué obra? Justifica tu respuesta.

  • Busca en el texto al menos tres características propias del género y explícalas.

  • El rey Agamenón le ha ultrajado, arrebatándole la recompensa que todavía retiene”. ¿Cuál es la recompensa? ¿Quién es Tetis? ¿Zeus accede a su petición?


Texto 4. Tras el encuentro entre Tetis y Zeus, éste toma partido por los teucros. Hera está disgustada por esa decisión y su hijo, Hefesto, le aconseja someterse a su poderoso esposo.
"Funesto e insoportable será lo que ocurra, si vosotros disputáis así por los mortales y promovéis alborotos entre los dioses; ni siquiera en el banquete se hallará placer alguno, porque prevalece lo peor. Yo aconsejo a mi madre, aunque ya ella tiene juicio, que obsequie al padre querido, para que éste no vuelva a reñirla y a turbarnos el festín. Pues si el Olímpico fulminador quiere echarnos del asiento... nos aventaja mucho en poder. Pero halágale con palabras cariñosas y pronto el Olímpico nos será propicio."

De este modo habló, y tomando una copa doble, ofrecióla a su madre, diciendo: "Sufre, madre mía, y sopórtalo todo aunque estés afligida; que a ti, tan querida, no te vean mis ojos apaleada, sin que pueda socorrerte, porque es difícil contrarrestar al Olímpico. Ya otra vez que te quise defender, me asió por el pie y me arrojó de los divinos umbrales. Todo el día fui rodando y a la puesta de1 sol caí en Lemnos. Un poco de vida me quedaba y los sinties me recogieron tan pronto como hube caído."

Así dijo. Sonrióse Hera, la diosa de los níveos brazos; y sonriente aún, tomó la copa doble que su hijo le presentaba. Hefesto se puso a escanciar dulce néctar para las otras deidades, sacándolo de la cratera; y una risa inextinguible se alzó entre los bienaventurados dioses al ver con qué afán les servía en el palacio.

(VV 573-600)


  • ¿A qué género literario pertenece este fragmento y a qué obra?. Justifica tu respuesta.

  • Busca en el texto tres características estilísticas y coméntalas.

  • ¿Qué dioses intervienen en este texto y qué papel juegan en el argumento de la obra? Di lo que sepas sobre ellos.



  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Selección de iconFigura 1: pantalla de programa de selección de equipos; selección de ciudad

Selección de icon2. Desde la perspectiva que defiende la selección multinivel, la...

Selección de iconSeleccióN selección en masa

Selección de iconSelección de

Selección de iconSelección de la idea

Selección de iconSelección de capacidades

Selección de iconSelección de poemas

Selección de iconSelección correcta

Selección de iconSelección de personajes

Selección de iconSelección de poemas de






© 2015
contactos
l.exam-10.com