Lección Página






descargar 0.83 Mb.
títuloLección Página
página6/24
fecha de publicación31.05.2015
tamaño0.83 Mb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24
Tareas para los alumnos:


  1. ¿Los bautistas creen que la Biblia es inspirada?

  2. Los bautistas creen que Dios es el autor, y que su finalidad es la salvación.

  3. Los bautistas creen que la Biblia es perfecta; que no tiene errores.

  4. Los bautistas creen que los hombres serán juzgados de acuerdo con los principios establecidos por la Biblia.

  5. Los bautistas creen que la Biblia es el principio verdadero de unión.

  6. Los bautistas creen que la Biblia es la pauta por la cual deben ser probadas todas las opiniones humanas.


Preguntas para discusión:


  1. ¿La Biblia es verdadera en el sentido histórico, científico y moral?

  2. ¿Qué participación tuvo Dios en la formación de la Biblia?

  3. ¿Qué participación tuvo el hombre?

  4. ¿Qué posibilidad hay de que la participación humana tenga errores?

  5. ¿Quién ha preservado la Biblia a través de las edades?

  6. ¿Al hablar de inspiración se entiende en pensamiento; o en la palabra?

  7. ¿Podemos confiar plenamente en las traducciones?

Lección 14
LO QUE CREEN LOS BAUTISTAS ACERCA DEL DIOS VERDADERO
Oración: Que todos sepamos más acerca del Dios Verdadero.
Declaración de Fe

Artículo II. El Dios Verdadero
Creemos que hay un solo Dios viviente y verdadero, infinito, Espíritu inteligente, cuyo nombre es Jehová, Hacedor y Gobernante Supremo del cielo y de la tierra,1 indeciblemente glorioso en santidad;2 merecedor de toda la honra, confianza y amor posible,3 que en la unidad de la divinidad existen tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo,4 iguales estos en perfección divina,5 desempeñan oficios distintos, pero que armonizan en la grande obra de la redención.
Textos bíblicos que lo apoyan


  1. Juan 4:24. “Dios es espíritu”. Salmo 147:5. “Y su entendimiento es infinito”. Salmo 83:18. “Tú solo Altísimo sobre toda la tierra”. Heb. 3:4; Rom. 1:20; Jer. 10:10.

  2. Exodo 15:11. “¿Quién como tú, magnífico en santidad? Isa. 6:3; I Pedro 1:15,16; Apo. 4:6-8.

  3. Marcos 12:30. “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. Apo. 4:11. “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas”. Mateo 10:37. Jer. 2:12,13.

  4. Mateo 28:19. “Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Juan 15:26. “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí”. I Cor. 12:4-6; I Juan 5:7.

  5. Juan 10:30. “Yo y el Padre uno somos”. Juan 5:17; 14:23; 17:5,10; Hechos 5:3,4; I Cor. 2:10,11; Fil. 2:5,6.

  6. Efesios 2:18. “porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre”. II Cor. 13:14. “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros”. Apo. 1:4,5. Compárese 2:7.


Confesión de Fe

Artículo 1. Dios
Creemos que hay un solo Dios Vivo y Verdadero; Absoluto en naturaleza, perfecto en atributos, santo en carácter, hacedor y supremo gobernante del cielo y de la tierra. Que es infinito en sabiduría, maravilloso en poder y sorprendente en amor; que es santo, justo y verdadero, digno de toda confianza y amor; que une en sí lo infinito, lo eterno, y el Todopoderoso Dios trino: Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo. Que las tres personas de la trinidad de Dios subsisten en la misma naturaleza divina, esencia y ser; y que son coexistentes e iguales juntamente en todo atributo divino, cada uno desempeñando oficios distintos y armónicos en al gran obra de redención.
Gen. 1:1; Deum. 4:39; Marcos 12:29; Gen. 17:1; Mat. 5:48; Isa. 6:3; I Cro. 29:11-12; Salmos 19:9; Mateo 28:19; I Pedro 1:2-3; I Juan 5:7; Exodo 3:14, Gen. 1:26 y Tito 3:3-7.
Artículo 2. La Santísima Trinidad
1. DIOS EL PADRE. Creemos que Dios el Padre es la primera persona de la Santísima Trinidad. Que es Todopoderoso, misericordioso y justo; que es santo, recto y verdadero. Que existe eternamente, es glorioso en naturaleza, poseedor de los atributos de omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia; y que en armonía con sus oficios divinos, ama, provee y protege con cuidado providente, a los hijos de los hombres, y especialmente en cuidado paterno de los hijos de Dios.
Mat. 28:19; Gén. 17:1; Mat. 19:26; Sal. 19:9; Isa. 6:3 ; Sal. 100:5 ; Prov. 15:3; Sal. 139:1-6; Sal. 139:13-14; Sal. 103:13; Mat. 6:25-30; Mat. 10:29-31 y Mat. 7:11.
2. DIOS EL HIJO NACIDO ENGENDRADO VIRGINALMENTE. Creemos que Dios, el Hijo es la segunda persona de la Santísima Trinidad. Que es Dios, el verdadero Dios; que es Todopoderoso, misericordioso y justo; que es santo, recto y verdadero. Que existe eternamente, es glorioso en naturaleza, poseedor de los atributos de omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia. Que Dios el Padre, por medio del Espíritu Santo es su Padre divino, real y eterno. Y Maria la virgen es su madre humana e inocente, y que El en armonía con sus oficios divinos, media, busca, salva, en ejercicio de su obra mediadora de redención.
Mat. 28:19; Juan 1:1-3,14; Isa. 9:6; Mat. 28:18; Tito 3:5-6: Juan 8:15,16; II Cor. 5:21; Heb. 13:8; fil. 2:6; Juan 2:24; Mat. 28:20; Lucas 1:35 y 2:7-14; I Tim. 2:5-6; Lucas 19:10 y Juan 3:16.
3. DIOS EL ESPÍRITU SANTO. Creemos que Dios el Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, que es Todopoderoso, misericordioso y justo; que es santo, recto y verdadero. Que existe eternamente, glorioso en naturaleza, poseedor de atributos de omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia. Que El reprime al mundo, la carne y al diablo; que testifica la verdad, da convicción al perdido, enaltece a Cristo, y da testimonio de los juicios correctos de Dios. Que El en armonía con su oficio divino, conforta, enseña, atestigua, predica, guía, regenera, comisiona, santifica, y unge fortaleciendo la obra de salvar al perdido y supervisar la vida del que ya es salvo.
Juan 14:16-17,26; Juan 15:26; Juan 16:7-13; Heb. 9:14; I Pedro 4:14; Isa. 40:12-15; I Cor. 2:10-12; Salmo 139:7-12; II Tes. 2:6-7; Juan 3:6,6; Efe. 1:13-14; Hech. 1:8; I Ped. 1:2; Isa. 61:1.
Disertación del maestro:


  1. La Teología es el estudio más importante.

  2. El orden que hay en el universo nos obliga a creer en Dios.

  3. Es necio negar la existencia de Dios.


Tareas para los alumnos:


  1. ¿No hay más que un solo Dios?

  2. ¿Dios es glorioso en santidad?

  3. ¿Dios es digno?

  4. ¿Dios se manifiesta en tres personas?

  5. ¿Las tres personas son iguales en la Trinidad?

  6. ¿Las tres personas participan en la obra de la redención?


Preguntas para discusión:


  1. ¿Cómo sabemos que Dios existe?

  2. ¿Por qué creen en Dios los más grandes científicos?

  3. ¿Cómo aprendemos acerca del poder de Dios?

  4. ¿Cómo podemos saber acerca del carácter de Dios?

  5. ¿Cómo puede el hombre convencerse de que Dios existe?

  6. ¿Jesús es Dios? ¿El Padre es Dios? ¿El Espíritu Santo es Dios?

Lección 15
LO QUE CREEN LOS BAUTISTAS ACERCA DE LA CAIDA DEL HOMBRE
Oración: Que seamos el tipo de hombres y mujeres que Dios quiere que seamos.
Declaración de Fe

Artículo III. La Caída del Hombre
Creemos que el hombre fue creado en santidad, sujeto a la ley de su Hacedor;1 pero que por la trasgresión voluntaria, cayó de aquel estado santo y feliz;2 por cuya causa todo el género humano es ahora pecador,3 no por fuerza sino por su voluntad;4 hallándose por naturaleza enteramente desprovisto de la santidad que requiere la ley de Dios, positivamente inclinado a lo malo, y por lo mismo bajo justa condenación a ruina eterna,5 sin defensa ni disculpa que lo valga.6
Textos bíblicos que lo apoyan


  1. Génesis 1:27. “Y creó Dios al hombre a su imagen”. Génesis 1:31. “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”. Eclesiastés 7:29; Hechos 15:26; Génesis 2:16.

  2. Génesis 3:6-24. “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella… Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”. Rom. 5:12.

  3. Rom. 5:19. “por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores”. Juan 3:6; Salmo 51:5; Rom. 5:15-19; 8:7.

  4. Isaías 53:6. “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino”. Génesis 6:12; Rom. 3:9-18.

  5. Efesios 2:1-3. “entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás”. Rom. 1:18. “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”. Rom. 1:32; 2:1-6; Gal. 3:10; Mateo 20:15.

  6. Ezequiel 18:19,20. “Y si dijereis: ¿Por qué el hijo no llevará el pecado de su padre?… El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él”. Rom. 1:20. “…de modo que no tienen excusa”. Rom. 3:19. “…para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios”. Gal. 3:22.


Confesión de Fe

Artículo 6. La Caída del Hombre
Creemos que el hombre fue creado originalmente en estado de santidad, realmente asociado con Dios en inocencia bajo su ley. Que por trasgresión voluntaria del mandato de Dios, cayó del estado alto y feliz del que fue creado, y en consecuencia se convirtió en pecador, alejado de Dios, e hizo caer la justa condenación sobre toda la humanidad. Y que ahora, por virtud de su naturaleza caída está desprovisto de la santidad, y está inclinado positivamente hacia el mal, y condenado a la ruina eterna, sin defensa o excusa.
Gen. 1:26-27 y Ecl. 7:29; Gen. 3:6; Gen. 3:23,24; Ezeq. 18:4; Rom. 5:12; Rom. 1:21-23; Rom. 3:10-18 y Apo. 21:8.
Disertación del maestro:


  1. Cosas que debemos saber y hacer acerca de la naturaleza humana para defendernos del diablo.

  2. No basta con ser cristiano para cambiar la naturaleza antigua. El cristiano tiene dos naturalezas, la de Adán que es la antigua, y la nueva que es implantada por el Espíritu Santo.


Tareas para los alumnos:


  1. ¿Cómo fue el hombre creado por Dios?

  2. ¿El hombre de su voluntad pecó y cayó?

  3. ¿Todos los hombres son pecadores a consecuencia de la caída?

  4. ¿Somos pecadores porque así lo escogemos?

  5. ¿Somos pecadores por naturaleza, y estamos bajo condenación y ruina eterna? ¿Por qué?

  6. ¿No hay excusa?


Preguntas para discusión:


  1. ¿El primer hombre era superior, o bruto, o salvaje?

  2. Hay una pregunta que los evolucionistas no pueden contestar adecuadamente: ¿Por qué todas las demás criaturas producen su abrigo o cubierta propia?

  3. ¿Qué clase de abrigo tenía el hombre en el principio?

  4. ¿Qué tiene de malo el hombre actual? Oye, ve, piensa, come, habla, hace, etc.

Lección 16
LO QUE CREEN LOS BAUTISTAS ACERCA DEL CAMINO DE LA SALVACION
Oración: Que cada quien sienta sobre sí la responsabilidad por la salvación de los demás.
Declaración de Fe

Artículo IV. El Camino de Salvación
Creemos que la salvación de los pecadores es puramente por gracia;1 en virtud de la obra intercesora de el Hijo de Dios;2 quien cumpliendo la voluntad del Padre, se hizo hombre, exento empero de pecado;3 honró la ley divina con su obediencia personal;4 y con su muerte, dio plena expiación por nuestros pecados;5 resucitando después de entre los muertos;6 y desde entonces entronizase en los cielos;6 que reúne en su persona admirabilísima las simpatías más tiernas con las perfecciones divinas, teniendo así por todos motivos las cualidades que requiere un Salvador idóneo, compasivo, y todo suficiente.7
Textos bíblicos que lo apoyan


  1. Efesios 2:5. “por gracia sois salvos”. Mateo 18:11; I Juan 4:10; I Cor. 3:5-7; Hechos 15:11.

  2. Juan 3:16. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 1:1-14; Heb. 4:14; 12:24.

  3. Fil. 2:6,7. “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres”. Heb. 2:9-14; II Cor. 5:21.

  4. Isa. 42:21. “Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla”. Fil. 2:8; Gal. 4:4,5; Rom. 3:21.

  5. Isaías 53:4,5. “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”. Mateo 20:28; Rom. 4:25; 3:21-26; I Juan 4:10; 2:3; I Cor. 15:1-3; Heb. 9:13-15.

  6. Heb. 1:8. “Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo”. Heb. 1:3-4; 8:1; Col. 3:1-4.

  7. Heb. 7:25. “por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”. Col. 2:9. “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. Heb. 2:18. “Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”. Heb. 7:26; Salmo 89:19; Salmo 45.


Confesión de Fe

Artículo 7. Expiación por la Sangre
Creemos que el pecador perdido es culpable, por tanto está bajo justa condenación; que por naturaleza está alejado de Dios y por su pecado, condenado a morir; que la expiación del pecado se efectúa por la obra mediadora del Hijo quien por designación divina libremente tomó sobre sí, nuestra naturaleza pero sin pecado; que por obediencia, durante su vida terrenal cumplió la ley divina y por su muerte en la cruz, realmente satisfizo el castigo de la ley quebrantada sufriendo en lugar del pecador; que por medio de su obediencia y muerte sacrificial, Él efectuó expiación vicaria completa por todo pecado; que él murió, el justo por los injustos llevando sobre su cuerpo nuestros pecados en la cruz; y que por el derramamiento de su sangre en la cruz del calvario hizo provisión eterna para la limpieza, el perdón, la pez y el descanso.
Rom. 6:7; Isa. 53:6 y Rom. 8:23; I Tim. 2:5,6; Heb. 2:17; II Cor. 5:21; Mat. 5:17-18; I Ped. 2:24; Heb. 10:10-12; I Ped. 3:18; Apo. 1:5; Isa. 55:7; Juan 14:27; Mat. 11:28; I Juan 1:7; Efe. 1:7 y Heb. 9:22.
Disertación del maestro:


  1. La salvación que la Biblia enseña y ofrece es eterna.

  2. ¿Por qué una vez salvo se es para siempre?

  3. Cuando la persona cree que puede caer de la gracia y perderse eternamente, ¿ha sido salva verdaderamente?, ¿confía en sí mismo o en Cristo?


Tareas para los alumnos:


  1. ¿Qué es la salvación plena por gracia?

  2. ¿Qué es la salvación por medio de Jesucristo?

  3. ¿Jesucristo se hizo hombre, pero sin naturaleza pecaminosa?

  4. ¿Jesucristo no desobedeció la ley que todos los hombres han transgredido?

  5. ¿Jesucristo pagó con su muerte la deuda de todos nuestros pecados?

  6. Habiendo muerto Jesucristo, ¿fue levantado de entre los muertos, y se halla entronizado en los cielos?

  7. ¿Jesucristo es un Salvador completamente calificado?


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

similar:

Lección Página iconLas despiadadas, de la página escrita a la página virtual

Lección Página iconResumen : Qué le pasa al sapito, que no come; eso quieren saber sus...

Lección Página icon'Bluie the Earth' es una página web creada en Flash que tiene como...

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconSelección de libros infantiles y juveniles sobre navidad
«La Señora le comprendió muy bien, tomó las manos vacías del niño entre las suyas y las besó». Ilustraciones a doble página y de...

Lección Página iconÍndice: Página

Lección Página iconPrograma Página






© 2015
contactos
l.exam-10.com