Lección Página






descargar 0.83 Mb.
títuloLección Página
página5/24
fecha de publicación31.05.2015
tamaño0.83 Mb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24
ordenación de diáconos. No ven la necesidad de una ordenación para determinado oficio a quienes se les reconoce tan poca importancia al ser escogidos. Convienen nombrar a los diáconos por tiempo indefinido y ordenarlos solemnemente de acuerdo con el ejemplo que hay en Hechos 6:6 que dice: “a los cuales presentaron ante los apóstoles (pastores), quienes, orando, les impusieron las manos”. La oración es apropiada para toda ocasión, y la imposición de las manos es símbolo para la designación de un oficio. Hay quienes objetan la imposición de manos porque dicen que en los tiempos apostólicos era una ceremonia para conferir el Espíritu Santo. Hechos 8:17 es una evidencia de que algunas veces el Espíritu era dado por medio de la imposición de las manos; pero los primeros diáconos fueron escogidos porque ya estaban “llenos del Espíritu Santo”. Por tanto para ellos la imposición de manos no era para conferirles el Espíritu Santo sino para designarlos al oficio. En la actualidad tal es el objeto de la ceremonia y nadie habrá de suponer que sea para la concesión de dones extraordinarios. En algunos lugares se acostumbra orar al mismo tiempo que se imponen las manos; aunque eso no es de acuerdo con el ejemplo dado en la Escritura. Siempre que se habla de imposición de manos y de oración como en Hechos 6:6 y 13:3 se evidencia que primero se hizo la oración y después fue la imposición de manos a fin de tener expresión visual del reconocimiento de la designación para el oficio, cosa que no habría sido propia durante la oración. Es de desearse que todas las iglesias adopten la práctica de ordenar a los diáconos por medio de la oración y de la imposición de manos. La posición del oficio de diácono se fortalece al acompañarla de los servicios de culto apropiados.
Disertación del maestro:
1. ¿Cuánto podría hacer una iglesia si cada miembro diezmara y además diera ofrendas de amor al Señor? Eso resultaría en doblar y más que eso las finanzas, para mejorar la obra del Señor.

2. ¿Qué acontece si no diezmamos? Resulta más costoso robar a Dios su diezmo que diezmar.
Tareas para los alumnos:
1. Defina Ud. y discuta las tres mesas de las que son responsables los diáconos.

2. La mesa del Pastor.

3. La Mesa del Señor.

4. La mesa de los pobres.

5. Los diáconos y las finanzas.

6. Los diáconos y la ordenación; forma y duración del culto.
Preguntas para discusión:
1. ¿Qué salario debe recibir el pastor?

2. ¿Cuáles gastos tienen el pastor que difieren de los de cualquier persona?

3. En conexión con el pastor ¿qué quiere decir “doble honra”?

4. ¿Debe seleccionarse personas avaras, mezquinas o tacañas, para diáconos?

5. ¿Qué incluye la mesa de los pobres en la iglesia?, ¿Abarca a todos los de la comunidad?, ¿a todos los que son miembros?, ¿las viudas?, ¿los flojos?, ¿los mundanos?

6. ¿Qué debe hacer la iglesia antes de escoger, elegir y ordenar a un miembro para el puesto de diácono?

Lección 11
OTROS LÍDERES DE LA IGLESIA
Oración: Oramos porque todos los líderes de la iglesia se rindan sin reservas al Señor; para que desempeñen plenamente los deberes para los que la iglesia les nombró.
De acuerdo con la Escritura, los pastores y los diáconos son los únicos oficiales de carácter permanente en la iglesia, pero es prudente nombrar un secretario, y en algunas partes de acuerdo con las leyes se necesita tener un cuerpo de síndicos, junta directiva o personería jurídica. Es responsabilidad del secretario de una iglesia conservar el registro de todos los trabajos y acuerdos de ella. A efecto de mantener correctos y con propiedad las actas, en cada sesión de negocios debe ser leída la de la reunión anterior para corregirse (si es necesario), y aprobarse por la iglesia. Los síndicos por lo general son los guardianes legales de la propiedad, y son electos por la iglesia. Para efectos de la ley y por participación civil se requiere que la propiedad esté en manos de personas físicas. Por tanto el modo de escoger y nombrar tales oficiales varía de estado a estado conforme a las leyes estatales. Si la ley del estado permite que la iglesia nombre a todos, así se hará. Si se permite a la congregación participar en la elección lo más probable es que la congregación elija determinado número o en otros casos un representante legal y la propiedad debe estar a nombre de la iglesia. Como ya se ha dicho depende de la ley del estado. Lo más común y que parece ser más satisfactorio es que la iglesia escoge y elige a todos de entre su membresía.

La incumbencia de los directores o junta directiva es bastante restringida. Ellos también como miembros tienen que ver con los asuntos espirituales de la iglesia. No pueden controlar la casa de adoración, diciendo como ha de usarse o quien debe o no puede predicar en ella. Ese es asunto de la iglesia. Como miembros que son de la iglesia, los síndicos juntamente con toda la iglesia deciden lo que se hará con la propiedad de un iglesia, sea para derribarla, venderla o construir, etc., pero no por ser representantes ante la ley tienen autonomía. Cuando la iglesia lo ordene, podrán adquirir título de propiedad, poner y responder querellas judiciales, etc.

Se dice que hay iglesias donde los síndicos fijan el salario de los pastores; y de tiempo en tiempo aumentan o disminuyen la cantidad según lo deciden; que son ellos quienes emplean al director y los miembros del coro, compran órganos, etc. No es posible aprobar tal cosa. Nada tienen ellos que ver con tales cosas. El gobierno de la iglesia reside en los miembros. Ellos tienen que decidir acerca del salario del pastor, la música coral, los instrumentos, etc. Nada debe permitirse que interfiera con la independencia de la iglesia. La iglesia puede considerar el asunto y decidir si necesita que los directores sean otras personas diferentes a los diáconos. ¿No sería mejor considerar que los síndicos sean a la vez diáconos? Yo me inclino por la afirmativa. Los síndicos desempeñan algunas tareas seculares de la iglesia, y todas ellas deben estar bajo la responsabilidad de la iglesia. Pudiera se necesario. Podría resultar que en muchas iglesias se mejorar el nivel del diaconado, porque se requeriría escoger a los hombres de negocios más competentes para ser síndicos. Ellos serían también los mejores para ser diáconos. Pero el mejor argumento para tal arreglo es que se apega a las escrituras puesto que no hay en ellas autoridad específica en cuanto a los síndicos como oficiales de la iglesia.
Disertación del maestro:
1. La Iglesia del Señor Jesucristo, es un organismo local, independiente y de gobierno propio, integrada por un grupo de creyentes bautizados.

2. Un cuerpo organizado necesita oficiales con tareas definidas qué desempeñar y con responsabilidad reconocida tanto para la iglesia, como para la Cabeza de la iglesia, el Señor Jesucristo.
Tareas para los alumnos:
1. Mencione Ud., los líderes de la iglesia que son electos pero no ordenados.

2. Discuta Ud., los deberes del secretario de la iglesia.

3. Discuta Ud., los deberes del tesorero.

4. Discuta Ud., la razón y los deberes de los síndicos.
Preguntas para discusión:
1. ¿Cuántos líderes puede tener una iglesia? ¿Puede haber más en algunas iglesias que en otras? ¿Por qué?

2. ¿Por cuánto tiempo deben ser electos los pastores, diáconos, u otros oficiales?

3. ¿Qué razón hay para un llamado por tiempo indefinido al pastor?

4. ¿Por qué ha de ser indefinido el nombramiento de un diácono?

5. ¿Por qué el nombramiento anual de los demás oficiales?

6. ¿Cómo debe una iglesia elegir sus oficiales? ¿Por proposición casual, por recomendación de un comité, y elección de la iglesia? ¿Por nombramiento del pastor?, ¿de los diáconos?

7. ¿Qué ventajas hay en que primero un comité haga la recomendación dejando la elección a la iglesia después?

Lección 12
DOCTRINAS DE LA IGLESIA

NECESIDAD DE LOS ARTICULOS DE FE
Oración: Que los miembros de la iglesia puedan fortalecer su fe y que se identifiquen plenamente con las grandes doctrinas de la Biblia.
La expresión doctrinas de una iglesia es un tanto equivoca en su intención. Podría entenderse como el contenido de lo que una iglesia enseña o lo que cree que la Biblia enseña. Nosotros lo aceptamos en su segunda intención. Cuantos reconocemos que las Escrituras están inspiradas divinamente las aceptamos como fuente de verdad religiosa. La Biblia contiene la revelación de Dios al hombre. Es la regla suprema de fe y práctica. Todo lo que se apegue a esa regla está bien; todo lo que se aparta de ella es malo. Es deber de todos “escudriñar las Escrituras” y aprender de ellas cuanto tienen que enseñarnos. Tal cosa no puede hacerse mientras no nos despojemos de prejuicios e ideas preconcebidas. A decir verdad hay muy pocos que estudian la Biblia en esa forma; pero debido a nuestra imperfección humana no se puede conseguir uniformidad de creencia en cuanto a lo que enseñan las escrituras. En la cristiandad no hay uniformidad, en cambio existe una deplorable variedad de opiniones religiosas. Muchas sectas profesan usar la Palabra de Dios como su guía y hasta luchan sinceramente sosteniendo sus puntos de vista como si hubiera biblias diferentes. Hay muchos sistemas de enseñanza basados en los sagrados volúmenes y hay interpretaciones muy diferentes de algunos pasajes. Debido al hecho tan desafortunado, aunque la creencia de aceptar la Biblia marca la distinción entre el religioso y el infiel, en nada afecta a quienes aceptan las Escrituras como la Palabra de Dios. Porque ellos difieren en cuanto al significado de los oráculos inspirados, pero el significado de la Biblia, es la Biblia. Así como hay tanta diversidad de opinión en el mundo religioso es propio para quienes apelan a las Escrituras como la fuente de la verdad que declaren su creencia en cuanto a lo que creen que las Escrituras enseñan. No basta con decir que creen en las Escrituras. Pueden todos decirlo y sin embargo diferir en cuanto a las enseñanzas de la Biblia. Se necesita que haya una declaración distintiva. Lo que una persona cree que la Biblia enseña, es su credo, ya sea escrito o no, y aunque ya se ha dicho que los credos producen diferencias de opinión religiosa, todo estaría más cerca de la verdad, por lo que lógica e históricamente se dice también que las diferencias de opinión religiosa han producido credos.

Ninguna declaración de fe substituye a la Escritura; es sólo un exponente de lo que se considera como las doctrinas fundamentales de la Palabra de Dios. Como cada iglesia Bautista es independiente, es optativo el tener o hacer su propia declaración según sea aprobado. Cada Iglesia puede escoger o hacer la suya. Su independencia le permite hacerlo y nada puede quitárselo. Aunque los bautistas se enorgullecen por su forma de gobierno – que reconoce a cada iglesia como pequeña república – probablemente están tan unidas en cuanto a sus puntos de vista referentes a la Biblia como cualquiera otra denominación.
Disertación del maestro:
1. Sólo el cristiano que conoce su Biblia puede desafiar los dardos del diablo. II Tim. 2:15.

2. El conocimiento de la Biblia es necesario para la fortaleza del cristiano, como los huesos para la fortaleza del cuerpo humano.

3. ¿En qué forma ayuda a fortalecer los huesos de nuestra vida cristiana la Unión de preparación doctrinal?
Tareas para los alumnos:
1. La Iglesia y la Biblia.

2. Necesidad de definir nuestra creencia por causa de tantas doctrinas que entran en conflicto.

3. ¿Qué se entiende por Artículos de Fe?

4. El peligro de los artículos de fe.

5. Peligro de no tener artículos de fe.
Preguntas para discusión:
1. ¿Por qué deben los bautistas saber lo que creen?

2. ¿Por qué deben los bautistas definir y publicar su declaración de fe?

3. ¿Deben los bautistas apelar a sus artículos de fe, o a la Palabra de Dios? ¿Por qué?

4. ¿Qué necesidad hay en nuestros tiempos para que los bautistas tengan sus artículos de fe?

5. ¿En qué ocasiones se necesita reafirmar nuestros artículos de fe?

6. ¿Cambia a veces la Verdad?
En el apéndice del libro se encuentra el material de estudio para las siguientes lecciones. El asunto se refiere a los Artículos de Fe de la Iglesia Bautista. Casi todas las iglesias bautistas usan la Confesión de fe de New Hampshire o la Confesión de Fe Bautista Ortodoxa por lo que ambas han sido incluidas en el apéndice.

Lección 13
LO QUE CREEN LOS BAUTISTAS ACERCA DE LA BIBLIA
Oración: Que al estudiar las grandes verdades de la Biblia seamos mejores cristianos y bautistas más fuertes.
Declaración de Fe

Artículo I. Las Escrituras
Creemos que la Santa Biblia fue escrita por hombres divinamente inspirados, y que es tesoro perfecto de instrucción celestial;1 que tiene a Dios por autor, por objeto la salvación,2 y por contenido la verdad sin mezcla alguna de error,3 que revela los principios según los cuales Dios nos juzgará;4 siendo por lo mismo, y habiendo de serlo hasta la consumación de los siglos, centro verdadero de la unión cristiana,5 y norma suprema a la cual debe sujetarse todo juicio que se forme de la conducta, las creencias y las opiniones humanas.6
Textos bíblicos que lo apoyan


  1. II Tim. 3:16-17. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. También II Pedro 1:21; II Samuel 23:2; Hechos 1:16; 3:21; Juan 10:35; Lucas 16:29-31; Salmos 119:111; Rom. 3:1,2.

  2. II Tim. 3:15. “las cuales te pueden hacer sabio para la salvación”. También I Pedro 1:10-12; Hechos 11:14; Rom. 1:16; Marcos 16:16; Juan 5:38,39.

  3. Prov. 30:5,6. “Toda palabra de Dios es limpia;… no añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso”. También Juan 17:17; Apo. 22:18,19; Rom. 3:4.

  4. Rom. 2:12. “y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados”. Juan 12:47,48. “Al que ore mis palabras,… la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero”. También I Cor. 4:3,4. Lucas 10:10-16; 12:47,48.

  5. Fil. 3:16. “sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa”. También Ef. 4:3-6; Fil. 2:1,2; I Cor. 1:10; I Pedro 4:11.

  6. I Juan 4:1. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios”. Isaías 8:20. “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido”. I Tes. 5:21. “Examinadlo todo”. II Cor. 13:5. “Examinaos a vosotros mismos”. También Hechos 17:11; I Juan 4:6; Judas 3:5; Ef. 6:17; Sal. 119:59,60; Fil. 1:9-11.


Confesión de Fe

Artículo 4. La Santa Biblia
Creemos que la Santa Biblia es un libro sobrenatural; que es la Palabra de Dios; que es la revelación completa, final y plena de la voluntad de Dios para el hombre. Que tiene por autor a Dios, el Espíritu Santo; su fin es la salvación, y la verdad original su base, sin mezclar error alguno en su forma. Que fue escrita por hombres santos de la antigüedad bajo la dirección y dictado inmediato del Espíritu Santo. Que está inspirada verbalmente y es un tesoro perfecto para la instrucción religiosa; que revela los principios por medio de los cuales Dios habrá de juzgarnos y por consiguiente es el verdadero centro de la unidad cristiana, así como la norma suprema por la cual son probados la conducta humana, los credos y las opiniones.
Sal. 119:89; II Tim. 3:16-17; Apo. 22:18-19; Juan 17:17; Juan 3:32-34; II Pedro 1:20-21; I Pedro 1:10-12; Sof. 1:1; Sal. 19:7-11; Exodo 20:3-17; Sal. 1:2 y Juan 12:48.

Disertación del maestro:


  1. Algunos ataques contra la Biblia que tienden a destruir la fe de ella.

  2. ¿Cómo puede el cristiano defenderse de los ataques contra la Biblia? Por medio del conocimiento de lo que ella enseña.

  3. No necesitamos encontrar excusas para nuestra fe en la palabra de Dios, por cuanto sabemos que estamos fundamentados en lo que ella enseña.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

similar:

Lección Página iconLas despiadadas, de la página escrita a la página virtual

Lección Página iconResumen : Qué le pasa al sapito, que no come; eso quieren saber sus...

Lección Página icon'Bluie the Earth' es una página web creada en Flash que tiene como...

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconSelección de libros infantiles y juveniles sobre navidad
«La Señora le comprendió muy bien, tomó las manos vacías del niño entre las suyas y las besó». Ilustraciones a doble página y de...

Lección Página iconÍndice: Página

Lección Página iconPrograma Página






© 2015
contactos
l.exam-10.com