Lección Página






descargar 0.83 Mb.
títuloLección Página
página2/24
fecha de publicación31.05.2015
tamaño0.83 Mb.
tipoLección
l.exam-10.com > Documentos > Lección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24
Tareas para los alumnos:


  1. Explique el término “iglesia” en el Nuevo Testamento.

  2. Explique Ud. El ¿Por qué? De la pluralidad de iglesias en la Biblia.

  3. ¿Qué constituye una iglesia?


Preguntas para discusión:


  1. ¿Cuántas clases de iglesias o cuerpos se mencionan en el Nuevo Testamento?

  2. ¿Eran de una misma clase del periodo neo-testamentario? ¿Existían varias denominaciones?

  3. ¿Si solamente había una clase de iglesia en tiempos del Nuevo Testamento por que hay tantas denominaciones en la actualidad?

  4. ¿Pueden todas las iglesias estar dentro de la verdad? Si no, ¿Por qué?

  5. ¿Todos los cristianos son miembros de la iglesia? Si no, ¿Por qué?

Lección 2
REQUISITOS MORALES PARA LA MEMBRESIA EN LA IGLESIA
Oración: Que Dios sea una realidad Personal para cada quien.
REQUISITOS MORALES. He aquí algunos requisitos morales indispensables para ser miembro de la iglesia: Arrepentimiento. Juan el Bautista, en su ministerio, que fue “principio del evangelio de Jesucristo” predicó al pueblo diciendo: “Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado”; Luc. 3:3. Su bautismo, era de arrepentimiento. Cuando Juan fue encarcelado, “Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: ‘El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”; Mr. 1:15. Cuando los apóstoles fueron enviados “predicaban que los hombres se arrepintiesen”; Mr. 6:12. El Señor Jesús dijo después de su resurrección: “Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones”; Luc. 24:46,47. El día de Pentecostés, Pedro dijo: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados” (Hechos 2:38); y Pablo, quien dio testimonio durante tres años en Efeso, predicó “arrepentimiento para con Dios, y la fe en nuestro Señor Jesucristo” a la vez que en Atenas dijo: “ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que ser arrepientan”; Hch. 17:30. El Nuevo Testamento esta lleno de la doctrina del arrepentimiento, que se parte del evangelio. La ley en cambio no la reconoce; su lenguaje es: hacer, y vivir, nunca el arrepentimiento para ser perdonado. El arrepentimiento implica un cambio de actitud mental en relación al pecado tan indispensable como lo es un aprecio adecuado de las bendiciones del reino de Cristo. Por tanto el pecador que no se arrepiente, no puede entrar constitucionalmente al reino. La iglesia de Cristo, es el lugar menos apropiado para cualquier persona que no sepa arrepentirse.

LA FE. La fe es otro requisito moral para la membresía en la iglesia. En las Sagradas Escrituras se reconoce importancia vital a la fe en Cristo como se deduce de los pasajes siguientes: “El que en él cree no es condenado” (Jn. 3:18). “El que cree en el Hijo, tiene vida eterna” (Jn. 3:36). “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (Jn. 20:31). “El que creyere y fuere bautizado, será salvo” (Mr. 16:16). “en él es justificado todo aquel que cree” (Hch. 13:39). “a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre,… a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús” (Rom. 3:25,26). “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Rom. 5:1).

Los pasajes citados, y otros más muestran claramente que en la expansión del evangelio se reconoce la fe en Cristo como principio fundamental. No por que la fe sea un simple ejercicio meritorio. No lo es, ni lo puede ser. Su evidencia, está en que la fe es un deber, y un deber no puede tener merito en su ejecución. Sin embargo, aun cuando la fe no tiene mérito, pone alma contacto vivo con la sangre de la expiación, la que tiene mérito infinito: porque nos une con Cristo. Es para recibir a Cristo, y con El todas las bendiciones del “nuevo pacto”. Jesucristo es el objeto de la fe. Fe que salva, lo respeta, y se acoge a El.

La fe en Jesucristo – como instrumento que justifica al pecador ante Dios – es requisito indispensable para la membresía en la iglesia. El incrédulo no tiene la menor sombra de pretender ser ciudadano del reino de Cristo.

No se ha hecho mención formal de la regeneración, como requisito para la membresía en la iglesia, porque es coexistente con el arrepentimiento y la fe. Todo creyente que principia por ser pecador arrepentido es hombre regenerado. La regeneración es instantánea y llegamos a ser criaturas nuevas en Cristo – nacidas de nuevo – nacidas del espíritu, nacidas de Dios, unidas a Cristo, renovadas a imagen de Dios etc., etc., “pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús” (Gal. 3:26), según dice Pablo a los Gálatas; y el discípulo amado dice: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios” (I Jn. 5:1). Por consiguiente si como hemos visto es necesaria la fe para ser miembro en la iglesia, también debe serlo la regeneración porque la fe no puede separarse del hecho que todo el que cree en Cristo es nacido de Dios. Y sigue, que si la fe es requisito anterior al bautismo, también serlo la regeneración porque la fe no puede separarse del hecho que todo el que cree en Cristo es nacido de Dios. Y sigue, que si la fe es requisito anterior al bautismo, también lo es la regeneración. Por tanto la regeneración no se efectúa en el bautismo.

No hay que olvidar que los elementos más adecuados para constituir la iglesia de Cristo en cuanto se refiere a requisitos espirituales son las personas regeneradas, arrepentidas, y creyentes. Emplear otros elementos es desconocer los principios fundamentales de la organización eclesiástica; es destruir el reino de Cristo, porque ¿Cómo puede existir el reino si los súbditos no tienen la calidad que demanda el rey?.

El mandato de la cabeza de la iglesia es que sus súbditos espirituales se organicen en comunidades locales visibles. Por tanto el Nuevo Testamento habla de la existencia de iglesias, que es otro nombre para designar esas comunidades. También se refiere frecuentemente a congregaciones locales. Esas congregaciones tenían una organización regular, visible, y deben haber tenido también forma visible de admisión para sus miembros. ¿Cuál seria esa?.

Disertación del maestro:


  1. Razones por las que el Cristiano debe unirse a la iglesia.

  2. Necesidades del creyente que se satisfacen por su asistencia regular.

  3. Efectos en la vida del creyente que no asiste a la iglesia.


Tareas para los alumnos:


  1. Escriba dos clases de requisitos para la membresía en la iglesia.

  2. Discuta Ud. el primer requisito moral: el arrepentimiento.

  3. Discuta Ud. el segundo requisito moral: la fe.

  4. ¿Qué efectos tiene la fe en la vida?

  5. ¿Cuáles son los elementos necesarios para constituir la membresía en la iglesia?


Preguntas para discusión:


  1. ¿Es necesario el arrepentimiento en todos los hombres, tanto judíos como gentiles?

  2. ¿El arrepentimiento es externo, o es gracia interna?

  3. ¿Qué importancia tiene el arrepentimiento en relación con la fe?

  4. ¿Es posible arrepentirse sin fe, o tener fe sin arrepentimiento?

Lección 3
REQUISITOS CEREMONIALES PARA LA MEMBRESIA

EN LA IGLESIA
Oración: Que seamos cristianos más fieles y que aprendamos a amar el estudio de la palabra de Dios.
Ahora pasamos a considerar:

El requisito ceremonial para la membresía en la iglesia. Se trata del bautismo. De acuerdo con las escrituras, no puede haber una iglesia visible sin el bautismo. Todo creyente debe bautizarse como primer acto publico de su obediencia a Cristo. La regeneración, el arrepentimiento y la fe so asuntos íntimos entre el alma y Dios. Estos se manifiestan en piedad interna, pero necesitan a la vez tener expresión externa. Esta se hace por del bautismo. El pecador arrepentido ya como creyente regenerado se bautiza en el nombre del padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Esa es una expresión visible de nueva relación con las tres personas de la Deidad o Trinidad a la cual se entra por medio del arrepentimiento, la fe y la regeneración. Somos bautizados en al muerte de Cristo. Hacemos profesión de nuestra dependencia en su muerte para salvación; y en forma emblemática declaramos que como él murió por causa del pecado, también nosotros hemos muerto al pecado, y hemos resucitado de nuestra muerte en delitos y pecados a novedad de vida. Al conmemorar solemnemente la sepultura y la resurrección de nuestro Señor Jesucristo simbólicamente también somos sepultados al mundo.

Al considerar el asunto de la Gran Comisión de Jesucristo a su iglesia veremos que los conceptos acerca de los requisitos ceremoniales y morales para el bautismo, aquí presentados, están de acuerdo con el Nuevo Testamento por aceptación de los apóstoles, y la forma en que se llevo a efecto en el día de Pentecostés. La gran comisión dice: “Id y doctrinad (haced discípulos) a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”; Mt. 28:19,20. La predicación de Pedro produjo un gran despertar con el arrepentimiento de miles de personas que aceptaron la salvación por medio de Jesucristo. “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas”; Hch. 2:41. Más adelante dice: “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”; Hch. 2:47. Los que se convirtieron a la fe, primero fueron bautizados, y después unidos a la iglesia. Esto muestra que el bautismo es un requisito para la membresía de la iglesia. Así se estimó en Jerusalén el día de Pentecostés, cuando los apóstoles iniciaron su trabajo en obediencia al Señor resucitado: y en sentido moral se deduce que siguieron esa regla después, dondequiera que se establecieron iglesias. Como a través de las edades han de continuar estableciéndose iglesias de acuerdo con esa forma apostólica, se sigue que donde quiera que hay personas en estado de arrepentimiento, regenerados, creyentes bautizados, hay base escritural para establecer una iglesia. Las personas que se han entregado al Señor y también el uno al otro en pacto solemne, que están de acuerdo en hacer de sus actos la regla y la voluntad de Jesucristo según de halla expresada en su Palabra, en sentido neo-testamentario, afirmamos que son una iglesia. El número no importa; de todos modos son una iglesia. En cambio, de acuerdo con el Nuevo Testamento si no hay arrepentimiento o regeneración, o creyentes en Cristo bautizados, no puede haber iglesia.

Disertación del maestro:


  1. ¿Por qué sólo pueden ser miembros de la iglesia personas salvas?

  2. ¿Cuál es el peligro de permitir que las gentes en general se unan a la iglesia?

  3. Daños que originan en la iglesia, por admitir personas no regeneradas o perdidas.


Tareas para los alumnos:


  1. ¿Qué es un requisito ceremonial?

  2. ¿Qué diferencia hay entre los asuntos personales de uno y Dios, y por otro lado, una manifestación pública o externa de las mismas?

  3. Discuta Ud. acerca del bautismo a la luz del Nuevo Testamento.

  4. ¿Cuál es el significado ceremonial del bautismo?

  5. ¿Por qué el bautismo debe preceder a la membresía en la iglesia?


Preguntas para discusión:


  1. ¿Cuál es el significado del término bautismo?

  2. ¿El rociamiento o vertimiento de agua puede llenar los requisitos del Nuevo Testamento en cuanto al bautismo?

  3. Mencione Ud. cuatro requisitos que hacen neotestamentario el bautismo.

  4. ¿Por qué los bautistas no aceptan el bautismo metodista, o el de los cambelistas? ¿Qué hace falta en esas formas?

  5. ¿Por qué debe el cristiano buscar el bautismo neo-testamentario?

  6. ¿Hay derecho para cambiar la forma del bautismo? ¿Por qué?

Lección 4
¿COMO SE CONSTITUYE EN LA ACTUALIDAD UNA IGLESIA?
Oración: Que Dios nos ayude en el establecimiento de nuestras familias y a formar a nuestros hijos bajo la influencia espiritual de la iglesia.
La Formación de una Iglesia
Siempre que haya el propósito de formar una iglesia en interés del Reino de Dios, el procedimiento es más o menos conforme a la fórmula siguiente: Se pide a los hermanos en al fe que obtengan de las iglesias a las que pertenecen cartas de traslado e efecto de formar una nueva congregación solicitando la autorización o auspicio de una iglesia. En las cartas debe indicarse el propósito con el cual se solicitan. El día y a la hora designada para el efecto se reúnen los interesados, y nombran un presidente y un secretario interino. La sesión debe iniciarse como los ejercicios devocionales. En ocasiones se predica un sermón, principalmente cuando no hay planes de algún culto de reconocimiento en el futuro inmediato. Son indispensables la lectura de la palabra de Dios y las oraciones. Una vez hecho todo eso la lectura a las cartas de traslado y cada persona interesada debe resolver por voto solemne considerarse miembro de esa iglesia independiente. Acto continuo, adopta lo que se llama un pacto iglesia y también sus artículos de fe. Los artículos de fe. Los artículos de fe de ningún modo sustituyen a la palabra de Dios; son solo expresiones del punto de vista de los miembros que la constituyen en cuanto a lo sobresaliente en las enseñanzas de las escrituras. Para que exista paz armonía doctrinal entre sus miembros, en cuanto a lo que la Biblia enseña. Las diferencias de opinión acerca de cosas pequeñas, a veces ilustran la verdad la verdad de la frase inspirada que dice: “Mirad cuán grande cosa calienta un fuego pequeño”. Muchas iglesias se salvarían a tiempo si recordaran que dos o más Personas que sólo pueden andar juntos cuando pueden ponerse de acuerdo. Es normal que la iglesia que constituye escoja un nombre, y designe a sus dirigentes; aunque no es indispensable. A veces conviene por razones obvias dejar la elección de oficiales para otra sesión.
Reconocimiento de las Iglesias
La importancia de la información de una iglesia debe tener el reconocimiento de otras de la misma fe y orden. El reconocimiento adecuado debe estimarse en lo que predica y practica. La influencia de una iglesia nueva, depende de la cordialidad con que se le recibe en la hermandad doctrinal de las otras. El reconocimiento debe hacerse en un concilio formado por ministros y mensajeros de las iglesias del vecindario. A veces esos concilios examinan minuciosamente los elementos relacionados con la formación de iglesias nuevas en cuanto a sus artículos de fe, etc., aunque por lo general tales requisitos son tan satisfactoriamente llenos que no se pide una investigación espacial. Los cultos de reconocimiento se hacen con lectura de la Escritura, oraciones, sermón, la ceremonia de la mano de compañerismo y el reconocimiento de la iglesia.
Disertación del maestro:


  1. ¿Una comunidad que no tiene iglesia bautista, puede ser buena para que en ella crezcan nuestros hijos?

  2. ¿En una iglesia bautista puede compensar el éxito económico la falta de espiritualidad?

  3. ¿Qué debemos pensar antes de cambiar nuestra residencia a otra comunidad? ¿Cuál debe ser la consideración suprema?


Tareas para los alumnos:


  1. ¿Cuál es la forma usual para establecer una iglesia nueva?

  2. ¿Cómo hacer la selección adecuada de los artículos de fe?

  3. ¿Cuál es el peligro de no estar de acuerdo cuando se establece la iglesia?

  4. ¿Cómo se hace el reconocimiento de una iglesia por otras neo-testamentarias?


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

similar:

Lección Página iconLas despiadadas, de la página escrita a la página virtual

Lección Página iconResumen : Qué le pasa al sapito, que no come; eso quieren saber sus...

Lección Página icon'Bluie the Earth' es una página web creada en Flash que tiene como...

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

Lección Página iconSelección de libros infantiles y juveniles sobre navidad
«La Señora le comprendió muy bien, tomó las manos vacías del niño entre las suyas y las besó». Ilustraciones a doble página y de...

Lección Página iconÍndice: Página

Lección Página iconPrograma Página






© 2015
contactos
l.exam-10.com