E s t é t I c a prof. Santos Guerrero






descargar 263.8 Kb.
títuloE s t é t I c a prof. Santos Guerrero
página2/9
fecha de publicación24.06.2016
tamaño263.8 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9

-La inestabilidad en los bordes del s. XVIII, en los bordes de la Estética.

-El sistema de las artes: lo importante es intentar ver que un sistema de las artes está dando x sentado un sistema de jerarquización; se ataca el principio de imitación. Se mueve la trascendencia, y por lo tanto el problema de la desteologización.

-El sistema de las artes hay que verlo en la polémica entre Winckelmann y Lessin. A finales del s. XVIII hay una transferencia de flujos que se pueden categorizar: se pasa del clasicismo al romanticismo, se pasa de una consideración absoluta de lo intelectivo frente a lo sensible; hay en definitiva un gran flujo de ideas (Winckelmann y otros en “Belleza y Verdad” – ver bibliografía- ed. Alba 1991).
Hay, pues, una evidencia, un hervidero de ideas; lo viejo ya no sirve para la conceptualización de cuestiones nuevas. Posiblemente se puede hablar de dos movimientos: - Clasicismo y Romanticismo.

Ambos se mezclan, lo romántico plantea la inmanencia; lo clásico la trascendencia.

Ayer se veía como Winckelmann, acerca de la cuestión del “ideal”, habla de que el artista, cuando crea, imita, no a la naturaleza, sino a un cierto “ideal”, que es superior a la propia naturaleza. Winckelmann hace referencia a una belleza trascendente a la obra de arte. Winckelmann tb introduce en sus teorías el tema de la armonía; hay pues dos principios en Winckelmann: trascendencia e inmanencia.

Hay un claro predominio de lo inteligible sobre lo sensible; la obra es una operación del entendimiento que se expresa en alegorías: la formación de una imagen, de 1 particular, que expone un concepto universal. Las alegorías son para Winckelmann el gran proyecto artístico. En el arte griego, dice Winckelmann, por debajo de lo sensible está lo inteligible.
Esta inspiración del artista que hace ref. a lo divino, a un cierto despertar, excitación, ya no se deja explicar por el principio de imitación y entonces los propios autores buscan algo que ya no es satisfacible aceptando el principio de imitación.
El Sistema de las Artes

Que las artes son imitación, u obedecen a una jerarquización, no es puesto en duda ni por Winckelmann ni por Lessin. Ahora bien, se da una polémica entre ambos. Ya desde Arist. surge la polémica acerca de cuál de las artes es la más importante. Lo que está en juego es si en artes miméticas o imitativas (las artes plásticas), hay un cierto juego de lo sensible; las otras artes, las poéticas, están más ligadas al entendimiento, a lo intelectivo.

Esta polémica, feroz en el s. XVIII, arranca en Arist. (“Poética”, parágrafo 4). La poesía, dice Arist., tiene su origen en que el ser humano imita las acciones y goza en la imitación. La universalización es el criterio de jerarquización. La poesía no es sólo ya como la historia, pq la poesía narra hechos universales y la historia sólo particulares; luego, la poesía es superior.
Leonardo en su “Tratado de Pintura”, Ángel González García, ed. Akal, parágrafos 20 a 48 y ss., antepone el valor de la pintura al de la poesía. En ambos argumentos hay una jerarquía no cuestionada; para Arist. lo universal frente a lo particular; en el caso de Leonardo, se habla de Dios, de la naturaleza como obra de Dios imitada por los pintores. Lo que está más lejos del Uno es inferior a lo que está más cerca; lo inteligible por encima de lo sensible. El argumento, en cualquier caso, se agarra a lo uno-trascendente, está relacionado. Estos son 2 tipos de sistematización de las artes, en cualquier caso, todo género de clasificación exige un lógica de jerarquía.

Winckelmann: Primer polemista y padre de la Hª del Arte

Nace en Alemania (1717), de padre zapatero, compatibiliza estudios y trabajo; estudia en la univ. de Halle; se encuentra con la teología; estudia después en Berlín (Gena). Le ofrecen ser bibliotecario cerca de Dresde (la pequeña Atenas alemana en esa época); se especializa en griego y latín. En Dresde visita a un pintor (¿Oeser?), quien le muestra como se organizaba la pintura. Conoce al cardenal ¿Arquinto?, quien le cambia de protestante pietista a católico; a Winckelmann se le mueven sus estructuras. El cardenal le introduce en Roma, donde conoce a un pintor que le introduce en un arte canónico: lo griego y lo romano. Allí comienza su gran proyecto: ver un trazado y evolución de la Hª del Arte. Para él todo el Arte ha sido influenciado para llegar a una conclusión: el Arte de hoy, decía, debe fijarse en la antigüedad. Winckelmann descubre algo que no le deja vivir: las posibilidades de vivir su anterior pietismo: lo que se le presenta es una divinización que no se deja captar en una unidad. Se produce el contacto de lo alemán con lo griego, un modo de ver el mundo que no se deja obturar con una unidad de principio; todo ello le crea una inestabilidad propia de un hombre de su tiempo. A los 51 años, en 1768, le invitan a volver a Alemania, pero se vuelve atrás, y cuando está regresando le asaltan en Trieste, le roban y le matan.
Winckelmann plantea en definitiva: La imitación del arte griego es bueno para los artistas de su tiempo, porque puede ser apoyo para la expresión de 1 ideal: “Noble sencillez y serena grandeza”, serán los ideales griegos que los artistas han de copiar. Este ideal de “serena grandeza” es lo que se expone en todas las obras de arte griegas.

Para representar pasiones: dolor, odio.... los griegos siguieron esta misma pauta: “noble sencillez y serena grandeza”. Lo que suscita polémica y es interesante es que, para Winckelmann, Virgilio , acerca de la escultura “Laoconte”, autor romano, ya se ha separado de lo griego, se ha separado de “la sencillez y de la grandeza”. Se cuestiona un sistema jerarquizado que tiene una estructura piramidal, donde se juega la unidad de la belleza; es única, pq es un ideal único. Cuando la obra es fiel a la imitación de este ideal es valiosa.
Lessin entra en polémica 11 años más tarde, en 1766. Lessin quiere hacer del principio de imitación un principio coherente, cree que hay contradicciones y quiere sistematizar. Busca reducir a un solo principio todas las artes, pero tal principio de imitación tiene leyes diferentes para artes diferentes. Ataca el principio de clasificación de las artes, el principio valorativo, la lógica del sistema; rompe una de las condiciones del principio de imitación: la unidad del principio. Para Lessin cada arte tiene su propio estatuto; rompe así con la estructura del principio de imitación, con la estructura de la jerarquización. Se propone una república de las artes, frente a una cierta monarquía de las artes. Lessin propone que todas las artes son iguales, pero con coherencia, tratando de mantener sobre todo que las partes son imitación.
12.10.05 (festivo)

18.10.05

Lessing: 2º polemista, y conclusiones en la polémica Winckelmann-Lessin

El rigor de Lessing muestra la dimensión de la crisis del principio de imitación. Hoy se va a intentar mostrar cuando aparece por primera vez, como campo de conocimiento, la Estética (como gnoseología inferior), en qué condiciones y pq no aparece antes.
Godofredo Ephraim Lessing entre 1750 y1800, mostrará el caldo de cultivo de la desteologización.

Lessing nace en 1729 en un pueblo de Sajonia (era 12 años más joven que Winckelmann); hermano mayor de 12 hijos. Hijo de pastor protestante. Va a Leipzig y se produce un cambio en su vida. Los designios de su padre se truncan: no sigue los estudios de teología y estudia arte; cambia “lo serio” x “lo no serio” . Cambia la “realidad en sí” por el “mundo de la representación”; es un cambio importante, la teología pesa en sus textos. Para Lessing el ser humano tiene una trayectoria, el ser humano como individuo y como humanidad; en ambos casos el hombre tiende a la maldad. Le interesa la verdad, pero no en sí, sino el esfuerzo por la verdad en el hombre. Algo cambia en su tiempo y por lo tanto en él. La verdad no es algo que sea una realidad absoluta, sino un proceso de verificación. Uno de los rasgos del romanticismo es la aparición de la historia, del tiempo, del cambio, una historia de la cual la revolución francesa tomará las riendas: el hombre tiene en sus manos el destino. Desde la concepción teológica de Lessing, la humanidad tiene un destino, el perfeccionamiento de la verdad, se encamina hacia la verdad. Otro elemento en el pensamiento de Lessing es la inmanencia de lo trascendente en la propia humanidad; Lessing tendría una visión panteológica de la humanidad: “TODO ES UNO”, EL TODO ESTÁ EN CADA UNA DE LAS PARTES; todo va hacia la verdad, hacia la perfección, y las verdades de la fe son aclaradas por la razón; las verdades de la fe son las primeras luces que organizan el itinerario y luego la razón atrae hacia sí las verdades que sólo eran de la fe (la ilustración alemana, muy teológica, frente a la francesa, tiene las mismas lógicas).
Lessing era muy riguroso como crítico teatral, su rigor era sistemático; esta referencia es la que hará conmover el edificio construido de la imitación. A fuerza de este rigor, Lessing, en 1 esfuerzo de llevar la coherencia hacia sus límites, hará tambalearse el principio de imitación. En “El Laoconte”, su obra, plantea 1 tesis de oposición a la tesis de Winckelmann, a la jerarquización de la poesía y de las artes plásticas.
Lessing y el Laoconte: No se puede armonizar el dolor físico con la belleza. La poesía está regida por un modo de belleza o canon que no es el de las artes plásticas. La poesía es, para Lessing, arte imitativo de cosas que no pueden ser imitadas por las artes plásticas; cada arte tiene su propio dominio; ésta será su tesis sobre las artes plásticas.

Cuando compara la poesía con la pintura, Lessing afirma que la poesía maneja unos signos articulados que se dan en el tiempo, distintos a los signos que hay en una escultura, en la que hay un dominio del espacio, pero el cuerpo de la escultura se da a la vez. Para Lessing los signos deben tener una relación de conveniencia con el objeto al que imitan. El rigor de Lessing le lleva a plantear que la poesía es un arte que imita, pero no puede dar sus reglas de formación, sino lo sucesivo (¿?); las artes plásticas lo simultáneo (¿?) (está pensando en una separación o discontinuidad en el principio de imitación). Las obras de arte son una cuestión de imitación, las de pintura son extensas en el espacio, las de la poesía se desarrollan en el tiempo, esto es, en las acciones.

Lessing reformula la imitación: Establece 1 diferencia entre el lenguaje poético y el usual; el lenguaje usual puede describir un cuerpo aunque los signos que utiliza son arbitrarios, no tiene que ver con las cosas. Lessing rompe así con el vínculo que busca la unión entre las palabras y las cosas. Sin embargo, para Lessing, en el lenguaje poético los signos no son arbitrarios, como ocurre en el lenguaje usual; así pues, lo que Lessing hace es:

1.- Llevar al límite el principio de imitación.

2.- También busca algo en donde amarrar el lenguaje para que simplemente no se algo que tenga que ver con las cosas; se plantea que debe haber un eslabón en el lenguaje para que se una con las cosas; el eslabón es LA POESÍA, conecta el lenguaje con las cosas. Lessing volverá y volverá sobre este tema ya en sus “Fragmentos Póstumos”.
Así pues, la poesía es imitación y su exigencia de que el principio de imitación debe funcionar producirá el propio desbordamiento del principio de imitación; sin embargo ese original que busca el principio de imitación será cuestionado por Lessing (está en juego una conjunción del símbolo que exige un original trascendente en el principio de imitación): ahora, con Lessing, se dará paso al símbolo que tiene un significado en sí mismo; se muestra este símbolo ahora en el significante; ahora será un símbolo que se explica por la inmanencia.
Lessing y su Tª de la Metáfora

En “Cartas a Nicolai”, hay una cierta Tª de la Metáfora: la Metáfora, para Lessing, es un modo de trabajo de la poesía, la onomatopeya, el ritmo; además la Metáfora es imitativa, pero no igual que los demás signos imitativos.

Mientras que para Winckelmann el principio de imitación exige un modelo original de carácter trascendente del que no hay representación y que Winckelmann sitúa en el “ideal”, y el “ideal” en el alma, para Lessing cuando hago una Metáfora hago una analogía, una imitación del mundo; tanto el referente como la expresión pertenecen al mismo signo; pasamos a un signo en el que el plano del significado motiva la exposición en su significado; es decir, significado y significante pertenecen al propio signo.

Así pues, tanto para el romántico como para Lessing, la obra de artes es fin en sí misma; dos elementos de una misma unidad se mueven en una motivación: el significado motiva exponerse de esta manera; se pasa de la trascendencia a la inmanencia. La trascendencia entre el original y la copia no son iguales; el original es libre de tener o no reproducción; el signo está condicionado, pero una representación sin original no puede ser. Esto es lo que se mueve en la Tª de la Metáfora de Lessing. El signo, la obra, no tiene que dar ya explicación ante una trascendencia; ahora, la obra es o no coherente. La relación entre significado y significante es de semejanza; ahora el significado no puede expresarse sin el significante. El significado no tiene sentido o existencia fuera de esta relación, ni consistencia ontológica; le es necesario al significado el significante (los románticos llamarán luego a esta relación: “coherencia de la obra”).
Abre Lessing con todo ello, el romanticismo; está en juego una desteologización de la semiótica; es, en el s. XVIII, el paso de la Retórica a la Estética, de la trascendencia a la inmanencia; en este caldo de cultivo surge la Estética.

El término “Estética” aparece en una obra de BAUMGARTEN. Metafísico (Kant daba sus clases de metafísica siguiendo un manual de él). Baumgarten designa la Estética como una nueva fuente de saber. Entre 1750-8 aparece su obra “Estética” (la 1ª de la Hª). Para Baumgarten, la metafísica es la ciencia de las cualidades de las cosas cognoscibles sin la fe. La Tª del Conocimiento, previa a la Metafísica, se divide en dos partes fundamentales: ESTÉTICA (referida al conocimiento sensible) y LÓGICA (referida al conocimiento intelectivo).

Lo original de Baumgarten es que el conocimiento o genealogía de lo sensible, tiene una autonomía con respecto a la lógica; hay una finalidad de perfeccionamiento de lo sensible sin pasar a lo inteligible; este valor intrínseco del conocimiento sensible se lo da la Estética a la poesía.

(1765) Reflexiones de Baumgarten en torno al poema

 Parágrafo 115.- El poeta tiene una facultad cognoscitiva inferior del conocimiento de lo sensible, sí, pero la Estética puede ser la guía en el conocimiento de lo sensible; ese perfeccionamiento en el conocimiento de lo sensible es la belleza. Lessing abre un campo de conocimiento que será la Estética o Gnoseología inferior, pq el objeto de la Estética no es la verdad, sino la perfección del conocimiento sensible que será la belleza. Lessing separa belleza de verdad y separa la Gnoseología del conocimiento sensible (inferior) y la Gnoseología del conocimiento inteligible; es un conocimiento de perfección que nos dirige hacia la belleza. Baumgarten, como buen racionalista, sigue a Leibniz en la distinción que éste hace entre conocimiento claro y distinto (conocimiento inteligible) del oscuro y confuso (conocimiento sensible). Sin embargo, EL CONOCIMIENTO ESTÉTICO SERÁ CLARO Y CONFUSO.

En Leibniz, lo que da confusión al conocimiento es no poder distinguir las propiedades intrínsecas de las cosas. Cuando se pueden diferenciar los caracteres de algo, esto es, diferenciar una idea de las demás, el conocimiento es claro y distinto, diferenciar los rasgos intrínsecos esenciales de un objeto. La Estética da conocimiento claro porque puede distinguir algo del resto de las cosas, pero a la vez es confuso porque hay un cruce entre lo sensible y lo inteligible (p.e.: es difícil decir algo que nos ha gustado o atraído de un cuadro, o cuando nos enamoramos).
19 y 25.10.05

BIBLIOGRAFÍA

- ROBERT, M., “Novela de los orígenes y orígenes de la novela”, Taurus, Mad-73.

- ***** SCHAJOWICZ, L., “De Winckelmann a Heidegger”, Universidad de Puerto Rico, Pto. Rico-86.

- MUSCHG, W., “Historia Trágica de la Literatura”, F.C.E., Méx-96 (reed.).

- D’ANGELO, P., “La Estética del Romanticismo”, Visor, Mad-99.

- SCHILLER, P., “Poesía Filosófica”, Hiperión, Mad-91.

-SCHLEGER, F., “Poesía y Filosofía”, Alianza, Mad-94.
Hoy: ¿Pq la Estética no ha surgido hasta este momento?. En este surgimiento hay un paso hacia el romanticismo (hoy, 2 caracteres de 7 que veremos).

Ayer: La Estética surge como una gnoseología inferior que, no obstante, tiene una autonomía, donde el perfeccionamiento de su objeto es la belleza. No había surgido antes por el estado de unas autonomías que no se habían dado hasta entonces.

1ª Autonomía A finales del s. XVIII ya se da una autonomía de la obra de arte; ya no es un derivado o producto de imitación, o analogía de un algo que es exterior a ella; de algún modo, la obra de arte no tiene un principio de realidad, sino que en ese momento la obra de arte se piensa por un criterio implícito en la obra: la obra es ahora un fin en sí misma; lo que se expone en la obra no puede ser de otra manera. No hay ya una relación de secundariedad ontológica entre lo que se expone y la obra de arte: la obra de arte es una finalidad en sí misma, tiene una entidad que le trasciende.

Empiezan así a surgir los mercados de arte sin la necesidad de un mecenas; hay por lo tanto una entrada de la obra de arte en un mercado liberal; la obra se autonomiza no ya ontológica, sino socialmente.
2ª Autonomía La del sujeto respecto de un ser trascendente que sea aval de sus conocimientos, de su moral o de sus juicios acerca de la belleza. Hay 1 sujeto que se da a sí mismo un conocimiento cierto sin recurrir a una figura trascendente que sea garante de esos conocimientos. El sujeto accede a conocimientos ciertos de la naturaleza sin un garante trascendente. El sujeto es tb ahora creador de su vida moral de un modo racional. Respeta la ley al margen de los juicios de castigo, porque lo encuentra en la razón. Ahora, el sujeto tiene juicios sobre la belleza sin un ser trascendente que unifica belleza y bondad; este será uno de los pasos de la desteologización: se suple la figura de Dios, pero no se elimina la operatividad de una cierta lógica teológica; el sujeto ahora se autofunda desde él mismo.

3ª Autonomía Todos estos estados se esbozan sin ser resueltos totalmente. El sujeto tiene una facultad de juzgar acerca de lo bello, pero no es una facultad compartida con otra cosa, sino una facultad independiente, autónoma, es un sentimiento de placer o displacer, (puede haber algo bello que no sea moralmente bueno) a partir del cual el sujeto juzga (será “inmoral”, pero es “bello”). Se produce por tanto no sólo una autonomía del sujeto, sino además de la facultad judicativa, tb la facultad de un espacio valorativo propio que ya no comparte con el bien o con la verdad.
En definitiva la Estética aparece pq inicialmente se dan estas autonomías como espacio-condición de posibilidad, pero tb porque se piensa el alma y el cuerpo de otra forma; los sentidos ya no son perturbadores; entre lo inteligible y lo sensible hay un cruce. Los sentidos son pensados ahora como modo de incorporación del ser humano a un modo de producción, el placer, que no tiene porqué ser “malo”. El sujeto es ahora capaz de juzgar lo de los sentidos desde una cierta sensibilidad o estética, que tiene un fin en sí misma; dicho cruce era impensable hasta el s. XVIII, o la distancia es inconmensurable e infinita, como en Descartes, (res cogitans / res extensa). La reflexión estética surge pues pq el cuerpo es mirado de otra manera, pq hay una aproximación de lo inteligible con lo sensible (antes de este giro, el conocimiento sensible era oscuro).
Según el texto de Baumgarten en “Belleza y Verdad” lo que está pasando en el fondo es que hay un choque entre una visión movida y reconstruida x el Renacimiento, es un choque entre la mirada griega y la mirada cristiana; es una conmoción que proviene de una mirada profunda a lo griego: los griegos dejan de ser una curiosidad para empezar a ser pensados en su aspecto + potente: su aspecto teológico-místico; es como un choque entre dos teologías (ver tb texto de Schajowicz). En el choque está de un lado el monoteísmo, es decir, la visión de un Dios trascendente, y de otro, un paganismo politeísta o divinización / inmanencia de la naturaleza / physis; en definitiva, la trascendencia chocando contra la inmanencia.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconProf de Educación Secundaria en Lengua y Literatura Didáctica Especial...

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconDirectorio M. C. José Guerrero Guerrero

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconMexico: Bloquean indígenas de Tlapa la avenida de Tlapa contra la...

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero icon4. Santos, Santoral y Simbolismo

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconColegio liceo antonia santos

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconPor: Santos Molano, Enrique

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconSecretos y cenizas autor: Mercedes Santos

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconAnálisis De Los Santos Inocentes De Miguel Delibes

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconEscuela Secundaria Técnica No. 73 “Matías Ramos Santos”

E s t é t I c a prof. Santos Guerrero iconGUÍa de actividades para celebrar el dia de todos los santos






© 2015
contactos
l.exam-10.com