Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN?






descargar 228.59 Kb.
títuloElvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN?
página5/5
fecha de publicación13.06.2015
tamaño228.59 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5

REFERENCIAS



Para esta ponencia, además de utilizar diferentes artículos míos, escritos en este último año, me fueron muy útiles reflexiones de Virginia Vargas, Lilián Celiberti, Gustavo Cortabarría, Mariela Genta, Betania Avila, Woody Allen, Beck y vaya una a saber cuántas personas más. Incluido el clan Benetton.

Sylvi Inez Liljegren
ENFOCANDO EL GÉNERO. ANÁLISIS DE LA IMAGEN DE LAS MUJERES EN LOS PROGRAMAS DE TELEVISIÓN

DE LOS PAÍSES NÓRDICOS

Empezaré enseñando un fragmento de vídeo del programa de televisión ‘SPANGEN’ – una serie policíaca holandesa – subtitulado en inglés.



Acaban de ver una corta escena de una popular serie policíaca hecha en Holanda. El papel principal es el de una joven oficial de policía. Su colega es una detective experimentada, algo más mayor. Las dos mujeres trabajan en lo que solía ser un campo exclusivamente masculino. Muestra con gran claridad que si las mujeres asumen un papel activo en la sociedad pueden poner en peligro sus vidas. Pero también muestra que a las mujeres les están asignando papeles nuevos y más activos que antes en la pantalla. Y creo que eso es bueno.
Evidentemente no les muestro esto porque yo quiera que nos maten. El asesinato de la Ministra de exteriores sueca Anna Lindh en Estocolmo hace unas semanas, nos demuestra que si tomamos parte activa en la sociedad también nos estamos arriesgando.
Llevo trabajando en la televisión como documentalista más de veinte años, aunque también he producido programas de entrevistas, infantiles y de noticias. En los ochenta, me preocupaba el hecho que aparecieran pocas mujeres en la pantalla, en comparación con el número de hombres (y los hombres que yo veía en los medios eran blancos, heterosexuales, con cargos importantes y con edades comprendidas entre los 35 y los 55 años). Hice incluso dos programas en la televisión noruega planteando esta cuestión. Más tarde, otros asuntos requirieron mi atención: tuve un par de hijos, una vida muy ocupada y como los demás, me puse a pensar que las cosas estaban cambiando.
En 1975, conseguimos una ley en Noruega, país del que provengo, que establecía la “igualdad de derechos” para mujeres y hombres hasta hace unos pocos años, pensaba que las cosas estaban realmente cambiando. Incluso en mi profesión, en la que muchas más mujeres se convirtieron en periodistas y directoras de medios y TV.
Un día me invitaron a una conferencia en la que descubrí un estudio llamado:

‘Quién habla en televisión – estudio comparativo internacional sobre la participación femenina en programas de televisión’.
Y me quedé horrorizada.
Pensaba que después de casi 30 años habíamos adelantado algo, al menos en Escandinavia, de la que siempre se ha dicho que ha llegado tan lejos en la igualdad de derechos para las mujeres.
En el estudio cooperaban 6 cadenas públicas del norte de Europa, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Holanda y Alemania. Los resultados mostraban que el porcentaje de mujeres que participaban en programas de televisión era sólo del 32%. Finlandia tenía el porcentaje más alto, 36%, y Dinamarca el más bajo con sólo un 28% de participación femenina.
De manera que solamente un tercio de los participantes en televisión eran mujeres.
Cuando analizamos las funciones de los participantes, descubrimos que una categoría presentaba un gran porcentaje de mujeres, la de presentadores de noticias. El 52% eran mujeres. Ello significa que las mujeres empleadas en cadenas de televisión estaban aumentando el porcentaje. En cuanto a los programas en sí, pocas mujeres participaban en los mismos.
En deportes había poca presencia de mujeres (12%), mientras que los programas para niños y jóvenes estaban más equilibrados (44%). En documentales encontramos un 32%, en programas culturales un 29%, en teatro 38% pero en general: sólo el 32% eran mujeres. Y ello ocurría en seis cadenas públicas de las que hubiéramos podido esperar otra política.
¿ES IMPORTANTE QUIEN ESTÁ AL CARGO?
En este estudio también queríamos descubrir si es importante quien está al cargo de la producción. La imagen general es que las productoras femeninas o las productoras ejecutivas femeninas tienen una influencia significativa en la participación femenina en los programas.
Así lo esperaba, porque personalmente yo siempre trataba de tenerlo en mente.
Sin embargo, había grandes diferencias entre las cadenas televisivas. En Holanda no había diferencias si el director era un hombre o una mujer. En Escandinavia había una diferencia: las directoras tendían a contar con más mujeres en sus programas. En Alemania la diferencia era mucho mayor que en los países nórdicos. No sé decirles por qué. ¿Un cambio de mentalidad tal vez?.
¿INFLUYE EL TEMA O EL ASUNTO DEL PROGRAMA?
Sí, influye. Encontramos una división de temas muy tradicional. Las mujeres participaban en temas relacionados con las ‘relaciones humanas’, ‘familia’ ‘asuntos sociales y sanitarios’.

MUJERES SILENCIOSAS



Ahora quiero mostrarles un video clip de un documental llamado ‘Love boat’ en el que una pareja vive en el barco en el que él trabaja porque esa es la única manera que tienen para verse.
Les muestro un video llamado ‘MUJERES SILENCIOSAS’ de un documental belga llamado LOVE BOAT
Soy una mujer y quiero que me vean. Pero también quiero que me escuchen. Quiero que mis hijos vean a las mujeres como participantes activos de la sociedad: como abogadas, como directoras, como científicas, pero también como políticas, como madres y como trabajadoras sanitarias porque hacemos todos esos trabajos. Y ello no aparece bien reflejado en los medios.
Cuando vi por primera vez este fragmento, tuve una discusión con un director finlandés, que decía: ‘Esto sólo demuestra que las mujeres no quieren hablar en Televisión’.

Me enfadé y dije: ‘Esto sólo demuestra que los periodistas y directores que trabajan en televisión no trabajan lo suficientemente duro’.
Creo que esta mujer tenía un montón de cosas que decirnos sobre la pareja, sobre lo que es vivir en un barco con tu marido que es ingeniero.
Para poder estar juntos hemos tenido que hacer esto’, dice él.

Ella tuvo que dejar su trabajo para estar conmigo’, dice él.

Me parece bien así’. ‘Esto es amor’, dice él. Y ella permanece en silencio.
Sinceramente creo que yo nunca hubiera presentado una historia así. Si quieres saber cómo vive y cómo piensa la gente, tienes que hablar con ella. Y no sólo con una de las partes. Pero en los programas de televisión que se hacen en el norte de Europa
Parece todavía que 2/3 de la población de este mundo sean hombres

y que muchas mujeres todavía no han aprendido a hablar .
Algunos de ustedes pueden haber visto un tipo de programa similar al llamado ‘Rueda de la Fortuna’ en el que la mujer permanece completamente muda o a quien apenas se le permite hablar mientras el hombre conduce el programa.
Aunque el estereotipo dice que las mujeres somos el ‘sexo charlatán’, el estudio demuestra que los hombres acaparan más de una ‘buena cuota’ del tiempo hablado en un montón de programas. Podemos encontrar ejemplos de mujeres silenciosas y decorativas en muchos programas de juegos o concursos. En 1990 un estudio de 50 países de todo el mundo reveló un patrón común en el que el hombre presentador detenta el control y una ayudante femenina guapa y ligera de ropa ‘habla poco y sonríe mucho’.
Las normas culturales desempeñan un papel en la conformación de los estereotipos de género. Lo que aquí vemos conecta con el hecho de que los hombres tienen más poder en la vida pública y social.
Tomo estos ejemplos de un curso de formación llamado ‘Screening Gender’ (Analizando el Género), una coproducción entre cinco de las seis cadenas de televisión públicas del norte de Europa. Está cofinanciado por la Comisión de las Comunidades Europeas. Queríamos profundizar en el género y en el retrato del género que aparece en televisión para concienciar a los grupos que toman las decisiones: directivos, compradores de programas, productores, editores, periodistas e investigadores.
Por lo tanto, ¿qué queremos decir con género? Género hace referencia a la suma total de las características sociales y culturales de un sexo, sea masculino o femenino.
Para verlo gráficamente les mostraré ahora un fragmento de un programa de televisión sueco que presenta la nueva Ministra de Exteriores a los espectadores. Anna Lindh, recientemente asesinada mientras compraba en unos almacenes de Estocolmo, fue nombrada ministra del Departamento de Asuntos Exteriores hace unos años. ¿Y dónde la entrevistan? En el Parque Zoológico.
No escucharemos nada sobre sus planes políticos o sobre los aspectos profesionales de su nuevo cargo. Pero nos enteramos de que no le gustan las comidas con sobremesa, y le preguntan si tendrá que cambiar de vestuario.
- ¿No tendrá que ponerse ahora ropa más elegante?
En el Zoo se muestra un ambiente informal. Como espectadores, sacamos una buena impresión de la mujer pero aprendemos poco de la nueva Ministra de Exteriores.
Les mostraré un video de la anterior Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Anna Lindh
Este examen del género en televisión tiene muchos aspectos. Queremos formar parte de una nueva forma de pensar, de abrir espacios, de ocupar espacios. Queremos analizar los estereotipos, papeles y lugares para tener una visión más clara y amplia del mundo. Pero a menudo separamos los géneros en categorías diferentes y tendemos a retratarlas en diferentes papeles y lugares:

HOMBRES MUJERES



Trabajo Hogar

Posición social alta Posición social baja

Público Privado

Mente Cuerpo

DEJA HABLAR A TU SUJETO
Tendemos a buscar hombres cuando trabajamos como periodistas, directores y productores. Lo hacemos incluso aunque no queramos y aunque seamos conscientes del hecho de que queremos que haya más mujeres en nuestros programas.
‘Es muy difícil encontrar una mujer’, suelen decir mis colegas, ‘Lleva más tiempo y no dan las respuestas claras que necesitamos cuando estamos en un apuro... …’ etc. He escuchado esto muchas veces.
¿Es más difícil? Sí y no. Pero lo que es más importante para mí: mis programas son más interesantes si me salgo del camino trillado e intento probar nuevas vías.
En Finlandia las mujeres pueden incorporarse al ejército, pero de repente hubo un drástico declive del número de reclutas femeninas que querían alistarse. Se pidió a un periodista que fuera e hiciera un pequeño reportaje sobre el asunto. Les enseñaré ahora dos ejemplos de cómo se puede resolver esto.
Ejército finlandés Clip 1 en el que el periodista explica que el número de mujeres ha descendido a casi la mitad respecto a años anteriores.
Después se pidió al periodista que volviera y repitiera el reportaje. Esta vez pregunta a una de las reclutas. La respuesta que obtiene es mucho mejor, la historia es mucho mejor, vemos otras imágenes y ahora se está centrando en la mujer que ha sido entrevistada.
Clip 2 de mujeres en el Ejército Finlandés en el que se hacen las mismas preguntas a una mujer.
A menudo vemos que se pide a los hombres que hagan comentarios, aunque sean las mujeres las protagonistas de la historia.
Si trabaja bajo la presión de una fecha límite, el periodista se inclinará por elegir a los portavoces o interlocutores más obvios. Únicamente en la segunda versión, el reportero añadió deliberadamente otro ángulo al tema. Y la historia que obtuvo resultó mejor.
Estoy tratando de combatir los estereotipos. Deberíamos tratar de combatir los estereotipos en nuestra mente y en las mentes de las mujeres que tradicionalmente esperan que sean otros los que hablen primero.
Esta historia trata de una pareja que vive en una zona en la que hay planes para hacer una nueva autopista que atravesará directamente su jardín. Ambos están completamente en contra. Les mostraré ahora 3 versiones diferentes del mismo tema. Decidan cual les gusta más.
Les enseñaré un video llamado 'SMALL TOWN TRAFFIC' que está dividido en tres formas diferentes de hacer una entrevista.

Periodistas y realizadores de programas tienen la responsabilidad de reflejar una realidad que es extremadamente diversa. Desempeñamos un papel importante en la manera en que la televisión representa el mundo. Pero también necesitamos espectadores que piensen sobre lo que ven y personas que deseen dar un paso adelante y saltar a la luz pública.

Terminaré aquí poniéndoles un ejercicio: siéntense una noche ante su televisor, cojan un lápiz, una libreta y un reloj y anoten a quién ven, de qué hablan y durante cuánto tiempo. Traten de ver si el tema del que hablo esta tarde tiene sentido para ustedes y si todavía forma parte de la realidad a finales de 2003.

Otro ejercicio: hagan lo mismo con su periódico. Tomen un lápiz rojo y otro azul, señalen con un círculo azul cada foto que vean de un hombre y con uno rojo la de cada mujer y cuéntenlas. Háganlo durante una semana y hagan sus propios análisis. Será muy interesante, se lo prometo.

Quiero decir que considero importante que las mujeres estén en televisión no sólo porque creo que es ‘injusto’ que los hombres salgan siempre en la foto. Es mucho más que eso: creo que la televisión también sale ganando.

Porque las mujeres tienen muchas historias que todavía no se han contado.


1 Imágenes de las mujeres en los medios de comunicación. Instituto de la Mujer. Madrid 2000

2 Nosotros y vosotras según nos ve la televisión. Las imágenes de las mujeres y de los varones en los programas y en los anuncios televisivos.

3 La aventura semiológica (p. 242). Paidos. Barcelona 1990

4 Tobeña, A., Marks, I. Y Dar, R. Neuroscience and biovehavioral reviews. 1999

5 Puede verse una descripción de los rasgos tradicionales de esta cultura periodística en Opiniones y actitudes, periodistas al descubierto. Retrato de los profesionales de la información, un informe de M. J. Canel, R. Rodríguez Andrés y J. J. Sánchez Aranda. También en el libro Profesionales del periodismo. Hombres y mujeres en los medios de comunicación, de M. García de Cortázar y M. Antonia García de León. Ambos títulos han sido publicado por el CIS (2000).



1   2   3   4   5

similar:

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconQué podemos hacer los medios de comunicación para colaborar en la educación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon¿Qué son y para qué sirven los valores?

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPara qué sirven los filósofos1

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon1. ¿Qué es la violencia en los medios de comunicación?

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconLa palabra por si sola se refiere al conjunto de los medios de comunicación...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon1. los medios de comunicacion de masas. Los lenguajes periodístico...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconResumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación






© 2015
contactos
l.exam-10.com