Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN?






descargar 228.59 Kb.
títuloElvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN?
página4/5
fecha de publicación13.06.2015
tamaño228.59 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5
OBJETIVOS DE BEGIRA


La Comisión Asesora de Publicidad no sexista / Begira tiene los siguientes objetivos:

  • Asesorar y orientar a las entidades, asociaciones y agencias de publicidad que lo requieran, facilitando criterios y recursos alternativos. Todo ello con el objetivo de evitar el sexismo en los mensajes publicitarios.

  • Desarrollar una labor de seguimiento y análisis de los anuncios y campañas que se difundan en la Comunidad Autónoma de Euskadi a fin de plantear alternativas publicitarias que transmitan imágenes y modelos no estereotipados.

  • Canalizar las denuncias tanto ciudadanas como institucionales en torno a los anuncios sexistas.


El ámbito de actuación de la Comisión es la CAPV. Es decir, Begira, asesora, analiza y denuncia la publicidad que se produce por parte de las empresas que tienen su domicilio social en la Comunidad Autónoma de Euskadi.
En los casos en los que la publicidad se refiera a productos y servicios de empresas cuyo domicilio social se halle fuera de esta Comunidad y, especialmente si se produce alguna queja en relación con campañas de publicidad de ámbito estatal, la Comisión Asesora de Publicidad No Sexista / Begira, una vez analizado el anuncio objeto de protesta, remite las denuncias al Organismo creado a tal efecto por el Instituto de la Mujer del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

COMPOSICIÓN DE LA COMISIÓN ASESORA DE PUBLICIDAD NO SEXISTA-BEGIRA,
Begira estará integrada por las siguientes personas: Presidenta: La Secretaria General de Emakunde. Vocales: Una persona representante de la Presidencia del Gobierno Vasco que forma parte de la Comisión Interdepartamental de Publicidad. Una persona en representación del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco. Una persona en representación del Departamento de Comercio, Consumo y Turismo del Gobierno Vasco. Dos docentes de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Universidad del País Vasco-UPV / EHU. Dos representantes de las Asociaciones de mujeres que forman parte de la Comisión Consultiva, alternándose anualmente por subáreas. Una persona elegida por las Asociaciones de Consumidoras y Consumidores. Una persona experta en Publicidad y Comunicación. La responsable de Estudios, Planificación y Publicaciones de Emakunde. La responsable de Comunicación y Prensa de Emakunde. Secretaria: la persona responsable de Comunicación y Prensa de Emakunde.
La Comisión se reúne al menos cuatro veces al año, una por trimestre. De todas formas, también se han realizado reuniones extraordinarias para dar respuesta urgente a cuestiones planteadas ante la misma.
BALANCE DE LA LABOR REALIZADA POR BEGIRA


A la hora de hacer balance de la labor realizada por Begira, nos encontramos con “una de cal y otra de arena”.
Lo que se ha conseguido:


  • Se ha hecho seguimiento y análisis de anuncios y campañas publicitarias que se difunden en Comunidad Autónoma de Euskadi, lo que ha permitido conocer la situación en la que se encuentra el tema y los ámbitos en los que se crea más publicidad sexista. Esto ha permitido plantear alternativas publicitarias que transmitan imágenes y modelos no estereotipados.

  • Se han hecho campañas que han mejorado conciencia crítica en la ciudadanía respecto a la publicidad sexista.

  • Se han hecho reuniones con empresas de publicidad para estimular la creación de un tipo de publicidad que refleje a mujeres y a hombres en papeles más diversificados.

  • Se ha conseguido que muchas departamentos e instituciones gubernamentales hayan cambiado sus prácticas publicitarias, sobre todo las que tienen que ver con las ofertas de empleo. En este sentido, gracias a la labor de Begira, algunos departamentos e instituciones públicas han comenzado a reflexionar en perspectiva de género antes de diseñar y lanzar campañas publicitarias.

  • Se han atendido peticiones de asesoramiento por parte de empresas privadas e instituciones públicas a fin de evitar el sexismo en las iniciativas publicitarias planteadas.

  • Se han tramitado denuncias sobre publicidad sexista.

  • En aquellos casos en los que la publicidad se refería a productos y servicios de empresas cuyo domicilio social estaba fuera de la Comunidad, se han remitido las denuncias al organismo creado para tal efecto por el Instituto de la Mujer del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.


Lo que no se ha conseguido:


  • Hay que reconocer que todavía hoy vivimos entre miles de anuncios sexistas.

  • Al no ser una comisión asesora, Begira no tiene poder para vetar o cambiar campañas publicitarias.

  • Begira no puede tramitar las denuncias referentes a la publicidad sexista que se crea fuera de Comunidad Autónoma del País Vasco, por lo que mucha publicidad que consumimos en el País Vasco esta fuera del control.

  • Las empresas publicitarias así como las empresas que contratan publicidad son muy reticentes a los cambios. Los anuncios y las campañas publicitarias que funcionan desde el punto de vista de las ventas no se cambian aunque hayan sido denunciadas como sexistas.


Lo que Begira tendría que hacer en el futuro:


  • Begira tendría que hacer más campañas de concienciación entre las empresas que crean publicidad así como entre las empresas y entidades que más publicidad contratan, sobre todo entre los Bancos, Cajas de Ahorros, y Departamentos e instituciones gubernamentales.

  • Además de canalizar las denuncias, Begira tendría que premiar a la campañas publicitarias que crean publicidad no sexista o que muestran a hombres y mujeres en entornos en los que antes estaban ausentes. Sería interesante crear un label de calidad al respecto.

  • Habría que hacer un mayor seguimiento y análisis de los anuncios y campañas que se difundan en la Comunidad Autónoma de Euskadi a fin de plantear alternativas publicitarias que transmitan imágenes y modelos no estereotipados.



BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA


  • Abril, N.: Las Mujeres en la Prensa Diaria Vasca.Protagonistas, Temáticas, Tratamiento Periodístico. Servicio Editorial Universidad del País Vasco, Leioa, 1994.

  • Adams, C. and Laurikietis, R.: The Gender Trap. A closer Look at Sex Roles. 3: Messages and Images. Virago, London, 1976.

  • Begira: ¿De qué habla begira cuando habla de sexismo en la publicidad?. Cuaderno nº 3, Emakunde, 1997.

  • Clark, E.: La Publicidad y su poder. Las técnicas de provocación al consumo. Planeta, Barcelona, 1988.

  • Garcia Matilla, E.: Subliminal: Escrito en nuestro cerebro. Editorial Bitácora,

  • Fagoaga, C., Secanella, P.M.: Umbral de presencia de la mujeres en la prensa española. Ministerio de Cultura, Instituto de la Mujer, Madrid, 1987.

  • Juaristi, P. (1994): “Emakumea eta publizitea”. Egunkaria, 1994ko azaroaren 18an.

  • Juaristi, P. (1997): “¿De qué hablamos cuando hablamos de sexismo en la publicidad?” en El reflejo de la diversidad a través de los medios de comunicación y de la publicidad. Emakunde/Instituto Vasco de la mujer, Vitoria-Gasteiz, 1997.

  • Juaristi, P.: “Sexua, Sexismoa eta Publizitatea”. Zabalik, noviembre de 2003.

  • Juaristi, P. (2003): Kontsumoaren abenturak eta kalenturak Euskal Herrian. Alberdania, Irun, (en proceso de publicación).

  • Leon, J.L.: Persuasión de Masas. Psicología y efectos de las comunicaciones sociopolíticas y comerciales. Deusto, Bilbao, 1992.

  • Mentxaka, M.: “Publicidad: Mujer, objeto y objetivo”. Emakunde, nº. 13, Diciembre de 1993.

  • Peña-Marin y Carlo Frabetti: La Mujer en la publicidad. Instituto de la mujer, Madrid, 1990.


Lucy Garrido

TU BOCA FUNDAMENTAL. ANÁLISIS Y PROPUESTAS DE CAMPAÑAS CON PERSPECTIVA DE GÉNERO
Yo hablo desde la región de América Latina y aunque muchas de las cosas que pueda decir sean parecidas a las que suceden aquí, sería un atrevimiento de mi parte generalizar las opiniones.
Lo primero que me gustaría decir, es que aquél discurso feminista que culpaba a la publicidad y a los grandes medios por el rol tradicional en que fijaba a las mujeres, está cambiando. Y es que a veces, las luchas de las organizaciones sociales, sobre todo las de las mujeres, entramos o nos meten en círculos viciosos.
Hay un juego de palabras que seguramente ustedes conocen:
- ¿A dónde vas?
- Al cine.
- ¿Qué vas a ver?
- Quo Vadis.
- ¿Qué quiere decir?
- A dónde vas.
- Al cine.
- ¿Qué vas a ver?
- ¡¡¡QUO VADIS!!!
- ¿Pero qué quiere decir?
- ¡¡¡A DÓNDE VAS!!!
- Al cine… “

Este juego de palabras es útil para explicar lo que es un “círculo vicioso” y creo que las feministas, respecto a la comunicación, estuvimos a punto de caer eternamente en este círculo. Porque como nuestra lucha atiende tantos frentes y hay todo un sistema empeñado en que no la ganemos, tenemos mucho menos recursos que otros movimientos (los ecologistas, por ejemplo) y entonces menos poder en los medios, y por lo tanto nuestra incidencia es menor y así sucesivamente...
Cuando denunciábamos a los medios y a los creativos, fuimos justas, y también debemos serlo para decir que pese a que la mayoría de los medios de comunicación insiste en ser retardataria, cada vez son más los medios y las y los publicistas que están dando mensajes respetuosos de las diversidades. Claro que ese cambio no vino solo, fueron necesarios años y años de denuncia, pero también fue fundamental que las feministas aceptáramos, finalmente, dos premisas:
a - es imposible concebir ninguna lucha contemporánea, incluida la de las mujeres, sin estrategias de comunicación.
b - podemos seguir necesitando usar el arco y la flecha sino tenemos dinero para comprar rayos láser, pero no podemos olvidar que el rayo láser existe.

Hoy, el campo de la “realidad” esta inevitablemente penetrado por lo simbólico. ¿Qué es verdad y qué es ficción? ¿Qué es realidad y qué es reflejo?
Estamos asistiendo a un proceso en el que las diferencias, no ya de género sino las diferencias sociales, culturales, políticas y económicas, comienzan a difuminarse y a desaparecer en favor de la “igualación” aparente. ¿Qué oportunidad real tiene el público de saber si todos los musulmanes son fundamentalistas?; ¿si todas las mujeres latinoamericanas somos víctimas indiferenciadas?
El desarrollo tecnológico asociado a la liberalización del mercado está arrasando con las pocas leyes y reglamentaciones que protegían a las “minorías” y su diversidad. Ahora, para conseguir que los medios masivos difundan la situación de las mujeres (lo hagan o no con perspectiva de género) se necesita más que nunca ofrecer enfoques “novedosos” y aportar información válida y consistente.
Establecer un diálogo con los medios significa reconocer su lógica y ser capaces de “sintonizarse” con los espacios y momentos en los que no sólo podemos, sino que tenemos que emitir nuestros mensajes y discursos. No debemos olvidar, nunca, que ellos son intermediarios entre diversos grupos de interés que luchan entre sí para llamar la atención de la sociedad, y entre esos grupos de interés, entre otros muchos, están las mujeres.
Es en ese sentido donde el lugar del hablante, el posicionamiento, el punto desde el cual vamos a dirigirnos a los demás, se vuelve tan importante.
Hace poco tiempo, en una reunión de feministas se dio una discusión muy interesante sobre la frase que debía imprimirse en una camiseta:
A - “Podemos decidir sobre el destino de nuestras naciones, ¿no vamos a decidir sobre el destino de nuestros cuerpos?”

B - “No decidimos el destino de nuestras naciones, ¿cómo vamos a decidir el destino de nuestros cuerpos?
Obviamente, en las dos frases el objetivo es ampliar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, sin embargo, la primera lo hace desde un lugar empoderado y la segunda, aunque se pueda decir que es más verosímil que la primera, no deja mucho lugar para la acción política y tampoco para la comunicativa pues al decir que no decidimos sobre nada, invalida también el que podamos decidir sobre nuestro cuerpo.
En la primera, en cambio, se parte de los derechos ya conquistados (podamos ejercerlos o no) para dar un salto que los amplíe, y lo hace adueñándose del desafío que implica. Lo hace desde un lugar empoderado.
FESTEJAR, PESE A TODO
Tanto las señales de humo como el tan-tan de la selva, la BBC de Londres, la radio de mi abuela o las llamadas “nuevas tecnologías de la comunicación”, redes virtuales y comunidades electrónicas, tienen el poder de informar y desinformar, de circular la información o de matarla. Pueden ser apenas un espacio desvaído de intercambio, y pueden también ser un motor que ayude a potenciar la organización de la gente.
¿Tenemos ejemplos exitosos en nuestra región? En los movimientos sociales, ¿cuántas veces se da la oportunidad de festejar algo? Y sin embargo, este año las mujeres de América Latina, las feministas, los movimientos de derechos humanos de la región, festejamos. Y festejamos en el medio de la guerra que se preparaba, en el medio de la rabia y la impotencia. Entre denuncias, protestas y manifestaciones y pese a estar anonadadas ante tanto cinismo imperial, festejamos el haber logrado abrir una pequeña rendija. Festejamos esa pequeña luz que puede pasar por cualquier puerta por más grande que sea el portazo que nos den en las narices. Festejamos la constitución de la Corte Penal Internacional y claro que festejamos que Elizabeth Odio fuera no solo seleccionada sino elegida Vicepresidenta.
Pero festejamos también porque en pocos días la gente de estos movimientos pudo “moverse” y moverse muy rápido: la comunidad funcionó. Produjimos un CD Rom de 3 minutos que enviamos a las cancillerías de casi todo el mundo para que los delegados supieran por qué debían apoyar su candidatura, con un slogan muy simple pero muy efectivo: ¿CREE EN LA JUSTICIA? HAGA JUSTICIA. Lo pusimos en las web de las redes y los grupos. Alguien escribió un mensaje electrónico y empezó la cadena, alguien contestó y re-envió y al poco tiempo eran miles las personas, los grupos, que se estaban organizando para apoyar la candidatura.
Y como lo bueno de las experiencias exitosas es que son contagiosas, logran el efecto cascada: todo el mundo quiere replicarlas. Y entonces, esa cadena volvió a funcionar apoyando a Cecilia Medina en la Corte Interamericana. Y otra vez movimiento, otra vez festejo. Otra vez. Los medios electrónicos, los correos, boletines, la presentación en CD, el listado de firmas, se usaron como herramientas para la organización. Se logró potenciar la comunión de intereses, se logró informar, plantear la estrategia y convocar. Pero además, esa sensación de haber ganado, de haber conseguido el objetivo, es una inyección de optimismo que de alguna forma mantiene latente la noción de pertenencia, esa necesidad urgente de decir “nosotros” (como ha dicho Mario Benedetti en un poema). Ese “nosotros/as” que podrá ser nuevamente convocado para otra iniciativa.
La Campaña por una Convención Interamericana de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos es otro de los ejemplos exitosos en el uso de las nuevas tecnologías y el abanico de posibilidades que éstas abren.
Entre sus primeros productos la campaña produjo un CD que es utilizado para motivar el debate y sensibilizar sobre el tema en cada uno de los lanzamientos nacionales.
La página web que contiene información nueva todos los días e incluye un relevamiento de la prensa diaria de los principales periódicos que hayan publicado sobre temas afines, es una de las más visitadas de toda la región y desde ella se “bajan” infinidad de artículos y datos. Contiene “radiografías” nacionales que incluyen estadísticas, relevamientos y entrevistas; en ella se pueden encontrar proyectos de ley, cuadros comparativos de legislación sobre derechos sexuales y reproductivos, documentos, textos de convenciones y plataformas de acción de las conferencias de Naciones Unidas, etc. Esta página fue el sitio desde el que se publicitó el concurso de afiches (2002) para difundir con nuevos materiales gráficos la campaña. Llegaron en formato electrónico más de 100 propuestas creativas desde todos los países de la región, propuestas que, a su vez, para ser formuladas debieron utilizar la información que sobre la campaña aparecía en la web. En este mismo espacio se publicitó este año un concurso de ensayos sobre derechos sexuales y derechos reproductivos con el mismo éxito que el anterior, ensayos que, obviamente, también estarán “colgados” en la web.
Sin embargo, nada de esto serviría para nada si la gente no estuviera usando toda esa información, si no se estuvieran recibiendo permanentemente mensajes solicitando más datos o preguntando cómo pueden adherir a la campaña, si otras páginas web no replicaran las noticias o los documentos, si los usuarios escribieran y nadie les contestara. Pero la tecnología está al servicio de la campaña; esto es, la campaña utiliza la tecnología para que sirva de nexo entre lo local, lo nacional y lo regional, la utiliza para potenciar su propia capacidad organizativa transformando los lazos informáticos y virtuales en redes sociales.
Cuando se critica a la globalización, así a secas, sin al menos ponerle el apellido de neoliberal, se olvida que hay millones de personas internacionalizando los derechos humanos y democratizando la información, usando (entre otras varias estrategias) las mismas herramientas por las que los capitales escapan de un banco a otro, los mismos bytes con los que una transnacional se lleva la maquila de un país a otro, para construir una globalización “alternativa” que haga que a la “neoliberal” le salga el tiro por la culata.
En América Latina, cada vez son más las iniciativas que no se conforman con ser un espacio para el intercambio de informaciones y que están utilizando, con éxito, las redes electrónicas para generar redes sociales, comunidades que potencian la organización de la gente para que, como en el primer ejemplo que di sobre las candidaturas a la CPI, cada vez haya más oportunidades para festejar.
CONTRA LOS FUNDAMENTALISMOS LO FUNDAMENTAL ES LA GENTE
Cuando en el seminario “Mujer y democracia en el MERCOSUR” (Montevideo, setiembre 2000) se discute la necesidad de consolidar y potenciar las experiencias, el conocimiento y la confianza acumulados en el proceso a Beijing, nace la Articulación Feminista MARCOSUR con una agenda abierta que tiene la posibilidad de recrearse a partir de la discusión de acciones prioritarias y sin ahogar los intereses específicos de sus integrantes. La AFM se define como una “corriente de pensamiento y acción feminista que quiere incidir políticamente en las relaciones de cultura y poder presentes en los procesos de integración regional y en los grandes debates internacionales.”
Podría haberse llamado Articulación Feminista “MERCOSUR” por el interés que tenemos en los temas de la región y porque están integradas coordinaciones nacionales de los países que lo conforman. Pero se llama MARCOSUR porque la integración que nos interesa va más allá del comercio y los mercados, y tenemos una forma de interpretación basada en una serie de valores compartidos que van más allá de un contexto específico y de cualquier frontera.
La campaña contra los fundamentalismos fue lanzada en el FSM del 2002 por la Articulación Feminista Marcosur, que la discutió a partir de la lista de correo de sus integrantes. Por medio de esa “comunidad electrónica” fueron y vinieron las propuestas, las críticas, los acuerdos y los diseños de los materiales. En la web de la AFM está la información necesaria y organizaciones de las más diversas partes del mundo, desde Río Grande do Norte en Brasil a la universidad de Berkeley y la de Edimburgo, desde La Paz a Manila, están bajando los diseños para imprimirlos en sus países y utilizando el CD que relata el lanzamiento.
Pero sepan que hacer esta campaña implicó varias discusiones internas. Por ejemplo, ¿por qué vamos a hablar de “los” fundamentalismos y no de “el” fundamentalismo? ¿qué es eso de querer usar un helicóptero para tirar “ayuda humanitaria”? esa ayuda humanitaria, además de agua, harina, leche, etc, incluye derechos humanos, solidaridad, justicia, paz... ¿cómo que esas cosas nos van a “caer del cielo”? en vez del helicóptero... ¿no podemos conseguir un camión de la cruz roja internacional?
Pero no vengo a hablar de los fudamentalistas. Vengo a hablar de la risa. Porque reír es admitir que existen otras maneras de pensar, de ver el mundo, de vivir y, por supuesto, de REIRSE. Reír es dudar, reír es preguntar, por eso el humor es tan antitotalitario y esa capacidad de reír a carcajadas desafía a cualquier fanatismo. La risa es subversiva, porque es antidogmática.
Por eso la imagen que elegimos para la campaña es la boca. Las bocas de nuestra campaña, por abajo de esa barra negra que les impide expresarse, están sonriendo.
Son bocas que se ríen de quienes quieren silenciar su risa, son bocas que denuncian a quienes pretenden imponer modelos únicos y verdades reveladas.
Son bocas que simbolizan a las mujeres afganas, israelitas, nigerianas, estadounidenses, palestinas, brasileras, colombianas, que invitadas por esta campaña dieron su testimonio contra todos los fundamentalismos, en el medio del Foro Social Mundial.
Testimonios contra el fundamentalismo económico de los que en nombre de la modernidad transforman al mundo en un supermercado y al mismo tiempo que computadoras y lavarropas y coches, producen pobres y pobres y pobres.
Contra el fundamentalismo de cualquier religión que se sienta elegida por el único y verdadero "Dios, marca registrada" y en nombre de ese dios quiera transformar en rebaños a la gente.
Contra el fundamentalismo político y cultural, instrumento de todos los fundamentalismos para producir violencia, guerras, exclusión y discriminación contra todo lo que sea diferente a él. Contra quienes no tengan o no participen de su poder: contra los negros, las lesbianas y los homosexuales, los pueblos indígenas, los jóvenes y los viejos, contra los que no sean poetas de la Corte, contra los músicos que no toquen la clase de música que el fundamentalismo quiere escuchar.
Esta campaña es contra todos los fundamentalismos porque no respetan la diferencia y la diversidad. Porque persiguen a los que discrepamos con el modelo único, con el pensamiento único y la verdad revelada.
Cuando lanzamos esta campaña sabíamos que muchas personas podrían pensar que estábamos locas y desubicadas, y nosotras mismas tuvimos miedo de estar arriesgándonos a hacer algo demasiado provocador que podría no ser bien recibido: ¿¿¿qué es eso de que las feministas anden hablando de los fundamentalismos??? ¿¿¿qué es eso de usar una boca como símbolo de lucha??? ¿¿¿qué es eso de andar alquilando un globo inmenso para que se levante en el medio de la inauguración y la gente no tenga más remedio que verlo??? ¿¿¿qué es eso de que un panfleto de propaganda diga “raspe y gane” igual que tantos juegos y loterías???
Pero nosotras decidimos hacer esa campaña porque había algo que unificaba todo lo que estaba pasando en ese momento: la situación entre Palestina e Israel era muy tensa, en Argentina el sistema económico se derrumbaba, hacía apenas 4 meses del atentado a las Torres Gemelas y las bombas estaban cayendo en Afganistán. Y ese algo, para nosotras, es el pensamiento único, esa terrible necesidad que tienen algunos de ponernos a todos los demás a elegir entre la guerra imperialista y la guerra santa.
Y por supuesto que fue muy provocadora: varios dijeron que le estábamos “haciendo el juego a Bush”; otros, que no existía el fundamentalismo del mercado, y varios militantes/compañeros/as opinaron que las bocas eran un símbolo asociado al erotismo y, por lo tanto, un signo demasiado light.
Pero justamente, provocar la discusión y aceptar el debate, es uno de los objetivos que perseguimos como Articulación Feminista Marcosur en el FSM: si las feministas realmente tenemos una propuesta para un mundo mejor, para una sociedad más plural, más justa, más equitativa, más inclusiva, más democrática, entonces, el FSM es un espacio privilegiado para debatir con todos los otros movimientos sociales, regionales y globales, sobre contenidos, agendas comunes y estrategias políticas. Y además, es un amplificador perfecto para nuestros propios discursos.
El FSM expresa “inevitablemente las tensiones internas y externas de los movimientos sociales globales, es un hábitat que revela e incluso reproduce rasgos y prácticas ambiguas, cruzadas por movimientos democratizadores y bolsones de autoritarismo, sexismo, o racismo.” como dice Gina Vargas. Y allí mismo, por pura intuición, fuimos a insertarnos.
Porque es un espacio donde confluyen las protestas con las esperanzas, y el desasosiego con la construcción de alternativas. Donde están los del Movimiento Sin Tierra y los que viven sin techo y sin ventana, los movimientos indígenas y afrodescendientes junto a los jóvenes y los economistas, los transexuales y las feministas. Los que dan masajes holísticos con los académicos. Los que luchan contra los productos transgénicos y los que son transgénero. Hindúes, musulmanes, judíos, católicos junto a los sindicalistas y la gente que promueve el Esperanto como lenguaje universal.
Es un cambalache. Es un enorme caos. Pero es un caos muy creativo que está buscando responder a esta globalización no con una receta dada por un solo sujeto, sino haciendo confluir las búsquedas desde un espacio descentralizado, diverso y plural. Y por esas mismas razones es que también en él confluyen viejas y nuevas formas del pensamiento, modernas y anquilosadas maneras de actuar en un proceso colectivo que se construye con movimientos, redes, campañas, alianzas.
Si la campaña la hubiéramos lanzado en un seminario hubiéramos contado con los medios de comunicación alternativos del movimiento, y eso hubiera sido muy bueno, pero no hubiéramos sido, además, tapa de la web de la BBC, ni hubiéramos salido en CNN, en Reuter, en la RAI, etc.
Y fue en ese espacio conformado por 70.000 personas donde la gente volvió a sorprendernos. Y al lado de aquel globo inmenso que queríamos levantar con la consigna TU BOCA, FUNDAMENTAL CONTRA LOS FUNDAMENTALISMOS y que el viento impedía que se elevara, empezaron a llegar las mujeres y los hombres, los payasos, las niñas y los jóvenes malabaristas a tirar de las cuerdas y a soplar hasta que lo vimos levantarse en el aire de la tarde.
Para hacer esta campaña contamos con el apoyo de UNIFEM y de la Fundación FORD. Pero más que nada, contamos, con la gente y la organización de la gente. Por eso, en este último FSM (Porto Alegre, enero 2003) se integraron a la campaña otras redes y articulaciones regionales y globales como la Red de Salud de América Latina y el Caribe, las Católicas por el Derecho a Decidir, el Centro Global de Lideranza de las Mujeres, la Red DAWN, la Campaña por la Convención Interamericana de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos, las Mujeres Viviendo bajo las Leyes Musulmanas, etc., etc. y todas participamos juntas del lanzamiento del libro y el CD, de los nuevos testimonios contra los fundamentalismos y de la marcha que inauguró el Foro.
Ahora se trata de multiplicar las voces, de que cada red, cada grupo, pueda llevar la campaña a su país y a su localidad. Se trata de que en el próximo Foro Social Mundial (INDIA, diciembre/enero 2004) la campaña pueda ayudar a articular las acciones que decidamos hacer en él.
La Articulación Feminista MARCOSUR ahora es una integrante más de lo que esperamos que sea un enorme movimiento contra todos los fundamentalismos. Un movimiento hecho no solo con las mujeres sino con la organización de la gente, con la lucha de cada ser humano levantándose contra las verdades reveladas, únicas y absolutas; de la lucha en la oficina, en el campo, en la universidad, en la fábrica o en la cama.
De eso es de lo que trata esta campaña. Habla de la gente y de la risa. Las únicas verdades fundamentales.
Porque como dice Betania Avila, “La ciudadanía debe ser tomada como un valor que motive la revuelta, oriente el camino y ofrezca los medios de mejorar la vida que está siendo vivida. Debe servir como inspiración para tomar parte en el conflicto de la transformación social, para producir el discurso de los sujetos y para no aceptar más la violencia de sexo, de raza o de clase, como parte de un destino”.
Por eso, ante tanto fundamentalista de todo tipo que anda suelto por ahí, no es hora de andarse con delicadezas: creo que hay que hablar directo y que hay que hacerlo desde la contra-cultura y desde la provocación.
Si es que queremos tejer alianzas con otros movimientos, tenemos que hacerlo desde una agenda propia que cuestione, provoque y desafíe el debate público.
Estamos en un milenio cada vez más urbano. Se viene “Blade Runner” y en la versión no editada.
Beck se pregunta cómo puede una sociedad expuesta a los rigores de este mercado global en el que estamos, basado en la individualización institucionalizada, en el contexto de una presión global de la comunicación, etc., tener al mismo tiempo un sentimiento de pertenencia, de confianza o de cohesión, y se contesta que:


  • Solo puede lograrlo recurriendo a una fuente que, en vez de agotarse por el uso cotidiano, brota con fuerza renovada, recurriendo a la democratización cultural, y la libertad política. Esta democratización cultural está transformando los fundamentos de la familia, las relaciones de género, el amor, la sexualidad, la intimidad”. Y yo creo que desde nuestros discursos el mejor aporte que podemos hacer es el de la transgresión.


Será por eso que me entusiasma tanto usar lo que muchas veces las feministas hemos llamado las “herramientas del amo” dándolas vuelta a favor nuestro, obviamente. Les voy a dar un ejemplo: la IGLHRC (International Gay and Lesbian Human Right Comisión) me propuso que para el foro de AWID que habría en Guadalajara sobre la Mujer y el Desarrollo, inventara algo que diera visibilidad al tema del lesbianismo. Pregunté por qué hacer algo específico para visibilizar a las lesbianas: si el tema es el de la mujer y el desarrollo, las lesbianas también estarían incluidas, ¿verdad? Pero me contestaron que las lesbianas eran tratadas como ciudadanas de segunda o tercera categoría porque había derechos que las mujeres heterosexuales sí tenían y las lesbianas no, como los de la herencia, o varios de la seguridad social y la asistencia a la salud.
Déjenme contarles cómo llegamos a la idea creativa. Una semana antes que me encargaran la tarea, había estado en Uruguay en una reunión pública en la que una organización de lesbianas, presentó el resultado de una encuesta que habían hecho para saber cómo se vivía el lesbianismo. Esa reunión se hizo en la Facultad de Psicología con Decano de Psicología incluido y muchos psicoanalistas al lado. Cuando llega la presentación resulta que todos los datos que dieron tenían que ver con “lesbianismo y alcoholismo”, “lesbianismo y suicidio”, “lesbianismo y violencia”... Y ¿dónde estaba el placer? No estaba! y yo que toda mi vida había pensado que las lesbianas igual que los gay y lo heterosexuales eran lo que eran, antes que nada, por puro placer... Al otro día de esa reunión, estaba viendo la televisión y haciendo zapping hasta que en un canal cable argentino vi una publicidad de un shampoo que decía: “¿Tenés rulos?, ¡festejá! con el shampoo tal o cual tus rulos quedarán hermosos...etc.”, y entonces, listo: “¿Sos lesbiana? ¡Festejá! Festejá para que cada día haya menos discriminación, para que cada día el desarrollo sea más humano”.
La idea de ilustración del afiche, del póster, fue gracias a la revista Benetton porque nos basamos en las fotos de vaginas que aparecieron en un número sobre maternidad y que transformamos en dos copas que invitan al FESTEJO. Pero además, para hacer uso de las “herramientas del amo” a cabalidad, inventamos un pin, esos broches que la gente se pone en la solapa solo que, esta vez, sobre la lata pusimos un espejo, un espejito redondo que alrededor decía algo parecido a lo que hace años empezó Catherine Deneuve con el slogan “Uso L’ Oreal por que yo me lo merezco” y que transformamos en “Soy lesbiana porque TU te lo mereces”. La cuestión es que en ese encuentro donde había unas dos mil mujeres -probablemente la mayoría heterosexuales (o eso decían)- todas terminaron encantadas con el espejito colgado en la solapa.
La transgresión combinada con la creatividad, ayuda a abrir las mentes y los corazones, y en este caso, en el que el mensaje subyacente era que todos los derechos deben ejercerse, pero los derechos sexuales deben gozarse, puede ser profundamente democrática.
Pero un discurso así, solo podemos hacerlo si estamos dispuestas a producir nuevos símbolos que fortalezcan las utopías, si estamos dispuestas y dispuestos a construir futuro sabiendo que la vida es hoy. Sabiendo que la pobreza y la desigualdad son hoy, y que conviven con los sueños, el deseo y la felicidad.
Como decía Woody Allen en su Discurso a los graduados “resulta claro que el futuro ofrece grandes oportunidades, pero también puede ocultar peligrosas trampas. Así que todo el truco está en esquivar las trampas, aprovechar las oportunidades y estar de vuelta a casa a eso de las seis de la tarde”

1   2   3   4   5

similar:

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconQué podemos hacer los medios de comunicación para colaborar en la educación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon¿Qué son y para qué sirven los valores?

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPara qué sirven los filósofos1

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon1. ¿Qué es la violencia en los medios de comunicación?

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconLa palabra por si sola se refiere al conjunto de los medios de comunicación...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? icon1. los medios de comunicacion de masas. Los lenguajes periodístico...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconResumen el análisis crítico del discurso se ha revelado como metodología...

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación

Elvira Altés Rufias ¿CÓmo funcionan y para qué sirven los estereotipos en los medios de comunicacióN? iconPersonas de contacto para los medios de comunicación






© 2015
contactos
l.exam-10.com