Traducido del inglés por Alí Dedé






descargar 141.35 Kb.
títuloTraducido del inglés por Alí Dedé
fecha de publicación11.06.2016
tamaño141.35 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
786
EL RUBAIYYAT
Del Sheik Omar Khayaam

Traducido del inglés por Alí Dedé




  1. Mientras el Amanecer, el heraldo del día que

abarca todo el cielo,

Ofrece al mundo adormecido un brindis

“A beber”,

El Sol rocía oro temprano sobre los techos

de la ciudad

El Anfitrión Real del Día, llena nuevamente

su jarro.


  1. Después resuenan gritos entre nosotros en la

taberna:

“¡Levántate, muchacho haragán de la taberna!”

Llena nuevamente nuestros jarros vacíos con la

medida del día,

¡Antes de que sea llenada la medida de nuestras

vidas!”


  1. “¡Fuerte canta el gallo pidiendo su bebida del

amanecer, mi Saki!”

“¿Es ésta una hora para rezo? ¡Silencio, mi

Saki!”

“¡Desafía viejas costumbres, Saki, bebe hasta

llenarte!”


  1. El más escaso de los jóvenes, que se levanta para

saludar al Amanecer;

¡Favorece mi jarro de cristal, sirve vino rojo!

Este momento, hurtado de cuerpo gris de la

noche

Por el que mucho hemos de suspirar, nunca

descansa.


  1. Ahora que nuestro mundo encuentra riquezas

a la mano,

Vivos corazones despiertan y desean amplios

horizontes

En los que cada rama es blanqueada por la mano

de Moisés

Y cada brisa es perfumada por el aliento de Jesús.


  1. Una gloriosa mañana, ni húmeda ni calurosa,

Con mejillas de rosas recién regadas por el rocío;

El Ruiseñor, en Pahlevi

Para toda mejilla pálida prescribe: “¡Vino, vino

y vino!”


  1. Con culpabilidad todas las mañanas determino

Abstenerme de vino en jarro o copa;

Pero éste es el tiempo-de-la-rosa-Señor,

¿Por qué he de sonrojarme?

¿Y tan pronto arrepentirme de mi

arrepentimiento?


  1. La Vida se pasa. ¿Qué es Balkh? ¿Qué es

Bagdad?

La copa se llena —¿debe importarnos si con

agrio o dulce?

¡Sigue bebiendo! Debes saber que mucho

después de nosotros

La Luna debe mantener su curso determinado ya

por tanto tiempo.


  1. Descansa a la sombra de la rosa, aunque el viento

haya roto

Un mundo en flor; los pétalos se tornan polvo

Jamsheds y Khusros por los cientos de miles

Yacen revolcados por la misma pincelada del

tiempo.


  1. Un amplio trago es mayor a la fama de Kawus,

De Kobad el Glorioso o Tus el Imperial.

Amigo, nunca inclines el cuello ni siquiera

a Rustam

Ni declares agradecimiento ni aun a Hatim Tai.


  1. Si nuestra porción del día fuese una simple

hogaza,

Una pierna de cordero y un jarro de vino

Puestos sólo para los dos sobre el amplio

horizonte,

Ni la generosidad de un Sultán podrían evocar tal

alegría.


  1. Una jarra de vino rojo y un manojo de poemas

Una simple subsistencia, media hogaza no más

Nos abasteció a los dos solos en el desierto libre:

¿A qué Sultán podríamos envidiar sobre su

trono?


  1. Dicen que el Edén está enjoyado por mujeres

muy hermosas;

Yo contesto que el néctar-de-la-uva no tiene

precio.

Ríete entonces del crédito a largo plazo, y

apégate a la moneda,

Aunque distantes tambores hechicen tu avaricioso

oído.


  1. La Rosa gritó: “Yo soy generosa en libertad

Y risa. Entre risas mis pétalos soplan

Cruzando el mundo; los listones de mi bolsa

Se revientan y su carga de monedas vuelan por

doquiera”.


  1. Antes de que el Destino suelte su emboscada

hacia tu vida,

Ordena a nuestro joven de taberna que te traiga

de beber.

¡Tonto, tu cuerpo seco no será un tesoro

recuperable

Que la orgullosa posteridad desenterrará!


  1. Piensa que este mundo está modelado a tu

capricho,

Perfectamente recortado de Oriente a Occidente

para ti,

Pero debes de saber que eres como nieve sobre la

arena

Amontonada durante dos días o tres, después se

derrite y se va.


  1. Esta caravanserai en ruinas, llamada Tierra

Establo del Día-y-la-Noche, corcel de dos

colores;

Pabellón del pasado de cien Jamsheds

De cien Bahrams que antes fueron salas de

estado;


  1. Un palacio engullido por el gigantesco Bahram

La zorra ahí pare y el león mueve la cabeza.

Bahram, que sólo cazó asnos salvajes,

Yace hundido en un abismo llamado tumba.


  1. Cada lecho de rosas y tulipanes que encuentras

De seguro marca el último lugar de descanso de

un rey,

Mientras que olorosas violetas, que surgen de la

negra tierra,

Registran el entierro de una bella joven.


  1. Verdes berros, también, disfrazan la orilla del río

Brotando de criaturas de clase angelical

Camina suavemente sobre tal evidencia de

belleza:

Labios rojos y rosadas mejillas profundamente

dormidas.


  1. Nunca te anticipes a las penas del mañana;

Vive siempre en el Paraíso del Ahora

Aunque el pronto destino sea, a cambio,

Habitar con otros que se han ido hace siete mil

años:


  1. Mis camaradas de taberna desaparecen uno a uno,

Víctimas inocentes del oculto golpe de la muerte.

Todos fueron honestos bebedores, pero todos

fallaron,

Dos rondas antes de la última, al no vaciar sus

jarros.


  1. Levántate, ¿por qué vestir de luto en este

mundo de hombre pasajero?

Pasa tu vida entera en gratitud y alegría.

Si la humanidad fuera libre de nacimiento y de

la tumba,

¿Cuándo hubieras tenido oportunidad de vivir

y de amar?


  1. No permitas que una sombra de duda te empañe,

que ningún dolor absurdo sea la nube de tus días.

Nunca renuncies a canciones de amor, a los

prados, a los besos.

Hasta que tu arcilla yazca mezclada con la arcilla

del pasado.


  1. Algunos ponderan mucho sobre doctrina y

creencia,

Algunos oscilan entre la certeza y la duda.

De repente de su escondite salta el Guía,

Diciendo: “Tontos, el Camino no es éste ni

aquél”.


  1. La mayoría de ellos, se van antes que nosotros,

mi Saki,

Soñolientos en su polvorienta cama de orgullo,

mi Saki.

Bebe nuevamente y escucha la verdad por fin:

“Todas sus palabras fueron viento, mi Saki”.


  1. Sin embargo, aquellos que probaron ser los más

perfectos entre nosotros

Montaron el Alado Burak de sus pensamientos.

Estudia tu esencia: Como el Firmamento,

Tu cabeza dará vueltas, vertiginosamente.


  1. Durante la niñez nos agachábamos ante nuestro

maestro,

Creciendo en alegría, al pasar el tiempo, con lo

que enseñaba;

¿Cómo termina la historia? ¿Qué nos pasó?

Llegamos como el agua y nos fuimos como el

viento.


  1. Cuando como halcón salí impulsado de mi

mundo

De misterio, volando cada vez más alto,

Ningún sabio estaba ahí parado para recibirme

con la verdad,

Y así bajé del vuelo por la misma estrecha

puerta.


  1. Nunca el cerebro humano ha resuelto el eterno

Por qué.

Tampoco traspasado la frontera impuesta al

pensar.

Ten seguridad de que todo intelecto prueba ser

una nadidad.

Por más esfuerzo en aprender o enseñar.


  1. Agitado se me trajo al mundo

Y nada aprendí de la vida que no esté aún como

pregunta;

No bien dispuestos nos vamos, aun mal

informados

Del por qué al mundo hemos venido, estuvimos

y nos fuimos.


  1. Mi presencia aquí no ha sido mi elección,

El destino me acosa involuntariamente a que

me vaya.

Levántate, envuelve un trapo a tu cintura, mi

Saki,

Y embriágate para alejar la miseria de este mundo.


  1. Si yo hubiera elegido venir ¿habría llegado?

¿O permanecido? ¿Qué habría sido de mí?

¿No fue acaso la mayor fortuna haber elegido

No venir, permanecer, ni estar?


  1. Del perigeo de la Tierra al apogeo de Saturno

He descubierto todos los misterios astrales:

Rompiendo las barreras del engaño y del fraude,

Salvando todo obstáculo menos el diseño del

destino.


  1. Ni tú, ni yo, podemos saber el secreto más

interno:

El Cifrado eterno resulta demasiado difícil de

conocer.

Detrás de la Cortina de Dios hay voces que

hablan de nosotros

Pero cuando se abra, ¿adónde estaremos tú y yo?


  1. Con avaricia el jarro a mis labios apreté

Y pregunté cómo podía yo asegurar mi verde

edad madura.

Apretando sus labios a los míos murmuró

oscuramente:

“¡Bebe! ¡Una vez que te hayas ido, no regresarás

ya más!”


  1. Este jarro fue, hace siglos, un triste amante

Como yo —que había perseguido un sueño,

como yo.

Esta asa sobre su cuello una vez fue un brazo

Alrededor de un cuello que amaba demasiado

bien.


  1. Ayer en el mercado estaba un alfarero

Golpeando despiadadamente su cochura de

barro.

Mi oído interno podía escucharlo gemir y

suspirar:

“¡Hermano, una vez fui como tú! ¡Trátame con

gentileza!”


  1. En el cuarto del alfarero, ensombrecido por el

torno,

Reflexioné, observando cómo el Maestro hacía

Tapas y asas para sus cántaros y vasijas

Con barro, sobre las manos de los reyes, sobre

los pies de los mendigos.


  1. Caminé un poco más por la Calle de los Alfareros.

Continuamente probaban nuevas habilidades con

el barro;

Sin embargo algunos, carentes de visión, nunca

notaron

El ancestral polvo de cada uno de los tornos.


  1. Cada gota de vino que Saki negligentemente

Derrama sobre el piso puede apagar los fuegos

de dolor

De algunos corazones doloridos. Toda alabanza

a El que ofrece.

¡Aquella medicina que alivia la melancolía!


  1. Alcen alto el jarro, como copas-tulipanes en

Nauroz,

Y si el de la cara-de-luna tiene tiempo de sobra

Bebe con profundidad gloriosa, pues el brutal

tiempo

Te hará caer sin un solo grito de precaución.


  1. Evita toda envidia y avaricia, imperturbable

Por permutaciones, las malas que siguen a las

buenas;

Posee tu jarro, juega con los rizos de tu amado;

Pronto toda la escena se esfumará sin remedio.


  1. Khayaam, si estuvieras borracho de amor,

¡regocíjate!

O recostado con el deleite de tu corazón,

¡regocíjate!

Tu fin no es más que el fin de todo el mundo.

Imagina que ya no estás ahí; luego sonríe.


  1. Opóntele a toda resurrección de tu pasado,

Y no te incomodes por angustias que aún te

hayan sido preparadas,

Detente poco sobre tu entrada y tu salida.

Bebe, nunca dejes que tu esencia vuele con el

viento.


  1. Esta vasta, inmedible, bóveda universal

Ofrece un jarro para que toda la humanidad

beba.

Cuando llegue tu turno abstente de llorar, ten

alegría.

Levanta en alto el jarro, y bebe cada una de sus

gotas.


  1. Querido amor, cuando seas libre para descartar

tu piel

Y te conviertas en espíritu desnudo, volando lejos

Cruzando el Imperio del Creador, te sonrojarás

De haber estado constreñido tanto tiempo en la

cárcel de tu cuerpo.


  1. Khayaam, tu carcasa mortal es una tienda de

campaña;

Tu alma, un Sultán; y tu campo, el Tiempo

Eterno.

El sirviente llamado Destino indica la marcha de

mañana.

Y golpea la tienda cuando, como Sultán, te

muevas.


  1. Khayaam, aunque este pabellón real pintado de

azul,

Apriete sus cuerdas de retén doradas impidiendo

la entrada,

Un Saki que no muere saca a miles de Khayaams,

Como burbujas de vino, de la olla de la Creación.


  1. Este mundo durante largo tiempo deberá

sobrevivir después de nuestra retirada.

Persistiendo sin nombre ni nota sobre nosotros.

Antes de nuestra llegada, nunca se quejó de

nuestra ausencia.

Cuando nos hayamos ido ¿cómo podrá sentir

dolor?


  1. La caravana de la vida pasa como un extraño.

Ven, toma un momento que pase felizmente.

¿Por qué estar de luto por amigos y sus mañanas,

Saki?

Sirve más vino: la noche también está pasando.


  1. Joven querido, embebido como estás en los

Misterios,

¿Por qué cargas a tu corazón con preocupaciones

sin nombre?

Permite que los proyectos se desvanezcan; pasa

bien

El corto tiempo que la vida se detiene aquí.


  1. Una respiración separa a la infidelidad de la fe;

otra separa a la certeza y la duda.

Sin embargo valoriza la respiración, nunca la

consideres poco.

¿No es tal respiración la cosecha de nuestro ser?


  1. Mi corazón se quejaba: “Añoro la inspiración,

Añoro sabiduría, ser enseñado y aprender”.

Respiré la letra A. Mi corazón respondió:

“A es suficiente para ocupar esta casa”.


  1. La Luna, por su propia naturaleza capacitada

para el cambio,

Varía de forma animal a vegetal.

Destruye la forma, destruye nadidad,

Pues lo que parece sobrevive a su ser que aún no

nace.


  1. Trae vino para mitigar la fiebre de mi corazón;

La existencia aquí corre como corre el mercurio.

Levántate, pues vigilia es lo que el sueño atesora.

Y los fuegos de la juventud como el agua se

esfuman.


  1. Escondido vives, inescrutable como siempre.

A veces como persona, a veces como un lugar,

Sin mostrarle a nadie este costoso espectáculo.

Tú, el único público y el actor también.


  1. Podría mi corazón saber, en vida, los escondidos

secretos de la vida.

La muerte me podría informar los secretos

escondidos del Creador.

Puesto que no sé nada de mí mismo hoy,

¿Qué puedo saber mañana, después de morir?


  1. Aquellos crédulos del intelecto y de la lógica

mueren

Aun argumentando sobre el ser y el no ser;

Ve, ignorante, escoge bien tu vendimia.

De polvo como el de ellos sólo crecen uvas

inmaduras.


  1. ¡La Eternidad eternamente discutida!

En horas de felicidad el vino no nos jugará un

engaño.

El conocimiento y la práctica están más allá de

nuestra visión.

Pero el vino soluciona todo enigma que se ha

impuesto.


  1. Me haré de una copa más grande

Con tuberías de vino para llenarla,

Anulando antiguas ataduras de Razón y Fe.

Por el casamiento con esta hija de la Vida.


  1. Como uno que conoce todo lo esotérico

Acerca del ser y el no-ser, que se ha sumergido

En el abismo de la vergüenza, ¿cómo puedo

recibir como algo válido

a cualquier condición que se quede corta de la

embriaguez?


  1. Adversarios mal guiados me llaman filósofo.

Dios sabe que esto es algo que no soy.

Soy aún menos: en este nido de dolor

No puedo decir ni quién soy.


  1. Bebido esta noche, al pasar por la taberna,

Un compañero en la bebida me convidaba de

una jarra.

Grité: “Viejo hombre, ¿no temes al Creador?”

“Ven”, me dijo. “¡Dios es generoso! ¡Ven a

beber!”


  1. Destierra tus pesares con el vino, dispersa

Tus memorias sobre las setenta y dos sectas

Y alaba a la alquimia de este vino que aún puedo

desvanecer

Con un rojo sorbo más de mil rencores.



  1. Yo bebo vino como lo hacen mis compañeros

del beber.

Cuando bebo es de tan poca importancia

Para Dios, que bien sabe que yo bebo. Abstenerse

De beber haría del conocimiento del Creador sólo

ignorancia.


  1. Me dicen: “Mantén la sobriedad, no sea que

mueras

Y te hagas acreedor al fuego del Infierno el Día

en que Dios disponga el Juicio Final.

Sin embargo la fogata de mi borrachera

Brilla más que ambos mundos: tu Hoy y tu

Mañana.


  1. Mis vagabundos pies me han conducido por

lugares lejanos

Y por valles: he vagado por aquí y por allá.

Sin embargo nunca encontré a un viajero que

hiciera alarde

De haber pisado dos veces la misma ruta.


  1. Ejemplares de los cultos y de los formalistas

Aunque moldean velas a base de estos predicados

Nunca han aprendido una para mostrar el

camino

En la noche; sólo han contado sus fábulas y

después duermen.


  1. Ya durante la Creación me esforzaba por alcanzar

La Pluma y la Tableta, también Cielo e Infierno;

Pero prudentemente mi Maestro me previno:

“La Pluma

y la Tableta, Cielo e Infierno, se encuentran en

ti mismo”.


  1. Mi cuerpo roto sirve al cielo como faja,

Mis lágrimas preciosas para cortar la cama de

Jihum,

El Infierno es el fogón para el sufrimiento de mi

alma;

El Paraíso, mi único momento de soltura.


  1. Esta bóveda, bajo la cual vivimos anonadados

es, por así decir, el espectáculo de sombras del

Creador;

Con el Sol como su lámpara, el mundo como su

ancha pantalla

Para sus incontables siluetas que practican la

mentira.


  1. Permítanme decirlo, sin alegorías:

Somos sólo marionetas de nuestro maestro,

juguetes

Sobre la Mesa de la Existencia, uno por uno

Aventados nuevamente en la caja de juguetes de

la Inexistencia.


  1. Pobre pelota, golpeada por el pesado mazo de

polo del destino,

Corriendo para cualquier lugar que te envíe,

entumido,

Sin sensación, aunque El que te ha puesto sobre

tu camino,

El sabe, El sabe, El sabe.


  1. Lo que hemos de ser está escrito, y eso somos.

Negligente de Dios y del mal, pluma ¡sigue

escribiendo!

Desde el primer día los futuros fueron decididos;

Lo cual da a nuestras penas y dolores irrelevancia.


  1. El Mal y el Bien se disputan la posesión del

corazón;

La pena y la alegría son el destino predestinado

del hombre.

No vivas asombrado por los planetas. Los

planetas son

Mil veces más impotentes que nosotros.


  1. La verdad es hipérbole, corazón de mis corazones.

¿Por qué estás tan afligido por el dolor y la labor?

¡Entrégate a tu destino, confórmate, confórmate!

El mañana también está enmarcado por el destino.


  1. Ayer determinaron tu presente

Exento de los ineptos deseos de ayer.

Regocíjate de que sin ningún esfuerzo tuyo

El mañana también está trazado para ti.


  1. Pero mientras el Uno Eterno me creaba

El, palabra por palabra, deletreó mi lección,

Amor,

Y tomó mi corazón y de un fragmento forjó

Llaves para la bodega de la Realidad.


  1. Cuando por vez primera los salvajes caballos del

cielo se ganaron sus sillas,

Cuando por vez primera Júpiter resplandeció, y

las Pléyades,

Mi destino fue publicado desde el trono del

Juicio de Dios.

¿Cómo puedo errar? Actúo como fue escrito.


  1. Misterios expuestos con alegría en pláticas de

taberna

Tienen mucha más sustancia que un rezo

barbullado.

Para Ti, mi Ultimo y Primero, el creador de mi

alma

Con el poder de secarme o socorrerme.


  1. Cuando, bajando mucho, Dios me moldeó de

barro,

Incontrovertiblemente mi vida fue ordenada:

Sin su orden me abstengo del crimen.

Entonces, ¿por qué he de quemarme el Día de

Su Juicio?


  1. Que el pecado es irresistible, El lo sabe;

Sin embargo nos ordena abstenernos del pecado.

Así es que la irresistibilidad nos confunde

Con prohibición: “¡Inclínate pero no caigas!”


  1. El barro del que fue moldeado este marco

humano

Me previno de cien maravillas para mí; sin

embargo,

¿Podría yo ser peor o mejor de lo que soy

habiendo sido, aún antes de que El me moldeara?


  1. Sobre todos los caminos que tomo, Tus trampas

están puestas

Para atraparme, si llegara a caminar sin el debido

cuidado.

Enormes extremos muestran Tu enorme poderío.

Tú ordenas todas las cosas; sin embargo, ¿Tú me

Llamas rebelde?


  1. Si en el pecado insisto, ¿adónde está tu

misericordia?

Si nubes oscurecen mi corazón, ¿adónde está tu

luz?

El cielo premia mi práctica de la obediencia;

Premios bien ganados son buenos, ¿pero qué

hay de la gracia?


  1. Tú, siempre consciente de todos los secretos;

Quien socorres a toda carne en su hora de

necesidad,

Concédeme arrepentimiento, también

concédeme misericordia.

Tú que perdonas todo, Tú que castigas todo.


  1. Ordenando toda causa de vida y muerte,

Cuidando este raído manto que llamamos Cielo,

Di, ¿soy yo un pecador? ¿No eres Tú mi

maestro?

¿Quién peca siento Tú solo el que me creó?


  1. Ayer vi por lo menos dos mil jarras,

En la Avenida de los Alfareros, y no todas eran

mudas;

Y una gritó fuertemente: “Amigos, ¿adónde está

el alfarero,

Adónde el vendedor, adónde el cliente?

  1. Oigo que la luna de Ramadán de nuevo está en

lo alto.

Pronto nadie podrá dar nueva rienda a deseo

febril;

Pero antes de que Shaban termine, habré bebido

Dulce vino, suficiente para flotarme durante

aquel ayuno.


  1. Hay una jarra que es alabada por todo el mundo

sabio

Que tienta al borrachín a cientos de besos;

Y aun así el alfarero moldea a este frágil barro

Sólo para caer y romperse sobre el piso.


  1. Los elementos que constituyen una jarra

Odian a todo embrutecido asesino de jarras.

¿Jarras diestramente moldeadas por amor a

quién?

¿Después rotas a pedazos, como maldición a

quién?


  1. Nuestro Guardián escogió nuestras naturalezas.

¿Es El entonces

delincuente cuando nos trata con desorden?

Nosotros preguntamos: “¿Por qué romper lo

mejor de nosotros?” Y murmuramos:

“¿Es culpable la jarra si se para bien torcida?”


  1. Aunque el Día del Juicio llegue a ser un gran

tormento

Regenteado, como dicen, por un Juez exigente,

Aun así no temas: el Bien tiene la palabra final.

Nada malo puede proceder del Bien.


  1. Cuando esta existencia fatalmente encuentre su

fin,

Cuando todo lo que soy se esparza a los cuatro

vientos,

Que ellos me remodelen como una jarra, para

entonces

Poder revivir, bien empapado de gloriosa bebida.


  1. Cuando el destino, yo digo, me haya pisoteado

Cortándome las raíces de mi esperanza, dulces

amigos, reúnanse

Y de mi barro hagan una sola jarra

Para poder progresar nuevamente, bien

empapado de bebida gloriosa.


  1. Shawal está aquí, Ramadán ya pasó

Saluden al mes de alegría de laúdes y cantares.

Cuando las pieles llenas de vino, sobre el hombro,

griten:

“¡Aquí vienen los que nos cargan, uno tras otro!”

  1. Si caigo muerto, laven mi pobre cuerpo en

vino;

Léanlo a la tumba con canciones de bebida.

El Día del Juicio, si tienen necesidad de mí,

Caven en la tierra bajo la puerta de nuestra

taberna.


  1. Apresúrense a hacerme cariños con ollas que

cambien

Una mejilla de color pastel a rojo rubí.

Cuando caiga muerto, yo digo, lávenme en vino

Y usen las tiras de la viña como madera de

ataúd.
100. Tan amorosamente bebo, que el bouquet del

vino

Dará aroma al aire adonde yazca bajo tierra;

Un borrachín que por mi tumba pasará

Para oler, y encontrarse vilmente borracho.
101. Una vez, hace años, inclinado hacia el rezo y el

ayuno,

Juré que mi alma estaba libre y dada a Dios.

¡Cielos, por la pureza que una vez más fue

manchada,

por una promesa que fue rota por un sorbo de

vino!
102. Aunque el vino ha podrido mi alta reputación,

Yo no lo rechazaré, mientras aún respire,

A menudo cavilando sobre aquello que los

viñateros compran

Igual en valor a aquel vino que ellos venden.
103. ¡Oh de mí!, el libro de tempranas glorias se cierra,

El verde de la primavera cede paso a la nieve de

invierno.

El alegre pájaro de la juventud levanta el vuelo,

Yo casi sin notar cómo vino y se fue.
104. Si sólo pudiese encontrar algún lugar tranquilo

Para dormir. ¡Si sólo este largo camino

terminara!

¡Si sólo desde algún punto profundo de la tierra

Pudiéramos brotar una vez más como botón y

dar flor!
105. Si sólo yo controlara el Universo del Creador,

¿No borraría yo estos Cielos llenos de filas

Y construiría de la nada un verdadero Paraíso

Donde todas las almas pudieran lograr los

deseos de sus corazones?
106. Puesto que ninguna voz puede prometerte el

mañana,

Conténtate, mi Luna mortal, con jarras

Que se vacían a la luz de la Luna. ¡Y una noche

la Luna

Puede que nos busque por el mundo, y

encuentre que nos hemos ido!
107. Dulces amigos, en alegría aquí reunidos,

Nunca nos olviden, que una vez fuimos sus más

dulces amigos.

Antes de saludar a la jarra, Khayaam te pide

juramento:

Cuando venga su turno, voltea su jarra vacía.
108. Khayaam, quien ha dado las puntadas a las pieles

de la tienda de campaña de la sabiduría

Ha caído en las garras del Dolor. Yace

quemándose:

Las cizallas de la muerte se han cerrado sobre sus

amarras

Y la Esperanza, el Corredor, lo vende por la más

pequeña moneda.
109. Tontos, con la condena como su destino,

Sentenciados a ser la leña de los eternos fuegos

del Infierno,

¿Cuánto tiempo pedirán que Omar sea perdonado,

Pidiendo su misericordia al Misericordioso?
110. Aunque perlas en alabanza a Dios nunca ensarté,

Aunque el polvo del pecado yace encostrado

sobre mi ceja,

Aun así no perderé esperanza de misericordia.

¿Cuándo argumentó Omar que el Uno son Dos?
111. El palacio con enormes murallas que suben al

Cielo,

Adonde reyes postrados hicieron reverencia en

su puerta,

Una paloma se posa sobre sus murallas:

“¿Adónde, adónde?”, canturrea. “¿Adónde,

adónde?”


NOTAS



El sistema abjad da a las letras del alfabeto significado numérico. De ese modo un número que tenga significado místico puede traducirse en una palabra y viceversa. “Dispensador de bienes” en la terminología Sufi es la persona que regala e ignora los bienes terrenales que son una carga en su viaje por el sendero Sufi.

VERSO


  1. Según algunos manuscritos una piedra es arrojada dentro de la copa en señal de movimiento, pero el mejor texto habla de la copa llena de vino.

  2. Fitzgerald tomó prestada la cuarteta correspondiente de la séptima oda de Hafiz.

  1. El texto aquí no hace referencia al Día de Año Nuevo como suponen algunos comentaristas. “Corazón vivo” es un término técnico súfico.

  1. Fitzgerald tomó prestada la séptima cuarteta del Mantiq Taiyur de Attar.

  2. Fitzgerald sustituye Balkh y Bagdad por Nishapur.

  3. Jamshed fue un rey de la dinastía Kaianian.

  4. Kawus y Kobad fueron reyes de la dinastía Kaianian.Rustum, hijo de Zar, fue un héroe de la antigua Persia.



 Saki, aquél que llena las copas en la taberna.

Phlevi, persa.

 3 Balkh: Ciudad de Afganistán, en donde floreció una gran cultura de la tradición Sufi.

4 Jamsheds.

5 Khusros.

6 Kawus.

7 Kabad.

8 Rustam.

9 Hatim Tai.

 9 Caravanserai: lugar de descanso para las caravanas.

 Embriaguez: Es un término técnico Sufi que denota una experiencia interna.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Traducido del inglés por Alí Dedé iconDel sujeto en Jacques Lacan
...

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido y revisado por: Enrique Rey Arufe y
«No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma...

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido por la Asociación Central Dominicana de los Adventistas del 7

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTexto de la intervención del filosofo esloveno en la convención de...

Traducido del inglés por Alí Dedé iconLa palabra compuesta latina allienigena significa ‹ali›, «otro, extraño»,...
«otro, extraño», (ali gen) que en lo literal y dicho conjuntamente significarán lo «engendrado en otra tierra. Desde la antigüedad...

Traducido del inglés por Alí Dedé iconPor Don Croft (Traducido por José B. Editado por Ismael V.)

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido integramente por mónica

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido por Hernando Jiménez

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido íntegramente por mónica

Traducido del inglés por Alí Dedé iconTraducido por Hernando Jiménez






© 2015
contactos
l.exam-10.com